Page 1

CARTA DE AMOR Sé que estás ahí, porque al respirar es tu aire el que me hace estar aquí, añorarte cada día, y pensar en ti en todo momento del día. Eres esa luz que ilumina mi camino, el agua que calma la sed a mi alma, el sol de la mañana, la brisa que refresca mi vida. Eres todo para mí,porque al encontrarte me encontré a mí mismo, porque me complementas, y al saberte vivo me siento feliz, pues contigo he aprendido a amar mi vida. Entre letras te digo cuánto te amo y lo feliz que soy de haberte conocido y de tenerte como amiga, pues somos los mejores amigos, así como somos los perfectos amantes, porque a veces incluso sin decir nada, sabemos lo que pensamos, sabemos cuánto nos amamos y la felicidad que nos da el habernos encontrado. Luis Alfonso Martínez

CARTA DE DECLARACIÓN DE AMOR

Te escribo esta carta para declararme. Quiero decirte que me gustas. Que te quiero. Que te amo. Desde el primer día en que te vi me llamaste la atención. Después, pensando, me di cuenta de que eras tú la chica con la que quería pasar el resto de mi vida. Y la verdad es que desde entonces no he parado de pensar en ti: en tus ojos, en tu pelo, en tus labios… Tú eres el viento que guía mi barco, el motor que impulsa mi vida, la razón por la que cada día me levanto con tantas ganas de vivir. De vivir pero a tu lado. Porque eres tan bella por dentro, que a veces me haces olvidar lo bella que eres por fuera. Porque quiero dormir en tus ojos y, al despertar, beber de tu boca. Jamás pensé que una persona tuviera la capacidad de cambiar todo mi ambiente y toda mi vida con solo una mirada, con solo una sonrisa. Desde que llegaste a mi vida estoy cada vez


más lleno de alegría y de esperanza, de ganas de no separarnos y de estar juntos hasta el final de nuestras vidas, y de recordar cada momento con emoción. Quizá estas palabras no sean suficientes para que sepas lo que significas para mí. Pero el amor no mira con los ojos, sino con el alma. Y a pesar de qué difícil es todo, no me duele estar sin ti. Yo seré tu aire y tú serás la piel que cubra mi soledad. QUIERO ESTAR JUNTO A TI Antonio Enrique Gómez Martín 1º BACHILLERATO A

CARTA DE AMOR

Te garantizo que si volviera a nacer, seguramente volvería a recaer en todos los vicios que algún día conocí, en todas las noches que paso pensando en ti… Que hoy no se apague la luz, que la cabeza pierda la razón, que sigamos siendo socios en lo de soñar despiertos… Déjame recordarte que ante todo eres mi amigo y que con nadie tendré tanta confianza como contigo. Quédate, quiero seguir soñando contigo porque vivir a tu lado es vivir un sueño del que nunca quieres despertar. Contigo me siento protegida, no me importan las caídas. Desde que te conozco me siento más positiva, afronto mejor mis día porque no hay uno solo en el que no piense en ti. Has sido, eres y serás la razón por la cual cada mañana me levanto con algo de optimismo. Siempre que te he necesitado has estado presente. En los malos momentos has sido el hombro en el que pude llorar y los mejores momentos de mi vida los recuerdo a tu lado. Eres mi amigo, mi confidente, mi compañero de batallas. Juntos nos apoyamos y juntos hemos afrontado cada piedra que esta vida nos ha puesto en el camino. Juntos hemos aprendido a luchar y juntos nos hemos hecho fuertes. Tengo que reconocer que si de mi lado desapareces, nada sería igual. No sabría luchar sin ti a mi lado. Los días son mejores si estás conmigo. Me he dado cuenta de que no puedo enfrentarme a esta vida sin tenerte a mi lado: te has convertido no solo en mi amigo, sino en mi razón de vivir. Tu cara es lo


primero que reflejo en mis ojos al levantarme, y la última imagen antes de acostarme. Ni la distancia ni el tiempo son la cura ni el remedio para esto. Confieso mi amor por ti. Si de algo tengo que estar agradecida es de poder haberte conocido y haber tenido la oportunidad de haberme cruzado contigo en mi camino. Quiero que sepas que si muestro mi corteza es porque a lo mejor el mundo no está hecho para mí y que si intento cambiarlo es porque creo en algunas cosas, como por ejemplo, en ti. ¡TE QUIERO! Alba Hidalgo

CARTA DE AMOR

Hola mi amor: Te preguntarás: ¿Por qué te escribo esta carta? Esta carta te la escribo por el hecho de que te quiero, de que mi amor por ti ha llegado a un punto en que no pueden pasar los segundos sin estar contigo, a tu lado, sin poder demostrarte todo lo que te quiero y siento por ti... Decirte que te amo se queda pequeño, tan pequeño que no creo que nadie en este mundo pueda expresar lo que siento por ti. Sé que es algo tan grande y profundo, tan extraño y bonito que no podría explicarte en tan solo unas cuantas palabras de esta carta... Siempre imaginé mi vida junto a ti, pero nunca imaginé que iba a ser así de especial y de bonita, porque no sé cómo lo haces, no sé cómo lo consigues, pero cada vez te quiero más. Serán tus besos o tus abrazos o tu corazón, pero algo hace que tu amor sea mi dolor. Quiero darte las gracias por cada minuto de tu compañía, por tus besos, por tus caricias , por tus miradas y por esas palabras tan dulce que salen de tu boca ,porque te amo y te amaré siempre, y viviré cada día demostrando lo importante que eres para mí. Eres lo mejor que me ha pasado y, aunque ahora no pueda estar a tu lado ni pueda expresar mi amor, espero que esta carta llegue a tu corazón.


Francisco Manchón

Carta de Amor:

Hola, mi amor: Me he decidido por escribirte unas líneas, y así poder transmitirte un poco de lo que siente mi corazón por ti, aunque es difícil poder expresar con palabras lo que mi corazón siente por ti. Hoy, día de San Valentín, me siento feliz de tenerte a mi lado. Para mí te has convertido en la persona más importante de mi vida; cuando estoy contigo me siento la persona más feliz del mundo. Siento que cuando te conocí cambió mi vida y le doy gracias al destino porque te haya puesto en mi vida. Ruego que esto nunca acabe, pues me da miedo pensar qué sería de mi vida sin tenerte a mi lado. Gracias por estar a mi lado y ser como eres conmigo y por demostrarme todos los días que yo también soy lo más importante de tu vida. Espero que esto nunca acabe y que siempre estemos juntos. Perdóname si en algún momento no te he demostrado lo mucho que te quiero y espero a partir de ahora demostrártelo todos los días. Te quiero mucho y nunca me cansaré de repetírtelo. Me despido con el mayor de mis besos.

María Fernández

Decirte que te amo se me queda pequeño

Decirte que te amo se me queda pequeño. Alguien debería inventar nuevas palabras para definir mis sentimientos de entrega, de devoción, de admiración, de necesitarte cada segundo. Eso siento y más. Te digo que te amo, pero ya lo sabes. Quizás de tanto repetírtelo se desvirtúan las palabras, pero no, cada vez que te lo digo es porque mi amor por ti ha aumentado. Quiero que lo sepas: no te amo en pasado, no te amo en presente, ni te amo en futuro. Es un amor sin tiempo, tampoco tiene distancias; es simplemente amor puro, cargado


de ilusiones, lleno de promesas que no deben cumplirse porque ya se cumplieron todas al conocerte. Te amo, como dos palabras que forman una sonrisa en tus labios, como dos cielos llenos de colores reflejados en tus ojos, como dos palabras infinitas que no deben dejar de sentirse. Amarte en realidad es un premio. Desconozco si te merezco; al menos lucho por merecerte, pero es un premio, es un regalo que cualquier persona debería recibir, pero que sólo tengo yo. Por dejarme amarte te doy las gracias y te ofrezco mil años de amor que condenso en este beso que te entrego desde el fondo de mí mismo. “Te amo” Victoria García

CARTA DE AMOR Querida mía: Sé que te he hecho mucho daño, que lo ocasionado no tiene perdón. Lo único que quiero que entiendas es que mi corazón no tiene la culpa. Dame la oportunidad de volver poder a besarte, abrazarte sentir tu calor sobre mi piel… No sé qué me pasa que cada vez que te veo mi corazón salta de emoción. Recuerdo tus ojos, los cuales me enamoraron inmensamente. No tengo palabras para expresar este sentimiento, ven a mis brazos. ¡Perdóname mi amor! No tengas miedo, no te haré más daño. El tiempo me ha dado esta sabiduría y la soledad me ha enseñado apreciarte cada día más. Son ya más de mil momentos pequeños y grandes los cuales compartimos juntos y quiero que sean aún más. Te quiero con cada gota de mi sangre. Dame otra oportunidad y verás que no te arrepentirás. Quiero seguir disfrutando mi vida con la persona que más quiero: Tú.

Casiano Jurado Bustos 1º Bachillerato A

CARTA PARA SAN VALENTÍN. Es raro: esto nunca lo había sentido. ¿Qué me está pasando? Cada vez que te veo mi corazón hace se acelera, ¡no lo puedo creer! Me gusta tanto hacerte reír, hacerte sentir feliz, ver tu mirada y que esta misma esté iluminada. Gracias a ti ahora el mundo me ve


alegre. Me preguntan: ¿Qué te ocurre? Y yo, sonrientemente, respondo: Tengo a la persona más maravillosa de este planeta a mi lado, eso es lo que hace que esté alegre. Las cosas tristes, al momento de sentir que estás cerca, se cambian. Cada vez que me dices “Te quiero”, es un sueño. Un sueño que vivo despierta y del cual nunca quiero despertar y, lo mejor de todo, es que siempre ahí estás conmigo acompañándome siempre. ¿Qué más puedo pedir? Ya lo sé: un beso tuyo, un abrazo y por supuesto… un ¡Te amo! Por todo esto quiero darte las gracias a ti, que me entendiste y me perdonaste cuando no estuve a tu lado, a ti, que me aceptaste en tu vida y que aún crees que tengamos un futuro juntos, que le diste sentido a nuestro presente. A ti, que me alegras el día cada vez que te veo. Que con todo esto solo quiero decirte que te quiero. Celia Balas.

El mejor regalo Érase una vez una niña que se llamaba María. Ella era baja, rubia con el pelo largo y con un poco de sobrepeso. Por esto último, era discriminada en su colegio; María se sentía muy sola en clase y en el patio del recreo, pues no tenía amigos con los que compartir sus sueños e ilusiones y cuando llegaba a casa, seguía sola, pues sus padres trabajaban fuera. Su madre era abogada y viajaba mucho y su padre era albañil, y siempre estaba buscando trabajo en muchas ciudades por España. Por otro lado, tenía a sus hermanos: Tomás , era estudiante, estaba en la universidad de Sevilla, por lo que a casa no iba mucho más que dos fines de semanas al mes; y, por último, estaba Juan, que era estudiante en un colegio cerca del de su hermana María. Era doce de Febrero cuando María, tras haber estado enferma durante una semana, vuelve a clase. Al entrar en clase, se pudo dar cuenta de que había un nuevo alumno, Marcos, pues estaba sentado al lado suyo en Biología. A María, rápidamente le atrajo, pues Marcos era alto, rubio, como ella, con ojos verdes, y con una buena condición física. Tanto ella como él empezaron a hablar durante las horas libres que tenían a lo largo del día, pues habían faltado algunos profesores. Al llegar a casa, María estaba muy contenta, pues había hecho un nuevo amigo. “Trece de Febrero”. Esto ponía en el móvil de María cuando fue a apagar el despertador. Hoy estaba realmente animada, y eso lo pudo notar Juan durante el desayuno, pues nunca quería ir a clase, y hoy en cambio, sí; a su hermano no le interesó por lo que no se molestó en preguntar siquiera. Al llegar a clase María estaba ilusionada, se había maquillado por primera vez, e iba más


arreglada que otros días; Marcos le dijo de quedar en el recreo para salir y dar una vuelta, y ella muy gustosa aceptó. Por la tarde, salieron juntos al parque y él la invitó a tomar un helado de pistacho, pues a ambos les gustaba el mismo sabor. Esto hizo que Marcos notara que en los ojos de María había un brillo especial cuando lo miraba, en comparación con los demás chicos. Catorce de Febrero, día de “San Valentín”. María estaba en clase de Biología. Mientras ella hablaba con Marcos sobre un problema de genética, una chica con una cesta de flores entró en clase, y empezó a repartir las flores a algunas chicas; cuando se la dio a María, esta no lo podía creer, pues la flor tenía una tarjeta: era de Marcos, donde le explicaba todo lo que siente por ella. A pesar de su físico, a él lo que le gustaba era su interior. Laura Benítez.

CARTA DE AMOR Pedro Luis Díaz Palacios – 1º Bach A

Habiendo distancia percibo tu fragancia. Eres la noche que ilumina mis sueños y eres el sueño que alumbra mis noches. Al despertar, sueño con el primer beso que me diste. Eres mi vida, la persona que me guía, única e irreemplazable. La distancia ha sido nuestro enemigo, nos separa uno del otro. La distancia de cada segundo, minuto, horas, días, semanas y meses que pasan sin tenerte cerca de mí. Y yo sé que tú sientes lo mismo, yo lo sé y daría todo por irme de aquí, cualquier cosa para estar a tu lado. Pero, ¿qué son los tropiezos si no son para levantarse? Y si mi caigo una vez, me caeré mil veces, pero por ti lo haría mil veces solo para intentar una vez más estar junto a ti. Espero que ese día este cerca porque ya no soporto esto y si no es así escaparé de esta vida para estar a tu lado. Prefiero verte una vez más que no volver a verte jamás. Prefiero oír de tus labios lo que sientes por mí, que leerlo en una pantalla de cristal. Prefiero soportar hasta el final que perderte a ti.

Historia de amor La historia que voy a contar sucedió de verdad, a finales del verano. Trata de una linda pareja de unos diecisiete años cada uno. Ambos estaban muy enamorados. Pero un día, en el instituto, el muchacho se acercó a su novia a saludarla y ella le dijo que tenían que hablar


muy seriamente. El chico, un poco asustado, aceptó hablar con ella. La chica le dijo que le quería mucho, pero que ya no sentía lo mismo que al principio, pero no quería que él se sintiera culpable y triste. Ella quería que la olvidara rápido para que no sufriera. El chico empezó a llorar y le decía que lo que estaba diciendo era mentira, que él nunca se podría olvidar de ella, porque era el amor de su vida. La chica le dio un último beso y se fue para siempre. El muchacho no se creía lo que le había ocurrido y sin más se fue corriendo a su casa. Cuando llegó, subió a su cuarto y se encerró; ya no volvió a ser el mismo de siempre. Pasados dos años, el chico salió de su casa a dar una vuelta y se encontró a la chica que le cambió su vida, es decir, el amor de su vida. Él no se lo creía y corrió a hablar con ella, pero de repente apareció un chico que se sentó con ella en un banco. Ella le dio un beso y se dieron la mano. El muchacho, triste, salió corriendo a su casa. Cuando llegó se encontró a su madre, quien le dio un consejo que más tarde lo entendería. Pasaron tres años y la madre del muchacho murió. Él estaba muy triste y quería buscar al amor de su vida para hablar con ella. Salió a buscarla, pero no la encontró. Sus amigos le dijeron que estaba en el hospital, que tenía una enfermedad. El novio de la chica la había dejado al enterarse de su enfermedad. El muchacho fue al hospital para verla. Cuando llegó, la vio tumbada en la cama y vio unos papeles que decían que necesitaba un corazón para poder vivir. Él sin pensárselo dos veces decidió donarle su corazón para que ella pudiera vivir, ya que era la única persona que tenía y no quería perder; prefería morir él. Antes de entrar en quirófano, le escribió una carta para que supiera todo lo que él había sentido a partir de aquel día cuando ella lo dejó. Él la estaría esperando en el más allá y quería que supiera que siempre estaría dentro de ella, pues ella llevaría el corazón que un día partió. Vanessa Lianes Martínez 1º Bach. A

HISTORIA DE AMOR

Juan era diabético y fue a la clínica de siempre para hacerse su prueba diaria de azúcar. Él esa mañana tenía bastante prisa, y la enfermera le preguntó qué era eso tan urgente que tenía que hacer. Juan le contestó que tenía que ir a una residencia de ancianos para desayunar con su mujer que vivía allí. Le contó que llevaba algún tiempo en ese lugar y que tenía un Alzheimer muy avanzado. Mientras acababa de hacerle la prueba, le preguntó si ella se alarmaría en caso de que él llegara más tarde esa mañana. El hombre le contestó que ella no sabía quién era él y que


hacía unos cinco años que no lo reconocía. La enfermera se extrañó bastante sobre la prisa y la necesidad de Juan por la enferma todos los días. El hombre, al darse cuenta de la extrañeza de la sanitaria, sonrió y mientras colocó su mano sobre la de ella le dijo : "Ella no sabe quién soy yo, pero yo todavía sé muy bien quién es ella"

Alba Manzano Bernardino 1º A

HISTORIA DE AMOR Hace unos años, una chica llamada Sara se enamorÓ de un chico de su clase. Él no lE hablaba, pero la miraba continuamente, aunque él pensara que no se daba cuenta. Un día en el instituto les tocó estar juntos en pareja para un trabajo y allí le empezó a hablar y quedaron ese día para ir al parque. Todos los días quedAban en el parque hasta que un día Santi, así se llamaba, LE dio un primer beso. Pasaron los años y su relación seguía igual de maravillosa. Cuando entraron en la universidad él se fue al extranjero y eso la puso muy triste, aunque le llamaba casi todos los días. Al cabo de cinco años él regresó y se casaron. Todo iba de maravilla .Un día no se encontraba bien y el médico lE dijo que estaba embarazada y eso le alegró mucho y llamó a Santi, pero no contestaba y entonces la llamaron del hospital y le dijeron que Santi había tenido un accidente. Fue al hospital y allí Santi le dijo que siempre estaría con ella y con el bebé y que la amaba y entonces… él murió. Ella sabía que el amor de SU vida estaba con ellos y lo estará siempre. Por eso os doy un consejo a todos: No dejéis escapar la oportunidad de ser feliz porque puede que de un día para otro la persona que amas se te vaya para siempre. Soraya Corvo.

Pequeña

Ya son muchos los días, que me paso pensando en ti. Te conocí en clase, en el instituto y poco a poco has ido llenando mi corazón.


Cada sonrisa, cada lágrima, cada mirada, cada gesto, estos son los motivos por los que suspiro. Quizás parezca un “romanticón”, un “cursi”, pero simplemente quiero expresar todo lo que siento por ti. Ya son muchos días y me ha dado tiempo a aclararme, y sí, eres tú, una niña ideal. Como dice el dicho “el que no arriesga no gana”,por eso me he decidido hoy a escribirte cómo me siento, lo que me inspiras, decirte que me quitas el sueño, qué es estar a tu lado y sentirme el muchacho más feliz de mundo. Eres como el oxígeno que me hace falta para vivir cada día. Por eso hoy quería decirte que Te quiero. Me gustaría pasar a tu lado el mayor tiempo posible. Prometo que serás feliz a mi lado, que no habrá mentiras ni motivos para ponerte celosa, que estaré pendiente de ti y sabré apreciarte y valorarte. Intentaré ser capaz de sacarte cada día una sonrisa, y que solo tengas ojos para mí. Por todo ello te lo repito “TE QUIERO” MARIO BLANCO BLANCO 1ºBTO. “A”

CARTAS DE AMOR  

TRABAJOS 1º BACHILLERATO

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you