Page 17

tronante una voz en silenciosos bosques y pálidas fantasmas con espantosa facha fueron vistas al caer la noche, e incluso, ¡indecible fenómeno!, las bestias hablaron; abierta está la tierra, los ríos se empantanan, llora desconsolado en los templos el marfil, los útiles de bronce se cubren de sudor. Al revolverse Erídano, rey de todos los ríos, los bosques en violentos remolinos, los campos inunda y con ganados arrambla y con majadas. Ni entonces las entrañas de desgraciadas víctimas presagios ominosos dejaron de mostrar ni cesó en los pozos el manantial de sangre ni aun de resonar profundas las ciudades con aullidos de lobo en mitad de la noche. Jamás tanto relámpago cayó del cielo claro, jamás tantos cometas siniestros se incendiaron. [La guerra. Invocación final] Y así dos veces vieron los campos de Filipos entrar tropas romanas con armas comunales en lucha fratricida; y a los altos dioses no indignó abonar con nuestra misma sangre dos veces la Ematia y vastas tierras del Hemo. Ha de llegar el día en que el agricultor se vaya encontrando por aquellos confines al trabajar la tierra con el corvo arado las lanzas corroídas de escabrosa herrumbre, rastras chocar pesadas verá en yelmos vacíos, y lo embargará el asombro cuando vea sobre tumbas abiertas enormes esqueletos. Oh dioses que cuidáis de la patria, y tú, Rómulo, y tú, Vesta, que amparas el Palacio de Roma y el Tíber toscano, dejad que este joven acuda en socorro de un tiempo convulso. Pues hemos ya pagado hace tiempo el perjurio del teucro Laomedonte. Y también ya hace tiempo que la regia estirpe del cielo nos envidia, oh César, por tu causa, y lamenta que busques los honores de triunfo que te ofrecen los hombres. Lo justo confundido sigue con lo injusto, el mundo, tantas guerras, y las caras del crimen; ningún honor es digno del arado, baldíos quedan los campos, fueron colonos expulsados, [17]

Profile for Antonio Castellote

Las geórgicas de virgilio en verso alejandrino (2)  

Traducción de Antonio Castellote

Las geórgicas de virgilio en verso alejandrino (2)  

Traducción de Antonio Castellote

Advertisement