Issuu on Google+


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

2


ACTUALIDAD DE GABRIELA

Son 125 años ya de su natalicio, y Lucila Godoy Alcayaga sigue empeñada con el mismo tesón de siempre en renovar los espíritus, en alentar la fe de los estudiantes, y su palabra sigue tan vigente hoy como nunca. Un cuarto de siglo y otro siglo más y su voz sigue resonando en los pasillos de su liceo de Temuco, donde se le tributó un homenaje recordando en una representación teatral su encuentro con un joven Neftalí Reyes cuando ella dirigía el Liceo de Niñas. Pocos liceos del mundo pueden recordar encuentros de tal trascendencia, de dos figuras señeras de la literatura universal. Hoy el liceo, también más que centenario, lleva el nombre que aquella maestra y directora eligió para su posteridad, y lo proclama con entusiasmo: Gabriela Mistral. Una mujer que vio siempre reconocido su trabajo antes lejos de su tierra (en México, como educadora, en Suecia, como primera ganadora latinoamericana de la distinción más importante del mundo de las letras). Gabriela sigue vigente porque su progresismo no se ha acartonado nunca, porque todavía conviene recordar que todos somos mestizos, y que la riqueza de la identidad no puede venir de otro lado que desde el reconocimiento de las distintas raíces de las gentes de esta tierra, y en la región que todavía se recuerda como Frontera, junto a la de tantos que fueron llegando, eso significa una mirada preferente al pueblo mapuche, raíz de Chile, sin el cual Chile no puede comprenderse ni puede asumir una mirada propia. Por eso celebrar los 125 años de Gabriela Mistral supone celebrar su palabra viva, atenderla, y refrescarnos con su ánimo encendido, con su crítica descontenta, porque es nuestro deber realizar verdaderamente el sueño del encuentro en la crítica constructiva, en la curiosidad por el conocimiento, en el respeto por la diferencia y en la asunción de una identidad en la que el otro es el protagonista, porque sin un tú el yo no puede respirar y se pierde sin sentido.

3


Ilustraci贸n por Daniela Estrada

4


GABRIELA MISTRAL Y LA EDUCACIÓN Por Benjamín León, poeta chileno, presidente de la Fundación Gabriela Mistral. La obra de Gabriela Mistral es, en resumidas cuentas, la obra de una de las más importantes poetas de la historia. Ella, residente americana y maestra por vocación, es un referente obligado de quienes se acercan a la literatura y, como en este caso, a su función social desde una perspectiva pedagógica. La amplitud de su mirada, la hondura de su interno, la profundidad de sus motivos, hacen de ella una mujer aún en descubrimiento, donde sus pasos son leídos y atendidos de formas renovadas. Es que quizás la riqueza de su mundo interno, aún no es captada por los más hábiles estudiosos; prueba de ello, el reciente hallazgo de parte importante de su obra en prosa y en verso. Es que la trascendencia de la obra de Mistral resulta inmensa y de innumerables y extensos análisis. Pero si quisiéramos hablar de la obra relacionada con la educación en Mistral, no encontraremos un libro publicado y ordenado por ella misma en esta rama importante de su vida. Sin embargo, es posible encontrar antecedentes en poemas y, principalmente en prosa, sobre lo que era su profundo amor por la enseñanza y la educación. Tras revisar gran parte de la obra de Mistral, podemos encontrar que sus poemas, tratan temáticas relacionadas con la educación; de hecho, “Poema de Chile” es una obra que está en gran parte relacionada de forma indirecta con la labor pedagógica y guía que recibe un niño indígena diaguita por el largo camino de Chile. Así también encontramos aspectos similares y menciones en otros de sus libros. Pero, en sus prosas es donde se expresa de forma más tácita o directa respecto al ámbito educativo; debido a esto, ya que resulta difícil realizar un resumen de una de sus obras relacionándola directamente con la educación, y posteriormente realizar un análisis interpretativo de una de ellas en particular; el resumen abarca, primeramente una breve mención de algunos aspectos esenciales de su pensamiento, y un posterior análisis interpretativo de parte de sus prosas referidas al tema de la educación, considerando las que tienen, a mi modesto modo de ver, mayor relevancia en cuanto a lo que nos convoca.

Obras - Sonetos de la Muerte (1914) - Desolación (1922) - Lecturas para mujeres (1923) - Ternura (1924) - Nubes blancas y breve descripción de Chile (1934) - Tala (1938) - Antología (1941) - Lagar (1954) - Recados contando a Chile (1957) - Poema de Chile (1967, edición póstuma)

5


Gabriela Mistral en la BBC de Londres, conversando con Sir William Haley, Director General de la BBC, antes de la transmisi贸n de un concierto en su homenaje, 20 de enero, 1946

6


Los textos que señalan la grandeza de la visión mistraliana respecto a las actividades pedagógicas son poemas que de forma particular se encuentran en algunos de sus poemarios, y algunas prosas tales como las que se señalan a continuación, están principalmente dedicadas al ámbito educativo: “Oración del estudiante a la gracia”, escrita en el año 1924, en ella Mistral elabora una prosa en la cual el estudiante suplica para tener las capacidades intelectuales que le que le permitan un entender el conocimiento. “La oración de la maestra”, que es una prosa conocida de Mistral, escrita en 1919 donde Gabriela Mistral suplica la sabiduría necesaria para ejercer su oficio de forma plena y adecuada. En el año 1918, según un manuscrito presente en la Biblioteca Nacional de Chile, escribió las “Palabras a los maestros” donde mencionando a Rodó, insta a los pedagogos a cumplir su oficio de forma adecuada dentro de los establecimientos, señala algunos aspectos cualitativos que permitirán un mayor acercamiento al estudiante. “El oficio Lateral”, escrito en 1949, señala cómo con sólo quince años de edad estaba trabajando en la escuela de la Compañía Baja, y su relación con la lectura y la vida de los serenenses de aquel entonces y la posterior visión de la educación que fue adquiriendo a medida que transcurre en sus viajes, y cómo los maestros y las personas de las comunidades viven de acuerdo felices o encerradas en su soledad de acuerdo a sus circunstancias. En los “Derechos del niño” de 1927, también plantea fuerte y claramente la necesidad de una educación adecuada y el derecho a recibirla por parte de las instituciones establecidas. “Biblioteca y escuela” del año 1947, donde trata el tema de la calidad de la lectura popular que se da en la biblioteca, como las personas no tienen una conciencia lectora y suelen leer libros sin mayor peso; además trata el trabajo del bibliotecario. “Niño y libro” de 1935, donde comienza tratando la idea de un cine educativo, pues es más atractivo para los niños; así como la accesibilidad que tienen los libros en los kioscos y cómo estos deben renovar sus propuestas; así como también las lecturas programadas por los programas estudiantiles y otros aspectos relacionados. En abril de 1929, escribió “Contar”, prosa en la que señala algunos aspectos relacionados con la retórica en las distintas áreas de la vida, y cómo es posible lograr más contando de una mejor manera dentro del aula. “Madrinas de lectura”, de marzo de 1926, donde habla de las instituciones y personas que en sus distintos cargos son las que invitan a la lectura. “Dar un apetito” de 1935, donde insta a los maestros a despertar la curiosidad de los lectores infantiles.

“Lecturas para mujeres” donde hace una larga lista de lo que se debe procurar tanto al leer, como escribir,

7


La Mistral con un ni単o

8


ya sea en la enseñanza y en las lecturas propias, promueve un planteamiento estético y señala algunos patrones a seguir en la forma de enseñar estas lecturas. “Recado sobre una maestra argentina” de marzo de 1944, explica una serie de aspectos relacionados con Marta Solotti, y explica su forma de vida, su manera de leer, y la estética y ética que ella persigue dentro de su actuar pedagógico. “La geografía humana: libros que faltan para la América nuestra” de marzo de 1929 congrega una lista de libros que deberían ser estudiados en América. “La reforma educacional de México” redactada en París, entre junio y julio de 1926, representa una obra importante pues es factor de medida de acción y del constante reconocimiento que se le otorga a Gabriela Mistral en las tierras aztecas. “Cómo se ha hecho una escuela granja en México”, escrito en México en 1922, da cuenta de cómo aún en la humildad y la escasez fue posible levantar un proyecto escolar y agricultor. “Divulgación de principios de las nuevas escuelas” escrito en La Serena en 1922, trata el tema de las escuelas y su compromiso con la lectura a partir de las situaciones dadas en las bibliotecas populares, con el fin de que más personas puedan acceder a ellas. “La escuela nueva en nuestra América”, es una carta escrita por Gabriela Mistral a Julio R. Barcos, y que fue utilizada como prólogo al libro: Cómo educa el Estado a tu hijo; fue escrita en Buenos Aires en 1928 y trata la temática del estado docente, los maestros, y el estado espiritual que representa la Escuela Nueva, en los distintos países de América. “Con el doctor Decroly, reformador de la escuela belga”, escrita en septiembre de 1926, es una prosa que narra una visita al doctor y su biografía e influencia en algunos países americanos. “El método Decroly”, diciembre 1926, trata de la forma en que se lleva a cabo el sistema educativo que plantea Decroly, Mistral lo explica mediante la narración de éste. “Imagen y palabra en la educación”, escrita entre julio y agosto de 1956, trata sobre el tema de la imagen en la enseñanza del niño, cómo aprovechar los medios audiovisuales presentes, como en aquel tiempo el cine, dentro del aula. “La escuela obrera superior de Bélgica” escrita en agosto de 1926, en ella se explica cómo es que se forma a los dirigentes obreros de todo el país. “La imagen de Cristo en la Escuela” de mayo de 1950, señala el papel que debe ocupar la religiosidad en la escuela y cómo esta debe ser no impuesta, sino entregada de una forma adecuada promoviendo la libertad. “La escuela imagen de García Moroto”, escrita en noviembre de 1934, en la cual muestra cómo a partir del modelo de este pintor, ayuda a los niños sordomudos a recibir la educación.

9


Gabriela Mistral recibiendo el premio Nobel.

10


“Una exposición de la infancia”, en enero de 1927, donde Mistral narra su experiencia a partir del magisterio en una galería que tiene una exposición. ”La radiofonía y los niños”, de agosto de 1924, es una narración de Mistral donde ella cuenta su último recuerdo hasta ese periodo de México y los niños a través de una experiencia radiofónica. “Instituciones Europeas: La Cruz Roja de los Niños”, de febrero de 1927 en ella Gabriela Mistral analiza la institución y su instancia educativa. “Sobre el intercambio universitario”, escrito en mayo de 1924, explica su visión sobre por qué el joven recién graduado o el estudiante aún, deben salir y conocer otras fronteras para así tener un desarrollo más amplio y, a la vez, tener presente a quienes son menos dichosos en el ámbito cultural. “Conferencias para maestros: El cultivo del amor patrio”, escrito en 1916 o 1917,Mistral explica por qué y cómo deben los maestros enseñar un amor por lo patrio y un equilibrio en esta enseñanza, cómo es productiva. “Discurso a graduados de 1933” en ella la poeta explica en su función pedagógica, cómo es que el hecho de estar titulado es un compromiso social y cómo debe llevarse este a cabo, además de la modestia y humildad, así como la constante curiosidad intelectual que debe tener el graduado. “Palabras para la Universidad de Puerto Rico”, escrita en noviembre de 1948, en ella Gabriela Mistral habla sobre su visión pedagógica a los estudiantes y maestros de la Universidad respecto al humanismo y a lo que significa ser un profesional. “La enseñanza, una de las más altas poesías”, escrita probablemente en 1971, en ella Gabriela Mistral hace un análisis del género y de la forma en que la poesía se enseña y debería enseñarse dentro de las aulas. “Poesía infantil y folklore”, Madrid 1935, en ella entrega una guía sobre las lecturas adecuadas para los estudiantes, qué leer, de acuerdo a sus edades y, además, el tipo de escritura que se debería hacer. Además, hay registros de cartas personales donde Gabriela Mistral deja en claro su postura como maestra y pedagoga.

Resulta difícil enmarcar el pensamiento de Gabriela Mistral en una sola vertiente y conseguir con ello, un resumen de su visión. Tal vez, por la hondura y trascendencia de su trabajo, sería aventurado y erróneo encontrar un resumen de su pensamiento. Sin embargo, pese a todo, si se tuviera que establecer un factor común en toda la obra mistraliana, tanto en la poética como la escrita en prosa llegaríamos a la fuente de sus motivos, y ahí nos encontraríamos con el inmenso amor con que ella realizaba sus funciones poéticas, literarias, pedagógicas y familiares. La obra de Mistral, tiene como base una profunda entrega a su quehacer, en este caso, y como lo demuestran sus escritos relacionados al ámbito pedagógico. Por ello, el pensamiento de Mistral, en lo referente a la educación, habla de una entrega docente que parte con la intencionalidad o con la vocación. La verdadera vocación, según Gabriela Mistral, es la que motiva el trabajo concienzudo y preciso en el ámbito de la educación. Por este motivo, en sus escritos tanto de prosa como poéticos,

11


12


cuando se relacionan con la educación, hablan de una entrega que supera el aula, que va más allá del texto de clases o de la funcionalidad, a veces fría, de los libros. Gabriela Mistral jamás se desprende de su papel docente, y lo que es más, en muchas oportunidades éste toma una importancia mayor que su trabajo literario. En este sentido, podríamos decir que su labor de poeta no se remite a la sola creación literaria, sino que es completa y genuina, pues la poesía es en ella un hecho ligado a todo lo que realiza. El trabajo pedagógico, según Gabriela Mistral, se inicia en una amistad, que va más allá de la relación docente – alumno, es un querer al otro y un preocuparse por sus necesidades. El docente debe tener un acercamiento con preocupación genuina por aquellos de escasos recursos o que tienen limitadas sus virtudes por la infelicidad de la vida. Además, demuestra verdadero profesionalismo aquel que es capaz de alejarse de un academicismo frío e ir en pos de quienes están marginados en la ruralidad o en la incapacidad física. Por otro lado, el pensamiento de Mistral en lo relacionado con la educación, aborda temáticas que están ampliamente por los gestores de la educación en su etapa más básica, prestando así ella, una atención especial a los niños, concibiéndolos a estos como los que forjan el futuro, a la manera de Federico Fröebel. Es por este motivo que presta mayor interés en las metodologías de la enseñanza, en la libertad de culto y en la amplitud de miras que debe tener el docente. Además, su visión apunta a relacionar las nuevas tecnologías con el área educativa y así potenciar los conocimientos que el educando adquiera. El pensamiento de Mistral además, presta importancia significativa en la elección que se hace respecto a los autores que se investigan. Prevalece la función social de los textos, la hondura que estos tengan en cuanto a la capacidad reflexiva y motivadora en los estudiantes. A modo de conclusión, un texto redactado por Gabriela Mistral referente a su propio pensamiento en lo relacionado con el docente.

Pensamientos pedagógicos de Gabriela Mistral (Revista de Educación, Año II N° 1, Santiago, Marzo de 1923) 1. Todo para la escuela; muy poco para nosotras misma. 2. Enseñar siempre en el patio y en la calle como en la sala de clase. Enseñar con la actitud, el gesto, y la palabra. 3. Vivir las teorías hermosas. Vivir la bondad, la actividad y la honradez profesional. 4. Amenizar la enseñanza con la hermosa palabra, con la anécdota oportuna y la relación de cada conocimiento con la vida. 5. Hacer innecesaria la vigilancia de la jefe. En aquella a quien no se vigila, se confía. 6. Hacerse necesaria, volverse indispensable: esa es la manera de conseguir estabilidad en un empleo. 7. Empecemos, las que enseñamos, por no acudir a los medios espurios para ascender. La carta de recomendación, oficial o no oficial, casi siempre es la muleta para el que no camina bien.

13


Visita a la embajada de Chile en Londres

14


8. Si no realizamos la igualdad y la cultura dentro de la escuela ¿dónde podrán exigirse estas cosas?9. La maestra que no lee tiene que ser mala maestra: ha rebajado su profesión al mecanismo de oficio, al no renovarse espiritualmente. 10. Cada repetición de la orden de un jefe, por bondadosa que sea, es la amonestación y la constancia de una falta. 11. Más puede enseñar un analfabeto que un ser sin honradez, sin equidad. 12. Hay que merecer el empleo cada día. No bastan los aciertos ni la actividad ocasionales. 13. Todos los vicios y la mezquindad de un pueblo son vicios de sus maestros. 14. No hay más aristocracia, dentro de un personal, que la aristocracia de la cultura o sea de los capaces. 15. Para corregir no hay que temer. El peor maestro es el maestro con miedo. 16. Todo puede decirse, pero hay que dar con la forma. La más acre reprimenda puede hacerse sin deprimir ni envenenar un alma. 17. La enseñanza de los niños es tal vez la forma más alta de buscar a Dios; pero es también la más terrible en sentido de la tremenda responsabilidad. 18. Lo grotesco proporciona una alegría innoble. Hay que evitarlo en los niños. 19. Hay que eliminar de las fiestas escolares todo lo chabacano. 20. Es una vergüenza que hayan penetrado en la escuela el couplet y la danza grotesca. 21. La nobleza de la enseñanza comienza en la clase atenta y comprende el canto exaltador en sentido espiritual, la danza antigua – gracia y decoro-, la charla sin crueldad y el traje simple y correcto. 22. Tan peligroso es que la maestra superficial charle con la alumno, como es hermoso que esté a su lado siempre la maestra que tiene algo que enseñar fuera de la clase. 23. Las parábolas de Jesús son el eterno modelo de enseñanza: usar la imagen, ser sencilla y dar bajo apariencia el pensamiento más hondo. 24. Es un vacío intolerable el de la instrucción que antes de dar conocimientos, no enseña métodos para estudiar. 25. Como todo no es posible retenerlo, hay que hacer que la alumna seleccione y sepa distinguir entre la médula de un trozo y el detalle útil pero no indispensable. 26. Como los niños no son mercancías, es vergonzoso regatear el tiempo en la escuela. Nos mandan instruir por horas y educar siempre. Luego, pertenecemos a la escuela en todo momento que ella nos necesite.

15


27. El amos a las niñas enseña más caminos a la que enseña que la pedagogía. 28. Estudiamos sin amor y aplicamos sin amor las máximas y aforismos de Pestalozzi y Froebel, esas almas tan tiernas, y por eso no alcanzamos lo que alcanzaron ellos. 29. No es nocivo comentar la vida con las alumnas, cuando el comentario critica sin emponzoñar, alaba sin pasión y tiene intención edificadora. 30. La vanidad es el peor vicio de una maestra, porque la que se cree perfecta se ha cerrado, en verdad, todos los caminos hacia la perfección 31. Nada más difícil que medir en una clase hasta dónde llegan la amenidad y la alegría y dónde comienza la charlatanería y el desorden. 32. En el progreso o el desprestigio de un colegio todos tenemos parte. 33. ¿Cuántas almas ha envenenado o ha dejado confusas o empequeñecidas para siempre una maestra durante su vida? 34. Los dedos del modelador deben ser a la vez firmes, suaves, amorosos. 35. Todo esfuerzo que no es sostenido se pierde. 36. La maestra que no respeta su mismo horario y lo altera sólo para su comodidad personal, enseña con eso el desorden y la falta de seriedad. 37. La escuela no puede tolerar las modas sin decencia. 38. El deber más elemental de la mujer que enseña es el decoro en su vestido. Tan vergonzosa como la falta de aseo es la falta de seriedad en su exterior. 39. No hay sobre el mundo nada tan bello como la conquista de almas. 40. Existen dulzuras que no son sino debilidades. 41. El buen sembrador siembra cantando. 42. Toda lección es susceptible de belleza. 43. Es preciso no considerar la escuela como casa de una, sino de todas. 44. Hay derecho a la crítica, pero después de haber hecho con éxito lo que se critica. 45. Todo mérito se salva. La humanidad no está hecha de ciegos y ninguna injusticia persiste. 46. Nada es más triste que el que la alumna compruebe que su clase equivale a su texto.

16


DOS POEMAS DE GABRIELA MISTRAL

17


LA MAESTRA RURAL A Federico de Onís La Maestra era pura. "Los suaves hortelanos", decía, "de este predio, que es predio de Jesús, han de conservar puros los ojos y las manos, guardar claros sus óleos, para dar clara luz". La Maestra era pobre. Su reino no es humano. (Así en el doloroso sembrador de Israel.) Vestía sayas pardas, no enjoyaba su mano ¡y era todo su espíritu un inmenso joyel!

18


La Maestra era alegre. ¡Pobre mujer herida! Su sonrisa fue un modo de llorar con bondad. Por sobre la sandalia rota y enrojecida, tal sonrisa, la insigne flor de su santidad. ¡Dulce ser! En su río de mieles, caudaloso, largamente abrevaba sus tigres el dolor! Los hierros que le abrieron el pecho generoso ¡más anchas le dejaron las cuencas del amor! ¡Oh, labriego, cuyo hijo de su labio aprendía el himno y la plegaria, nunca viste el fulgor del lucero cautivo que en sus carnes ardía: pasaste sin besar su corazón en flor! Campesina, ¿recuerdas que alguna vez prendiste su nombre a un comentario brutal o baladí? Cien veces la miraste, ninguna vez la viste ¡y en el solar de tu hijo, de ella hay más que de ti! Pasó por él su fina, su delicada esteva, abriendo surcos donde alojar perfección. La albada de virtudes de que lento se nieva es suya. Campesina, ¿no le pides perdón? Daba sombra por una selva su encina hendida el día en que la muerte la convidó a partir. Pensando en que su madre la esperaba dormida, a La de Ojos Profundos se dio sin resistir. Y en su Dios se ha dormido, como en cojín de luna; almohada de sus sienes, una constelación; canta el Padre para ella sus canciones de cuna ¡y la paz llueve largo sobre su corazón! Como un henchido vaso, traía el alma hecha para volcar aljófares sobre la humanidad; y era su vida humana la dilatada brecha que suele abrirse el Padre para echar claridad. Por eso aún el polvo de sus huesos sustenta púrpura de rosales de violento llamear. ¡Y el cuidador de tumbas, cómo aroma, me cuenta, las plantas del que huella sus huesos, al pasar! Gabriela Mistral

19


20


EL PENSADOR DE RODIN A Laura Rodig Con el mentón caído sobre la mano ruda, el Pensador se acuerda que es carne de la huesa, carne fatal, delante del destino desnuda, carne que odia la muerte, y tembló de belleza. Y tembló de amor, toda su primavera ardiente, y ahora, al otoño, anégase de verdad y tristeza. El "de morir tenemos" pasa sobre su frente, en todo agudo bronce, cuando la noche empieza. Y en la angustia, sus músculos se hienden, sufridores. Cada surco en la carne se llena de terrores. Se hiende, como la hoja de otoño, al Señor fuerte que le llama en los bronces... Y no hay árbol torcido de sol en la llanura, ni león de flanco herido, crispados como este hombre que medita en la muerte. Gabriela Mistral.

21


Gabriela y Pablo.

22


Encuentro del joven Neftalí y la Maestra (Gabriela está sentada frente a un escritorio. Viste un traje gris o beige. Toma té servido en una taza y lee algunas notas. Llueve afuera. Entra una mujer sigilosamente) Mujer: Maestra… (Gabriela parece no escuchar) Maestra… Gabriela: (amable) Trato de leer… Mujer: El muchacho ha vuelto a preguntar por usted… Gabriela: Dile que estoy un poco enferma… Mujer: Volverá mañana entonces… llueve afuera, está frío… el chico viene embarrado. Gabriela: Veremos qué desea entonces este joven testarudo (sonríe). La tozudez es muchas veces un gran don. (Sale la mujer. Aún se escucha la lluvia. Entra Neftalí. Es un joven delgado que da la sensación de tener mucho frío, se ve algo embarrado y mojado por la lluvia. Mira a Gabriela con nerviosismo y ansiedad, ella parece no verlo aún, lee sus notas y bebe té) Neftalí: Maestra… disculpe, gracias por recibirme (busca en su bolso escolar) Yo quería traer a usted mis notas, algo de poesía… es realmente un honor poder… Gabriela: (Interrumpe)Está usted mojado, entumido… Siéntese. Neftalí: (Confundido se sienta) Me gustaría saber si podría usted leer algunos de mis escritos. Gabriela: ¿Quiere una taza de té? Neftalí: Claro..sí… sí… (Gabriela sale. Neftalí aún nervioso, saca sus notas del bolso y las lee. Las guarda y se pone de pie. Al público)“Habiendo apenas aprendido a escribir, sentí una vez una intensa emoción y tracé unas cuantas palabras semirrimadas… pero extrañas a mí, diferentes del lenguaje diario. Las puse en limpio en un papel, preso de una ansiedad profunda, de un sentimiento hasta entonces desconocido, especie de angustia y tristeza...completamente incapaz de juzgar mi primera producción, se la llevé a mis padres...Les alargué el papel con las líneas, tembloroso aún con la primera visita de la inspiración. Mi padre, distraídamente lo tomó en sus manos, distraídamente lo leyó, distraídamente me lo devolvió, diciéndome: ¿De dónde lo copiaste?."(Entra Gabriela. Lleva una taza de té que le entrega a Neftalí. Ambos se quedan de pie mirándose.) Gabriela: ¿Ha leído usted lo suficiente? Neftalí: ¿Lo suficiente para qué?

23


Pablo y Gabriela.

24


Gabriela: Para lanzarse a escribir… Neftalí: (Duda) Creo que sí… Gabriela: ¿Conoce usted a los escritores rusos? Neftalí: No… o sea… sí… conozco a Tolstoi… Gabriela: Y ¿qué ha leído usted de Tolstoi? (Silencio que evidencia nerviosismo en Neftalí y ansiedad en Gabriela) Siéntese joven, tómese el té… y espéreme.(Neftalí obedece. Gabriela busca entre sus cosas y va seleccionando libros) Tolstoi, Chéjov, Dostoievski…. Neftalí: (Sonriendo con inocencia) También he escuchado los nombres de ésos… Gabriela: (Entregándole los libros) Me parece que usted tiene algo especial… me huele que esos ojos y esa nariz tienen un mundo por descubrirnos… Mire, por su porfía y por su nariz, compartiré con usted estos libros… los grandes escritores rusos. No deje de leer, joven… nunca es suficiente… no deje de estudiar, leer, viajar, conocer… si la vida le da la posibilidad. Neftalí: (Recibe los libros con humildad) Maestra, Gabriela… muchas gracias, es un honor… (La abraza, duda entre irse, dejar la taza de té o quedarse. Toma los libros y vuelve a abrazarla. Se va confundido. Se detiene en la puerta) Gabriela: ¿Cuál es su nombre, joven? Neftalí: Neftalí Reyes Basoalto, maestra… maestra Gabriela… Gabriela Mistral… Gabriela: ¿Qué tienes para mí, Neftalí? ¿Algún poema? Neftalí: (Apurándose en buscar papeles en su bolso) Sí, sí… mis notas, mis poemas, mis escritos… (Entre todos selecciona un papel. Se lo entrega con orgullo.) Gabriela: Quizás quiera usted venir en unos días más por otro té… si es así, las puertas de esta casa estarán abiertas. (Le da la mano. Neftalí se la estrecha… duda entre abrazarla, finalmente lo hace y sale corriendo. Gabriela sonríe, se instala en el centro del escenario y lee el papel en silencio. Lo guarda) Si me prohibieran recibir a este muchacho, qué poco me conocerían. Me hubiera muerto cerrándole las puertas de mi casa al amigo… a este joven que será el gran poeta de Chile… a un Neftalí Reyes que será perseguido y que volveré a recibir seguramente cuando aquello ocurra… Es éste un poeta de recio espíritu… es éste: Pablo Neruda. Claudia Monasterio.

25


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

26


FRONTERA DE LA ESCRITURA

27


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

28


EN EL FUTURO, MADRE

En el futuro, madre, yo estaré en el medio de la mar como si me esperaran todos los peces invisibles y mudos por debajo de olas y corrientes. Yo nadaré desnudo una vez más con tu rostro marcándome las brazas con tus menores gestos y demás. Yo estoy madre mirándome en ti misma. Este nadar en ti ya lo sabía pero repito tanto y tanto gesto en las más submarinas y espasmódicas tormentas del venir y del viniendo. Yo tiro de esta soga y tú la guardas en tu mano más suave de palmera de colihue de sauce de junquillo. Nado Madre en la nada nado y nada. Omar Lara

29


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

30


PELLAIFA Para llamar a los cisnes hay que mecer un junquillo en la orilla del lago. Para llamar al huillín hay que golpear dos piedras azules. Para llamar al pangui hay que esperar a que hielen los cerros y soltar la oveja mansa. Hay que esperar, hay que saber esperar por los prodigios de la noche. Kalfumalén se enciende, la niña azul, la estrella venerada, el buen augurio. Hay que esperar y soltar el asombro como un canto para que trepe a los árboles y encienda la luna. Hay que esperar por los fuegos silvestres con el corazón encendido y en silencio. Hay que saber esperar, para que se hagan visibles las puertas selladas del bosque, y entrar en el rene de los duendes sin perder la cordura, hay que saber esperar y agradecer al sendero, a su mano oscura que nos regresa siempre. Damsi Figueroa.

31


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

32


Miñche fvxake peweñ navpay ta chi am ñi miyawal ina pukemkiawal chi amun mew ka ta chi wiñon mew-

Debajo de las Araucarias baja una silueta que andará con el invierno en el viaje de ir y volver.

Maria Teresa Panchillo Neculhual.

33


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

34


Necesito volar repetir día a día que este país no sirve que este otro tampoco que soy un ciudadano discontinuo y distante -discontinuado digoque esa imagen virtual sigue siendo la mía que nací ya extranjero que porto sin raíces en mi repleta alforja como mi propio exilio: esa patria de timbres cargados a la espalda. Juan Cameron.

35


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

36


Cabalgue luz y sombra, cabalgue el corazón y el límite del aire extienda su humedad, y se transforme en muerte la rosa encarnecida; no llore su calor sobre sepulcros áridos, no trace su equidad sobre la antigua sábana, no extinga el musical amor su gravicémbalo. Hiera en su palpitar el campo y la ceniza, transcurra en el descanso de su metal fundido. Extiéndase en lo libre de cuanta luz derrote, de cuanta paz desate, de cuanto aceite fluya, de cuanta sal ardiente su cabalgar escriba. Crezca en su corazón la piedra y el exilio y se transforme en carne su pétalo rabioso, el filo del umbral que desembarca pájaros, la luz acumulada sobre la voz que hierve. Benjamín León.

37


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

38


Y ESTOY YO Un árbol se quema en el cielo. Arden los símbolos de la memoria. La espina dorsal del territorio vuela como pelusas sopladas de vacío. Y estoy yo, tan inmaterial en las células de un pensamiento. Me llamo como el segundo que precede a la explosión de un sol. Tenía una rabia entre las manos, pero voló en la materialidad de la palabra. Y estoy yo, como nube cargada de estática y agua. Floto y miro a los hombres de la tierra hacer una torre con hechos y apellidos. Y estoy yo, haciendo madrigueras en el cuero de la noche. Mi cara es arena que el viento divide. Mi voz se evapora como un río candente. Y estoy yo, tan útil como un poema en el centro de la guerra. Wenuan Escalona.

39


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

40


SE VENDE La casa que no tuvimos espera en algún lugar de la colina, en el sitio abandonado donde cuelga un aviso de venta. Ahora que todo está roto, podremos imaginar la huerta donde los conejos son fábulas chinas. No alcanzamos a ver la flor del cilantro, la flor del cedrón ni el paraguas blanco de la cicuta. Todo fue vidrios rotos, culpa y chercanes comiendo de los brotes. Ahora solo hay cardos en el eriazo donde soñamos una casa para hacernos viejos. Felipe Moncada Mijic

41


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

42


Haikú Dí, Poesía...: ¿qué es más bello, la flor o las hojas secas? Bernardo González Koppmann

43


Foto: MarĂ­a Teresa Panchillo.

44


Ina lewfv em ga tvfa ki単e fvxa lewfv em bio bio pige ke fuy tvfey ga 単i feletun epeke arkvy may tvfa pipigetuy 単i wirin ina lewfv em tvfa mapuche mapu mew llemay... A orilla de lo que era rio bio bio un inmenso rio que fue ahora asi esta a punto de secarse escribiendo esta el poema a la orilla de lo que fue el rio en territorio mapuche pues... Mar鱈a Teresa Panchillo Neculhual

45


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

46


Puentes colgantes y levadizos Hay un carácter dulce y amarillo en esa voz, una acción de partículas numerales sin masa que hienden la lisura del silencio. Su movimiento delgado e íntimo en las distintas capas perfora, construye esqueletos huecos, galerías, entonces, la intensión, la dura ternura del viento se cuela conectando cada piedra y su fisura convirtiendo su forma en signo o nota y eso es estar en la música, eso es estar adentro y resonar.

Dafne Meezs

47


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

48


He leído poemas infumables, de esos que dejan llagas en la boca. También he recurrido al colutorio después de entretenerme con estrofas melladas, desbastadas a machete, sonetos violentados, pies horrísonos, bocetos de una maquinaria insulsa, acartonada, nula, inoperante. Los versos torturados no revelan una verdad mayor, ni la sintaxis detonada propone en su amasijo más que palabrería de desguace. ¿Qué juez admitiría un testimonio obtenido por métodos infames? José Blanco

49


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

50


Hay tanto que morir (a Cristian Cayupán) I Hay tanta cosa escrita, tanto espíritu en letra tanta vida acumulada, que no alcanzo a leer y cuando leo converso con amigos que han muerto que existieron hace siglos, que nunca sospeché podría amar como a mis huesos. Y ahí están sus papeles rebosantes de savia, de vuelos, de polvo de estrellas. La poesía china camina entre pinos también desde hace milenios, los griegos de Homero y de Kavafis, los artesanos del Kalevala los libros de la erótica sagrada de la India o el Cantar de los cantares; todo lo arcaico que se reencuentra al final deste camino de tierra II Ahí estaremos mirando la migración de las cachañas para encender la leña o cocer los piñones esperando nos sorprenda el tiempo sin atados ni pleitos ni nada parecido a un lento presagio Hay tanto que vivir en este mismo instante mientras el vaho se eleva de los barbechos donde camarones y conejos se disputan el barro y la soledad se llena de gestos, secretos y canciones como un puente de madera entre tu alma y la mía o una mesa bajo los árboles, en cualquier lugar donde dos o más compartan un poema mascando un trago de buen vino. Hay tanto que morir que casi es mejor quedarse por aquí hecho palabra Bernardo González Koppmann

51


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

52


Hansel y Gretel ¿Hace cuánto no escribes Ernesto? ¿Por qué no lo haces sobre niños encerrados con llave por sus padres echados por su madre al bosque? Ahora que rehúsas bajar de la tarima y sin conejos en el sombrero, con nariz de payaso revuelves mies y farsa con el lápiz. ¿Crees que seguirán el pájaro blanco, bastará un hueso entre barrotes a la bruja? ¿Te salvarán del desierto y esta sequedad a latigazos de bloodymary, viejo caballo del horóscopo chino? Nada de refrescos: hielo. Y no digas que hace frío porque cualquiera puede abrigarte. Tiene que haber injusticia, de lo contrario no acabarías nunca. Tienes que decir la verdad aunque nada cambie. Pero esta tarde de sábado invernal el corazón es una plumilla de raqueta en raqueta y la poesía dos hermanos que nunca se cayeron bien. Simplemente dejaron de hablarse después de que la madre, fácil de grito los conminara guardar en plena batalla sus ejércitos con un empate salomónico. Por cierto, los hermanos Grimm, crueles jamás dejaron de hablarse por temor —como en sus cuentos— de que fuera para siempre. Jacob y Wilhelm nunca escribieron para niños. Ernesto González Barnert.

53


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

54


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

55


AYER DI LA VUELTA AL MUNDO

Ayer di la vuelta al mundo y yo casi sin enterarme en los caireles de la semivigilia huelo hoy y me digo ayer di la vuelta al mundo y yo casi sin enterarme Omar Lara

56


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

57


LA CUENTA TELEFÓNICA

1 ¡Esos idiotas! ¿Jamás dejarán de decir porquerías? Algunos por lo menos son creativos, como el chico de la frutería, él no me insulta, pero ese hueón del 4D, David Ortega, es una asquerosa hiena cariosa, siempre cubierto por su grupo de amigos burlones como él, riéndose de sus ocurrencias grotescas, gritándolo con la boca abierta, mostrando unos dientes que adivino cariados, si no degradados por la cocaína, y gesticulando desmesuradamente, moviendo los brazos y apuntando. No quiero imaginarme qué pensará de las mujeres. El otro día venía llegando, había vuelto de hacer unas compras, y estaba en el estacionamiento con sus amigos y me dice “Preciosa, vamos a probar el auto nuevo que compré para ti, te llevo al motel más lujoso de la ciudad para que te pruebes esa ropita que te compraste para mí” ¡Qué imbécil! ¿Qué pensará su esposa de la forma en que se comporta? ¿Cómo la tratará? Y su pobre hija. Realmente es una hiena. Todavía se me acelera el corazón. Me lo acabo de encontrar en la escalera. ¡Qué rabia me da! “Pero si no es mi preciosa vecina del 4B” me dice “¿Cuándo me vas a invitar a tu departamento? Ya es tiempo de que nos conozcamos”. “Ni lo sueñes. Déjame seguir”, le respondí. Y puso su brazo contra la baranda de la escalera para cortarme el paso, se acercó a mí y puso su otro brazo contra la pared rodeándome. Pude sentir su aliento a alcohol mezclado con perfume. ”¡Suéltame o grito”, le dije, y me solté de sus brazos y le crucé con fuerza una cachetada que todavía la siento pulsándome la mano. Intenté llegar caminando pero quería correr. Daniela, ¿Me estás escuchando? David ortega del 4B acaba de intentar violarme en la escalera y tú no dices nada…-Por lo que me estái contando me parece que no pretendía violarte, pero se pasó, fue demasiado lejos como para perdonársela. ¿No te gusta David Ortega o sí?-No, Daniela ¿Qué estás diciendo? Cómo me puede gustar un hombre así ¿No escuchaste todo lo que te dije? ¿No quedó claro que me parece un tipo abominable? Si es una hiena-. -Bueno, está bien. Entonces tenís que vengarte, amiga. Esto no puede quedar así. ¿Qué pasa si otra noche te encuentra volviendo tarde en el estacionamiento? La historia podría tener un final distinto y me imagino que no te gustaría que eso pase ¿o sí?-. -Daniela, por favor, basta con eso. ¿Cómo se te ocurre que podría querer que algo así me pasara? Tienes una mente retorcida-. 58


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

59


-No, lo que digo es que no podís dejar que esto continúe, por lo mismo, no es que tú le estái coqueteando al hueón. Además esto puede pasar a mayores y yo también estoy en peligro. Todas estamos en peligro. Así que tenemos que hacer que pague por su imbecilidad-. -¿Se te ocurre algo?-Se me ocurre una idea. Bueno, no sé. Sería por lo menos algo, un punto de partida. Tengo un amigo, Juan Manuel, que estudia ingeniería en electrónica, él nos podría ayudar. En principio, sería algo muy simple, cambiar la fuente de nuestro servicio telefónico a su número, así tu podrías llamar a tus amigos en Buenos Aires y yo podría llamar a mi mamá en Puerto Montt, y no tendríamos que preocuparnos de la cuenta, la paga David. Porque el que la hace la paga, amiga-.

2 Daniela, me siento terrible. ¿No sabes con quién me encontré en el supermercado? Con Mariela, la esposa de David Ortega. Se veía terrible, tenía puestas unas gafas y llevaba mucho maquillaje. Le pregunté cómo estaba y me contó que había tenido unos encuentros tremendos con David a causa la cuenta telefónica-. -¿No te puedo creer, qué te dijo?Bueno, tú sabes el tipo de hombre que es ese hueón, una clase de bestia impostora, burlona y agresiva que enmascara miedo e inseguridad; por lo que me contaba Mariela es además un hombre tremendamente celoso. La pobre Mariela por conversar animadamente con un excompañero de escuela puede recibir por parte de ese hueón los más humillantes comentarios como “¿por qué le estábai moviendo el culo?” Y otras cosas que ni te voy a contar. Así que la pobre Mariela no quiere ni ir al supermercado. Lo que pasó con lo de la cuenta telefónica es que la de este mes salió como 120 lucas y este hueón se las agarró primero con su hija. Le dijo algo como “¿A quién estái llamando tanto cabrita, no sabís que estái muy pendeja pa andar pololendo?” Y la niña le insistía que no había llamado a nadie, que un par de llamadas locales no más, como de costumbre, a algunas amigas pero nada más. Y entonces cuando empezó a insultarla “No me mintái pendeja…” Mariela salió a defenderla diciéndole algo como “¿Por qué te va a estar mintiendo? Es tu hija y nunca ha hecho algo así antes”. Y ahí el hueón la agarró con Mariela. Se da vuelta y comienza a acercársele gritando “¡Y tú como sabís que no fue ella? ¿A quién estái llamando por teléfono? ¿Creís que no sé que la cuenta del mes pasado salió como 100 lucas también? ¿Tú creís que soy hueón, que no me doy cuenta que estái llamando a alguien mientras yo no estoy en la casa?”.

60


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

61


Mariela me contaba esto mientras veníamos a casa caminando con las bolsas de supermercado a cuestas. Y en algún momento tuvo que detenerse, y ya no pudo contarme más y bajó por un minuto las bolsas y sacó del bolsillo de su chaqueta un pañuelo para secarse un poco las lágrimas. Y al quitarse las gafas pude ver sus ojos manchados por la violencia, y pude adivinar las marcas que se ocultaban tras ese excesivo maquillaje, y la abracé por unos segundos y le dije: “lo siento” mientras se me hacía un nudo en la garganta y sentía que algo muy pesado me bajaba al pecho Estuve a punto de decirle que era toda culpa mía, que todo ese mal entendido de la cuenta telefónica había sido mi venganza a la forma bestial que su marido tiene de tratar a las mujeres y quién sabe si a todo el mundo. Pero no le dije nada, no pude. De pronto sentí que mi lengua pesaba toneladas. La acompañé hasta la puerta de su departamento, ella sollozaba discretamente mientras yo la tomaba de mi brazo derecho haciendo un tremendo esfuerzo con mi brazo izquierdo para colgar las bolsas. La besé, luego, hipócritamente le dije “todo va a estar bien, toca a nuestra puerta si necesitas algo”. Creo que fuimos demasiado lejos, Daniela, la pobre Mariela no tiene la culpa del mal comportamiento del hueón de su marido y no podemos seguir castigándola a ella, no es justo-. -Pero, amiga, el asunto de la cuenta telefónica no tiene nada que ver con la forma de ser de David. Si no hubiera sido eso, hubiera sido otra cosa, un perfume, una cuenta de alguna tienda, una minifalda, unos tacones. Ese hueón está enfermo. Nosotras no tenemos la culpa de que él se haya puesto como loco. Cualquier persona normal hubiera llamado a la compañía de teléfonos para solucionar el asunto. David está enfermo, Natalia, y eso no tiene ninguna relación con su cuenta de teléfono.

3 Nati ¿Viste el letrero de “Se arrienda”?-El del 4D, sí lo vi-. -No sabís na. Hablé con la señora Pancha, del 4C, y me contó que quedó la grande. Una noche llegó el David, parece que medio copeteao, y pegó el medio ni qué portazo. Tu cachái que no se entiende muy bien lo que habla ese hueón y curao debe entendérsele mucho menos po, pero la señora Pancha estaba con la oreja pegá a la pared, y me contó que habían tenido otro problema por la cuenta de teléfono. El David se puso a gritar que en la compañía le habían asegurado que los llamados habías salido del 4D a un número en Puerto Montt y a otro en Buenos Aires-. -Daniela, yo te juro que hace rato que no llamo más. Palabra. Después que le pasó eso a la Mariela no llamé más-. 62


-Ah, córtala con eso y deja que te cuente. Entonces como que el David se puso categórico y le dijo algo como “me vái a decir a quién estái llamando, o esta hueá queda hasta aquí no más, y todo esto se acabó”. Y parece que la Mariela se puso a llorar y le decía cosas como “David, te juro que no hice esas llamadas, se trata de un error”. Hubiérai visto la cara de la señora Pancha cuando me contaba la historia, imitaba tan bien el David y la Mariela. Bueno y en la pelea llega la chica, Fabiola creo que se llama, y abraza a su mamá… y entonces el David dijo “Ya po, si así querís tú, así no más dejamos las cosas. Me voy. No voy a vivir con una mujer que me miente, me engaña y me traiciona. Erís una puta cualquiera (según la señora Pancha palabras exactas del David). No sé que futuro le vái a dar a tu hija… si sigue tu ejemplo, seguro que el peor”. Y tomó una maleta con sus cosas y se fue. La señora Pancha me contó que luego de eso la Mariela quedó desconsolá y como la pobre no trabaja, no pudieron pagar el arriendo y se tuvieron que ir-. -Daniela, no puedo creer que te tomes este asunto tan a la ligera, nosotras somos responsables de lo que le pasó a la pobre Mariela-. -Puta que erís enrollá, Natalia. No cachái que el David está cagao de la cabeza. Además no se merecía a la Mariela que es una mina excelente. Nunca caché que hacía con un hueón así. Así que tenís que verlo como un favor que le hicimos a la Mariela, que a lo mejor ahora lo lamenta mucho, puede ser; pero después, estoy segura que va a pensar que fue lo mejor que le pudo haber pasado-. -Bueno, no sé, nadie tiene el derecho a meterse en la vida de los demás. Quero que llames a tu amigo y que venga a arreglar la línea telefónica, no me gustaría tener problemas por eso con nuestros nuevos vecinos.

Pablo Rojas E.

63


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

64


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

65


TRAS LA HUELLA DE GABRIELA Textos de estudiantes del Liceo Gabriela Mistral de Temuco.

66


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

Solo dos copas mรกs

67


Ven, mírame a los ojos, Que el miedo no habite en ti. Juguemos, lúgubres besos te quiero ofrecer, Imagina, hazlo solo por una vez, La miel ha caído ¡Por favor dime que tú también la has visto caer! Ahora: él es un santo, el anticristo es tu dios ¿Ya ves la diferencia? Alma en pena, corazón, aprieta fuerte tu pecho contra esas espinas, Lánzame la quebradiza capa de hielo que en tus mañanas veo cantar, Asústame con tus ojos cristalinos, Báñame con tu baba helada, Recoge mis dedos de girasol. Yo, tengo claro que tú y yo le rezamos a la misma cruz, Que la vida y las piedras caen, Pesan hasta los nervios y los desgarran de raíz, ¿Bailamos hoy? ¿O me esperas desnuda a la tarde? ¿No? Déjame decirte que eres de lo peor. Cada vez te secas más… Y cuando te sacudo ¿no escuchas ese sonido de tripas y agua de mar? Yo te bebo vacía y sorda Escondida y a la luz. Cuando corres no recuerdas mi nombre Y cuando caminas, siempre me dejas pasar. Claret Cea.

68


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

69


La Espera Era un día de verano hermoso, tranquilo y caluroso. La gente en el verano, después de cada almuerzo iba al río a refrescarse, a nadar y a conversar. Ruth junto a su familia, bajaban a diario al río. Su hermano y su tío iban a una parte del río que era especial para lanzarse piqueros. En ese día Ruth jamás se había imaginado que iba a estar tan cerca de un joven que al verlo se sintió de inmediato muy enamorada. Todos los días posteriores a ese, ella bajaba al río y se sentaba en un lugar a observarlo, lo miraba a diario. Era todo un espectáculo para su corazón, se sentaba todos los días en un tronco que tenía forma de asiento. Pronto llegó marzo y ya estaban a punto de entrar a clases, y luego el otoño, y también el invierno amenazaban su ingreso. Pasó el tiempo en estos meses, pero ella cuando podía visitaba nuevamente el lugar donde lo veía, siempre en el mismo lugar. Un día también descubrió la dirección en que vivía aquel joven, y así cada día se pasó yendo a mirar, pero donde siempre volvía era al río. Un día, no lo volvió a ver nunca más, y dicen que es tanto su enamoramiento que aún lo sigue esperando en el mismo lugar junto al río, ella dice que él pronto aparecerá, que ya llegará el verano. Catalina Sánchez

70


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

71


Los medievales Julián Pozo 1ºB En un pueblo llamado Pensilvania había tres vikingos que eran como hermanos, ellos se llamaban: Maximus, Jaime y Roberto.

Les gustaba salir a casar dragones y

monstruos para después devorarlos. Un día Maximus encontró un mapa, el cual mostraba la ciudad de los dragones. Maximus corrió a mostrarles a sus amigos, Jaime y Roberto lo que había encontrado. Todos emocionados decidieron ir en busca de la ciudad de los dragones. Lo primero con lo que se encontraron, fue con un dragón que lanzaba fuego y veneno, el cual fue derrotado Jaime. Un nuevo obstáculo se les presento en el camino, un dragón de grande proporciones intento aplastarlos, pero esta vez fue Roberto quien lo venció. Cuando estaban a punto de llegar a su destino algo horroroso se presento, un dragón de tres cabezas. Los tres amigos estaban muy nerviosos, Maximus llamó a sus amigos para que lo ayudaran a enfrentarlo, el trió de vikingos se lanzó sobre la bestia y cada uno corto una cabeza dándole muerte. El dragón contenía un cofre al interior de su estomago, Maximus Jaime y Roberto tomaron el botín y regresaron felices y contentos a Pensilvania.

72


Mural: Alapinta.

73


El Amor El amor es lo que estoy sintiendo Por alguien muy especial. Es un sentimiento, Muy puro y sentimental. Me enamoré de su carita, Que me entrega alegría, Me enamoré de sus ojos, Porque me ilumina día a día. El amor, creí nunca sentiría Por nadie en esta vida, Pero conocí a una persona muy bonita Y me enamoré de su carita. Me gustaría preguntarle, Muchas cosas, Hasta ahora preguntarle si me quiere, Si me anhela, si me añora. Pues yo le diría, Que le doy todo mi amor, Que le entrego mi alma entera, Por un poquito de su amor. Javiera Gonzáles

74


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

75


ILUSIONES DE AMOR

Si tus ojos me dijeran lo que sientes Estaría en tu corazón para siempre Expresándote mi amor como tú lo sientes. Quisiera poder estar cerca Y demostrarte mi amor Dándote lo mejor que tengo: Mi corazón Pero se que lo mío es una ilusión. Cada vez que cierro mis ojos Pienso en las lindas cosas que me decías Pero ahora entiendo Que eran sólo mentiras Que yo creía.

Aylin Chamorro

76


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

77


La Jirafa Luca Hace tiempo, había una jirafa llamada Luca, se escapó del zoológico con un compañero de su misma especie que se llamaba Juan, salieron en busca de aventuras, se perdieron y se camuflaron en la ciudad durante un tiempo, y nadie los podía encontrar. Se internaron en ella para ver el ambiente humano, pasaron siete meses y pensaron mejor en regresar. Cuando volvieron al zoológico, se dieron cuenta que estos se habían ido a otro país, y entonces pensaron y dijeron: -Vamos a ir tras de ellos-, retornaron nuevamente a la ciudad y se colaron entre los humanos, entraron entonces a un barco que iba a la misma parte donde supuestamente se encontraban los otros animales, y en ese barco Luca encontró a una hermosa jirafa hembra. Luca inmediatamente le habló, le preguntó cómo se llamaba, y de inmediato ella le respondió: - Hola, me llamo María. Entonces hasta ahí llegó la conversación porque viene el compañero de aventuras de Lucas y se metió entremedio de su conversación y les dijo: - Yo creo que ustedes se gustaron- así que ambos dijeron que sí, y entonces ella los acompañó a retornar al zoológico, cuando llegaron ahí, las jirafas se casaron y tuvieron tres jirafitas, y el amigo de Luca, también encontró una compañera y tuvieron dos jirafitas, y así después cuando ya habían pasado varios años, volvieron a retornar a la misma aventura, escapándose del zoológico, decían que querían saber donde estaban las demás jirafas, entonces finalmente las encontraron, se metieron entremedio de las jirafas (como era su costumbre colarse entre todo) y así vivieron todos iguales y libres. Victor Ibarra

78


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

79


LA LEYENDA DEL VOLCÁN DE AZULA Hace mucho tiempo, entre las montañas y al lado de un volcán, se encontraba un pequeño pueblo. En aquel lugar habitaba una familia especial, compuesta por padre, madre y la hija, quienes vivían alejados de los demás pobladores, cerca del volcán. Los habitantes les acusaban de brujería, pues tenían marcas azules por todo el cuerpo, por lo que les llamaban los azules. Una noche en el pueblo se reunieron, y al caer la noche, se dirigieron a la casa y la incendiaron. Solo sobrevivió la pequeña hija que luego se refugió y creció en las montañas. Cuando cumplió 25 años, regresó para vengarse de la gente quienes al verla se sorprendían y exclamaban “Ha regresado azula!” Cuando ella llegó al centro del pueblo comenzó a cantar y así hipnotizó a las personas y comenzó a guiarlos hacia el volcán y allí lanzarlos. Cuando estaba a punto de terminar, un cuervo comenzó a picotearla y molestarla. Azula se desconcentró, se tropezó con una roca y cayó al volcán. Los que quedaban, al instante reaccionaron cuando la vieron caer, comenzaron ruidos muy fuertes y luego el volcán estalló. Desde entonces las personas dicen que Azula volverá a vengarse haciendo que nuevamente el volcán estalle. Birna Isabel Punoñanco Cid

80


Foto: Jorge A, Olave Riveros www.reverside.blogspot.com

81


MI AMOR

Te miro a los ojos Te digo que quiero Y eso te apuesto Por el mar y el cielo. Tú me sorprendes más y más cada día Por eso me alegras más que nadie en esta vida Cuando te veo cerca me muero de alegría me ilusionas cada día con tus gestos y caricias. Mi amor hacia ti imposible de negar puro como el agua bello como el mar. Nuestro amor optimista me levanta cada día con ansias y alegría de escuchar tu bella sonrisa.

María Daniela Cañupan Quidelaf

82


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

83


MI CORAZÓN

Mi corazón ardiente Se enamoró de ti Sin querer te quiere Pero no sé si tú a mí. Te entrego mi vida Por una sonrisa Te entrego mi alma Por una caricia. Te pienso cada día y me pregunto ¿Cómo estás? Si alegrarías mi vida Si quieres mi amistad Pues yo te entregaría Mucho más que la amistad Una luna, una estrella Que dure hasta la eternidad. Con mucha emoción Te confieso mi amor Es mi corazón que se enamoró de tu esplendor.

Javiera González

84


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

85


MI PERRO

Al llegar a mi casa Me recibe mi amigo fiel Que mueve la colita Siempre que me ve

Mi perro es de muchas razas Labrador, pastor o danés Siempre que lo asustan Va corriendo a defender

Este es mi fiel perro Dispuesto a defender No te metas Con mi perro Porque te puede morder

Esta es la historia de un animal muy fiel Donde quieras, lo encuentras Para hacerle cariño a él.

Paula Maitén Meriño Chureo

86


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

87


El Liceo Fantasma Había una vez un liceo fantasma llamado Gabriela Mistral, donde todos los profesores fallecían de una forma extraña. Los alumnos que asistían al liceo, siempre comentaban y sentían que sucedían cosas extrañas a su alrededor. Uno de esos sucesos era que siempre veían a dos alumnos que caminaban por los pasillos del liceo y que habían fallecido hace muchos años. Estos alumnos eran muy conocidos pues hacían maldades y se portaban muy mal, un día a causa de estas mismas maldades provocaron su propia muerte, y desde ese día se ven deambulando por los pasillos, sus nombres eran Víctor y Francisco. También dentro de los sucesos extraños, ellos veían a la profesora de inglés. Los alumnos ya sentían un cierto temor y cansancio de estos sucesos extraños y paranormales. Como ya no podían hacer nada, se les ocurrió llamar a un pastor para que expulsara a los espíritus del liceo. Es así como el culto duró varias horas, hasta que los espíritus se fueron a otro lugar a molestar. Sin embargo, ahora que ya saben esta historia, tengo que decirles también que yo al igual que el resto de los personajes también soy un fantasma, igual que mis compañeros y profesores, nos dimos cuenta que somos todos invisibles y que no nos vemos, estamos en un Liceo Fantasma. Lucas Millanguir (1ªB)

88


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

89


Oda a la guitarra ¡Oh! guitarra Instrumento de inspiración Tú ayudas a componer Tantas bellas canciones Aún así casi nadie nota Tú grata cooperación. Sabes, yo te daría aplausos Y muchas felicitaciones, Guitarra, hermosa guitarra Instrumento digno de ser tocado, Que hace que un canto, Sea digno de ser cantado. Guitarra, bella, hermosa, Tú que traspasas culturas Tú que traspasas generaciones. ¿Serás tú el instrumento El instrumento más codiciado? Cada sonido de tus cuerdas Cada sonido de tus notas Es música para mis oídos. Tú sabes escuchar, Algunos ahogan penas En ti, porque tú, Porque tú eres un instrumento Maravilloso, increíble, Guitarra muchas gracias. Thalía Curihual

90


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

91


Para siempre, por la eternidad

Estás aún en mi mente Ahora sólo eres el recuerdo triste. Te extraño cada día que pasa Cada segundo, cada mañana.

Sé que no estás en mi mundo, estás con Dios en el tercer cielo Que anhelo conocerlo junto a la Persona más bella.

Hermana, mi alma te anhela, Mi vida sin ti ya no es bella Somos dos perlas gemelas Brillantes, hermosas y eternas.

Espérame en el mundo donde estás Donde la maldad, ni las mentiras están Donde el amor de dos hermanas Vivirá, aunque Dios nos quiso separar.

Ana Pardo

92


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

93


SENTIMIENTOS DURANTE EL AMANECER I Cuando miro el amanecer Suele mi corazón resplandecer De emoción y alegría en mi interior Porque en cada uno de mis pensamientos estás tú. II Es así como anhelo Señor Cada noche con volver a ver el amanecer Puesto que esto es vivir Con la esperanza de volver a hallar tu amor. III Tu mi máxima expresión Sentir que logra en mi generar sentimientos jamás Antes imaginados En mis sueños durante el amanecer.

María José Beltrán Urra

94


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

95


Leyenda: El Bosque de los perdidos Se cuenta que hace tiempo atrás. Dos jóvenes se fueron de paseo a un bosque, era un día de verano, ellos estaban muy contentos de poder pasar una tarde juntos. Llegó la noche y los jóvenes se quedaron dormidos, la joven despertó, pero al despertar el lugar no era el mismo, desde lejos, se escuchaba el canto de las aves nocturnas y el temor penetró en su cuerpo. Cuando la joven se dio vuelta para despertara a su compañero, él ya no estaba. Se encontraba sola. Jamás encontró a su novio y tampoco la salida de aquél lugar. Según dicen, que todas las noches en el bosque se escuchan los llantos y los gritos desesperados de la joven, que desde entonces quedó sola vagando en el bosque, y la gente teme entrar a él, ninguna persona se atreve. Y a partir de ese hecho, los habitantes de ese lugar le llamaron: El bosque de los perdidos. Javiera Torres

96


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

97


EL AMOR El amor tan bonito Que existe entre tú y yo Crece como un arbolito Y al final me da una gran desilusión A cualquiera se lo diría Pero no como una confesión Se lo cuento a quien yo quiero o sólo lo guardo en mi corazón El amor del corazón Que estoy sintiendo yo Es una emoción Que me ha enamorado y me dejó sin respiración Me emociono cada día Cuando yo te veo pasar Yo sin ti me moriría Si tu amor no llegara a alcanzar Para no seguir sufriendo Te tendré que olvidar Ya no te seguiré buscando Para que tú puedas amar.

Katiuska Díaz G.

98


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

99


LA CASA ABANDONADA

Era una tarde como cualquiera otra, cuando Juan y Martín jugaban en el jardín de su casa y observaron la casa de enfrente como se veía desolada y triste. Para ellos, su sueño era arreglarla y cuando crecieran habitarla, pero pensaban que esa casa podía tener fantasmas y eso les aterraba. Ellos nunca entraron a conocerla por el mal estado en que el lugar se encontraba. Hasta que una noche planearon entrar y conocerla, prepararon un bolso con una linterna, mantas y comida para poder pasar la noche allí sin necesidades. Llegó la noche y caminaron despacio para no despertar a su madre. Salieron y corriendo cruzaron la calle. Entraron por una ventana rota y oyeron una voz que les dijo “salgan de aquí” repetidamente. Ellos preguntaron ¿Quién es? A lo que la voz respondió “soy un espíritu y esta casa es mía” “salgan de aquí”. Salieron corriendo y nunca más volvieron.

Ana Beltrán

100


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

101


Foto: Jorge A, Olave Riveros . www.reverside.blogspot.com

102


http://www.facebook.com/pages/R-E-V-E-R-S-I-DE/227960763926558

Agradecemos el generoso permiso de Jorge Olave Riveros y de los poetas Omar Lara, María Teresa Panchillo, Damsi Figueroa, Juan Cameron, Benjamín León, José Blanco, Juan Wenuan Escalona, Bernardo González Koppmann, Felipe Moncada Mijic, Ernesto González Barnert, Dafne Meezs, Pablo Rojas E, así como a Fiestóforo Fiestófero, para publicar sus fotografías, poemas y “monitos para aprender mapuzungun”, y también de los estudiantes del liceo que siguen los pasos de Gabriela.

103


104


105


Revista Sayenco Otoño 2014