Issuu on Google+


HABÍA UNA VEZ UNA MAMÁ OSA CON DOS OSITOS QUE ESTABA HACIENDO DE COMER, HASTA QUE UN OSITO SE PUSO TAN TRAVIESO QUE SE QUEDÓ MUDO.


-BUAHHH! BUAHHH!, MI HERMANO ME TIRÓ LA TORRE! - CLARO, PORQUE ES TAN TRAVIESO QUE TE ROMPE TODO. -PERO CÓMO QUE ES TRAVIESO. A QUE NO SE ATREVE A MEARME.


LUEGO EL OSITO TRAVIESO SALIÓ AFUERA Y LE DIO UN RETORTIJÓN. LE DIO UN RETORTIJÓN Y SE QUEDÓ PARADO.


-ยกBUAHH BUAHHH! ยกMI HERMANITO MAYOR ME ROMPIร“ LAS FLORES!


- PERO, ¿POR QUÉ TE ROMPE LAS FLORES? ES UN HERMANO TAN MALO Y TAN TRAVIESO QUE NUNCA SE ATREVE A DARTE UN BESO.


-ยกEH, HERMANITO! COGEREMOS UNOS PECES PARA COMER.


-PERO, ¿COMO QUE VAMOS A COMER PECES? LOS TENEMOS QUE HACER EN LA PLANCHA. -¿COMO QUE EN LA PLANCHA? ¡EN EL HORNO!


-¡AUUUU, AUUUU! YA LLEGÓ LA NOCHE. -PERO SEGURO QUE SOÑÁIS CON LOS OSOS. -¡AUUUU, AUUUU, AUUUU!


Y COLORÍN COLORADO ESTE CUENTO SE HA ACABADO.


Los osos hermanitos (2)