Issuu on Google+

Diciembre 2013 (Nº 8)

BOLETÍN DE LA ASOCIACIÓN DE UNIVERSITARIOS CATÓLICOS - AUC CHILE

En esta edición: “La

“Perdón al prójimo”

violencia y el Otro Chile”

“Cómo lxs jóvenes cambiaron el Mundo…” “¿La palabra te da vida o te la quita?” Canciones, poemas, cuentos...

Y MÁS...


Página 2

La palabra te da vida o te la quita

Gracias a la sociedad en la que vivimos, llena de odio, diferencias sociales, individualismo, rencores, abusos, injusticias… el respeto hacia el otro ha ido disminuyendo cada vez más. Dentro del contexto de una de nuestras reuniones de comunidad, específicamente en la que trabajamos la última Revisión de Hechos de Vida, hemos reflexionado acerca de cómo se ve afectado el respeto hacia el otro por causa de situaciones complicadas ligada a los diferentes caracteres. Es por ello que, como cristianos, hemos recurrido a lo que nos dice Cristo respecto a este tema. Mateo nos señala que “por tus palabras serás justificado y por tus palabras serás condenado” (Mt 12, 37) y Eclesiástico nos dice “Si soplas una chispa, prenderá, si la escupes se apagará y ambas cosas salen de tu boca” (Ecl 28,12). Entonces, las palabras tienen un poder que muchas veces no consideramos al momento de expresarlas. Por lo mismo, creemos que es importante pensar antes de hablar, sobre todo en momentos de enojo o euforia, porque es muy probable que digamos cosas que provoquen consecuencias que no alcancemos a dimensionar. Retomando a Mateo, no sólo es importante tener cuidado con lo que se dice, sino que también, considerar que nuestras palabras tienen que ser consecuentes con nuestros actos, pues, como está escrito en la segunda Carta a los Corintios, “si alguno me ha causado tristeza no me la causado a mí solo, sino que en cierto modo (por no exagerar) a todos ustedes”.


Página 3

Finalmente ¿qué podemos hacer para no caer en este tipo de actitudes que nos alejan más de Dios y de nuestros hermanos? La Carta a los Romanos nos sugiere que “justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios” (Rom 5, 1-2); y por otra parte, Juan nos indica que “nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error. Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios” (1Jn 4, 6-7). Por lo tanto, al momento de enfrentarnos a situaciones complejas, es bueno tener presente el mandamiento que Dios nos entregó “amar a Dios por sobre todas las cosas, y a nuestro prójimo como a nosotros mismos”.

Comunidad Iniciados 2013 Auc Concepción


Página 4

Las vírgenes feas La tierra estaba muerta y los zompopos seguían su pachanga como si nada. Una mañana, antes de que saliera el sol, la Manuela me tiró de la cama. Andate, dijo, que vamos adonde la virgen, y le vi el rosario entre los dedos. Se puso una mantilla blanca y el único vestidito decente que usaba para ir a Coatepeque. Pensé que algo malo había pasado, pero no me atreví a preguntarle una palabra. Trataba, por mi parte, de descubrirle algún gesto revelador por entre los pliegues casi azulosos del tul.

La Manuela había espachurrado ajo toda la mañana, así que de la cocina salía un olor envolvente que yo sabía le iba a durar en los dedos por lo menos tres días. La vi llenar un cuenco de ajos machacados, y luego otro y otro, y no me alarmaba mientras pensaba que era para la sopa. Pero cuando vi a la Manuela caminar al cantero y amasar el ajo con tierra húmeda en un cazo, le dije «ah, ahora sí que vos estas soreca, tata ¿vamos a comer suelo aliñado?». «No juegues», me dijo, «que ahorita cuando se nos acabe la poca tortilla que queda, voy a pensar en unos tamalitos de barro», y se rió. A mí siempre me gustaba aquella risa linda de la Manuela, como si no le tuviera miedo a nada en el mundo. «Ven», me llamó, «¿ves cómo espanta a los zompopos?». Yo no veía nada, pero ella decía que por tanto zompopero hacía tiempo que no teníamos flores. El ajo es bueno, dijo. La miraba, día tras día, velar el cantero. Se acercaba con la puntita del cuchillo a ver si había brotado algún retoño, pero en vano.

De la iglesia siempre me sorprendía el contraste entre el bullicio de los vendedores de estampas o velas, y aquel silencio de espanto en la nave. Manuela caminaba con paso firme y de vez en cuando se persignaba frente a las imágenes. Me jalaba por el brazo y mi impulso la chocaba cuando se detenía en seco. «¡La cruz!», me susurró finalmente. Entonces empecé a imitarla y hacía como si me agachara frente a las santas. Llegó a un banquillo y yo me arrodillé junto a ella. La oía murmurando cerca de mí aquellos rezos que aún hoy me pregunto qué podrían haber dicho. «Cierra los ojos», me dijo primero, y luego «¡Vamos ya!». La seguí casi a las carreras. Traté de igualar mi paso corto a su estilo distinguido y su frente en alto, pero estaba aún demasiado expuesta a los asombros. «Flores, señoritas», insistió un hombre interrumpiendo el paso. «Ya tenemos, gracias», dijo Manuela, y solo entonces vi el ramo enorme de dalias que llevaba en la mano contraria.¿De dónde las había sacado? «Ma, seguro que es pecado robarle las flores a la virgen». Ella no contestó. Yo no sabía si poner cara pícara, como que habíamos hecho una travesura, o un gesto grave de consternación. Yo no quería que la virgen me castigara por la complicidad en el delito. Pero descubrí a unos cuilios cerca de


Página 5 la esquina y temí, porque la virgen estaba demasiado lejos para condenarme, y aquellos tenían unos cañonotes largos colgados al hombro. Yo miré a la Manuela, y la mirada pétrea, de una dureza impenetrable, avanzaba de prisa rasgando el aire. Los cuilios le silbaron y le dijeron groserías. No las entendía, pero había aprendido a distinguirlas por el tono. Era de las primeras enseñanzas que nos inculcaban a las nenas. Manuela siguió, y yo me puse muy nerviosa, pensé que nos iban a prender por robarle las flores a una santa. «Anda, deprisa», dijo Manuela y no paramos hasta la casa. Entonces la vi desparramar el mazo en pequeños ramilletes. Allí, sobre los anaqueles del armario viejo, existía un altar que nunca había imaginado. Una veintena de estampas, amarillas ya, descansaban junto a vasijas con flores secas. Me acerqué, detallé los rostros del panteón de la Manuela. No eran ángeles nevados los que estaban ahí, mirando desde el cartón. No, como la Santa Rita, de nariz filosa y ojos azules, o la inmaculada Santa Liduvina, que yo había visto en una cartilla de Semana Santa, todas cheles y bellas y limpias, con los mantones brocados hasta el piso. En aquellas postales las vírgenes reían a veces, o miraban tristes así, a la nada. Una tocaba guitarra, y otra estaba vestida de militar, con botas de hombre y un fusil contra el piso. Eran indígenas, o gordas, o rugosas, como

la tierra seca que no quería florecer. La Manuela cambió con ternura el agua de los vasos, acomodó los nuevos ramilletes junto a sus santas, les conversó y lloró como niña junto a ellas. Tomó algunas estampas en sus manos y mencionaba nombres, como si hubieran sido sus hermanas, más que yo. Un día tras otro la vi traer flores. A veces lo hacía sin mí. Su altar se poblaba cada vez más con nuevas caras. En ocasiones eran casi cipotas. «No podemos sufrir más», la oí decir, y algo como «lucha» o «guerrita» o «guerrilla». Y era tanta la fuerza, o… no sé… la fe tan grande que depositaba en esas extrañas oraciones, de las que nunca había oído en misa, que estuve segura de que alguna vez, alguna de esas muchas santas manchadas, la iba a oír

Lidoly Chávez Guerra La Habana, Cuba Cuentos cortos Latinoamericanos


Página 6

Perdón al prójimo

“Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.” Marcos 11. 25 ¿Quién no ha vivido un episodio desagradable, en el cuál, se debe dejar el orgullo de lado y perdonar a quien te hizo daño? Muchas veces tenemos que poner la otra mejilla, dar vuelta la página y seguir adelante con nuestras vidas. El perdón es sólo de Dios, ¿Quién somos nosotros para juzgar a los demás por los daños que nos han provocado, si cuando cometemos errores, lo que menos queremos es oír críticas?. El amor de Dios, es tan inmenso que todo lo perdona, no juzga, no lastima, no crítica, no ofende. Aprendamos a poner la otra mejilla, no importa que quedemos como ingenuos, como tontos, porque más que mal, el bien es para nosotros mismos. Estar en paz consigo mismo es lo más importante, no sentir ataduras, por el resentimiento, el rencor. Ser libres de alma, de conciencia con el mundo. Ya que no debemos olvidar que el mundo avanza de manera circular, y todo se devuelve, no somos quienes para hacer justicia con los otros, la vida se encargará de hacerla. Llegará el día en que tarde o temprano las perso-

nas partirán. ¿ Se imaginan estar peleados con tu hermano/a, amigo/a, compañero/a, etc y le toque el turno de partir antes que tú? ¿Qué cargo de conciencia queda en nuestra vida?, de no haber dejado ir aquel rencor, el orgullo que nos ataba a reconciliarnos con nuestro ser querido, de no haber aprovechado mejor cada instante con esa persona en vez de distanciarse. Ahí nos damos cuenta que de nada nos sirvió el orgullo, ya que ahora, no cuentas con esa persona. No esperemos a que llegue una instancia en la que corramos el riesgo de perder a ese ser tan especial por un mal episodio que tuvimos con el/ella. Dejemos ir el rencor, y que el amor de Dios llene nuestros corazones, repartamos amor, enseñémosle al otro que el amor es más fuerte que cualquier discusión, error, o daño que se pueda cometer. No olvidemos que si queremos ser perdonados por nuestros pecados ante Dios, primero debemos saber perdonar. Todo tiene perdón, ya que Dios infinitamente todo lo perdona. Mitzi González Brevis Estudiante de de Ingeniería Comercial . Universidad del Bio bio Comunidad Auc Chillán


Estamos reunidos como Auccistas!

Página 7

Canto de entrada: I DoM Mi7 FaM SolM Estamos reunidos como auccistas Señor en tu presencia ¡Oh yeah! DoM Mi7 FaM SolM No basta que nos reunamos sólo a alabarte Señor, ¡Oh no! Coro: Lam FaM DoM SolM Debemos luchar por la justicia de los pueblos latinoamericanos Lam FaM DoM SolM Debemos estar presentes en cada revolución de nuestros hermanos II DoM Mi7 FaM SolM Estamos reunidos como auccistas Señor en tu presencia ¡Oh yeah! DoM Mi7 FaM SolM Con el Padre *José Luís celebrando la misa!! *Puede ser otro Padre.

José Bustamante Ferrada Estudiante de Medicina Veterinaria Universidad de Concepción Comunidad Auc Chillán


Página 8

La violencia y el Otro Chile

Leyendo una columna de Mario Waissbluth (Presidente de la Fundación Educación 2020) sobre la violencia durante una de las últimas marchas estudiantiles en Santiago, podemos darnos cuenta de que la violencia que muestra la televisión es más profunda que un simple enfrentamiento de jóvenes contra las fuerzas policiales. Acá, en Chile, existe una violencia más profunda que es la violencia social, existe un “ninguneo” por parte de los políticos y por todos los que acumulan el poder económico en Chile. Lo vemos en el sueldo mínimo, mezquino e indigno, en el acceso a la salud y a la educación, en el apropiamiento de los bosques y ríos por parte de transnacionales, en los allanamientos a las comunidades mapuches que resisten en defensa de sus tierras. ¿Acaso no es violencia, que haya jardines infantiles donde a los niños se les tiene que enseñar a tirarse al suelo porque en cualquier momento puede haber una balacera? Esa violencia no aparece en la prensa (manejada por el monopolio económico del país) pero en cambio, sí aparecen los enfrentamientos de los estudiantes contra carabineros. A lo que quiero llegar es que no es justificable utilizar la violencia por parte de ningún lado pero, es difícil no sentir impotencia y, por qué no, también rabia contra los responsables de esta situación. ¿No es Indignante saber que el 1% de la población más rica en Chile gana prome-


Página 9

dio de 700 mil pesos diarios per capita, (no mensuales, diarios). ¿Cómo quieren que no exista una respuesta “violenta” contra el sistema cuando el sistema es más violento que cualquier protesta?. Lo único que son capaces de asumir los tigres del mercado es el gran desarrollo económico de Chile. Cuando los escucho me dan ganas de poder decirles: yo no vengo de ese Chile, vengo del Chile que no sale en las páginas de EL Mercurio, yo vengo del Chile donde hay más botillerías que escuelas, el Chile que no sale en los comerciales de Televisión, el Chile donde llegar a fin de mes es más extremo que cualquier Realty de la televisión. Cristo nos interpela a ser luz en el mundo (Mateo 5,14), y nos recuerda en sus palabras la atención que debemos tener como Cristianos frente a las cuestiones sociales, pues dice : “En verdad les digo que en cuanto lo hicieron a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicieron.” (Mateo 25,40) Es así que como cristianos comprometidos en la Fe, es necesario trabajar organizados para poder construir una sociedad más horizontal, donde todos tengamos una vida digna; desde el trabajador más humilde hasta el gerente de una compañía. Para que así, trabajar sea una mejor opción que traficar o robar en una esquina, para que los niños coman y crezcan sanos, y así poder terminar con este círculo de violencia. Como dijo Monseñor Oscar Romero (1977): "Jamás hemos predicado violencia, solamente la violencia del amor, la que dejó a Cristo clavado en una cruz, la que se hace cada uno para vencer sus egoísmos y para que no haya desigualdades tan crueles entre nosotros." Para terminar solo preguntar ¿Quiénes son realmente los violentos? ¿Los pobladores, obreros y estudiantes o los ricos que acumulan el poder?

Sebastián Jara Aparicio Comunidad Auc Chillán


Página 10

Espero curarme de ti

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad. ¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se pueden reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada. Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú saber cómo te digo que te quiero cuando digo: “qué calor hace”, “dame agua”, “¿sabes manejar?,”se hizo de noche”… Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho “ya es tarde”, y tú sabías que decía “te quiero”.) Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que tú quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.

Jaime Sabines


"Navidad"

Página 11

Tiempo de pinos con luces y de Viejo Pascuero, tiempo de comprar cosas para hacerlo a uno feliz, tiempo en que los que tienen dinero y poder hacen regalos y dicen cosas lindas para convencerse de que son buenos y hacen creer que vamos bien.

es Dios mismo que NACE entre nosotros, que se hace NATIVO de nuestra tierra, NATURAL de nuestro pueblo, compañero. Navidad es Dios mismo que viene a hacerse cargo del sufrimiento de los pobres y de su esperanza.

Ellos han llegado a creerse los dueños de la Navidad. se la han robado. pero, con la nieve artificial, los papeles de colores y las cintas, se han robado en realidad una caja vacía. El contenido sigue en manos de sus legítimos dueños: los hombres que no encuentran trabajo o deben trabajar duro por salarios de hambre, las mujeres que sufren cada día la angustia de cómo parar la olla para la gente de su casa, los ancianos y los enfermos botados como desecho inservible, los jóvenes que ven cortado su futuro de estudio o de trabajo con sentido, los niños...

Por eso Navidad es el nuevo nacimiento de nuestra dignidad, el nuevo nacimiento de nuestro amor que se sabe querido y que se da, el nuevo nacimiento de nuestro compromiso de luchar por un mundo de justicia y libertad, el nuevo nacimiento de nuestra fe en el triunfo final del amor y de la vida.

Para ellos es EL REGALO DE DIOS, que ningún dinero puede comprar y que ningún poder dominar la liberación y la vida nueva de Jesucristo. Navidad, Natividad, Nacimiento, En el 4º Aniversario de la Pascua de Ronaldo


Página 12

Cómo lxs jóvenes cambiaron el Mundo…

Lxs jóvenes hoy no somos lxs mismxs que en décadas pasadas, nos enfrentamos a distintos desafíos y realidades. En ciertas partes del mundo la desesperanza, depresiones, frustración, apatía, etc. marca la vida de muchxs, pero al mismo tiempo, en el otro hemisferio muchxs otrxs luchan por sobrevivir, por hacer más dignas sus vidas. ¿Que hace que nuestra generación este en esta dicotomía? Me atrevería a decir que nos han tapado los ojos, nos han enseñado a mirar la punta de nuestros pies como única referencia, mientras otros han tenido que levantar la mirada a la fuerza para salvar su existencia. Recuerdo con gran cariño a lxs miembros de nuestro movimiento en India. Al reunirnos me percaté de su alegría, cortesía y extremo orden para desarrollar cada actividad. La mayoría (si es que no todxs) son pertenecientes a la casta de Dalíts o “Intocables” y, por ello Católicos, pues ahí han encontrado al que “Tendrá misericordia del pobre y del menesteroso, y salvará la vida de los pobres.” (Salmo 72, 13). Es increíble la fuerza que toma una palabra cuando ves los rostros de quienes cargan con ella día a día; aquellos que son tus compañerxs y amigxs son “intocables”. Para ellxs, claramente era un problema, pero no se dejaban inti“ El término “dalit” designa a la antigua casta india de los/as “intocables”, denominados/as de esta forma porque todo lo que tocaban se consideraba contaminado debido a las labores que realizaban, por ejemplo, manipular materia muerta (pieles de animales, curtido, corte de cabello) o heces. La lucha en contra de la intocabilidad es de larga data.” (Andharia, J.<2005>; “Movimiento de Mujeres Dalit en India: Dalit Mahila Samiti”) .


midar y, a pesar que no se les permite ingresar libremente a universidades buscaban la manera de iniciar sus estudios. Para su sorpresa, lo que quiero destacar no es esta actitud (admirable por lo demás), sino más bien el hecho que a las semanas de haberles conocido me han enviado las fotografías de sus protestas dentro de las universidades, por la matanza indiscriminada de niñxs y jóvenes de dicha casta. Sabiendo que arriesgaban su integridad, que serían blanco de burlas y discriminación al declararse abiertamente opositores a este sistema socio-religioso, han levantado su voz en nombre de todxs lxs más pobres y oprimidxs. Ese valor, ese coraje, esa revolución del corazón es la que deseo resaltar, es la Opción Preferencial por los Pobres hecha acción. El servicio a nuestrxs hermanxs más pobres es lo que nos caracteriza como cristianxs y jóvenes. La Conferencia Episcopal de Puebla (1979), describe esta entrega por lxs pobres como un proceso que les (y nos) libera de las injusticias y que promueve la integralidad del ser humanx. Por esto y más, es que la “serenidad” e “individualismo” que embarga a tantxs jóvenes hoy, debe quebrantarse con este tipo de actos proféticos, y por qué no revolucionarios, como el que nuestrxs hermanxs de India nos mostraron. Debemos dejar de mirar nuestros pies y observar a nuestro alrededor, dejando de lado esos miedos que impiden llegar a conectarse con el dolor de lxs otrxs. La autocompasión pasó de moda, los jóvenes hemos comenzado a re-mover el sistema establecido, algunos desde la política, el activismo, otrxs desde el voluntariado, la religión. Cual sea su camino, mientras exista el ardor en sus corazones y sus ojos estén enfocados en el porvenir de todxs, esta historia tendrá un final feliz, y podremos decir cómo lxs jóvenes cambiamos el mundo.

Camila Jara Aparicio Trabajadora Social, Militante de la Asociación de Universitarios Católicos AUCChillán Actual Secretaria General del Movimiento Internacional de Estudiantes Católicos


Página 14

Táctica y estrategia

Mi táctica es

y saber que sos franca

mirarte

y que no nos vendamos

aprender como sos

simulacros

quererte como sos

para que entre los dos no haya telón

mi táctica es

ni abismos

hablarte y escucharte

mi estrategia es

construir con palabras

en cambio

un puente indestructible

más profunda y más simple

mi táctica es quedarme en tu recuerdo

mi estrategia es

no sé cómo ni sé

que un día cualquiera

con qué pretexto

no sé cómo ni sé

pero quedarme en vos

con qué pretexto por fin me necesites.

mi táctica es ser franco

Mario Benedetti


NUESTRA METODOLOGÍA La metodología trabajada al interior de cada comunidad es la Revisión de Vida (RV), la que nos permite avanzar de una manera metódica y disciplinada en el discernimiento de la voluntad de Dios, y en el logro de nuestro crecimiento personal. Pero la RV es mucho más que una simple metodología para realizar reuniones; es una pedagogía de espiritualidad y estilo de vida; una pedagogía para discernir lo que Dios quiere de nosotros en medio del aquí y ahora. La metodología revisión de vida llega a Chile por los años 1920 a través de la JOC (Juventud Obrera Católica) y su fundador fue el sacerdote José Cardij, quien la trajo a Chile bajo el nombre de “Metodología de vida obrera”. La AUC recoge esta metodología como un instrumento útil en la formación de sus militantes, con el objeto de formar discípulos de Jesús capaces de descubrir en su propia realidad, personal y social, la opción de Cristo. Esta metodología se estructura en base a tres etapas; el VER, el JUZGAR, y el ACTUAR.

La RV. nos enseña a ver las situaciones ligadas a nuestra vida, la realidad, para desde una situación general llegar al punto concreto en que nos vemos implicados y sobre lo cual realizaremos nuevamente nuestra acción. Lo que se intenta es descubrir nuestra realidad concreta, el “agua cotidiana donde nadamos y bebemos”. Pero esa observación de hechos no termina ahí. La comunidad se encarga de que el paso siguiente consista en un proceso de juzgar que está atravesado por el discernimiento amoroso de la voluntad salvadora de Dios. Se trata de Juzgar la realidad desde el evangelio. Es un proceso que trata de responder a la pregunta ¿Qué haría Jesucristo en nuestro lugar? Esto permite por un lado ir profundizando y ampliando nuestro pensamiento con mas puntos de referencia, ir pensando nuestra fe (haciendo teología) teniendo en nuestro horizonte el gran punto de referencia, Cristo.

Página 15 Y ya realizado el discernimiento del juzgar viene el actuar, compromiso con el que los militantes y la comunidad sellan una especie de pacto para emprender alguna acción concreta que tienda a poner algo de sal y levadura en ese mundo de Dios que El quiere salvar y no condenar. Se trata de un compromiso evaluable por la misma comunidad para que la inquietud profética de la misma pueda convertirse en exigencia de autocrítica; se trata de la crítica propia de la corrección fraterna que nos ayuda a crecer y nos lleva a la verdad que nos hace libres.


Asociación de Universitario Católicos – AUC CHILE Breve Reseña: El Movimiento AUC (Asociación de Universitarios Católicos), nace en Chile en mayo de 1941 como un movimiento especializado de la Acción Católica, asesorada por el P. Alberto Hurtado. Desde sus inicios, el principal objetivo de la AUC ha sido formar jóvenes cristianos críticos, reflexivos y conscientes de su realidad, capaces de buscar hacer vida la palabra de Dios en la sociedad.

nes a las 19:00 hrs. en la Pastoral Juvenil Av. O’Higgins #961, Chillán, asesoradas por el Padre José Luis Ysern. Realizamos misa todos los domingos de cada mes a las 20:00 horas en la Catedral. El coro de Auc se reúne a las 19:00 horas los domingos para ensayar en la catedral y también durante la semana, según se llegue a acuerdo.

Este boletín denominado “ENFOQUE”, ha tenido antes ocho ediciones en papel, en las cuales se ha intentado presentar desde una perspectiva reflexiva inquietudes de jóvenes católicos comprometidos en la construcción de un mundo distinto, abordándose diversas temáticas de la contingencia nacional y mundial.

ENFOQUE se ha convertido en un AUC en Conce: pequeño proyecto que intenta ser La AUC sede Concepción se reúne una plataforma alternativa de inforen la parroquia Universitaria, donde Hasta hace unos veinte años mación y reflexión, frente a un moa través del trabajo en comunidades atrás el Movimiento se encontraba delo de desarrollo mundial que de vida, los jóvenes intentan crecer presente en varias regiones del en la fe y su consecuencia, utilizando habla de la libertad, pero genera país, pero en la actualidad AUC diversos mecanismos de opresión, la metodología del ver-juzgar-actuar solo se encuentra en las ciudades partiendo por medios de comunica(revisión de vida). Actualmente su de Concepción y Chillán, siendo ción que se encuentran al servicio asesor religioso en Concepción es el su asesor religioso nacional es el de unas pocas manos. En tal sentipadre Guillermo Rosas ss. cc., quien padre José Luis Ysern de Arce. do, el saltar del papel al blog, es acompaña el compromiso de los Desde una perspectiva mundial, también un llamado al dialogo y la jóvenes laicos de este movimiento. la AUC se vincula a los movimiencomunicación, bajo la convicción de tos Internacionales JECI que el aporte en la construcción de (Juventud de Estudiantes Católiun país, y a la postre, un mundo Desde lo que son sus tres pilares cos Internacional) en 1982 y mejor, pasa por un proceso de in(Vida en Comunidad, Opción prefeMIEC (Movimiento Internacional tegración, de educación, y de prorencial por los más pobres, y Evande Estudiantes Católicos) en gelización en la Universidad), la AUC moción del llamado fraternal que 1971, con los cuales les une un Jesucristo nos hace de tomar en intenta desarrollar actividades como fuerte sentido de formación crisnuestras manos la construcción de jornadas de formación, Misiones rutiana integral. Dentro de la dinámiun reino de justicia e igualdad. rales, diálogos sociales, entre otras. ca Latinoamericana, AUC esta También trabaja por poner en práctiligado a otros movimientos similaca proyectos que transmitan de meres que se coordinan través del jor forma un espíritu evangelizador Secretariado Latinoamericano en la universidad, como tertulias de (SLA). dialogo social, talleres abiertos, y el boletín. AUC en Chillán Nuestro Boletín: En la actualidad existen dos comunidades vigentes en AUC sede Contacto: Chillán, Alfa y Omega, e Iniciados 2012, las Sede Chillán Sede Concepción cuales se reúnen en Avda. O’Higgins #961 conjunto los días vier- Parroquia Universitaria, Los Olmos # 1255 Correo: boletinauc@gmail.com Correo: auc.conce@gmail.com


Enfoque diciembre de 2013versioncolorcool2