Page 6

PÁGINA

6

Policías y terroristas

Espero con mi cuerpo los golpes de tu palo legalizado, y en la mente construyo el recorrido que mi piedra terrorista tendrá que sortear hasta tu rostro cansado. Mi corazón palpita entre muchos otros que como el mío reniegan de injusticia y muerte Mis manos empuñan con fuerza el valor de la contienda, sudan ansiosas al ver cómo tu cuerpo robotizado se acerca. Te miro como al enemigo aún cuando sé que detrás de tu traje se esconde el hombre por el que lucho, ¡EL HOMBRE! Con mis ojos delineo cada una de las curvas de tu ser, busco en tú máscara de acero un pequeño agujero para escarbar en tu miedo, que es el mismo que siento, el mismo que me mueve hacia ti. Estamos juntos en esta lucha, tú con tus ideas y yo con las mías, tú con tus armas legales y yo con las mías ocultas, tú con tu rostro cubierto por el poder del estado y yo con el mío escondido por el miedo al escarnio y a la opresión que nos invade. Tú con tu rabia aprendida y yo con mi desesperanza arraigada, yo con mis sueños de libertad y tú con los tuyos de orden y moral. Aquí estamos los dos frente a frente, separados por las líneas imaginarias que ambos inventamos y unidos por esta guerra que a diario alimentamos. Aquí estamos hermano, sacudiéndonos el alma, batiéndonos en armas desiguales pero en ¡Armas! Aquí estamos, derramando la sangre por la que luchamos, masacrando la justicia con cada muerte que provocamos. Aquí estamos hermano, frente a frente, paso a paso, piedra y palo, tanquetas y explosivos, Policías y revolucionarios, juntos aquí estamos sin saber que los dos amamos y creamos aun sin estar en el mismo bando. Aquí estamos hermano. Ébano

Centro de Documentación

Publicación nº2  
Publicación nº2  
Advertisement