Page 10

T

Í

C

U

L

O

dieron las normas generales obligatorias para todos los comuneros: concentración, mitin permanente, aislamiento absoluto del exterior, corte de paso por el río, corte de teléfono, de emisoras, del aeropuerto, paralización de los trabajos del municipio de Echarate y de las empresas del gas, suspensión de las clases de inicial, primaria y secundaria, cierre de las dos residencias de niños y jóvenes de la misión, cierre del centro de salud menos los servicios de urgencia. Me correspondió presidir la comisión de información. En 13 años nunca había celebrado la comunidad una Asamblea tan tensa y exaltada. Estos entusiasmos no nos dejaron actuar con serenidad para elegir los miembros más adecuados en el comité de lucha, en las comisiones. Siempre la autoridad de la Asamblea quedó algo debilitada, lo mismo del jefe de la comunidad y su directiva y un tanto abandonado el cumplimiento del Estatuto.

A

R

El acto más importante ha sido el llamado mitin. Comprendía 7 horas diarias; 4 por la mañana y 3 por la tarde. A las 12 se repartía el almuerzo a todos los comuneros, almuerzo más bien escaso y siempre quedaba un grupo sin nada. El escenario del mitin era la orilla del río Urubamba sin más espectadores que las olas y algunos palos arrastrados por la corriente. La actitud del público era muy sacrificada, todos parados aguantando un sol ardiente. Durante las 7 horas de mitin el poblado quedaba vacío; hasta los niños y ancianos participaban. Era impresionante ver aquella multitud de nativos, todos vestidos con sus cushmas, adornados con las coronas de plumas, pintados sus rostros con achiote y el arco y las flechas en sus manos. No era un colectivo de analfabetos, como algunos habían comentado. Una mayoría de comuneros entre los 20 a los 40 años tienen estudios de secundaria y algunos estudios superiores. Los discursos de los primeros días no pasaban de de ser breves arengas interrumpidas por gritos de animación. Después vino la lectura de los Decretos Legislativos rechazados, con la interpretación -48 folios- que los abogados del CAAAP habían preparado para los obispos comparándolos con la constitución y los convenios y declaraciones internacionales. De esta lectura, en lengua materna, se encargaban los profesores. Cuando el cansancio y la desesperación ya minaban la resistencia comunitaria llegó la triste noticia de la matanza de Bagua. Timpía se unió al dolor de todos los pueblos amazónicos por todos los caídos de un modo tan cruel, todos del mismo bando, el de los pobres, lanzados al matadero por la violencia de unas órdenes asesinas. En las diversas visitas que los policías han realizado a las comunidades nativas

10

Profile for Boletin Misioneros Dominicos

176 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 176 (2009)

176 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 176 (2009)

Advertisement