Page 5

O A

D

fuera del templo, ya que era imposible entrar. Eso nos hizo pensar en colocar un parlante que pudiera escucharse fuera del templo, para que los de fuera siguieran también las celebraciones.

A

L

D

O

N

Los días siguientes, lunes y martes santos, continuamos con las reflexiones por la noches, esta vez con la participación de Tomás Gallegos y los esposos Fanny y David González, pertenecientes a diferentes grupos de la parroquia, que compartieron los temas: el servicio y la fidelidad, respectivamente. El miércoles santo se dedicó a la reconciliación, con el apoyo de los sacerdotes del Seminario, de la comunidad religiosa Familia de Jesús Sanador, y la comunidad dominicana de San Jacinto.

M

La misa Crismal, a las 6:30 a.m del Jueves Santo estuvo animada por el Seminario de San Juan María Vianney, con la participación de los Sacerdotes de esta Zona del Madre de Dios. Una buena participación de los fieles y agentes pastorales, quienes unidos a nuestro Pastor recordamos la labor evangelizadora en todo nuestro Vicariato, y que en ese signo de los óleos bendecidos, que serían distribuidos en todas las parroquias, se significaba también la presencia de ese Espíritu de Cristo dando vida a toda nuestra acción pastoral. Ya por la noche, la institución de la Eucaristía y el lavatorio de los pies -con un representante de cada uno de los grupos de la parroquia, como signo de unidad y comunión- nos recordó el amor infinito de Cristo por nosotros, y nos alentó a seguir sirviéndole como él nos ha dado ejemplo. La Hora Santa, meditada desde la experiencia del sacerdocio, del amor y de la Eucaristía, con la participación de los padres Isaac y Felipe de la Familia de Jesús Sanador, y de Fr. Daniel, párroco de la Catedral, fue vivida con intensidad y devoción. La mañana lluviosa de Viernes Santo no impidió que un buen número de fieles participara en la Oración de la mañana. Unidos a toda la Iglesia, el rezo de laudes y la meditación del oficio de lecturas nos hizo penetrar en el misterio de la entrega generosa de Jesús en la Cruz, y en la condición de discípulos que hemos sido salvados por su sangre. Horas más tarde, hacia el mediodía, se inició el Sermón de las Tres Horas o de las Siete Palabras. Como en otras ocasiones, la diversidad de carismas se pone al servicio de la reflexión de las palabras de Jesús: nuestro pastor Monseñor Paco, nuestros sacerdotes Fr. Valentín Lazcano y P. Fredy; nuestros laicos Nelly Chávez, César Ascorra, Tomás Gallegos, y un invitado especial Rogelio Cuesta. Desde la diversidad de experiencias: docencia, sacerdocio, labor carcelaria, madre de familia, miembro de Cáritas, misionero,

5

Profile for Boletin Misioneros Dominicos

174 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 174 (2009)

174 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 174 (2009)

Advertisement