Issuu on Google+

AYUDA ECONÓMICA PARA LAS BICICLETAS ELÉCTRICAS Que el planeta sufre y tenemos que llevar a cabo algún tipo de acción determinante para evitar que empeore mucho más lo sabemos todos. De este modo, nos intentan concienciar sobre los niveles de contaminación invitándonos a usar más el transporte público y vehículos más sostenibles que ayudan, de algún modo, a que nuestra atmósfera esté más sana. Sin embargo, ésta no es la única razón por la que se impulsa el uso del transporte público y colectivo, ya que también se hace para evitar atascos y generar ingresos públicos (cuanto más usemos el metro, por ejemplo más dinero ganará la ciudad y mejor podrán ser estos vehículos).

El problema es que no todo el mundo puede usar el transporte de su ciudad, ya que necesita de un vehículo propio para llegar a su lugar de destino. Además, en determinadas ciudades los precios de este servicio están llegando a ser bastante elevados, y muchas personas han optado por la opción más saludable y barata: la bicicleta. Hay que decir, que aunque éste es un excelente medio de transporte, muchas veces es incapaz de llevarnos al lugar que necesitamos (demasiada distancia, pendientes, tiempo

pedaleando, etc.). Es por esto que las bicicletas eléctricas están tomando tanta importancia últimamente, y es que en lugares como Holanda ya suponen un 10% de las ventas anuales.

Por este motivo sería conveniente que se ofreciera algún tipo de ayuda pública para poder ofrecer el servicio de alquiler o compra de bicicletas eléctricas a un precio competitivo, ya que si es cierto que en vehículos sostenibles se ofrecen ayudas de hasta 2.000 euros por comprador, ¿por qué no hacerlo por un vehículo que además puede ayudar a evitar atascos y cuidar la salud del ciudadano? La concesión de ayudas públicas para este tipo de transporte sostenible seguro que sería bien aceptada por usuarios y fabricantes, ganando de este modo todos (el planeta, el vendedor y el comprador).


AYUDA ECONÓMICA PARA LAS BICICLETAS ELÉCTRICAS