Issuu on Google+


En la primera temporada de la Asociación Nacional de Actores y la Unión Nacional de Autores. Al frente, entre otros: Alfredo Robledo, Agustín Lazo, Isabela Corona, Enrique Ruelas, Carmen Montejo, Xavier Villaurrutia y Rodolfo Landa; hacia el fondo, entre otros: Wilberto Cantón, Ramón Gay, Pituka de Foronda y Miguel Manzano; Teatro Ideal, México, 1950 Fondo Xavier Villaurrutia | CNL-INBA

Fondo Xavier Villaurrutia La literatura y la historia han demostrado que basta centrar la mirada en un personaje para conocer el tránsito de un pueblo, de un país, durante una época determinada. La biografía de Xavier Villaurrutia (1903-1950) da noticia de acontecimientos capitales, de los cuales fue actor y motor, en el ámbito cultural de México durante la primera mitad del siglo XX: propició, junto con un puñado de intelectuales de todas las disciplinas del arte, un cambio radical de pensamiento y de actitud que permitieron a nuestro país insertarse como una de las potencias culturales de Iberoamérica. Su obra, por otra parte, sigue viva y lectores y autores vuelven a ella recurrentemente en busca de claves. Su legado documental, bajo resguardo del Instituto Nacional de Bellas Artes, permitirá a estudiosos de la literatura desentrañar los nudos ocultos de ese cambio de pensamiento y ahondar en las claves villaurrutianas.


El Fondo Xavier Villaurrutia constituye uno de los archivos personales —pertenecientes a un escritor— más ricos y variados bajo la tutela del Estado. El material que se exhibe en esta sala, repositorio a la vez del mismo Fondo, es una muestra simbólica de los diferentes documentos que integran este archivo. El conjunto sitúa la dimensión del trabajo literario del escritor e ilustra su labor como poeta, crítico, ensayista, dramaturgo y traductor. Sintetiza su biografía personal y literaria. Los documentos poseen diversas tipologías: manuscritos, originales mecanográficos, correspondencia, programas de mano de recitales y puestas en escena, carteleras, libretos, traducciones, invitaciones, postales, telegramas, facturas, contratos, expedientes notariales, actas, recibos, tarjetas postales y objetos. El periodo de la documentación abarca las décadas de 1920 a 1950, y se amplía con algunas imágenes relativas al premio que lleva el nombre del escritor. Los nombres vinculados a este archivo son numerosos. Entre los extranjeros: Guillermo de Torre, de la revista Sur; Francisco Luis Bernárdez, de Proa; Fernando Vela, de la Revista de Occidente; Oliverio Girondo, Eduardo Mallea, Curtis Rodgers, Jules Supervielle, Benjamín Jarnés, José Rodríguez Feo. Del lado mexicano, Ramón López Velarde —de quien Villaurrutia fuera ejecutor testamentario—, Efrén Rebolledo, Alfonso Reyes, Ramón Rubín, Carlos Pellicer, Agustín Lazo, Julio Castellanos, Julio Bracho, Manuel Álvarez Bravo, Alfredo Gómez de la Vega, Julio Jiménez Rueda, Enrique Ruelas, Carlos López Moctezuma, Clementina Otero, María Tereza Montoya, Rodolfo Landa, Prudencia Griffel, entre muchos otros, sin mencionar los múltiples testimonios del Teatro de Ulises, del Teatro de Orientación, de la Sociedad General de Autores de México, de la Unión Nacional de Actores y del Instituto Nacional de Bellas Artes, del cual sin duda es piedra angular Xavier Villaurrutia.

Retrato de estudio; ca. 1935 Fondo Xavier Villaurrutia | CNL-INBA


Autobiografía en 3ª persona Nació el 27 de marzo de 1903 en la ciudad de México. Padres mexicanos. Estudios en colegios particulares. Colegio Francés. Escuela Nacional Preparatoria. Escuela Nacional de Jurisprudencia. Abandona los estudios de leyes por la repugnancia que le producen “los procedimientos”. Lecturas infantiles, entre autores y personajes: Jules Verne, Fantomas, Salgari, Sherlock Holmes, Caligari, Gaboriau, Dumas, que explican el gusto actual de X.V. por las notas de policía y por los libros de viaje. A Lesage y a Cervantes los leyó también desde niño y sus libros, junto con Las mil y una noches le dejaron una huella preciosa… Su lucidez crítica le impide escribir mucho y acaso le impida escribir mejor. Sus polos son la curiosidad y la crítica. Oscila entre ambos, sin saber cuál escoger. Sabe que lo perfecto sería juntarlos pero sabe, también, que esto es imposible. Con Pellicer y Novo hay que contarlo entre los poetas nuevos de México que inician y escriben una poesía no sólo distinta sino contraria a la de sus antecesores. Como su poesía se opone a la de los poetas mexicanos anteriores a él, su obra aparece aislada estética y moralmente. Adora la pintura. Dibuja y pintaría, si no fuera muy perezoso, cosas curiosas. Los pintores mexicanos lo quieren o lo temen: lo buscan siempre. Si ayer amaba el rigor, el orden y la calma, ahora prefiere el abandono, la sensualidad, la libertad. Con Owen ha hecho, antes o al mismo tiempo que los suprarrealistas, o sin saber que ellos lo hacían, experiencias de escritura automática; y ha coleccionado sueños a la edad que otros coleccionan libros. Ha dibujado con los ojos cerrados y soñado con los ojos abiertos. Fijarse en algo no le agrada. Prefiere ser imprudente y exponerse en el cambio a salvarse en la abstenci6n. Escribir le enferma. Acabará por callarse. — X.V.

Retrato de Xavier Villaurrutia Roberto Montenegro, 1927 Fondo Xavier Villaurrutia | CNL-INBA


Orfeo, de Jean Cocteau, en escena Gilberto Owen, Xavier Villaurrutia y Antonieta Rivas Mercado; dirección de Julio Jiménez Rueda y escenografía de Manuel Rodríguez Lozano; Teatro de Ulises, México, 1928 Fondo Xavier Villaurrutia | CNL-INBA

Anotaciones de Xavier Villaurrutia, probablemente sobre la dirección de escena de una obra, al reverso de una carta firmada por Salvador Novo; México, 1949 Fondo Xavier Villaurrutia | CNL-INBA


Carta de Curtis Charles Rodgers, poeta norteamericano, a Xavier Villaurrutia: “Este es un dibujo de mí con tus poemas [Décimas] y las luchas en mi cabeza por ponerlos en forma”; New Haven, ca., 1935 Fondo Xavier Villaurrutia | CNL-INBA

El barco Tenacidad de Charles Vildrac, dirigida por Xavier Villaurrutia, al centro, con Juan José Arreola, Reynaldo Rivera, Emma Fink, María Sierra, Héctor López Portillo y David N. Arce, grupo del Sindicato Mexicano de Electricistas; Teatro de Orientación, México, 1938 Fondo Xavier Villaurrutia | CNL-INBA


…Y en el juego angustioso de un espejo frente a otro cae mi voz y mi voz que madura y mi voz quemadura y mi bosque madura y mi voz quema dura como el hielo de vidrio como el grito de hielo aquí en el caracol de la oreja el latido de un mar en el que no sé nada en el que no se nada… De “Nocturno en que nada se oye”

Boceto escenográfico, firmado por “F. de Regojoso”; s.f. Fondo Xavier Villaurrutia | CNL-INBA


Consejo Nacional para la Cultura y las Artes Consuelo Sáizar, presidenta Instituto Nacional de Bellas Artes Teresa Vicencio, directora general Sergio Ramírez Cárdenas, subdirector general de Bellas Artes Stasia de la Garza, coordinadora nacional de Literatura José Luis Gutiérrez, director de Difusión y Relaciones Públicas Fondo Xavier Villaurrutia Gerardo de la Cruz, coordinación general Javier González Cárdenas, coordinador del CCLXV Beatriz Castillo, coordinación técnica y curaduría Olga Mariscal e Iván Varela, organización documental Óscar López Arizpe y Renata Sánchez, asistencia técnica y curatorial Patricia Méndez, conservación documental Simón Buenrostro, desarrollo museográfico Manelik Guzmán, diseño gráfico Hugo Bautista y Alfredo Álvarez, montaje Iliana Vargas y Estela Reséndiz, corrección de estilo Rodulfo Gea y Elena Juárez, apoyo técnico Manuel Castro, apoyo técnico CCLXV

Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia Exposición permanente Sala de consulta Horarios de visita: Martes a viernes de 11:00 a 19:00 horas Sábado de 9:00 a 15:30 horas Visitas guiadas Informes: 5553 5268 y 69 clc.jgonzalez@inba.gob.mx facebook.com/centrodecreacionliterariaxaviervillaurrutia Consulta previa cita Informes: 5526 0219, ext. 118 acervos@inba.gob.mx literatura.bellasartes.gob.mx/acervos

Bellas Artes INBA Oficial

@bellasartesinba

bellasartesmex

INBA 01800 904 4000 - 5282 1964


Fondo Xavier Villaurrutia - Exposición