Issuu on Google+

Hoy más que nunca vivimos en un mundo que va en contra de los

preceptos de Dios. En medio del caos que nos rodea, necesitamos levantar nuestros ojos al cielo y decirle al Padre: «Venga tu reino». Sin embargo, ¿cómo logramos que esto sea una realidad? ¿De qué manera hacemos nuestras las palabras de Jesús en la oración modelo? Es posible que aún no tengas las respuestas a todas tus preocupaciones en cuanto a esto, así que el pastor Emilio Abreu viene en tu ayuda a fin de llevarte paso a paso a través de lo que nos enseñan las Escrituras acerca del Reino de Dios. En el Evangelio de Marcos, el Señor Jesús nos da la clave de su ministerio: «El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio» (1:15). Por lo tanto, esa es la misma clave que nos da hoy a todos los creyentes y nos invita a que participemos en su desarrollo y extensión. La orden está dada: «Juntos debemos establecer el Reino de Dios en la tierra y así ganar nuestras naciones para Cristo».

................

Emilio Abreu, pastor general y fundador de la iglesia Centro Familiar de Adoración, fue campeón de natación en todas las modalidades en las que compitió. En 1976, representó a Paraguay en las Olimpiadas de Montreal, Canadá. Por medio de su entrenador recibió a Cristo mientras se encontraba en los Estados Unidos. Está casado con Bethany y tienen dos hijos: Rebekah y Joshua. La visión con su iglesia C.F.A. es conquistar su nación para Cristo y de ahí hasta lo último de la tierra.

EMILIO ABREU

EMILIO ABREU

Mateo 6: 9-10

Venga tu reino

«Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra».

Venga tu

reino La solución para un problema actual

www.editorialunilit.com

Prólogo de Producto 495777 Categoría: Vida cristiana www.clubunilit.com

MARCOS WITT AMIGOS DE LA NATURALEZA GOING GREEN


Publicado por Editorial Unilit Miami, FL 33172 Primera edición 2011

© 2011 por Emilio Abreu

Todos los derechos reservados. Reservados todos los derechos. Ninguna porción ni parte de esta obra se puede reproducir, ni guardar en un sistema de almacenamiento de información, ni transmitir en ninguna forma por ningún medio (electrónico, mecánico, de fotocopias, grabación, etc.) sin el permiso previo de los editores. La única excepción es en breves citas en reseñas impresas. Edición: Nancy Pineda Diseño de la portada: Designs To Go; www.designstogo.net Fotografías e ilustraciones: © 2011 Gido Vrola, Geanina Bechea, Caesart. Usadas con permiso de Shutterstock.com Diagramación interior: Ximena Urra

A menos que se indique lo contrario, el texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de la American Bible Society, y puede ser usada solamente bajo licencia. Las citas bíblicas señaladas con nvi se tomaron de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional. © 1999 por la Sociedad Bíblica Internacional. Usadas con permiso.

Producto 495777 ISBN 0-7899-1969-9 ISBN 978-0-7899-1969-4 Impreso en Colombia Printed in Colombia Categoría: Vida cristiana /Vida práctica /General Category: Christian Living /Practical Life /General

Venga tu Reino 072211F.indd 2

7/22/11 11:07 AM


Contenido Agradecimientos......................................................................5 Prólogo....................................................................................7 Introducción............................................................................9 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10.

El Reino de Dios.............................................................11 La invasión del Reino de Dios.........................................29 El Reino del Hijo amado.................................................59 El Reino de Dios se ha acercado......................................81 Características del Reino de Dios en la Tierra................103 Características de los ciudadanos del Reino de Dios......125 El código en el Reino de Dios.......................................147 La búsqueda del Reino de Dios.....................................167 La conducta en el Reino................................................183 La autoridad en el Reino...............................................201

Epílogo................................................................................221 Acerca del Autor..................................................................223

Venga tu Reino 071311.indd 3

7/22/11 10:15 AM


Venga tu Reino 071311.indd 4

7/22/11 10:15 AM


Agradecimientos

A

ntes que todo, quiero darle gracias a Dios por haberme llamado a ser parte de su ejército y al Espíritu Santo por haberme enseñado las revelaciones que están escritas en este libro. Asimismo, le doy gracias a todo el equipo de Editorial Unilit por abrirme las puertas para su publicación. También les agradezco a mi esposa y a mis hijos su apoyo incondicional, al igual que al Centro Familiar de Adoración por el constante aliento en oración y a toda la Iglesia de Cristo que nos motiva a escribir.

Venga tu Reino 071311.indd 5

7/22/11 10:15 AM


Venga tu Reino 071311.indd 6

7/22/11 10:15 AM


Prólogo

U

na de las grandes necesidades que tenemos en el Cuerpo de Cristo latinoamericano es conocer quiénes somos en Dios. Esta inseguridad de identidad nos lleva a tomar decisiones que sirven para representar mal a nuestro amado Señor. En realidad, la mayoría de nosotros no lo hace por malicia, sino por desconocimiento. Sin duda alguna, es una falta de enseñanza. No hay una persona más capacitada para enseñarnos sobre este tema que el pastor Emilio Abreu. No tan solo por sus conocimientos bíblicos y sus años de servicio en el ministerio del Señor, sino también porque es una de las personas más seguras que haya conocido jamás en la vida. La iluminación divina que Dios le ha dado en este tema nos servirá para caminar firmes como hijos herederos y coherederos en Cristo Jesús. ¡Cuánta falta nos está haciendo esta enseñanza! Gracias, pastor Emilio, por darnos estos tesoros que te muestra Dios. A través de ellos, no tan solo seremos mejores seguidores de Cristo, sino mejores personas. Me emociona anticipar el impacto positivo que estas enseñanzas tendrán en el Cuerpo de Cristo en todas partes del mundo. Con ánimo y alegría recomiendo este poderoso libro, escrito en el momento más oportuno en la vida de la Iglesia de Dios.

Marcos Witt Pastor Lakewood Church Hispano

Venga tu Reino 071311.indd 7

7/22/11 10:15 AM


Venga tu Reino 071311.indd 8

7/22/11 10:16 AM


Introducción

D

esde el principio de su ministerio, Jesús enseñó acerca del Reino de Dios. En la oración modelo, Él les enseñó a sus discípulos a orar: «Venga tu reino» (Mateo 6:10). Esta petición era para que el Reino de Dios se hiciera realidad en los corazones de cada una de las personas que estuvieran dispuestas a hacer la voluntad de Dios. Por lo tanto, cuando nosotros oramos «venga tu reino», declaramos que nuestro Padre reinará en el mundo entero y, a la vez, intercedemos ante Él de modo que todo ser humano le reconozca como Rey de su vida. Además, cuando le decimos al Padre que venga su reino, lo que le pedimos en verdad es que elimine cualquier obstáculo que se interponga en su manifestación aquí en la Tierra. Incluso, le pedimos que limpie nuestras palabras, nuestras actitudes, nuestros deseos y nuestra conducta de tal manera que seamos Somos hijos de Dios, pero tenemos que capaces de revelarle a este mundo el llegar a ser reyes y tesoro de su Reino. Así que, como hijo de Dios, mi sacerdotes. anhelo es desafiar a través de este libro a toda la Iglesia de Jesucristo a que entre en un compromiso muy por encima de lo que ya tiene hasta el día de hoy con Dios. Al mismo tiempo, que su Iglesia esté dispuesta a establecer el Reino en nuestros hogares, nuestros pueblos, nuestras ciudades y nuestras naciones.

Venga tu Reino 071311.indd 9

7/22/11 10:16 AM


Con este libro pretendo que la Iglesia sepa que el llamado principal que todos tenemos es de entender quiénes somos y qué podemos hacer cuando le permitimos a Dios que Él se revele por medio de nuestra vida en toda su plenitud. Somos hijos de Dios, pero tenemos que llegar a ser reyes y sacerdotes. Es más, ¡todos podemos ser reyes y sacerdotes! Por eso, mi propósito con este libro es que cada creyente abra su entendimiento, a fin de que acepte el gran desafío para su vida: «Llevar el Reino de Dios hasta lo último de la tierra». Además, me propongo servirle de ayuda a la Iglesia de Jesucristo de manera que se levante a su máximo nivel de gloria y que, juntos, apremiemos la Segunda Venida de Cristo, pues Él viene a buscar una Iglesia sin mancha, sin arruga y en su supremo esplendor.

10

Venga tu Reino 071311.indd 10

7/22/11 10:16 AM


C a p í t u l o

1

El Reino de Dios Venga tu reino. Mateo 6:10

E

l Padrenuestro es una oración que repiten millones de cristianos alrededor del mundo. Durante milenios, la Iglesia de Cristo ha perseverado en esta oración y hoy más que nunca debemos decirle al Padre: «Venga tu reino». Nuestra oración es para que el Padre celestial nos abra los ojos de nuestro entendimiento, a fin de recibir la revelación de su Palabra y así poder ponerla en práctica. La Biblia dice lo siguiente en Romanos 5:17: «Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia». ¿Qué dice? Reinó. La Iglesia necesita entender que la muerte reinó. Ya dejó de reinar, así que la muerte ya no tiene poder sobre la humanidad porque Cristo venció. ¡Esto es extraordinario!

Venga tu Reino 071311.indd 11

7/22/11 10:16 AM


«Venga tu reino»

La autoridad de Cristo para reinar La Biblia nos dice en Oseas 4:6: «Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento». El conocimiento es la revelación del propósito de Dios para su nueva creación. Es decir, para cada hijo de Dios. El que tiene a Cristo en su corazón nació de nuevo y su nombre está inscrito en el Libro de la Vida. Por lo tanto, tiene el poder para reinar en vida. Jesús les enseñó a sus seguidores, a los que creen en Él, lo siguiente: Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Mateo 6:9-10

¿Qué debemos hacer para que venga el Reino de Dios? Lo que debemos hacer es orar. Hay que invitar al Señor a que reine sobre nuestras vidas: «Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra» (v. 10). Cuando se ejerce la voluntad de Dios, empieza primero en una vida. Luego, le sigue en la familia para alcanzar después a la nación. Es por eso que cada persona tiene que entender la revelación del plan de Dios para la humanidad. Es más, debe entender que la muerte reinó, pero que Cristo ya venció a la muerte. En la actualidad, el Reino de Dios tiene que establecerse en cada nación y pueblo que entiende el plan divino. Sin embargo, ¿qué pasa? El diablo engaña El Reino de Dios tiene que establecerse con sus mentiras al creyente debido a que viene a engañar y a atacar los en cada nación y pueblo que entiende pensamientos. Por lo tanto, le dice al el plan divino. creyente: «¿Así que te crees alguien?». La verdad, por supuesto, es que no somos nada sin Cristo. No obstante, 12

Venga tu Reino 071311.indd 12

7/22/11 10:16 AM


El Reino de Dios

con Cristo, lo somos todo, porque «al que cree todo le es posible» (Marcos 9:23). Mi desafío es a que creas cada vez más en Cristo. Si tu nivel de fe llegó hasta un límite, eso es lo que vas a recibir. Para recibir todo cuanto se anhela, se debe alzar el nivel de la fe.

La autoridad de la Iglesia para establecer el Reino El Reino de Dios se mueve en tres niveles. Así que debemos partir de lo que nos dice la Biblia: «Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve» (Hebreos 11:1). 1. Primer nivel: La fe espera lo que no se ve. La fe te revela el Reino de Dios y te habilita para entrar en él. 2. Segundo nivel: La esperanza abre la puerta para que puedas ver y esperar el Reino de Dios. 3. Tercer nivel: El amor se encuentra en este nivel y es lo que te permite transferir el Reino de Dios a la humanidad. Eso se debe a que el Reino de Dios no es para que yo gobierne en favor de mi vida, sino para que empiece a dar mi vida en favor de los demás. El apóstol Pablo nos lo dice con claridad: «Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve» (1 Corintios 13:3). En el reino de la muerte todo el mundo vivía para sí: «Yo, yo, yo, yo, para mí». Por encima de cualquier cosa estaba «el yo». Por eso es que la humanidad acumula todo para sí y es egoísta. Como resultado, se tiene un alto índice de pobreza. Entonces, ¿qué pasa en el Reino de Dios? Sucede todo

La Biblia nos desafía a que prosperemos como Isaac al ciento por uno.

13

Venga tu Reino 071311.indd 13

7/22/11 10:16 AM


«Venga tu reino»

lo contrario, es al revés. Se acumula todo lo que se necesita, pero se tiene que dar en el nombre de Jesús a otros que lo necesitan. De ahí que se deba aprender a soltar y, cuando se suelta, Dios puede darnos más. La Biblia nos desafía a que prosperemos como Isaac al ciento por uno. ¿Con qué propósito? Con el propósito de ser ricos para con Dios, a fin de que por medio del cuerpo de Cristo se establezca el Reino de Dios y la miseria y la pobreza vayan desapareciendo de cada nación. En nuestro caso, nosotros le pedimos a Dios que nos dé el Paraguay para Cristo. Así que tomamos al Paraguay como nuestra Jerusalén. Luego, vamos a nuestra Judea. A continuación, vamos hacia nuestra Samaria. Al final, vamos a ir hasta lo último de la tierra en el nombre de Jesús.

El Reino de Dios se restablece en la Tierra Vemos que el primer Adán murió. El primer Adán murió con Eva y no la salvó. Sin embargo, el segundo Adán murió por ella, por la Iglesia, y la salvó. El segundo Adán es Cristo, así lo dice la Biblia en 1 Corintios 15: Como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados [...] Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante. 1 Corintios 15:22, 45

El primer Adán pecó por desobediencia; el segundo Adán fue pecado por obediencia. Por lo tanto, «el que tenga oídos, que oiga» (Apocalipsis 2:7, nvi). El primer Adán introdujo la muerte; el segundo Adán introdujo la vida. Así que, con su muerte, terminó esa herencia maldita, el reino de la muerte. El segundo Adán, ¡gloria a Dios!, no introdujo la muerte, sino la vida. El primer Adán se sometió 14

Venga tu Reino 071311.indd 14

7/22/11 10:16 AM


El Reino de Dios

al engaño; el segundo Adán se sometió a la verdad. ¿A cuál Adán vas a seguir? Al segundo, a Cristo. ¡Gloria al Señor! El Reino de Dios Entonces, ¿cómo Dios restablece es misterioso, es su Reino en la Tierra? Es de suma espiritual, pero tiene importancia que se comprenda la manera un efecto natural en que Dios restablece su gobierno en en la Tierra. la Tierra. El profeta Isaías revela algo muy valioso que da a entender el Reino de Dios y la relevancia de la oración «Venga tu reino». El Reino de Dios es misterioso, es espiritual, pero tiene un efecto natural en la Tierra. Es importante que la Iglesia entienda que Satanás ciega el entendimiento de los incrédulos para que la luz del evangelio, la Buena Nueva de Dios, no le resplandezca y no sepan que hoy puede reinar en vida. También le ciega para que no comprendan que el creyente tiene el poder por medio de la gracia y la justicia divina de Cristo hecha en la cruz. Todo hijo de Dios tiene el ejercicio del poder y la autoridad para traer el Reino de Dios a su casa, a su hogar, a su familia, a su trabajo.

Beneficios del Reino de Dios en la Tierra El Reino de Dios tiene una serie de beneficios que no podemos pasar por alto. Veamos: 1. El Reino de Dios ilumina Esto es algo extraordinario. Así nos lo dice el profeta Isaías: Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia, tal como la aflicción que le vino en el tiempo que livianamente tocaron la primera vez a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; 15

Venga tu Reino 071311.indd 15

7/22/11 10:16 AM


«Venga tu reino»

pues al fin llenará de gloria el camino del mar, de aquel lado del Jordán, en Galilea de los gentiles. El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos. Isaías 9:1-2

En el Evangelio según San Mateo, en el capítulo 2, se nos narra que unos magos vieron una estrella y la siguieron. En ese entonces, el mundo estaba en tinieblas, pues la gloria de Dios había abandonado la Tierra. Por ejemplo, en el caso de Adán y Eva, el pecado los separó de la gloria de Dios. En cuanto a Israel, su rebelión le separó también de la gloria de Jehová cuando Dios mismo quitó su gloria del templo. Sin embargo, en su misericordia, Él envió de vuelta su gloria a la Tierra revelada en la persona de Jesucristo que nació en Belén. Por eso la Biblia dice: El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos. Isaías 9:2

El Reino de Dios es luz, así que no hay ni una gota de tinieblas allí. Cuando del Reino de Dios viene la luz, quita Cuando del Reino todas las tinieblas que hay en nuestras de Dios viene la vidas y en nuestras familias. luz, quita todas las Entonces, cuando oramos, le tinieblas que hay decimos al Señor: «Venga tu reino. en nuestras vidas y Hágase tu voluntad, como en el cielo, en nuestras familias. así también en la tierra» (Mateo 6:10). Por eso se ejecuta «la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta» (Romanos 12:2). Todo esto se debe a que los pensamientos de Dios son de bien y no de mal: 16

Venga tu Reino 071311.indd 16

7/22/11 10:16 AM


El Reino de Dios

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Jeremías 29:11

Dios solo nos va a dar el fin que nosotros esperamos, lo que está prede- Cuando invitamos terminado por nuestro nivel de fe. Esto que venga el Reino se debe a que lo que espero predetermina de Dios, le acompaña lo que voy a recibir de parte de Dios. todo lo que tiene Él: Por eso, cuando invitamos que venga el Reino de Dios, le acompaña todo lo que La autoridad y la tiene Él: La autoridad y la investidura investidura del Reino de Cristo. del Reino de Cristo. Satanás, en cambio, ataca los pensamientos y los bloquea. Entonces, empieza a eliminar y a destruir los hogares con el propósito de que no se pongan de acuerdo, pues sabe bien que la sinergia que se genera entre un papá, una mamá y un hijo que oran juntos, tiene poder para traer el Reino de Dios a la Tierra. Así que, hombre, ponte de acuerdo con tu esposa; y tú, mujer, ponte de acuerdo con tu marido. Luego, hablen y oren. Otra cosa que realiza la luz es generar la multiplicación de los recursos. La Biblia lo dice de este modo: El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos. Isaías 9:2

Es evidente que la luz genera los recursos para la expansión del Reino de Dios. 2. El Reino de Dios trae gozo, alegría y multiplicación El profeta Isaías nos dice lo siguiente en el libro que lleva su nombre: 17

Venga tu Reino 071311.indd 17

7/22/11 10:16 AM


«Venga tu reino»

Multiplicaste la gente, y aumentaste la alegría. Se alegrarán delante de ti como se alegran en la siega, como se gozan cuando reparten despojos. Isaías 9:3

Sin duda, te vas a alegrar, porque habrá siega y porque llegarán los despojos. En fin, el botín viene a tu vida. Dios trae el botín. Todo lo que el diablo le robó a tu familia por generaciones, Dios lo va a restituir a partir de este momento. Toda herencia de generaciones pasadas se restituirá en el nombre de Jesús de Nazaret. Van a venir terrenos, van a venir recursos monetarios y materiales. Luego, Dios va a poner eso en tus manos. Sin embargo, tú tienes que ser un administrador responsable de los bienes de Dios, porque solo eres un administrador de todo lo que te da el Señor. Eres un mayordomo de los bienes de Dios. A muchas personas le llegó la bendición y ya no tienen tiempo. Es más, ya no vienen a los cultos, ni tampoco vienen a la oración porque están muy ocupados con sus bendecidos negocios. La bendición no tiene que matar la relación con Cristo. Por lo tanto, no permitas que la bendición que recibas te aparte de quien es la fuente de toda bendición. Recuerdo a un joven que vendía sombreritos pirí1, lustraba zapatos y le No permitas que la llegó la bendición. Un día, vino a mi bendición que recibas oficina y me dijo: «Pastor, Dios me ha te aparte de quien prosperado porque tomé cada palabra es la fuente de toda que predicó desde el púlpito y lo arrebaté bendición. todo». Años más tarde, como tal vez su autoestima estuviera baja, empezó a relacionarse con la gente de dinero de la sociedad, quienes también necesitaban de Cristo, ¿verdad? Así que empezó a sentir que todas sus bendiciones financieras comenzaban a destruir su familia. Es más, toda su prosperidad se comenzó a diluir porque poco a poco se apartaba cada vez más 18

Venga tu Reino 071311.indd 18

7/22/11 10:16 AM


El Reino de Dios

de Dios. Por eso mi consejo para ti es el siguiente: «No te apartes de Dios por la bendición y que la bendición no te hunda». ¿Cómo se evita esta tragedia? Cuando somos obedientes a la Palabra, cuando nos sometemos a la autoridad dada por Dios en su Palabra, cuando estamos bajo liderazgo. La Biblia dice que cuando vino la luz, trajo alegría, trajo siega y trajo despojo. De esa manera, Cristo es la fuente de toda bendición y multiplicación. 3. El Reino de Dios trae liberación En el mismo capítulo 9, el profeta Isaías agrega: Porque tú quebraste su pesado yugo, y la vara de su hombro, y el cetro de su opresor, como en el día de Madián. Isaías 9:4

¿Qué hacían los madianitas? Los madianitas venían a Israel y le arrebataban todos sus recursos. Por eso el pueblo no podía disfrutar de su propia cosecha. Todo esto siguió así hasta que Dios le dio un libertador, Gedeón. Sin embargo, en la actualidad, Dios no envía a Gedeón, sino que envía a Jesucristo de Nazaret, el Rey de reyes y Señor de señores, tal y como lo dijo Isaías: «Porque tú quebraste su pesado yugo [...] y el cetro de su opresor». Cristo trajo la libertad de una Saldrán corriendo todos los demonios manera misteriosa. que se quieran ¿Cómo Gedeón venció a los madianitas? Entró en la batalla con trescientas presentar delante personas y combatieron con cántaros ti, porque el Señor y teas ardientes; es decir, armas rústi- quebró tu pesado cas. Luego, rodearon a sus enemigos yugo, la vara de tu y les causaron tal espanto que salieron hombro y el cetro corriendo. Así van a salir corriendo los de tu opresor. enemigos delante de los hijos de Dios, en el nombre de Jesús. Saldrán corriendo 19

Venga tu Reino 071311.indd 19

7/22/11 10:16 AM


«Venga tu reino»

todos los demonios que se quieran presentar delante ti, porque el Señor quebró tu pesado yugo, la vara de tu hombro y el cetro de tu opresor. ¿Dónde lo hizo? En la cruz del Calvario. En el Evangelio de Juan, la Biblia nos dice: Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera. Juan 12:31

Cristo establece el Reino de Dios. A Él le levantaron en la cruz y, con eso, atrae a todos hacia sí. De ahí que sea necesario que cada uno deba buscar el propósito de Dios y, de esa manera, recibir la plenitud de su gracia. Cuando la Iglesia unida le manifieste al mundo que es un cuerpo con el Señor, pues «somos uno», y que nos amamos, Cristo se levantará y de seguro que su amor atraerá a todos hacia Él. 4. El Reino de Dios trae juicios sobre sus enemigos En la cruz del Calvario, Jesús murió y se llevó a cabo el juicio. ¿Que hizo Dios? Rompió el acta de los decretos que figuraba en contra nuestra: Y a vosotros, estando muertos en pecados [...] os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz. Colosenses 2:13-15

De ese modo, Cristo venció al enemigo, asumió la culpabilidad del pecado de toda la humanidad, tomó para sí la enfermedad, la miseria, la pobreza y el destino final. Jesús venció la muerte 20

Venga tu Reino 071311.indd 20

7/22/11 10:16 AM


El Reino de Dios

por ti y por mí. Ejecutó el juicio sobre el mundo y trajo libertad para todos los que creen en Él. La muerte ya no reina y no tiene poder. Isaías declara: Porque tú quebraste su pesado yugo, y la vara de su hombro, y el cetro de su opresor, como en el día de Madián. Porque todo calzado que lleva el guerrero en el tumulto de la batalla, y todo manto revolcado en sangre, serán quemados, pasto del fuego. Isaías 9:4-5

Jesús venció la muerte por ti y por mí. Ejecutó el juicio sobre el mundo y trajo libertad para todos los que creen en Él.

5. El Reino de Dios trae paz sin límites Ahora el profeta Isaías habla de la paz sin límite, paz con Dios, paz conmigo, paz con los demás, paz económica, paz física, paz familiar: Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto. Isaías 9:6-7

Como ven, lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límites. Todo el poder que perdimos en el Edén, lo recuperamos en el Calvario. Todo el poder que tenía la muerte hasta que Cristo venció, ya se terminó. Ahora nosotros, por la gracia y la justicia de Cristo, reinamos en vida y tenemos que hacer el ejercicio de traer de vuelta el cielo a la Tierra. 21

Venga tu Reino 071311.indd 21

7/22/11 10:16 AM


«Venga tu reino»

Lo que el diablo sacó de la Tierra, volvió de nuevo a la Tierra. Hoy en día, tú lo traes de vuelta a través de la fe y lo arrebatas. Por eso la Biblia afirma lo siguiente: Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. Mateo 11:12

Por lo tanto, atrévete a ser violento en el Reino de Dios. Ordénale al enemigo: Ahora nosotros, por «Diablo, ¡suelta mi economía! Diablo, la gracia y la justicia ¡suelta a mi hijo! ¡Suelta la salud de mi de Cristo, reinamos esposa! ¡Suéltalo todo en el nombre de Jesús!». En Cristo, tienes poder... ¡el en vida. poder de Dios! ¡Tú tienes poder! ¡Así que usa tu poder!

¿Cómo se trae el Reino de Dios? El Reino de Dios se trae por medio de nuestro Señor Jesucristo, pues... 1. Cristo es la fuente de sabiduría En el libro de Isaías encontramos el porqué Cristo es la fuente de la sabiduría: Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová. Isaías 11:1-2

Sin duda, Cristo es la fuente de sabiduría, pues en Él reposa «el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu 22

Venga tu Reino 071311.indd 22

7/22/11 10:16 AM


El Reino de Dios

de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová» (v. 2). Y todo eso tú lo recibes cuando el Espíritu Santo viene a tu vida, a fin de que tengas la sabiduría como nadie que no tenga el Señor puede tener. Luego, el profeta sigue diciendo: Y le hará entender diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos. Isaías 11:3

Esta vara del tronco de Isaí, Jesucristo, «no juzgará según la vista de sus ojos», porque a los hijos de Dios no los guían lo que ven sus ojos, sino que los guían por la fe. Ahora, declara lo siguiente acerca de ti: «Yo no me guío por lo que veo, sino que me guío por lo que creo. Yo no me guío por lo que oigo, sino que me guío por lo que creo». ¡Guíate por la fe que tienes en Cristo Jesús! Otros aspectos que no podemos pasar por alto son la fe y la paciencia, pues tienen el poder de traer el cielo a la Yo no me guío por Tierra. Debemos aprender a ser sabios lo que veo, sino imitadores de Jesús para traer el Reino de que me guío por Dios. Cuando oramos «venga tu reino», lo que creo. tenemos que entender que el poder de Dios está hoy en día en nosotros por la gracia de Cristo. Tenemos que ejercer esa autoridad de la misma manera que Jesús trajo el Reino de Dios a la Tierra. Por eso, en el nombre de Cristo, tienes que traer el Reino a tu casa, a tu familia, a tu trabajo y a cualquier parte que vayas. 2. Cristo es la fuente de justicia En cuanto a la justicia, el profeta Isaías nos muestra lo siguiente: Juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la 23

Venga tu Reino 071311.indd 23

7/22/11 10:16 AM


«Venga tu reino»

tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío. Isaías 11:4

Con la frase «de su boca», se nos aclara que el poder de la vida y la muerte Dios nos entrega está en el poder de la lengua. Cada uno una generación comerá y se alimentará de lo que sale de y debemos ganarla su boca. Por eso, el creyente debe declarar para Cristo. la justicia de Cristo. Debe proclamar la restitución al ciento por uno de todo el favor de Dios. Debe declarar que las puertas están abiertas y que hay gran prosperidad. ¿Qué le pasó a Isaac? Sin duda, sembrar en tiempo de sequía es una locura, ¿pero cuánto cosechó Isaac ese año? ¡Ciento por uno! El testimonio de un sudafricano, narrada en una película llamada «Confianza en la cosecha», cuenta que en tiempo de sequía sembró patatas. No llovía. Y le dijeron: «Las patatas necesitan mucha agua. ¡Estás loco! No ha llovido». En el día de la cosecha, todo el mundo se fue a mirar para burlarse de él. Sin embargo, ¡aquel sudafricano cosechó sin la lluvia las mayores patatas de todos! Eso es lo que Dios quiere de su Iglesia: que cada uno tenga la fe suficiente como para no guiarse por lo que ve u oye, sino para que se guíe por lo que cree. ¿Le creo a Dios? ¿Estoy dispuesto a ser un imitador de Cristo? ¿Estoy dispuesto a arrebatar el cielo y traer el cielo a la tierra en el nombre de Jesús? Es hora de que la Iglesia se distinga en la nación. Para eso hace falta que nos comprometamos, nos preparemos y participemos en una célula para que nos multipliquemos. Sin duda, por medio de nosotros se tiene que alcanzar esta generación y la siguiente. Dios nos entrega una generación y debemos ganarla para Cristo. Cada uno debe ganar su generación para Cristo. El resultado es que el Reino de Dios viene a la Tierra donde se manifestarán la justicia y la fidelidad: 24

Venga tu Reino 071311.indd 24

7/22/11 10:16 AM


El Reino de Dios

Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura. Isaías 11:5

3. Cristo llena la Tierra del conocimiento de Dios Mira lo que pasa cuando el Reino de Dios viene a la Tierra: Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja. Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora. No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar. Isaías 11:6-9

¿Qué necesita mi país? Que todo sea lleno del conocimiento de Dios, no de una religión. ¿Cómo lo hacemos? Por medio de la vara que salió del tronco de Isaí. Juan 1:1 afirma: «En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios». Además, el versículo 14 añade: «Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad». Cuando el Verbo se hace carne en Cuando el Verbo se cada creyente, empieza todo el proceso hace carne en cada creyente, empieza de traer el Reino de Dios a nuestras todo el proceso de vidas. ¿Por qué? Porque en la Palabra está la genética del Espíritu de Jehová. traer el Reino de Dios En su Palabra está el conocimiento del a nuestras vidas. espíritu de sabiduría, del espíritu de inteligencia, del espíritu de consejo, del 25

Venga tu Reino 071311.indd 25

7/22/11 10:16 AM


«Venga tu reino»

espíritu de poder y del espíritu de conocimiento del temor de Dios. Luego, ¿qué hace? Hace entender con diligencia el temor de Dios para no juzgar según lo que se ve. La palabra que sale de nuestra boca empieza a transformar la Tierra, la convertimos en bendición, la hacemos pasar de muerte a vida, de enfermedad a salud, todo en el nombre de Jesús. ¡El resultado es la paz sin límites! Todos van a vivir juntos, van a amarse y la maldad se erradicará en el país en el nombre de Jesús. La paz de Dios y su Reino llegarán a nuestra nación. Por eso es que la Iglesia necesita aprender la manera de traer el Reino de Dios a la Tierra. También necesita conocer los principios para traer el Reino de Dios a la Tierra, tal y como lo hizo Abraham en su familia cuando Dios le mostró las estrellas. 4. Cristo es el Rey de reyes y el Señor de los señores En el libro de Apocalipsis, encontramos un pasaje muy significativo. Debido a la autoridad que tiene Cristo, Él nos convierte en reyes y sacerdotes: [Jesucristo] nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén. Apocalipsis 1:6

El mundo espiritual debe responder a la autoridad que Dios te entregó, debido a que Jesús te hizo rey y señor.

Él es el Rey de los reyes y el Señor de los señores. Los señores son los que mandan, los que tienen autoridad. Cristo delega a su Iglesia esta autoridad. Como resultado, el mundo espiritual debe responder a la autoridad que Dios te entregó, debido a que Jesús te hizo rey y señor. ¿Para qué ser señor? Para que ejerzas el señorío y la autoridad. Sin embargo, para ejercer la autoridad debes estar bajo

26

Venga tu Reino 071311.indd 26

7/22/11 10:16 AM


El Reino de Dios

autoridad. De lo contrario, si no estás bajo autoridad, viene el diablo y te sacude, te roba y te va a causar problemas. Es más, te hará salir corriendo desnudo como les pasó a los siete hijos de Esceva (la historia se encuentra en Hechos 19:11-17). Así que, ¡ponte bajo la autoridad de Cristo y disponte a invadir el Reino de Dios!

Nota El pirí es el típico sombrero de paja del campesino paraguayo. 27

Venga tu Reino 071311.indd 27

7/22/11 10:16 AM


Venga tu reino