Page 42

(conducida por los factores de producción) ha logrado alcanzar la más alta posición dentro de dicha clasificación. Según el reporte del FEM, la economía de India sobresale por su alta capacidad de innovación, así como por la sofisticación de sus operaciones empresariales. Esto es especialmente notorio en el área de la investigación científica, donde resalta la gran cantidad de científicos e ingenieros que de manera creciente ofrecen sus conocimientos al sector privado. Las tasas de transferencia de tecnología son altas, a pesar de que todavía no resulta loable la tasa de penetración de nuevas tecnologías de acuerdo a los estándares internacionales.

Conclusiones Los significativos avances presentados por la República Dominicana en materia competitiva no son fruto de la casualidad o, como algunos podrían pensar, de la suerte. La competitividad la entendemos como el resultado de un proceso de aprendizaje y cambio de mentalidad orientado a los grupos colectivos, las instituciones, el sector privado y el gobierno en general; se trata del producto de una política coherente y sistemática, encaminada a lograr un sistema productivo

40 GLOBAL

basado en un capital humano eficiente y una equitativa distribución de los ingresos, lo cual permita alcanzar mayores niveles de bienestar tanto económico como social. A modo de potenciar los beneficios inherentes al comercio internacional, entendemos como un elemento imprescindible la existencia de una "estrategia-país", o sea, una especie de plan de ruta que nos indique hacia qué segmentos orientarnos y qué tipo de asignaciones y ajustes debemos realizar en materia tanto productiva como institucional. En este sentido, nuestro país cuenta afortunadamente con el Plan Nacional de Competitividad Sistémica que constituye, sin lugar a duda, el plan más completo y coherente que país alguno de la región pueda poseer, por cuanto incluye los lineamientos principales a seguir por parte del Gobierno y el sector privado para lograr un mejor desempeño competitivo, encauzando a la vez nuestra economía por las sendas del progreso y una mejor distribución de la riqueza generada. Definitivamente la República Dominicana, al igual que el resto de Latinoamérica, enfrenta una gran cantidad de retos y factores a mejorar en materia de competitividad. Aun cuando se evidencian

cambios positivos con relación a las tendencias globales, nuestros países deben enfatizar mucho más sus políticas de fortalecimiento institucional, mejoramiento del clima de negocios y promoción de la innovación, las cuales sólo podrán lograrse mediante mejoras sustanciales de los sistemas educativos y de formación de recursos, el fomento de la asociación empresarial, tanto en el ámbito público como privado, y la incorporación del concepto de calidad total como parte de los esquemas productivos e institucionales de nuestros países. Andrés van der Horst posee un máster en Marketing y Comercio Internacional de la Escuela de Alta Dirección y Administración de la Universidad de Barcelona, así como un máster en Gerencia Estratégica de la Universidad de Miami. Ha realizado estudios de postgrado en el Institute of Strategy and Competitiveness, el John F. Kennedy School of Government, Harvard Law School, MIT, y IESE, entre otros. Actualmente se desempeña como director ejecutivo del Consejo Nacional de Competitividad de la República Dominicana, del cual fue fundador. También fue jefe negociador de la Mesa de Fortalecimiento de Capacidad Comercial en el marco de las negociaciones del OR-CAFTA.

Bibliografía C onsej o Nacional de Competitividad, Pla n Nacional de Competitividad Sistémica de la R epública Dominicana (PNCS -R O). World Economic Forum, Global Compe-

titiveness Report 2005-2006, 200 62007.

-

Global l 1?fimnation & Technology Report 2006-2007.

0019  
0019  

Énfasis Carlos Dore Cabral

Advertisement