Blaster No. 1 | Julio 2019

Page 24

LITERATURA

EL PERIPLO DEL JINETE

La Canción del Jinete, la primera novela de la tetralogía Historia de Aos del autor Adrián Trujillo Marrero da el pistoletazo de salida a una nueva saga de fantasía épica, ambientada en el atípico mundo de Eg’d Aos.

E

l artista y escritor Adrián Trujillo Marrero se estrena en el mundo literario con una obra de fantasía, una creación genuina que cuenta con múltiples elementos tanto clásicos como inéditos en el género. Magia, leyendas, guerras, seres fantásticos, canciones y una sociedad poliétnica enganchan desde un primer momento, todo ello aderezado con una aventura en búsqueda de la verdad, plagada de obstáculos y curiosos personajes que vienen y van en el transcurso de la misma. Muchas otras sorpresas esperan a aquel que decida continuar sus andaduras con La Canción del Jinete. Se nos invita en La Canción del Jinete a seguir de cerca las aventuras del joven Lathyro, un muchacho lleno de curiosidad por el mundo y un afán por conocer la verdad subyacente a las cosas que, como es de esperar, le llevará a sobrepasar sus límites y fronteras. La motivación clara del personaje es de los elementos más inspiradores de la obra. A nivel interno por el tesón que muestra Lathyro en su actuar; a nivel externo porque hace de él un personaje realista y verosímil. En la misma línea, aquellos personajes con los que se cruza tienen una personalidad bien definida y en la mayor parte de las situaciones, aquellas relevantes, un motor interno justificado que les impulsa a obrar de forma coherente y consistente. Esto que 24

SERGIO M. T. @sirsergiomoral pudiera parecer una obviedad es ciertamente un elemento crucial en cualquier historia que se precie si lo que se quiere es simular una realidad alternativa, donde el escritor no es un dios que decide todo lo que ha de acontecer, sino

que se puede ver forzado a ponerse en la piel de personaje, tomar decisiones y dejarse llevar, haciendo que la historia fluya de forma natural, nunca forzada. Todo ello permite sumergirse en la historia y empatizar profundamente con los personajes. Si uno está dispuesto a ello, claro. La historia se desarrolla en Eg’d Aos, que en el la propia lengua de la historia significa «Tierra de Todos». En líneas generales podemos decir que el escenario tiene base en la época medieval europea, suplementado con aquellos elementos que permite la fantasía y la imaginación. Comienza la trama en la

isla de Iluzà, donde todos poseen ojos color lapislázuli, peculiaridad que no debe pasar por alto, pues tiene un papel protagonista tanto en la cultura histórica interna del libro como en los acontecimientos que se suceden y que tocan de cerca a Lathyro. Su vida transcurre en la pobreza, en robar para vivir, en dormir con un ojo abierto, en un mar de preocupaciones que se ven algo eclipsadas por la naturaleza alegre y curiosa del muchacho. Todo hasta que un desconocido lo rescata de una peliaguda situación y decide acogerlo a su propia manera. Esto desata toda una serie de acontecimientos y es sin duda un gran punto de inflexión en su vida, llevándolo a recorrer gran parte del reino, interactuando con otras razas, poniendo en riesgo su vida y creando profundos lazos en el camino. Es también destacable el contexto histórico que tiene como fondo el libro. La sensación de que ha llegado uno cuando toda la acción ha pasado es inevitable, pero nada más lejos de la realidad. Los secretos que los ganadores de una guerra entre razas han ocultado al mundo gritan por salir a la luz, aunque el esclarecimiento de los detalles no promete tener una pronta resolución. Además, la tensión entre las razas está condenada a desembocar en nuevas situaciones conflictivas, dotando de acción