Page 36

Destino internacional. Cabo Verde. Isla Brava

Por David Sendra Domènech Fotografías por Marcos Rocha

EL ALMA DE ISLA BRAVA Una isla pequeña, de acantilados escarpados, terreno montañoso, naturaleza exuberante y colores deslumbrantes que invitan a la contemplación. Isla Brava es paz, es belleza y es armonía. Visitar esta isla aislada es sumergirse en la sorpresa constante. Se llega por mar desde la isla de Fogo y se desembarca en el Porto da Furna, en la bahía protegida por las montañas que fue antiguo refugio de balleneros estadounidenses y que aún tiene una clara conexión con la pesca; de hecho, allí podrás ver a los pescadores trabajando diariamente como se hacía tiempo atrás. Desde aquí a Nova Sintra nos esperan unos pocos kilómetros que van ascendiendo en una lenta y sinuosa carretera popularmente conocida como la “estrada das 99 curvas”, acompañados de un paisaje envol-

vente que hará del viaje una experiencia relajante. La isla garantiza generosas caminadas en senderos de paisajes verdes con el imponente volcán de la vecina isla de Fogo al horizonte (justamente, su erupción de finales del XVII hizo que muchos de sus habitantes llegasen a Brava), desborda con las posibilidades de sumergirse en sus aguas cristalinas y alegra el alma con la esencia de la cultura caboverdiana, de gentes sonrientes y amables. Es la isla del poeta Eugénio de Paula Tavares, cuyas mornas crioulas aún alimentan el espíritu del lugar; de hecho, su casa en Nova Sintra es ahora museo.

36

Profile for BinterCanarias

NT 200  

NT 200  

Advertisement