Page 55

-

102 —

— 103 —

avanza de la cortin a m ontand o sobre la roca viva,- que en

da, com o la torre, en la residencia de las Siervas de María,

aquella parte forma recio escarpe sobre el valle. Es una sóli­

y a con tin u ación se abría la m encionad a puerta, que, por h a­

da con stru cción rectangular, de unos 25 a 30 m etros de fren­

ber ten id o h orn acin a co n la im agen de la V irg en del So co­

te, por más de 20 de profundidad, con stitu yen d o una am plia

rro fué con ocid a con este nom bre. El suyo h istórico fué el

plataform a macizada y alm enada, en una de cuyas esquinas

de Porta Cauriense o puerta de C oria1. La flan queaban dos to ­

se alza la torre. El rectán gu lo forma así una gran terraza des­

rres albarranas, una a la derech a unida al muro por edifica­

de la que se dom ina, no solam ente el valle, com o se ha d i­

ciones , y otra a la izquierda, que enlazaba co n la muralla

cho, sino que adem ás se adarvan todas las m ontañas del

m ediante un arco (el A rco del Rey), y después de éste iba el

frente y las llanuras, al Norte, hasta el R ibero y al Sur has­

muro a buscar su án gu lo N oroeste, donde d ebió haber otra

ta las Sierras. La torre, de sólidos muros macizos, consta

torre, h oy desaparecida, así com o tam bién el muro o c ci­

de aposento para la guardia, cubierto por bóveda vaida

dental en su prim er tramo, hasta la torre de Bujaco.

y plataform a alm enada. Este reducto estaba en com u n ica­

Aparte la falta de este prim er tramo, este muro o cc id e n ­

ció n directa co n el Alcazar, del cual form aba parte, v i­

tal es el más com pleto de toda la cerca. En su lín ea desde la

n ien d o a ser a la m anera de alcazaba para su defensa. M uy

torre de Bu jaco hasta la llam ada Torre Redonda, se suceden

d eteriodado a causa del enlucido, de obras posteriores y por

siete cu bos que, aunque deteriorados o alterados por adita­

el desm oche de las alm enas de la torre, aun con serva mu­

m entos inoportunos, dan una idea com pleta de toda la es­

ch o de su prim itiva grandeza.

tructura. La primera es la ya citada torre de Bujaco, que dá

La línea de la muralla, m uy arruinada en una gran parte,

sobre la Plaza M ayor. Es de m am postería co n esquinazos de

y en otra, no m enor, oculta por con stru ccion es posteriores,

sillares, m atacanes en los costados y alm enar de m erlones

con tin u a siguien d o la misma d irección N orte hasta el A rco

rematados en pirámide, que h o y están interrum pidos al c e n ­

d el C risto1, el cual se defiende a la derecha por otra torre al-

tro de su frente por el tem plete que co b ija la estatua de la

barrana que lleva este mismo nom bre, y, a co n tin ació n vá

diosa Ceres. Su nom bre procede, no con m ucho fundam ento,

íntegra y rectilínea hasta el án g u lo Nordeste, en cu y o v érti­

com o verem os, del Califa alm ohade A bu Y a 'q u b Yusuf, y

ce se ven los restos de una pequeña torre redonda.

era albarrana para la defensa de la puerta que existía donde

El lienzo Norte, entre la citada torre redonda y la puerta

se con stru yó en el siglo X V la llam ada Puerta N ueva, y que

de Coria, derribada en 1876, solo se interrum pe por la Torre

en el X V III fué substituida por actual A rco de la Estrella,-

del A ire, en lo que fué plazuela de este nom bre, h o y inclui1 El A rco del Cristo es una de las puertas romanas A provechando parte de su estructura se edificó sobre ella una vivienda en el siglo X V III, y por la parle interior se abrió una hornacina, en la que, al co mienzo del X I X se colocó un lienzo con la im agen del Crucificado.

1 La puerta de Coria se derribó, com o decimos en el texto, en el año 1874. Así lo hizo constar el albañil que hizo dem olición, en un rústico le­ trero esgrafiado en el muro de la izquierda conform e se inicia la cuesta, revelando con ésto más sentido histórico que el que ordenara la de­ m olición.

Profile for Biblioteca Virtual Extremeña

Estudios de historia de Cáceres (1) por Antonio Floriano Cumbreño  

Estudios de historia de Cáceres (1) por Antonio Floriano Cumbreño

Estudios de historia de Cáceres (1) por Antonio Floriano Cumbreño  

Estudios de historia de Cáceres (1) por Antonio Floriano Cumbreño

Advertisement