Page 12

O D A R O L O C

Por la noche la película de Ben-Hur hasta que el sueño nos empuja a la cama, cada uno va desfilando en la oscuridad. La Vigilia Pascual, como otros días a las 7 de la noche, con fogata inicial, velitas abundantes, y una cierta concurrencia. Se bendice el agua y ellos traen también hierbas medicinales, del monte, a bendecir. El chocolate se ha pensado para la mañana del Domingo. No sé si por eso la comitiva aumentó, pero aún sobró para los chicos del albergue y duró hasta la cena. Llegaban las distintas bolsas de pan, bizcochos…arrastrando a manos generosas y pies madrugadores, ya que la misa es a las 6 de la mañana. A las 13, 30, Elmer nos lleva en la Yamaha a Wagner y a mí hasta Puerto Carlos, llegamos para la misa de 3 que, como es peruana, comienza a las 4 de la tarde. Como la carretera es de pedrería te diré que mi culero quedó resentido de tanto bote sobre la parrilla de hierro. Al regreso veníamos solos con Wagner que se estrenaba en la moto. Aunque iba despacio los culetazos casi me hacían arrepentirme de esta aventura. Pero Dios es demasiado bueno conmigo, allí aparece el carro de José Cabrera. Padre le llevo. Llego a tiempo para la misa de 7 y Wagner, sin novedad, 15 minutos después. Los chicos que habían ido a sus casas estos días santos han regresado, mañana reanudan sus clases y hay que estar a punto. Una Semana Santa sin pena ni gloria, aunque hemos cantado las penas y el gloria. Esperemos que se vaya haciendo historia y poco a poco se vaya formando costumbre. Celebraciones sencillas, familiares, participativas, con muchas explicaciones y pocos sermones. La incredulidad de los apóstoles fortifica nuestra fe en la resurrección de Cristo. Lo importante no es que Jesús ha resucitado, sino que nosotros hemos resucitado con él. Que vivamos como miembros de otro mundo, en el servicio a los hermanos.

12

Profile for Boletin Misioneros Dominicos

174 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 174 (2009)

174 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 174 (2009)

Advertisement