__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 100

reportaje

Casa Tía Julia, un refugio de ideas donde desconectar para conectar NURIA RITA SEBASTIÁN casatiajulia.com fOTOGRAFÍA Ana lópez senyfoto.es

«Todo ha empezado siempre ya antes» escribe Italo Calvino y, efectivamente, Casa Tía Julia empezó, como todo, siempre ya antes. Quizás fue cuando en la universidad leí una frase de Michael Ende que desde entonces ha estado ahí agazapada, esperando su momento:

«¿Piensa que es casualidad si, angustiado por problemas vitales, tiene usted de pronto entre las manos, justo en el momento adecuado, el libro adecuado, lo abre justo por la página adecuada, y encuentra exactamente la respuesta adecuada?» O quizás todo empezó mucho antes, cuando a los 9 años la Pili, la hija del cartero, me prestó ‘La historia interminable’ y aprendí que las respuestas estaban en los libros. O fue algo que se encendió en mí en las tardes de conversación con mi tía (abuela) Julia. Sea como fuere, desde siempre, tenía una idea rondando por la cabeza, algo que mis amigos resumían como “la casa rural literaria de Nuria” y que para mí todavía no tenía una forma definida. Con el tiempo fui dando forma a la idea de que yo no quería una casa rural, sino un espacio de trabajo donde ofrecer lo que a mí me hacía falta, tiempo para pensar y desarrollar proyectos lejos de las prisas y las interrupciones de las grandes ciudades.

100

Sin duda alguna ese espacio tenía que estar en Ciria (Soria) el pueblo rayano con Aragón donde nació mi madre, mi abuelo... el origen de todo en el fondo. Aunque nací y crecí en el País Vasco y he vivido muchos años en Barcelona, todo mi universo siempre se ha conformado a escala de un pueblo donde 200 habitantes (los que hay en verano) son “muchos” y donde lo normal es que haya unos 30 habitantes en invierno. El castillo, los cielos repletos de estrellas de verano, los campos de girasoles, el lavadero, el paseo río arriba hasta el manantial, el frío en invierno, la leña para la chimenea... El tiempo que lleva otro ritmo en definitiva.

Cada noche en Vitoria y luego en Barcelona leía una frase de Carmen Martín Gaite que tenía colgada junto al cabecero de la cama:

«Normalmente se sueña una cosa y se hace otra. No te dejes engañar, intentar realizar los sueños es lo único que al final de la vida te reconcilia contigo mismo.» Así que ahí estaba yo, con mis sueños en la cabeza pero con mi trabajo de consultora tecnológica en una gran ciudad, que nada tenía que ver con mis raíces. Un buen día abrí un libro y ahí estaba, la respuesta adecuada en la página adecuada. Y aquí estoy ahora, en Soria, arreglando la casa que fue de mi tía Julia para convertirla en un refugio de ideas, un espacio de intercambio de experiencias y lugar de trabajo y reuniones para personas que crean que las cosas se pueden hacer a ritmo lento. A veces reconozco que me puede el desánimo, porque me pongo a pensar si todo esto no será una auténtica locura, si conseguiré llevarlo a buen puerto. Todo va muy lento, más de lo que a mí me gustaría, porque cuando tengo tiempo no tengo dinero y cuando tengo dinero es porque he vendido mi tiempo a otros.

Profile for Blogirls 2.0 | Revista Online

Blogirls 2.0 Magazine - La vuelta a los orígenes  

'Blogirls 2.0 Magazine' es una revista colaborativa elaborada por las mentes creativas de mujeres de diferentes partes del mundo. Un grupo d...

Blogirls 2.0 Magazine - La vuelta a los orígenes  

'Blogirls 2.0 Magazine' es una revista colaborativa elaborada por las mentes creativas de mujeres de diferentes partes del mundo. Un grupo d...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded