Page 10

RECORRIENDO CAMINOS P. Ricardo Álvarez, OP

Cada uno tiene derecho a volver sobre los caminos por los cuales ha andado muchos años. Los caminos son parte de la memoria y ésta es de la esencia de la persona. Siempre se espera un momento de echar la mirada atrás y evaluar lo andado, de revisar por dónde iba antes y por dónde voy ahora, de sopesar y plantear nuevos caminos, si es posible. Puedo hacerlo físicamente, caminando a pie, viendo, observando, oyendo; o puedo hacerlo recibiendo informaciones; o puedo hacerlo navegando por la Internet. Yo he optado por visitar el Bajo Urubamba y sus misiones recurriendo a la Internet. Me podrán decir que mi visión será subjetiva. Pero ¿cuál es la realidad objetiva? ¿lo que veo directamente? ¿ los informes que me dan? o ¿la navegación por la Internet? Para mí, en este caso, lo subjetivo se confunde con la realidad, son lo mismo lo objetivo y lo subjetivo. En la Internet son muchos los datos que existen sobre el Bajo Urubamba y sobre las misiones. Me fijaré sólo en lo correspondiente a los años 2000 al 2006: 1. 2. 3. 4. 5.

Informes de las Federaciones indígenas. Informes de las ONG. Informes periodísticos. Informes de libros varios. Informes y publicaciones de los misioneros.

1. Informes de las Federaciones Indígenas. Son muchos los informes dados por la Federaciones Indígenas AIDESEP, CONAP, COMARU, CECONAMA, FENAMAD, COICA. Por ser muchos, no puedo anotar cada uno en un artículo de pocas páginas. Las Federaciones indígenas coinciden en considerar a las misiones y a los misioneros como instituciones y personas que han causado, en el pasado y siguen causando en el presente, graves perjuicios a los indígenas nativos: Etnocidios, genocidios, enfermedades, ignorancia, divisiones, conflictos, etc. 2. Informes de las ONG. Las ONG CEDIA, Sinai Serjali, OXFAM America, Racimos de Ungurabi, WWFF, que trabajan en el Bajo Urubamba, dan abundantes informes en Internet. Por ser muchos y variados tampoco podemos recensarlos todos. Respecto a las misiones y misioneros estas ONGs no los reconocen como instituciones que garanticen una buena condición de vida para los nativos y sean una garantía para su desarrollo sostenible. Sus estudios sobre la realidad de Bajo Urubamba son deficientes, pasan por alto la historia y no se hacen eco del paso de cincuenta años de las misiones por el Bajo Urubamba. 3. Informes periodísticos. Los periódicos que más han publicado sobre el Bajo Urubamba, son El Comercio y La República. Los dos han tenido alabanzas y críticas a los misioneros. Pero mayormente han sido críticos. Veamos un ejemplo reciente en La República del día 12 de diciembre del 2006. El Dr. Hugo Neira, Director de la Biblioteca Nacional, en un artículo titulado “La noche matsiguenga, en Barranco”, aludiendo a la presentación del libro “La cultura ancestral matsiguenga. Respuesta a la modernidad del siglo XXI”, que él mismo ha presentado, dice: “Pero el pasado no ha sido para ellos (los matsiguengas) nada tierno. “los asentamientos misionales con muchachos raptados durante las correrías”. No solo los agredió, para decirlo de manera suave, “la sociedad nacional”, o sea misiones reductoras”….. Viene a decir que las misiones han funcionado con muchachos raptados en las correrías y como reducciones y que las misiones han agredido a los matsiguengas.

10

Profile for Boletin Misioneros Dominicos

160 2006  

Boletín Misioneros Dominicos, 160 (2006)

160 2006  

Boletín Misioneros Dominicos, 160 (2006)

Advertisement