Issuu on Google+

[UN CLARO OSCURO Y TRES COLORES BÁSICOS] Entrevista con David Contreras

retratoshablados

Huitzi Herrera: David: háblanos de tu vida, de tu obra. ¿Cómo fue tu niñez, tus padres?¿a que edad enfrentas tu vocación por el arte, y que circunstancias determinaron tu particular forma de ser y de hacer arte? David Contreras: mi infancia inicia en la escuela primaria, que es cuando yo tengo nociones del tiempo, de lo que es vivir. Mi madre trabajaba y yo y mis hermanos í'bamos a la escuela, y entonces comienzo a dibujar. Seis años fue lo que estudie nada mas, la pura primaria. Cuando salgo me voy a comerciar con artículos para el hogar, cosas, objetos vendibles, para sacar dinero para vivir. Entonces me meto a estudiar bellas artes y me quedo ahí como doce o trece años… Y me salgo en los ochenta y tres. Desde mis primeros años tenia la inquietud de la pintura. Me gustaban mucho los rótulos y los logotipos y mi ambición era ser como pintor rotulista; pero ya con las clases de bellas artes, pues ya me cambia la ideas y es cuando quier hacer pinturas artísticas, con la maestría de Raúl Zavala, de Raúl Gamboa, de Sergio portillo, de Rosa luz Marroquín., quienes me ponen mas inquieto, pictóricamente hablando; y es cuando inicio en grabad y en óleo con Luis Velasco, y con Raúl Gamboa en acuarelas. Fue una carrera de trece años. Después me independizo y me salgo a las calles a a exponer mis cuadros con un grupo de pintores y duro dieciocho años en la calle, aquí en la calle de san francisco, exhibiendo mis cuadros del ochenta y cinco al dos mil tres… y era un agasajo, por razones de que me compraban pinturas los extranjeros europeos y se fue obra mía a Suiza y Suecia y hasta Japón.

Artista Plastico

David Contreras

H.H: Oye David, ¿Cuáles han sido los colores de tu vida, de tu obra? ¿Que formas obsesionan a David Contreras y por que? D.C: Los colores que me atraen mucho, que me identifico con ellos, son los colores primarios, los colores chillantes, los fuertes: naranjas, amarillos, rojos, verdes, ocres… y los que me gustan pintar mas pues son las pobrezas de la calle, los limosneros que miro en las calles, los pordioseros, los borrachos. Parto de lo que veo en la calle. Pinto y dibujo, peor distorsiono un poco las cosas para ponerles algo de mi creatividad. H.H: ¿hay alguna circunstancia e especial que haya hecho que David Contreras se enfocara a dibujar esos rostros, a dibujar ese tipo de gente, y que ese sea tu tema? D.C: Bueno, es que me atrae mucho eso, por la razón de que yo viví en un ambiente así: un ambiente de cantinas y de salones de cabaret, de trasnochada, de media noche. De ahí me inquieta mucho pintar esas cosas, esos rostros de mísera, como quien dice. H.H: David es potosino ¿esta hermosa ciudad le dice a David qué dibujar. ¿Que pintar, como vivir y mostrar su obra? ¿Como ves tu ciudad, David? D.C: Pues la ciudad, en el aspecto cultural, la veo muy atrasada. La gente es muy indiferente a la cultura; la gente esta como muy adormilada, no esta centrada en la realidad y se deja llevar por la ignorancia. La educación que hay es muy pobre y la sociedad esta como traumada. Hay mucha gente tonta aquí en San Luis, y la gente poderosa abusa de esa gente pues por lo mismo, porque no se defiende y esta muy ignorante y no le interesa despertar. H.H: El día de David Contreras, la vida cotidiana, los claroscuros de tu vida, háblanos de ellos, de los años que estuviste exponiendo y vendiendo tu obra en el jardín de San Francisco, por ejemplo. D.C: Yo llego en el año ochenta y cinco a exhibir mis cuadros con algunos compañeros,

verano2008

6 cajacurva

verano2008

6 cajacurva

retratoshablados

Huitzi Herrera


y me retiro- o sea: me retiran de ese lugar- en el dos mil tres, por órdenes del nuevo director de cultura. Yo peleo el lugar porque tengo dieciocho años de exponer mi obra ahí; entonces me dicen que no puedo seguir trabajando entonces me retiro. M e dolió porque era un agasajo para mi el mostrar mis pinturas, despertar la inquietud del publico de que conozcan algo diferente, en vez de un póster de Rambo. Yo les mostraba pinturas originales y mucha gente me felicitaba: mujeres. Hombres, gringos, políticos… y entonces siento como que aquí en San Luis las autoridades se ponen en contra del arte o la cultura, como en mi caso, que me retiraron de ese lugar cuando lo único que yo hacia era exhibir y vender mis cuadros… y entonces me retiro, pero pues con dolor, de que ya se iban a exhibir mis cuadros.

otroslenguajes

retratoshablados

[MALANDANZAS] DAVID CONTRERAS

H.H: ¿Quieres decir que la institución encargada de promover la cultura no permitió que exhibieras tu obra de arte? D.C: Bueno, de cierta manera quieren que muestren mis cuadros y mis pinturas en galerías; pero ellos saben que a las galerías va poca gente. Entonces a mi me dolió mas que me retiraran, porque en la calle miraban mi obra mas de cien personas por día y a una galería le van a ver cinco personas. La diferencia es que acá hay mas publico para que miren mis pinturas. H.H: arte popular, David… D.C: Sí… H.H: ¿Qué técnica utilizas, cuales son tus materiales y donde exhibes’¿Cómo haces ahora para exhibir tu obra de arte? D.C: Bueno, los materiales que yo uso son materiales comunes, baratos. Son acrílicos y vinílicas y uso a veces tintas chinas para las acuarelas. También uso crayones de cera para técnicas mixtas y colores de tintas primarios… y pues hay muchos materiales que usar; pero son caros y no hay manera… y para vender mi obra, pues la exhibo en mano, la vendo en oficinas, con los licenciados. Alguno que otro licenciado me compra… y la exhibo también aquí en la plaza de san francisco, en el callejón, en un espacio de dos metros que me prestan… y vendo mi obra pues a un precio accesible, para que la gente se familiarice poco a poco con mis pinturas. En ocasiones se vende algo y de ahí es de donde salen algunas monedas.

H.H: A estas alturas, ¿Cuál sientes que ha sido tu logro más importante y en qué momento de tu carrera estás? D.C: Pues mi logro mas importante creo que no lo he tenido, nadie lo ha tenido y yo creo que ningún pintor ha sentido que esta en la cúspide; porque creo yo que todoslos pintores soñamos con hacer una obra autentica, una obra de arte única. Muchos pintores de aquí, de nosotros, se ha ido, y no hemos llegado a hacer obras de arte todavía completas, autenticas, porque como que las obras están siempre incompletas. O sea, como que les hace falta más trabajo todavía… y pues yo no he hecho obra: he hecho bastantes obras; pero son obras pequeñas que son agradables visualmente, pero que tienen poca documentación. Es decir, que no he logrado hacer mi obra. Mi sueño es lograr pinturas que me agraden al cien por ciento y hasta ahorita no me considero así, ya, completo. Pictóricamente falta camino, falta mucho…

verano2008

6 cajacurva

verano2008

6 cajacurva


retratoshablados

retratoshablados SIN TÍTULO 2008 MIXTA SOBRE PAPEL

SIN TÍTULO 2008 MIXTA SOBRE PAPEL

verano2008

6 cajacurva

verano2008

6 cajacurva


retratoshablados

retratoshablados SIN TÍTULO 2004 MIXTA SOBRE PAPEL

SIN TÍTULO 2008 MIXTA SOBRE PAPEL

verano2008

6 cajacurva

verano2008

6 cajacurva


cajacurva

caja curva letras&cultura potosina

[El rinoceronte a trece años de estar enamorado] [Poetas de Guatemala][Dolores Jiménes y Muro intelectual potosina]

letras&cultura potosina

23

AÑO 1. NUMERO 23 Verano 2008

[El rinoceronte a trece años de estar enamorado] [Poetas de Guatemala][Dolores Jiménes y Muro intelectual potosina]

23


[TRES POETAS JOVENES DE GUATEMALA*] Alexander Sequén Monchez, Gabriela Gómez y Wingston González han sido incluidos en esta muestra como ejemplo de la poesía joven que se publica y que se escribe, el en periódico que la política ha llamado posguerra. Esta genertacion nacida a finales de los setenta, se forma de un periodo que va de una modernidad trunca, hacia espacios de los posmoderno en algunos campos de la cultura. Son los descendientes de una generacion que creio y vivio su juventud, en el temor de la tortura y la muerte, probocados por el alto riesgo de una guerra inacabable.

otroslenguajes

otroslenguajes

Aida Toledo

Estos escritortes nacen con los avances de la computación, y crecen en espacios donde lo digital empieza a tener gran importancia en el aspecto de la comunicación. Para ellos la guerra no significa nada mas que un periodo que les queda historicamente lejos, y porque de alguna forma han sido protegidos en los aspectos privados, y se les ha propuesto una especie de olvido. Sus textos estan marcados por el inicio del siglo XXI con lo que esto conlleva. La globalización de la forma de relacionarse con el espacio exterior al territorio nacional, en la época en que ellos asisten a las escuelas primarias y secundarias. De esta forma los textos seleccionados no dejan de presentar ciertas marginalidades, pero matizadas con cierto nuevo cosmopolitismo dado por la globalización.

Alexander Sequen- Mónchez (1977) Antes del Poema

Univerdiada de Alabama/2008

Ahora que necesito Una imagen para pulsar la mano Se me viene encima Aquella intencion de dejarte en el vientre Un eco de agua O de colocar a tientas Unos peces de palo Ya no la imagene El deseo imaginando a cada quien Por pedazos No en la mano Sino en el cuaderno una gota

*fragmento tomado de la antologia “pastilla de perfume”. Poesia de trece guatemaltecos”, de proxima aparicion bajo el sello editorial DESIERTO.

verano2008

6 cajacurva

verano2008

6 cajacurva


De adentro o muy lejos Mis parientes Venian a juzgar las paredes Su pintura de hace muchos años El mal gusto De ver televisión donde se duerme Tablas entonces tables Sabanas vueltas frio Fuimos una llamarada De listones negros En aquel cuarto descubrimos el mundo

Uno No quisiera volver de nuevo Es suficiente el numero de escobas intratables Por ahora me conformo con no ver aquella pregunta pregunta Me avergüenza en fin Estar adentro Puesto sin titulo en el lugar de los ceniceros Sin pendulo ni fecha que postergar En este sueño alguien pronuncio mi nombre Me cansa estar presente Mientras uno duerme es imposible escuchar Es facil mentir de memorias las verdades Metales lucidos no faltan los pajaros Que se acercan con la intencion de llevarse un ojo No sobran ni exagera La cantidad de cuchillos que vuelven a opinar Ya todo es estatua Acumulación de sombras Los arboles son nubes El viento un eucalipto a gotas Derramándose sobre la escalera

Gabriela Gómez (1980)

* me miras me provocas y todo y todo lo que quiero que hagamosenlahamaca que toquemosenlahamaca que besemosenlahamaca se sale se sale de mis ojos de tus ojos

verano2008

6 cajacurva

verano2008

6 cajacurva

otroslenguajes

otroslenguajes

Tres


otroslenguajes

otroslenguajes

Crisis de identidad la vida que me quitas y no me la devuelves quiza para ti es mas valiosa o para mi tu regalo mi manera de decir TE QUIERO Contigo

Ya no distingo Entre los objetos Que te pertenecen Y El resto de cosas Que atesoras

ME QUIERO

Quiero obsequiarme

*

parada frente al espejo averig端fe lo que te gusta

Me atropellaron Caballos blancos

soy el tama単o del deseo peque単a cosita

De sus jinetes No pude defenderme

verano2008

6 cajacurva

Wingston Gonzalez (1980)

*

La rosa comprimida

verano2008

6 cajacurva

Que en tu pecho Se estrelle la luna /no lo creo imposible/ Hay versos que son El rocio Del pasto del alme Y Neruda lo sabe


retratoshablados

retratoshablados

II Quiero ceer que no soy un espejo Pendiendo de un desierto lucido Que no tengo reptiles flores verdes Que no cosecho simunes en invierno

Pero

no

la

palabra

que

lo

nombra

Niego intuirlo todo Soy el hombre que ululó en el tiempo Moviendo futuros Presintiendo pretéritos

Grito mecanico en el glosario desordenado

El mundo es redondo

Pero debo creer viendome en el hidrogeno He envejecido Y necesito Volver y ser viento en tus oidos Ser lucidez de rio de oxigeno Y pender rehenes del olvido

El antecedente La oscuridad No hay luz No existe/ El hombre No ha aprendido a fosforecer Aún cuando la tiniebla Le acompañe en todos lso vientos Empeñada en ser La rosa ciega sobre sus poros La caricia del alma

Cómo duele No hallar respuesta De quié en el espectro que ríe en el espejo De que ritmo tiene el color la risa De quié en rompió la llaga Sintonizó la ternura Y se volvio niebla

Somos Ese chico Y esa chica Que se acarician las prendas

verano2008

6 cajacurva

verano2008

6 cajacurva


[LAS VIRGENES LOCAS]

Lunes 20

Noche con olas azules La noche con olas azules va borrando estas palabras, Escritas con mano ligera en la palma del sueño

Octavio Paz

Me inculpaste como una argolla abrochada a tus sueños. Los deseos me explotaron en el rostro, te saltaban en impulsos veloces junto con las gotas de sudor. No había contorsiones mas rítmicas y seductoras que aquellas derivadas de tu danza por las luces coloridas. Varias veces te resbalaste en la pista pero te enredabas común reptil apenas se percibía la caída. Me tocabas cada vez que te acercabas y mi piel resplandecía manchada de puntitos y humedad del hielo . algunas olas Det. Perfume penetraban mi nariz, y ya después, cuando nos tocamos, me dejaste impregnado por varios días. Mi rostro estaba mas pálido que nunca. Mis amigos no podían creer la inmovilidad que se apodero de mi esqueleto. Siete interminables minutos conferidos a una eternidad viscosa tomaba un sorbo de palinka de vez en cuando hasta el momento en que metiste las manos en mi vaso para atrapar el hielo. otra ves clavaste tu mirada de mar en mis ojos, y tus cabellos húmedos impactaron mi frente el trozo de hielo reconoció tu cuerpo, desde el cuello hasta los muslos, agitando los impulsos de los observantes. La música nos caía como pedazos de plomo en la cabeza y las espaldas, peor nadie sucumbía al tormento de los tímpanos y las pupilas. Te esperaría afuera del ocal y otra ves nos iríamos juntos antes del amanecer, a la habitación del viejo edificio ubicado cerca de la torre, y desde cuyas ventanas se veía el Moldava. Esperamos juntos el alba . antes que Irina regresara envuelta en telarañas y agitando sus alas de murciélago.

verano2008

Desperté muy temprano, antes que el roció de la mañana se esfumara absorbido por los ojos que custodian las calles. Estaba tirado en la azotea de la casa rodeado de cucarachas y latas de cerveza , con el dolor de cabeza tan familiar que ya no me espantaba. Comí algunas galletas duras, los últimos trozos de jamón y los restos de una coca sin gas. Decidí salir en búsqueda de trabajo. Primero, ver si podía colaborar fotográficamente en algún diario de la ciudad , y después conseguir una galería para exponer mi trabajo y vender algo.(en estos tiempos casi nadie compra fotografía artística, si muy apenas pintura, pensaba.) Alguien me había sugerido que solicitara la sala de exposiciones del centro cultural universitario. Me agrado la idea por que casi siempre me gustaba andar por las plazas del centro, y en especial en los viejos edificios Cerca del mediodia me dirigi al edificio de la vieja biblioteca. El vigilante en la entrada me dijo que en la planta alta estaban las oficinas y que le preguntara al señor Fidel por la direccion general. El amplio edificio era muy luminoso, como una continuación de la platica que le antecedía, rodeado de edificios históricos a unos pasos de una plaza muy concurrida Al subir a las oficinas, por una gran escaleras que daba a una doble altura con vista a la calle, me encontré con que había gente esperando. Decidí esperar un poco en una sala al frente del edificio, con vista a la plaza exterior y a los edificios vecinos. Mientras esperaba mi turno me di cuenta que ninguna oficina tenía letreros, por lo que debería preguntar en cualquiera, la más vacía, ahí me indicarían con quien dirigir mi solicitud. Las campanadas del las doce del día en la iglesia contigua, al lado del edificio, taladraron ligeramente mi cráneo y me hicieron reaccionar del momentáneo ensimismamiento, desclavándome la mirada de los árboles verde limón y del chorro de agua de la fuente, que adquiría un especial encanto desde esa altura. Entré en la oficina más cercana a mi paso, y varios escritorios vacíos me contemplaron cam-

6 cajacurva

inar hasta el único ocupado en ese momento, por una mujer que escribía, la cual, al acercarme levantó su rostro inclinado y me dirigió su mirada. En ese momento mi palpitación se hizo más intensa y una enorme descarga de adrenalina me invadió la cabeza, especialmente los ojos que sentí como empezaban a emitir una especie de radiación que me dolía, tanto como el hueco del estó mago. Era una mirada hermosa que congelaba mi atención y me atrapaba momentáneamente, ella, su dueña, una desconocida para mí. Tenía una luminosidad espectral en ese tono a veces ámbar, a veces castaño de sus pupilas; quería interpretar un código secreto que parecía salir de ellos, pero que seguramente no existía; deseaba que sus labios bermellón vencieran la inercia de los segundos sólidos que bañaban la escena, para escuchar una voz que imaginaba musical y pausada. Algo le pregunté y comenzamos a platicar. Quería detener la conversación hasta donde lo permitiesen mis absurdos comentarios, tratando de hacer brotar de mi memoria un lugar en donde la habría visto, lo cual no sucedió. Era otra derivación de mi memoria, otro pasadizo más entre los escollos que me flotan en las noches, y que a veces convergen sobre los días haciéndome vagar o perderme por ahí con la cámara en mano, medio alimentarme con lo que logro captar eventualmente y derrocharlo después en tequila, en yerba, y cuando ya no da para más y los estados depresivos me agobian sobremanera, terminar perdido y vomitando entre los vapores del cemento, alejándome cada vez más del recuerdo cuando estaba en familia, de unos padres que se me borran lentamente y de unos hermanos que no se si existieron alguna. Todo lo que conocí de ella era que se llamaba Silvia, que tenía poco trabajando en esa biblioteca y que su personalidad y conducta estaban completamente fuera de lo normal, pues resultaba accesible y amable, hermosa e inteligente. En otra ocasión iría a verla y quizá me podría ayudar en algo. Algo que ni yo mismo se, pero que tal vez logre converger con el fluir sincopado de mi existencia. Me indicó la oficina donde recibiría mi solicitud, lugar en que obtuve la promesa de una fecha posterior para exponer mi obra, previo requisitos, como una muestra

verano2008

de mi trabajo, ya que debemos cuidar la calidad de lo que se expone, me dijeron. A la salida conversé con el policía y le cuestioné acerca de Silvia. Primero no quería hablar de ello, porque son cosas privadas y no es asunto mío, dijo, pero algunos minutos después, cuando estaba seguro que yo nada tenía que ver con los de las oficinas, me confesó que ella tenía trabajando un par de meses, y que había llegado bien recomendad acerca de su capacidad, pero eso si, se ve que es muy lista además de guapa, verdad?, a lo que asentí con una sonrisa de felicidad. Cuestionándole si había visto que saliera con alguien, me informó que solamente algunas veces venía a verla una mujer que portaba un habito café, como las que andan haciendo manda, y no habían querido entrar, la estuvo esperando toda la mañana fuera. Aparte de ella ninguna otra persona la procura. (S. L. P.)

Glauco Adormecido No han quedado más piedras prismáticas cubriendo esta calle, que entre bruma y lluvias conduce al puente viejo. Sábado por la tarde, vuelvo a casa cubriéndome la boca con el cuello del abrigo para no tragar la ventisca helada, pero aquellas pequeñas hebras congeladas penetran por los agujeros de mi nariz. Esto no me importa tanto como las sombras que empiezan a descolgarse rápidamente de entre las nubes y persiguen mi espalda, empujando suavemente mis pasos para hacerlos más rápidos. Del agua turbulenta y oscura del río se asoman espectros grotescos y mal encarados. Algunos me miran con dureza y otros sacan la lengua de manera burlona. La ciudad es por la noche un molusco maligno y oscuro que lo envuelve todo. Regreso al crustáceo que me protege o seguro seré devorado por esas fauces disimuladas en el puente, con sus poderosas mandíbulas ocultas entre los arcos de piedra que lo soportan.

6 cajacurva

cajadesorpresas

cajadesorpresas

Juan Martín Cardenas


un vago resplandor de glauca intermitencia se dispersó por la mañana. No esperaba sucumbir tan abruptamente por esa fragilidad de fantasma, por esa rubia realidad que estremeció cada uno de mis sistemas. Silueta lejana que se aproxima con lentitud en ondulaciones firmes y luminosas. De pronto una mirada insertada como sonda que esparce influjos letales a mi cuerpo reestablecido. Había dejado de pensarte y procuraba agotarme en tu recuerdo, cuando una replica de tu mirada sísmica me golpeo de nuevo. Ahora ya no te evito. Procuro alientos que converjan más y más dentro de tu atmosfera. Tu piel de fantasma que hace círculos en mi memoria y después en mi campo de fuerza. Ni siquiera he podido pronunciar tu nombre porque no te sienta cercana. Porque no pertenezcas a una misma voz que se apodere de una parte de tu ser. Porque no decidas el poder que te envuelve y te transformas en veneno.

me hicieron recordar con precisión el de la imagen de la virgen. Tuve otra vez sueños encontrados; el caminar descalzo por calles solitarias, adentrarme en baldíos oscuros bañados de polvo lunar, perseguir gatos callejeros, orinar en las fachadas de las casas, hasta encontrar finalmente, cerca de la madrugada , una luminosidad que brota de una manos blancas, muy grandes que me acarician y al acercarse empiezan a comprimirme hasta ahogar mi respiración y convulsionarme, sin descubrir a quien pertenecen. (S. L. P.) *Fragmento de una novela en preparación.

Jueves 23 Durante estos días recordé a Silvia, su silueta, su rostro, su mirada. Había algo de enigmático en ella, hasta que de improviso, en un momento en el que el azar se me arrojó como cubetada de agua fría, mi cerebro interceptó dos líneas totalmente diferentes, inconexas, que me venían a la memoria. Por la noche, seleccionando algunas fotos que juzgaba buenas para, al día siguiente, llevarlas al director de la biblioteca, encontré las de la virgen del camerín, y un impacto indescriptible me causó el hecho de ver que la única parte definida, los ojos, correspondía con la expresión que acabara de ver en los ojos de Silvia; despué es todo el rostro de ella, la nariz, los labios, el mentón, el cabello,

verano2008

6 cajacurva

verano2008

6 cajacurva

cajadesorpresas

cajadesorpresas

Después de arrastrarme por la escalera entré al apartamento de Irina, sabiendo que ella no llegaría hasta la madrugada. Abrí la botella y di un trago abundante directamente de ella. Algunos minutos después apareció Valerie, la historiadora que conociera en el museo unos días antes, acompañada de Piotr, mi amigo el músico. Ahora todo me quedaba menos claro; en un parpadeo se extinguió la noche:


revistaCAJACURVA2