Page 8

Contribuir al desarrollo cultural,

profesional y personal de los estudiantes

estudiantes

Los son la razón de ser de la Universidad y forman parte constitutiva de la misma en tanto que participan en la realización de sus tareas académicas. La Universidad es una institución educativa, su función es desarrollar el conocimiento tiva de sus mediante la investigación y la capacidad académicos [...] la constituyen no solamente los cuerpos de académicos que cultivan una disciplina, sino también estudiantes que legítimamente buscan una formación académica y profesional cimiento. y contribuyen al desarrollo del

crea

cono

Ley de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México

Introducción

La Universidad Autónoma de la Ciudad de México, como institución dedicada al desarrollo del conocimiento científico, crítico y humanista, cuenta con programas de apoyo y servicios a sus estudiantes, con la finalidad de que éstos desarrollen sus inquietudes, habilidades y experiencias al hacer uso de su potencial creativo. Desde las primeras generaciones, los estudiantes de la UACM han mostrado interés por diseñar y desarrollar

proyectos de diversa índole. Con el propósito de apoyar estas iniciativas, se instituyó el Programa de Apoyos al Estudiante con la creación de la CAE (Comisión de Apoyos Estudiantiles), integrada por las coordinaciones de Servicios Estudiantiles, Servicios Administrativos, Difusión Cultural y Extensión Universitaria, Coordinación Académica, y tres consejeros estudiantes del Consejo Universitario, de los colegios de Ciencia y Tecnolo-

gía, Ciencias y Humanidades, y Humanidades y Ciencias Sociales. De esta manera, la CAE surge para responder de forma colegiada a las propuestas de los proyectos que presentan los estudiantes de la UACM. En septiembre de 2007 se publicó en medios impresos y electrónicos de la Universidad, la 1a Convocatoria para la presentación de proyectos estudiantiles. Se recibieron 21 trabajos, de los cuales 11

Memoria de Proyectos Estudiantiles UACM 2007.  

Diseño: Benito López, Ismael Villafranco y Miguel Ángel Esparza