Page 1

Las B i b l i o t e c a s :

- “María Elena Walsh” (Centro Avellaneda) - “Alfonsina Storni” (Centro Bolívar) biblioteca.avellaneda@schweitzer.edu.ar

Lunes y miércoles de 8 a 12 hs. Martes de 8 a 12 y de 13.15 a 15.15 hs. Miércoles y viernes de 8 a 12 y de 13.15 a 17.15 hs.

biblioteca.bolivar@schweitzer.edu.ar

Lunes a viernes de 11.15 a 15.15 hs.

Recomendaciones literarias: Todos conocemos los cuentos clásicos: caperuzas, sastrecillos, sirenitas… En esta oportunidad les proponemos volver a leer esas entrañables historias, de la mano de autores contemporáneos y de sus adaptaciones. ¡Que los disfruten!

La casa de las palabras, el boletín de las Bibliotecas

Rincón literario… Carta a Caperucita Roja

 Primeros lectores…

Cuentos al revés, Gianni Rodari. Ed. Loqueleo La bruja, el príncipe y la niña de las trenzas largas, Laura Di Marzo. Ed. La Parte Maldita Feroz, Etienne Delessert. Ed. Macmillan Caperucita Roja: (tal como se lo contaron a Jorge), Luis María Pescetti. Ed. Loqueleo  Para los que ya leen solos…

Lobo Rojo y Caperucita Feroz, Elsa Bornemann. Ed. Loqueleo La hija de Blancanieves, Conrado Nalé Roxlo. Ed. Colihue Zapatero pequeñito, María Teresa Andruetto. Ed. Comunicarte

Niña de cuento, te pido ayuda; no me abandones con esta duda: ¿Andabas tan encaperuzada que –a causa de eso– no veías nada?

Elsa Bornemann El soldadito de plomo El soldadito de plomo está muy disconforme porque le pesa el fusil y le aprieta el uniforme El soldadito de plomo quiere tocar el tambor

¿Cómo es posible –Caperucita- mas no llamando a la guerra que confundieras a tu abueli- sino llamando al amor. ta? El soldadito de plomo ¿Tal vez tenía cara de loba? se escapa de su cuartel ¿Era taaan rara…? (¿O tú eras boba?) y cambia sus armamentos por un hermoso clavel. Fuente: “Disparatario”, ed. Loqueleo

Fuente: “Tinke-Tinke”, ed. Loqueleo

EN ESTE NÚMERO ● Rincón literario: “Carta a Caperucita Roja” y “El soldadito de plomo”, Elsa Bornemann ● Lo que madres y padres pueden hacer por la lectura ● Recomendaciones literarias: reescrituras y relecturas de cuentos clásicos

 Lectores en carrera…

Había una vez… ¿y después?, AA.VV. Ed. Quipu Diario secreto de Pulgarcito, Philippe Lechermeier. Ed. Edelvives Caperucita Roja II, Esteban Valentino. Ed. Colihue

¡ Hasta el próximo año ! Ana, Marianela y Melisa

Institución Educativa Dr. A. Schweitzer Noviembre / diciembre 2017


Lo que madres y padres pueden hacer por la lectura Las fiestas, las vacaciones, los cumpleaños pueden ser buenas oportunidades para regalar libros… pero, en la compra de libros para niños intervienen diversos factores que entran en tensión: el presupuesto del que disponemos, la enormísima oferta del mercado editorial, los intereses del niño, la influencia de la moda, el marketing , el mensaje hegemónico que se instala a través de todos los productos posibles… Sin embargo, la compra de libros ayuda a conformar una biblioteca personal, procura recuerdos y sostiene una industria cultural que permite tener

le evidenciar emoción, alegría, placer… Una conexión entre la “vida real” (la calle) y la “obligada” (la escuela). Tener el libro que tanto disfrutó, es casi un premio. 4.– Los libros se tocan. Se abren, se miran, se calcula el peso, se aprecia el papel, se huelen, se repasan con la vista antes de decidir la compra. Acompañemos a los chicos en este tocar para leer antes de comprar.

libros de calidad. Van ocho ideas que propone la especialista Ana Garralón en su

5.- A veces eligen los chicos. Es bueno que los chicos aprendan a organizar sus

blog:

compras. Como todos, a veces gastarán su dinero mejor que en otras. Como todos, 1.-

Coleccionar está bien. Cuántos de nosotros

recordamos esa pequeña biblioteca doméstica a la que acudíamos en momentos de aburrimiento o para buscar un rato de sosiego. Muchos, además, hemos guardado con cariño esos libros para nuestros hijos...Los libros se pueden leer muchas veces y es un placer encontrar historias queridas cuando uno las necesita… Pensemos en esto antes de decir: “Ese no, ya lo tenés en la biblioteca de la escuela…”

a veces comprarán por impulso y a veces meditarán su compra. A gastar bien se aprende gastando y los nenes tienen derecho a equivocarse… también cuando compran sus libros. 6.– A veces tienen que elegir los adultos. La selección de los chicos se completa con la selección de los adultos: somos mediadores críticos, atentos a la calidad literaria y artística que se nos ofrece cada libro… 7.– Las “regresiones” no son malas. Muchas veces los chicos necesitan “volver” a lecturas más sencillas o a lecturas “que parecen ser para más chicos”. Igual que los adultos que a veces nos inclinamos por lecturas más livianas…

2.– Ser generosos, también. Si la compra de libros

8.– Comprar es un placer. Si la compra de li-

es una o dos veces al año, dispongamos de un presu-

bros

la compartimos,

la hacemos sin apuro,

puesto para ello que les permita a los niños disfrutar de la elección. Podemos

será una oportunidad para saber qué les gusta a

acordar el monto a gastar antes de comenzar, previendo que alcance para 3 o 4

nuestros hijos, cuáles son sus intereses y moti-

libros, de modo que el límite esté establecido de antemano y que se pueda elegir

vaciones. Será un momento para conversar so-

sin estar repitiendo –y presionando- todo el tiempo con la frase “Elegí bien por-

bre libros: los descubrimientos, los recuerdos, las experiencias de lectura… Una

que solo vamos a comparte uno”.

excusa para compartir tiempo no apurado.

3.– Repetir no es malo. Muchos chicos encuentran en ferias o librerías libros que han leído en algún momento y prefieren esas lecturas “seguras”. El hallazgo sue-

Fuente: Ana Garralón Disponible en: http://anatarambana.blogspot.com.ar/2014/06/padres-lectura.html

La casa de las palabras - Noviembre y diciembre 2017  
La casa de las palabras - Noviembre y diciembre 2017  

Boletín de las bibliotecas de la Institución Educativa Dr. Alberto Schweitzer

Advertisement