Page 1

Las B i b l i o t e c a s :

- “María Elena Walsh” (Centro Avellaneda) - “Alfonsina Storni” (Centro Bolívar) biblioteca.avellaneda@schweitzer.edu.ar

Lunes y miércoles de 8 a 12 hs. Martes de 8 a 12 y de 13.15 a 15.15 hs. Miércoles y viernes de 8 a 12 y de 13.15 a 17.15 hs.

biblioteca.bolivar@schweitzer.edu.ar

Lunes a viernes de 11.15 a 15.15 hs.

Recomendaciones literarias: En este boletín les proponemos seguir a una de nuestras autoras favoritas, la escritora y docente argentina Laura Devetach. Entre su vasta obra hemos seleccionado algunos títulos para compartir con ustedes.

La casa de las palabras, el boletín de las Bibliotecas

Rincón literario… “ Las palabras”

 Primeros lectores…

Lombriz que va, lombriz que viene. Ed. Sudamericana El paseo de los viejitos. Ed. Loqueleo Los pomporerá. Ed. Sudamericana  Para los que ya leen solos…

La torre de cubos. Ed. Loqueleo Las 1001 del garbanzo peligroso. Ed. Altea Cuentos que no son cuento. Ed. Loqueleo  Lectores en carrera…

El hombre que soñó: cuentos orientales contados por Laura Devetach. Ed. Colihue La plaza del piolín. Ed. Loqueleo El enigma del barquero. Ed. Sudamericana  Para los grandes de la casa…

Para que sepan de mí. Ed. Calibroscopio Diablos y mariposas. Ed. del Eclipse Oficio de palabrera: literatura para chicos y vida cotidiana. Ed. Comunicarte

¡ Feliz primavera ! Les desean Ana, Marianela y Melisa

Laura Devetach

A veces las palabras se empacan. No salen por la boca. Gritan alborotadas se esconden en distintos lugares del cuerpo.

EN ESTE NÚMERO ● Rincón literario: “Las palabras”, Laura Devetach

¡Zumbrrrrr! ¡Crujjjjjj! ¡Gluich!

● Leer en familia. Propuestas para fomentar la lectura en casa

Fiuchsssss

Cómo cuesta pescar a estas cabras locas rebaños de canguros picaflores que rugen. Lleva tiempo tiempo de callar hasta que regresan.

● Recomendaciones literarias: Laura Devetach para chicos y grandes

Las cabras los canguros los pájaros se posan en los dedos. ronronean se dejan ir cayendo así aquí

Institución Educativa Dr. A. Schweitzer Fuente: “Canción y pico”, ed. Sudamericana

Septiembre 2017


Leer en familia La mayoría de los lectores han forjado su hábito lector en el seno de la familia. De niños, veían a sus padres leer. En casa había libros. Les regalaban cuentos que sus padres les leían y contaban desde muy pequeños. Los padres de hoy tenemos en nuestras manos la llave que abrirá a nuestros hijos

Sigamos leyendo con ellos esos cuentos del final del día. Llevémoslos a las librerías y a las bibliotecas. Dejémoslos hojear los cuentos. Comentémoslos con ellos, comprémosles alguno. Regalémosles historias que ellos mismos descubrirán. Ya leen de corrido.

el mayor y más íntimo tesoro que puedan poseer: el mundo de las historias. La

No les dejemos solos del todo. Leamos juntos repartiéndonos las páginas. Así man-

lectura les acompañará a lo largo de sus vidas, les divertirá en momentos de ocio

tendremos esa intimidad de la lectura compartida y pondremos las bases de su há-

y acompañará en horas difíciles.

bito lector.

Todos estamos capacitados para transmitir el amor por las historias. Es fácil. He aquí el camino: Cinco lobitos tenía la loba...: la aventura de ver y de oír.

Propuestas para fomentar la lectura en casa

Un bebé en la cuna: contémosle esas pequeñas canciones acompañadas del movi-

 Creemos un ambiente de lectura: la imaginación es una gran incitadora.

miento de las manos: «Cinco lobi-

 Hablemos sobre libros. Hay que hablar apasionadamente de nuestros amores.

tos...» Érase una vez... unos papás que leían y contaban cuentos a su bebé. Valoremos el hecho de leer. Que nos vean con un libro entre las manos, que nos oigan hablar de tal o cual libro con los amigos. Contémosles historias. Las recibirán

 Leamos libros adecuados a nuestros hijos. Demos la lectura como premio.  Busquemos temas que conecten con sus aficiones.  Convirtamos la tele en aliada. Busquemos libros relacionados con sus programas favoritos.  Conozcamos la biblioteca pública del barrio. Allí hacen actividades y nos proporcionarán los libros sin necesidad de comprarlos.  Al ir de compras, incluyamos entrar en una librería, aunque no compremos.

como una muestra de nuestro amor y

 Respetemos sus horarios lectores. Démosles un margen a su manera de leer.

de nuestra voluntad.

 No nos empeñemos en que les guste lo mismo que a nosotros. Sepamos espe-

Comienzan a leer. Dos puentecitos, un redondel, una curva... ¡ma..., mamá!

rar el momento oportuno.  Lo más importante: no nos impacientemos si nuestras estrategias no funcionan a la primera. El tiempo debe ser un aliado.

Están aprendiendo a leer. Acompañémosles en su esfuerzo.

Fuente: Máñez Aracil, Mario y Martínez Martínez, Pilar. “Leer, toda una aventura” Disponible en http://bivaldi.gva.es/es/catalogo_imagenes/grupo.cmd?path=1017144

La casa de las palabras - Septiembre 2017  
La casa de las palabras - Septiembre 2017  

Boletín de las bibliotecas de la Institución Educativa Dr. Alberto Schweitzer

Advertisement