Issuu on Google+

CALENDARIO DE APERTURA: EL MUNICIPIO DE CALVERA Calvera, verdadera atalaya sobre el río Isábena, es un pequeño pueblo cuyo caserío ha sido en buena parte recuperado en los últimos años. En lo alto del lugar, destaca la casa Castell, con restos de lo que fue un importante castillo medieval.

Semana Santa: S y D de Ramos J, V, S, D y L Primavera y Otoño: fines de semana (hasta el puente del Pilar) Verano: J, V, S y D HORARIO: Semana Santa: de 10:30 a 18:00 horas. (Lunes de Pascua hasta las 14:00 h.)

Primavera y Otoño : Sábados de 10:30 a 18:00 h. Domingos de 10:30 a 14:00 h. Verano: de 10:00 a 14:00 h.

El lugar más relevante de Calvera es la iglesia parroquial de San Andrés, situada en la parte baja de la localidad. Reformada en épocas sucesivas, conserva algunos elementos del estilo románico lombardo, en el que fue construida en el siglo XI. Los arcos apuntados que se observan en su interior parecen anunciar ya la proximidad del nuevo estilo gótico. La restauración llevada a cabo a principios de los años 80, devolvió al templo buena parte de su belleza y esplendor.

Dibujos de Ramón Prior Canales de su Libro País del Isábena Textos de Carlos Bravo Suárez y Juan F. Esteban Lorente

VISITAS GUIADAS AL MONASTERIO DE OBARRA, En horario de apertura. Fuera de calendario con cita previa. Tfs. información 974 540 155 – 626 432 683

Un lugar para encontrar

ORGANIZA: Asociación Cultural Mallata (Graus) COLABORAN: Grupo Parroquial de Beranuy, Obispado de Barbastro-Monzón Ayuntamiento de Beranuy, Comarca de La Ribagorza,

Municipio de Beranuy Comarca de La Ribagorza (Huesca)


LA IGLESIA DE SANTA MARÍA DE OBARRA.

SENDERISMO. UN PASEO DESDE OBARRA A CALVERA.

Construida bajo el mandato de su abad Galindo (1003 a 1025), no solamente resulta ser un prototipo de iglesia románico lombarda con perfecta organización proporcional y cuya distribución y ornamentación hablan en lenguaje númericosimbólico un discurso ritual teológico, sino que además fue y sigue siendo una construcción adaptada al cosmos y un calendario perpetuo cristiano que pudo usar su arquitectura como texto nemotécnico.

Detrás de la ermita románica de San Pablo (al lado de la iglesia de Santa María), encontraremos la tablilla que señala el comienzo del camino que nos llevará desde Obarra hasta Calvera. Es uno de los senderos de Gran Recorrido GR-18.1, que atraviesan la Comarca de Ribagorza. El sendero bastante limpio y fácil de seguir, se inicia ascendiendo por terreno húmedo y frondoso, entre un bonito bosque de arces y quejigos. Al cabo de un rato, saldremos a un terreno más abierto donde el camino converge en una vieja pista. Enseguida llegaremos a un collado y veremos a nuestra derecha una balsa y, en lo alto de un cerro, el cementerio de Calvera. El pueblo aparecerá poco después a nuestra izquierda. Para acceder a él seguiremos en esa dirección la carretera en la que desemboca nuestro camino.

UN LUGAR EMBLEMÁTICO

SITUACIÓN

Este lugar de Obarra, cuyo significado etimológico parece ser “hondura entre rocas”, es, desde el punto de vista histórico, artístico y espiritual, uno de los lugares más importantes de la Ribagorza. Aquí tuvo su inicio, en los siglos finales del primer milenio, el pequeño Condado de Ribagorza, uno de los embriones del Reino de Aragón. Por su importancia estratégica y como origen de esa entidad, esta zona estuvo en tiempos, fuertemente fortificada. A la entrada del congosto de Obarra, también llamado de la Croqueta, se situaban los castillos medievales de Ripacurtia y Pagá, de los que no quedan vestigios. El primero de ellos, citado en las crónicas como “castro ripacurtiense”, fue probablemente lugar de residencia de los primeros condes ribagorzanos.

Está situado en la margen izquierda del río Isábena, justo a la entrada del congosto del mismo nombre. Se accede a través de un puente de piedra peatonal, con arco ojival, Desde Graus, 40 km. más al sur, se llega por la carretera A-1605. Desde el Oeste, atravesando el municipio de Campo encontramos la carretera del Turbón que nos comunica con la A-1605. Desde el Norte la N-260 y la N-230 nos aproximan a través de sus desvíos al municipio de Bonansa. Si ascendemos desde el sur, remontando el curso del río, poco antes de llegar al antiguo Monasterio podemos dejar el vehículo en el parking a nuestra derecha y desde allí acercarnos caminando. En el recorrido se encuentran diferentes paneles interpretativos para dar información al visitante.

Este tramo del camino está incluido además en la reciente señalización de la Ribagorza Románica.


MONASTERIO DE OBARRA