Page 1

abril05

Revista literaria de la Fundación Municipal de Cultura Aula de Letras “Gabriel Baldrich”. La Línea. Cádiz Tel. 956 696 269 BIBLIOTECA.LALINEA@telefonica.net


Sumario 03 Presentación 04 Opinión 06 Entrevista 08 Cortos 10 El umbral de la palabra 12 Lugares con historia 14 ¡Conóceme! 16 Palabras olvidadas 17 Feria del Libro 18 El rincón clásico 20 Reseñas literarias 22 Juega conmigo 24 Poemario

Dirección Editorial Mª. Estefanía Sánchez García Consejo Editorial Rita Velázquez Real, Isabel Bermejo Martínez, Valerio de Lahoz Caravaca, Joaquín Bassecourt Hernández, Marisol Dorado Villanueva e Inmaculada Jiménez Montero Ilustración Poemario Joaquín Bassecourt Hernández Dirección Artística Sergio Tejedor Maquetación Dpto. Gráfico Ayuntamiento de La Línea Impresión Tipografía A. Mazuelos Pág. 2 • Revista Literaria ALECEIA


la Fundación la idea de dar vida a aquella “Aula de Letras”, que desde su constitución lleva con orgullo el nombre de Gabriel Baldrich, se intentaba dar contenido a una pretensión básica. Esta no era otra que la de disponer de un enriquecedor foro de contacto para todos aquellos que, superando los placenteros acercamientos desde el plano meramente lúdico, participan del mundo literario desde la implicación personal que exige la sagrada actividad de la creación. Fiel a abrir caminos en ese sentido, de la mano de este “Aula de Letras Gabriel Baldrich”, un buen número de autores han puesto sus experiencias a disposición de todos en innumerables actos literarios de diferentes formatos, que se reparten por las programaciones culturales de estos últimos años. Pero este Aula nunca hubiese cumplido con su objetivo de motor cultural sin la inestimable ayuda del recurso que hoy presentamos. En muchos aspectos de la actividad cultural pero especialmente en lo que afecta a la creación artística, la actitud de los poderes públicos debe limitarse, siguiendo un sencillo símil deportivo, a preparar unas pistas, a dotar de más medios o a mejorar los equipos porque, alentado cada uno por sus propios recursos, los atletas culturales saben correr perfectamente ellos solos.

Presentación

Cuando hace ahora cinco años llegó hasta

Que el dirigismo y la instrumentalización política de los creadores y su producto empobrece la creación es una evidencia que aún lo es más en el contexto de las sociedades modernas. Estoy convencido de que los responsables de coordinar esta nueva publicación comparten esta máxima y que, sin la menor duda, va a constituir un apropiado norte en el diseño de sus contenidos. Alentado por ello y consciente de la beneficiosa influencia que supone compartir con los demás el producto de la creación personal, me produce una gran satisfacción poder participar en el nacimiento de lo que presenta como un nuevo medio para llevar a otros la creación literaria. Una especie de cercano expositor que, con toda seguridad, será lo que las personas que llenen sus páginas quieran que sea, y que se prolongará en el tiempo en la misma medida en que se cuente con sus páginas para difundir el resultado de sus creaciones. Sólo me resta dar la bienvenida a esta nueva publicación literaria nacida bajo el sugerente nombre de Aleceia; una publicación que, en una medida importante permite dar cumplimiento a los objetivos del “Aula de Letras Gabriel Baldrich” bajo cuyos avales nace; una publicación que, gracias al patrocinio de la Fundación Municipal de Cultura, no tiene como principal reto encontrar el soporte económico que necesita, sino en abrirse camino como foro y a la vez altavoz de esa producción literaria que pretende estimular. Alfonso Escuadra Tte.Alc. Delegado de Cultura y Vpdte. De la FMC

Revista Literaria ALECEIA • Pág. 3


Opinión por Valerio De la Hoz Caravaca

Ante todo, lector amigo, saludarte y darte las gracias por haber abierto la revista. Igual no te gusta que te hable de tú, y, a lo mejor, tienes razón, pero ya que he empezado así, vamos a seguir por este camino del tuteo y la confianza. Porque la esperamos de ti, la confianza. Igual te preguntas, quizás con un poco de titubeo, qué es esto que tienes entre las manos y que has abierto. Imitando a Perogrullo, se te puede decir que es una revista de pensamiento, de literatura, de arte, o sea de todo eso que podemos meter en el cajón de sastre de la cultura, un buen cajón, por cierto. Los que la hemos hecho, y pensamos seguir haciéndolo, te queremos trasmitir la ilusión con la que hemos acometido este proyecto, poniendo lo mejor de nosotros mismos en este empeño. Nuestras modestas creaciones están hechas con la honestidad del que quiere decir cosas que lleva dentro y que van desde la poesía al ensayo, pasando por muchos puntos intermedios. Lo que hay es literatura y arte, nada más, pero tampoco nada menos. Somos pocos los que la hemos hecho, pero queremos ser muchos más. La literatura, la cultura, la inquietud por crear y enriquecerse no es “profesional”. Todo el mundo tiene cosas que decir Pág. 4 • Revista Literaria ALECEIA

y, seguramente, ganas de decirla, pero a lo mejor no encuentra un lugar adecuado para su expresión, para su publicación. Demasiado sabemos que tú, amigo lector, tienes esas cosas guardadas en un cajón del que nunca creíste que saliera. Aquí te invitamos a abrir ese receptáculo de preciosos secretos y hacerte nuestro cómplice, que es algo así como decir, nuestro amigo. No te dé miedo “desnudarte de espíritu” en este nuestro rinconcillo de amiguetes de la cultura. Tampoco te dé miedo “que sabes poco” o “que no estás preparado”. Los que hemos empezado este trabajo, no somos sabios, sólo “aficionados al saber”, al crear. Y, por otra parte, ¿quién no está preparado para disfrutar, para gozar de un buen poema, o un buen cuadro? ¿Quién, en definitiva, no está preparado para profundizar en sí mismo, para experimentar ese vértigo maravilloso de descubrir lo que uno nunca descubrió de sí mismo? A todo ello te invitamos, con el convencimiento de que no entiendes, de qué sabes de qué hablamos y de que, por malo que sea lo que hemos hecho, lo más que te hemos causado es un pequeño tedio del que te recuperarás enseguida. Y muchas gracias por haber leído hasta aquí.


Primavera Cultural 18 al 30 de abril INF.: Plaza de la Constitución, s/n. Tel. 956 69 06 57 Lunes 18 de abril Teatro Infantil Teatro Municipal la Velada, de 10,00 a 13,00 h Sesiones concertadas con los colegios Organiza Delegación de Educación Miércoles 20 de abril Teatro: Esmoquin 2 de Arturo Fernández Teatro la Velada Dos funciones: 19.30 h y 22:30 h Entrada única 20 €

Jueves 28 de abril Concierto: Trío de Cámara Organiza S.M.L. y conservatorio profesional de música Muñoz Molleda Colaboran FMC y A.M.P.A. Maestro Jaén Teatro Municipal La Velada, 20:30 h Entrada libre a socios de la SML y un acompañante. Exposiciones:

Jueves 21 de Abril

Museo del Istmo

Teatro: Esmoquin 2 de Arturo Fernández Teatro la Velada, 21:00 h Entrada única 20 €

Del 1 al 30 de abril

Sábado 23 de abril Teatro: 5 Lesbianas. com Dos funciones 20.00 y 22:30 h Teatro Municipal La Velada Entrada única 20 €

Exposición de fotografías "HOMENAJE A WILLY" Museo del Istmo, 21:00 h Organiza FMC Galería Manuel Alés (Del 18 de marzo al 24 de abril) Exposición de ANTONIO VELA, “Choppeland, la realidad embutida” (fotografías)

Domingo 24 de abril

Cinematógrafo:

Teatro: 5 Lesbianas. com Dos funciones a las 18:00 h y 20:30 Teatro Municipal La Velada Entrada única 20 €

08-4: LUNA DE AVELLANEDA (Circuito Andaluz de Cine - C.A.C.-) 15-4: DIARIOS DE MOTOCICLETA (C.A.C.) 22-4: SOLO UN BESO (C.A.C.)


Entrevista por Isabel Bermejo

Mª Estefanía Sánchez García, Directora de la Biblioteca P. M. “José Riquelme”, responsable del Aula de Letras Gabriel Baldrich de la Fundación Municipal de Cultura, y directora de la Revista Literaria Aleceia. Es licenciada en Filosofía y Letras, en la especialidad en Filología Clásica (latín y griego) por la Universidad de Málaga. ¿Cómo surge la revista? La revista surge en el ámbito de las tertulias literarias que se desarrollan dentro del Aula de Letras en nuestra ciudad. La Línea es una ciudad que ha acogido siempre tertulias literarias, tenemos constancia de su existencia desde la Segunda República, ¿a partir de estas últimas reuniones surge la idea? Sí, la necesidad de realizar actividades literarias, como recitales, abiertos a la participación de autores locales, nos llevó a un grupo de personas a reunirnos y hablar del tema que más nos apasiona, la literatura. Una de esas primeras actividades fue el Recital poético que tuvo lugar en la Casa de la Cultura el pasado mes de diciembre. ¿Este recital fue innovador por la presentación y desarrollo del mismo, como la música de fondo y la diversidad de temas? Sí, si por innovador entendemos la presencia de la música clásica de fondo, la participación de varios autores y la diversidad de géneros, puesto que no sólo fueron poemas los protagonistas del mismo, sino la transmisión de pensamientos y vivencias vitales a través de otras formas de expresión. Aunque no hay nada nuevo

bajo el sol. Háblame del nombre de la Revista, ¿por qué Aleceia? Aleceia es un nombre que viene del sustantivo griego αληθεια, que significa Verdad, lo digo con mayúsculas porque para mí la verdad en mi vida personal y laboral es fundamental. Fueron muchos los nombres propuestos, pero ninguno recogía el sentido que queríamos darle a la revista, Aleceia a todos nos gustó. Para poner en marcha una revista, ¿cuánta dedicación, cuántas horas, cuánto trabajo hay detrás? Mucho, pero sobre todo ilusión y ganas de trabajar por la literatura honradamente, sin más pretensiones que hacerla llegar a todos los rincones. ¿La poesía es minoritaria? Sí porque la poesía expresa sentimientos y a veces esos sentimientos son difíciles de entender, pero creo que es importante darla a conocer porque una vez que te prende, te enamoras de ella y es el mejor vehículo de expresión de sentimientos e ideas. ¿La poesía de poetas consagrados tendrá un apartado en esta revista? Sí, de hecho ya lo tiene en el apartado Conóceme, que este primer número está dedicado al poeta malagueño Manuel Altolaguirre. Siempre habrá secciones fijas o introduciréis cambios? Algunas secciones serán fijas y otras se irán renovando,

Mª. Estefanía Pág. 6 • Revista Literaria ALECEIA


para dar cabida a otras ideas nuevas que puedan surgir, porque siempre estamos en evolución continua y abiertos a todas las sugerencias. ¿A dónde pueden dirigirse los escritores que quieran colaborar en la revista? Al Aula de Letras Gabriel Baldrich, situado en la Biblioteca P. M. “José Riquelme”, o solicitando información a la dirección de correos electrónico que aparece al principio de la revista. Este año se conmemora el IV Centenario de la Publicación de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, ¿qué actividades se realizarán al respecto? Son muchas las actividades que conmemorarán dicho evento, todas ellas enmarcas en la próxima edición de la Feria del Libro, y nuestro grupo literario participará en ellas con un recital dedicado a Cervantes que cerrará los actos conmemorativos. Hay que felicitarse porque esta revista vea la luz, que tenga larga vida , ¿ será un vínculo entre gentes y pueblos?. La mejor forma de entendimiento es el respeto y la cultura, valores que a su vez están muy infravalorados en nuestra sociedad, pero que para muchos, entre los que nos incluimos las personas que hacemos Aleceia, son fundamentales, y por eso nuestro objetivo es transmitir y compartir la herencia literaria que nos han dejado los escritores a lo largo de todos los tiempos, con especial interés en su origen, la cultura griega, y aportar las nuevas creaciones de los poetas y escritores de nuestro entorno.

Sánchez García Revista Literaria ALECEIA • Pág. 7


Negar la literatura, en ocasiones, es virtud intelectual de honestidad. También la honestidad es rentable. A largo plazo, claro. Destrucción de las estatuas de Buda por los talibanes: Nos llamó la atención en su día este fenómeno, como expresión de un odio feroz, arraigado, secular. Un sentimiento atroz, que se perpetúa generación tras generación. Habría que hacer una historia Universal de odio, nada borgiana. Empirista y pegada a la tierra. A lo mejor coincidía, con la Historia Universal de la Humanidad. La Historia de los pobres está por hacer. Será, desde luego, demasiado extensa. “La Poesía como arma cargada de fututo” No se puede ser más ingenuo.

Aquella anciana había sobrevivido a tres infartos, dos anginas de pecho, y una operación de cáncer. Ahora, curada y radiante, se arrojó por la ventana. Había vencido, ¿para qué seguir? Tanto frecuentó las tertulias literarias, las conferencias ateneístas y los manuales de estilo, que llegó a ser un gran escritor. Había comprendido lo que no era literatura. A aquel fundamentalista islámico se le cayó el turbante en un pequeño accidente. Se vio que apenas tenía cráneo, y, lo que le quedaba, estaba siendo roído continuamente por los alacranes y escorpiones del desierto. Lectura: sensación de nada, que queda en todo. ¿Se olvidará España de Franco alguna vez? Será la ruina de tanto “creador” sobre la guerra civil. La gran novela es siempre mejor que cualquier género literario. La normalita, peor, mucho peor.

Cortos por Valerio De la Hoz Caravaca

Aquel alumno hizo tan magnífica redacción escolar, que murió despedazado a manos de sus profesores.

Aquel hombre tenía tanta imaginación, que no podía hacer nada. Ni lavar los platos ni sacar la basura, ni buscarse novia. Ni siquiera escribir un poema. Cuentan que un buen día se volatilizó en presencia de varias personas, sin que éstas notaran nada. “Déjale ya que así es la rosa”, dijo aquel prisionero al hombre que le apuntaba con un arma. Ésta se dobló, quedando inútil. Aquel prisionerodicen-fue el inventor de la poseía. Creía que sentía todo el odio del mundo hacia aquella criatura que lo había abandonado, ofendido, humillado. Creía que nadie odiaría como él. Se dio cuenta de que estaba equivocado cuando vio aquel avión lanzado ciegamente sobre la torre en la que vivía y alimentaba su rencor. Pág. 8 • Revista Literaria ALECEIA

La buena novela es siempre mucho más que novela.

El caso Lewinsky representó la introducción del cachondeo como factor histórico. Algo así como Luis XV y los medios (audiovisuales, claro). Hacer lírica en el cine es una suprema forma de lírica. Hay hombres anclados en los libros que se creen fuera del tiempo. Suelen ser los más modernos. Nada ni nadie acabará con el humanismo y su forma: el libro: Bendito sea entre tanta pamplina mediática. Octavio Paz, siempre difuso. Inteligente, pero difuso. ¡Qué libro más aburrido “La Crónica Sentimental de España”. Pero lo aburrido, ¿es el libro o


España? También hay una literatura del silencio. También el lírico es metafísico y el metafísico autor de ficción, con lo que nos queda un metafísico poeta y novelista. Nadie cono J, L Borges supo ver esto. Y tuvo el valor de decirlo y defenderlo. Tiene razón Paz cuando dice que Machado es un poeta para adultos. Incluso para adultos jóvenes. La verdadera vocación de Antonio Machado era la filosofía. Que, ya lo hemos dicho, en el fondo es lírica. Sospecho que los mejores críticos literarios son los poetas. Excepto de sí mismo, claro. Los alemanes han infectado un poco al mundo de idealismo; en cambio a los ingleses, nunca

especialmente tremendos. Son aquellos que juegan con la vida y el dolor de las pobres gentes, que suelen ser las gentes pobres. Sencillamente nauseabundo. Titular. “Cinco hombres y una paz”. Qué gran error: la paz, la guerra, la vida, la felicidad, el infortunio, los hacemos entre todos. Me parece la fotografía el arte más genuino de nuestro tiempo, el más puro y el más durable. Ver fotos tiene la paz del museo y la vibración de la vida. Le damos al libro demasiada importancia. ¡cómo que no lo leemos! Lo cuidamos, eso sí. ¡Qué bien se lo tenía que pasar Juan Ramón Jiménez puliendo su Obra! El entusiasmo del miniaturista. Greguería, Filosofía: Comprensión del mundo. Al final, siempre volvemos a la metáfora. El dolor como alivio. El moribundo doliente no percibe el abismo. Azorín, casi olvidado, o las limitaciones de la filología actual. El día que Umbral (Francisco) diga la verdad, perderemos a un gran escritor. Poesía y mentira: dos bellas razones para vivir.

podremos agradecerle bastante su empirismo. El mundo actual es bastante deudor de Inglaterra. Suelen plantearse el sentido de la existencia sólo aquellos cuya existencia tiene sentido. Proyecto de viaje: Suiza. !Qué cochinamente burgués es uno! Es curioso como recobramos interés por la Biblia cuando la despojamos de la necesidad de creérnosla. Y recobramos interés en la figura de Cristo, magnífica en aquel suelo de hambre y sudor, enérgico y lírico, poeta y pedagogo genial.

No te aburras; hay mucho que hacer. Y te dan una lista de cosas aburridísimas. Siempre el poeta descubre algún recodo del lo absurdo de la existencia. A alguno le despierta la risa, a otro, la amargura, y a un tercero la reflexión. En el fondo, las tres cosas coinciden. Lectura de un periódico: comunión entra la ignorancia del lector y la ignorancia del periodista. En mas de una ocasión, comunión gozosa.

¿Qué sería de la Prensa española sin sus dibujantes? Y de otras prensas, también.

Demostración lírica de la existencia de Dios: la tranquila muerte de Don Miguel de Unamuno.

¿Cuándo leemos algo sobre el papel de los traficantes de armas en las guerras del tercer Mundo? Me refiero a algo serio, claro.

Vulgarismo innecesario. Pobre treta del lenguaje del que no tiene nada que decir.

Siempre el delito es terrible, pero los hay

Saramago. Escritor con Nóbel, antiguo mecánico. Eso es la perfección en la vida. Revista Literaria ALECEIA • Pág. 9


En el umbral de la palabra por Rita Velázquez

Frente al entusiasmo que la juventud suscita, la serenidad y la calma que la madurez reclama. Hoy me siento frente a ti, hoja en blanco, como tantas otras veces lo hiciera antes y sin embargo, noto algo diferente, como si ya nada pudiera ser como antes, y es que antes acudía a ti en desazón siempre para comunicarte alguno de mis sentimientos o para comentar contigo las contradicciones que me venían al paso y que me ponía frente a los otros ellos, ellos con sus razones y yo con las mías. Y como si nada de eso fuera irremediable, la madurez aporta sensaciones nuevas, tratando de poner a cada cual en su lugar, con argumentos cuales fueran, pues para este menester de escribir, joven o viejo, sólo falta querer y sentir como se pueda. Tengo hoy ya cincuenta y uno. Me agarro a mi edad como una excusa. Pues pienso que soy lo que soy por el tiempo que he vivido y porque soy parte transitoria en este mundo. Lo que pienso, lo que siento son secuencias de un

lugar en el que vivo, asociadas a mi tiempo y a los que me rodean y a los que me encuentro en el camino. Así digo bien y es necesario, sacudir de vez en cuando las ideas y que éstas frescas y renovadas nos lleven por doquier abrazando en el amor y la paz todas las quimeras. ¡Quién puede dejar de inmiscuirse en los asuntos que a todos nos atañen!... Opinar es saludable y expresarse el hilo conductor que nos acerca, aunque seamos diferentes y al hacerlo resulte una guerra. Mejor guerrear con las palabras que no llegar a un fanatismo que conduzca a un fatalismo sin remedio, la guerra de las armas y sus secuelas terrorismo. (Historias que se borran para siempre con crespones negros en el alma). Seamos positivos, así lo siento, aunque la mugre nos acecha. Encalemos las fachadas y reconstruyamos las casas viejas y no quitemos el acento a las palabras. La tierra aguarda qué queremos hacer de su historia y en esta historia estamos todos y todos importamos, el hombre es lo que piensa. He viajado en el tiempo, con las ideas, conociendo a otros, sopesando sus creencias. Y he visto que los otros me enriquecen y otras me bloquean. Y es que asumir que somos diferentes

Bajo el Pág. 10 • Revista Literaria ALECEIA


cuesta y no es vano confrontar pensamientos y lo que se quiere. Pues la luz viene despacio como cierta, para todo el que la busca, guerreando con la idea. Somos pues parte importante de esta humanidad que crece, en contra del sentir que al hombre desmerece y se estanca en su esencia por malévolo como la rutina que le aguarda. Así, en esta búsqueda del ser, le queda a uno un suspiro de impotencia que se disipa cuando el sol alumbra y acompasa. Nos trae el techo, el cobijo, los alimentos la seguridad y la compañía. Instrumentos imprescindibles para que el hombre no se convierta en una bestia. Miro la juventud de los otros, la mía y pasó y me quiebro recordando. Sin embargo, un amanecer crece cada día. El futuro nos aguarda. Ningún sufrimiento es vano, en tanto en cuanto los seres que lo sufren se hacen libres. Libre es aquel que ha e lo que quiere sin perjudicar y le gratifica. Grato debe ser el transcurrir de los días y de la historia, gracias a hombres grandes que nos dejaron su legado. La humanidad camina con pasos hacia delante y en lo lejos la vida se renueva y se hace gloria con Dios y con el progreso.

prisma de la madurez Revista Literaria ALECEIA • Pág. 11


Lugares con historia por Isabel Bermejo Me eché sobre la arena, resguardada del sol por una barca, abrí el libro. Se trataba del Imperio Romano. La playa solitaria predisponía al ensueño, arrullada por una brisa suave que traía olor a marismas. ... La Torre Cartagena se recortaba entre el verde de los árboles, la arena de la playa era el límite entre el mar y la vegetación que cubría Cartagena. Florecillas azules, rojas, violetas, margaritas blancas y amarillas. Toda la sinfonía de colores se mezclaban, algo extraño y agradable flotaba en el aire, las gaviotas daban sus eternos vuelos, se sumergían en el agua o se mecían entre las olas ¿Dónde estaba el límite entre sueño y realidad? ¿Dónde el límite del pasado y el presente?

Pág. 12 • Revista Literaria ALECEIA

Un velero de Gibraltar a Algeciras cruzaba casi en el límite de la bahía casi en el horizonte, el viento (buen día para navegar a vela) había barrido de visitantes la playa, era todo para mí, a duermevela entre la realidad y lo increíble y allá detrás de la torre surgía la ciudad, extensa sobre los cerros, era enorme, los edificios de arquitectura majestuosa... me dejé llevar.. un barco al viento entraba en la bahía. Amarraba en el puerto, una multitud se agolpaba, los mercaderes hacían sus negocios, era una mezcla de voces distintas, mercancías multicolores, me fijo en un hombre de raya negra que desciende del barco; le espera un grupo reducido de personas. Tras los saludos, me parece escuchar un nombre, Escio, Hiscio... se pierden por las calles de la ciudad.


Un guerrero se abre paso entre la multitud, creo entender, esa nave rumbo a Bolonia, en el camino pregunta por Octaviana. La nave ya zarpa. “Estoy aquí, Antinoo, esperándote, no me busques en Bolonia, estoy aquí”, repetía Octaviana, túnica blanca deslumbrante de sol que se quedaba prendido en su ondulante cabellera dorada. Una sombra se interpone entre Octaviana y la nave en la que navega Antinoo... De pronto se pierden las voces una quietud y un silencio cubren la ciudad y es distinta, como abandonada, todo en soledad, como si por ella hubieran pasado mil años y mil batallas. Naves, puerto y ciudad desaparecen bajo el agua... Me despiertan las gaviotas, la marea está cambiando, mojándome los pies, fuera de Tiempo he visto hechos y personajes insólitos. Carteya tras la cerca metálica aislada y reducida, como prisionera, sé que está esperando...

“Garum” Receta = CARTEYA En el “Satiricón” se nos ofrece una de las muchas fórmulas para la obtención del “Garum”. Se cubre el fondo de una vasija con anís, tomillo, hinojo, menta, albahaca y otras hierbas olorosas. Se sobrepone una copa de trozos de atún, se tapa esta con otra de sal marina. Se repite el proceso de alternar hierbas, pescado y sol hasta colmar el recipiente, dejando el conjunto durante una semana. Después, a lo largo de veinte días se revuelve poco a poco el contenido y, finalmente, se recoge el líquido destilado. El licor resultante era el más exquisito “garum”. En ánforas se exportaba el preciado “garum” y el pescado en salazón hasta Roma y el Oriente próximo. El “garum presente en el mundo mediterráneo hasta el sigloV, sigue elaborándose en el extremo oriente con el nombre de ÑOC-MAN”.

Revista Literaria ALECEIA • Pág. 13


Conóceme por Inmaculada Jiménez

¿Qué tal amigos? Bienvenidos al apartado de biografías. Deseo que todo lo que leáis aquí, os resulte ameno e interesante. Conoceremos a grandes literatos y a quienes están empezando a serlo. Relacionaremos la pintura, el paisaje, la música y todo aquello que sea arte con nuestro poeta de turno. Quiero que cuando abandonéis esta sección, salgáis con la sensación de haber aprendido algo nuevo o al menos con la emoción de haberlo recordado. Entra, y CONÓCEME. Seguro que algunos han reconocido a nuestro poeta. En este primer número hablaremos de MANUEL ALTOLAGUIRRE Nació en Málaga ,en el año 1905 y aunque su primera profesión fue la de abogado, ejerció durante muy poco tiempo este oficio. Como poeta, perteneció a la generación del 27 y posiblemente fue uno de los más espirituales e intimistas. En sus poemas se observa la huella de San Juan de la Cruz, Garcilaso de la Vega, Juan Ramón Jiménez y Pedro Salinas. Toda su obra es rica en matices. Manuel Altolaguirre, fue también impresor, y eso le permitió dar a conocer su propia poesía y la de los demás. Fue un vehículo material y estético de lo que lo demás escribía. Publicó colecciones tipográficas a mano, de poesías. Publicó en Madrid, París, Londres, La Habana, Méjico. En 1926 funda en Málaga junto a Emilio Prado “LITORAL” una revista en la que publicaba buena parte de la generación del 27. La guerra civil como todas las guerras siempre separan nunca unen. Manuel Altolaguirre se exilió al continente americano residiendo primero en Cuba y luego en Méjico. Su vida en este nuevo mundo no vario mucho. Siguió escribiendo y trabajando como impresor, aunque cada vez se fue adentrando más en el mundo del cine, como editor , guionista, productor e incluso director. En el año 1931 conoce a Concha Méndez, una gran poeta. Un año más tarde se casa con ella y viven 2 años en

Pág. 14 • Revista Literaria ALECEIA

Londres, donde nacería su hija Paloma. En Méjico 11 años después se separarían . Manuel y Concha contribuyen a la difusión de la poesía. Publican numerosos poemas y revistas como "Héroes" (1616) una edición hispano- inglesa, “Caballo verde para la poesía” (dirigida por Pablo Neruda), “El ciervo herido”. En el año 1933 obtiene el conocido Premio Nacional de Literatura, por su libro “ La lenta libertad” Su poesía emanaba calidad humana. Y Vicente Aleixandre, lo llego a llamar “ el ángel malagueño”. José Luis Cano decía de Altolaguirre: “ era alegre, la misma juventud, la adorada inconsciencia del vivir, y era tan distraído y seductor como Séller”. Era el benjamín de la generación del 27 y al igual que García Lorca, tenía una contagiosa sonrisa y gracia infantil. Las palabras de Manuel Altolaguirre nos sorprenden por su sensibilidad. El mismo diría una vez : “La poesía es mi principal fuente de conocimiento. Me enseña el mundo, y en ella aprendo a conocerme a mi mismo. Ella , nos hace unánimes y comunicativos”. Esta opinión de Altolaguirre nos acerca más a su obra, a su mundo poético y quizás muchos poetas nos sintamos identificados con estas palabras. Su gracia andaluza también se veía reflejada en sus poemas. Canta al amor, a la soledad, o a la muerte con tonos cálidos y románticos, no encontrándose en ningún verso un solo indicio de deshumanización. Reconoce claramente las influencias que sobre el tuvieron Juan Ramón, Aleixandre, Cernuda, De Prados y Alberti. En su producción también destaca la musicalidad, con versos cortos y estrofas leves y tradicionales. En el exilio Manuel editó una colección de poemas, escritos por poetas clásicos españoles titulada “La Verónica”. Fue autor teatral de “Entre dos públicos” (1934) y una “ Antología de la poesía romántica española”


(1932). Hagamos un repaso sobre la obra de Manuel Altolaguirre, tanto en poesía como en prosa, y recordemos: “Las islas invitadas” (1926), un libro heterogéneo que representa en cierto modo la cima de este poeta. “Ejemplo” (1927), “Poesía” (1930-31), “Soledades junta” (1931). Durante la guerra civil luchó al lado de la república aunque siempre continuo con su labor de impresor. En esta etapa escribe poemas de compromiso, que aparecen en revistas como “Hora de España” y “El Mono Azul”. Terminada la guerra en 1939 abandona España. En el exilio publicó entre otros : “Nube temporal”(1939), donde refleja claramente la tragedia civil y personal, “Fin de un amor” (1949), testimonio de una profunda crisis sentimental que le llevaran a separarse de Conche Méndez y a contraer nuevo matrimonio, “Poemas en América” (1955). También es autor de una biografía de Garcilaso de la Vega. Escribió un libro de memorias, “El Caballero Griego”, numerosos artículos de criticas literarias y obras de teatro. Manuel Altolaguirre, halló la muerte en 1959 en España en un trágico accidente de automóvil. Despedimos esta biografía con uno de sus poemas: Brisa (de su colección "Poesías")

Parece que se persiguen las altas hojas del trigo. Apretada prisa verde de limitado dominio nunca podrá como el agua desencadenarse en río, siempre entre cuatro paredes apretarán su bullicio. Van y vienen preguntando sin encontrar lo perdido. Se dan de codos, se pisan, van y vienen sin sentido. Contra la pared del aire los verdes cuerpos heridos.

Revista Literaria ALECEIA • Pág. 15


Palabras Olvidadas por Marisol Dorado

Aljofifa: paño basto para fregar el suelo. Alguaquida: mecha, antorcha. Badulaque: persona sin fundamento (muy usada por Cervantes). Burlería: patraña, cuento. Cochite, hervite: expresión usada para indicar celeridad y atropellamiento. Engolliparse: Atiborrarse, hartarse. Galicursi: Dícese del lenguaje afectado con muchos galicismos.

Pág. 16 • Revista Literaria ALECEIA


Feria del Libro 15/04/2005 18-19:30 h: Animación Infantil a Cargo de la Escuela Mpal. de Teatro. 19:00 h INAUGURACIÓN DEL RECINTO FERIAL. 19:30 h Cuenta cuentos a cargo de la Cia. Piratas de Alejandría 20:30 h Presentación revista literaria Aleceia 16/04/2005 12:00 h Muestra música viva (Conservatorio de Música Profesional “Muñoz Molleda”) 19:00 h Conferencia inaugural a cargo de Felipe Benítez Reyes. 20:00 h Cuenta cuentos a cargo de la Cia. Piratas de Alejandría 17/04/2005 11-14:00 h Animación Infantil a cargo de la Escuela Mpal. de Teatro. 17:30-19:00 h Animación Infantil a cargo de la Escuela Municipal de Teatro. 18/04/20005 17:30-20:00 h Animación Infantil a cargo de la Escuela Mpal. de Teatro. 19:30 h Presentación del poemario Punto y seguido, de Joaquín Ferrá Mojica. 19/04/2005 17:30-19:00 h Animación Infantil a cargo de la Escuela Mpal. de Teatro. 19:30 h Presentación del Libro Las Pavesas del Dolor de José González Jurado. 20/04/2005 17:30-19:00 h Animación Infantil a cargo de la Escuela Mpal. de Teatro. 19:00 Lectura Infantil de Antonio Gómez Yebra. 21/04/2005 Actos conmemorativos del IV Centenario de la publicación de la obra El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes. Complejo Educativo Ballesteros. 10:00 h Lectura Pública de El ingenioso Hidalgo Don

Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes. Complejo Educativo Ballesteros. 17:30 –19:00 h Animación Infantil a cargo de la Escuela Municipal de Teatro. 19:30 h Conferencia El Quijote y la Biblia a cargo de Juan Antonio Monroy , Organizado por la Iglesia Evangélica Bautista. 22/04/ 2005 Actos conmemorativos del IV Centenario de la publicación de la obra El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes. Complejo Educativo Ballesteros. Organizado por la Escuela Universitaria de Magisterio Virgen de Europa y el Aula de Letras Gabriel Baldrich de la Fundación Municipal de Cultura. 10:00 h Mercadillo Barroco que contará con diversas actividades como: Lectura Pública de El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes, Cuenta cuentos, Zancudos, Exposición de Cuadro, etc. 12:00 h Lectura Pública a cargo de Alejandro Luque, organizado por el C.A.L y el Aula de Letras Gabriel Baldrich de la Fundación Municipal de Cultura. 17:30-19:00 h Animación Infantil a cargo de la Escuela Municipal de Teatro. 20:00 h Presentación del libro República, Guerra y Represión, Ceuta 1931-1944, de Francisco Sánchez Montoya. 23/04/2005 (Día del Libro) 11:00-14-00 h Animación Infantil a cargo de la Escuela Municipal de Teatro. 18:30 h Lectura Pública de El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes. Recinto Ferial. 19:30 h Entrega de Premios del XVI Certamen de narraciones Breves Ángel María de Lera. 20:00 h Presentación de poemas Aún de Joaquín Bassecourt 20:00 h Recital Poético a cargo del Grupo Poético Aleceia dedicado a la figura de Miguel de Cervantes. 24/04/2005 11:00-14:00 h Animación Infantil a cargo de la Escuela Municipal de Teatro. 12:00 h Concierto de la Asociación Amigos de la Banda Municipal de Música. 18:00-20:00 h Animación Infantil a cargo de la Escuela Municipal de Teatro. Revista Literaria ALECEIA • Pág. 17


El Rincón Clásico por Mª Estefanía Sánchez

Esta sección está dedicada a los grandes escritores clásicos, conocidos por unos y desconocidos por otros, que crearon una forma de entender y disfrutar la vida como es la literatura. En este primer número la sección está dedicada a la poetisa griega Safo, al que Platón llamó “la décima musa”. Nacida en la isla griega de Lesbos, está considerada por muchos como la poetisa más grande de la historia. De vida desconocida, se sabe que pasó la mayor parte de su existencia en su isla natal, excepto el periodo que vivió en Sicilia, donde se vio obligada a refugiarse por haber criticado al tirano Pítaco. A su vuelta, creó una escuela literaria, en la que también enseñaba a sus jóvenes alumnos gimnasia, música y danza. Su posible homosexualidad dio origen al término “lesbiana”, aunque los críticos en la actualidad dudan de este dato. Sabemos que vivió en el siglo VI a.C. De sus nueve libros de poesía compuestos en dialecto eolio, tan sólo se conservan en la actualidad 650 versos, de los cuales hemos seleccionado algunos fragmentos, con los que esperamos disfrutéis. (Fragmentos) Igual parece a los eternos Dioses quien logra verse frente a ti sentado. ¡Feliz si goza tu palabra suave, suave tu risa! A mí en el pecho el corazón se oprime sólo en mirarte, ni la voz acierta de mi garganta a prorrumpir, y rota calla la lengua. Fuego sutil dentro de mi cuerpo todo presto discurre; los inciertos ojos vagan sin rumbo; los oídos hacen ronco zumbido. Cúbrome toda de sudor helado; pálida quedo cual marchita hierba, y ya sin fuerzas, sin aliento, inerte, muerta parezco. (Traducción de Menéndez Pelayo)

Pág. 18 • Revista Literaria ALECEIA


Desciende, Venus bella, y en las doradas copas con el suave néctar, mezcla purpúreas rosas, y a mis dulces amigos que tu deidad adoran, con divinal bebida inspira y alboroza. ** De los verdes manzanos en las frondosas cimas, con estruendoso ruido las aguas se deslizan las puras frescas aguas que el peñasco destila; el delicioso estruendo de las hojas movidas del apacible viento suave sueño inspira, y con Venus hermosa soñaba que dormía; mas de las altas ramas, del viento sacudida, una roja manzana de mi sueño me priva.

***

Amor bulle en mi pecho y sin cesar voltea mi corazón amante y acá y allá le lleva; mis miembros desenlaza su poderosa diestra, y en viéndome rendido ya me desprecia y vuela; tiene sus lindas alas cual ave, mas es fiera, y dulce y apacible, y de indomable fuerza. Atis1, de tu abandono al crudo amor te queja, que en los ojos me abrasa de Andrómeda2 la bella. (versión de los hermanos Canga-Argüelles)

1- Atis: Dios frigio compañero de Cibeles, madre de los dioses. 2- Andrómeda: Hija de Cefeo (rey de Etiopía) y Casiopea.

Revista Literaria ALECEIA • Pág. 19


Martingala Literaria

“NADIE MUERE LA VÍSPERA” (Castellón, 1936), de Manuel Vicent

Selección de sus columnas durante estos últimos cuatro años, prologadas por Manuel Rivas.

Tus tiritas verticales curan mis heridas íntimas, el trabajo diario y ver las caras agónicas, aburridas, que te comen o expresiones nefastas de regaños y abulias. Tras los titulares, sin abrir siquiera el diario, lo más cercano, íntimo y brillante es el sol de tu escritura pequeña que nos atrae y quema en cualquier parte del año político o virtual. Gracias por ir “de tu nevera a tu mesilla” tantas veces y así ser, tu praxis de trabajo que desprende tu estilo y tu palabra.

“He intentado que los artículos seleccionados fueran intemporales... para poder construir un dietario, casi una biografía de sensaciones, que se pueda leer en cualquier lugar, tiempo Joaquín Bassecourt o estado.” -----------------A M. Vicent-----------------------

OCTUBRE, OCTUBRE

Innovación, regocijo, ironía, molicie algunas de José Luis Sanpedro. veces, presión, ocasión, depresión. Comienzo con “Los grandes libros plúmbeos”; Contentarnos con la carga, con la carga- hubiere yo archivado una noticia que, en el descarga..., estibadores del alma, psicólogos, odioso viento de Levante-cuando un momento éter empantanado en el cerebro. cobra otro latido-gira la Tierra a gusto del otoño ¿Y era Nerina, otra vez Nerina...! la Si tuviera los genes preguerreales, vivos en el apóstata, la infame, la canalla, la abubilla de columbario al sol y sombra mediterráneos, del la tercer tiniebla, la cuerna del cosmos siempre añil al ciprés esas sombras de lila en la cal, del renovando. rojo en la sangre... ; se diluyó el morado en la bandera para siempre, pero aun salen morados Se mudaría al onceno con Alfonso, hijo del y burbujas con el tiempo, el recuerdo, los sabio rey, de cuerpo débil, que moriría de tarados cada día más frecuente con los años, peste en estos lares. ¿Por qué recuerda al rey las penas y las preguntas. y no al esclavo; por qué al pretil del tiesto y

Pág. 20 • Revista Literaria ALECEIA


no al pedestre; por qué supone triunfador al zángano? No les enseñan hoy moral católica; mahometanas suras sublimadas...: intérpretes de intérpretes de intérpretes..., en caravanas de túneles unidos.

Acabo con sus citas de historia: “El Universo como parada absoluta” “ La vida fluye siempre renovándose” “¿O soy yo el que se queda estático aguardando para que tú renazcas?

Había que entretenerse sabiendo esa muerte ¿Prosa o son endecasílabos? Ahí queda. del hijo, Luis lo llaman allá en el cielo del avión caído; iba para el concierto no sonado; Joaquín Bassecourt iba para un final que no torcieron: la cábala, las meigas, los posibles. Y, otra vez, replantear la vida; los sitios, las preguntas, las maneras de estar aquí sobre una silla, y llegarse al servicio sin candado, con puerta abierta al aire y los olores, con la ventana fabricada en luces. Con la sed de la garganta y el agua y el agua del bidet cortada en lonchas. ¿Cómo leer otra vez este libro? Son dos tomos pesados como plomo, dos tabardillos Seix Barral en beige, ese que ahora llaman blanco roto. ¿Cómo romper el blanco sin el libro, el libro uno y dos de cuatro obras? ¿Y las citas Faulkner y Bataille, Omar Jayan, Farid ud-Din Attar, Gabriel Miró, Ghazahi y Rumí, San Agustín, Dostoievski y Jung?. Los místicos, ascéticos que sobran como repetición acostumbrada.

A BARICCO

Me impresionó desde la primera página que leí, desde que entré en la magia de sus palabras, en la sensualidad de sus frases, en el mundo sutil e infinito de su tela de araña, y lamenté no saber italiano para poder leerlo en su lengua, para que la traducción no sangrara su esencia, para que en el trasvase no se derramara ni una sola gota de ese hilo de plata que enhebra su discurso. Marisol Dorado (Alessandro Baricco, autor de las novelas, Tierra de cristal, Océano Mare, Seda y Novecento).

Revista Literaria ALECEIA • Pág. 21


Juega Conmigo por Inmaculada Jiménez Montero

¡Hola amigos! Quiero que me ayudéis a como tu, interesados en este mágico mundo de la literatura y la poesía. En el próximo número encontrar “el verso perdido”. podrás saber quien adivino mi pregunta. Pero antes, te explicaré en que consiste mi Siempre voy a darte algunas pistas que puedan juego para que puedas hacerlo. Se trata de leer facilitarte la búsqueda, y estas son algunas un poema que yo he seleccionado. Un poema, ¡toma nota! al que le falta un verso. Aunque de camino que buscas ese verso perdido, te agradecería que - El poema, comenzará por el principio y si me dijeses también quien es su autor y el título es muy largo no lo pondré entero, solo los del poema, así estaremos todos más y mejor primeros versos. - Nuestro autor es hombre, nacido en España y informado. más concretamente en Andalucía. Puedes mandarme tu respuesta a esta dirección - Fue alumno de Pedro Salinas y se licenció electrónica:papelylapiz000@hotmail.com, en derecho. poniendo asunto "juega conmigo". Bueno …, ahora es tu turno. Lee con atención Por ahora no hay premios pero estamos y ¡ ya sabes!, dime cual es el verso que falta pensando en ello, aunque nos llena de (………), título del poema y su autor. satisfacción pensar que aún quedan personas ¡ Nos vemos en el próximo número !¡ Suerte !

No decía palabras, Acercaba tan solo un cuerpo interrogante, Porque ignoraba que el deseo es una pregunta Cuya respuesta no existe, Una hoja cuya rama no existe, Un mundo cuyo cielo no existe. La angustia se abre paso entre los huesos (……………………………………………………) hasta abrirse en la piel, surtidores de sueño hechos carne en interrogación vuelta a las nubes…

Pág. 22 • Revista Literaria ALECEIA


Poemario

Suposición

Supongo que estás lista, yo separo mi hacienda de tu lado; arrojo la almohada lejos, a un suelo antojadizo de gres y de cariño. Preparada estarás para lo cierto, con luces de veleta intermitente en el puerto del fín y la quimera; por ese sueño, donde la noche te habla. Lo de hoy fue un susto, una ventana que se cierra más pronto que el ocaso; un pájaro se asoma a tu cuerpo para el seguro nido, frío de pronto. De la explosión sólo quedó un añico, ese pequeño trozo del disimulo por el cual nos clonaron, susceptibles de: repetir la escena, el acto, el cuadro,la obra. (24-IX-03) Joaquín Bassecourt

Pág. 24 • Revista Literaria ALECEIA


Villancico Magrebí a Rosamari y Ómar ¡El mar es un tilo verde cuando acalla las mareas de un amarillo pesebre! (Estribillo) Un buey le respira encima, su aliento de menta hierve: tuertos átomos de encina y de la hierba..,sus genes. Al otro lado, un burrito -más tosco que platerensetambién le sirve de fuego, porque ya leña no tienen. Estribillo. Y la Virgen, no tan virgen, pero más mujer, sostiene una sonaja de estrellas con la que al Niño entretiene. San José, no es tan mayor como algunos hoy mantienen, sino que es un padre joven, casi un ..,adolescente. Estribillo. Y los tres Reyes, son negros, que en pateras de ponientes desembarcan por Tarifa: futuro e ilusión, alegres. En su humildad y pobreza aportan a este Occidente: esas ganas de vivir que aquí, ocupados, no sienten.

Estribillo. La Estrella es la Luna llena -dejémonos de memecesque va iluminando olas precedida por los peces. En lo alto del Camorro se juntan cientos de gentes, que en su pobreza, ven rico, a este Niño diferente. Estribillo. Un delgado viento frío se adelanta y los detienen, entre grilletes de escarcha y barrotes imponentes. Allí el gentío, más calmo, le adora y se compromete con la paz y la esperanza de los que nada poseen. Estribillo. Campanillea la aurora en campos de cacahuetes, lejos de la fragua y lejos de martillos y cinceles. Campanillea con sonidos innovadores y alegres, anunciándonos la Nueva invasión de bereberes. Estribillo. Joaquín Bassecourt


Insomnio Esclavo tic-tac Monótono y empalagoso. Mi cabeza apoyada sobre el respaldo del sofá, Deja correr el tiempo. Todo es sosiego, silencio y calma. El reloj, sigue con su esclavo compás, Como queriendo desafiar al pesado silencio Que invade el salón. De vez en cuando, El ruido de una motocicleta rompe la quietud que me rodea. Son las tres de la madrugada y sigo aquí, sin pegar ojo. Me levanto y miro el reloj. Sus manecillas siguen avanzando, Rompiendo el tiempo que pasa. Hago un pequeño intento por conciliar el sueño. Imposible. Levanto la vista. Voy repasando los retratos familiares que cuelgan de las paredes con devoción religiosa.

Poco a poco, Con los ojos medio entornados. Me paro y miro un retrato, Me río. En otros, me estanco y me pongo serio, Como recapacitando un pasado y un presente Junto con el futuro. Miro el reloj. Ya son las cuatro de esta madrugada Coloco el reloj frente a mí Hago un último esfuerzo por conciliar el sueño, Pero nada. Una calma extraña me rodea. Hace fresco, y poco a poco Me voy adormeciendo. ¿ Será verdad que me llega el sueño ? De esta forma, Me marcho hacía la cama, Solo, con el deseo de dormir algo En esta noche extraña, Con este insomnio tan extraño. Me pregunto. ¿ Serán los años ? Francisco Jiménez Orce

Pág. 26 • Revista Literaria ALECEIA


Lluvia de enero La lluvia de enero me trae la añoranza, de cosas que extraño y ya no tengo. Mis cromos olvidados, se decoloran en una caja de madera. Mis muñecas están dormidas, como en el sueño de aquella cenicienta. Mi rayuela , se borró con la lluvia y aquella cometa con la que volé al infinito, se perdió entre las nubes y nunca mas .... viajaré con ella. Aquellos tacones, que tambalearon mi destino y esa música que me hizo sentir, como en realidad yo era. Ese carmín primero, Que dibujo mi sonrisa... huidiza y placentera. Ese cigarrillo atragantado que me hacía fingir algo que no era. Tarde de lluvia en enero, que me traes esta añoranza triste e irremediable, dime .... ¿ te vas .... o te quedas? Inmaculada Jiménez Montero


A todos los que han cruzado y siguen cruzando el estrecho.

El Mar: blanco, azul y negro He salido de un vientre seco, para entrar en un vientre húmedo y salado. En vez de nacer, muero. arrastro mis pies por las blancas costas y mis manos no encuentran la nitidez de un pensamiento sin colores. Tengo el frío de la locura. Ese frío, penetra hasta el fondo de mis huesos. Ese frío es el que escribe los versos más tristes. Madera, viento, nube y sudor me pregunto si llegare a puerto o me quedare en la próxima ola. Respeto, ideas, dignidad y orgullo todo esta en venta y por un suspiro todo lo pierdo. Al pasar la barca me dijo el barquero: Blanco embravecido, Azul pacifico, negro y gris atormentado. Inmaculada Jiménez Montero

Pág. 28 • Revista Literaria ALECEIA


El Sol

    Y abrí la ventana, y entró él sin pedir permiso.  Se coló en mi camisón y mi almohada y yo, cerré los ojos.  Se estuvo un rato conmigo calentando mis ideas. Yo lo sentía pero no hablaba. Las páginas del libro se volvieron blandas, y blandas las hojas de la flor. De pronto...llamaron a la puerta. Cerré la ventana, y se fue mi sol.   Me quedé sola, con mi pensamiento Mi camisón y mi almohada. Inmaculada Jiménez Montero


Ciudad (Cualquiera) Nostalgia de amaneceres, De escarchas y de sueños. Cuerpos malditos (o benditos) Confundidos en sus vientres De luceros. Rictus imposible de manos Que se vuelven, se vienen, Se asustan. Enormes pájaros asiáticos, Pálidos de árboles. Temblor inmenso de bondades, Que se cruzan más allá. Pequeñas gaviotas, Como complejos de úteros Robados. Vibrar de abedules Encogidos de ciénagas. Suma y sigue del caos De los órdenes de querubines. Y tú, allí Dándole sentido. Valerio De la Hoz

Pág. 30 • Revista Literaria ALECEIA


Tú de nuevo y de nuevo Tú de nuevo y de nuevo ¿Y por qué no? Tú en las nubes altas de la madrugada, en las ciénagas y en el lecho de todos los pesares, de todas las marañas, de todas las luciérnagas y las tórtolas. Tú en los musgos secos del camino, en las estanterías de los montes, en los mares del sur, en el pífano humeante, en la bacanal desbocada, en todo Neruda y en todo Pascal, en todas las anémonas, En los quebrantahuesos De las alacenas. Tú, de nuevo. ¿Por qué no? Valerio De la Hoz

Revista Literaria ALECEIA • Pág. 31


Qué absurdo todo Qué absurdo todo. Aquel océano en los mapas, aquel abril, aquella sonrisa triste, tus labios, tus brazos. ¿alguien ha visto qué absurdo tus brazos? ¿nadie dijo lo triste de tus labios? Era el amanecer. Conforme. Hora de poetas. Bien. Música de todas las músicas. Vale. Y tú, estabas tú. Y se quebraba aquello, se iba por las cañerías de tus ensueños, por los retruécanos de tu memoria. Nada se hizo, todo se consumó. Ibas y venías, toda tú, distante y magnífica. Tan callada. Tan erguida. Y luego, tras el rictus de tus ojos que el poeta llamó negros, te quedaste ahí, toda tú en silencio de silencios de hoy. Quisiste y quieres, y querrás, pero, tan bella de azules, sólo la boca no dijo, y el rostro, no fue. Lo querías, pero, ya lo sabes, Sólo eras tú. Valerio De la Hoz

Pág. 32 • Revista Literaria ALECEIA


Nana Pescaitos de plata y marismas de incienso los remos son de luna, olas para tus sue単os que te acunen cantando las mareas y los vientos. Los barquitos de vela por el mar, ya se fueron navegando sin rumbo bajo el azul del cielo, que perdieron el norte en el mar tan inmenso y no saben volver o no quieren saberlo. Pescaitos de plata y marismas de incienso los remos son de luna, olas para tus sue単os que te acunen cantando las mareas y los vientos... Isabel Bermejo


Invitación al diálogo

Hablando con fantasmas

Has hecho que se funda la tele, que se estropee el video, que la radio se quede sin pilas, que el reloj se pare, que el calentador se quede helado, que el pasado sea presente, en esta tarde de lluvia ya barrida por el viento poniente que la seca, no hay nada más triste que ese sol mortecino en la tarde que se acaba hay un vacío en los pequeños charcos, en el patio sombrío donde no hay sol ni lluvia ni esperanzas. Por favor, dialoguemos, mi querido fantasma, al menos, dime que tú estás conmigo.

Hoy mi querido fantasma ¿te has creado? para que seas, mi amor, mi confidente, no sé si fuiste realidad o inexistencia pero querido fantasma hoy te necesito, y bailaremos un vals interminable, en esta vieja casa en ruinas, como tantas cosas, como tantas vidas ¿a quién contarle penas? A nadie, tú me comprendes ... y harás mover la rama, que en el patio tiembla bajo la tarde fría, y soplarás mis papillons noirs, que se convertirán en estrellas luminosas, y sentiré tus brazos invisibles sobre mis hombros, porque así me quitas, el desconsuelo ¿quién eres? ¿quizás un poeta? La casa es fría e inhóspita, ¿podré encender un fuego?

Isabel Bermejo

Isabel Bermejo

Pág. 34 • Revista Literaria ALECEIA


Popurrí de la Novia Aquella novia tenía bigotes Peinado con gracia a lo Dalí Y parecía un extraño cuadro Para colgarlo en una nariz

Era un suspiro aquella novia Era gemela de San Fermín La cogió un enorme toro Ella valiente eligió embestir

Era aquella novia blanca y radiante Pura y sencilla como el jazmín Tenía aires de buena gente Era ante todo virgo y festín

No era su rostro una sonrisa Aquella novia supo decir Que tras sus pasos había un rastro Para el que supiera hacerla feliz

Para esa otra estrafalaria Que usaba peinado de por ahí En vez de moño tenía encima Una piraña bastante gris

Ella Julieta l a verdadera Ingenua y bella como lo fue Tenía la pobre una familia Que qué familia, qué porvenir.

Era ella la gran divina Preciosa y guapa , como decir Era una Venus una Princesa Era ante todo novia de Abril

Era mi niña la mas hermosa Preciosa era mira que si Tenía un rostro y unas caderas Qué novia era, soy muy feliz

Mi hermana novia, mi hermana tierra Era esperanza por conseguir Tenía en casa todo guardado Guardado estuvo hasta morir

Mi otra niña, la follonera Mojona era que yo lo sé Tenia un piquito y unas maneras Que toda ella es para vestir

Quiso ser novia por mucho tiempo El tiempo estuvo detrás de sí Fue novia por un instante Y todo el tiempo para sufrir.

Y yo la novia muy hippy era Ya no lo soy aunque algo sí De todas formas de un alma buena Quedan secuelas que hay que expandir

No fue la casta ni la etiqueta Lo que la hizo ser tan así Era una loca, un alma en pena Novia en silencio de un frenesí

Y justo aquí llega su fin Esta quimera de novia bis Ustedes saben que a novia ella Nadie le gana LETICIA sí. Rita Velázquez


Tarde de verano Con el sudor mis manos resbalan. Quiero beberte, es verano. ¡Hay tanta quietud en la alcoba! Todo blanco: la luz blanca, la ropa blanca, sábanas blancas. Huelen los jazmines blancos en el jarrón, el aire roza, tenue, las cortinas. Sólo el jadeo agita el silencio. Hace calor. Dedos finos y calientes nos recorren. Lentos, cálidos, los besos se eternizan. Las niñas duermen la siesta, nosotros nos amamos con el peso de la antigüedad, con la gravedad de los siglos en la espalda, la cama limpia se repite, como en Grecia, como siempre. Los amantes se embelesan con caricias viejas, viejas como el mar, como el viento, como el tiempo, como sólo el mismo amor sabe ser viejo. Marisol Dorado

Pág. 36 • Revista Literaria ALECEIA


II Venecia y el amor Yo un día fui a Venecia. Soñé por sus calles de cuentos de hadas, nadé en sus canales de verde infinito, sentí los rumores secretos del agua. Yo un día fui a Venecia. Amante furtiva, vagué entre las sombras de tristes palacios de fachadas nobles, y, en los soportales, te besé quedamente y a escondidas. Yo un día fui a Venecia. De viejos reflejos, de viejas historias, de tantos amores, ya sin memoria, yo fui la huella y, entre aquellas piedras, te amé sin medida, como sólo se puede amar en Venecia. Yo un día fui a Venecia

III Desde el Gran Canal Entre tus manos, despacio, Entre reflejos verdes y olor a algas, Entre palacios, Entre quietos sueños que mece el agua; Entre las gentes, Entre el silencio... ¡así llegamos nosotros a Venecia! ¡así la vimos por vez primera, sumergida, con la respiración y el alma contenidas! Marisol Dorado


Mi alma de poetisa Mi alma de poeta se desvive por conocerme, se desvanece si no me encuentra, decae si no lo intenta. Mi alma de poeta viaja sola a la espera, viaja a la búsqueda y al encuentro de un profundo sentimiento. Mi alma de poeta no se lamenta, no se queja, no se muere, sólo me arropa en pensamientos, sólo me balancea lentamente, sólo me mima cariñosamente. Y no me quejo, yo no me quejo por tener alma de poeta. Carmen Ortega


un árbol un verso una piruleta un beso una pelota una queja una cabeza tus pensamientos una madeja de lana un garabato nuestras emociones un nido una tormenta un sol las buenas ideas un mebli y las malas también

Revista Literaria ALECEIA • Pág. 39


…dinos, ¿qué quieres que sea aleceia?

956 696 269 -241 BIBLIOTECA.LALINEA@telefonica.net

Aleceia 1  

Revista Literaria del Aula de Letras "Gabriel Baldrich" de la Biblioteca Pública Municipal "José Riquelme" de La Línea de la Concepción

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you