Issuu on Google+

i FLORECIÓ LA ESCUELA! Desde que empezó el mes de septiembre, mas todos muy entusiasmados en la escuela Todavía hace frío, pero a nosotros nos a que ya llegó la primavera. Los alumnos nuevos, todavía no saben la . que hacemos nosotros, en los recreos, para . jarla. Por fin ayer dijo la señorita directora: -Niños: se acerca el 21 de septiembre. 140


os los años, vayan preparando algunos números, ~ a festejar la llegada de la primavera. V no se 01en que ese día, la recibirán coronados de flores . .Cómo estamos de contentos! No hacemos más' e hablar de eso en todos los recreos. -Vo encontré un verso que habla de las flores .o Dora-. Va lo estoy aprendiendo. -Nosotras cuatro estamos preparando una co_ ia que escribí yo -dijo Amalia-. Trata de la : ada de la primavera y que el invierno no se quie-Vo seré el sol -dijo Elsa-. Con un cartón estoy ::- éndome la corona. Mi papá tiene papel amariuy lindo y dijo que me dará un poco, para que rre.

141


Antes de la hora de entrada y en todos los creos, hay algún grupo que ensaya su núme Hoy, al entrar en el salón, Isabel le preguntó a maestra: -. Señorita, ¿puedo ponerme la coronita de Primera Comunión el Día de la Primavera? -Si tu mamá te da permiso, no hay incon niente. -Señorita, dice mamá si la coronita puede de flores naturales. Porque en mi casa hay muc -dijo Hebe. -iQué lindo!; me parece muy bien -dijo maestra. En eso se adelantó Eugenio y dijo: -Señorita: en nombre de todos los varones go a decirle que nosotros no quisiéramos pone corona; ¿Se enojará la directora? -. De ningún modo. Ustedes, los varones, e plirán poniéndose una flor en el ojal. -Eso sí nos gusta -dijo Eugenio-. Y los varo se restregaban las manos muy contentos. Es tanta la alegría, que las horas vuelan. Ustedes no se pueden imaginar lo trabajado que estamos en estos días. ¿Saben por qué? Porque queremos que nos cance el tiempo para ensayar. Nunca hemos aprendido mejor las lecciones. El otro día, al romper fila para el recreo, Es le dijo a la maestra: -Señorita, usted no escuche el ensayo. i que es sorpresa!

142


-Ninguna maestra escucha, querida. Ustedes se ienden con las niñas de séptimo, grado, que son as que organizan el programa. Ellas deben presenlo a la dirección por anticipado. En el segundo, recreo, un grupo de chicas corría etrás de Yo landa: -¿Me haces una a mí? -Una a mí . -Una a mí . ¿Saben qué le piden? Que les haga la corontta rquele sobró un poco de papel rosado. Yolanda es muy buena pero al fin se cansó y es dijo: -Miren chicas:' si yo hago tantas coronitas, no e quedará tiempo para estudiar. Yo haré la de Inés rque está su mamá enferma, y ella tiene mucho abajo con los hermanitos. Y haré para dos nenas e primer grado inferior, que no tienen mamá ... ero a ustedes, no. Si quieren les enseño cómo se ace; eso con mucho gusto. Pero nada más. -iAh, no, es muy difícil! -dijo la comodona de uisa. -Dice que es difícil y ni siquiera me preguntó ómo se hace. iMi hijita! ... Si no .eres capaz de ecortar pedacitos de papel rosado y de coser los una tirita, no podrás aprender cosas más difíciles. endrás que pasar de cuarto a tercero. ¡Qué buena es Yolanda! Pero en esto yo creo e tiene razón. iCómo no va a saber coser una niña de cuarto ado!

143


primavera