Agustín Calvo Galán, poesía visual.

Page 1


www.boek861.com


Agustín Calvo Galán, (Barcelona, 1968) Ha publicado los libros: Letras transformistas, una selección de sus poemas conceptuales y visuales (2005), Otra ciudad (libro objeto, 2006) y Poemas para el entreacto (2007). Y, desde el colectivo Labcrom di Sol, ha promovido la publicación de plaquettes homenaje a poetas experimentales contemporáneos. Su obra como poeta visual ha sido recogida en diferentes antologías especializadas como Poesía experimental española (1963-2004) Ed. Marenostrum (2004) Poesía visual española (antología incompleta) Ed. Calambur (2007), Fragmentos de entusiasmo, poesía visual española (1964-2006) Ayuntamiento de Guadalajara (2007), Esencial Visual, Instituto Cervantes de Fez, Marruecos (2008), etc. Por otro lado, ha participado en numerosas exposiciones colectivas con sus poemas visuales; además, ha realizado exposiciones en solitario: “Letras transformistas”, poemas


visuales y collages, junio 2003, Centre Cívic Drassanes (Barcelona), “Fotopoemas”, diciembre 2006, La Vaquería (Tarragona), “Proyecto Desvelos”, abril 2008, Sala Valentina (Barcelona) y “poeme i objectes”, octubre 2008, Ateneu Igualada (Igualada, Barcelona).

Su blog: http://visualpoetry.blog.com Coordina: http://www.lasafinidadeselectivas.blogspot.com


Sobre la actualidad de la poesía visual en España Últimamente he leído en varias ocasiones que la poesía visual está viviendo un buen momento en nuestro país. Sin duda se debe a una serie de publicaciones antológicas que se han venido realizando en los últimos años y que han llenado de optimismo el mundillo poético visual. Sin embargo, desde mi punto de vista, difícilmente se puede hablar de buena situación. Apunto cuatro razonamientos, sin buscar ningún tipo de discusión ni confrontación: 1º Desde la muerte de Joan Brossa no hay liderazgo alguno que abandere la poesía visual. 2º El público en general, incluso el especializado en arte o el lector de poesía, sigue preguntándose qué es la poesía visual y, lo que es aún peor, no saben de su existencia. 3º Los proyectos antológicos publicados en los últimos años no han tenido continuidad en ningún aspecto; han sido como fuegos artificiales: nos deslumbraron durante unos instantes, pero la oscuridad de la noche sigue ahí.


4º Estos proyectos antológicos, editoriales y/o expositivos, no obedecían en casi ningún caso a unos principios de selección críticos, sino a la buena voluntad del antólogo en meter el máximo de poetas visuales posibles. Por todo ello me gustaría decir que los poetas visuales españoles, en general, sobrevivimos en lo llamado alternativo y, más que estar en un “buen momento”, simplemente hacemos lo que buenamente podemos. El resto forma parte del optimismo estacional. Agustín Calvo Galán, 2009


FOTOPOEMAS Por Helena Cuesta

Agustín Calvo Galán inició su camino en la poesía visual hace ya más de diez años. Su poesía siempre ha sido bastante conceptual y concisa: capaz de reducir a la mínima expresión una emoción, una idea, un pensamiento; buscando la evocación más que la narración explícita. Paralelamente al proceso de escritura, su obra se aventura

en un viaje

visual a través de las formas con la intención de revelarnos la plasticidad de las palabras.

Las letras tienen entidad por sí mismas, aunque carezcan de

significado. Y por el contrario los objetos cotidianos – llaves, cerraduras, cartas de la baraja, dados, tickets de transporte... – se redescubren, más allá de la materia, cargados de contenido y de misterio. Las letras se mezclan con los objetos y los objetos se mezclan entre sí; de esos encuentros y desencuentros surge un mundo poético nuevo. Y es ese cruce de caminos: el de la palabra y el de la imagen, el territorio por explorar que se presenta ahora ante nuestros ojos.


La poesía no radica en los versos rimados, ni tampoco en la musicalidad de las palabras o en la profundidad del contenido. La poesía está en la piel de las letras, en la existencia misma del lenguaje, en la potencialidad de la comunicación y de la sorpresa diaria. En la exposición vemos varios de los iconos que más se repiten a lo largo de su obra: las llaves y las cerraduras. El lenguaje es la llave, la puerta y la cerradura que nos permite acceder al pensamiento y a la comunicación. A veces llegar a formar una palabra y llegar a contactar con el otro es un asunto de probabilidades, pero siempre que se dejan correr los sonidos de las letras es un viaje: un viaje a las estrellas. El uso de la baraja, de los dados, de los juegos materializan la importancia del azar en la existencia. El uso alborotado de las letras desmontan y construye el lenguaje de la misma manera que la casualidad desbarata y ordena los acontecimientos de la vida. No se buscan explicaciones causa/efecto. ¿Hay un orden intrínseco que mueve las piezas? Qué más da. Se disfruta de la belleza del instante, de la epidermis de lo cotidiano. Estar atento al ahora porque el presente es lo único que existe como nos dicen las enseñanzas zen.


En sus últimos trabajos se aprecia un interés especial por la naturaleza. Los hojas que se entrelazan en los árboles son la puerta que hay que traspasar para llegar al cielo. La naturaleza es vista de un modo fragmentado, modificado, sesgado. Deconstruir para ofrecer una mirada nueva: fresca y vital, pero al mismo tiempo cercana y doméstica. La poesía reside en la mirada; de hecho es una forma de mirar. Y es también la capacidad de sorprenderse ante el azar, las coincidencias y los mensajes cifrados que encierra el día a día, el vivir cotidiano. Un golpe de viento transporta una sombrilla al fondo del agua, una cerradura perdida en el espacio, los senderos que se bifurcan de dos caracoles... Todo es susceptible de ser mirado y al mismo tiempo reinventado. No hay dramas, ni pasiones, ni oscuras metáforas, pero sí hay el placer de vivir, la sorpresa del encuentro, la ilusión del viaje, el amor por el lenguaje y la reivindicación de la comunicación como base de la existencia.

helena cuesta


¿Qué es la poesía visual? Es una manera de ampliar el campo de acción de la poesía, profundizando en una búsqueda que implica la apropiación transgresora y canalla de lenguajes fronterizos entre literatura y aquellos más próximos a la expresión gráfica. Así como el fotógrafo tiene una manera peculiar de mirar y plasmar la realidad en sus fotografías, la poesía visual podría ser la plasmación de la manera específica de ver el mundo que tienen los poetas... Más allá de la palabra escrita.

agustín calvo galán


obra visual:


“cerradura-piel” agustín calvo galán



“el poema gastronómico” agustín calvo galán



“pedraforca” agustín calvo galán



agustín calvo galán



agustín calvo galán



agustín calvo galán



agustín calvo galán



“PROYECTO DESVELOS” agustín calvo galán


Desvelos en 4 letras y 1 cita

Si la naturaleza es la respuesta ¿Cuál era la pregunta? Jorge Wagensberg

a) Desvelos mutuos entre naturaleza y palabra, entre imagen y texto. ¿Literatura? El espejismo de las formas, el fingimiento de la revelación de la esencia. ¿Quién desvela a quién?


¿Qué desvela a qué? b) Desvelos: epifanía del idioma y del mundo.

c) Desvelos: El Velo de Maya, ¿Qué es la apariencia?: ¿aquello que oculta la realidad o la realidad misma?, ¿lo que oculta o lo ocultado? ¿Es el velo una ilusión creada por la ignorancia? La pretensión de desvelar: ¿debemos rasgar el velo? ¿Será la ciencia capaz? ¿Lo será el arte?

e) Desvelos: El idioma como intento, esfuerzo, fuerza creadora, modificadora, transformadora.


PROYECTO DESVELOS ,Agustín Calvo Galán . Por Helena Cuesta

Proyecto Desvelos es una exposición de poesía visual. Poesía porque utiliza las letras, la palabra, el lenguaje como medio de expresión, y visual porque utiliza con igual importancia la imagen: la tipografía de las letras, la disposición de las palabras… Sin la palabra y sin la imagen, el poema – la obra que vemos - no existiría. La poesía visual se mueve en la contradicción de hacer poesía no verbal y en los bordes de otras áreas: la fotografía, la pintura, la música, el teatro… UNA MIRADA LLENA DE PALABRAS. PROYECTO DESVELOS. Desvelar: poner de manifiesto lo que hasta entonces había estado oculto. Pero, ¿realmente es posible hacer eso? ¿Puede una palabra desvelar la naturaleza de una cosa? ¿Puede una imagen desmentir o revelar el sentido de una palabra, de una frase?


Las obras que nos rodean en esta exposición, Proyecto Desvelos, plantean un juego especular entre la imagen y la palabra. Pero no está claro quién revela el sentido de quién, la palabra a la imagen o la imagen a la palabra. El lenguaje es la llave etérea del mundo material, la belleza aérea que flota sobre el contorno de un árbol, el sueño de un gato, el paisaje visto desde una ventana… Así, cuando la palabra toma protagonismo, la imagen se desvanece; pero cuando la imagen es poderosa, se silencia la palabra. Las letras son la llave del lenguaje, igual que la rama es el brazo del árbol, igual que el árbol es la vida que se alza de la tierra a las nubes. La imagen somos nosotros y todo lo que nos rodea. Pero la palabra también somos nosotros y el pensamiento que revela, contradice, sugiere y añade múltiples asociaciones que nos obligan a despertar del letargo del que mira sin ver. helena cuesta Barcelona, abril, 2008


desvelos:


“metamorfosis” agustin calvo galán



“ceder” agustín calvo galán



“letme” agustín calvo galán



“món” agustín calvo galán



“reve” agustín calvo galán



“oblivion” agustín calvo galán




www.boek861.com