Page 1

Encender fueguitos GUSTAVO MARTÍNEZ

ESCUELA Nº 16 DE 08 Dr. JOSÉ MARÍA RAMOS MEJÍA LIBROS SÍ. POESÍA SÍ 2012


Encender fueguitos GUSTAVO MARTÍNEZ

ESCUELA Nº 16 DE 08 Dr. JOSÉ MARÍA RAMOS MEJÍA Escuela de Jornada Completa Intensificada en Artes LIBROS SÍ. POESÍA SÍ 2012

1


Docentes Mar铆a Laura Decarlos (Maestra de Grado) Julia Pazos (Facilitadora Pedag贸gica Digital) Alberto Cisnero (Bibliotecario)

2


Se blanco

Se durmiĂł hueso, el perro blanco como la nieve Cae la noche mientras La luna alumbra por la ventana Manuela baila con su pollera de seda verde Las tĂ­as bailan y sus pies ya casi no tocan el piso Agitando sus paĂąuelos

3


Pascual peones

Pascual decidió salir de su casa Y marchó hacia el centro de la ciudad de donde llegaba el Estruendo de los cañones y se veían subir oscuras columnas de humo Era muy chico para meterse en asunto de hombres Le habían ordenado permanecer en la casa junto a su madre y a su Padre. Pascual tenía 12 años era el segundo hijo de la familia Desde que tenía memoria Su padre y abuelos habían vivido en la estancia como peones.

4


Una estupendamente

Una vez subi贸 un gato al tren que va de Roma a Bolonia, Gatos en el tren siempre se han visto generalmente dentro de una cestita O dentro de una caja con alg煤n agujero para respirar en el tren Se han visto Hasta gatos vagabundos, Gatos de nadie Que han ca铆do de un vag贸n Pero este de quien hablamos es un gato Viajero que viaja solo por su cuenta Llevaba una cartera negra bajo el brazo Como un abogado pero no era un abogado

5


Era un gato, usaba gafas como un contador Pero no era un contador Y venia estupendamente.

6


Carolina Mafalda

Carolina tiene 12 años y viaja por primera vez sola En un avión hacia Madrid donde la esperan La acompañan las cartas de María, su bisabuela Que también cruzó el mar sola. En un barco de España Hacia Argentina. Desde que me entere de que me iba No pude dejar de pensar en el equipaje Todo no se puede llevar Lo que allá no halla fue la sentencia práctica de mi madre Lo que más quiera me aconsejo papá

7


Y mi hermano Recomend贸 que no me dejara la revista de Mafalda.

8


Había multicolores

Había una vez una joven valiente y hermosa que solía Internarse en lo profundo del bosque para buscar frutos Y admirar a los pájaros y árboles ningún animal la molestaba Ni ella molestaba a los animales pumas y gatos monteses tucanes y urracas sabían Que la muchacha no tenía maldad Cada vez que llegaba al río se quedaba mirando la otra orilla Qué ganas de cruzar pero allí comenzaban los dominios de una tribu Diferente a la suya y podría resultar peligroso Por las dudas 9


Nunca cruzaría el río Eso pensaba hasta que un día vio A un cazador al otro lado del río Que tenía un arco y flecha apuntando a un pájaro De plumas multicolores.

10


Hace fueguitos

Hace mucho tiempo al sur del mundo Vivian Los onas Antiguos pobladores de esas frĂ­as y solitarias Tierras Los onas solĂ­an encender fueguitos En la playa para calentarse mientras esperaban la llegada De las ballenas que cazaban para alimentarse Una vez vieron que se acercaba algo muy grande Como nunca habĂ­an visto Pero no se trataba de una ballena sino de un barco Proveniente de Europa 11


Los conquistadores decidieron llevar Algunos nativos como prisioneros y los obligaron a subir al barco. Hace mucho tiempo al sur del mundo Los onas solĂ­an encender fueguitos.

12


La hijos

La historia la recuerda Como la mujer en cuya casa Se cantó por primera vez el himno nacional argentino la propia Mariquita entono las primeras estrofas Nació en buenos aires el 1° de noviembre de 1786 En una familia acaudala El 29 de julio de 1805 se casó con Martín Thompson Tuvo cinco hijos.

13


Eran versos

Eran tres hermanos que un día partieron para conseguir suerte El mayor encontró un viejo que le pidió comida pero como apenas le alcanzaba para él Le dijo que no, al del medio le paso lo mismo y también dijo que no En cambio el menor compartió un pedazo de pan que llevaba con él El hombre agradecido Le regalo un tintero prodigioso Le dijo que él sabría cómo ayudarlo El pequeño fue a contárselo a sus hermanos Quienes se burlaron de él Los hermanos le quitaron el tintero 14


Con ese tintero escribo estos versos.

15


Una entendió

Una mañana Francisco llegó enamorado A francisco le llegó una carta Leyó la carta Al leerla todo se aclaro Y todo se entendió.

16


La extraviada

La estrella brillo mรกs que el sol La estrella se esconde en un rinconcito y se ve su brillo A la noche en mi casa veo una estrella Es tan hermosa y brillante En mi casa hay una gran estrella fugaz extraviada

17


Había noches

Había una vez un hambre muy querido por su pueblo Contaba historias Cuando volvía por las noches luego de trabajar Se reunía el pueblo para escuchar sus historias le decían Vamos cuenta Él contaba: Había una vez un hambre muy querido por su pueblo Contaba historias Cuando volvía por las noches

18


Quejas fabricadas

Quejas y protestas en todas partes Quejas y protestas de los adultos Porque a los chicos le gustan mucho mรกs las nuevas versiones De los cuentos. Pero nadie le hizo caso. No se sabe si los adultos lograron recuperar los bosques Y las brujas fabricadas.

19


ESTE LIBRO FUE COMPUESTO, CORREGIDO Y COMPRIMIDO EN LOS TALLERES GERVASIO MÉNDEZ; A LOS TREINTA DÍAS DE NOVIEMBRE, AÑO DOCE DEL SIGLO.

20


GUSTAVO MARTÍNEZ NACIÓ EL 30 DE AGOSTO DEL 2000. LE APASIONA EL FÚTBOL. SU COMIDA FAVORITA ES EL ASADO CON ENSALADA. SUS AMIGOS SON: MATÍAS MONGELÓS, ADRIÁN CASTRO Y JUNIOR CENTURIÓN BARRIOS CON LOS QUE SIEMPRE JUEGA AL FÚTBOL.

Encender fueguitos  

Literatura Argentina

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you