Page 32

T E S T I M O N I O

Ocurre en Colorado Fr. Pablo Zabala, OP Boca Colorado - Puerto Maldonado

Pollitos Hay que encargarlos con tiempo, un mes, para que los incuben. Les toca nacer el 3 de abril, inmediatamente los vacunan en bloque con aerosol y tienen que salir piando para Colorado. Se acerca el día, ya el gallinero está dispuesto a recibirlos. Las granjeras tienen molidito el maíz, el pienso preparado, las vitaminas en casa… Se ha puesto placas de tecnopor bajo el techo de calamina, demasiado caluroso, malla y tela de rafia en las ventanas abiertas de par en par. De momento empezamos con 50, a ver cómo se nos da. Llegan en plena Semana Santa, pero como son bebés no les obliga el ayuno. Se hace de noche y no llega el digno Elmer. Como es un hombre cumplidor estamos seguros que llegará. Y, efectivamente a las 11 de la noche, un minuto antes de que apaguen la luz en Colorado, los pollitos pueden estrenar su casa. Todos vivos. Su piar suave indica que están contentos y con ganas de tragar. Parece que no extrañan a nadie, y nada les importa que les estén mirando. Cada uno a lo suyo. A la mañana organizamos los bebederos con latas de leche en polvo a las que hemos practicado unos orificios de desagüe, sobre unos platos de aluminio tipo campamento que han llegado de Montesclaros. Los comederos son de verdad, de plástico rojo, que nos dieron en Cáritas de Maldonado, pero como son demasiado alto para su tamaño, hemos preferidos unas tapas de los galones de pintura, a ras de tierra. Los chicos del albergue, todos pasan a saludar a los nuevos inquilinos. Sin darse cuenta quedan un rato contemplando esas bolitas de pelusa amarillenta que se mueven sobre ocho dedos.

32

Profile for Boletin Misioneros Dominicos

174 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 174 (2009)

174 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 174 (2009)

Advertisement