Page 83

— 150 —

6.°

— 151 -

El problema sucesorio

el derech o habría de recaer en las hijas del prim er m atrim o­ nio, es decir, en D oña San ch a y D oña D ulce, m ientras que

Un problem a preocupaba por este tiem po a las dos co r­ les de C aslilla y de León, y que, en cierto m odo, habría de reflejarse más tarde en determ inados aspectos de la con q u is­ ta de Cáceres. Era éste el problem a sucesorio. A lfonso V III había m uerto en el año 1214, d ejan d o here­ dero del tron o a un n iñ o de corta edad, Enrique I, el cual, de m orir sin sucesión, com o ocurrió en efecto, haría recaer el d erecho a la coro n a castellana, en D oña Berenguela, su herm ana m ayor. Esta, com o sabem os, estuvo casada (si b ien el m atrim onio se anuló) con A lfonso IX , que antes estuvo tam bién casado co n D oña Teresa, m atrim onio asim ism o d e­ clarado nulo. De este prim er m atrim onio, es decir, del c o n ­ traído con D oña Teresa n aciero n D oña Sancha, D on Fer­ nando, que m urió m uy pronto, y doña Dulce,- y del segundo m atrim onio, esto es, el contraid o con doña Berenguela, n acie­ ron D on Fernand o (el que después fué Fernando III de C asti­ lla y de León) D on A lfonso, D oña C onstanza y D oña B eren ­ guela. Por lo que a la parte de C astilla se refiere, las cosas estaban relativam ente claras, pues de m orir D on Enrique heredaría D oña Berenguela, y faltando ésta el d erech o recaía directam ente en su h ijo D on Fernando. Pero por la parte de León ya no lo estaban tanto. En prim er lugar, A lfo n so IX , com o n ieto del Emperador, creía que, antes de lodo, y a falta de sucesión m asculina en C aslilla, d eb ían reverlir en él tod os los derechos, y soñaba co n la restauración d el Im ­ perio,- por otra parle, si éslo n o se alcanzaba y Berenguela se afianzaba o afianzaba a su h ijo en el tron o de C aslilla, ¿quién heredaría la corona de León? Las o p in ion es eslaban divididas a este respecto, pues para unos era in du dable que

para otros este derech o correspondía a D on Fernando, que representaba la con tin uidad m asculina de la Casa de Borg o ñ a en el tron o de León. A lfonso IX , cuan d o v ió alejarse la solu ción im perial co n qu e soñara, fluctuó en lre las dos opiniones,- pero en los ú l­ tim os tiem pos, airado con tra los castellanos, enem istado co n D oña Berenguela y resentido co n su h ijo D on Fernando, se había d ecid id o por el partido de las Infantas, y más al v er a su h ijo con solid ad o en el tron o de Castilla, que había o c u ­ pado por cesión de su madre a la muerte de D on Enrique. Esto m antuvo durante m ucho tiem po tensas las relacio ­ nes en lre C astilla y León, hasta que en ag osto de 1218, A l­ fonso IX , acallan d o u ocu ltan d o sus resquem ores, lle g ó a una av en en cia co n D on Fernando, y aunque en ella n o se dió so lu ción al problem a de la sucesión, que quedaba en pie, se acordaron y a las paces que habrían de ser definitivas, entre am bos reinos.

«

7 o La Cruzada ante los muros de Cáceres El R ey de León, seguidam ente, an u n ció Cruzada contra los alm ohades. C on sig u ió despertar cierto entusiasm o, no sólo en la Península, de la que acudieron m ilites de lodos los reinos, sino que tam bién de más allá del Pirineo, de d o n ­ de lleg aron m esnadas de caballeros entre las cuales destaca­ ba una nutrida tropa de gascones, que v en ía m andada por Savarico de M allen. Las O rd en es M ilitares de toda España se sum aron a la empresa, siendo particularm ente lucidas y n u ­

Profile for Biblioteca Virtual Extremeña

Estudios de historia de Cáceres (1) por Antonio Floriano Cumbreño  

Estudios de historia de Cáceres (1) por Antonio Floriano Cumbreño

Estudios de historia de Cáceres (1) por Antonio Floriano Cumbreño  

Estudios de historia de Cáceres (1) por Antonio Floriano Cumbreño

Advertisement