Issuu on Google+

El Libro de los

ESPOSOS “Lo que Dios haya unido, que no lo separe el hombre”.

Ediciones

COREFO


Antes de empezar a leer...

De:

Caminen por la vida, juntos. Siempre hay algo nuevo por descubrir Pide, pregunta, agradece; tu pareja no puede leer tus pensamientos. Cuida tu aspecto personal; tu pareja se lo merece.

Para:

Di “lo siento” y perdona con cariño; el amor no es orgulloso. Alaba a tu pareja en público; esta alabanza es duradera. Acaricia a tu pareja con suavidad; el contacto dice “te quiero” de una manera muy especial...


Los 10 mandamientos del amor conyugal 1. Amarás a tu cónyuge con todo tu corazón y con todas las fuerzas, con desinterés y sin egoísmo, sin permitir que nadie ni nada enturbie jamás ese amor. 2. Evitarás todo lo que puede disminuir la personalidad y responsabilidad de tu cónyuge. El amor hace crecer a la persona amada. 3. Tu permanente ocupación será servir más y mejor a tu cónyuge, buscando siempre cómo reavivar y profundizar el amor. 4. Tendrás cada día para con tu cónyuge una sorpresa (atención especial, cariño, delicadeza, novedad, etc.) que tiende a mantener viva la llama del amor matrimonial.

9. No permitirás que ningún pensamiento, sentimiento o deseo desordenado escuche jamás la transparencia de tu corazón.

5. No matarás al amor. Evitarás toda acción (gesto, palabra, actitud, etc) que pueda empequeñecer o matar el amor.

10. Amarás a tu cónyuge como a ti mismo.Vivirás para siempre por él y para él y serán ustedes “dos en un solo espíritu y en un solo ser”.

6. Amarás tan sinceramente a tu cónyuge que no te permitirás una infidelidad, ni siquiera de pensamiento.

Autor desconocido

7. Te entregarás a tu cónyuge total y plenamente, sin reservas ni división espiritual ni corporal.

4

8. No falsearás nunca el amor, mantendrás siempre abierto tu corazón y en él nunca cabrá la mentira.

¿Quién dice que amar es fácil?

5


Consejos de un Cuando encuentres a alguien y ese alguien hiciera que tu corazón dejara de funcionar por algunos segundos... presta atención... puede tratarse de la persona más importante de tu vida. Si sus miradas se cruzan y, en ese momento, existiera el mismo brillo intenso entre ellas, quédate alerta... Puede ser la persona que has estado esperando desde el minuto que naciste. Si el toque de los labios fuera intenso, si el beso fuera apasionado, y tus ojos se llenaran de lágrimas en ese momento... Percibe... Existe algo mágico entre ustedes. Si el primer y el último pensamiento de tu día fuera esa persona, si el deseo de estar juntos llegara a apretar tu corazón... Agradece... Del cielo te enviaron un presente divino: el amor. Si un día tuvieran que pedir perdón uno a otro... por algún motivo, en cambio recibes un abrazo, una sonrisa, una caricia en tus cabellos y los gestos valieran más que mil palabras... Entrégate: Ustedes fueron hechos el uno para el otro. Si por algún motivo estuvieras triste, si la vida te dio un golpe y la otra persona sufre tu sufrimiento, llora tus lágrimas y las

enamorado

enjuga con ternura... Qué cosa más maravillosa: puedes contar con ella en cualquier minuto de tu vida. Si consigues con tu pensamiento sentir por entero a esa persona como si estuvieras a tu lado... Si piensas que ella es linda aún estando con un pijama viejo y su cabello enmarañado... Si no consigues trabajar bien todo el día, ansioso por el encuentro que han fijado para esa noche... Si no puedes imaginar, de manera alguna, tu futuro sin esa persona a tu lado... Si tienes la certeza de que verás a esa persona envejecer a tu lado, y aún así, tienes la convicción de que vas a continuar estando loco por ella... Si prefieres cerrar los ojos, antes de ver su partida: Es el amor que llegó a tu vida. Las personas se enamoran muchas veces en la vida... Pero pocas son las que aman y encuentran el amor verdadero... Autor desconocido No dejes que las locuras de tu día a día te dejen ciego para vivir la mejor cosa de la vida... El amor.

6

7


Las mujeres Tienen fuerzas que asombran a los hombres. Ellas cargan niños, penas y cosas pesadas; sin embargo tienen espacio para la felicidad, el amor y la alegría.

Ellas no aceptan un “no” por respuesta cuando están convencidas de que hay alguna solución.

Ellas sonríen cuando quieren gritar.

Ellas conocen su poder; sin embargo, saben usar su lado más suave cuando quieren conseguir algo.

Cantan cuando quieren llorar. Lloran cuando están contentas y ríen cuando están nerviosas. Se ofrecen para las causas buenas. Ellas son voluntarias en hospitales, llevan comida a los necesitados. Ellas trabajan como ejecutivas, abogadas, amas de casa. Usan trajes, jeans y uniformes. Luchan por lo que ellas creen. Se enfrentan ante la injusticia. Las mujeres hablan y recorren largos caminos para conseguir la mejor escuela para sus niños, y la mejor atención para la salud de su familia. Ellas escriben a los editores, diputados y al “poder que sea” para lograr beneficios que hagan la vida mejor.

Acompañan a algún amigo preocupado al doctor.

Las mujeres se alegran (o lloran) cuando se enteran de un nacimiento o un nuevo matrimonio. Sufren ante la pérdida de un familiar pero todavía sacan fuerzas cuando el resto ya no las tiene. Saben que un abrazo y un beso pueden sanar un corazón roto. Las mujeres vienen en todos los tamaños, colores y formas. Viven en casas, apartamentos y cabañas. Ellas manejan, vuelan, caminan, corren o usan el e-mail para demostrarte cuánto se preocupan por ti. El corazón de una mujer es lo que hace girar al mundo. Todo lo que ellas quieren es un abrazo, una sonrisa, para que luego puedas hacer lo mismo con otras personas. Autor desconocido Las mujeres hacen más que solo dar la vida.

8

9


El tigre y la liebre Qué gran decepción tenía el joven de esta historia, su amargura era por la forma tan inhumana en que se comportaban las personas porque al parecer ya a nadie le importaba nada. Un día dando un paseo por el monte, vio sorprendido que una pequeña liebre le llevaba comida a un enorme tigre mal herido, que no podía valerse por sí mismo. Le impresionó tanto ese hecho que, al día siguiente, regresó para ver si el comportamiento de la liebre era casual o habitual. Con enorme sorpresa pudo comprobar que la escena se repetía: la liebre dejaba un buen trozo de carne cerca del tigre. Pasaron los días y la escena se repitió de un modo idéntico, hasta que el tigre recuperó las fuerzas y pudo buscar comida por su propia cuenta. Admirado por la solidaridad entre los animales, se dijo:”No todo está perdido. Si los animales, que son inferiores a nosotros, son capaces de ayudarse de este modo, mucho más lo haremos las personas”. Y decidió hacer la experiencia: se tiró al suelo, simulando que estaba herido, y se puso a esperar que pasara alguien que lo ayudara. Pasaron las horas, llegó la noche y nadie se acercó. Estuvo así

durante todo el otro día, y ya se iba a levantar, mucho más decepcionado que al inicio de esta historia con la convicción de que la humanidad no tenía remedio, sintiendo la desesperación del hambriento, la soledad del enfermo, la tristeza del abandono, cuando de pronto sintió dentro de él una hermosa voz que le decía: “Si quieres encontrar a tus semejantes, si crees que todo ha valido la pena, si quieres seguir creyendo en la humanidad para encontrar a tus semejantes como hermanos, deja de hacer de tigre y simplemente sé una liebre”. Autor desconocido Sé una liebre; siempre dispuesta a ayudar.

10

11


El gran dilema de Dios

Cuenta una leyenda que al principio del mundo, cuando Dios decidió crear a la mujer, encontró que había agotado todos los materiales sólidos en el hombre y no tenía más de qué disponer. Ante este dilema y después de profunda meditación, hizo esto:

Después de una semana vino el hombre y le dijo:

Señor, la criatura que me diste me hace desdichado, quiere toda mi atención, nunca me deja solo, charla intensamente, llora sin motivo, se divierte en hacerme sufrir y vengo a devolvértela porque NO PUETomó la redondez de la luna, DO VIVIR CON ELLA. las suaves curvas de las olas, Bien, contestó Dios y tomó a la tierna adhesión de la enre- la mujer. dadera, el trémulo movimiento de las hojas, la esbeltez de Pasó otra semana, volvió el la palmera, el tinte delicado de hombre y le dijo: las flores, la amorosa mirada Señor, me encuentro muy solo del ciervo, la alegría del rayo de desde que te devolví a la criasol y las gotas de llanto de las tura que hiciste para mí, ella nubes, la inconstancia del vien- cantaba y jugaba a mi lado, me to, la timidez de la tórtola y la miraba con ternura y su miravanidad del pavo real, la suavi- da era una caricia, reía y su risa dad de la pluma del cisne, y la era música, era hermosa a la dureza del diamante, la dulzu- vista y suave al tacto. ra de la paloma y la crueldad del tigre, el ardor del fuego y la Devuélvemela, porque NO frialdad de la nieve. Mezcló tan PUEDO VIVIR SIN ELLA. desiguales ingredientes, formó a la mujer y se la dio al hombre. Autor desconocido Hombre y mujer. Dios los creó el uno para el otro, muéstrense amables y comprensivos, uno con el otro.

12

13


Se solicita Para el puesto se requiere que la solicitante afortunada realice y coordine las siguientes funciones: acompañante, consejera, directora, administradora, agente de compras, maestra, enfermera, cocinera, nutricionista, decoradora, limpiadora, chofer, supervisora del cuidado de los niños, trabajadora social, psicóloga y organizadora de recreaciones.

ama de casa

cer un gran número de tareas conflictivas al mismo tiempo sin cansarse y con la adaptabilidad para manejarse sin problemas en los distintos cambios del desarrollo de la vida del grupo, incluyendo emergencias y crisis serias.

HORARIO DE TRABAJO:Todo el tiempo en que permanezca despierta, así como turnos de veinticuatro horas cuando sea necesario.

nito amor, tomaría el empleo, pues solo ella puede pasar por todo lo anterior y mucho más con tal de que su familia se encuentre bien.

REMUNERACIÓN: Ningún salario o sueldo.

Debe ser capaz de comunicarse acerca de un sinnúmero de asuntos con gente de todo tipo, incluyendo: burócratas, maestros de escuela, médicos, dentistas, trabajadores, comerciantes, adolescentes y niños.

El gasto será negociado de vez en cuando.

Con toda mi admiración y cariño para cada una de ustedes que tiene la fortuna de ser madre, gracias por el inmenso cariño depositado en sus hijos.

Ser competentes en los oficios arriba mencionados, sana, Debe ser independiente y con creativa y extrovertida; para iniciativa, capaz de trabajar ais- alentar y ayudar al desarroladamente y sin supervisión. llo físico y emocional de los Ser eficiente en el manejo de miembros del grupo. personas de todas las edades y apta para trabajar en condicio- Tener imaginación, sensibilidad, nes de estrés durante largos calor, amor y comprensión, ya que será la responsable del períodos, si fuera necesario. bienestar mental y emocional También debe contar con la del grupo mencionado. flexibilidad suficiente para ha-

BENEFICIOS: Ningunas vacaciones garantizadas, ni siquiera por enfermedad, maternidad o largo servicio. Ningún seguro de vida o por accidente.

REQUISITOS: La solicitante debe tener una auto motivación ilimitada y el más fuerte sentido de responsabilidad si quiere tener éxito es este trabajo.

14

Se le puede requerir a la solicitante afortunada que consiga un segundo trabajo además del que se anuncia ahora, para ayudar al sostenimiento del grupo.

Tampoco se ofrece compensación alguna para la solicitante contratada...

Mi felicitación para cada uno de ustedes (hijos) que aún cuentan con la dicha de tenerla a su lado. Cuídala muchísimo, pues es el regalo más hermoso que nos ha dado Dios. Y para aquellos que su mamá ya está en el cielo, solo quiero recordarles que tienen el mejor ángel de la guarda que siempre los cuida, los protege, los guía y los acompaña.

Solo una madre con su infiAutor desconocido Es tan grande el amor de madre... que hasta Dios quiso tener una. 15


Un matrimonio estaba tratando de establecer un diálogo en un intento por mejorar sus deterioradas relaciones. - Hay algo que quiero que sepas antes que continúes. - ¿Qué es? - Que no continúes, le contestó el joven esposo. Qué difícil se nos hace enfrentarnos a nuestros propios defectos, errores, descuidos o apatía. Recuerdo con gran cariño un día de Acción de Gracias que cuando nos disponíamos a almorzar, mi papá recibió la inesperada visita de un compadre. Luego del caballeroso saludo le dijo: “Compadre, vengo a dialogar con usted porque mientras hayan palabras, hay posibilidades de entendimiento”.

16

Uno de los hijos de aquel hombre de bien, le había estado dando problemas a mi padre en el negocio del que era propietario. La maravillosa escena de dos seres humanos sentados en la parte de atrás de mi casa y hablando civilizadamente quedó grabada en mi memoria para siempre. La situación que les afectaba quedó resuelta en poco tiempo. “Mientras existan palabras hay posibilidad de entendimiento”. Cuánta sabiduría encierra esta expresión. Los gritos, los golpes, las miradas hirientes, la indiferencia dolorosa no resuelven problemas, los agravan y los perpetúan. Si tienes diferencias con tu pareja, date a ti y a la otra parte la oportunidad del diálogo y podrá haber entendimiento.

Cuando decidas establecer esa comunicación practica las siguientes recomendaciones: 1. Escucha a tu cónyuge, dale la oportunidad de expresarse con libertad, sin interrupciones, y cuando sea necesario, lo harás para hacer preguntas aclaratorias. 2. Aprovecha el momento apropiado para establecer esa comunicación. Si estás bajo presión, deja primero que las aguas dentro de ti se calmen y lleguen a su nivel, y luego procede. 3. Respeta los sentimientos de tu esposo(a). 4. Permanece atento y concentrado (a) en lo que te está diciendo, y no en tu contestación. 5. Ten siempre presente, en tu mente, conceptos tales

como: amor, paz, entendimiento, alegría, y que no hay problema sin solución si hay buena voluntad. 6. Acepta tus errores con la gallardía propia de la gente sensata. 7. Exprésate con respeto y consideración utilizando palabras que promuevan un feliz encuentro de entendimiento. 8. Promete solo lo que estás dispuesto a cumplir. 9. Evita hacerte la víctima. 10. Termina el asunto dialogando, enumerando los acuerdos, si existen algunos, y pidiéndole a Dios que los bendiga abundantemente en su noble empeño. Gil Rosario Ramo

“Todo el que participa en una discusión defiende dos cosas: una tesis y a sí mismo”. Paul Valery 17


El significado de la bendición

La bendición invoca el apoyo activo de Dios para el bienestar de la persona, habla del agradecimiento, nutre prosperidad y felicidad. La bendición comienza en el hogar, en las relaciones de padres e hijos. Los niños que reciben el regalo de la bendición de parte de sus padres, tienen un buen comienzo espiritual y emocional en la vida. Reciben un firme fundamento de amor y aceptación. Este principio también se aplica a la íntima relación de pareja. Las amistades se profundizan y fortalecen, la hermandad de las Iglesias se incrementa, trayendo compañerismo, santidad y esperanza a muchos que nunca han recibido una palabra de bendición. El poder de la vida y la muerte está en la palabra. Al bendecir, se otorga vida, no solo al que recibe la bendición, sino también al que la da. Por eso hoy te bendigo, mi bendición va para ti, porque al bendecirte de todo corazón, me bendigo a mí mismo. Reparte bendiciones donde vayas, no solo de palabras sino de hechos. Ellas volverán a ti cuando menos lo esperes. Autor desconocido Un abrazo y que Dios te bendiga...

18

19


La vida Hay momentos en la vida en que sientes mucho la falta de una persona, y te gustaría que ella saliera de tus sueños para apretarla fuertemente en tus brazos! Cuando una puerta de la felicidad se cierra, otra se abre, pero nosotros... continuamos mirando hacia la puerta cerrada y no damos ninguna importancia a la que acabamos de abrir. Busca a alguien que te transmita una sonrisa pues es suficiente una sola para alegrar el día más triste. Busca a alguien que haga reír tu corazón. - Sueña lo que quieres soñar. Ve a dónde deseas ir.

Los afortunados no tienen forzosamente lo mejor de lo mejor. Ellos buscan, simplemente, lo mejor que encuentran en su camino. Siempre existe la necesidad de olvidar. Tú no podrás ir adelante en la vida mientras no hayas superado los errores del pasado y todo lo que lastima tu corazón. Cuando eras niño y llorabas, todos alrededor sonreían. Vive la vida plenamente, termina lo que comenzaste, de manera que sonrías siempre, a pesar de las lágrimas de los demás. Autor desconocido

Busca ser lo que pretendes ser. Porque la vida es una sola, y solo existe una posibilidad de hacer las cosas que queremos hacer.

20

Termina lo que empezaste, nunca dejes nada inconcluso, porque se puede volver contra ti; más adelante.

21


Es

Dios

¿Alguna vez sentiste el deseo de hacer una cosa agradable por alguien a quien le tienes cariño?

tener la menor idea de cómo resolverla? Y de repente la solución aparece?

ES DIOS que te habla... a través del Espíritu Santo

ES DIOS que toma siempre... nuestros problemas en sus manos... y nos ayuda a resolverlos.

Alguna vez sentiste tristeza... y soledad, aunque alguien cercano esté a tu lado? ES DIOS que te escoge... por medio de su Hijo Jesucristo. Alguna vez pensaste en un ser querido y que no lo ves hace mucho tiempo y de repente aparece esa persona? ES DIOS porque la casualidad... no existe Alguna ves recibiste algo maravilloso que no habías pedido? ES DIOS que conoce bien los secretos que guardas en tu corazón. Alguna vez estuviste en una situación problemática... Sin

Alguna vez sentiste una inmensa tristeza en el alma...Y de repente como si un bálsamo de amor fuese derramado en ti... aparece una paz inesperada. ES DIOS que te consuela en sus brazos... y te da esperanza. Si alguna vez estuviste a punto de querer morir... y de repente sientes que tienes la fuerza suficiente para continuar tu camino con renovados bríos... ES DIOS que está a tu lado... y te acompaña con amor en el camino de tu vida... Autor desconocido

Todo es mejor cuando... ES DIOS QUIÉN ESTÁ AL FRENTE DE TODO!!! 22

23


Felicidad

¿Cuándo pensaba que lo peor que pasaba era que alguien me quitara mi pelota de jugar? ¿Cuándo no necesitaba lentes para leer? Quiero alejarme de las complejidades de la vida y emocionarme nuevamente con las pequeñas cosas.

mente. No quiero que mis días sean de computadoras que se inhiben, de la montaña de papeles en mi escritorio, de noticias deprimentes, ni de cómo sobrevivir unos días más al mes, cuando ya no queda dinero en la chequera. No quiero que mis días sean de facturas de médicos o medicinas.

Quiero regresar a los días en que la música era limpia y sana. No quiero que mis días sean Recuerdo cuando era inocen- de chismes, enfermedades y te y pensaba que todo el mun- pérdida de seres queridos. do era feliz porque yo lo era. Quiero creer en el poder de Caminaría de nuevo en la playa la sonrisa, del abrazo, del aprepensando solo en la arena en- tón de manos, de la palabra tre los dedos de mis pies, sin dulce, de la verdad, de la justipreocuparme por la erosión y cia, de la paz, de los sueños, de la imaginación. la contaminación. Pasaría más tardes subiendo Quiero creer en la raza huárboles y montando en mi bi- mana y quiero volver a dibujar cicleta hasta llegar al parque, muñecos en la arena... sin la preocupación de que me ¡¡¡Quiero volver a mis 6 años!!! secuestren. Quiero vivir simple nueva-

Autor desconocido

Espero que cada uno de nosotros pueda vivir un poco de ese niño que llevamos dentro, y no nos dejemos arrastrar por la sociedad que nos rodea. Si todos pensáramos y actuáramos un poquito como niños, ¿no creen que muchas cosas en el mundo podrían ser diferentes? 24

25


Cuando te pido que me escuches y tú empiezas a darme consejos, no has hecho lo que te pedí. Cuando te pido que me escuches y tú empiezas a decirme por qué yo no debería sentirme así, estás pisoteando mis sentimientos. Cuando te pido que me escuches y tú sientes que debes hacer algo para resolver mis problemas, me has fallado, por muy extraño que parezca. Quizá esa es la razón por la cual la plegaria no funciona para algunos. Porque Dios es mucho y Él no ofrece consejos ni trata de arreglar las cosas. Él simplemente escucha y confía en que tú lo resolverás todo por ti mismo. Así que por favor solo escúchame y préstame atención. Y si tú quieres hablar, espera unos minutos a que llegue tu turno y te prometo que yo te escucharé.

Solo escúchame 26

Autor desconocido Saber escuchar es un arte que trae la calma, tanto al hablante como el oyente. Muchas veces, alguien solo quiere ser escuchado y esto lo alivia.

27


Una sentencia Ante un tribunal norteamericano, se presenta una pareja con sus respectivos abogados dado que están en trámites de divorcio. El abogado de la mujer reclama para ella el 50% de la venta de la casa, así como una pensión de por vida por la cantidad de 500 dólares que, según enumera, será para cubrir los gastos de electricidad, teléfono y una pequeña lista de gastos mensuales. El abogado del esposo protesta, alegando que el hombre no tiene ninguna obligación hacia su mujer ya que los hijos son mayores de edad, están casados y ella bien puede ir a trabajar y mantenerse por sí misma; y además que ella nunca contribuyó a la manutención de esa casa, ni aportó ningún dinero para la compra de la misma. El juez escucha a ambas partes y se queda indeciso por un momento leyendo los documentos. De pronto, escucha a la mujer llorando y le dice: –¿Qué le pasa, señora? –Señor juez, yo creo que todo eso es cierto. 28

Así que voy a aceptar la sentencia de divorcio sin ninguna obligación de parte de mi marido hacia mí. Después de todo, yo bien pudiera ser una mujer profesional e independiente para defenderme sola. El juez le pregunta: ¿Y por qué usted no se convirtió en una mujer profesional e independiente? ¿Hubo alguna razón que se lo impidiera? –Señor juez, realmente no había ninguna razón, fueron decisiones tomadas voluntariamente por mí. ¿Pudiera ser más explícita y enumerarme esas razones que usted alega? –Bueno, cuando me casé yo acababa de graduarme de la escuela secundaria. Mi intención era estudiar enfermería, pero no había dinero para pagar los gastos de dos personas estudiando, así que le dije a mi esposo que estudiara él y luego lo haría yo. –Bien, y ¿qué pasó? ¿por qué cuando él se graduó de ingeniero, no estudió usted? –Porque, verá, él me pidió que tuviéramos nuestro primer hijo, ya que llevábamos cinco años casados

ecuánime y aún no lo habíamos tenido. –¿Y qué pasó después? –Nada, el niño creció, pero él no quería que el niño fuera cuidado por personas extrañas, y yo entendí que él tenía razón; así que decidí quedarme en la casa con nuestro hijo. –Y cuando el niño creció, ¿qué sucedió luego?, ¿por qué no fue usted a estudiar? –Porque ya para entonces tenía dos hijos más. –¿Dos más? –Sí, verá usted. Cuando tuvimos el primer hijo, mi esposo me dijo que debíamos tener un segundo para que el niño no se quedara sin hermanos, así que tuvimos el segundo tres años después, pero era otro varón. –¿Y qué tenía eso que ver? –No había ningún problema, estábamos muy felices, pero mi esposo me dijo que para que la felicidad fuera completa, debíamos tratar de tener una niña. –¿Y...? –Pues cuando el segundo hijo te-

nía ya 4 años, quedé embarazada y tuve una niña. –Y entonces, ¿por qué no estudió cuando ella creció? –Porque no había quien llevara al mayor a las prácticas deportivas, ni quien los llevara a la escuela. Temiendo por su seguridad, mi esposo y yo decidimos que yo los llevaría a la escuela y los recogería. Así las cosas, dejaba al mayor en la secundaria, seguía con el segundo para la escuela primaria y regresaba a la casa con la niña a preparar la cena. Cuando los recogía dejaba al mayor en las prácticas de judo, al otro en las de fútbol y seguía con la niña para las de ballet. –Entonces, ¿siguió usted posponiendo su educación? –Sí, señor juez, lo hice por mi propia voluntad. -Y cuando sus tres hijos se fueron independizando. ¿por qué no ingresó usted a la universidad? -Para entonces la madre de mi esposo había enviudado, se enfermó y necesitaba de alguien que la cuidara. 29


Así que hablamos el asunto y llegamos a la conclusión que no la íbamos a internar en un asilo, sino que la traeríamos a vivir con nosotros ya que los demás hijos estaban fuera. -¿Y cuánto duró esta etapa? -Bueno, unos seis años. Ella tenía alzhaimer y como la cuidábamos tan bien, su decadencia no fue rápida. Murió de un ataque al corazón después de que llegamos del paseo que todas las mañanas dábamos por el barrio. A ella le encantaba darles de comer a las palomas en el parque.

planchaba toda la ropa de mi esposo y la de los muchachos; arreglaba el jardín, y esto era lo que me costaba mayor esfuerzo, pues tengo problemas de la columna, pero hacía el esfuerzo y le aseguro que nuestro jardín no tenía nada que envidiarle al de nadie en nuestra calle.

El juez se quedó mirando a la mujer y al ex esposo. Se levantó, cogió las carpetas con todos los papeles y se retiró. Todos se quedaron mirándose unos a otros, alguno encogió los hombros y se sentaron a esperar su veredicto. Al poco rato el juez regresó. Se sentó y se ajustó las gafas.

-Y quién cocinaba, ¿usted también?

Entonces, cerró las carpetas, las puso a un lado y dijo:

-Por supuesto, mi esposo odiaba la comida de los restaurantes. Como él tenía que almorzar fuera de casa con sus clientes tantas veces, decía que nada como la comida que yo preparaba.

-Y mientras tanto, quiero decir, durante todos estos años, ¿había alguien que le ayudara?

Supongo que usted no iba a esas comidas. -¿A qué comidas? –A las de su esposo con sus clientes.

-¿Ayudarme, a qué?

-No, no tenía tiempo. Precisamente, fue en una de esas comidas donde él conoció a Patricia.

-Pues a limpiar la casa, cocinar, quiero decir, las labores normales de un hogar. -No, mi esposo ganaba muy buen sueldo, pero figúrese: eran tres hijos para criar y educar, y el costo de la vida cada vez subía más, así que yo trataba de ahorrar. -¿Y cómo ahorraba usted? -Pues en lugar de llevar la ropa a la lavandería, yo lo lavaba en casa, 30

-¿Patricia?, ¿quién es Patricia? –su novia, la joven con quien se va a casar cuando se haga el divorcio. -¿Y cómo sabe usted que se va casar con ella? -Porque me encontré por casualidad con ellos, en casa de unos amigos comunes, el mismo día que estaban dando la noticia de su compromiso.

-Señora, he revisado cuidadosamente estas demandas, y he llegado a las siguientes conclusiones: “Primero: El divorcio se otorga con fecha efectiva a partir de hoy”. “Segundo: Su esposo no tiene que pasarle una pensión”. Al oír estas dos decisiones, el abogado y el marido se miraron con evidente satisfacción. Él juez prosiguió: “Tercero: Usted se queda como dueña absoluta de la casa y del Mercedes Benz de su ex esposo; la cuenta de ahorros, y la cuenta corriente las pondrá él a su nombre inmediatamente sin tocar un solo centavo. Igualmente le declaro beneficiaria absoluta de sus seguros

de vida, así como de sus planes de retiro.También será obligación de su ex esposo seguir pagando su seguro médico hasta que usted muera”. Ante el estupor de la sala y la sorpresa de la mujer, el juez explicó: -Mi decisión se basa, señores, en la suma de todos los sueldos por servicio que, como administradora, cocinera, chofer, lavandera, jardinera y enfermera usted prestó a su esposo, incluyendo a sus hijos y su suegra. Esta decisión será apenas una retribución parcial de los salarios retenidos por los veintiséis años de servicios ininterrumpidos que usted ha prestado. Como hay que ser objetivos, y sabemos que su esposo no podría pagar esa enorme deuda, pagará lo que si bien no es suficiente, será relativamente justo. Por ejemplo, de ahora en adelante él pagará sus gastos de educación, transporte y libros, desde el momento en que usted decida regresar a la universidad a estudiar la carrera que elija. He dicho.

Autor desconocido

Aunque extensa, esa historia, procura algunas interesantes reflexiones. 31


El heroísmo se construye en silencio “Si queremos enseñar arrojo a los niños, valentía y admiración por los héroes, comencemos por reconocer sus actos de valor en la vida cotidiana: cuando hacen cosas difíciles, cuando son ellos mismos, cuando defienden sus derechos y gustos frente a los demás, cuando realizan tareas que antes les costaban o rechazaban. El heroísmo empieza en casa, se construye diariamente, en silencio, en base a ejemplos y sin grandes discursos”. R. Lerner

El heroísmo se construye día a día, en la labor cotidiana.

32

33


¿Qué es un minón? Pídale a un hombre que le describa un minón: inmediatamente le hablará del tamaño de los senos, de la medida de la cintura, del volumen de los labios, de las piernas, de la cola y del color de los ojos; o le dirá que es un mujerón, que debe ser una rubia de 1,80 mts., siliconizada y con sonrisa Colgate... Mujerones o minones, dentro de ese concepto, no existen muchas: Cindy Crawford, Claudia Schifer, Linda Evangelista, Naomi Campbell. Ahora, describamos lo que en verdad es un MINÓN: 1. Minón es aquella que toma dos autobuses para ir de su casa al trabajo y dos más para regresar, y cuando llega a su casa, encuentra la batea llena de ropa para lavar, la tarea de los niños por revisar y una familia hambrienta que alimentar. 2. Minón es aquella que va por la madrugada a hacer cola para garantizar la inscripción de sus hijos en el colegio y aquella jubilada que pasa horas parada haciendo cola en un banco para cobrar una pensión. 3. Minón es quien regresa del supermercado cargando varias bolsas después de haber pesquisado precios y hacer malabarismos con el presupuesto.

4. Minón es aquella que se depila, se pone cremas, se maquilla, hace dieta, se ejercita, usa tacones, se arregla el cabello y se perfuma sin tener ninguna invitación. 5. Minón es quien lleva los hijos a la escuela y los va a buscar, los lleva a las clases de natación y los busca, los lleva a la cama, les cuenta historias, les da un beso y apaga la luz. 6. Minón es aquella madre de un adolescente que no duerme mientras no llega sano y salvo a casa y que muy temprano por la mañana ya está levantada, calentando la leche y haciendo café. 7. Minón es quien sabe dónde está cada cosa, lo que cada hijo siente y cuál es el mejor remedio para la acidez, para los deditos magullados y para las pesadillas. 8. Minón es aquella que estudia y se hace grande frente a las adversidades y los obstáculos, que dirige un hogar aunque no tenga la compañía del varón. 9. Minón es aquella que se siente la reina de la casa aunque viva en una pieza, y lleva su corona con orgullo. 10. Minón es aquella que ama, sufre, cuida y vive por su familia. Autor desconocido A mis amigas minones, felicitaciones! A los amigos que tienen un minón en casa y no lo saben, sea esposa, madre, abuela, hermana o una gerente del hogar...CUÍDENLA!!!

34

35


Lo que toda mujer debe saber

Cómo enamorarse sin dejar de ser ella misma. Lo que quiere, con respecto a tener hijos, cómo renunciar a un trabajo, terminar con un novio y confrontar a un amigo sin arruinar una amistad. Cuándo intentarlo todo...y cuándo alejarse. Cómo pasarla de maravilla, en una fiesta a la que no deseaba asistir. Cómo pedir algo que realmente desea... de manera que casi seguramente lo consiga. Que no puede modificar el ancho de sus muslos o de sus caderas, o la forma de ser de sus padres. Que su niñez pudo no ser perfecta... pero ya terminó. Lo que podría o no podría hacer por amor... o debería o no. Cómo vivir sola... aun si le desagrada. En quién confiar o en quién no. A dónde ir para sentarse con su mejor amiga o para ir a una agradable cabaña en la playa cuando su alma necesita alimentarse y tranquilizarse. Lo que puede lograr en un día... un mes...y un año. Autor desconocido Sé consciente de todo lo que necesitas saber...

36

37


Un nuevo amor al que regresar en sus sueños...y otro que le permita darse cuenta de lo lejos que ha llegado. El valor necesario para alejarse cuando no la aman. Libertad económica suficiente para irse y alquilarse un lugar propio, incluso si nunca lo desea o necesita. Una etapa de juventud que dejar atrás con gusto. Un pasado suficientemente rico en experiencias, como para ser contado al llegar a una edad avanzada. La certeza de que seguramente llegará a una edad avanzada y dinero guardado, suficiente para no depender de nadie. Un equipo completo de destornilladores, taladro...

Lo que toda mujer debe tener...

38

La amistad de alguien que siempre la haga reír, y de alguien que le permita llorar. Un hermoso mueble en casa, que no perteneció a nadie en la familia. Un email, donde recibir y enviar frases de aliento. Un juego de vajillas para ocho personas, copas y la receta para una cena que haga sentir espléndidamente a sus invitados. Una rutina de cuidado de la piel. Un plan de ejercicios y un proyecto para enfrentar aquellas facetas de la vida que no mejoran después de los 30. Un inicio sólido en una carrera que le guste, una relación satisfactoria y todas aquellas facetas de la vida... que sí mejoran después de los 30.

y al menos un brassiere negro de encaje.

Autor desconocido

Trata de tener todo esto... 39


Familia de 8 Cuando yo era adolescente, en cierta oportunidad estaba con mi padre haciendo cola para comprar entradas para el circo. Al final, solo quedaba una familia entre la ventanilla y nosotros.

en el circo Este se acercó un poco más y le preguntó: ¿Cuánto dijo?”. La empleada volvió a repetir el precio.

Esta familia me impresionó mucho.

¿Cómo iba a darse vuelta y decirles a sus ocho hijos que no tenía suficiente dinero para llevarlos al circo?

Eran ocho chicos, todos probablemente menores de doce años. Se veía que no tenían mucho dinero. la ropa que llevaban no era cara, pero estaban limpios. Los chicos eran bien educados, todos hacían bien la fila, de a dos detrás de los padres, tomados de la mano. Hablaban con excitación de los payasos, los elefantes y otros números que verían esa noche. Se notaba que nunca antes habían ido al circo. Prometía ser un hecho sobresaliente en su vida. El padre y la madre estaban al frente del grupo, de pie, orgullosos. La madre, de la mano de su marido, lo miraba como diciendo:”Eres mi caballero de brillante armadura”. Él sonreía, henchido de orgullo y mirándola como si respondiera: “Tienes razón”.

Viendo lo que pasaba, papá puso la mano en el bolsillo, sacó un billete de veinte dólares y lo tiró al suelo. (Nosotros no éramos ricos en lo absoluto). Mi padre se agachó, recogió el billete, palmeó al hombre en el hombro y le dijo: “Disculpe, señor, se le cayó esto del bolsillo”. El hombre se dio cuenta de lo que pasaba. No había pedido limosna, pero sin duda apreciaba la ayuda en una situación desesperada, angustiosa e incómoda. Miró a mi padre directamente a los ojos, con sus dos manos le tomó la suya, apretó el billete de veinte dólares y con labios trémulos y una lágrima rodándole por la mejilla, replicó: Gracias, gracias, señor. “Esto significa realmente mucho para mi familia y para mí”.

La empleada de la ventanilla preguntó al padre cuántas entradas quería.

Papá y yo volvimos a nuestro auto y regresamos a casa.

El respondió con orgullo:

Esa noche no fuimos al circo, pero no nos fuimos sin nada...

“Por favor, deme ocho entradas para menores y dos de adultos”. La mujer soltó la mano de su marido, ladeó su cabeza y el labio del hombre empezó a torcerse.

40

Autor desconocido Cuando ayudamos a otros, no nos vamos con el corazón vacío.

41


Renuncio a Por medio de la presente pre- Quiero tener alguien que me sento mi renuncia a ser adulto. arregle y me planche la ropa. He decidido aceptar la responsabilidad de tener 6 años nuevamente.

Quiero regresar a mi casa, a una comida casera y que alguien corte mi carne.

Quiero ir a Bembos y pensar Quiero tomar largos baños y que es un restaurante 5 estrellas. dormir 10 horas todas las noches. Quiero navegar barquitos de papel en un estanque y hacer Quiero abrazar a mis padres anillos tirando piedras al agua. todos los días y enjugar mis lágrimas en sus hombros. Quiero pensar en que los dulces son mejor que el dinero, Quiero pensar que el mundo pues se pueden comer. es justo. Quiero tener un receso y pintar con acuarelas.

Que todas las personas son honestas y buenas.

Quiero salir cómodamente de mi casa sin preocuparme cómo luce mi cabeza.

Quiero pensar que todo es posible.

42

ser adulto Quiero alejarme de las complejidades de la vida y excitarme con las pequeñas cosas una vez más. Quiero regresar a los días en que la música era limpia y sana. Recuerdo cuando era inocente y pensaba que todo el mundo era feliz porque yo lo era. Pasaría mis tardes subiendo árboles y montando mi bicicleta hasta llegar al parque, sin la preocupación de que me secuestren. No me preocupaba por el tiempo, las deudas o de dónde

iba a sacar dinero para arreglar el auto. Solo pensaba en qué iba a ser cuando fuera grande, sin la preocupación de lograrlo o no. Quiero creer en el poder de la sonrisa, del abrazo, del apretón de manos, de la palabra dulce, de la verdad, de la justicia, de la paz, de los sueños, de la imaginación. Quiero creer en la raza humana y quiero volver a dibujar muñecos en la arena... Quiero volver a mis 6 años. Adaptación

Espero que cada uno de nosotros pueda vivir un poco de ese niño que llevamos dentro.

43


Las manos de María

María debió ser una mujer muy trabajadora. Ella era una mujer sencilla de pueblo. Por eso, tiene que haber lavado como toda mujer, realizar actividades de todos los días, tejer, cocinar. Además de ser muy solidaria, porque caminó kilómetros para ver a su prima Isabel. En suma, una mujer atenta a las necesidades de los demás. Las manos de María son, por lo tanto, las manos de una ama de casa. Manos abiertas y disponibles a las necesidades de todos: de los vecinos, de los enfermos, de los marginados de una sencilla aldea de Nazaret. Manos que tocaron muchas puertas para ofrecer ayuda, y muchas llagas para curarlas y vendarlas. Manos discretas, llenas de bondad generosa y callada. P. Marcelino de Andrés

Demos siempre una mano al necesitado, al hermano que está en el camino y nos pide nuestra ayuda.

44

45


Un hogar es... Un hogar es mucho más que una casa... Dialogar es mucho más que contarnos lo que pasa... Reunirse es mucho más que estar juntos... Compartir es mucho más que prestarse cosas... Vivir felices es mucho más que estar contentos... Carlos Pisano

Hogar es donde el corazón se siente feliz.

Eduardo Arrieta

46

47


El divorcio formaliza ¿Qué es lo que sucede en el alma de dos personas que hace poco tiempo se amaban, y que se unieron para combatir la soledad, pues estaban, incompletos, tristes, vacíos, en ausencia del amor, para que llegue ese momento en el que ya no hay luz ni esperanza, en el que comprenden que su relación ha seguido el camino del fracaso? ¿Cómo es que puede cambiar el amor, que es todo esplendor y belleza, por una actitud de indeferencia, cólera, gritos, insultos y, por último, odio y a veces hasta repugnancia? El divorcio no comienza cuando uno de los cónyuges no puede tolerar las actitudes del otro, que ha llegado a manifestar todos sus defectos sin pretender corregirlos ni tan siquiera atenuarlos por respeto y amor. Se inicia mucho antes, cuando nos damos cuenta, con sorpresa, de que casados, nos encontramos igualmente solos. Allí comienza el dolor. Sin embargo, el divorcio lo único que hace es formalizar la soledad, aquella de la que pretendimos huir cuando nos casamos. Se levanta entonces un muro entre dos, se agria el carácter, todo se confunde en medio del temor y de un profundo sentimiento de culpa. El divorcio es la muerte del amor y del matrimonio, es aceptar el error cometido con sus inminentes consecuencias

la

soledad

de destrucción y el regreso de la soledad, y ahora peor aún, porque en ella están involucrados los hijos, quienes no logran comprender qué pasó entre sus padres. Al producirse la separación se mutila la familia quedando esta a la deriva. Los recuerdos que unieron los primeros años de convivencia quedarán allí, como en un viejo álbum, que cada vez que se mire, traerá, inevitablemente nostalgia y tristeza por ese tiempo ido, que ya no se podrá recuperar. El tiempo en que la pareja toma la decisión de divorciarse es un tiempo muy doloroso y, quizá, el más desastroso de la vida. Es el tiempo de reconocer errores y aceptar la derrota del amor. Ya no será posible dar ni recibir afecto, tanto los padres como los hijos se sentirán lastimados, traicionados, y sin posibilidad de reclamar nada, ya que todos pusieron su cuota de error e intolerancia. Tanta gente se divorcia; tantas personas se someten a tan desgarrador tormento. Los divorcios nunca son armónicos, amables. ¿Cómo serlo si estamos hablando de la destrucción de algo tan noble como el amor? José Juventud El amor se alimenta de los pequeños detalles de cada día: una flor, una sonrisa, un gesto amable, un abrazo, un beso, un halago verbal... No dejes morir el amor.

48

49


Un pedazo de tierra para posar mi planta y ahí una huella sabia que conduzca la mía. Sobre mi frente mi techo, bajo el techo una llama. Un pan que nunca falte y una esposa sencilla: la esposa, como el pan, buena, casta; el pan como la esposa, de suavidad benigna. Un amigo y un libro. Salud, pero tanta como para olvidar que he de morir un día. Un hijo que me enseñe que soy tu semejanza. Un rincón en el cielo donde anidar mis ansias, con una estrella, para saber que Tú me miras. Sosiego en el espíritu, gratitud en el alma... Eso pido, Señor, y, al final de la vida dártelo todo a cambio de un poco de esperanza.

Solo esto te pido... 50

Armando Fuentes

Así, al final de la vida, tener en calma, el corazón en paz.

51


Felices para siempre

En la vida conyugal, las cosas sin importancia son las más importantes porque son las que adquieren significado a medida que pasa el tiempo. La felicidad en el matrimonio consiste en: - No considerarse nunca demasiado viejo para tomarse de la mano con el cónyuge. - Acordarse de decir “te quiero” cuantas veces sea posible. - No acostarse resentidos el uno con el otro. - Formar un círculo de amor que comprenda a toda la familia. - Intentar prolongar el noviazgo durante toda la vida. - Servirse uno al otro no por deber o con ánimo de sacrificio, sino con gozoso espíritu y amor constante. - Demostrarse gratitud con

actos delicados, con respeto y admiración. - No esperar que el marido lleve una aureola luminosa sobre la cabeza o que la esposa tenga alas de ángel. - Cultivar la paciencia, el afecto, la consideración, el tino, la finura, la comprensión y el humor, siempre. - Saber perdonar y olvidar. - Proporcionarse mutuamente un clima espiritual en el que ambos puedan cultivar sus cualidades. - Reservar un rincón para las cosas del espíritu, buscando lo bueno y lo bello que nos ofrece la vida todos los días. - No busquemos tanto casarnos con el cónyuge apropiado, como “ser” el cónyuge apropiado. Autor desconocido

La dicha conyugal no es fruto de la casualidad. El matrimonio feliz es algo que se debe cultivar y forjar delicadamente. 52

53


- Hija, esta flor te va a ayudar mucho, más de lo que te imaginas. Tan solo tendrás que regarla y podarla de vez en cuando y a veces conversar un poco con ella, y ella te dará a cambio un perfume maravilloso. La joven quedó muy emocionada, al fin de cuentas la flor era de una belleza sin igual. El tiempo fue pasando, los problemas surgían, el trabajo consumía su tiempo, y su vida tan confusa no le permitía cuidar la flor. Cuando llegaba a casa la miraba, ella estaba siempre allí, no mostraba señal de flaqueza o muerte, solo le seguía dando su perfume. Entonces ella pasaba de largo. Hasta que un día, sin más ni menos, la flor murió.

¡Cuida todo aquello que amas! Había una joven que poseía todo: un marido maravilloso, hijos perfectos, un excelente empleo, una familia unida. Lo extraño era que ella no lograba conciliar todo eso; el trabajo y los quehaceres de la casa le ocupaban todo el tiempo. Siempre tenía que sacrificar algo para poder atender lo otro... Y así, alguna de las personas que ella amaba era dejada para después. Un día, su padre, un hombre muy sabio, le regaló una flor extraordinariamente bella y cara, de la cual solo había un ejemplar en el mundo, y le dijo: 54

Sus raíces estaba resecas, sus hojas amarillas y la flor yacía exánime a un lado. La joven se entristeció mucho, lloró, y fue donde el padre. - Yo me imaginaba que eso iba a ocurrir, le dijo, y no te puedo dar otra flor porque esta era la única en el mundo. Tan única como tus hijos, tu esposo, tu familia. Al igual que la flor, los sentimientos también mueren si tú no aprendes a cuidarlos, a regarlos, a podarlos y a darles la atención que merecen. Te acostumbraste a ver la flor siempre lozana y viva, pero te olvidaste de cuidarla. Autor desconocido Acuérdate siempre de la flor, pues todo en la vida es como ella. El regalo de la vida nos es dado gratuitamente pero somos nosotros quienes tenemos que cuidarla. 55


Quiero un hombre

“Quiero un hombre que se respete a sí mismo, porque así sabrá respetar a los demás. Quiero un hombre que goce dando y que sepa recibir. Que no tenga miedo a amar ni se envanezca porque es amado. Y que goce de cada minuto de amor como si fuera el último. Quiero un hombre que sea más fuerte que los obstáculos, a quien lo mueva el entusiasmo y ame intensamente la vida”. Autor desconocido Esposo: ¿eres un hombre como este? ¡Felicitaciones! ¿No lo eres? ¡Esfuérzate por ser así!

56

57


Busco una mujer...

Busco una mujer brillante, si es dulce y candorosa, mejor, pero de ninguna manera quiero una esclava para mi hogar. Busco una mujer que se atreva a ser ella misma, sin dobleces. Una mujer fuerte, segura de sí misma, dispuesta a desarrollar todas sus aptitudes y cualidades; que acepte y quiera corregir sus defectos, y me señale, con amabilidad, los míos. Una mujer que sepa qué hacer y cuándo actuar, aceptando sus limitaciones, y que cuando tenga miedo, sepa que en mis brazos tiene el mejor refugio. Una mujer que me permita también a mí ser débil, a veces; y que cuando esté sentado con algún miedo en un rincón, con su amor me ponga una sonrisa y me dé refugio. Una mujer capaz de abrir el baúl de hierro que hay dentro de mí, en el cual está guardado mi más grande tesoro, el tesoro que me hace merecerla. Una mujer que perdone todas mis tonterías. Busco a una mujer que sea mi compañera por siempre, con la que pueda reír y llorar, compartir la mesa, pasear en bicicleta, educar a nuestros hijos, conversar, discutir si es necesario y al final, hacer las paces. Yo, a cambio, estoy dispuesto a darles esto mismo a ella y más. Autor desconocido Sé que busco algo muy difícil de encontrar, algo que ni el mejor hombre del mundo merece.

58

59


Se dice que la seguridad pierde al hombre y esa paradoja contiene una de las mayores verdades de su existencia. Es curioso que los padres, para el porvenir de sus hijos, a quienes aman, aspiren a la seguridad. Seguridad. ¿de qué?: de ingresos, de instalación, de respeto, de accesorios, de posición, de exterioridades. Seguridad. ¿a costa de qué?: de iniciativas, de movilidad, de viveza, de riesgo, de progreso. Es decir, a costa de aquello que es más humano, por frágil, por perecedero, por íntimo, por perfectible, en el hombre. Antonio Gala

Pon alas a tus hijos y míralos remontar el horizonte, su horizonte.

¿Seguridad? 60

61


Lágrimas de Mujer “¿Por qué lloras mamá?”, le preguntó un niñito a su madre. “Porque soy mujer” le contestó la mujer. Cuando el niño se preguntaba porque no entendía, la madre le dijo: “Nunca lo entenderías”. Más tarde el niñito le preguntó a su padre porqué mamá llora a veces sin ninguna razón?

El hombre lo miraba y Dios continuó: -Le di una dureza que le permite seguir adelante y cuidar a su familia a pesar de las enfermedades y la fatiga y sin quejarse aun cuando otros se rinden. Le di la sensibilidad para amar a un niño bajo cualquier circunstancia, aún cuando el niño la lastime mucho.

“Todas las mujeres lloran siempre por ninguna razón” era todo lo que el padre le podía contestar.

Esa misma sensibilidad que hace que cualquier tristeza, llanto o dolor del niño desaparezca y que le hace compartir las ansiedades y miedos de la adolescencia.

El pequeño niño creció y se convirtió en todo un hombre, preguntándose todavía porqué era que las mujeres lloraban.

Dios miró al hombre y dijo:

Un día un niño convertido en hombre se arrodilló y le preguntó a Dios, y este le dijo... -Cuando hice a la mujer tenía que ser algo especial. Hice sus hombros lo suficientemente fuertes como para cargar el peso del mundo entero pero a la vez lo suficientemente suaves para confortar a su familia. Le di una inmensa fuerza interior para que pudiera soportar el dar a luz y hasta el rechazo que muchas veces proviene de sus propios hijos.

-Le di la fuerza suficiente para que pudiera perdonar a su esposo de sus faltas y la moldeé de una de sus costillas para que ella pudiera cuidar de su corazón. Le di sabiduría para saber que un buen esposo nunca lastimará a su esposa y a veces le pongo pruebas para medir su fuerza y su determinación para mantenerse a su lado a pesar de todo. Le di las lágrimas y son de ella exclusivamente para usarlas cuando las necesite.Es su única debilidad... es una lágrima por la humanidad. Autor desconocido Hombre y mujer: Actúen con sabiduría. No traten de “gobernar” la vida del otro. Ningún pájaro es feliz en prisión, aunque esta sea dorada.

62

63


Secreto para

no pelear

Mónica era la esposa del más brusco y agresivo de los hombres del barrio.Y en aquella cuidad la gente era de muy mal carácter. Casi todos los días, Mónica se encontraba con alguna mujer apaleada o herida por su esposo. Sin embargo, Patricio, esposo suyo, jamás la golpeaba. “¿Cómo lo haces?, si Patricio tiene fama de ser unos de los hombres más violentos de la ciudad”, le decían sus amigas.“¡Ah!, exclamaba Mónica, “es que para pelear se necesitan dos. Uno solo no logra pelear”. “Yo procuro que cuando mi marido está colérico, yo esté calmada; cuando él grita, yo me callo; y cuando él dice “guerra”, yo digo paz”. Fue así como esta mujer se convirtió en Santa Mónica. Gracias a su paciencia logró que su esposo se volviera católico y que su hijo llegara a ser San Agustín, obispo de Hipona. Algo parecido le sucedía a Benjamín Franklin. Una suegra quisquillosa gozaba llevándole la contra a todo el mundo, hostigando a todos; pero con Franklin no lo logró jamás. Él tenía por lema no contradecirla. Cierta vez la terrible señora exclamó en pleno mediodía: “Sepan que estamos a medianoche”, y Franklin respondió, sonriendo: “¡Sí, y qué lindas se ven las estrellas”. ¿Quién puede pelear con una persona así? P. Eliécer Sálesman “Para pelear se necesitan dos”. No entres al juego absurdo de las peleas, que no consiguen resolver el problema, sino que van minando el alma”.

64

65


El águila y el halcón Cuenta una vieja leyenda de los indios Sioux que una vez llegaron hasta la tienda del viejo brujo de la tribu y tomados de la mano, Toro Bravo, el más valiente y honorable de los jóvenes guerreros, y Nube Azul, la hija del cacique y una de las más hermosas mujeres de la tribu... -Nos amamos empezó el joven. -Y nos vamos a casar – dijo la muchacha. -Y nos queremos tanto que tenemos miedo que algo nos pueda separar. Queremos estar uno al lado del otro, hasta la muerte.

Cuando las hayan anudado, suéltenlas y que vuelen libres. El guerrero y la joven hicieron lo que se les pedía y soltaron a los pájaros. El águila y el halcón intentaron levantar vuelo, pero solo consiguieron revolcarse en el piso. Unos minutos después, irritados por la incapacidad, las aves arremetieron a picotazos entre sí hasta lastimarse. Remarcó:

¿Hay algo que podamos hacer?

Jamás olviden lo que han visto...

El viejo tomó el halcón más hermoso del monte y la más brava de las águilas y dijo:

Ustedes son como un águila y un halcón. Si se atan el uno al otro, aunque lo hagan por amor, no solo vivirán arrastrándose sino que además, tarde o temprano, empezarán a lastimarse uno a otro...

Tomen las aves y átenlas entre sí por las patas con esas tiras de cuero.

Autor desconocido Si ustedes quieren ser felices para siempre... VUELEN LIBRES Y JAMÁS SE ATEN EL UNO AL OTRO.

66

67


Peleas productivas Aprenda junto a su cónyuge a pelear de manera productiva y armoniosa. Evite los siguientes errores:

y su pareja parece sentir lo mismo, recuérdele que juntos pueden llegar a un arreglo justo.

1. Tragarse las quejas y luego descargarlas de golpe Si uno de los dos comienza a ventilar rencillas del pasado durante la discusión, dense una tregua hasta que se sientan listos para tratar solo el problema principal.

5. No expresar cariño a la pareja Es difícil mostrar amor cuando uno está enojado, pero hacerlo nos recuerda que el vínculo afectivo es más fuerte que cualquier desacuerdo y que uno en verdad desea arreglar las cosas. Dejen en claro que, aunque estén enojados en ese momento, se siguen amando.

2. Hacer de fiscal En vez de preguntar, por ejemplo, “¿Qué hay de interesante en la televisión que la enciendes en cuando entras a casa?”, diga: “Cuando llegues a casa, antes de encender el televisor, pregúntame si necesito ayuda con los niños”. 3. Ponerse a la defensiva Cuando uno responde: “Sí, pero...”, es señal de que su mente se ha cerrado a lo que el otro acaba de decir. Cuando se sienta a la defensiva o cuando perciba esa actitud en su pareja, admítalo en voz alta. Luego haga una pausa, tome aliento e intente expresar su opinión de otra forma. 4. Tratar de ganar siempre El objetivo debe ser llegar a un acuerdo que satisfaga a ambos. Si comienza usted a desesperarse por salirse con la suya

6. Enojarse y gritar demasiado Si a media discusión algo le parece gracioso (y no es un chiste que ofenda a su pareja), no dude en compartirlo. El humor de “tú y yo solos contra el mundo” suele ayudar mucho. 7. Herir con palabras Casi todos sabemos lo que se siente al recibir un comentario ofensivo. Las parejas tiene dos opciones cada vez que se dicen algo: Pueden elegir dañar la relación con sus palabras, o bien, cuidarla. En las riñas ninguno tiene por qué acabar perdiendo, ambos deben salir ganando. René Bacher Si hay un problema, busquen la solución. Si hay un problema, abran su corazón y ámense más que nunca.

68

69


Vosotros nacisteis juntos, y juntos estaréis también cuando las alas blancas de la muerte pongan fin a vuestros días, pues continuaréis unidos en la memoria silenciosa de Dios. Pero dejad que haya espacio entre los dos. Que pueda el cielo pasar entre vuestros cuerpos. Amad, pero no transforméis el amor en una atadura. Que el uno llene el cuerpo del otro, pero jamás bebáis los dos del mismo vaso. Cantad y danzad, estad alegres, pero que cada uno mantenga su independencia: las cuerdas de un laúd están solas, aunque vibren todas con la misma música. Entregad vuestro corazón, pero no para que vuestro compañero lo posea, pues solo la mano de la vida puede contener corazones enteros. Permaneced unidos, pero no demasiado juntos, pues los pilares de un templo están separados.

70

Nacisteis juntos

El roble no crece a la sombra del ciprés, ni el ciprés puede crecer a la sombra del roble. Khalil Gibrán

Ámense en libertad: Las cadenas no son agradables para nadie. Si quieres amor, da amor. 71


Dicen que hay tres cosas seguras en esta vida: impuestos, muerte y conflictos. Todo puede producir conflictos en el hogar: matrimonio, hijos, estrés, agotamiento... Pero el problema real no es el conflicto, sino más bien qué hacemos para solucionarlo: ¿Gritamos? ¿Salimos corriendo? ¿Nos hundimos? ¿Nos insultamos? Afrontemos los problemas con serenidad y de manera constructiva, pensemos que nuestros hijos aprenderán de nosotros a afrontar los conflictos e imitarán lo que vean en casa. ¿Sabes quién sufre más cuando dos elefantes se pelean? La hierba. En cada conflicto matrimonial piensa en tus hijos porque ellos son los que más pueden sufrir. Autor desconocido

Resolución de conflictos

72

Piensa en tus hijos y no los hagas sufrir con tus peleas o con tu carácter impulsivo. Todo se arregla mejor con prudencia.

73


Mi nombre es felicidad Soy parte de la vida de aquellos que viven rodeados por el Pasado. Mañana es futuro y Hoy es un regalo por eso lo llaman PRESENTE.

A veces solo quiere vivir en un lugar...

Formo parte de la vida de aquellos que creen en la fuerza del amor, Que creen que para una historia bonita no hay un punto final.

El AMOR es complejo, pero es lindo, muy lindo!!

¿Sabían que soy casada?... efectivamente, estoy casada con el TIEMPO. ¡Ah! ¡Mi marido es hermoso! Él es responsable de la solución de todos los problemas.

Vivo diciéndole: Amor, usted fue hecho para vivir en dos corazones, no en uno!!! Cuando empieza a hacer sus estragos y perjuicios, llamo a su padre. Y pronto el TIEMPO sale a cerrar todas las heridas que el AMOR abrió.

Él reconstruye los corazones, cura las heridas, vence la tristeza...

Una persona muy importante me enseñó esto:

Juntos el tiempo y Yo, tuvimos tres hijos: la AMISTAD, la SABIDURÍA y el AMOR.

“TODO AL FINAL ES VERDADERO;

La AMISTAD es la hija mayor, una niña linda, sincera y alegre.

SI TODAVÍA NO CONOCE SU VERDAD, ES PORQUE NO LLEGÓ AL FINAL”.

Ella brilla como el sol, une a las personas.

Por eso, cree siempre en mi familia:

Nunca pretende herir, siempre consolar.

Cree en el TIEMPO, en la AMISTAD, en la SABIDURÍA

La del medio es la SABIDURÍA: culta, íntegra,

y principalmente en el AMOR.

Siempre fue la más pegada a su padre EL TIEMPO,

Y con seguridad, un día yo, LA FELICIDAD, golpearé a tu puerta!!!

La Sabiduría y el Tiempo andan siempre juntos. El menor es EL AMOR, ah! ¡Cuánto trabajo me da!!! Es terco.

Autor desconocido Tengamos un tiempo para los sueños... ellos nos conducen hacia las estrellas.

74

75


¿Qué es ser papá?

Es algo más que cuatro letras, algo más que dos sílabas dibujadas en las cartillas donde los niños aprenden a leer. Papá es lo mismo que sembrador, que protector, que guía. Que jefe del hogar, que capitán del buque donde navega la familia. Papá es el marino que frente al timón, preocupado unas veces y otras veces sonriente, se enfrenta a las tempestades en silencio, y cuando sale de ellas – bien sea vencido o victorioso- se sienta en una silla y acaricia el cabello del menor de sus hijos. Papá es el camino más corto para escaparnos de nosotros mismos hacia las cosas más bellas de este mundo. Autor desconocido

Cuando un hijo agarra por primera vez el pulgar de su padre, ya lo tiene prisionero de amor, para siempre. 76

77


Un mundo

Distinto

Un famoso guerrero que volvía de batallar portando con orgullo su invicta espada en la cintura, encontró junto al camino un grupo de gente escuchando a un maestro espiritual. Se ubicó entre las personas más alejadas, y por un rato estuvo escuchando al maestro hasta que, irritado por lo que parecía pura charlatanería, interrumpió la enseñanza bruscamente: -¡Lo único que tú haces es hablar! Las palabras no sirven para nada. A las palabras se las lleva el viento. El maestro lo miró un instante, y con gran serenidad le contestó: -Solo un necio como tú, cuya cabeza está acobardada y medio vacía por los golpes recibidos, puede decir una estupidez de ese tamaño. El guerrero saltó como un resorte y en cuatro grandes pasos estaba frente al maestro

con su espada lista para partirlo en dos: -¿Qué es lo que te has atrevido a decirme? -Oh, no te había reconocido -dijo el maestro-, pero veo en tu agilidad, destreza y valentía, a uno de los más hábiles guerreros que haya pisado nuestra tierra y te presento mis respetos. El soldado bajó su espada, sonrió satisfecho, y volvió a ocupar su lugar entre la gente. -Espero -le dijo el maestro mirándolo con una sonrisa- que en el futuro tengas más respeto por las palabras, ya que con ellas te hice venir hasta mí y te llevé al infierno de la furia, para luego calmarte y volverte a tu lugar. A partir de ese día, el soldado se unió al grupo que seguía al maestro y fue su discípulo por muchos años. Humberto Maturana

“Cambiemos nuestras conversaciones y crearemos un mundo distinto”. 78

79


La comunicación con nuestros hijos es muy importante Comunicarse no es sinónimo de dar instrucciones. “No hagas esto”, “limpia tu cuarto”, “haz tus tareas”. Comunicarse es crear momentos especiales para compartir en familia. Así, les estamos diciendo a nuestros hijos que nos interesa saber lo que piensan, que pueden confiar en nosotros, y que estamos siempre dispuestos a escuchar sus dudas y temores. Escuchar es más importante que hablar, pero mucho más difícil. Ponga atención a lo que dice y cómo lo dice. Papá, mamá identifiquen los sentimientos que está expresando su hijo al hablar, no lo interrumpan, escúchenlo y comprendan lo que ha querido decir. Escuchando los entendemos y entenderlos es amarlos. Autor desconocido

Escucha a tus hijos 80

Cuando escuchemos a nuestros hijos, dejemos de ver televisión, o leer el periódico. Muchas cosas se solucionan dialogando. Abre tu corazón a la comunicación. 81


Uno de estos días Uno de estos días perderás la paciencia y les gritarás a tus hijos lo siguiente:

ensalada llegará a la mesa en buen estado, sin que le falten las aceitunas.

- ¡Cuándo van a crecer y dejar de actuar como criaturas!

El pastel estará perfecto, sin marcas de deditos porque lo probaron en la cocina y dirás:

Y la verdad es que lo harán. Tal vez también les grites: - ¡Salgan de la casa, vayan afuera a jugar!¡Procuren no lastimarse y no cierren la puerta tan fuerte! Y ya no lo harán.

- ¡Por fin!, esta es una comida que se podrá servir a los invitados. Y servirás solo a los invitados porque ellos, tus hijos, ya no estarán contigo.

Cuando suene el teléfono, griOrdenarás sus dormitorios, tarás: cada cosa estará en su lugar, los juguetes sobre los estantes, los - ¡No levanten la otra línea cundo estoy hablando! peluches sobre la cama y sus ropas bien colgadas en el ropero. Quiero privacidad y dejen de gritar... ¿Me escucharon? Los llamarás y les dirás: - Ahora quiero que esto se quede así. Y así se quedará. Prepararás la cena perfecta, la 82

Y nadie te va a contestar.

En tu casa ya no habrá manchas en el mantel de la mesa y ya no habrá un vaso con flores del jardín traídas con un besito.

Ya no tendrás que coser los agujeros de los pantalones y nunca más te romperás las uñas tratando de desatar los nudos de los cordones de sus zapatos. Nadie va a entrar en tu casa con lodo en las botas, y van a desaparecer todas esas ligas para atar cabellos que siempre llenaban tu baño. ¡Imagínate! Nadie estará usando tu lápiz labial para escribir por las paredes. Ya no tendrás que buscar una niñera para ir a las fiestas de Año Nuevo. No tendrás que asistir a las reuniones de padres en la escuela ni a esas obras donde tu hijo hace el papel de árbol. No tendrás que preocuparte por el transporte escolar, ni por aquella música que rompe tus tímpanos, ni tendrás que hacer esos viajes extras al colegio porque tu hijo olvidó su

merienda en la casa. ¡Imagínate! En Navidad ya no recibirás más regalos hechos de palillos de helados. Se habrán terminado los besitos mojados después de desayuno, por la leche que aún tienen en sus labios. Nunca más tendrás que preocuparte por los dientes que caen y los nuevos que tienen que salir. No escucharás las voces que siguen hablando después de haberse apagado las luces, no tendrás rodillas raspadas que besar, ni deditos sucios que limpiar. Solo habrá una voz diciendo: - ¿Cuándo será que crecerán y dejarán de actuar como criaturas? El silencio te responderá: Ya lo hicieron. Autor desconocido

Goza de tus hijos pequeños, hasta los 12 años. Porque después de esa edad, tal vez ya nos los tengas tan cerca de ti... 83


El matrimonio

El matrimonio es una elección, pero no como cualquier otra. Uno no se casa con cualquier persona a la que ama. Por el contrario primero encuentra el amor y luego es capaz de hacer la elección correcta.

quiere casar, es como si no tuviéramos elección. Tenemos que hacerlo para ser honestos con nosotros mismos. Es otra clase de compromiso el que puede sustentar un amor para toda la vida. Nos brinda la fuerza necesaria para realizar sacrificios y superar los inevitables desafíos que surgen con el matrimonio, nos honra con la experiencia de una alegría y realización incomparables.

Experimentar amor verdadero nos conecta con nuestras almas. La elección de pareja no es una decisión basada en los pros y los contras de una relación. No es una decisión emocional basada en la comparación sobre cómo nos hace sentir una persona. No es una Es posible elegir a la persona decisión física basada en el as- adecuada solo cuando nuespecto estético de una persona. tros corazones están abiertos, pero también es verdad que es Es mucho más profunda. Cuan- posible saber con certeza que do nuestra alma se quiere una persona no es la adecuada casar con nuestra pareja es solo cuando nuestros coracomo una promesa que de- zones también están abiertos. searnos mantener. Es como De esta forma podremos tersuponer que debemos estar minar una relación sin culpa, ni juntos y compartir nuestras resentimiento. vidas. Cuando nuestra alma se 84

Las parejas ideales no son perfectas y no tendrán todas las cualidades que uno tiene en mente. Al igual que usted tiene días buenos y días malos. El amor que usted siente espontáneamente por esa persona es la base para aprender a compartir la vida con alguien que en muchos aspectos es muy diferente a usted. Ese amor nos motiva para cooperar, respetar, apreciar, estimar y admirar a esa persona. En este proceso, que no siempre es fácil o cómodo, uno se convierte en mejor persona. El alma tiene una oportunidad para crecer. Si su pareja no lo desafía en algunos aspectos no surgirá lo mejor de usted. La otra persona es ideal para poner de manifiesto lo mejor de nosotros mismos y a veces

esto se produce teniendo que resolver problemas. En un matrimonio, uno debe superar toda clase de tendencias negativas, ser demasiado crítico, egoísta, condescendiente, complaciente, recto, dubitativo, impaciente y demás. La pareja brinda la oportunidad de elevarse sobre esas tendencias. Cuando surge el lado oscuro uno se fortalece y es más cariñoso ejercitando el amor que siente en lo profundo del corazón para resolver un problema. En este proceso, el alma como la mariposa tiene la oportunidad de volar libre. “Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus” John Gray

Amar no es dominar ni encarcelar. Amar es dejar crecer a la persona amada. Amar es mirarse el uno al otro, y juntos, en una misma dirección. 85


Antes del

matrimonio

ÉL: ¡Sí!, Por fin... qué duro fue esperar. ELLA: ¿Quieres dejarme? ÉL: ¡No!, Ni siquiera lo pienses... ELLA: ¿Tú me amas? ÉL: Por supuesto, una y otra vez. ELLA: ¿Alguna vez me has sido infiel? ÉL: ¡Noo!, ¿Cómo te atreves siquiera a preguntar eso? ELLA: ¿Me besarías? ÉL: En cada oportunidad que tenga... ELLA: ¿Te atreverías a golpearme? ÉL: ¿Estás loca? No soy ese tipo de persona ELLA: ¿Puedo confiar en ti? ÉL: Sí ELLA: ¡Mi amor! Diez años después del Matrimonio: (Leer de abajo hacia arriba) Autor desconocido El amor es como una pequeña planta. Si no se cuida, se riega, se poda, se le habla con cariño... no vivirá. Acuérdate de tener gestos de amor, cada día...

86

87


El divorcio “Yo nunca he dicho que el amor sea destruido por el matrimonio. ¿Cómo puede el matrimonio destruir el amor? Sí, es destruido en el matrimonio, pero lo destruyes tú, no el matrimonio. Lo destruyen los miembros de la pareja. ¿Cómo puede el matrimonio destruir el amor? Eres tú quien lo destruye, porque no sabes lo que es el amor. Simplemente haces como si supieras, simplemente confías en que sabes, sueñas que sabes, pero no sabes lo que es el amor. El amor hay que aprenderlo; es el mayor arte que existe.

El amor es armonía. Y la felicidad, la salud, la armonía, todo ello sale del amor. Aprende a amar. No tengas prisa por el matrimonio, aprende a amar. Primero vuélvete un gran amante. ¿Y cuál es el requisito? El requisito es que un gran amante siempre está dispuesto a dar amor y no se preocupa si se lo devuelven o no. Siempre es devuelto, esa es la naturaleza de las cosas. Es como si vas a las montañas y cantas una canción, y los valles responden. Fragmento extraído de “El libro de la mujer” de Osho

Has nacido con solo una capacidad. Por supuesto, has nacido con un cuerpo. Puedes mover tu cuerpo y puedes ser bailarín, pero tienes que aprender a bailar. Se necesita mucho esfuerzo para aprender a bailar.Y bailar no es tan difícil porque estás implicado tú solo en ello. El amor es mucho más difícil. Es bailar con otra persona. El otro también es necesario para saber lo que es bailar. Encajar con alguien es un gran arte. Crear una armonía entre dos personas... dos personas significan dos mundos diferentes. Cuando dos mundos se acercan, habrá un choque si no sabes cómo armonizar. 88

¿Has visto un sitio con eco en las montañas, en las colinas? Gritas y los valles gritan, o cantas y los valles cantan. Cada corazón es un valle. Si viertes tu amor en él, responderá. 89


El don de Dios Dr. Jesucristo

Grado en divinidad.......................................................Hijo de Dios Médico Auxiliar....................................................... El Espíritu Santo Experiencia................................................................ Infalible, Eterna Campos de Estudio....................................Espíritu, alma y cuerpo Consultorio..................................................Doquiera se le busque Su Poder................................................................................. Ilimitado Su Especialidad...............................................................Lo imposible Recetario................................................................................. La Biblia Males a Tratar............................................................................. Todos Costo.............................................................................. Fe verdadera Garantía..................................................................................Absoluta Sala de Operaciones...............................................................El Altar Hospital..................................................................................La Iglesia Medicamentos.....................................................La Palabra de Dios La Sangre de Cristo La Unción del Espíritu Santo Resultados positivos.........................................Perdón de pecados Salvación del Alma Nueva Criatura.Vida Eterna

ATENCIÓN Las 24 horas del día “Venid a mí, todos los que estáis trabajados y cargados; y yo os haré descansar”. (Mt.11:28) Dr. Jesucristo 90

91


A tu pareja

• Toma sus manos siempre que sea posible. • Abrázale por la cintura y susurra algo por el oído. • Bésale en cada oportunidad que tengas. • Abrázale fuertemente cuando tengas frío. • Cuando estén solos, abrázale y bésale. • Dale un beso en la punta de la nariz (y así se dará cuenta que quieres besarle). • En el cine, abrázale y pondrá su cabeza en tu hombro y se arrimará hacia ti, entonces inclina su cara y besa su mejilla suavemente. • Cuando diga que le duele la espalda/hombros/cuello, dale masajes y besa su mejilla suavemente. • Cuando alguien se acerque a saludarle, levántate también. • Mírale a los ojos profundamente y dile que le amas. Autor desconocido

92

El amor hay que regarlo y cuidarlo, día a día. 93


Oración de los Esposos Señor: Haz de nuestro hogar un sitio de tu amor. Que no haya injuria porque Tú nos das comprensión. Que no haya amargura porque Tú nos bendices. Que no haya egoísmo porque Tú nos alientas. Que no haya rencor porque Tú nos das el perdón. Que no haya abandono porque Tú estás con nosotros. Que sepamos marchar hacia Ti en nuestro diario vivir. Que cada mañana amanezca un día más de entrega y sacrificio. Que cada noche nos encuentre con más amor de esposos. Haz, Señor, de nuestras vidas que quisiste unir una página llena de Ti. Haz, Señor, de nuestros hijos lo que Tú anhelas: ayúdanos a educarlos y orientarles por el camino. Que nos esforcemos en el consuelo mutuo. Que hagamos del amor un motivo para amarte más. Que demos lo mejor de nosotros para ser felices en el hogar. Que cuando amanezca el gran día de ir a tu encuentro nos concedas el hallarnos unidos para siempre en Ti. Amén

94

95


Quien conoce a los hombres es inteligente. Quien se conoce a sí mismo es iluminado. Quien vence a los otros posee fuerza. Quien se vence a sí mismo es aún más fuerte. Quien se conforma con lo que tiene es rico. Quien obra con vigor posee voluntad. Quien se mantiene donde encontró su hogar, perdura largamente. Morir y no perecer es la verdadera longevidad

¿Quién? 96

Lao-Tsé

Hay pequeñas fórmulas que nos ayudan a vivir de una mejor manera.

97


Aprende a

escuchar

Cierta vez un hombre que tenía problemas en su matrimonio acudió a un gran Maestro en busca de un consejo. Entonces el Maestro le dijo: - Aprende a escuchar a tu mujer. El hombre tomó el consejo literalmente y regresó al cabo de un mes para decirle que había aprendido a escuchar cada una de las palabras de su mujer. Entonces el Maestro, sonriendo, le dijo: - Ahora vuelve a casa y escucha cada una de las palabras que ella no dice. Anthony de Mello

Aprende a escuchar lo que te dice la persona amada. Pero también aprende a “escuchar” lo que calla. 98

99


Las escondidas

Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres. Cuando EL ABURRIMIENTO había bostezado por tercera vez, LA LOCURA como siempre tan loca, les propuso: Vamos a jugar a las escondidas. LA INTRIGA, levantó la ceja intrigada y LA CURIOSIDAD, sin poder contenerse preguntó: ¿A las escondidas? ¿Y cómo es eso? Es un juego, explicó LA LOCURA, en que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón mientras ustedes se esconden, y cuando ya haya terminado de contar, el primero de ustedes que yo encuentre, ocupará mi lugar para continuar el juego. EL ENTUSIASMO, bailó secundado por LA EUFORIA; LA ALEGRÍA dio tantos saltos que terminó por convencer a LA DUDA, e incluso a LA APATÍA, a la que nunca interesaba nada. Pero no todos quisieron participar, LA VERDAD prefirió no esconderse. ¿Para qué?, si al final siempre la hallaban, y LA SOBERBIA, opinó que era un juego muy tonto (en el fondo, lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella) y LA COBARDÍA prefirió no arriesgarse. Uno, dos, tres... comenzó a contar LA LOCURA; la primera en esconderse fue LA PEREZA, que como siempre, se dejó caer

100

101


tras la primera piedra del camino. LA FE subió al cielo y LA ENVIDIA se escondió tras la sombra del TRIUNFO, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto. LA GENEROSIDAD, casi no alcanzaba a esconderse, cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos: ¿Qué si un lago cristalino? Ideal para LA BELLEZA; ¿Qué si la hendija de un árbol? perfecto para LA TIMIDEZ; ¿Qué si el vuelo de la mariposa? Magnífico para LA LIBERTAD. Así terminó por ocultarse en un rayito de sol. EL EGOÍSMO en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo... pero solo para él. LA MENTIRA se escondió detrás del arcoiris y LA PASIÓN y EL DESEO en el centro de los volcanes. AL OLVIDO... se le olvidó dónde esconderse.

brar de los volcanes. En un descuido encontró a LA ENVIDIA y claro, pudo deducir, dónde estaba EL TRIUNFO. AL EGOÍSMO no tuvo ni que buscarlo. Él solito salió disparado de su escondite, que había resultado ser un nido de avispas. De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió a LA BELLEZA, y con LA DUDA resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre su cerca sin decidir aún de qué lado esconderse. Así fue encontrando a todos: AL TALENTO entre la hierba fresca, a la ANGUSTIA en una oscura cueva, a LA MENTIRA detrás del arcoiris... (mentira, ella estaba en el fondo del océano), y hasta AL OLVIDO al que ya se le había olvidado que estaba jugando a las escondidas; pero solo EL AMOR no aparecía por ningún sitio.

Un millón contó LA LOCURA y comenzó a buscar.

LA LOCURA buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyuelo del planeta, en la cima de las montañas y cuando estaba por darse por vencida divisó un rosal y las rosas...Y tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto un doloroso grito se escuchó. Las espinas habían herido en los ojos AL AMOR; LA LOCURA no sabía qué hacer para disculparse, lloró, rogó imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo.

La primera en aparecer fue LA PEREZA, solo a tres pasos de una piedra.

Desde entonces; desde que por primera vez se jugó a las escondidas en la tierra.

Después, se escuchó a LA FE, discutiendo con Dios en el cielo sobre la Zoología y a LA PASIÓN, y AL DESEO lo sintió en el vi-

EL AMOR ES CIEGO Y LA LOCURA SIEMPRE LO ACOMPAÑA.

Cuando LA LOCURA contaba 999 999, EL AMOR aún no había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado... hasta que divisó un rosal y enternecido decidió esconderse entre sus flores.

102

Autor desconocido

103


“No anden ansiosos preocupados por su vida con problemas de alimentos, ni por su cuerpo con problemas de ropa. Fíjense en las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, no guardan alimentos en graneros y, sin embargo, el Padre de Uds. las alimenta. ¿No valen Uds. mucho más que las aves? ¿Quién de ustedes por más que se preocupe puede añadir algo a su estatura? No se preocupen por el día de mañana, pues el mañana se preocupará de sí mismo. A cada día le bastan sus problemas.”

Para reflexionar 104

Mt. 6: 25-34 Vive el hoy. El mañana es incierto; puesto que tal vez no llegue.

105


La mujer perfecta Una mujer fuerte, ¿quién encontrará? Es de más valor que cualquier joya.

Ella sabe que su trabajo prospera; su lámpara no se apaga por la noche.

Su marido puede confiar en ella. Echa mano a la rueca y sus de¡Qué beneficio no le traerá! dos hacen girar el huso. Le devuelve el bien, no el mal, Tiende su mano al desamparatodos los días de su vida. do y da al pobre. Entiende de lana y de lino y los trabaja con sus ágiles manos. Es como los barcos del mercante, que de lejos traen el alimento. Se levanta cuando aún es de noche, da de comer a los de su casa y reparte las tareas de su servidumbre. ¿Deseaba su campo?. Lo ha comprado; con su propio trabajo plantó una viña. Está llena de fortaleza y vigoriza sus brazos.

Habla con sabiduría y enseña la piedad. Está atenta a la marcha de su casa y nunca ociosa. Sus hijos se levantan y la llaman dichosa, su marido la elogia diciéndole:

No teme a la nieve para los suyos, porque tienen todos doble vestido.

“Muchas mujeres han obrado maravillas, pero tú las superas a todas”.

Para ella se hace mantos, y su vestido es de lino y púrpura.

Engañosa es la gracia, vana la hermosura; la mujer que tiene la sabiduría, esa será la alabada.

Su marido recibe honores; se sienta en el Consejo de los Ancianos del pueblo. Teje telas de lino y las vende, entrega cinturones a los comerciantes. Aparece fuerte y digna y mira confiada el porvenir.

Que pueda gozar el fruto de su trabajo y que por sus obras todos la celebren. Proverbios 31. 10-31

La mujer hermosa encanta a la vista La mujer buena deleita el corazón. 106

107


Dentro de ti Busca dentro de ti la soluciรณn de todos los problemas, incluso de aquellos que creas mรกs exteriores y materiales. Aun para abrirte un camino en la selva virgen, aun para levantar un muro, aun para tender un puente, has de buscar antes en ti el secreto. Dentro de ti estรกn tendidos ya todos los puentes. Todas las arquitecturas estรกn ya levantadas en tu interior. Y sabrรกs lo esencial de todos los problemas y se te enseรฑarรก la mejor de todas las fรณrmulas y se te darรก la mรกs sรณlida de todas las herramientas. Y acertarรกs constantemente, pues dentro de ti llevas la luz misteriosa de todos los secretos. Amado Nervo

Todo estรก dentro de ti. No busques afuera lo que ya tienes dentro.

108

109


Dame de ese amor

No quiero amor que no sabe dominarse, de ese que como el vino parte de su vaso, espumoso, y se derrama, y se desperdicia en un momento. Dame ese amor fresco y puro como la lluvia, que bendice la tierra sedienta y colma las tinajas del hogar. Amor que cale, bajando hasta su centro, la vida, y allí se extienda, como savia invisible, hasta las ramas del árbol de la existencia, y haga nacer las flores y los frutos. ¡Dame ese amor que conserva tranquilo el corazón, en plenitud de paz! Rabindranath Tagore

Nada mejor que el amor tranquilo y en paz.

110

111


Nada más perfecto Si yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, y me faltara el amor, no sería más que bronce que resuena y campana que toca. Si yo tuviera el don de la profecía, conociendo las cosas secretas con toda clase de conocimientos, y tuviera tanta fe como para trasladar los montes, pero me faltara el amor, nada soy. Si reparto todo lo que poseo a los pobres y si entrego hasta mi propio cuerpo, pero no por amor, sino para recibir alabanzas, de nada me sirve. El amor, es paciente, servicial y sin envidia. No quiere aparentar ni se hace el importante. No actúa con bajeza, ni busca su propio interés. El amor no se deja llevar por la ira, sino que olvida las ofensas y perdona. Nunca se alegra de algo injusto y siempre le agrada la verdad. El amor disculpa todo; todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta.

que el

amor

El amor nunca pasará. Pasarán las profecías, callarán las lenguas y se perderá el conocimiento. Porque el conocimiento, igual que las profecías, no son cosas acabadas.Y, cuando llegue lo perfecto, lo imperfecto desaparecerá. Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba y razonaba como niño; pero cuando ya fui hombre, dejé atrás las cosas del niño. Del mismo modo, al presente, vemos como en un mal espejo y en forma confusa, pero entonces será cara a cara. Ahora solamente conozco en parte, pero entonces le conoceré a Él como Él me conoce a mí. Ahora tenemos la fe, la esperanza y el amor, los tres. Pero el mayor de los tres es el amor. Corintios 13. 1-13

Para toda circunstancia, la respuesta es el amor. 112

113


Solo Jesucristo puede solucionar tus problemas, acércate a Él, no a una religión, las religiones no solucionan los problemas, solo Cristo lo puede hacer por ese sacrificio que hizo en la cruz del calvario. Murió por ti y por mí y Él quiere ahora mismo salvarte ¿Y cómo puede ser? Todo depende de ti, pídele perdón por tus pecados, porque todos hemos pecado delante de Dios. Nadie puede decir eso: YO NO TENGO PECADO. Si tienes celos, iras, pleitos, borracheras, mentiras, orgías, adulterio (infidelidad matrimonial), fornicación (relación prematrimonial) drogas, hechicerías, robos, idolatrías, homosexualismo; si estás en alguna de estas prácticas, recurre ya al Médico Divino, que no solo salvará tu alma, sino que quitará todos tus males. ¿Quieres ser libre y experimentar la paz verdadera? Ahora mismo arrepiéntete de tus pecados, y haz de todo corazón esta sencilla oración: “Padre nuestro que estás en los cielos, reconozco que he pecado contra Ti y me arrepiento, perdóname y cambia mi vida, no soy feliz, no tengo paz, no puedo ser libre del pecado que me ata, escribe mi nombre en el Libro de la Vida, te lo pido Señor en el Nombre de tu Hijo Jesús. Amén.” Autor desconocido

Jesús, yo confío en que tú, todo lo puedes.

114

115


¡Escucha, Dios! Jamás hablé contigo.

Una navidad diferente

¿Sabes? Me dijeron que Tú no existías, y yo, bobo, creí que era verdad. Nunca me había fijado bien en tu obra, en el mundo. Pero, en esta noche de Navidad, desde esta trinchera rasgada por granadas, vi tu cielo estrellado. Tal vez, la misma estrella que indicó a los pastores tu presencia en la gruta de Belén. Y comprendí, entonces, ¡que me habían engañado! No sé si apretarás mi mano: está tan manchada. Voy a explicarte y me comprenderás, ¡es gracioso! En este infierno hediondo, hallé tu luz y pude divisar tu rostro. Bien, una lucha cruenta, pero Dios, no siento miedo, porque sé que Tú velas por mí. Tú bien sabes y puede ser que todavía esta noche toque a tu puerta. No somos amigos, es verdad, pero, sí Dios, ¡estoy llorando! Ves, ¡no soy tan malo! El clarín está sonando. Luego, encontraré hermanos míos, que por un terrible absurdo tendré que combatir. Dios ¡protégeme! Y protégelos también a ellos. Oración encontrada en la mochila de un soldado muerto en el campo de batalla. ¡Qué triste es la guerra!

116

117


El adelanto

Ocurrió durante un mes de voluntariado en las vacaciones de verano. Cuando llegamos a Nairobi (Kenya), nos preguntábamos cómo nosotros, inexpertos universitarios, podríamos ayudar en aquella África sucia, polvorienta y calurosa. Quizá arreglando tejados, pero no teníamos experiencia en construcción. Quizá pintando un colegio, pero no sabíamos de pintura. Lo que sí teníamos claro era nuestra intención de darnos totalmente a los demás. Sin embargo, recibiríamos mucho más de lo que logramos dar: tuvimos la suerte de entrar en contacto con el tercer mundo, a través de un alojamiento para niños moribundos de las Hermanas de la Caridad en Nairobi. Todos entramos en aquella ca-

sucha, un tugurio sin muebles, con poca luz. Contrastaban las hamacas llenas de niños enfermos y lloriqueando, con los limpísimos trajes blancos y azules de las Hermanas de la Caridad, que rebosaban alegría. Yo me quedé bloqueado, en mitad de la habitación. Nunca había visto nada así. Mis compañeros universitarios se esparcieron por las estancias, siguiendo a distintas monjas, que requerían su asistencia. Una hermana me preguntó en inglés –¿Has venido a mirar o quieres ayudar? Sorprendido por tan directa pregunta y en estado de sopor, balbucié: –A ayudar... –¿Ves a ese niño de allí, el del fondo, que llora?

del cielo

Lloraba desconsoladamente, – Ha muerto en tus brazos.. pero sin fuerza. y tú le has adelantado quince minutos con tu cariño, el – Sí, ese (le dije señalándolo). amor que Dios le va a dar – Bien, tómalo con cuidado y por toda la eternidad. tráelo. – Entonces entendí tantas co– Lo bautizamos ayer. sas. El cielo, el amor de mis padres, el amor de Jesús, los – Lo noté con una fiebre altísima. detalles de afecto de mis – El niño tendría un par de años. amigos... Mi viaje a Kenya supuso un antes y un después – Ahora, tómalo y dale todo el en mi vida. Ahora sé que amor que puedas... todos tenemos “kenyas” a – No entiendo... –me excusé. nuestro alrededor para dar amor cada día. – Que le des todo el cariño de que seas capaz, a tu manera. – “Voy a pasar por la vida una sola vez, cualquier cosa bue– Y me dejó con el niño. na que yo pueda dar o alguna – Le canté, lo besé, lo arrullé... amabilidad que pueda hacer Dejó de llorar, me sonrió y a algún ser humano, debo hase durmió. cerla ahora, porque no pasa– Al cabo de un rato busqué ré de nuevo por aquí”. llorando a la hermana: Autor desconocido – Hermana: no respira. – La monja certificó su muerte: “Las cosas no son como parecen”. Lo importante en la vida no es tu posición, sino tu disposición.

118

119


Si amas a alguien Esta semana mientras conversaba con un amigo recordé una historia que había escuchado en el verano. Una persona compasiva, viendo que una mariposa luchaba por liberarse de su crisálida deseó ayudarla y con mucha delicadeza soltó los filamentos, para formar un agujero. La mariposa fue liberada, emergió del capullo y aleteó a su alrededor, pero no podía volar. Lo que la persona compasiva no sabía, era que solo a través de la lucha pueden fortalecer las alas lo suficiente para volar. Su abreviada vida transcurrió en el suelo, jamás conoció la libertad, jamás vivió en realidad.

ha sido trabajado en los fuegos del dolor y en las aguas de la paciencia. Estoy aprendiendo que debo liberar a quien amo porque si oprimo o me adhiero, o trato de controlar, perdí lo que intento retener.

SI yo quiero cambiar a alguien que amo, le robo un precioso derecho, el derecho de asumir, siempre que impongo mis deseos o mis necesidades o trato de ejercer poder sobre otro, le robo la plena realización de su crecimiento y de su madurez. Limito y sofoco mi acto de posesión, sin importar cuán amable sea mi intención. Yo puedo limitar y herir con actos más amables de protección o de preocupación y le Yo llamo a este aprender: estoy diciendo a la persona “amar con las manos abiertas”. muy elocuentemente y sin haEs un aprendizaje que me ha blar “eres incapaz de cuidarte sobrevenido lentamente y que a ti mismo, yo te debo prote-

ger porque eres cosa mía. Yo soy responsable de ti”.

estaremos de acuerdo”.

Algunas veces tendré rabia, Mientras aprendo y practi- cuando esto ocurra te lo diré co más y más puedo decirle a abiertamente de modo que no quien amo: “yo te amo, te va- se resienta la amistad por las loro, te respeto y confío que diferencias. No siempre puedo puedas tener o desarrollar la estar contigo para oír lo que fortaleza, para llegar a ser todo tienes que decir, pues hay ocalo que es posible que seas sin siones en las que yo tengo que que yo interfiera en tu camino, escuchar y cuidar de mí miste amo tanto que puedo darte mo, y cuando esto suceda seré la libertad para caminar a mi honesto contigo. lado en alegría o en dolor”. Estoy aprendiendo a decir “Compartiré tus lágrimas pero esto, ya sea con palabras o a no te pediré que no llores. Res- través de mi modo de ser con ponderé a tus necesidades, te los otros y conmigo mismo, consolaré y te daré afecto pero con quienes amo y a quienes no te llevaré del brazo cuando me consagro y llamo a esto puedas caminar solo. Estaré amar con las manos abiertas. dispuesto a estar contigo en No siempre puedo mantener las tu dolor y en tu soledad pero manos lejos de la crisálida, pero no puedo suprimirlos de ti, me poco a poco voy mejorando. esforzaré por escuchar lo que quieres decir pero no siempre Ruth Sanford

Si amas a alguien, déjalo ir. Si no vuelve, nunca fue tuyo. Si vuelve, será tuyo. 120

121


Corazón Abierto Mañana en la mañana abriré tu corazón –le explicó el cirujano a un niño. Y el niño interrumpió: Ud. encontrará allí a Jesús? El cirujano se quedó mirándolo y continuó. Cortaré una pared de tu corazón para ver el daño completo. Pero cuando abra mi corazón, encontrará a Jesús ahí? –volvió a interrumpir el niño. El cirujano se volvió hacia los padres del niño, quienes estaban sentados tranquilamente Cuando haya visto el daño que hay allí, planearemos lo que sigue, ya con tu corazón abierto. Pero usted encontrará a Jesús en mi corazón? Mi padre dice que vive allí. El cirujano pensó que era suficiente y le explicó: Te diré qué encontraré en tu corazón: Encontraré músculos dañados, baja respuesta de glóbulos ro122

jos y debilidad en las paredes y vasos. Una vez que te haya abierto y visto tu corazón, me daré cuenta si te podemos ayudar o no. Pero encontrará a Jesús ahí también? Es su hogar, Él vive allí, siempre está conmigo El cirujano no toleró más los insistentes comentarios y se fue. En seguida se sentó en su oficina y procedió a grabar sus estudios previos a la cirugía: Aorta dañada, vena pulmonar deteriorada, degeneración muscular cardíaca masiva. Sin posibilidades de transplante, difícilmente curable. Terapia: analgésicos y reposo absoluto. Pronóstico: tomó una pausa y en tono triste dijo: muerte dentro del primer año. Entonces detuvo la grabadora. Pero, tengo algo más que decir, ¿por qué? –preguntó en voz alta– Por qué le hiciste esto a él? Tú lo pusiste aquí, tú lo pusiste

en este dolor y lo has sentenciado a una muerte temprana. Por qué? De pronto Dios te contestó. El niño, mi oveja ya no pertenecerá a tu rebaño porque él es parte del mío y conmigo estará toda la eternidad. Aquí en el cielo, en mi rebaño sagrado, ya no tendrá ningún dolor, será confortado de una manera inimaginable para ti o para cualquiera. Sus padres un día se reunirán con él, conocerán la paz y la armonía juntos en mi reino y mi rebaño sagrado continuará creciendo. El cirujano comenzó a llorar terriblemente, pero sintió aún más rencor, no entendía las razones. Y replicó: Tú creaste a este muchacho y también su corazón ¿Para qué? Para que muera dentro de unos meses? –El Señor le respondió: Porque es tiempo de que regrese a su rebaño. Su tarea en la tie-

rra ya la cumplió. Hace unos años envié a una oveja mía con dones de doctor para que ayudará a sus hermanos, pero con tanta ciencia se olvidó de su creador. Así que envié a mi otra oveja, el niño enfermo, no para perderlo sino para que regresara a mí a aquella oveja perdida hace tanto tiempo. El cirujano lloró y lloró inconsolablemente. Días después, luego de practicar la cirugía, el doctor se sentó a un lado de la cama del niño, mientras que sus padres lo hicieron frente al médico. El niño despertó y murmurando rápidamente preguntó: Abrió mi corazón?– –Sí, dijo el cirujano– –¿Qué encontró? –preguntó el niño– –Tenías razón, encontré allí a Jesús. Ruth Sanford

Jesús, está en TU corazón, solo tienes que darte cuenta. 123


El polvo de la tierra

El capítulo 2 del Génesis afirma que Dios formó al hombre, “del polvo de la tierra”. El profesor E. Slosson, analista químico de Washington, asegura que estas simples palabras tienen el más profundo significado científico, pues “el polvo de la tierra” contiene exactamente 14 de los 92 elementos químicos conocidos por la ciencia, y el cuerpo humano está compuesto precisamente de los mismos 14 elementos que integran la tierra. Autor desconocido

Cuando estés en la cima del éxito, recuerda siempre de dónde vienes y agradece por la vida y por todo lo que tienes.

124

125


Desprendimiento

En cierta ocasión, mientras Mahatma Gandhi subía apresuradamente a un tren en marcha, una de sus sandalias cayó a la vía. Gandhi y sus acompañantes trataron de recuperarla, pero sin éxito. Ante la sorpresa de todos, Gandhi, con toda calma, se quitó la otra sandalia y la arrojó igualmente a la vía. ¿Por qué has hecho eso? – le preguntaron. El hombre que encuentre la sandalia tirada en la vía tendrá ahora un par que podrá usar – contestó. Autor desconocido

¡Tremendo desprendimiento! Si pudieras actuar así, de seguro tú serías un hombre exitoso. Pero todo, con humildad, no lo olvides.

126

127


Ser grande, vive con humildad;

Si quieres...

Ser rico, vive pobremente; Ser justo, vive con caridad; Ser sabio, vive con verdad; Si quiere amor, da amor...

Kablil Gibrán

La vida te devuelve lo que tú le das. Este es el Poder de Atracción, del que se habla hoy. 128

129


No cuesta nada pero produce mucho bien. Enriquece a quien la recibe sin empobrecer a quien la da. Ocurre es un solo instante, pero su recuerdo a veces, dura para siempre. Nadie es tan rico que pueda vivir sin ella y nadie tan pobre que no se pueda enriquecer con sus beneficios. Crea la felicidad donde se dé, alienta la buena voluntad en las relaciones y es la contraseña de los amigos. Alivia al cansado, es luz para los decepcionados, sol para los tristes y el mejor antídoto contra las preocupaciones. Pero no puede ser comprada, perdida, prestada o robada porque es algo que no rinde beneficio a nadie, a menos que sea brindada sincera, espontánea y gratuitamente. Y si en medio de la prisa, el apuro, los problemas, ves que nadie te la brinda, ni yo; ¿Puedo pedirte a cambio que nos dejes una tuya? Porque nadie necesita tanto una SONRISA como aquel a quien no le queda ninguna para dar. I.Fletcher

Sonríe siempre, a todos. Especialmente a los serios y a los tristes, para alegrarles el día. 130

131


Nuestra actitud

Cuanto más vivo, más cuenta me doy del impacto que mi actitud tiene sobre mi vida. La actitud, para mí, tiene más importancia que los hechos mismos. Es más importante que el pasado, que la educación, que el dinero, que los fracasos, que el éxito. Es más importante que la apariencia, los dones, la destreza; levantará o hará caer una empresa...una iglesia...un hogar. Lo admirable es que la actitud que asumimos es la que da respuesta a toda situación. No podemos cambiar nuestro pasado, no podemos cambiar lo inevitable. Lo único que podemos hacer es tocar la única cuerda que poseemos: nuestra actitud. Estoy convencido de que la vida está constituida por un 10% de lo que me ocurre y un 90% de cómo reacciono ante ello. Charles Swindoll Y así es también contigo. ¡No lo dudes!

132

133


Testimonio del día de San Valentín Esto ocurrió en una ciudad mexicana: “Él había fallecido hacía un año y se acercaba una fecha importante, el día de San Valentín, de los enamorados, de los novios y de los esposos que no dejan que su amor se enfríe. Todos los años, él le enviaba un ramo de rosas a su casa, con una tarjeta que decía: “te amo más que el año pasado, mi amor crecerá más cada año”, pero este sería el primer año en el que Rosa no las recibiría. Extra134

ñándolas estaba cuando llamaron a su puerta y para su sorpresa, al abrir, estaba un ramo de rosas frente a ella, con una tarjeta que decía: “Te amo”. Por supuesto, que se molestó pensando en una broma de mal gusto, habló a la florería, para reclamar el hecho, y al contestarle, la atendió el dueño, él le dijo que ya sabía que su esposo había fallecido hacía un año y le preguntó si había leído el interior de la tarjeta; le explicó que esas rosas estaban pagadas por adelantado, así como todas las demás para todos los años por el resto de su vida. Al colgar el teléfono, a Rosa se le llenaron los ojos de lágrimas y al abrir la tarjeta vio que estaba escrita por su esposo: “hola, mi amor, sé que ha sido un año difícil para ti, espero te puedas reponer pronto, pero quería decirte, que te amaré por el resto de los tiempos y que volveremos a estar juntos otra vez. Se te enviarán rosas todos los años, el día que no contesten a la puerta harán cinco intentos en el día y si aún no contestas, estarán seguros de llevarlas a donde tú estés que será junto a mí.Te ama, tu esposo”. Autor desconocido

¿Quién no desea un amor asi? Para tenerlo, hay que brindarlo, primero.

135


Un esposo fue a visitar a un sabio consejero y le dijo que ya no quería a su esposa y que pensaba separarse. El sabio lo escuchó, lo miró y solamente le dijo una palabra: Ámela. Luego, guardó silencio. –Pero es que ya no siento nada por ella. Ámela, repuso el sabio. Y ante el desconcierto del señor, después de un oportuno silencio, el viejo sabio agregó lo siguiente: Amar es una decisión, no un sentimiento; Amar es dedicación y entrega, amar es un verbo y el fruto de esa acción es el amor. El amor es un ejercicio de jardinería: arranque lo que le puede hacer daño a su jardín, prepare el terreno, siembre, sea paciente, riegue y cuide. Esté preparado porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvias, mas no por eso abandone su jardín.

El esposo y el sabio 136

Ame a su pareja, es decir acéptela, valórela, respétela, dele afecto y ternura, admírela y compréndala. Eso es todo. Ámela. Autor desconocido

La vida sin amor a Dios, a ti mismo, a tus padres, a tu pareja, a tus amigos; no tendría sentido. 137


La flor de la honradez Se cuenta que en la China antigua, un príncipe estaba próximo a ser coronado emperador, pero, de acuerdo con la ley, debía casarse antes de la ceremonia. El príncipe decidió hacer un concurso entre las muchachas de la corte para ver quién sería digna de ser su esposa. Al día siguiente, anunció que recibiría en una celebración especial a todas las pretendientes y lanzaría un desafío. Una anciana que servía en el palacio escuchó los comentarios sobre los preparativos, y sintió una leve tristeza porque sabía que su joven nieta tenía un profundo sentimiento de amor por el príncipe. Al llegar a la casa y contarle el plan del príncipe, se asombró de saber que ella quería ir a la celebración. Sin poder creerlo, le preguntó: –¿Hija mía, qué vas a hacer? Todas las muchachas más bellas y 138

prósperas de la corte estarán allí. Sácate esa idea insensata de la cabeza. Sé que debes estar sufriendo, pero no hagas que el sufrimiento se vuelva locura. Y la nieta respondió: –No, querida abuela, no estoy sufriendo y tampoco estoy loca. Yo sé que jamás seré escogida, pero es mi oportunidad de estar por lo menos por algunos momentos cerca del príncipe. Eso me hará feliz. Llegada la noche, la joven llegó al palacio. Allí estaban todas las muchachas más bellas, con las más hermosas prendas, las más lindas joyas y las más determinadas intenciones de ganarse el favor del príncipe. El joven príncipe anunció el desafío: –Daré a cada una de ustedes una semilla.

Aquella que me traiga la flor más bella dentro de seis meses será escogida por mí como mi esposa y futura emperatriz de China.

rra y sin flores, feliz por ver el hermoso rostro de su amado. Todas las otras pretendientes llevaban en sus macetas flores en las más variadas formas y El tiempo pasó y la dulce joven, colores. El príncipe observó a aunque no tenía mucha habili- cada una de las pretendientes dad en las artes de la jardinería, con mucho cuidado y atención. cuidaba con mucha paciencia y Después de verlas a todas, una ternura de su semilla. Pasaron a una, anunció su conclusión: tres meses y nada brotaba. aquella bella joven con su jarro La joven intentó todos los mé- sin flores sería su futura esposa. todos que conocía pero resul- Todos los presentes emitieron taron infructuosos. Cada día un gesto de sorpresa. Como veía más lejos su sueño, pero nadie entendía por qué razón su amor era aún más profun- el príncipe había escogido justado. No obstante, consciente mente a la chica que no había de su esfuerzo y dedicación presentado ninguna flor, explicó: pero sin posibilidades de ganar, la muchacha le comunicó a su –Esta joven –dijo el soberaabuela que regresaría al pala- no–, cultivó una flor que la cio en la fecha y hora acorda- hace digna de convertirse en das solo para estar cerca del emperatriz: la flor de la honespríncipe por unos momentos. tidad. Todas las semillas que entregué eran estériles. A la hora señalada ella estaba allí, con su jarro lleno de tieAutor desconocido

El amor y la honestidad van juntos. ¿Qué necesidad existe de aparentar ante el ser amado lo que no somos y lo que no tenemos? 139


Bendice a tu cónyuge Estamos llamados por ser cristianos a bendecir como lo dice Dios en la Biblia en la 1ra de Pedro, versículo3. “Bendigan siempre porque para esto fueron llamados, para ser herederos de la bendición.” La bendición es algo más que un rito, es una oración poderosa. ¡Muy poderosa! Porque significa colocar a tu esposa/o (o novio/a) bajo la protección de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo... Y si invocamos la protección de Dios, eso quiere decir que pedimos todas las gracias, todos los dones, toda la seguridad que Dios mismo puede dar... y Dios lo puede todo, porque para Dios “nada es imposible”. Nuestro Señor, quiere por tu intermedio derramar sobre él/ella: gracias, dones, paciencia, consuelo, fortaleza, sabiduría, luz, amor.

Para bendecir, el “bendecido” puede o no estar presente. ¿Cómo hacerlo? 1. Ponte en presencia de Dios y pide perdón por tus pecados con tus propias palabras (por ejemplo “Soy pecador, pero cuento con tu misericordia, te pido perdón por mis pecados. Límpiame de todo pecado. Hazme hoy instrumento de tu bendición” y toda otra expresión que brote sinceramente de tu corazón). 2. Luego sigue orando así: “Señor, derrama en mi corazón el Espíritu santo y el don de bendecir, Te lo pido, Padre, en el nombre poderoso de Jesús. Amén”. 3. Piensa en tu cónyuge y di con fe:“Yo te bendigo (decir su nombre) en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”. Autor desconocido Si lo prefieres, puedes usar la fórmula de San Francisco de Asís: “El Señor te bendiga y te proteja, te muestre su rostro y tenga piedad de ti.Te mire con amor y te conceda su paz”. Amén

140

141


Índice Antes de leer..............................................................................................................................................................................3 Los 10 mandamientos del amor conyugal.........................................................................................................4 Consejos de un enamorado..........................................................................................................................................6 Las mujeres...................................................................................................................................................................................8 El tigre y la liebre................................................................................................................................................................10 El gran dilema de Dios....................................................................................................................................................12 Se solicita ama de casa...............................................................................................................................................14 El diálogo derriba murallas.........................................................................................................................................16 El significado de la bendición.................................................................................................................................18 La vida........................................................................................................................................................................................20 Es Dios...........................................................................................................................................................................................22 Felicidad.....................................................................................................................................................................................24 Solo escúchame....................................................................................................................................................................26 Una sentencia ecuánime...............................................................................................................................................28 El heroísmo se construye en silencio.....................................................................................................................32 ¿Qué es un minón?.............................................................................................................................................................34 Lo que toda mujer debe saber...............................................................................................................................36 Lo que toda mujer debe tener... ............................................................................................................................38 Familia de 8 en el circo.................................................................................................................................................40 Renuncio a ser adulto.....................................................................................................................................................42 Las manos de María.........................................................................................................................................................44 Un hogar es.............................................................................................................................................................................46 El divorcio formaliza la soledad.............................................................................................................................48 Solo esto te pido.................................................................................................................................................................50 Felices para siempre.........................................................................................................................................................52 ¡Cuida todo aquello que amas!.............................................................................................................................54 Quiero un hombre...............................................................................................................................................................56 Busco una mujer....................................................................................................................................................................58 Seguridad..................................................................................................................................................................................60 Lágrimas de mujer...............................................................................................................................................................62 Secretos para no pelear...............................................................................................................................................64 El águila y el halcón.........................................................................................................................................................66 Peleas productivas............................................................................................................................................................68

142

Nacisteis juntos......................................................................................................................................................................70 Resolución de conflictos................................................................................................................................................72 Mi nombre es felicidad...................................................................................................................................................74 ¿Qué es ser papá?............................................................................................................................................................76 Un mundo distinto...............................................................................................................................................................78 Escucha a tus hijos.............................................................................................................................................................80 Uno de estos días...............................................................................................................................................................82 El matrimonio............................................................................................................................................................................84 Antes del matrimonio.........................................................................................................................................................86 El divorcio..................................................................................................................................................................................88 El don de Dios. Dr. Jesucristo......................................................................................................................................90 A tu pareja...............................................................................................................................................................................92 Oración de los esposos.................................................................................................................................................94 ¿Quién?.......................................................................................................................................................................................96 Aprende a escuchar.........................................................................................................................................................98 Las escondidas..................................................................................................................................................................100 Para reflexionar..................................................................................................................................................................104 La mujer perfecta.............................................................................................................................................................106 Dentro de ti...........................................................................................................................................................................108 Dame de ese amor..........................................................................................................................................................110 Nada más perfecto que el amor.........................................................................................................................112 Solo Jesucristo.....................................................................................................................................................................114 Una navidad diferente................................................................................................................................................116 El adelanto del cielo.....................................................................................................................................................118 Si amas a alguien............................................................................................................................................................120 Corazón abierto...............................................................................................................................................................122 El polvo de la tierra.......................................................................................................................................................124 Desprendimiento.................................................................................................................................................................126 Si quieres.................................................................................................................................................................................128 El valor de una sonrisa................................................................................................................................................130 Nuestra actitud..................................................................................................................................................................132 Testimonio del Día de San Valentín....................................................................................................................134 El esposo y el sabio.......................................................................................................................................................136 La flor de la honradez.................................................................................................................................................138 Bendice a tu cónyuge..................................................................................................................................................140 Índice..........................................................................................................................................................................................142

143


Distribución y venta: Ediciones Corefo S.A.C. Av. Canadá 3894 – 3898 San Luis – Lima 30 Teléfono: 436-0815 436-0830 Fax: 436-7342 e-mail: corefo@corefo.com http:/www.corefo.com

Enero 2011

Ediciones

COREFO


LIBRO DE ESPOSOS