Page 1

El Método Montessori … Una fantástica historia Analida Ríos Restrepo Febrero 2013


Hace muchos aĂąos en Italia, un paĂ­s que tiene forma de bota y en el que se habla italiano.


Nace en 1870 una niĂąa a la que sus padres llamaron, MarĂ­a.


Mamá Reñidle Montessori y papá Alessandro Montessori, estos eran sus nombres, estaban muy orgullosos de su hija, era una niña muy inteligente y bondadosa.


MarĂ­a siempre hacĂ­a preguntas sobre todas las cosas. Le gustaba estudiar, aunque en su aldea no tenĂ­an muchos libros y las escuelas eran muy humildes.


Un día cuando María creció, quiso ser doctora, sus papás no estaban de acuerdo. Pero hija, debes casarte y tener hijos!!!, sólo los hombres pueden ser doctores. – así era en esa época-


Pero María estaba decidida, quería ayudar a todas las personas. - Papá, mamá, yo puedo, soy capaz, déjenme ser feliz, por favor – les rogaba -


De tanto insistir, sus padres le dieron el permiso y, se convirtió en la primera mujer doctora‌ si, la primera mujer de Italia en estudiar medicina.


Ahora, María como la doctora Montessori, estaba lista para hacer lo que más le gustaba, trabajar por los niños necesitados de educación y salud.


Por esto trabajó en un hospital mental, donde los niños y niñas no eran bien atendidos, especialmente aquellos que no podían oír, porque eran sordos.


María pensaba y pensaba que podía hacer… De pronto se acordó que había leído sobre Jean Itard y Eduardo Séguin dos hombres, que crearon unos instrumentos para que los niños sordos no se aburrieran y tuvieran la oportunidad de aprender cosas lindas.


María adapta

estos instrumentos para que le puedan servir a todos los niños, sin importar su condición. Le demostró a todo el mundo que existían muchas formas de aprender y de enseñar…


Se inventó unos materiales sensoriales y con ellos les enseñó a los niños, que la maravilla del universo también se aprendía a través de los sentidos…


Con el tacto descubrirĂ­an las formas, con los ojos los colores, con el olfato los fantĂĄsticos olores de la naturaleza, con el gusto a saborear lo mejor del universo y con el oĂ­do, los sonidos de cada criatura.


Hasta le solicitaron que les enseñara a todos y que fundara hospitales y escuelas, así su método llegaría a todos los rincones del país.


En Italia había lugares muy pobres, uno de ellos era San Lorenzo, era como un edificio, allí los papás tenían que salir a trabajar, dejaban a los niños solos, estos eran muy necios y hacían destrozos. Nadie sabía qué hacer con ellos…


El dueño del edificio había leído en los periódicos sobre lo bueno que eran los principios de María Montessori. La buscó, le propuso pensar en algo para hacer por estos niños, porque si no los tendría que dejar en la calle.


María llegó al lugar, quedó impresionada por la pobreza y el abandono, pero como le gustaban los desafíos y trabajar por la salud y educación de todos los niños, les pidió ayuda a amigos y conocidos.


Poco a poco construyó un lugar hermoso y diseñado con mucha ilusión. Lo llamó “Casa dei Bambini”, que en español significa la “Casa de los niños”.


Y

llegó el día más esperado por María Montessori, su sueño de ofrecerle a los niños un lugar lindo y acogedor.


Un 6 de enero de 1907 invit贸 a todos los ni帽os a entrar a la nueva Casa dei Bambini.


Y… la algarabía no se hizo esperar, corrían por todos los lados, la Casa era de colores, las repisas, los libros, los juguetes, estaban a su alcance, increíble… podían cogerlos y tocarlos, hasta las sillas eran de su tamaño!!!


No podían creerlo, nunca habían tenido un lugar así de hermoso, corrían a abrazar a su salvadora… María les abría sus brazos con cariño y satisfacción.


Como en todo el mundo existen niños que necesitan ayuda, María viajó a todos los lugares, compartiendo su forma de enseñar, las grandes cosas que aprendían, los buenos resultados, lo felices que eran en la “Casa de los niños”.


Ahh… ¿saben? A su forma de enseñar lo llamaron el Método Montessori, basado en teorías y principios sobre el desarrollo de los niños.


Veamos algunos de sus principios: * Los ni単os son la esperanza de la humanidad. * Todos los ni単os tienen una gran capacidad de aprender. * Los ni単os pueden autodirigirse con inteligencia y elegir con libertad.


* Un ambiente adecuado y bellamente decorado, es lo que necesitan las niñas y niños para aprender con alegría. Así, María Montessori logró contagiar de su energía y pasión por la educación de los niños, a todas las personas.


Su mĂŠtodo fue tan exitoso, que ahora existen miles de colegios Montessori en el mundo.


Como nuestro Colegio Montessori‌


Donde se aplica el MĂŠtodo Montessori y se siguen sus principios, que hacen de niĂąas y niĂąos, seres felices e independientes, rodeados de amor


y en un ambiente dise単ado especialmente para su desarrollo.


Y

así hasta nuestros días…


Ilustraciones tomadas de: http://www.google.com.co/search?q=mapa+de+italia&h (pág. 2) https://www.google.com.co/search?q=barbara+fiore+portadas (pág. 1, 14, 35) http://www.uhu.es/cine.educacion/figuraspedagogia/0_monte ssori.htm#Una_película_sobre_María_Montessori (pág. 3, 5, 9, 12, 26,28) http://www.google.com.co/search?q=niños+contentos+dibujos &hl (pág. 10,13,15,16,17,19,25,27) http://www.google.com.co/search?q=edificios+mas+antiguos+ de+italia&hl=es&source= (Pág. 21) http://www.google.com.co/search?q=casa+dei+bambini+maria +montessori&h (Pág. 22,23,24) Imágenes pág. 32,33 (propiedad Colegio Montessori)

El método montessori una fantástica historia  

Los primeros inicios de María Montessori

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you