Blaster No. 4 | Abril 2020

Page 68

azul. Era Dan. Antes de que Cynthia lograra poner en orden sus ideas vio como Lucy se ponía en pie y se le echaba encima. La imitó. Dan estaba tirado en la arena y tosía sin parar. Lo patearon. Él se irguió a duras penas y se abalanzó contra la chica con lo que parecían las últimas fuerzas de su cuerpo famélico. De un empujón la envió contra el muro. Un crujido desagradable y dejó de moverse. Hilos rojos bañaban la arena. Corrió hacia él antes de que se diera la vuelta. Lo derribó. El hombre trataba de levantarse, pero ella ya no lo veía, veía a Mortmain ante ella, riéndose, burlándose. Lo golpeó de nuevo. Más fuerte. El público rugía a su alrededor y también dentro de ella algo gritaba, se deshacía mientras sus propios puños sangraban al golpear la piel que ya era invisible a sus ojos. Sonaron los vítores. Cynthia se alzó, triunfante, ebria de sangre y violencia. Se irguió sobre el cuerpo caído y alzó los brazos y gritó, gritó su rabia, su miedo, su furia. Gritó hasta quedarse afónica mientras el público bramaba también, devolviendo el eco de su triunfo.

68