Page 1

n 05 mí l e a b nj i o n a e B cc co

le

Porque leer es imaginar y aprender N° 05 - diciembre 2013. distribución gratuita


k Número 5 Año 1

diciembre 2013

E di toria l

k

Querido lector: La Navidad es una ocasión maravillosa donde el amor inunda al mundo y al escuchar el ¡Jo, jo, jo! nos contagiamos de la paz y la alegría de los que nos rodean. Yo, “Benjamín”, renuevo el compromiso de brindar a los lectores todo mi esfuerzo y dedicación para ofrecerles lo mejor de la literatura. Mi deseo más ferviente es que cada copa rebase con eternas bendiciones y que cada sendero los lleve a disfrutar de los pequeños y grandes milagros que la vida nos regala. Seamos solidarios con nuestros semejantes, agradezcamos a Jesús, recién nacido, por lo que tenemos, sin olvidar el verdadero sentido de la Navidad: DAR ¡Felices fiestas queridos amigos!

Editorial Directora: M. Sarah Mansilla Revisión de texto: Biyú Suarez Diseño/Ilustración: Lara Sabatier - www.larasabatier.com En portada: ilustración de Lara Sabatier; p. 2 del libro Benjamín y el Séptimo Cofre de Oro de M. S. Mansilla, 2008. Reservados todos los derechos bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total de la revista, por cualquier medio o procedimientos. María Sarah Mansilla de Gutiérrez CI 1507699 Santa Cruz - Bolivia.

2

Benjamín Grillo Jenecherú. Si quieres recibir esta revista en forma digital, escríbenos a: saritamansilla@hotmail.com www.benjaminlibro.com centro benjamin de promocion del libro, la lectura y las letras cel: 76028390 3


Contenido pag.

3

Editorial pag.

10

Galletas Navideñas

pag.

pag.

5

Buzón de cartas

pag.

Buzón de cartas pag.

6

Cuento

11

Benjamín el viajero

12

Conoce tus derechos

benjamín te sugiere • Academia Boliviana de Literatura infantil y juvenil: www.ablij.com • www.mangrullitocurioso.com.ar • Escritora e ilustradora Olga Linares: olgalinares.blogspot.com y http://olgaappiani.blogspot.com • Jorge Alberto Baudés Trelew – Chubut – Patagonia Argentina: baujor@yahoo.com 4

Queridos primos El Mangrullito Curioso y El Mangrullito Patagónico: No saben la alegría que sentí cuando mi mamá, Sarita Mansilla, me contó que las afamadas revistas digitales, El Mangrullito Curioso y El Mangrullito Patagónico, son de la Argentina, la segunda patria de mis hermanos donde estudiaron la escuela primaria y la secundaria en Quilmes. Inspirados con esta fabulosa idea, elaboramos una revista que lleva mi nombre, “Benjamín”, para ayudar a los niños y a los jóvenes a conquistar el placer de leer y que se está difundiendo a nivel internacional. Les comento un poquito sobre la saga que mi mamá escribe donde yo, el grillo Benjamín y mis amigos: Octavio el Naranjo, Andrés el Guayabo y las hormigas Rahmah y Jamilah somos los principales protagonistas. Vivo en Santa Cruz, Bolivia, donde el clima es muy caluroso. Después de una llovizna me encanta oler la tierra mojada, tocar el violín, crear nuevos juegos, reír a carcajadas con mis amigos, proteger la Naturaleza y tomar café con tostadas con mi familia. Estudiamos en el Conservatorio de música barroca más famoso del mundo, el CRBA, que se encuentra en la Chiquitania, un lugar maravilloso que existe de verdad, lleno de mística, con bellos templos reconstruidos, pertenecientes a las misiones jesuíticas del año 1700. En nuestro tiempo libre, esto es también de verdad, llevamos libros a los barrios más alejados con el Benjabus, una biblioteca móvil que mi mamá maneja y, todos los días rellenamos con mis revistas gratuitas “Benjamín”, el primer Revistero Público de Bolivia que mi mamá colocó en la plaza para que los chicos lean. Las fiestas Navideñas me encantan, es la oportunidad de dar amor, en especial a la familia y a los amigos. Deseo que el Niño Dios los colme de bendiciones y sea su fuente de inspiración en todas sus actividades. Con mi mamá les mandamos muchos besos y abrazos a ustedes y a toda su familia. Espero con ansias sus cartas. Con mucho amor, Benjamín Grillo Jenecherú 5


Cuento de Navidad por M. Sarah Mansilla

Cuento ganador del concurso Navideño 2005 convocado por el Diario Nuevo Día y la Sociedad Cruceña de Escritores.

“Francisco”, llama el padre al segundo de sus cuatro hijos. “Anda y ve quién golpea la puerta”. El muchacho de 7 años, que jugaba con su perro, sin titubear corre perseguido por el animal que ladra insistentemente. “¿Quién es?”, pregunta Francisco antes de abrir la puerta, recordando una de las muchas recomendaciones que le hacía su padre. “Abre la puerta, soy tu abuela Carmen”.

6

Tras escuchar la voz enérgica de la abuela, Francisco cambia de compostura y paradójicamente el perro deja de ladrar. “Hola abuela”, saluda Francisco con voz tímida pero cariñosa. Sin responder al saludo, la abuela apenas besa a su nieto. ¿Dónde están tus hermanos?, pregunta de manera trivial, más por curiosidad que por el deseo de verlos. Esto no significa que los malquiera, claro que no; ella sólo es una mujer intolerante y descontenta, para quien toda buena acción tiene un “pero”, y en los últimos meses, desde el fallecimiento de su nuera, la esposa de su único hijo, su actitud ha empeorado. Antes de que Francisco abra la boca para responder, la abuela entra deprisa, encaminándose hacia las amplias galerías de la casa, sabiendo que allí encontraría a su hijo echado en una hamaca desteñida. “Ramón, qué haces aquí. Deberías estar atendiendo tu negocio, hoy es el día que más se vende”, le reprocha. “Ah, hola madre”, responde el hijo sin inmutarse. Desde la muerte de Julia, su amada esposa, se aisló completamente, convencido de que su vida ya no tenía sentido. Ya no trabaja y su único bálsamo es permanecer cerca de sus pequeños hijos.

7


“Nada vas a solucionar quedándote en tu casa; tienes que salir, distraerte y por último trabajar porque si no lo haces te vas a quedar en la calle”. La abuela siguió hablando y hablando sin percibir la profunda tristeza que embargaba a su hijo. Finalmente se despidió en forma apresurada diciendo: “Los espero esta noche a cenar a las 8 en punto, que no sea como la Navidad pasada que llegaron tarde por irse a andar a no sé dónde”. Agitando la mano concluyó la despedida sin advertir que su nieto, Francisco, había escuchado todos los reproches que le hizo a su padre. Éste recordó que la anterior Navidad llegaron tarde a cenar porque habían pasado por la Iglesia para pedir al Niño Dios que bendiga a la abuela. Sin responder una sola palabra, Ramón se mantiene inmóvil, echado en la hamaca y tan pronto la abuela desaparece por la puerta, Francisco corre hacia su padre para abrazarlo con mucho amor. Saliendo de la casa, al cruzar la calle, la abuela inadvirtió que un vehículo pasaba velozmente y su conductor no pudo evitar arrollarla, dejándola muy malherida. Aún consciente, escuchaba todos los rumores y los gritos de la gente que pedía que

8

se llame a una ambulancia, porque la señora se moría. Fue en ese instante y por primera vez que la abuela empezó a desenterrar su pasado. Pensó en cuánto amaba a su hijo Ramón. Lo crió sola con mucho sacrificio, le consagró su vida pero nunca le demostró su amor, ni a sus nietos ni a su difunta nuera. Impasible, la muerte le arrebataba la oportunidad de cambiar, de ser una mujer diferente, de disfrutar de la familia y ante todo de ayudar a su hijo para que vuelva a amar a la vida, la vida que ahora ella perdía. Tenía deseos de gritar, llorar, pero ya no tenía fuerzas. En ese instante vio una luz brillante a lo lejos y una figura conocida que se le acercaba y le hablaba. Era Julia, su nuera, que con su bella sonrisa la llamaba: “Abuela, abuela...”. Con un hálito de esperanza y voz entrecortada la abuela le responde: “Julia: ¿estamos en el cielo?” Con voz tierna ella le contesta: “No, abuela. Estamos en su casa. Despiértese, levántese de la cama, vamos a cenar que su hijo y sus nietos la están esperando para festejar la Navidad.”

k

9


Actividad revistero publico Agasajo a Plataforma Solidaria y al Centro Parálisis Cerebral

Galletas navideñas Ingredientes: 160 gramos de harina de trigo 75 gramos de mantequilla 75 gramos de azúcar impalpable 1 huevo Azúcar impalpable para extender la masa 1.- Coloca todos los ingredientes en un pocillo y mezclar hasta obtener una masa que no se pegue. 2.- Deja la masa reposar en la heladera durante una hora. 3.- Estira la masa de 1 centímetro de espesor. 4.- Corta la masa con moldes navideños. 5.- Espolvorea la galleta con confituras dulces de colores 6.- Hornear hasta que estén apenas doradas, 10 minutos aproximadamente. 6.- Retirar del horno y dejar enfriar. 10

11


CONOCE TUS DERECHOS parte II

por Ciro Añez Núñez

Abogado especialista en Derecho Constitucional

Todo niño en este mundo cuenta con derechos y garantías previstos tanto en la Constitución Política del Estado, las leyes como también en Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos. La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) es una institución cuyo rol es salvaguardar los derechos de las personas en nuestro continente. A continuación un resumen de tus derechos que son promocionados por las Naciones Unidas (UNICEF) y que deben ser cumplidos por la sociedad y los Estados en todos los países en democracia.

Derecho a ser tratados con igualdad de oportunidades, sin importar nuestra raza, color de piel, cultura o religión. Derecho a cuidados especiales cuando tenemos algunas dificultades como ser: oír, hablar, expresarnos con normalidad y caminar. Derecho a no trabajar antes de la edad permitida: más importante es la educación, la buena alimentación y que se cumpla y se respete la edad mínima para trabajar. Derecho a la libertad de pensamiento, opinión y de expresión: derecho a saber, a conocer, a pensar de forma individual ni ser discriminado por pensar diferente, derecho a decidir; ser tolerante y respetar las opiniones de los demás y a reunirnos con otros niños para expresar libremente nuestras ideas.

12

Revista Digital Benjamín 5 diciembre 2013  

Querido lector: La Navidad es una ocasión maravillosa donde el amor inunda al mundo y al escuchar el ¡Jo, jo, jo! nos contagiamos de la paz...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you