Page 1

EN FEBREIRO, LER O AMOR 2011


Tristemente convivo coa túa ausencia sobrevivo á distancia que nos nega mentres bordeo a fronteira entre dous mundos sen decidir cal deles pode darme a calma que me esixo para amarte sen sufrir pola túa indiferencia a miña retirada preventiva dunha batalla que xa sei perdida resolto a non entrar xamais en ti pero non á tortura de evitarte.

Lois Pereiro


Explórote cos ollos descúbrote por dentro profanando o teu sangue que levo ó meu desexo paséome por ti examino os teus procesos orgánicos mátote e morro en ti máis docemente ou mellor inocúlame ti a min veleno dos teus dentes mergúllate no meu sangue inxéctate nas veas que te observan e xa doente dóeme a túa dor no teu desexo berrando en cada óso e a túa morte mátame e resucítame para ó final morrerme morre en min sobrevive letal amor que nunca perde o alento coa súa sede de amor e os seus cinco sentidos.

Lois Pereiro


Ule esta hora como cando regresas e soño eguas agallopando na mar brava. Este sangue derrámase como auga sobre o cemento no outono e ule ó rastro que deixan os paxaros cando fuxen en solpores de espada. Así rasga a túa presencia, e fágome sal e pranto. Ule esta tarde como cando marchas e levas contigo as miradas brancas, as singraduras dos dedos na ternura. Así, sen ti, fica o mar tan tristemente en calma, e eu canto.

Ana Romaní


No niño novo do vento hai unha pomba dourada, meu amigo! Quén poidera namorala! Canta ao luar e ao mencer en frauta de verde olivo. Quén poidera namorala, meu amigo! Ten áers de frol recente, cousas de recén casada, meu amigo! Quén poidera namorala! Tamén ten sombra de sombra e andar primeiro de río. quén poidera namorala, meu amigo!

Álvaro Cunqueiro


O REI TIÑA UNHA FILLA

O rei tiña unha filla que morría de amor, e por vela curada, sen máis declaración, ó Amor,queiras non queiras, do reino desterrou.

O Amor, moi xuicioso, obedecendo a lei, camiño do desterro foise co que era seu: cos bicos e coas rosas... ¡e coa filla do rei!

RAMÓN CABANILLAS


BORN TO RUN Monta comigo, nena, agora e xa, rápido e axiña, porque non temos nada máis que este momento no que rebenta a bomba do tecno nos bafles da mente como unha onda expansiva que leva por diante a angustia de sentir que xa agora o futuro foi unha sombra que cruzou a toda hostia e sen deterse

CARLOS NEGRO


Madrigal Tu já tinhas um nome, e eu não sei se eras fonte ou brisa ou mar ou flor. Nos meus versos chamar-te-ei amor.

II Cantas. E fica a vida suspensa. É como se um rio cantasse: em redor ´tudo teu; mas quando cessa o teu canto o silêncio é todo meu.

Eugénio de Andrade


Todas as cartas de amor são Ridículas. Não seriam cartas de amor se não fossem Ridículas. Também escrevi em meu tempo cartas de amor, Como as outras, Ridículas. As cartas de amor, se há amor, Têm de ser Ridículas. Mas, afinal, Só as criaturas que nunca escreveram Cartas de amor É que são Ridículas. Quem me dera no tempo em que escrevia Sem dar por iso Cartas de amor Ridículas. A verdade é que hoje As minhas memórias Dessas cartas de amor É que são Ridículas. (Todas as palavras esdrúxulas, Como os sentimentos esdrúxulos, São naturalmente Ridículas) ÁLVARO DE CAMPOS (heterónimo de FERNANDO PESSOA)


FRONTEIRA Amor, non teñas medo se estou soa e se o medo dunha Dama do Anel pon en perigo a miña vida /cada noite cando fecha con chave a porta da única saída non teñas medo da miña morte na fuxida no descenso da torre /sen chanzos se o mundo prende en lume se o fumo me ameaza non temas, amor, eles virán para salvarme os Bombeiros Voluntarios de Valença virán co seu camión a rescatarme Os Bombeiros Voluntarios de Valença símbolo mellor desta unidade. Agora, amor, déixame durmir neste leito o teu corpo e o meu, as nosas casa xuntas amante. Da túa boca á miña boca un lazo de cereixas. Nesta ausencia pronunciábel da fronteira. MARGA DO VAL


Contigo ¿Mi tierra? Mi tierra eres tú. ¿Mi gente? Mi gente eres tú. El destierro y la muerte para mi están adonde no estés tú. ¿Y mi vida? Dime, mi vida, ¿qué es, si no eres tú? Luis Cernuda


La caricia perdida Se me va de los dedos la caricia sin causa, se me va de los dedos... En el viento, al pasar, la caricia que vaga sin destino ni objeto, la caricia perdida ¿quién la recogerá? Pude amar esta noche con piedad infinita, pude amar al primero que acertara a llegar. Nadie llega. Están solos los floridos senderos. La caricia perdida, rodará... rodará... Si en los ojos te besan esta noche, viajero, si estremece las ramas un dulce suspirar, si te oprime los dedos una mano pequeña que te toma y te deja, que te logra y se va. Si no ves esa mano, ni esa boca que besa, si es el aire quien teje la ilusión de besar, oh, viajero, que tienes como el cielo los ojos, en el viento fundida, ¿me reconocerás?

Alfonsina Storni


Amor mío, mi amor... Amor mío, mi amor, amor hallado de pronto en la ostra de la muerte. Quiero comer contigo, estar, amar contigo, quiero tocarte, verte. Me lo digo, lo dicen en mi cuerpo los hilos de mi sangre acostumbrada, lo dice este dolor y mis zapatos y mi boca y mi almohada. Te quiero, amor, amor absurdamente, tontamente, perdido, iluminado, soñando rosas e inventando estrellas y diciéndote adiós yendo a tu lado. Te quiero desde el poste de la esquina, desde la alfombra de ese cuarto a solas, en las sábanas tibias de tu cuerpo donde se duerme un agua de amapolas. Cabellera del aire desvelado, río de noche, platanar oscuro, colmena ciega, amor desenterrado, voy a seguir tus pasos hacia arriba, de tus pies a tu muslo y tu costado.

Jaime Sabines


Himno a Venus

Amor bajo las jarcias de un velero, amor en los jardines luminosos, amor en los andenes peligrosos y amor en los crepĂşsculos de enero. Amor a treinta grados bajo cero, amor en terciopelos procelosos, amor en los expresos presurosos y amor en los ocĂŠanos de acero. Amor en las cenizas de la noche, amor en un combate de carmines, amor en los asientos de algĂşn coche, amor en las butacas de los cines. Amor, en las hebillas de tu broche, gimen gemas de jades y jazmines.

Jaime Siles


Un amor más allá del amor... Un amor más allá del amor, por encima del rito del vínculo, más allá del juego siniestro de la soledad y de la compañía. Un amor que no necesite regreso, pero tampoco partida. Un amor no sometido a los fogonazos de ir y de volver, de estar despiertos o dormidos, de llamar o callar. Un amor para estar juntos o para no estarlo pero también para todas las posiciones intermedias. Un amor como abrir los ojos. Y quizá también como cerrarlos.

Roberto Juarroz


Amor de tarde Es una lástima que no estés conmigo cuando miro el reloj y son las cuatro y acabo la planilla y pienso diez minutos y estiro las piernas como todas las tardes y hago así con los hombros para aflojar la espalda y me doblo los dedos y les saco mentiras. Es una lástima que no estés conmigo cuando miro el reloj y son las cinco y soy una manija que calcula intereses o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas o un oído que escucha como ladra el teléfono o un tipo que hace números y les saca verdades. Es una lástima que no estés conmigo cuando miro el reloj y son las seis. Podrías acercarte de sorpresa y decirme "¿Qué tal?" y quedaríamos yo con la mancha roja de tus labios tú con el tizne azul de mi carbónico.

Mario Benedetti


Amor

Mujer, yo hubiera sido tu hijo, por beberte la leche de los senos como de un manantial, por mirarte y sentirte a mi lado y tenerte en la risa de oro y la voz de cristal. Por sentirte en mis venas como Dios en los ríos y adorarte en los tristes huesos de polvo y cal, porque tu ser pasara sin pena al lado mío y saliera en la estrofa -limpio de todo mal-. Cómo sabría amarte, mujer, cómo sabría amarte, amarte como nadie supo jamás! Morir y todavía amarte más. Y todavía amarte más y más.

Pablo Neruda


Besos Hay besos que pronuncian por sí solos la sentencia de amor condenatoria, hay besos que se dan con la mirada hay besos que se dan con la memoria. Hay besos silenciosos, besos nobles hay besos enigmáticos, sinceros hay besos que se dan sólo las almas hay besos por prohibidos, verdaderos. Hay besos que calcinan y que hieren, hay besos que arrebatan los sentidos, hay besos misteriosos que han dejado mil sueños errantes y perdidos. Hay besos problemáticos que encierran una clave que nadie ha descifrado, hay besos que engendran la tragedia cuantas rosas en broche han deshojado. Hay besos perfumados, besos tibios que palpitan en íntimos anhelos, hay besos que en los labios dejan huellas como un campo de sol entre dos hielos. Hay besos que parecen azucenas por sublimes, ingenuos y por puros, hay besos traicioneros y cobardes, hay besos maldecidos y perjuros. Judas besa a Jesús y deja impresa en su rostro de Dios, la felonía, mientras la Magdalena con sus besos fortifica piadosa su agonía. Desde entonces en los besos palpita el amor, la traición y los dolores, en las bodas humanas se parecen a la brisa que juega con las flores. Hay besos que producen desvaríos de amorosa pasión ardiente y loca,


tú los conoces bien son besos míos inventados por mí, para tu boca. Besos de llama que en rastro impreso llevan los surcos de un amor vedado, besos de tempestad, salvajes besos que solo nuestros labios han probado. ¿Te acuerdas del primero...? Indefinible; cubrió tu faz de cárdenos sonrojos y en los espasmos de emoción terrible, llenaron sé de lágrimas tus ojos. ¿Te acuerdas que una tarde en loco exceso te vi celoso imaginando agravios, te suspendí en mis brazos... vibró un beso, y qué viste después...? Sangre en mis labios. Yo te enseñe a besar: los besos fríos son de impasible corazón de roca, yo te enseñé a besar con besos míos inventados por mí, para tu boca.

Gabriela Mistral


Alaba los ojos negros de Julia

¿Eva era rubia? No. Con negros ojos vio la manzana del jardín: con labios rojos probó su miel; con labios rojos que saben hoy más ciencia que los sabios. Venus tuvo el azur en sus pupilas, pero su hijo no. Negros y fieros, encienden a las tórtolas tranquilas los dos ojos de Eros. Los ojos de las reinas fabulosas, de las reinas magníficas y fuertes, tenían las pupilas tenebrosas que daban los amores y las muertes. Pentesilea, reina de amazonas; Judith, espada y fuerza de Betulia; Cleopatra, encantadora de coronas, la luz tuvieron de tus ojos, Julia. La negra, que es más luz que la luz blanca del sol, y las azules de los cielos. Luz que el más rojo resplandor arranca al diamante terrible de los celos. Luz negra, luz divina, luz que alegra la luz meridional, luz de las niñas, de las grandes ojeras, ¡oh luz negra que hace cantar a Pan bajo las viñas!

Rubén Darío


Amor eterno

Podrá nublarse el sol eternamente; Podrá secarse en un instante el mar; Podrá romperse el eje de la tierra Como un débil cristal. ¡todo sucederá! Podrá la muerte Cubrirme con su fúnebre crespón; Pero jamás en mí podrá apagarse La llama de tu amor.

Gustavo Adolfo Bécquer


Dos cuerpos Dos cuerpos frente a frente son a veces dos olas y la noche es océano. Dos cuerpos frente a frente son a veces dos piedras y la noche desierto. Dos cuerpos frente a frente son a veces raíces en la noche enlazadas. Dos cuerpos frente a frente son a veces navajas y la noche relámpago. Dos cuerpos frente a frente son dos astros que caen en un cielo vacío.

Octavio Paz


A Leonor Tu cabellera es negra como el ala del misterio; tan negra como un lóbrego jamás, como un adiós, como un «¡quién sabe!» Pero hay algo más negro aún: ¡tus ojos! Tus ojos son dos magos pensativos, dos esfinges que duermen en la sombra, dos enigmas muy bellos... Pero hay algo, pero hay algo más bello aún: tu boca. Tu boca, ¡oh sí!; tu boca, hecha divinamente para el amor, para la cálida comunión del amor, tu boca joven; pero hay algo mejor aún: ¡tu alma! Tu alma recogida, silenciosa, de piedades tan hondas como el piélago, de ternuras tan hondas... Pero hay algo, pero hay algo más hondo aún: ¡tu ensueño!

Amado Nervo


A Emma

No sientas que te falte el don de hablar que te arrebata el cielo, no necesita tu belleza esmalte ni tu alma pura más extenso vuelo. No mires, niña mía, en tu mutismo fuente de dolores, ni llores las palabras que te digan ni las palabras que te faltan llores. Si brillan en tu faz tan dulces ojos que el alma enamorada se va en ellos, no los nublen jamás tristes enojos, que todas las mujeres de mis labios, no son una mirada de tus ojos...

José Martí


Poema El Desayuno

Me gustas cuando dices tonterías, cuando metes la pata, cuando mientes, cuando te vas de compras con tu madre y llego tarde al cine por tu culpa. Me gustas más cuando es mi cumpleaños y me cubres de besos y de tartas, o cuando eres feliz y se te nota, o cuando eres genial con una frase que lo resume todo, o cuando ríes (tu risa es una ducha en el infierno), o cuando me perdonas un olvido. Pero aún me gustas más, tanto que casi no puedo resistir lo que me gustas, cuando, llena de vida, te despiertas y lo primero que haces es decirme: «Tengo un hambre feroz esta mañana. Voy a empezar contigo el desayuno».

Luis Alberto de Cuenca


Pour Toi Mon Amour Je suis allé au marché aux oiseaux Et j’ai acheté des oiseaux Pour toi mon amour Je suis allé au marché aux fleurs Et j’ai acheté des fleurs Pour toi mon amour Je suis allé au marché à la ferraille Et j’ai acheté des chaînes De lourdes chaînes Pour toi mon amour Et puis je suis allé au marche aux esclaves Et je t’ai cherché Mais je ne t’ai pas trouvé mon amour Jacques Prévert


Le désir est ma voie Le désir est ma voie et la tempête ma boussole En amour je ne jette l’ancre dans aucun port. La nuit j’abandonne la plupart de moi-même Puis je me retrouve et m’étreins passionnément au retour. Je suis la jumelle du flux et du reflux De la vague et du sable du bord De l’abstinence de la lune et de ses vices De l’amour Et de la mort de l’amour. Dans la maison de mon corps prennent refuge mes états chaque soir, Et chaque matin on me réveille de mon absence. Ceux qui comprennent mon rythme me connaissent, Me suivent mais ne me rejoignent pas.

Joumana Haddad ( Liban )


El Matrimonio Nacisteis juntos y juntos permaneceréis para siempre. Estaréis juntos cuando las blancas alas de la muerte esparzan vuestros días. Y también en la memoria silenciosa de Dios estaréis juntos. Pero dejad que los vientos del cielo libren sus danzas entre vosotros. Amaos con devoción pero no hagáis del amor una atadura. Haced del amor un mar móvil entre las orillas de vuestras almas. Llenaos uno al otro vuestras copas pero no bebáis de una misma copa. Compartid vuestro pan pero no comáis del mismo trozo. Cantad y bailad juntos y estad alegres pero que cada uno de vosotros sea independiente. Las cuerdas de un laúd están separadas aunque vibren con la misma música. Dad vuestro corazón pero no para que vuestro compañero se adueñe de él. Porque sólo la mano de la vida puede contener los corazones. Y permaneced juntos... pero no demasiado juntos. Porque los pilares sostienen el templo pero están separados. Y ni el roble crece bajo la sombra del ciprés ni el ciprés bajo la del roble.

Khalil Gibran


The first Kiss of Love Those tissues of falsehood which folly has wove ! Give me the mild beam of the soul-breathing glance, Or the rapture which dwells on the first kiss of love. Ye rhymers, whose bosoms with phantasy glow, Whose pastoral passions are made for the grove; From what blest inspiration your sonnets would flow, Could you ever have tasted the first kiss of love ! If Apollo should e'er his assistance refuse, Or the Nine be disposed from your service to rove, Invoke them no more, bid adieu to the muse, And try the effect of the first kiss of love. I hate you, ye cold compositions of art ! Though prudes may condemn me, and bigots reprove, I court the effusions that spring from the heart, Which throbs with delight to the first kiss of love. Your shepherds, your flocks, those fantastical themes, Perhaps may amuse, yet they never can move: Arcadia displays but a region of dreams; What are visions like these to the first kiss of love ? Oh! cease to affirm that man, since his birth, From Adam till now, has with wretchedness strove; Some portion of paradise still is on earth, And Eden revives in the first kiss of love. When age chills the blood, when our pleasures are past --For years fleet away with the wings of the dove --The dearest remembrance will still be the last, Our sweetest memorial the first kiss of love. Lord Byron


My voice Within this restless, hurried, modern world We took our hearts' full pleasure--You and I, And now the white sails of our ship are furled, And spent the lading of our argosy. Wherefore my cheeks before their time are wan, For very weeping is my gladness fled, Sorrow has paled my young mouth's vermilion, And Ruin draws the curtains of my bed. But all this crowded life has been to thee No more than lyre, or lute, or subtle spell Of viols, or the music of the sea That sleeps, a mimic echo, in the shell. By Oscar Wilde


Poemas2011  
Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you