Page 16

Diana piensa que la razón por la que pasa inadvertida ante los hombres se debe a que tiene unos kilos de más. A menudo, Diana pasa buena cantidad de su tiempo frente al espejo. Se imagina que debería levantarse un poco la nariz o el trasero; que se vería mejor si aumentara el tamaño de sus senos, se quitara unas arrugas alrededor de los ojos y  se cambiara el color del cabello. Frecuentemente el espejo es el causante de conflictos de Diana, al punto que se ha convertido en el principal enemigo de la autoaceptación de su cuerpo femenino.  Aunque no lo digan abiertamente, estos conflictos tienen que ver con ideales de belleza. Diana puede no darse cuenta que la imagen de su cuerpo se constituye a partir de otras mujeres, que la idea que tiene de cómo debería ser su cuerpo le viene de otros cuerpos. En su infancia, sin advertir, Diana

16

beplusmag.com

tomó como referente el cuerpo de su madre. Pero después inocentemente desea parecerse a toda una serie de mujeres que le sirven de modelo de lo que es “ser bella”. En el fondo desea parecerse a los estereotipo de belleza que ha recibido de su entorno sociocultural: una JLo o Sofía Vergara. Diana asumió el acuerdo que hay en su sociedad y cultura que el cuerpo femenino “bello” debe ser una mujer alta, delgada, voluptuosa físicamente y hermoso cabello, en cambio, ella es más bien baja, llenita y pechos pequeños. Las ideas erróneas que Diana tiene con respecto a su cuerpo se elaboraron dentro de un proceso de socialización. Su inconformidad y sufrimiento con su cuerpo se origina en la creencia equivocada de que su cuerpo es bello solamente si cumple con determinadas exigencias o normas de belleza. Las ideas colectivas con respecto a lo que es “un cuerpo bello” le llegaron a

través de modelos de los anuncios de televisión, de las ganadoras de concursos de belleza o de las mujeres que son admiradas y calificadas como atractivas y femeninas. Diana quedó entrampada dentro de unos esquemas mentales de lo que es un cuerpo bello. Siente que su cuerpo no coincide con el ideal social de belleza. Esa falta de aceptación, de no sentirse a gusto con la imagen que ve en el espejo, la lleva a desvalorizarse, a proyectarse como una persona insegura. Al creer que su cuerpo es malo, se ve a sí misma como una persona mala que no merece ser amada y ser feliz. Ahora, ¿Puede Diana escapar de dicho entrampamiento? Claro que sí. ¿Cuál es su salida? La clave: ser una mujer que cuestiona el concepto de belleza. Puede ir a los libros de la historia de la pintura y ver cómo han cambiado los modelos estéticos

Be Plus Magazine - Edición 05 / Novias 2015  
Be Plus Magazine - Edición 05 / Novias 2015