Issuu on Google+

Santiago, 8 de agosto de 2011 DECLARACIÓN PÚBLICA El pasado jueves 4 de agosto aproximadamente a las 18:50 hrs. en el marco de la movilización por la educación, nos encontrábamos en Diagonal Paraguay antes de llegar a la esquina con Vicuña Mackenna. Entre quienes participábamos de la movilización pudimos distinguir a una joven que detuvo a un vehículo pequeño de color blanco, Chevrolet Spark. El conductor del vehículo, un hombre de no más de 35 años, amenazaba con poner en marcha el automóvil, mientras la joven le pedía que se detuviera. En pocos segundos, el conductor alevosamente hizo partir el vehículo empujándola contra el capó y avanzando con ella unos 10 metros, luego frenó momentáneamente para volver a acelerar con ella encima de su auto hasta pasar el cruce mismo de las calles Diagonal Paraguay y Vicuña Mackenna, completando más de 70 metros de distancia, y esta vez frenar bruscamente para dejarla caer al pavimento, y luego de ello la esquiva dándose a la fuga. Varias personas corrimos al lugar haciendo señas, gritos y gestos para detener al conductor del auto, y socorrer a la víctima. Por fortuna logramos registrar la patente del vehículo del agresor: BFWW40. Posteriormente, varias personas que presenciamos los hechos rodeamos a la joven en espera de una ambulancia, lo que aconteció bastantes minutos después considerando lo cercana que está la posta central. En el intertanto, Carabineros no dejó nunca de lanzar bombas lacrimógenas sobre nosotros, incluida la víctima (ver el video: https://www.youtube.com/watch?v=fsNxFjCUmXc). Por la prensa nos enteramos más tarde que el conductor se habría entregado en una comisaría varias horas después, y que la joven fue dada de alta durante la noche desde el Hospital Barros Luco. Con objeto de evitar que el agresor pudiera quedar impune, al día siguiente concurrimos a la 4ta Comisaría de Santiago a interponer una denuncia (en la calidad de denunciante y testigo respectivamente), para que de este modo se inicie una investigación que verifique la culpabilidad del conductor del vehículo y la gravedad de su acción. Pese a haber sido tratados con amabilidad, en la Comisaría fueron particularmente poco diligentes en permitirnos realizar la acusación, pues supuestamente no contaban con los antecedentes de un hecho que fue públicamente conocido por la ciudadanía. Durante nuestra espera, personal de Carabineros no dejó nunca de referirse a los hechos como “el accidente”, pese a que nosotros recalcamos en varias oportunidades que el conductor del vehículo aceleró en dos ocasiones con la joven sobre el capó del auto, frenó violentamente en lugar de reducir la velocidad para evitar la caída y golpe posterior, y luego escapó del lugar. Luego de 40 minutos sin recibir información en la Comisaría, el diputado Sergio Aguiló (al que previamente pudimos contactar), concurrió al lugar, y su presencia permitió que


en pocos segundos pudiéramos prestar declaración. El caso se abordará finalmente en la Fiscalía Centro-Norte de Santiago. A través de este medio, queremos encarecidamente pedir a todas las personas que presenciaron los hechos, y que puedan colaborar en el proceso, escribirnos al email bfww40@gmail.com a objeto de reunir la mayor cantidad de antecedentes para emprender un juicio en contra del conductor del vehículo, por un comportamiento cruel y alevoso que pudo costarle la vida a la víctima. Y aún más importante, buscamos contactar a la joven atropellada, quien a nuestro entender no debe temer en lo absoluto por las consecuencias de su denuncia, por cuanto somos muchos quienes estamos totalmente dispuestos a ayudarla y ofrecerle asesoría legal de parte de abogados. Pedimos además a quienes lean esta declaración, nos ayuden en su difusión.

Nicolás Ozimica Gacitúa, Ingeniero Civil en Computación. RUT: 13.757.821-2 Francisco Carreras Vicuña, Sociólogo y Profesor Universitario. RUT: 13.068.770-9


Accion legal por joven atropellada