Page 66

“Lo primero es apreciar los escritos de otros estudiantes o personas

diferentes a mí… Como yo escribo, es importante respetar la perspectiva de ellos, lo que quieren expresar. En este sentido, es organizar el trabajo

de otros y estructurarlo de manera que todos tengan una misma idea para

66

generar algo, tal cual se ideó… Pienso que en algún momento yo puedo organizar y trabajar en la edición de textos o mejorarlos.

“Aprendí de mis compañeros… que no es tan fácil dar una idea… y

que los demás la acepten, hay que trabajar más en eso, pues lo sencillo se

vuelve complicado: tratar de conciliar lo que se quiere hacer con lo que está pasando en el momento.”

La Pluma Amable como experiencia editorial “… pienso que básicamente se trata de trabajo editorial, estructurar las

partes de un libro, llámese prefacio o portada, así como la estructura de cualquier texto; y revisar su ortografía, mejorar su redacción en ciertos puntos, respetando la idea del autor.”

En todo momento, La pluma amable, instrumento principal de este

proyecto, lucía vistosamente adornada, como recordándonos la importancia de su protagónica función, mientras la charla transcurría frente al edificio A del plantel San Lorenzo Tezonco.

Las intervenciones de Nayeli fueron breves, pero expresaron con

precisión y veracidad lo sucedido durante el tiempo en que se efectuó el proyecto.

De la idea original al resultado “No hubo la respuesta que esperaba; en un principio se trabajó mucho en eso, en publicar carteles e invitar a la gente; y no la hubo. ¡Tal vez porque

no es tan atractivo! Actualmente la cultura es más visual… incluso creo que es más fácil fomentar la lectura que la escritura.”

“En un principio pensé que a través de fomentar la lectura… se daría

más interés a la literatura fantástica o cuentos, no sólo poesía y que los

estudiantes se atrevieran a hacerlo y no sólo a leerlo. Si el proyecto hubiera tenido una respuesta más amplia, también habría aportado al fomento de una cultura por la escritura.”

“La expectativa era que se armara una sola historia, y que todos los par-

ticipantes fueran parte de esa historia: de la estructura de un cuento: (introducción, desarrollo, nudo…). Aquí lo que cambió es que cada persona que participó hizo un escrito distinto, todos fueron independientes, cada

quien manejó un cuento o un pensamiento, ese fue el cambio tan drástico

que hubo. Lo que resultó fue un escrito en el cual es satisfactorio ver lo que escribió cada uno de los participantes.”

Memoria de Proyectos Estudiantiles UACM 2007.  

Diseño: Benito López, Ismael Villafranco y Miguel Ángel Esparza