Issuu on Google+

CULTURA LA ESCENCIA DE LA HUMANIDAD Expresiones, costumbres, creencias, pr谩cticas comunes, reglas, normas, c贸digos, vestimenta, religi贸n, rituales y maneras de ser que predominan en el com煤n de la gente que la integra.

Roland Belisario Blanco Paredes


CULTURA El término cultura, que proviene del latín cultus, hace referencia al cultivo del espíritu humano y de las facultades intelectuales del hombre. Su definición ha ido mutando a lo largo de la historia: desde la época del Iluminismo, la cultura ha sido asociada a la civilización y al progreso.

En general, la cultura es una especie de tejido social que abarca las distintas formas y expresiones de una sociedad determinada. Por lo tanto, las costumbres, las prácticas, las maneras de ser, los rituales, los tipos de vestimenta y las normas de comportamiento son aspectos incluidos en la cultura.

Otra definición establece que la cultura es el conjunto de informaciones y habilidades que posee un individuo. Para la UNESCO, la cultura permite al ser humano la capacidad de reflexión sobre sí mismo: a través de ella, el hombre discierne valores y busca nuevas significaciones. La cultura es el conjunto de formas y expresiones que caracterizarán en el tiempo a una sociedad determinada. Por el conjunto de formas y expresiones se entiende e incluye a las costumbres, creencias, prácticas comunes, reglas, normas, códigos, vestimenta, religión, rituales y maneras de ser que predominan en el común de la gente que la integra. También, el mismo término sirve para denominar la educación y habilidades que dispone un individuo, personalmente y por afuera de ese todo que resulta ser la cultura. La variedad de culturas, así como el variado universo de formas y expresiones que estas suponen, es materia de estudio principalmente de disciplinas como la sociología y la antropología. Respecto del origen de la palabra y como

consecuencia también de la utilización que se le dará al término, más o menos, se remonta a la Edad Media, cuando se lo usaba para referirse al cultivo de la tierra y el ganado, ya que proviene del latín cultus que significa cuidado del campo y del ganado, en tanto, cuando se esté ya en el siglo XVIII o Siglo de las Luces como también se lo conoce a este, en el cual nacerá en muchos una profunda vocación por el cultivo del pensamiento, inmediatamente el término mutará hacia el sentido figurado de cultivar el espíritu. La cultura puede ser de acuerdo a su clasificación tópica, histórica, mental, simbólica, estructural, universal, total, particular, primitiva, desarrollada, alfabeta, analfabeta, sensista, racional e ideal, entre otras y está compuesta por elementos concretos o materiales como ser: alimentos, moda, fiestas, arte, construcciones arquitectónicas y monumentos y por otros, los simbólicos o espirituales, entre los que se cuentan los valores, las creencias, las normas, el arte y el lenguaje, siendo a partir y gracias a estos que podremos diferenciar o bien reconocer una cultura respecto de otra.


CULTURA DE MASAS

El concepto de cultura de masas es un concepto muy complejo que se ha desarrollado especialmente a lo largo del siglo XX para hacer referencia a un sinfín de fenómenos culturales que se apoyan en la llegada a una gran cantidad de la población que conforma una sociedad. La cultura de masas tiene mucho que ver con los fenómenos sociales y políticos que comenzaron a forjarse en Occidente en la primera mitad del siglo XX y que desembocarían luego en la segunda mitad en un fenómeno mucho más complejo y fortalecido. Cuando hablamos cultura de masas

de nos

estamos refiriendo a todos aquellos eventos culturales y sociales que llegan a una importante cantidad de la población, es decir, a las masas comprendidas como la mayoría de una sociedad. La cultura de masas surge a partir de fenómenos como los totalitarismos políticos (que basaban su poder en el apoyo de las masas) o como la aparición progresiva de los medios masivos de comunicación en la escena cultural, especialmente de la radio y la televisión. La cultura de masas es un concepto que se asocia también con la noción de globalización ya que gracias a ella la cultura de los países dominantes como Estados Unidos o Inglaterra han llegado a una improtante cantidad de regiones, siendo absorbidas en ellas como parte de la cultura original y anulando así elementos tradicionales de cada lugar. La cultura de masas es normalmente descripta como un tipo de cultura basada en el consumismo, en el acceso permanente a nuevos productos que van desde los más simples a los más complejos, en la unificación de conceptos o fenómenos culturales a nivel global, en la anulación de las diversidades, en el acceso a la cultura de una mayor parte de la población, etc. Todos estos

elementos pueden ser considerados negativos o positivos de acuerdo a la postura ideológica de cada uno.


CULTURA FÍSICA

La Cultura Física, más conocida como Educación Física , es una disciplina de tipo pedagógica que se centra en el movimiento corporal para luego desarrollar de manera integral y armónica las capacidades físicas, afectivas y cognitivas de las personas con la misión de mejorar la calidad de vida de las mismas en los diferentes aspectos de esta, familiar, social y productivo. Es decir, la cultura física puede empezar como una necesidad individual pero no se puede no reconocerle y atribuirle una necesidad social también. Entonces, la cultura física, además de ser una actividad educativa podrá ser una actividad recreativa, social, competitiva y hasta terapéutica. En tanto, a la cultura física se la designa como una disciplina y no como una ciencia como consecuencia que no se ocupa del estudio específico de un cierto objeto sino que en realidad toma elementos de diferentes ciencias y a partir de ello es que conforma su propio marco teórico.

Por otra parte, la cultura física ha evolucionado aquella antigua idea que sostenía que el ser humano es una suma de cuerpo, mente y alma y por ello es que trabaja los diferentes aspectos de una persona como una unidad, es decir, el hombre es un cuerpo pero también tiene un alma y una mente que al igual que el cuerpo necesitan atención. Existen distintas corrientes de cultura física, las cuales se diferencian entre sí de acuerdo a la forma en la que se focaliza la disciplina. Por ejemplo, están quienes se centran en la educación y entonces el campo de acción será la escuela y el sistema educativo en general. Por otro lado, las que se focalizan en la salud, consideran a la cultura física como un agente promotor de salud que tiene una clara incidencia en la prevención de enfermedades, tales como las cardiovasculares; es común que a quienes sufren de estas se les aconseje la práctica de la cultura física para así atenuar síntomas. Las que se centran en la competencia entienden a la cultura física como entrenamiento deportivo para el desarrollo del alto rendimiento. Por su lado, las que ponen el foco en la recreación,

priorizan actividades lúdicas que vinculen al sujeto con el medio. Y las que promueven la expresión corporal, se nutren de influencias como ser: el yoga, la danza y la música.


DEFINICIÓN DE CULTURA URBANA El concepto que nos ocupará a continuación está estrechamente asociado al contexto de cultura. Por caso, la cultura designa al conjunto de de maneras de vivir y de usos y costumbres que predominan en una determinada época y dentro de un grupo social, poniéndolo en palabras más simples se trata de las diversas maneras en las cuales se expresa una comunidad dada, entonces, cómo hablan, cómo se visten, lo que hacen, cómo se comportan, entre otras cuestiones, son elementos inherentes a la cultura. Por su parte, la palabra urbana designa a aquello que es propio o está vinculado a la ciudad, a la vida en la ciudad. Por tanto si combinamos ambas referencias y las fusionamos en un concepto nos encontramos con que la cultura urbana consiste en la manera de expresión que presentan los individuos que se desenvuelven en una determinada ciudad. El arte, la música, la indumentaria y la manera de vivir que ostentan las personas que viven en tal o cual ciudad serán expresiones de la cultura urbana. Ahora bien, en todo

esto la forma física de la ciudad en cuestión dispone de un rol fundamental y de una relación directa con la cultura urbana que se desarrollará. Cabe destacarse entonces que la cultura urbana más bien la eligen, la delinean, las personas en función de la manera de vivir, del contexto en el cual se crecen y se desarrollan, siendo por caso más bien libre y de ninguna manera está contaminada por lo que piensa o establece el gobierno de turno o los personajes influyentes. Una cuestión insoslayable en este tema es la gran extensión física que proponen las grandes ciudades y que se considera que fomenta que los vínculos entre las personas sean mucho menos directos si lo comparamos con la cultura rural, del campo, en donde casi todos los habitantes se conocen, se saludan, es decir, interaccionan con mayor asiduidad. De todos modos esto no implica que en la ciudad también se tejan fuertes lazos entre los más diversos elementos y se terminen generando elementos de expresión que guardan entre sí muchas características comunes.

CULTURA NACIONAL

El concepto de cultura nacional es altamente complejo e interesante, pudiéndose relacionar no sólo con aspectos políticos sino tambien sociales, culturales, históricos y antropológicos de una comunidad. La cuestión de la cultura nacional tiene que ver con la creación de una identidad y de un sentimiento de pertenencia que una a todos los miembros de una sociedad a partir de determinados símbolos o elementos fácilmente reconocibles. La cuestión de la nación, de la cultura nacional y de la identidad nacional es un fenómeno bastante reciente si tomamos en cuenta que el concepto de nación como lo entendemos hoy en día surge en el siglo XIX. En este sentido, no sería hasta después de la Revolución Francesa que


los territorios del mundo empezarían a tener esa noción de una entidad superior a la que todos los miembros de la comunidad están unidos y que se ve representada por un sinfín de símbolos, fórmulas, tradiciones y formas de pensar. La cultura nacional es entonces el marco en el cual se hacen presentes todas esas representaciones, ya sean estas concretas (como puede ser un alimento típico de una región) o abstractas (como la voluntad de defender a la nación y a la patria en cualquier circunstancia). La cultura nacional de cada territorio es claramente particular y única, no pudiéndose encontrar dos tipos de culturas nacionales iguales, aunque algunas, por cuestiones de cercanía o historia, compartan ciertos elementos en común. Al mismo tiempo, las culturas nacionales de algunas regiones pueden ser el resultado de una combinación de diferentes identidades nacionales que se han superpuesto con el tiempo y que se vuelven entonces aún más únicas y especiales (por ejemplo, el caso de los países americanos que tenían una importante cultura precolombina que se combinaría luego con el aporte europeo y posteriormente con la

cultura estadounidense, como sucede con México). En muchos aspectos, la cultura nacional se organiza de manera clara y explícita (como puede suceder con celebraciones comunes y públicas, con los sistemas educativos, etc.), pero también puede darse de manera espontánea e implícita, sin la intervención específica de ningún actor social que actúe para moldearla de acuerdo a sus intereses.

CULTURA DE LEGALIDAD El concepto de cultura de legalidad es un concepto que se utiliza para hacer referencia a la actitud que una sociedad o comunidad tiene respecto de su grupo de normas, leyes y reglas. La cultura de legalidad es el nivel de adaptación o cumplimiento que los miembros de esa comunidad tienen para con las leyes y que hacen, por lo tanto, que la comunidad toda tome un perfil mayor o menormente cercano a la legalidad. Cuando se habla de legalidad se hace referencia a todo el sistema de leyes y normas que ha sido establecido de manera explícita pero también implícita en una sociedad

para organizar la vida cotidiana y reglamentar diferentes situaciones. La cultura de legalidad es, entonces, el conjunto de tradiciones, valores, actitudes y formas que caracteriza a una sociedad y que la hace más cercana o no al cumplimiento de aquellas leyes. La cultura de legalidad de una comunidad puede variar con el tiempo dependiendo de diferentes hechos o eventos que sucedan dentro o fuera del grupo social. Por ejemplo, es común pensar que la cultura de legalidad de las primeras décadas del siglo XX era mucho más fuerte que la de las décadas finales del mismo siglo en muchas comunidades. El respeto por la legalidad es lo que permite supuestamente que una sociedad marche sobre ruedas y pueda desempeñar sus diferentes tareas de la manera más adecuada. La cultura de respeto por esa legalidad se hará visible en el cumplimiento de las leyes, en la presencia de valores de altruismo, orden, previsión y respeto, así como también en el mantenimiento de aquellas tradiciones sociales propias.


DEFINICIÓN DE CULTURA ORGANIZACIONAL

Se refiere con los términos cultura organizacional a las experiencias, creencias y valores, tanto los que respectan a cada persona como los culturales, de una determinada organización. Los valores que se definen, proponen, promueven y respetan dentro de una organización son en realidad las creencias e ideas sobre el tipo de objetivos y el modo más adecuado en el cual los mismos deberían ser conseguidos. Todos estos valores, además constituyen y se erigen como una especie de manual o guía a la hora de moverse dentro de una determinada organización, ya que los mismos determinarán los

comportamientos más apropiados que deberán observar los trabajadores de una organización en una situación particular y también en lo que respecta a la relación e interacción que deberá darse entre ellos como miembros de la misma para de este modo contribuir al desarrollo y crecimiento de la misma y no así a su destrucción o deterioro en el peor de los escenarios. Si bien los altos ejecutivos o máximos responsables de una organización pueden decidir ellos arbitrariamente, por el poder que detentan, la cultura organizacional de la organización que dirigen, la misma no será para nada una tarea sencilla, fácil o estándar, ya que sobre ella pesarán no solamente la historia particular que ostente la organización que dirigen sino que además pesarán y mucho las decisiones que al respecto se hayan propuesto e impuesto en el pasado y que claro siguen arraigadas en la misma. Principalmente, la cultura organizacional de una organización se caracteriza por su carácter simbólico, esto implica que la misma será intangible e imposible de tocar para cualquiera de sus miembros, sin embargo, sus manifestaciones, es decir los comportamientos si son tangibles, observables,

entonces serán estos los que nos permitirán observarla, describirla, entre otras cuestiones. Y volviendo a lo de simbólico es porque una serie de costumbres y símbolos son los que guiarán y modularán el comportamiento de quienes vienen trabajando largo y tendido en ella y también de aquellos que recién se integran a la misma y en el caso especial de estos últimos, la observación de aquellos con larga trayectoria será un poco lo que les dirá cómo actuar y responder ante determinadas situaciones que se les presenten al poco tiempo de integrarla. Todos estos elementos simbólicos se presentan y se dan en cualquiera y en todos los niveles de una organización, es decir, desde los más altos hasta los niveles considerados más rasos y serán estos los que marcarán las identificaciones con determinados grupos y subgrupos, así como las inclusiones y las exclusiones. Obviamente la cultura organizacional de una organización afectará directamente a cada uno de sus miembros, especialmente en lo que respecta a la selección y atracción hacia ella.


DEFINICIÓN DE CULTURAL

El término cultural es aquel que se utiliza como adjetivo calificativo para designar a todos los hechos, eventos, situaciones, objetos o personajes que se relacionen con el marco de la cultura entendida esta en un amplio espectro. Si tenemos en cuenta que casi todas las invenciones del ser humano pueden ser consideradas culturales, el adjetivo podría ser aplicado a muchos fenómenos o elementos. Sin embargo, por lo general, se lo utiliza para hacer referencia a hechos o items entendidos como artísticos o fuera de lo común, de lo técnico y de lo cotidiano. A diferencia de los demás seres vivos, el ser humano ha logrado desarrollar la cultura. Entendemos por cultura a todos aquellos elementos, fenómenos o situaciones que son creados o generados a partir de la inteligencia, del uso de la razón y del conocimiento que generación tras generación se pasa como herencia. La cultura no se relaciona por ejemplo con el instinto, con las necesidades orgánicas o con las sensaciones a nivel corporal si no que se vincula directamente con el

uso de la razón, con los sentimientos a nivel emocional o mental, con la conciencia de que se está realizando algo por alguna razón específica. Así, debemos considerar cultural a todos los elementos que forman parte de una cultura específica y que le dan sus rasgos más característicos. A lo largo de la historia y de la extensión del planeta podemos encontrar numerosos tipos diferentes de cultura que surgen y se desarrollan en relación con el medio que las rodea, con las vicisitudes específicas de cada época, con los intereses y necesidades de las personas que las componen. Cada cultura, cada sociedad, cada comunidad crea sus propios patrones culturales que serán luego representantes del sentir, del pensar y de la forma de entender el mundo de cada grupo de seres humanos.

CULTURA La cultura es el conjunto de formas y expresiones que caracterizarán en el tiempo a una sociedad determinada. Por el conjunto de formas y expresiones se entiende e incluye a las costumbres, creencias, prácticas comunes, reglas, normas, códigos, vestimenta, religión, rituales y

maneras de ser que predominan en el común de la gente que la integra. También, el mismo término sirve para denominar la educación y habilidades que dispone un individuo, personalmente y por afuera de ese todo que resulta ser la cultura. Por ejemplo y para ilustrar con un ejemplo esto que comentamos más arriba, el festejo que se sucede tras la obtención de un campeonato de fútbol, suele ser uno de los rituales más observados en varias culturas latinas y europeas. La variedad de culturas, así como el variado universo de formas y expresiones que estas suponen, es materia de estudio principalmente de disciplinas como la sociología y la antropología. Respecto del origen de la palabra y como consecuencia también de la utilización que se le dará al término, más o menos, se remonta a la Edad Media, cuando se lo usaba para referirse al cultivo de la tierra y el ganado, ya que proviene del latín cultus que significa cuidado del campo y del ganado, en tanto, cuando se esté ya en el siglo XVIII o Siglo de las Luces como también se lo conoce a este, en el cual nacerá en muchos una


profunda vocación por el cultivo del pensamiento, inmediatamente el término mutará hacia el sentido figurado de cultivar el espíritu. La cultura puede ser de acuerdo a su clasificación tópica, histórica, mental, simbólica, estructural, universal, total, particular, primitiva, desarrollada, alfabeta, analfabeta, sensista, racional e ideal, entre otras y está compuesta por elementos concretos o materiales como ser: alimentos, moda, fiestas, arte, construcciones arquitectónicas y monumentos y por otros, los simbólicos o espirituales, entre los que se cuentan los valores, las creencias, las normas, el arte y el lenguaje, siendo a partir y gracias a estos que podremos diferenciar o bien reconocer una cultura respecto de otra.


DEFINICIÓN DE UNESCO

Unesco es la denominación abreviada y en español de la United Nations, Educational, Scientific and Cultural Organization (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), que es la institución que depende de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y que se especializa por supuesto en las materias que menciona su denominación: Educación, Cultura y Ciencia. Cuando se fundó hace ya más de sesenta años, el 16 de Noviembre de 1945, lo hizo con el claro objetivo de contribuir a la paz y a la seguridad del mundo a través de ámbitos claves, como ser la ciencia, la cultura y las comunicaciones, a la hora de querer lograr el mencionado desarrollo. La Sede del organismo se encuentra en la capital francesa, París y quien está a cargo de su dirección general es Irina Bokova, una dirigente política de origen búlgaro, que cuenta con un pasado como militante comunista y que recientemente, más precisamente el 22 de Septiembre pasado, fue elegida para ocupar el cargo.

Lo que hace concretamente la Unesco es ejercer una función de soporte y de guía para con los pueblos del mundo para que estos puedan gestionarse de la manera más eficaz posible a través de sus propios recursos, naturales, culturales, sirviéndose sí de las bondades que ofrece la tecnología en estos tiempos que corren pero que sin que por ello se atente contra cuestiones como la identidad, la cultura, o la alfabetización de una Nación. En lo que respecta estrictamente a Educación, la Unesco, prioriza el acceso a la educación elemental adaptada a las necesidades que impone el hoy. Entre sus principales tareas en este ámbito se cuentan: la construcción de establecimientos educativos en donde sean necesarios, promueve sus equipamientos y la formación de docentes capaces de enfrentar las condiciones que a veces impone la enseñanza en un contexto global. La cultura también tiene otra especial prioridad y cuidado para la Unesco; principalmente lo que promueve es la creatividad, la lectura de libros y la preservación de aquellos entes tradicionales de la cultura.

Y en cuanto a la comunicación, la Unesco enfatiza su acción hacia la libre circulación de las ideas, a través de los diferentes medios de comunicación, fomentando entonces la libertad de expresión de los profesionales de los medios, de los ciudadanos, es decir, que el escenario en materia de información sea plural. Específicamente de ello se ocupa el Programa Internacional para la promoción de la Comunicación.


Escencia de la cultura