Page 5

y pasarle de mimbres el rastrillo, no en vano lo contempla la rubia Ceres en el Olimpo; y el que, cuando ya está labrado el bancal, lo que levanta en recto, con reja de través de nuevo lo rotura, y remueve la tierra sin desmayo y firme manda en sus cosechas. [Necesidad de agua] Elevad, labradores, vuestras invocaciones por inviernos serenos y húmedos veranos: farros salen hermosos de inviernos polvorosos, y la Mesia se ufana del fruto sin cultivo, los Gárgaras se asombran de tan grande cosecha. El campo es fecundo. Y qué diré de aquél que después de haber ya echado la simiente repasa los terrenos, los grumos desmenuza del estéril secano, y después encamina uniendo canaleras las aguas desde el río, y si el campo exhausto se llega a requemar entre los herbazales mustios, hete aquí que del borde inclinado en la boca del canal hace saltar las aguas, y un bronco rumor resuena al discurrir entre esmeradas piedras y a chorros refrescan los áridos bancales. ¿Y qué diré de quien, para evitar que la caña bajo el peso se acueste de la rubia espiga, mete al ganado a pacer la mies asilvestrada entre las yerbecicas tiernas cuando asoma por cima de los surcos el sembrado? ¿Y aquél que con la bebedora arena seca el agua de los charcos que pudo quedarse retenida, y mucho más si, allá en los meses movedizos, va el río crecido y todo lo inunda con el barro que arrastra, y así hondas lagunas van saliendo y resudan templada humedad. [Pestes y enfermedades] Y, en cambio, a pesar incluso del trabajo de hombres y de bueyes, que conocen muy bien cómo la tierra deben labrar, dan mucho mal las grullas estrimonias o los gansos voraces o de amarga raíz la achicoria o la sombra. Difícil senda Júpiter le marcó al cultivo [5]

Profile for Antonio Castellote

Las geórgicas de virgilio en verso alejandrino (2)  

Traducción de Antonio Castellote

Las geórgicas de virgilio en verso alejandrino (2)  

Traducción de Antonio Castellote

Advertisement