Page 23

l programa de rescate de la ciudad colonial de Santo Domingo se inició de forma planificada hace 40 años. El arquitecto y urbanista Eugenio Pérez Montás ha sido uno de sus principales protagonistas, desde que en 1967 encabezó el Estudio Esso para Santo Domingo Colonial, patrocinado por la Esso Standard Oil, y que fue el marco fundamental que orientó el proceso iniciado por el presidente Joaquín Balaguer en el año 1966. Eugenio Pérez Montás es un prestigioso profesional experto en desarrollo comunitario. Ha sido profesor universitario desde 1959 y miembro fundador de importantes instituciones culturales, entre las que se destacan el Comité Dominicano del lCOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios) y del lCOM (Consejo Internacional de Museos). Desde el año 2000 es miembro de número de la Academia Dominicana de la Historia. Pérez Montás es autor del libro La ciudad del Ozama, que presenta la historia urbana de Santo Domingo, y de una numerosa literatura arquitectónica de gran importancia. Actualmente dirige la Unidad Ejecutora para la Obra y Museos de la Catedral. Global conversó con el arquitecto Pérez Montás sobre sus proyectos actuales y experiencias, y repasó algunos de los pasos dados en estas cuatro décadas en las que organismos gubernamentales y no gubernamentales, profesionales de la restauración de monumentos y el sector privado y municipal, han venido interviniendo en la revalorización del patrimonio del centro histórico de la más antigua ciudad

E

del Nuevo Mundo, hoy considerado como patrimonio mundial. Un proceso que, como ha de suponerse, ha tenido altibajos, es decir, períodos firmes y dinámicos, así como otros más oscuros e imprecisos. ¿Porqué tantas instituciones intervienen y tienen jurisdicción en el m.anejo de la Zona Colonial? El tema institucional es capital en el tema de la conservación. Existen organismos nacionales, del Estado, para proteger el patrimonio cultural. En nuestro país la conciencia de la importancia de la conservación del patrimonio surge entre 1965 y 1970, período en que el doctor Joaquín Balaguer crea la Oficina de Patrimonio Cultural - Oficina de Patrimonio Monumental, en la ac-

crean instituciones privadas con el fin de colaborar con la protección de los monumentos. Las instituciones privadas, y así ha ocurrido aquí, juegan un papel sustantivo en la defensa del patrimonio cultural. En nuestro país, el Comité Dominicano del lCOMOS y del lCOM no sólo han cumplido con esta tarea, sino que puede decirse que han orientado el trabajo. Asimismo se crea una oficina particularizada para el centro histórico de la ciudad de Santo Domingo: la Comisión de Monumentos, que dirigió el ingeniero Ramón Báez López-Penha (Moncito). Actualmente es un apéndice de la Oficina de Patrimonio Monumental. Más adelante surgen otras instituciones para coordinar el trabajo de las que ya existen. Es el caso del

La arm.onÍa es algo fácil de lograr: sólo se necesita buena voluntad, paciencia y sentido com.ún. tualidad- . En esta época también se realiza el primer inventario de obras para su protección y se ponen en marcha los programas de rescate de los monumentos. Aunque ya antes la gente sabía que existían estos monumentos y que eran importantes para mantener el sentido de identidad nacional, es en la época de Trujillo cuando se rehabilitan las primeras edificaciones históricas, el Alcázar de Colón y la iglesia de los Jesuitas -hoy Panteón Nacional- . Al mismo tiempo que se crea la Oficina de Patrimonio Cultural, se

Patronato de la Ciudad Colonial, que existe aún. Más recientemente se crea la Secretaría de Estado de Cultura, con una Subsecretaría de Patrimonio Monumental de la cual pasa a depender la Oficina de Patrimonio Monumental. Tengo entendido que usted participó en la redacción de la ley que creó la Secretaría de Cultura. Sí, participé como representante del PRSC en el Consejo Nacional de Cultura, creado por el presidente Leonel Fernández en su primera

21

0019  
0019  

Énfasis Carlos Dore Cabral

Advertisement