Page 33

Cada semana se van turnando dos chicas de granjeras. Se encargan de ir moliendo el maíz a un tamaño apropiado, de limpiar los recipientes de comida y bebida y de repartir el nutriente a cada rato, repitiendo: ánimo, ánimo… para que se acostumbren a despertar el apetito. Al tercer día apareció uno cojito, la profesora Yaneth lo ha recogido enternecida, Wagner creyó mejor tenerlo en su habitación, pero no resistió la separación de la familia. Por la mañana recibió cristiana sepultura en la zanja del antiguo drenaje del huerto.

T E S T I M O N I O

Como científicos pesamos al azar 5 ejemplares en una báscula de cocina, dan 200 gramos. Cada día vamos anotando, 250, 300, 350… creciendo a 10 gramos por día y cabeza. Veo que ellos colaboran y se quedan muy quietecitos durante la operación. No sé si ya se están preocupando por el colesterol, sobrepeso, mantener la línea…, pero no parece tal. A todos los miembros del albergue también hemos anotado su peso y estatura, para ver cómo van evolucionando. No podían ser ellos menos.

Hoy he visto otro con la pata estirada, algo enrojecida, pienso fruto de un mal empujón. Mientras coma, aunque sea tumbado, no es grave. Así parece. Sigue adelante y a ratos se incorpora y camina para beber… También del pueblo han venido a visitarles y ya preguntan cuando verán la luz de la candela. De seguir legales, mes y medio, kilo y medio. A los dos meses, dos kilos. Pero no pensamos vender a nadie ya que somos 26 en el albergue y 50 pollos se quedan cortos para tremendos tragones. Todo es un inicio para probar, el local, los inquilinos y los criadores, que de todos depende. Ya te diré como acabó la experiencia, pero si quieres probar tendrás que llegar.

33

Profile for Boletin Misioneros Dominicos

174 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 174 (2009)

174 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 174 (2009)

Advertisement