Page 25

Condiciones del futuro indígena El futuro de las sociedades nativas, tal como aquí lo entendemos, debe partir de la práctica de la interculturalidad y asociado a los derechos humanos; a la identidad histórica; a una educación integral; al rechazo del etnocentrismo, racismo y conformismo. Todos estos elementos contribuirán a mejorar la vida futura del indígena nativo. VIVIENDO LA ESPERANZA. Es necesario crear una infraestructura que incluya la educación de la sociedad regional y de las instituciones de interés al mismo tiempo que las sociedades nativas, en orden a que éstas adquieran un status indígena justo y de igualdad para un futuro sostenible. No se puede llegar ni a un desarrollo ni a una lucha contra la marginación y la exclusión de las sociedades nativas, si no va implícita también la educación de la sociedad regional y de las instituciones de interés en el Bajo Urubamba, con este objetivo.

C O M E N T A R I O

occidental comience a darse cuenta de que no podrá conocerse a sí mismo mientras haya marginación de los indígenas. La actitud de los misioneros católicos en relación con los nativos, podría servir de ejemplo: Todos los años se reúnen los Vicariatos de la selva con indígenas de diferentes etnias, para estudiar los campos de pastoral indígena, de tal modo que todos los misioneros conocen a dónde van, con quiénes van a trabajar y cómo deben trabajar. ¿Qué menos se puede exigir también a tantos otros que hoy se adentran a la tierra de los indígenas nativos?

El futuro de las sociedades nativas no consistirá en repetir la cultura que han vivido en otros tiempos. Porque el indígena de hoy no está dispuesto a huir, ni a aislarse, ni a practicar el nomadismo, ni a someterse a la esclavitud, ni a soportar el racismo ni el conformismo, sino que quiere hacer frente a las circunstancias adversas y recuperar la historia perdida. Su futuro pasa por el reconocimiento, por parte de la sociedad regional y de las instituciones de interés de los valores y derechos humanos de las sociedades nativas, superando la dispersión de sus intereses etnocéntricos. Este planteamiento del futuro indigenista y unificador será la base de un desarrollo sostenible de las sociedades nativas. El futuro de las sociedades nativas según aquí lo entendemos, debe partir de la práctica de la inculturalidad y asociado a los derechos humanos; a la identidad histórica; a una educación integral; al rechazo del etnocentrismo, del racismo y del conformismo. Todos estos elementos contribuirán a mejorar la vida del indígena en e futuro.

25

Profile for Boletin Misioneros Dominicos

174 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 174 (2009)

174 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 174 (2009)

Advertisement