Page 1

Las B i b l i o t e c a s :

- “María Elena Walsh” (Centro Avellaneda) - “Alfonsina Storni” (Centro Bolívar) biblioteca.avellaneda@schweitzer.edu.ar

Lunes y miércoles de 8 a 12 hs. Martes de 8 a 12 y de 13.15 a 15.15 hs. Miércoles y viernes de 8 a 12 y de 13.15 a 17.15 hs.

biblioteca.bolivar@schweitzer.edu.ar

Lunes de 11 a 15 hs. Martes y jueves de 13.30 a 17.30 hs. Miércoles y viernes de 8 a 12 hs.

Recomendaciones literarias: ciencia divertida… ¡para regalar en vacaciones!  Primeros lectores… Esas no son mis patas. Carla Baredes e Ileana Lotersztain, ilustraciones de Istvansch, Iamiqué. Animales extinguidos del 1 al 10. Carla Baredes e Ileana Lotersztain. Iamiqué. Plumas y más plumas. Cassie Mayer e Ileana Lotersztain, ilustraciones de Istvansch. Iamiqué.  Para los que ya leen solos… Asquerosología de la cabeza a lo pies. Sylvia Branzei, Iamiqué. Guía turística sobre el Sistema Solar. Mariano Ribas, Iamiqué. Por qué se rayó la cebra. Dan González, Ileana Lotersztain, Carla Baredes, Iamiqué.

La casa de las palabras, el boletín de las Bibliotecas

Rincón literario… “ Cuando fue ” Cuando fue Mambrú a la guerra mantantirulirulá una joven farolera tropezó en San Nicolás. Buenos días señoría soy madero de San Juan y deseaba arroz con leche ajá já ajá já. Dos y dos son cuatro cuatro y dos parecen seis arroró arroró mi niño ocho y ocho dieciséis.

 Lectores en carrera…

Silvia Schujer

EN ESTE NÚMERO ● Rincón literario: “Cuando fue”, Silvia Schujer ● No me hagas el cuento… o qué sabemos sobre libros informativos para niños ● Reglas para odiar la lectura ● Lectores de vacaciones ● Recomendaciones literarias: ciencia divertida… ¡para regalar en vacaciones!

Abuelas con identidad. Carla Baredes e Ileana Lotersztain, Iamiqué. Química hasta en la sopa. Ileana Lotersztain, Pablo Picyk, Silvana Fucito, Iamiqué. Qué es el tiempo. Antje Damm, Iamiqué. El detective Intrínguis y el robo de la “Mona Luisa”. Amaicha Depino y Carla Baredes, Iamiqué.

¡ Felices fiestas y hasta el año que viene ! Ana, Melisa y Marianela

Institución Educativa Dr. A. Schweitzer Fuente: Poemas con sol y son. Ed. Aique

Nov. — Dic. 2016


No me hagas el cuento… o qué sabemos sobre libros informativos para niños Desde el primer número de “La casa de las palabras” nos hemos propuesto acercarles artículos, recomendaciones y “tips” en pos de la formación de lectores autónomos y críticos, buscando crear y multiplicar espacios para compartir historias, lecturas y “entretejernos” como comunidad de lectura. En este camino le hemos dado especial consideración a la lectura de literatura, queriendo ser una humilde guía de selección de textos de calidad literaria y artística que abran espacios que alimenten la subjetividad y no se “preocupen” por moralizar o dar mensajes explícitamente didácticos o pedagógicos. Como saben, nuestro fondo documental es muy nutrido y entre los libros preferidos de nuestros lectores ocupan un lugar muy especial los libros informativos. No cualquier libro que brinde información de manera llana o aburrida, sino aquellos que desafían a los niños y los invitan a conocer el mundo desde diversas aristas: la ciencia, el arte, la filosofía, la matemática. Así, libros como “Las pinturas de Willy”, de A. Browne o “La cenicienta”, ilustrado por Innocenti se convierten en un “primer museo”, como indican algunos especialistas, ya que nos invitan a observar crítica y cuidadosamente, a seguir códigos visuales y a establecer relaciones que sólo se dan en el acto de contemplación.

Reglas para odiar la lectura Gianni Rodari, en clave de humor, nos dice que el método más eficaz para conseguir que los niños aprendan a odiar los libros es ordenar leer. Es seguro al cien por cien y facilísimo de aplicar. Pero también hay otras reglas que nos llevarán a este mismo fin:

        

Destacarles sus errores. Imponerles nuestros gustos. Compararlos con otros de su edad. Pedirles resúmenes. Relacionar los libros con los deberes. Castigarlos sin televisión si no leen. Criticar o censurar lo que leen. Recordarles continuamente las ventajas de leer. Exigirles lecturas inadecuadas. Fuente: Leer, toda una aventura. Mario Máñez Aracil y Pilar Martínez Martínez, Generalitat Valenciana. Disponible en línea, en: http://bivaldi.gva.es/es/ catalogo_imagenes/grupo.cmd?path=1017144

Lectores de vacaciones

La idea sería abogar porque el encuentro con la ciencia sea más real y cercano, proponiendo lecturas prácticas y a la vez estéticamente interesantes… Los temas son muy variados y buscan generar más interrogantes que respuestas de modo tal que en la construcción de sentidos el lector se sienta interpelado y sea protagonista. El discurso tiene más de divulgación que de rigor cientifico, la estética no es “edulcorada” sino que confía en la capacidad de observación de los lectores. Un ejemplo puede ser “9 meses bajo la lupa”, un libro que detalla los nueve meses de gestación de un bebé no sólo a través de datos biológicos, sino que es ilustrado con ecografías en tres dimensiones de excelente calidad fotográfica, utilizando un lenguaje que se aleja de la solemnidad pero que apela a la sensibilidad del lector.

Las vacaciones se presentan como un buen momento para realizar aquellas actividades a las que las obligaciones diarias no dejan tiempo. Salidas con amigos, viajes, trabajos en la casa, lectura. En este último caso, y más allá del tiempo disponible, será necesario haber descubierto previamente el gusto por leer para decidirse a buscar un libro en vacaciones (...) En general, somos contradictorios respecto a la lectura. Por un lado, nadie se atrevería a afirmar que leer es malo, innecesario o inútil. Al contrario, si alguien nos pregunta, nos avergonzaría asumir que no lo hemos hecho últimamente, o que no conocemos la obra de ciertos autores muy mentados. Al mismo tiempo insistimos en que nuestros hijos deberían leer y nos mostramos preocupados al observar que no se sienten interesados en hacerlo (...) Entre aquellos que en general no leen, la falta de tiempo es la explicación más común, y -diría- la más comprensible, ya que nuestras vidas están llenas de ocupaciones y la lectura no está entre las prioridades (a menos que se trate de escritos relacionados al trabajo o al estudio).

Otros ejemplos de buenos libros informativos para niños son los casos del “Detective Intríngulis”, que utilizan guiños del arte y de la historieta para ahondar en ciencia forense, “Un paseo matemático por el museo” o los títulos de la serie “¿Qué querés saber sobre…?” entre muchos otros, publicados por editoriales nacionales que hacen punta en el tema: Iamiqué y Eudeba. Estos títulos se caracterizan por combinar discursos, como ya señalamos, por compartir su experiencia de “hacer ciencia”, por hacer pie en un mundo tangible y de este modo hacer comprensibles los conceptos, partiendo de comparaciones, asociaciones y ejemplos prácticos.

Estos interrogantes nos permiten pensar nuestra relación con la lectura, cuya importancia nunca pondríamos en duda, aunque en la práctica esté muy lejana.

Pero hay otras cuestiones que deberíamos tener en cuenta a la hora de pensar qué lugar ocupa esta actividad en nuestras vidas: ¿qué significa para nosotros?, ¿para qué queremos leer?, ¿qué lugar ocupan los libros en nuestra casa?, ¿qué lugar tuvieron en nuestra infancia?

Para estas vacaciones, entonces, los invitamos a seguir pensando en que leer es una oportunidad de recuperar la comunicación con nosotros mismos y mejorarla con los demás… ¡a hacernos tiempo! Fuente: Diario El Litoral. http://www.ellitoral.com/index.php/ diarios/2010/02/13/nosotros/NOS-08.html

La casa de las palabras - Noviembre y diciembre 2016  

Boletín de las bibliotecas de la Institución Educativa Dr. Alberto Schweitzer