Issuu on Google+

Pediatrika

ISSN 2007-4247

Publicación trimestral.

Año 2, Número 4 Octubre - Diciembre 2012

¡Prevención! Dr. Sergio Francisco Camacho Gutiérrez Urólogo Pediatra

Editor: Dr. Sergio Francisco Camacho Gutiérrez Urólogo Pediatra Editores Asociados: Dra. María Lucía Pérez Ricárdez Infectóloga Pediatra Dr. Froylán Hernández Lara González Nefrólogo Pediatra

¡Prevención! Clínica C CRIT Puebla. Intervención de psicología clínica. Atención Familiar. Programa de Intervención Temprana.  ¿ISSN?  Espacio Bioético/OMEBI.    

PEDIATRIKA Es una publicación trimestral. Toda correspondencia debe dirigirse a: Dr. Sergio Camacho, Calle 29 A Sur # 3302, colonia el Vergel, C. P. 72400, Puebla, Puebla, México

Teléfono: (222) 2 42 28 14 Página: www.pediatrika.com www.urologo-pediatra.com.mx

Introducción: Entre 1 a 2 de cada 1000 recién nacidos de término pueden sufrir encefalopatía hipóxico isquémica; hasta un 23% de los recién nacidos de término pueden desarrollar parálisis cerebral secundaria a evento de asfixia o hipoxia perinatal. (1) La participación de profesionales de la salud para tratar niños que tuvieron factores de riesgo para desarrollar daño neurológico, forma parte de la creciente responsabilidad hacia este segmento de población con posibilidad de presentar discapacidad. Al ser una sociedad excluyente hacia el problema de discapacidad, la responsabilidad compartida del estado y sociedad, tiene la tarea de cambiar la visión cultural que hemos desarrollado hacia este problema de salud pública. Fomentar espacios para integrar a los afectados es parte de la lucha contra la discriminación que sufre este estrato humano afectado. Me permití invitar a un grupo de personas que nos regalan su conocimiento y orientan hacia un mejor entendimiento de familias que viven la discapacidad y los resultados obtenidos en la aplicación de un programa de prevención temprana en niños con factores de riesgo neurológico. 1.- Guía de Práctica Clínica: Diagnóstico, Tratamiento y Pronóstico de la Enfermedad Hipóxico-Isquémica en el Recién Nacido, México: Instituto del Seguro Social, 2010. http://www.imss.gob.mx/profesionales/guiasclinicas/gpc.htm

La carrera es larga, el conocimiento infinito. Panel de expertos:   

Blog: www.pediatrika2010.blogspot.com correo: sefrac2000@yahoo.com

VMVV: Viridiana Margot Vásquez Vásquez. Psicóloga. Trabaja en CRIT Puebla. virimargot@hotmail.com Dr. Camach AJCG: Araceli Joselyn Castillo González. Psicóloga. Trabaja en CRIT Puebla. psicoterapiae@gmail.com OYHJT: Olivia M. Marroquín Andrade1 (maroli18@hotmail.com), Yulia Solovieva1 (yulia.solovieva@correo.buap.mx), Héctor Juan Pelayo González1 (hecpe@hotmail.com), Tomás Corona2 1Benemérita (tomasso.tomassi@gmail.com). Universidad Autónoma de Puebla, 2Universidad Autónoma de Chapingo. CNC: Dra. Cruz Netza Cardoso. Maestría y Doctorado en Bioética UNAM. Trabaja en la ciudad de Puebla. bioeticanc@gmail.com


Dr. Camacho: Para el grupo editor de este boletín es un placer continuar compartiendo conocimiento, a través de invitados que ofrezcan su evidencia y experiencia. Iniciamos con la siguiente pregunta: ¿En qué consiste la Clínica C que brinda atención a niños y niñas en el CRIT Puebla? VMVV: Esta Clínica se enfoca a la atención de niños menores de 4 años; se divide en Neuroterapia donde se atienden a niños menores de 4 años con lesión cerebral o daño neurológico ya establecido y Estimulación Temprana donde se atienden a menores de 1 año de edad con factores de riesgo para daño neurológico como: prematurez, bajo peso al nacer, niños con crecimiento retardado, hipoxia perinatal, asfixia, baja talla. Dr. Camacho: Podría decirnos en qué consiste la intervención de psicología clínica que usted realiza. VMVV: En la evolución del desarrollo infantil se consideran aspectos importantes: el biológico, psicológico y social. En el desarrollo social la influencia del entorno resulta evidente; el desarrollo físico, en general, no es un hecho meramente biológico, también está condicionado por la interacción con el entorno; mientras que lo psicológico con lazos afectivos que se crean, son aspectos que hacen que esta interacción sea precisamente la que haga posible la estimulación. Aunque determinadas conductas aparecen o se logran en momentos significativos de la vida, los niños conservan una considerable capacidad de transformación y así la estimulación puede resultar efectiva aún en los casos en que se lleve a cabo con algún retraso. Para todo ser humano la integración tiene una tendencia innata, la cual forma parte del proceso de crecimiento; el servicio de psicología clínica dentro del grupo C en el CRIT está dirigido a niños menores de 4 años, teniendo como objetivo en cada una de las sesiones con los padres comprender que el vínculo afectivo dependerá, que se den las condiciones favorables, es decir, una

2 buena relación con la madre, que le permita una estrecha identificación y más adelante con ambos progenitores. Esta capacidad de identificarse con sus hijos y de los hijos con sus padres, se ve afectada cuando el niño tiene alguna enfermedad o discapacidad, por lo tanto la tendencia de este vínculo puede no aparecer de forma adecuada, abrumando a los padres y a la familia por tener que hacer una tarea que no es natural para ellos; deben de crear y mantener un ambiente hogareño. Existen muchos aspectos como: emocionales, cognitivos, conductuales y psicológicos, para mejorar la calidad de vida en niños con alto riesgo neurológico, con el fin de favorecerlo en sus diversas áreas. Siendo importante conocer estos puntos desde mi área.

 Favorecer su proceso en el ámbito familiar proporcionándole información a los padres para que desarrollen, las habilidades en el niño a nivel emocional y conductual.  Generar nuevas estrategias de apoyo emocional y elaboración en donde los padres puedan expresar sus sentimientos, dudas y temores en relación al proceso de adaptación y al diagnóstico que viven como familia  Incluir a los abuelos de los niños, ya que, muchas veces carecen de la información y no favorecen en el proceso de rehabilitación.


Dr. Camacho: ¿Puede compartirnos la función que realiza en el área de atención familiar en el CRIT Puebla? AJCG: Debido a que la discapacidad es un problema que afecta al menor y a su familia, el objetivo de este servicio es dar ayuda necesaria para la formación, integración y unión familiar. La llegada de un bebé es idealizada comúnmente en historias perfectas de armonía y materializadas en un recién nacido completamente sano en quien se depositan grandes expectativas que en algunas ocasiones no se llegan a cumplir. Cuando un niño nace con alguna alteración en el desarrollo, la situación familiar presenta un juego de interacciones limitantes que requiere ser trabajado en un proceso psicoterapéutico para apoyarle por medio de la familia. El servicio de psicología de atención familiar dentro de la clínica C en CRIT está dirigido a los padres de los niños menores de 4 años, con el fin de favorecer una rehabilitación basada en el apego a un tratamiento, así como en la correcta elaboración de un duelo saludable ante el hijo ideal y la aceptación de la presencia de diagnósticos y pronósticos inesperados en torno al hijo real. La psicoterapia, es decir, el conjunto de procedimientos psicológicos sistematizados que tienen como fin la solución de problemas para las personas que no los han podido resolver por si mismas, se convierte en el medio para llegar a las principales metas de este servicio: 1. Descentralizar la discapacidad. Buscando que la familia identifique las partes sanas de la totalidad de la persona del paciente, se busca evitar limitar al niño con preconceptos erróneos sobre el diagnostico recibido y proporcionarle una calidad de vida saludable a través de su contexto familiar. 2. Reorientar la perspectiva de los padres hacia la situación presente en la familia, reencuadrando los diagnósticos como semillas de resiliencia familiar que harán

3 germinar en su proceso de crecimiento personal. Referencias. 1.- Fernández, V. Psicoterapia estratégica. Procedimientos. 2ª. Ed. México: Universidad Autonoma de Puebla; 1981. p. 7-11 2.- Keeney, B. P. La improvisacion en psicoterapia. Guia practica para estrategias clinicas creativas. Barcelona: Paidos Terapia Familiar; 1990. 3.- Short, D. Estrategias psicoterapeuticas de Milton H. Erickson. 1ª. Ed. México: Alom Editores S. A. de C. V. ; 2006. p. 110-132 4.- Sorrentino, A. M. Handicap y rehabilitacion. Una brujula sistemica en el universo relacional del niño con deficiencias fisicas. Barcelona: Paidos Terapia Familiar; 1990. p. 88-114

PROGRAMA DE PREVENCIÓN TEMPRANA PARA BEBÉS CON FACTORES DE RIESGO NEUROLÓGICO Oliva M. Marroquín- Andrade¹, Yulia Solovieva¹, Héctor Juan Pelayo González¹, & Tomás Corona2 ¹ Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México; 2 Universidad Autónoma Chapingo

INTRODUCCIÓN

En México, 1.8% de la población sufre algún tipo de discapacidad (motriz, del lenguaje, visual, mental y otros); de la cual 19% la adquirieron por herencia, durante el embarazo o al momento de nacer (INEGI, 2000). Los factores de riesgo para daño neurológico son aquellos eventos físicos, químicos o ambientales que se asocian con mayor probabilidad que otros con la presencia de enfermedades o alteraciones en el desarrollo por lo que se les atribuye cierto efecto causal, este efecto se manifiesta a través de una serie de signos y síntomas que en un primer momento se denominan de manera general como “retraso psicomotor” y que mediante un seguimiento y evaluación más precisa pueden considerarse “trastornos del desarrollo de tipo motor, cognoscitivo, sensorial, del lenguaje, de las interacciones, del aprendizaje y neuroconductuales” (Alvarado, 2009). Este panorama exige de acciones oportunas en los recién nacidos con factores de riesgo neurológico para prevenir el retraso psicomotor y los consecuentes trastornos del desarrollo. La participación de la neuropsicología infantil es fundamental para detectar en etapas tempranas de la vida alteraciones en el funcionamiento del


sistema nervioso central con el fin de aplicar estrategias terapéuticas que permitan reducir o impedir las secuelas del daño neurológico. Por lo cual se buscó a través de esta investigación favorecer el desarrollo motor y psicológico del niño que tuvo factores de riesgo al nacer a través de la aplicación del método Katona dentro de las actividades rectoras del primer año de vida para contribuir en la prevención del daño cerebral y sus secuelas. MATERIAL Y MÉTODOS Estudio interventivo, descriptivo y longitudinal de una cohorte. Se aplicó un programa de prevención temprana a diez bebés con factores de riesgo neurológico en el Hospital General de Cholula y en el Hospital General Regional No. 36 “San Alejandro”. Los criterios para seleccionar a los 10 bebés del grupo experimental fueron: haber tenido factores de riesgo al nacer (hipoxia, bajo peso al nacer, prematurez, entre otros), haber sido captados con una edad corregida entre los 0 y 2 meses de edad, no haber presentado algún síndrome neurológico congénito y que los cuidadores del bebé estuvieran dispuestos a seguir el programa hasta que el bebé cumpliera los 8 meses de edad. Los criterios para seleccionar a los 10 bebés del grupo control fueron haber tenido factores de riesgo al nacer (hipoxia, bajo peso, prematurez, sepsis neonatal, asfixia perinatal, etc.), tener entre 7 y 8 meses de edad corregida en el caso de ser prematuros, no presentar síndromes congénitos y que no hayan sido intervenidos con ningún programa de estimulación temprana. La terapia que se llevo a cabo con los diez niños del grupo experimental se basó en la realización de los movimientos elementales complejos de Katona dentro de la actividad comunicativa personalsituacional (0-6 meses) y práctica-situacional (6 a 8 meses). Después de realizar la primera evaluación de los niños, se capacitó a los cuidadores (mamá, abuela, tía, etc.) para provocar los siguientes movimientos elementales complejos encaminados a lograr la locomoción (Mc. Graw, gateo asistido, Bauer, Bauer reforzado y descenso en plano inclinado) y la verticalización (sostén

4 elemental, llevado a sentado, verticalización contra gravedad, sentado en el aire y marcha elemental). Así mismo se capacitó a los cuidadores para realizar éstos ejercicios dentro de una actividad comunicativa por lo que se les proveyó una serie de estrategias comunicativas entre las que se incluía hablar al niño con una entonación adecuada, cantarle, establecer contacto visual, etc. Se les dijo a los cuidadores que la duración de cada ejercicio era de 2 minutos y que debían repetir todos los ejercicios por lo menos tres veces al día. Durante el primer mes se cito a los cuidadores cada semana para verificar que hicieran los ejercicios adecuadamente y que incluyeran las estrategias comunicativas. Después del primer mes de terapia se les cito cada 15 días o cada mes, dependiendo de las posibilidades de éstos. La evaluación del desarrollo psicológico y motor se realizó mensualmente y a los cortes de edad de 1, 4 y 8 meses a través de los siguientes instrumentos: 1) cartillas de vigilancia del desarrollo (conductas del desarrollo), 2) instrumento de valoración neuroconductual del desarrollo del lactante (VANEDELA), y 3) valoración del avance del desarrollo a los 8 meses de edad que evalúa el desarrollo cognitivo, el complejo de animación, la interacción con los objetos, la orientación dirigida y las habilidades comunicativas situacionales. RESULTADOS Y DISCUSIÓN. La comparación de resultados entre el grupo experimental y control en la etapa tres (mes 8) a través del VANEDELA, Guía del desarrollo y Evaluación Conductual puntualiza diferencias significativas en el área de postura antigravitatoria y motricidad gruesa sólo en dos de los tres instrumentos utilizados (cuadro 1).


Instrumento

Reactivo

Promedio GE

Promedio

Valor-p

GC Se mantiene sentado sin ayuda Estando boca abajo se apoya en manos y levanta tórax VANEDELA

Se apoya en un brazo para alcanzar un objeto Reacción de protección hacia adelante

GUÍA DEL DESARROLLO

EVALUACIÓN CONDUCTUAL

Acostado boca abajo gira sobre su estómago Gateo

1.0

0.4

0.8

0.6

1.0

0.5

0.9

0.3

.070

1.0

0.7

.211

0.4

0.0

.087

0.016

Cuadro 1. Reactivos que evalúan la postura antigravitoria y la motricidad gruesa en la etapa tres (mes 8) a través de los diversos instrumentos utilizados en la presente investigación; así como los promedios obtenidos por el grupo experimental y control y el valor-p que indica si la diferencia entre los promedios es estadísticamente significativa con α=0.1.

El método Katona estimula el sistema vestibular el cual está integrado por tres componentes primarios: (a) un aparato sensorial periférico, (b) un sistema vestibular central, y (c) la salida motora (Hain, Ramaswamy & Hillman, 2000 en Mehta, Z y Stakiw, D, B, 2004). Los tres componentes del sistema vestibular trabajan en conjunto para mantener el balance, el aparato periférico manda información relacionada a la velocidad del movimiento de la cabeza, dirección y orientación con relación a la gravedad al sistema vestibular central. El complejo nuclear vestibular procesa estas señales y las combina con información sensorial extravestibular (propioceptiva, auditiva y visual) para estimar la orientación de la cabeza. La salida del sistema vestibular central va a los músculos oculares lo cual provoca la estabilización de la mirada durante el movimiento de cabeza, y a la médula espinal vía para prevenir las caídas (Hain et al., 2000 en Mehta, Z y Stakiw, D, B, 2004).

5 El postulado principal de la presente investigación fue que dentro de la comunicación afectivaemocional y la comunicación práctica-situacional; actividades rectoras durante el primer año de vida, se organizan patrones de movimiento propiamente humanos como lo es el sentado, gateo y bipedestación. La comunicación afectivaemocional permite el establecimiento de contactos emocionales del niño con otras personas (Lisina, 1987; Davidov, 1987); además esta comunicación está caracterizada por la atención y el interés hacia el adulto (principalmente hacia su madre) y el matiz emocional con que se percibe la acción del adulto. Mogenson (1980) señala que la interrelación neural entre el sistema límbico y motor, bajo la cual la “motivación” se convierte en “acción” depende principalmente del núcleo accumbens ya que éste recibe señales de entrada de las estructuras límbicas, ya sea de manera directa o indirecta a través del área tegmental ventral de Tsai, y manda señales al sistema motor vía el globo pálido. El núcleo acumbens ha sido implicado en la locomoción, así como en las respuestas motoras orales como la alimentación y la vocalización. Los niños del grupo experimental, no sólo obtuvieron calificaciones significativamente mayores en el área de postura antigravitatoria y motricidad gruesa; sino que también en los reactivos que evaluaban la cognición, la actividad objetal y el lenguaje expresivo evaluadas por los instrumentos utilizados en la presente investigación: VANEDELA y Evaluación Conductual en la etapa tres (cuadro 2).


Instrumento

Área

Reactivo

Cognici ón

Lengua je Expresi vo

VANEDELA

Promedo GE

Promedio GC

Valorp α=0.1

Encuentra un juguete parcialmen te escondido

1

0.7

0.05

Balbuceo ba-ba, tata, ma-ma.

0.9

0.5

0.141

0.7

0.3

0.022

1 0.65

0.033

Prueba de conducta anticipator ia Cognici ón EVALUACIÓ N CONDUCTUA L

Permanenc ia de objeto Prueba A no B

Activid ad objetal

Exploració n de un objeto Petición de objeto

Cuadro 2. Áreas que evalúan el desarrollo psicológico en la etapa tres (mes 8) y en las que se observó diferencias significativas entre el grupo experimental y el grupo control.

El programa de intervención tuvo efectos favorables no sólo sobre el desarrollo de la postura antigravitatoria y motricidad gruesa sino también sobre el desarrollo psicológico. A la edad de 8 meses la actividad rectora ya no es la comunicación afectiva-emocional; sino la comunicación práctica situacional, donde el interés del bebé se dirige a las acciones realizadas conjuntamente con el adulto. A éste respecto los puntajes obtenidos por el grupo experimental fueron significativamente mayores que las del grupo control (cuadro 2). En cuanto al desarrollo de la actividad cognitiva en la cual se observan diferencias estadísticamente significativas (cuadro 21), Bezrukikh et. al, (2009) mencionan que una parte importante de esta actividad es la información perceptual y que los sistemas de regulación cerebral juegan un importante rol en la cognición ya que son responsables de 1) la activación difusa de la corteza y su soporte tónico (estructuras del sistema reticular), 2) la regulación de las emociones y motivación (estructuras del sistema

6 límbico) y 3) la modulación local y selectiva de la actividad de diferentes áreas corticales relacionadas a la función de centros superiores de regulación (áreas frontales y parietales) y las vías descendentes a otras estructuras cerebrales. Por otro lado señala que la maduración de estos sistemas se relaciona con el desarrollo de la atención y que en el periodo infantil el sistema atencional provee formas iniciales de cognición que incluye la percepción de información externa, la cual es posible gracias a la fijación y seguimiento visual. Esto concuerda con lo dicho por L. Bozhóvich (en Davidov y Shuare, 1987) en cuanto a que la percepción es la función psicológica dominante en la conciencia del niño durante el primer año de vida. La estabilización de la fijación visual, la estimación de la dirección del movimiento y la ubicación de un objeto en el espacio a los tres meses de vida develan la corticalización del procesamiento de la información visual debido a la participación de las áreas parietales y temporo-parieto-occipitales. La atención a estímulos externos en esta edad ontogenética se llama complejo de animación y se refleja en una respuesta emocional a la novedad. La percepción de la novedad es posible gracias al importante papel que desempeña la emoción regulada por el sistema límbico-cortical. Esta habilidad fue evaluada a los tres meses a través de la Guía del Desarrollo en el grupo experimental donde ocho de los diez niños presentaron el inicio de la sonrisa social. Durante el segundo semestre de vida ocurren cambios cualitativos en los componentes emocionales y motivacionales de la atención los cuales están relacionados con la aparición de los primeros tipos de regulación voluntaria de la actividad; como se observó en la posibilidad de los bebés del grupo experimental de fijar su atención mientras esperaban por la aparición de un objeto emocionalmente atractivo que ha desaparecido (ejem: esperar la aparición de su cuidador el cual se ha escondido detrás de una puerta). Este tipo de conducta anticipatoria es sustancialmente diferente de la observada en la


primera mitad del primer año, cuando la desaparición del objeto del campo de visión del niño desaparecía también del campo de atención como sucedió con los niños del grupo control (cuadro 2) CONCLUSIONES. La aplicación temprana del programa previno la aparición de alteraciones o retrasos en el desarrollo motor y psicológico de los niños sometidos al programa de prevención temprana. El área de percepción visual fue la única en presentar avances significativos al pasar de la etapa uno (mes 1) a la etapa dos (mes 4). Lo que significó que en la etapa dos todos los niños tenían la habilidad de fijar la mirada y presentar un seguimiento visual de 180°. Estas habilidades están relacionadas con la percepción de estímulos externos y la actividad cognitiva a través del desarrollo de la atención. La enseñanza de estrategias comunicativas a los cuidadores del grupo experimental basada en la actividad rectora para la edad (comunicación afectiva-emocional y práctica-situacional) propició la aparición del complejo de animación evaluado a los tres meses y el inicio de la actividad objetal evaluada a los ocho meses de edad; los cuales son los cimientos para la formación de la personalidad la cual es considerada en la presente investigación como una u otra orientación del individuo, creada por la presencia de motivos vitales rectores que subordinan a otros motivos. La enseñanza a los padres de los ejercicios del método Katona favoreció tanto la postura antigravitatoria como la motricidad gruesa a través de ejercicios que propiciaron el sostén cefálico y verticalización así como con ejercicios enfocados a la locomoción y cambios posturales. Por otro lado la inclusión de éstos dentro de la actividad rectora para la edad estimuló de manera más intensa el sistema de regulación cerebral límbico, el cual permite la discriminación temprana de estímulos agradables versus desagradables; por lo que al asociar los movimientos elementales complejos al estímulo agradable de la comunicación afectiva emocional y practica situacional se potencializó su expresión. Las áreas en donde se observó un impacto importante debido a la aplicación del programa de

7 prevención fueron: postura antigravitatoria y motricidad gruesa, cognición y lenguaje expresivo. Referencias. 1.- Alvarado, G. Estrategias para identificar factores de riesgo perinatales y detectar al recién nacido y lactante de alto riesgo biológico. En R. y Rivera, Vigilancia del desarrollo integral del niño. México: Editores de Textos Mexicanos; 2009. p. 25-32. 2.- Bezrukikh, M. M. Structural and Functional Organization of a Developing Brain and Formation of Cognitive Functions in Child Ontogeny. Human Phisiology 2009 35 (6): 658-671. Disponible en https://springerlink3.metapress.com/content/u4u061316q68h770/resourc esecured/?target=fulltext.pdf&sid=12awpt3dkna0x5f2kawf1t4f&sh=www. springerlink.com. 3.- Dadivov, V.V. y Shuare, M. (1987): “La psicología volitiva y pedagógica en la URSS.” Antología. Moscú, Progreso, 1987. Lísina, M. La génesis de las formas de comunicación en los niños. En V. Davidov, & M. 5.- Shuare, La psicología volitiva y pedagógica en la URSS. Moscú: Progreso, 1987; p. 274 6.- Mehta, Z., & Stakiw, D. B. Childhood Vestibular Disorders: A Tutorial. Communication Disorders Quarterly , 2004; p. 5-16. Disponible en http://cdq.sagepub.com/content/26/1/5.short 7.- Mogenson, G. J. From motivation to action: Functional interface between the limbic system and the motor system. Progress in Neurobiology, 1980; p. 69-97. Disponible en http://www.utdallas.edu/~tres/plasticity2009/Mogenson.etal.1980.pdf

Comentario del editor: Con este número concluimos nuestro segundo año editando “Pediatrika”; recientemente obtuvimos nuestro ISSN: 2007-4227. ¿Qué es el ISSN? El ISSN (International Standard Serial Number / Número Internacional Normalizado de Publicaciones Seriadas) es un código numérico reconocido internacionalmente para la identificación de las publicaciones seriadas. El ISSN puede utilizarse siempre que haya que recoger o comunicar información referente a las publicaciones seriadas, evitando el trabajo y posibles errores de transcribir el título o la información bibliográfica pertinente. El ISSN identifica sin ambigüedades ni errores la publicación seriada a la que va asociado. Es el equivalente para las publicaciones seriadas de lo que es el ISBN para los libros.


Función del ISSN.

8

El ISSN identifica de manera inequívoca una publicación seriada, y puede cumplir entre otras, las siguientes funciones: 

Identificación de un título de una publicación seriada en cualquier idioma y cualquier parte del mundo. Método conveniente y económico de comunicación entre editores y distribuidores, convirtiendo los sistemas de suministro comercial en sistemas más ágiles y eficientes. Uso en bibliotecas, centros de documentación y unidades de información para una eficiente identificación, adquisición y gestión de publicaciones seriadas así como reclamo de números extraviados. Simplificación de trámites en los sistemas de préstamo interbibliotecario, facilitando la identificación de títulos en los catálogos colectivos. Facilita el tratamiento automatizado de datos sobre publicaciones seriadas. Mejora el control en los sistemas de depósito legal y asignación de códigos de barras. En las citas académicas, permite citar una publicación seriada con precisión y sin equívocos.

NUESTRO

GRUPO

EDITORIAL

DESEA A TODOS USTEDES Y SUS FAMILIAS FELICES FIESTAS, QUE EL PRÓXIMO SEA SUPERIOR.

Nuevamente tenemos la colaboración de la Dra. Cruz Netza en nuestro ESPACIO BIOÉTICO. ESPACIO BIOÉTICO. Por Dra. Cruz Netza Cardoso OBSERVATORIO MEXICANO DE BIOÉTICA (OMEBI) El pasado 12 de octubre del corriente, se presentó en el Complejo Cultural Universitario el Observatorio Mexicano de Bioética, un logro para la bioética regional y nacional, al evento acudieron muchos invitados, algunas personalidades, varias Instituciones, etc., etc., todo esto estuvo muy bien. Pero, el imponderable pero, logró hacerse presente; de la convocatoria hacia los directivos médicos de todos los hospitales de esta ciudad así como de las jefas de enfermería, sólo el 2% acudió a este evento, y esto nos refleja el nivel de “interés” que se tiene en cuestiones bioéticas. ¿Cómo hacer ética en un País como el nuestro? Fue la interrogante que se planteó durante la presentación, y la respuesta fue desalentadora. Esto nos deja claro que las cuestiones bioéticas no logran escapar a las prácticas que habitualmente logran que las convocatorias sean efectivas, esto es compadrazgos, relaciones públicas, intereses comerciales, políticos o sociales. Cuando la convocatoria no esta motivada por ninguno de estos mecanismos, el 2% acude. Duro reto tiene la bioética por delante, y el OMEBI también, ahora la interrogante es: ¿cómo lograr una convocatoria basada en el interés de lo ético, sin compadrazgos, sin relaciones públicas de conveniencia, y sin intereses políticos o comerciales?, menudo problema. Hasta la próxima.

Todos ustedes están invitados a escribir. Comunícate: Deseamos saber tus comentarios, experiencias, críticas, en relación al tema tratado en este boletín. Por favor manda tu comentario a: sefrac2000@yahoo.com Espero comentarios acerca del contenido.

PEDIATRIKA, Año 2, número 4, octubre – diciembre 2012, es una publicación trimestral, editada por Sergio Francisco Camacho Gutiérrez. Calle 29 A Sur # 3302, colonia el Vergel, Puebla, Pue., México, C. P. 72400, teléfono (222) 242 28 14, www.pediatrika.com, www.urologo-pediatra.com.mx, www.pediatrika2010.blogspot.com, sefrac2000@yahoo.com. Editor responsable: Sergio Francisco Camacho Gutiérrez. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2011-060314325000-106; ISSN: 2007-4247; ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este Número, Dra. María Lucía Pérez Ricárdez, calle 29 A Sur # 3302, colonia el Vergel, Puebla, Pue., México, C.P. 72400, fecha de última modificación 18 de diciembre de 2012. Las opiniones expresadas en esta publicación son responsabilidad de los individuos participantes y pueden no reflejar la opinión general del editor y editores asociados del boletín. El boletín puede ser reproducido total o parcialmente con fines académicos citando la fuente. Todos los derechos reservados. Copyright 2012, Pediatrika.


Boletín Pediatrika, Octubre-Diciembre 2012