Page 21

Nuestra solución es informar a las autoridades, incompetentes que no saben ejercer correctamente su puesto, solo dejan que el problema siga, esperando que otros solucionen este problema, el cambio ya es urgente y es necesario que nuestros políticos tengan una mentalidad ecológica y sustentable para que pongan un alto y le den una solución, ya que este problema nos está afectando a todos.

En los últimos 43 años, en el territorio nacional se han liberado al ambiente aproximadamente 635 mil toneladas de pilas, cuyos contenidos incluyen elementos inocuos al ambiente y a la salud, como carbón (C) o zinc (Zn), pero también elementos que pueden representar un riesgo debido a los grandes volúmenes emitidos, como es el caso de 145,918 toneladas de dióxido de manganeso (MnO2) y otros elementos tóxicos como 1,232 toneladas de mercurio (Hg); 22,063 toneladas de níquel (Ni); 20,169 toneladas de cadmio (Cd) y 77 toneladas de compuestos de litio (Li). Dichas sustancias tóxicas representan casi el 30% del volumen total.

Este llamado de atención es una advertencia a lo que está por llegar y lo que ya está ocurriendo: los suelos se contaminan, los ríos son tóxicos que ya no son bebibles, la biodiversidad desaparece y me pregunto si nuestros hijos tendrán un buen futuro con todos estos problemas, tantos problemas que no se ponen solución. Nuestra solución no está solo en difundir la información, si no también utilizando algunas de las soluciones, ya sea depositar pilas en los contenedores o utilizar baterías recargables.

En la actualidad podemos observar que no hace falta pensar en nuevas soluciones, lo que hace falta es difundir y utilizar las ya existentes, como utilizar los recolectores de pilas. Existen muchas otras maneras de no crear tanto desperdicio de pilas, o por lo menos de manera controlada. Una posible solución es el uso de pilas recargables que, aunque necesiten energía eléctrica, tienen un tiempo estimado de vida útil de 1 000 recargas, por lo que evitaríamos tirar 1 000 pilas que contienen Mercurio (Hg), Plomo (Pb), Níquel (Ni) y Cadmio (Cd), elementos tóxicos para salud de los seres vivos y para el ambiente. Existe una nueva alternativa que podría crear pilas más eficientes y menos contaminantes gracias la nanotecnología. Esta nueva alternativa se llama “bio-batería”. Un grupo de científicos del instituto politécnico de Rensselaer, han proclamado que han creado este tipo de batería, la cual funciona un 90% con fluidos de seres vivos y otros compuestos orgánicos y el 10% restante con nanotubos de carbón que hacen la función de tener habilidades conductoras. Otro beneficio de este tipo de batería es su tamaño, ya que son prácticamente un papel, tan pequeña y flexible sin perder la capacidad de ser una buena fuente de electrolitos para la batería. CONCLUSIÓN: En este artículo pudimos analizar las diversas soluciones para el problema de las pilas usadas, no obstante el problema existe debido a la falta, principalmente, de cultura en los ciudadanos pero los que tienen la mayor responsabilidad son las autoridades las que tiene la obligación de resolver este problema, ya que realmente no se interesan por la ecología y solo piensan en su “comodidad”.

19

Revista: Visión ecológica  
Revista: Visión ecológica  

Revista realizada por los alumnos del Profesor M.C. Leopoldo Ramón García Larios de la materia Sistemas Ecológicos Industriales. CUCEI. Univ...

Advertisement