Page 1

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE ZACATECAS “Francisco García Salinas” UNIDAD ACADÉMICA DE MEDICINA HUMANA Y CIENCIAS DE LA SALUD PSICOLOGÍA MÉDICA DRA. MARÍA ENGRACIA CASTRO

REVISTA VIRTUAL DE PSICOLOGÍA MÉDICA

Belén Janeth Chávez Ibarra 3 MC Zacatecas, Zac., a 7 de diciembre de 2019


PRESENTACIÓN A continuación se presenta el total de trabajos y actividades realizadas durante el curso de la materia de Psicología Médica, incluyendo relatorías de clase, actividades humanitarias extra-clase, evidencias de trabajo e incluso dramas personales que se vivieron durante el semestre y que quedaron redactados en la reflexión de cada relatoría. En las últimas relatorías se notará el gran paso de sólo reflexionar hasta llegar a expresar abiertamente la forma de sentir en cada día. Como autora de esta obra de arte, cabe señalar que bajo la guía de la Dra. Engracia, se obtiene no solo esta revista que plasma el trabajo dentro y fuera de clase, sino también, el resultado in vivo que soy yo misma, un mejor humano y por lo tanto, un futuro mejor médico.


ÍNDICE PRESENTACIÓN ....................................................................... 2 AUTOBIOGRAFÍA ..................................................................... 4 RELATORÍAS DE CLASE ........................................................ 13 RELATORÍA 1 ...................................................................... 13 RELATORÍA 2 ...................................................................... 16 RELATORÍA 3 ...................................................................... 22 RELATORÍA 4 ...................................................................... 25 RELATORÍA 5 ...................................................................... 28 RELATORÍA 6 ...................................................................... 32 RELATORÍA 7 ...................................................................... 45 RELATORÍA 8 ...................................................................... 57 RELATORÍA 9 ...................................................................... 61 RLATORÍAS DE ACTIVIDADES HUMANITARIAS ..................... 65 1.-LONCHES SANOS A FAMILIARES DE PACIENTES DEL HGZ. .................................................................................... 65 2.- FIESTA MEXICANA EN EL ASILO DIF............................. 78 3.- VISITA ORFANATO DIF ................................................... 87 HISTORIA CLÍNICA PSICOLÓGICA INFANTIL ......................... 96 ENTREVISTA A UN MORIBUNDO ......................................... 102 LIBROS QUE LEÍMOS ESTE CURSO .................................... 113 PELÍCULAS Y ANÁLISIS RELACIÓN MÉDICO-PACIENTE ..... 114 XX CONGRESO MÉDICO ..................................................... 120 CONCLUSIONES .................................................................. 121 BIBLIOGRAFÍA ..................................................................... 122


AUTOBIOGRAFÍA Belén Janeth Chávez Ibarra Nací un 3 de julio del año 2000 en la bonita ciudad de Zacatecas. Mi nombre es especial y no fue ideado basándose exactamente en la biblia ni cosas por el estilo sino que fue inspirado en la niña Belén de la película “Angelitos negros”. Vi la película por primera vez con la actuación de Pedro Infante y desconocía que la versión original era más antigua, en fin, de ahí viene mi nombre. Toda la familia empezó a llamarme así aún antes de nacer y a mi madre le gustó. Mi mamá es Adriana Ibarra Escobar, la mujer más magnífica que conozco y mi principal motivo para ser la mejor versión de mí. Ella estudió Psicología y actualmente se dedica a la Psicología Educativa, enseñando a niños de nivel Telesecundaria. Soy hija única, sin embargo, desde pequeña he vivido en casa de mis abuelitos, junto con mis tíos y sus niños, que crecieron junto a mí y por ello somos como hermanos. Primero está Miguel, mi “hermano mayor”, 6 años mayor, para ser exactos; luego tengo a mi “hermano mellizo” Victor, un mes menor que yo y finalmente a Guillermo que es 3 años menor que Victor y yo.


Tengo dos tías y un tío. Mi tía Eugenia es la hermana mayor de mi mamá y es la madre de mi hermano mayor y de Cinthya. A ella no la considero mi hermana porque es aún más mayor que yo y que mis primos, por lo tanto no crecimos juntas. Mi tío Guillermo es el padre de mi hermano mellizo y de “Memito”, como le decimos de cariño a su hijo menor, Guillermo. Mi tío y mi abuelito Guadalupe Ibarra Carreón han sido como mis padres, mientras que mi abuelita, María de Jesús Escobar Márquez también es como una segunda madre para mí. La verdad es que amor a mí nunca me ha faltado, teniendo en cuenta que he crecido rodeada de mi enorme familia.


A los 4 años de edad ingresé al Jardín de Niños Genaro Valle y Muñoz. Tuve una infancia feliz, consentida por toda mi familia mientras mi mamá trabajaba. Mi tía Gabriela, la hermana menor de mi mamá, me enseñó a leer y a escribir cuando entré a preescolar. En 2006 entré al Colegio Dr. Guillermo López de Lara. En octubre de 2006, mi prima Cinthya me trajo un maravilloso regalo una tarde saliendo de clases… un bebé. Su hija, Paloma, se convirtió en algo muy parecido a mi “hermana menor”. Y así mi familia creció y pasé de tener tres hermanos a cuatro. De vez en cuando era caótico y difícil llevarnos bien, elegir el mismo juego, no pelear por las casitas y los muñecos, pero todo fue parte de la diversión. Me dieron la infancia más bonita que podría pedir. La mejor parte de tener primos “hermanos” son las fiestas. Cada cumpleaños había pastel, piñata, bolos y la comida era la elección del cumpleañero, cocinada por mi abuelita como su regalo para nosotros. Mi tía Gaby organizaba juegos y por cada uno alguien ganaba un premio. Durante la primaria siento que crecí muy rápido hablando sobre aprendizaje. Cada año recibía reconocimientos por buen promedio, en quinto y sexto grado participé en concursos de


conocimientos y en mi último año fui parte de la escolta, ganando el primer lugar estatal. Me gradué con el primer lugar de la generación y recibí otros reconocimientos, del cual, mi favorito y el cual creo es importante de mencionar, fue un premio estatal por dibujo sobre la donación de órganos. Durante la primaria me encontraba desubicada de gustos sobre los deportes. Hice 3 años de gimnasia, pero en algún momento me di cuenta de que en realidad no me gustaba lo suficiente y lo dejé, de un día para otro. Lo mismo con mis intereses artísticos. Los siguientes tres años fui a clases de dibujo y pintura, con acuarela, lápiz, óleo y hasta arte abstracto, pero nada me llenaba, simplemente no era lo mío. Después entré a la secundaria en el Centro Educativo Integrado Roberto Cabral del Hoyo. Durante esta etapa conocí a una de mis mejores amigas hasta la actualidad, Samantha. Entrenábamos juntas fútbol entre semana. Felizmente fui aceptada en el turno matutino de la Preparatoria IV de la UAZ, donde conocí a mis personas favoritas, la mayoría de mis amigos, especialmente de ellos quiero mencionar a Fernanda,


Estefanía, Karen, Brisia y Daniela, que nos volvimos increíblemente inseparables durante el bachillerato. Me gustaba mucho ir al laboratorio en la preparatoria, disfrutaba los días de noviembre en que las clases se relajaban un poco y todos los grupos se organizaban para los altares de día de muertos. También me gustaba dar vueltas por la escuela en las horas libres, a veces para encontrarnos con más amigos o también solo para sentarnos a chismear esperando la siguiente clase. Las cosas se pusieron tristes cuando casi llegaba la graduación porque todos estaban nerviosos con el examen ceneval, el miedo de no poder entrar a la universidad de nuestra elección y supongo que la parte más difícil fue la despedida de nuestros amigos, aceptando que no todos seguiríamos un mismo camino pero con la esperanza de seguir frecuentándonos posteriormente. Presenté examen de admisión para Médico cirujano en la UNAM. Por supuesto no entré. Fue un fallo muy decepcionante, pero no me arrepiento de haber hecho el intento pues puedo decir que ir a CDMX a presentar mi examen fue uno de los mejores viajes de mi vida, conocí mucho y para llegar hasta ahí tuve que hacer


varios trámites, representó mis instantes de responsable”.

lo que primeros “adulto

Después vino el examen para Medicina Humana en la UAZ. El día de los resultados estaba leyendo los folios con cierta preocupación y entonces, ahí estaba el mío. Toda mi familia se alegró por eso y yo estaba feliz de finalmente llegar hasta aquí. En mi primer año conocí a las mejores personas de la vida y nuevamente estuve junto a Dany y a Bris, aunque el resto de mis amigas de preparatoria tomaron rumbos diferentes: Fer entró a Biología, Estefanía a Odontología y Karen acaba de entrar este agosto de 2019 a medicina. Debo admitir que el primer semestre en Medicina fue algo difícil porque hubo muchos cambios en todo, en mi organización, en mi tiempo libre, en la administración del día, las tareas y todo hizo un pequeño caos en mí. Mis calificaciones que eran


muy bonitas se fueron para abajo y conocí lo que es la vida real de un adulto estresado. Al segundo semestre todo volvió a su lugar, conocí personas maravillosas, aprecié más a mis compañeros y creo que surgió en mí un instinto de positivismo, para dejar de quejarme y disfrutar de todo lo bueno que tengo así como valorar la oportunidad de estudiar lo que me gusta. Entrando conocí nuevas personas y hasta ahora he hecho más amistades de las que destacan obviamente Dany, mi persona, de las mejores amigas que la vida me ha dado y con quien comparto momentos desde la preparatoria, también Joaquín estuvo conmigo desde entonces pero fue hasta mitad de primer semestre en Medicina que comenzamos a hablar y ahora somos muy buenos amigos; y Diana Sosa, que siempre me hace reír, es una amiga maravillosa llena de talentos por los que la admiro tanto. Priscila y Ada iluminaron mis días cuando empezamos a llevarnos mejor y a salir fuera del aula de clases, aproximadamente desde finales de primer semestre. Ahora son del tipo de amistades que creo que todos merecemos, son bonitas, inteligentes, súper amables y sin duda personas de confianza que espero me acompañen el resto de la carrera. Ada regresó a Bolivia estas vacaciones de verano, la extraño bastante, pero


tengo fe en que mantendremos la comunicación a pesar de la distancia. Bris sigue siendo de mis amistades desde preparatoria y es bonito pensar en que pasa el tiempo y hay personas que se quedan contigo. Me extendí bastante mencionando a mis amigos porque los considero una parte vital que me mantiene con ánimo y positivismo ante todo lo que se viene con la escuela. Estoy consciente de que no será sencillo pero me emociona mucho lo que sigue por aprender, por conocer y por vivir. Otro acontecimiento que es importante de mencionar es el momento en que me uní Centro de Emergencias Médicas el semestre pasado. Ahora convivo con alumnos de semestres superiores, que son muy inteligentes y buenos amigos, que comparten su conocimiento, te inspiran y te ayudan a aprender más. Las capacitaciones, las prácticas y todas las actividades que realizan me gustan mucho, me hacen enamorarme más de la carrera. Hemos asistido a eventos deportivos brindando servicio médico. Realizamos capacitaciones en primeros auxilios, vendaje, triage y RCP básico los fines de semana del semestre pasado y nuestro examen final fue una experiencia muy bonita y por demás divertida, pues realizamos un rally en Las Fuentes, así


como convivimos bastante en el viaje, nadando, jugando en el jacuzzi, cenando, matando insectos feos que se metĂ­an a las cabaĂąas y compartiendo historias de ebrios en la madrugada. Actualmente estoy en las primeras semanas del tercer semestre y espero que me vaya mucho mejor que en los anteriores, que siga creciendo como persona y como futuro mĂŠdico. -Fin


RELATORÍAS DE CLASE RELATORÍA 1 20/08/19 PRESENTACIÓN PRIMER DÍA DE CLASES Reglas de clase: -Sentarse en “U” (mesas y sillas alrededor del salón de clases) -Asistencia+ Puntualidad+ Participación= 100% -Tolerancia y respeto -Cero celulares -Cero chatarra- Comida sí -Felices -> Bien dormidos, bien comidos, no ir al baño -Relatoria semanal. Hay dos tipos de relatorías: de la clase y de actividades humanitarias. Las actividades humanitarias programarse y serán:

del

semestre

están

por

*Lonches sanos a familiares de pacientes del Hospital General de Zacatecas *Fiesta mexicana en asilo DIF *Fiesta infantil en casa hogar -Portafolio con todos los trabajos al finalizar del semestre REFLEXIÓN La maestra de Psicología entró al aula de clases y lo primero que hizo fue pedirnos que moviéramos las bancas para sentarnos todos alrededor del salón de clases. Ya sabía que hacer esto permite que todos te miren mientras participas, así que me puse nerviosa. Escribimos nuestro nombre en la mitad de una hoja y


la maestra pasó a leernos de uno en uno, para todos hubo algo que decir y creo que nos reímos mucho. Lo principal sobre la clase no fue solo la presentación, sino el mensaje de inicio que la maestra nos dio sobre uno de los valores más importantes del médico, que es la bondad. No importa cuánto conocimiento tengamos respecto a todas nuestras materias de clase, el conocimiento que es una buena virtud, definitivamente no es suficiente para desempeñarnos como buenas médicos ya que hace falta algo sumamente sustancial que es la bondad, la forma adecuada con la que debemos de tratar a nuestros pacientes, el tono en que nos dirigimos, la esperanza que llevamos en la bata blanca. La relación que establecemos con nuestro paciente puede asegurar una rápida recuperación de sus afecciones y el simple hecho de escucharlos, de darles tiempo para expresarse y actuar comprensivos con sus padecimientos es algo valioso para la recuperación de su salud. Estoy emocionada por las actividades humanitarias que realizaremos a lo largo del semestre, creo que me ayudarán a aprender cómo acercarme a mis pacientes, la forma de dirigirme a ellos y sobre todo, será una oportunidad para convivir con mis compañeros del grupo, con quien he pasado ya un fantástico primer año de Medicina. 22/08/19 PSIKÉ La psicología proviene del término griego “psiké”, que significa “alma”.A su vez, para los griegos, el alma era el soplo, el viento, el ánimo, el pneuma (aire), la vitalidad (vida) y el movimiento. Por tanto no podían aceptar disecciones ni actividades en las que el cuerpo fuera cortado, puesto que pensaban que el alma se saldría. Lo anterior se explica en que, una persona que se ha


cortado y que sufre una hemorragia, puede morir debido a la misma, entonces ellos decían que por medio de ese corte que sufrió la persona es por donde salió el alma, y al irse esta del cuerpo, se perdía la vida. La psicología médica, practica principalmente el humanitarismo, que es la realización de actos bondadosos por el bien común, así como actos que benefician a cualquier ser vivo y no solo entre hombres. ¿De dónde proviene el humanitarismo? La medicina occidental proviene del humanismo y este se genera por la unión del estudio del griego y del latín, es decir, por el estudio de la cultura grecorromana. La cuna del occidente es Grecia, que fue invadida por roma (hablantes del latín). Producto de esta invasión se obtuvo la cultura grecorromana, que influenció a España tras una nueva invasión por parte del Imperio Romano. España ya tenía influencia por parte de la cultura Árabe, por lo tanto, los conocimiento y la ciencia se iban acumulando y formando una gran mezcla producto de las invasiones y conquistas de Roma. Finalmente, España llega y conquista la Nueva España en América y se reciben los conocimientos médicos acumulados desde Grecia, Roma y España. ¿Por qué estudiamos Psicología Médica? En la medicina, es de gran importancia porque más de 80% de las enfermedades son psicosomáticas, por lo tanto, debemos saber reconocerlas y actuar en beneficio de la salud de nuestro paciente. Y eso no es todo, pues la psicología no se limita a enseñar para tratar enfermos mentales, también permite al médico aprender a ser una buena persona, facilitando establecer una relación médicopaciente. REFLEXIÓN


Hoy nos cuestionaron el concepto de alma. ¿Qué es el alma? Estuve dando vueltas en mi cabeza, buscando la información bien resguardada de lo que aprendí en la primaria, cuando llevaba la clase de Educación en la fe y quise responder, pero la verdad es que, entre más avanza mi carrera, más me presiono por dirigirme a la ciencia y dejar de lado los poco concisos conceptos que recibí en mi educación católica. A veces me molesta pensar en el tema, en qué es cierto y qué no lo es. Especialmente el día de hoy, porque llevaba conmigo un feo dolor de garganta y unas leves punzadas que me ocasionaban dolor en la cabeza y el hecho de pensar tanto en lo que existe o no solo me hizo aumentar mi cefalea. Ir enferma a clases es demasiado horrible, pero hice lo mejor que pude para concentrarme, para escuchar a la maestra y las participaciones de mis compañeros, no es que yo no deseara tomar la palabra y dar mi definición de Dios, del alma y de las cuestionas sobre por qué creemos en seres supremos. De verdad tenía mucho que decir, pero incluso mientras estoy escribiendo mi relatoría de esta clase sigo sufriendo, es decir, creo que mi cabeza va a explotar y la garganta ni se diga, duele bastante, así que acudiré a consulta con uno de mis médicos favoritos. Una vez mejorada, las clases se pondrán interesantes.

RELATORÍA 2 27/08/19 PSICOLOGÍA Todo lo que el humano es está en la psiké, que es inmaterial y claramente no es algo existente o tangible, pero nos da sentido. Todos somos psicológicamente distintos, por lo tanto, la psiké nos hace diferentes entre nosotros. Por ejemplo, dos gemelos


podrán ser bastante parecidos en su físico, pero la psiké de cada uno será diferente y ello podrá distinguirlos.

Debilidades

Sexo

Apetito

Dudas

Amistad

Fantasías

Juicio

Amor-odio Ética Símbolos

Moral

PSICOLOGÍA

Personalidad

Creencias

Conocimiento

Lenguaje

Carácter

Ideas

Conducta

Pensamientos Miedos Recuerdos

Emociones

REFLEXIÓN: RELACIÓN MÉDICO-PACIENTE Para empezar, creo que la mayoría llegamos a una conclusión de que la medicina en sí, no es el estudio absoluto de las enfermedades, sino del enfermo, como nos lo plantea Hipócrates. Se repitió mucho en mi cabeza la idea de que la medicina está perdiendo su sentido humano, debido a que a la mayoría de los médicos de hoy en día les falta vocación y compasión. No hay paciente que no tenga la misma queja o inquietud, de que muchos médicos se dedican a hundirse tras su escritorio, como si estuvieran sentados en un inalcanzable trono del cual no se deciden a descender y finalmente revisar al paciente. Teclear la pantalla en silencio, recetar y en ningún momento haberle echado una mirada al paciente… así es como se trata ahora al


paciente y como un modelo técnico nos describiría el trato hacia un objeto, olvidando que al igual que él, somos humanos, somos frágiles y que no nos cuesta nada bajar de nuestra nube de superioridad y conocimiento médico para poner un poco de atención verdadera en nuestro paciente, interesarnos en sus padecimientos y escucharlo. La psicoiatrogenia es un término que yo desconocía pero al observarlo en el libro, no pude quedarme con la duda y lo investigué, llegando a la conclusión de que se refiere meramente al daño, a veces inconsciente, que le hacemos a nuestro paciente con nuestras actitudes, palabras o incluso en una simple mirada que pueda reflejar duda o preocupación y que el paciente traduce en malas noticias, angustiándose en ocasiones hasta de manera innecesaria. Por ello el médico debe ser inteligente al elegir qué palabras usar para comunicar al paciente de sus padecimientos, explicarle un tratamiento, informarle de los resultados en sus estudios de gabinete o de laboratorio llevados a cabo, etc. Como Hipócrates también lo dijo, el médico no daña a sus pacientes, por eso es imperativo evitar hacerlos sentir peor de lo que ya están, es decir, ya vienen enfermos y aparte de ellos hacerles pasar un mal rato con una actitud fría, tratarlos como objetos y no interesarnos realmente en ellos puede dañarlos y hasta empeorar sus padecimientos. Para entender cómo funciona la psicoiatrogenia debemos conocer el principio de “primium non nocere” o en español “lo primero es no hacer daño”. Este principio rige todas las ciencias de la salud que buscan el bienestar de un individuo. Por esta razón, también es uno de los principios a través de los cuales se rige la psicoterapia. Por otra parte, la relación médico-paciente tiene su especial relevancia en el poder terapéutico del médico en cuanto a que es capaz de influenciar psicológicamente para atenuar la angustia del mismo, remover síntomas e inducir cambios favorables en él.


Si tratamos al paciente con amabilidad y le brindamos una buena atención, este podrá confiar en nosotros, será más sencillo que se apegue al tratamiento prescrito y se sentirá mejor por el simple hecho de tener fe en nosotros como médicos. Para leer más sobre psicoiatrogenia consulté los siguientes links: http://www.scielo.org.bo/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1 726-89582013000200010 https://como-funciona.com/psicoiatrogenia/ REFLEXIÓN: AUTOBIOGRAFÍAS Llevamos un año juntos y aun así hay bastante que no sabemos sobre nosotros. Mi grupo me gusta mucho, a veces es difícil ponernos de acuerdo, no somos muy unidos y cada uno anda por su lado la mayoría de las veces, pero creo que esta actividad nos ayudó a saber un poco más sobre nosotros, a conocernos más ya que, de igual forma la carrera es larga y estaremos juntos varios años más, lo cual no me molesta, en realidad me emociona, porque creo que cada uno tiene mucho que enseñarme de sí mismo. Únicamente hicimos tres nominaciones: 1. La más graciosa: Para Luz Elena, una gran amiga mía que nos llenó de divertidas historias sobre su infancia y sus peleas por todo. 2. La más triste (obviamente nominado en broma): Joaquín, porque cuando lo operaron de las anginas le recomendaron comer nieve de limón, entonces le llevaron un bote de 1L que las enfermeras le robaron. Joaquín es de mis mejores amigos en la escuela, creo que merece algún día un litro de helado por esta anécdota. 3. La que tiene más fotos: Fue la autobiografía de Adriana, que tenía mucho para contarnos y que se explica en lo extrovertida que es.


29/08/19 ACTIVIDADES DE OCTUBRE 1)Talentos medicina Poema- Diana Iñiguez Canto (balada en español)- Katya Flores Solo de saxofón- Diana Iñiguez Baile folcklórico- Ramiro 2) Expo-talentos medicina Dibujo- Iván Rangel y Diana Sosa Pintura-Diana Iñiguez Fotografía-Katya Flores Artesanías-Fátima Sandoval ACTIVIDADES HUMANITARIAS  FIESTA MEXICANA EN EL ASILO DIF Vestimenta: Hombres rancheros y mujeres rancheras Comida: Pastel, gelatina y ensalada. (No llevar fruta porque la consumen a diario) Bebida: Refresco. Prohibido llevar bebidas alcohólicas. Regalos: Una vez que el jefe de grupo investigue el número de ancianos a quienes vamos a regalar, se pueden comprar detalles como gorras, bufandas, calcetines, pantuflas, juegos de mesa, etcétera. Baile, canto y música. Platicar con los adultos mayores sobre su vida y su estancia en el asilo, mostrar interés y buena convivencia. Se pueden tomar fotos dentro y fuera del asilo.


 FIESTA INFANTIL ORFANATO DIF Vestimenta: Disfraz o uniforme blanco. El disfraz debe ser de un personaje que los niños puedan identificar, por ejemplo un futbolista famoso. Comida: Pastel y gelatina o helado y pizza. Juguetes: Regalar juguetes a niños. El jefe de grupo, igual que en la actividad del asilo, deberá investigar el número de niños y niñas para poder calcular los regalos que llevaremos para todos. Jugar y convivir con los niños. Se prohíbe darles dulces y preguntarles el motivo de su estancia en el orfanato. Reflexión: Todas las actividades que la maestra nos ha pedido realizar me parecen muy bonitas e interesantes. No puedo creer que por hacer actividades tan sencillas y llenas de bondad vaya a obtener una calificación, es decir, siento que el simple hecho de realizarlas es para mí un regalo maravilloso, una enorme gratificación y simplemente, es demasiado. Me gusta mucho convivir con personas en situaciones difíciles y supongo que eso me ayudará en la realización de estas actividades. También será útil para reflejar empatía una vez que nos desempeñemos en la clínica. La importancia de estas actividades dentro de la psicología médica van más allá de la relación médico-paciente y se aplican en nuestra vida en general, para ser buenas personas. Voy a empezar a buscar un disfraz para la visita al orfanato, la verdad no tengo muchas ideas y nunca me han gustado los disfraces, pero si es por alegrarle el día a alguien más creo que puedo soportarlo y hasta disfrutar del momento.


RELATORÍA 3 03/09/19 HISTORIA CLÍNICA PSICOLÓGICA INFANTIL -Nombre (Solo colocar el nombre, sin apellidos) -Edad -Sexo -Escolaridad -Residencia (Lugar donde vive o de donde es originario) -Diagnóstico orgánico (¿De qué está enfermo el niño?) -Tratamiento (Medicamentos que toma y en qué dosis) -Laboratorios y estudios 8Si los tiene, agregar los resultados) -Presentación: ¿Dónde se realizó la entrevista? ¿Cuánto tiempo duró? ¿Cómo fue? ¿Cómo reaccionó el niño? INTERROGATORIO DIRECTO (AL NIÑO) 1. ¿De qué estás enfermo? 2. ¿Qué sientes? 3. ¿Cómo te tratan tus doctores? ¿Son buenos o malos? 4. ¿Cómo te tratan las enfermeras? 5. ¿Qué sueñas cuando duermes? ¿Has tenido pesadillas? 6. ¿Tienes miedo? ¿De qué? 7. ¿Estás enojado? ¿Por qué? 8. ¿Vienen tus amigos a visitarte? 9. ¿De qué tienes deseos?


10.

¿Quieres jugar algo?

11.

¿A qué te gusta jugar? INTERROGATORIO INDIRECTO (A familiares)

1. ¿Cómo empezó la enfermedad? 2. ¿Cómo se ha desarrollado hasta ahora? 3. ¿Cómo fue su embarazo? (si se está interrogando a la mamá) 4. ¿Cuántos hijos tiene? ¿Qué lugar ocupa el niño en la familia? 5. ¿Cómo se relaciona el niño con sus hermanos? 6. ¿Cómo era antes de enfermarse y cómo es ahora? 7. ¿Cómo es el carácter del niño? 8. ¿Con qué se pone peor y con qué se pone mejor? 9. ¿A qué le atribuye su enfermedad? 10.

¿Cómo se llevan los padres del niño entre sí?

11.

¿Cómo se lleva el niño con sus padres?

12.

¿Cuáles son sus juegos favoritos?

13.

¿Cómo es su rendimiento en la escuela?

14.

¿Cómo está su apetito?

15.

¿Qué le gusta comer y qué no?

16.

¿Duerme bien? ¿Tiene pesadillas?

17.

¿Duerme solo?

18.

¿Se orina en la cama?

19. ¿Cómo se educa al niño? ¿Con golpes? ¿Con castigos? ¿Qué tipo de castigos? 20.

¿De qué más ha estado enfermo el niño?

21.

¿A qué es alérgico?


22.

¿Ha sufrido alguna fractura?

23.

¿Se le ha practicado alguna cirugía?

-Exploración física. Describir la personalidad del niño. -Pedirle al niño que dibuje su enfermedad, que dibuje a su familia, que dibuje cómo se siente. -Contarle un cuento. Hacer un cuento con el niño. -Jugar con el niño. -Añadir fotos de los dibujos y de nosotros con el niño. (Que no se vea la cara del niño en las fotos, cubrirla o recortarla). REFLEXIÓN Hoy la maestra nos cuestionó qué queríamos saber sobre psicología médica y se dio cuenta de que no hemos leído el programa que nos envió al correo. Es decir, claro que lo leí, pero no le presté suficiente atención. En lo que sí me detuve a revisar y a leer del programa, fue en las actividades extra clase, que son las actividades humanitarias del semestre. Esta materia empieza a conectarme con los pacientes y es muy diferente al resto, no es sólo teoría, es mucha práctica y disfruto de ello. Otra pregunta que la maestra nos hizo fue sobre cómo es nuestra forma de aprendizaje y escuchó las participaciones de más de la mitad del grupo, de lo que destacó el hecho de que NADIE, absolutamente nadie aprendía a través de las explicaciones de un docente, sino más bien aprendían en sus casas, por medio de diversas técnicas autodidactas y llegamos a la conclusión de que la única forma de aprender es a través de la práctica y de nuestro propio interés por adquirir el conocimiento. Por otra parte, no dimos muchas respuestas en cuanto a qué queríamos saber de psicología y entendimos que, muchas veces dejamos de lado esta materia, la descuidamos y no queremos aprender significativamente, debido a que nos asusta. ¿Por qué tememos


aprender psicología? Por mi parte, me asusta aprender sobre las personalidades y algún día encontrar un paciente que refleje mi vida, que tenga ciertos problemas y que me haga preguntarme si yo también los tengo, que me haga sentirme enferma. También por el miedo a encariñarse con el paciente, de llegar a establecer una relación tan fuerte que se quiebre todo si el paciente llega a fallecer y entonces quedemos sin saber cómo lidiar con ello. Me asusta saber demasiado sobre mi propia mente, porque no quiero encontrar problemas ahí, no quiero pensar en las cosas que durante mi vida he omitido o ignorado para sentirme bien y seguir como si nada. Creo que esas son mis razones personales, sin embargo y a pesar de ello, me encanta la materia. Suena a una dialéctica, temer pero adorar algo. Me gusta mucho conocer y analizar a las personas, ayudarlas psicológicamente puede ser mejor que cualquier fármaco y eso es lo que más me gusta de esta materia.

RELATORÍA 4 17/09/19 TAREA  Terminar de leer sobre la muerte y los moribundos. ¿A qué se le llama moribundo? ¿Qué es un paciente terminal? ¿Qué paciente es considerado desahuciado? Tener en cuenta estas preguntas al formular nuestras preguntas para la entrevista.  Ubicar a un paciente moribundo/terminal/desahuciado. Entrevista a un moribundo+ Medicina paliativa+ Cuento corto con final real (puede ser feliz). Hablar sobre la enfermedad en el cuento, el cual debe ser máximo de una sola cuartilla. *No buscar pacientes en hospital. Buscarlos en sus casas.


Con respecto a la entrevista: a) Presentarse con el paciente. Crear relación médico- paciente b) Señalar el objetivo de la entrevista: Formarme como mejor médico. c) Aclarar que si alguna pregunta le incomoda podemos pasar a la siguiente. d) Se puede hacer bromas y chistes con los pacientes. *En foto con el paciente, tapar el rostro. REFLEXIÓN En la clase de hoy martes, estaba muy cansada, de nuevo me enfermé, pero esta vez conozco perfectamente la fuente de infección y pues ya ni modo. Solo estoy muy mocosa pero aun así me sentía cansada y desvelada, sin muchos ánimos de participar, pues luego de dejar las tareas, la maestra pasó a comentar nuestras historias clínicas psicológicas pediátricas y la primera en participar fue Fátima, también lo hizo Krysol y Vicky. Esta actividad de la entrevista infantil me gustó por el hecho de que la realicé de forma repentina, es decir, ya iba preparada y toda la cosa, lo que sucede es que no creí que fuera a ser tan sencillo. Ese día había salido desde temprano y llevaba mis cosas de la escuela porque iría a una fiesta y antes de ello, planeaba hacer tarea en el estudio de mi tío. Así que llevaba una bata, la fea que uso en microbiología, mi lapicera, libretas, hojas de rehúso y los manuales de laboratorios que debía responder. Cuando me consiguieron un pacientito me puse feliz y a la vez nerviosa por qué tan difícil sería convivir con él. Los niños siempre me han gustado mucho, dicen que hasta tengo un encanto natural con los bebés, pero aun así estaba preocupada porque esta vez no sería una convivencia igual a las que yo estaba acostumbrada, sino que sería también una entrevista y cosas de


la escuela. Me gustó la actividad y todo salió mejor de lo que esperaba, pues tuve suerte y el niño fue muy agradable conmigo, creo que mis tíos me fueron de mucha ayuda para ello, pues me acompañaron y me aconsejaron sobre el niño y las cosas que le gustaban, ya que ellos son amigos de su madre. 19/09/19 El día de hoy revisamos la biografía de Elizabeth Kubler Ross, autora del libro que estamos leyendo, “Sobre la muerte y los moribundos”.  Elizabeth Kubler Ross nació en Suiza, en el año de 1926 y falleció en 2004.  Nació trilliza y ello le causaba duelo, pues su madre la confundía con sus hermanas y ello la llevaba a preguntarse, entonces quién era ella.  Fue médico psiquiatra y pionera de la tanatología. Visitó los campos de concentración nazis y se dio cuenta de la indiferencia con la que se trataban a los soldados moribundos y a los locos. A partir de este trato inhumano, desarrolla sus ideales sobre la tanatología.  El símbolo de la tanatología es una mariposa, representando el cambio del humano al morir, que se transforma en una mariposa y luego es libre. REFLEXIÓN Al final de la clase la maestra nos puso actividades para unir al grupo. Dice que somos muy aburridos y serios, lo cual no creo que sea verdad. Me parece innecesario estar todo el tiempo aparentando ser felices y gastando bromas entre compañeros. Por mi parte, soy feliz, siempre, y no por ello se tiene que notar. Tampoco somos aburridos, cada quien tiene lo suyo y está bien, nada es válido para obligarnos a convivir, es decir, estaremos


juntos 5 años, no hay por qué apresurarnos a llevarnos bien si apenas estamos conociéndonos, poco a poco, en el transcurso de nuestros días en la escuela. Siempre hay mucho trabajo qué hacer, todos aprendemos, estudiamos y trabajamos de forma diferente y a ritmo diferente, así que admiro a mis compañeros que se duermen temprano y aun así cumplen con todo. ¿Por qué digo esto? Bueno, porque hoy en la clase tenía mucho sueño. Me he dormido tarde estos días para avanzar lo más posible en tareas, pues esta noche es la fiesta de bienvenida de medicina y claro.

RELATORÍA 5 15/10/19 El día de hoy nos dividimos en equipos para comentar nuestra entrevista con un moribundo que en el caso de nuestro grupo, debía de ser a un adulto con cáncer. En mi equipo, elegimos como la mejor a mi amiga Luz Elena, que nos contó la historia de una señora mayor con osteosarcoma. La historia nos gustó porque es una señora mayor, muy encomendada a Dios y que se siente preparada para morir luego de que ha tenido una larga vida, razón misma por la cual no deseaba tener quimioterapias. La señora vivió momentos difíciles y culpaba a su marido de su enfermedad por todas las situaciones difíciles que la hizo pasar y porque posiblemente, estas serían causa de su enfermedad. Como medicina paliativa, Luz Elena prestó atención al gusto de la señora por festejar sus cumpleaños, ya de que en esos tiempos se reunía toda la familia y ella se alegraba de tenerlos a todos en casa. Casualmente, próximamente sería su cumpleaños, así que Luz le organizó una carne asada e invitó a toda la familia, vecinos, amigos, e incluso familiares de la misma Luz Elena. Gastó


bastante, de su beca de AMLO y creo que lo bonito de esto fue que la señora se alegró mucho por un año más de vida y por una fiesta tan en grande. Incluso Luz nos comentó que sus familiares son de bajos recursos, pero que aun así se cooperaron para un pastel. El cuento de Luz se titula “Alas de cristal” y habla sobre una mariposa que quiebra sus alas y sacrifica más vida, por tan solo 10 días en los que sus alas vuelvan a funcionar. Me gustó mucho porque es un final realista y sobre todo, feliz, en el que claro, la mariposa morirá en 10 días, pero esos últimos días los vivirá al máximo y tendrá todo para ser feliz. En mi equipo también estaba Bethsabe, con una triste historia de un hombre de religión cristiana, que se dedicaba a ser pastor y que a sus 31 años se le detectó el cáncer, lo que lo pone mal por el hecho de que tiene hijas pequeñas y que teme dejarlas. En la historia de Karen, también se entrevistó a un hombre, pero este padece un cáncer de hígado silencioso, y por lo mismo no ha sufrido demasiado, aunque si ha estado viviendo de una forma más complicada y restringida respecto a sus alimentos. Krysol, que también estaba en mi equipo, entrevistó a una anciana que ya no tiene familiares, pero que es cuidada por la señora de la tiendita. Esta señora, dice ya no tener nada qué perder, pues no se casó, no tuvo hijos y sus familiares han muerto, entonces ella está preparada para despedirse cuando llegue su hora. Mi entrevista fue con una señora de cáncer cervicouterino. Mi abuelita y mi tía la conocen, así que cuando les comenté que necesitaba específicamente a una mujer con cáncer para una entrevista, pronto me hablaron sobre ella y me consiguieron su dirección para ir a visitarla. Ya la han desahuciado en el ISSSTE, por lo cual tiene desde enero en su domicilio y las únicas ocasiones para las que sale son para asistir a sus radioterapias. Me rompió el corazón. Es una mujer maravillosa, llena de vida, pero que su grave situación la frena en todo cuanto se propone.


La señora que entrevisté, es una madre amorosa, una mujer luchadora que ha vivido al máximo, sin embargo, desearía vivir aún más. La entrevista duró alrededor de 3 horas y media y la realizamos en su sala, donde ella estaba sentada. Nos extendimos debido a que comenzó a llorar durante la entrevista y yo, no pude mantenerme tranquila, lloré con ella y la abracé sin poder distinguir quién de ambas estaba más triste en ese preciso momento. Ella deseaba hablar, contarlo todo, así que fue sencillo obtener respuestas para mi guía de preguntas que llevaba. No grabé sus respuestas, pero la conversación fue muy buena y recordé cada respuesta. En su presencia solo tomé notas rápidas, pero ya en casa redacté de forma más completa lo que ella me contaba y respondía. Respecto a mi medicina paliativa, que fue algo realmente sencillo: Cuando me pidió una chamarra negra, me pareció algo común. Pensé que incluso si me hubiera pedido en tiempos de feria que la llevara a algún concierto, yo hubiera dicho que sí, con todo y la silla de ruedas, con lo que fuera necesario. Hubiera sido divertido. Pero pidió algo más común, algo sencillo. Una chamarra negra y rellenita para usar en fiestas navideñas. Fui a Sams con mi mamá y ella me ayudó a escoger una. Mi mamá hizo algunas bromas como de que a ella nunca le compraba ropa pero a esta mujer sí y yo insistí en explicarle que la señora Lupe se sentiría mejor con su chamarra. Volví al día siguiente a casa de la señora Lupe y le entregué su chamarra, se alegró mucho cuando vio que de verdad le había llevado lo que quería, no podía creerlo, estuvo riéndose y me dijo que pensaba que lo había dicho en broma, que ella entendería si en realidad yo jamás regresaba a cumplir sus deseos. Me abrazó y me dijo que le gustaba mucho. Me preguntó cuánto había gastado y claro, le dije que al ser un regalo, no debía saber su costo. Le dije que mi mamá me había


ayudado a elegirla y que esperábamos que en serio le gustara. Preguntó dónde estaba mi mamá y le dije que me estaba esperando afuera en el auto. Me sorprendió cuando me dijo que le llamara para que entrara, pues en la entrevista me había contado que no quería sentirse como una cosa en exhibición y por lo mismo no le gustaban mucho las visitas, sin embargo estaba ahí, aceptando que mi mamá entrara. Cuando mi mamá entró se saludaron y platicaron un poco de cosas de mamás, ella le contó sobre su hija y mi mamá habló sobre mí. Le pedimos que se probara la chamarra y entonces mi mamá nos tomó algunas fotos mientras yo le ayudaba a la señora Lupe a ponérsela y no fueron muy buenas tomas, la mayoría salían borrosas, pero también hubo algunas fotos rescatables. A mi mamá no le gusta mucho tomar fotos con los celulares, se mueve mucho y se enoja porque no salen bien, así que no le conté que varias se veían borrosas porque entonces se enojaría conmigo y me daría risa repetirle por milésima vez cómo estarse quieta para enfocar la foto. Estuvimos realmente muy corto tiempo con la señora Lupe, le agradecí al final su cooperación con mi trabajo y por haberme permitido visitarla. Nos despedimos de beso y abrazo y luego su hija nos acompañó hasta la puerta sugiriéndonos volver algún otro día pues al parecer nuestra compañía le había sido grata a la señora Lupe. ¿Qué aprendí del paciente moribundo? A valorar la salud. Viendo cómo su estado de salud frenó todo en su vida, me asusté, porque mi vida es muy bonita y todo, pero la enfermedad siempre representa cambios drásticos, afecta la calidad de vida y nada sería como ahora lo es. Jueves 17 de octubre de 2019 Escuchamos a los mejores en sus entrevistas a un moribundo y escuchamos sus historias. Escuchamos a Luz Elena, Zaira, Vicky, Ramiro y Fernando,


La maestra nos explicó sobre la mesa redonda de tanatología que vamos a realizar el día del examen ordinario de psicología médica en el cual nos señaló algunos requisitos:  Llevar uniforme completo.  Identificarnos con un color por cada grupo.  Seleccionar 2 edecanes.  Llevar bocadillos dulces y salados que sean finos  Vino de mesa (tinto, blanco, rosa, espumoso, etc.)  Orden y limpieza.  Sala de usos múltiples  5 ponentes, uno de cada grupo que será el que seleccionemos nosotros.

RELATORÍA 6 05/11/19 Hoy me siento preocupada, cansada pero a la vez muy feliz. ¿Qué me preocupa? El examen final del laboratorio de microbiología. No es que esté en blanco y no sepa nada, tampoco me desagrada la materia, en realidad me gusta mucho y es muy interesante, el problema es que nunca importa cuánto sabes, al final siempre habrá preguntas que no tengas idea de cómo responder, huecos de información que no sabías que tenías que tener ya guardadas en mente, cosas que no repasaste bien o que lo hiciste pero el examen está 100% hecho para confundirte, para retarte y no dejarte nada fácil. Tengo mucho sueño, no he dormido bien porque durante el día no puedo estar en paz y acabar las tareas, mi familia anda de aquí para allá y son una distracción enorme, así que estudio de noche, cuando todos duermen y hay calma, silencio y comodidad, cuando estoy con mayor cortisol en el


organismo, así es, más estresada porque sé que hay menos tiempo y por lo tanto todo debe hacerse bien de inmediato. En la semana pasada se nos habló en general sobre la inteligencia emocional, así como se nos dejó la tarea de exponer alguno de los temas siguientes: INTELIGENCIA EMOCIONAL 1. En la amistad y el amor 2. En el trabajo 3. En la escuela 4. En la familia y sociedad De lo que entendí, la inteligencia emocional principalmente se refiere a la capacidad de elegir bien. La vida es un constante enfrentamiento con problemas para los cuales, tenemos la posibilidad de tomar decisiones sobre cómo afrontarlos.  Conciencia: Maneja la inteligencia, la voluntad, la razón, lo orgánico (sentimientos), lo físico, la culpa, etcétera.  Inconsciente: Se encarga de lo irracional e instintivo, como la reproducción, perpetuación y la sobrevivencia. Mi equipo seleccionó el tema de inteligencia emocional en la familia y en la sociedad. Hicimos nuestra exposición sobre la familia en base a preguntas o dudas generales sobre cómo desarrollar habilidades de solución de problemas en este ámbito. Nuestra investigación apuntaba mucho en la relación padres e hijos, así que profundizamos más hasta encontrar cómo participar activamente en el desarrollo de inteligencia emocional no sólo tratándose de padres de familia, sino también como hermanos, hijos, sobrinos, nietos, o cualquier rol que juguemos dentro de nuestra familia. INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA FAMILIA Y SOCIEDAD


Inteligencia emocional. Desde 1990, Peter Salovey y John D. Mayer han sido los principales investigadores sobre este concepto fundamental de la actual psicología. En su influyente artículo “Inteligencia Emocional“, definen la inteligencia emocional como “la capacidad de controlar los sentimientos y emociones, tanto propios como ajenos, de discriminar entre ellos y utilizar esta información para guiar nuestro pensamiento y nuestra conducta.” (1990). ¿Cómo crear un ambiente que promueva la expresión y comunicación de emociones en la familia? Es importante demostrar cariño entre los miembros de una familia. Es válido dar el primer paso para hablar sobre sentimientos e inspirar confianza para los demás. Dar el ejemplo para fomentar el crecimiento de esta inteligencia, inculcando valores y maneras de actuar en la vida. ¿Cómo promover que sean sensibles a sus propias emociones y acompañarlos a superar sus frustraciones?  Dialogo  Escuchar  Hablar de tus sentimientos  Opinar todos los miembros de la familia  Reinterpretar y solucionar ¿Cómo apoyar a nuestros familiares en el control de la expresión emocional en situaciones de dificultad?  Expresar nuestros problemas y frustraciones familiares, y compartir puntos de vista.

con

 Aprender a conocer nuestras limitaciones y superarlas en la medida de lo posible.


 Animar en la toma de decisiones.  Apoyar en fracasos y decepciones.  Integrar a todos los familiares.  Convivir.  Conocer de verdad a nuestra familia. Las familias con inteligencia características comunes:

emocional,

tienen

unas

 Los miembros de la familia saben expresar sus emociones.  Son capaces de comprender las emociones de los demás.  Tienen un clima de comunicación y confianza ideal.  Se apoyan unos a otros.  Ninguno se siente juzgado, criticado o etiquetado.  Desprenden cariño y bienestar. Consejos para aplicar inteligencia emocional en la familia: Identifica tus emociones. Reconoce los pensamientos, las sensaciones y actuaciones que generan esas emociones. No juzgues tus emociones, ni las de los demás. Las emociones son lo natural en las personas, déjalas estar y permite que fluyan. No reprimas tus emociones, ni las de los demás. Deja que sigan su curso natural, es el modo de controlarlas sin que nos controlen. Crea un clima de confianza, donde podáis compartir sin temor ni vergüenza vuestros estados emocionales. Cuida tu propia autoestima y la de toda la familia. Evita las comparaciones, las etiquetas y las críticas. Cada uno tiene su forma de ser, psicológica y físicamente y todas las formas son igualmente buenas y aceptables.


Fomenta el juego y las actividades distendidas en familia. El buen humor genera confianza y un clima positivo. No escatimes en muestras de amor y cariño. El amor y el cariño, son emociones positivas que deben salir y mostrarse. Practica la comunicación positiva, centrada en la asertividad, empatía y escucha activa. Procura hacer cosas en familia, puede ser conveniente alguna rutina, del tipo una vez al mes (a la semana), hacemos algo especial que nos guste a todos, (como ir al cine, desayunar chocolate caliente, ver una película, etc. Cuídate a ti mismo y cuida de los tuyos. Inteligencia emocional en la sociedad. Habilidad para comprender a otros. Juzgar correctamente los sentimientos, estados de ánimo y motivaciones de los demás. La comunicación en las interacciones sociales para favorecer la inteligencia emocional: - Conocimiento social- Conocimiento de las reglas sociales. -Percepción social- Habilidad para comprender el estado emocional de los demás. -Habilidad para comprender las conductas observadas en un contexto social. Evaluar inteligencia social: Es difícil definirla, porque hay tantas definiciones como personas que investigan este tema. En conjunto, se suele enfocar a: • Percepción social • Conocimiento social • Insight social • Empatía • Memoria Social


• Adaptación social Creo que era extremadamente necesario que revisáramos este tema, pues como estudiantes de medicina, estamos propensos o en peligro de sufrir muchas crisis emocionales cuando no sabemos manejarnos, organizarnos, arreglar nuestros asuntos, cuando arrastramos problemas desde casa y que luego nos impiden dar nuestro máximo en clases, o viceversa, es decir, cuando la escuela nos frustra tanto que llegamos a casa con cara de fuchi, con cansancio, irritables y sin ganas de seguir adelante. Estoy muy decepcionada de mí misma este semestre. El semestre anterior estaba mejor emocionalmente, sin darme cuenta, estaba desarrollando una excelente inteligencia emocional, la cual se perdió en gran medida este semestre. Estaba tranquila, las materias me encantaban, siempre estaba feliz, sonreía para todo, ayudaba y explicaba a mis compañeros, dormía más o menos bien y me tomaba las cosas con calma, tratando de no sentir desagrado por ninguna materia, profesor o cualquier cosa que se me solicitara en la escuela. Este semestre cambió todo. Tengo profesores que me hacen preocupar bastante, me hacen sentir que no estoy aprendiendo lo suficiente, son más exigentes y he conocido el miedo al fracaso. Trato de animarme, salgo más que antes con mis amigos y con mi novio, pero después vuelvo a casa y me estreso, me canso más fácil, se me dificultan las materias y me preocupo demasiado. Sé que puedo manejarlo, pero es que no me ha ido tan bien y me pregunto qué es lo que estoy haciendo mal. Mi tema sobre inteligencia emocional en la familia, casualmente fue justo lo que necesitaba leer, puesto que me di cuenta que mi situación en casa puede influir bastante en mi desempeño escolar. Mi casa está llena de enfermos, no me había dado cuenta, pero hay muchos problemas y creo que ello me presiona inconscientemente, como si quisiera arreglarles las cosas a todos. Si aplico lo que he leído y aprendido sobre inteligencia emocional


en la familia, creo que podría estabilizarme en casa y después, la escuela sería un problema mínimo, pues disfrutar de mi carrera no es difícil en realidad. ¡Gracias Doctora Engracia! Creo que ocupaba que alguien me diera una especie de golpe emocional para reaccionar y dejar de preocuparme tanto. Siempre es tiempo de solucionar las cosas, de actuar inteligentemente y mejorar mi relación con familiares, amigos, compañeros, profesores, así como volver a decidir inteligentemente respecto a todo. MI EQUIPO: José Joaquín Castañeda Lerma Belén Janeth Chávez Ibarra Daniela Montserrat Márquez Cordero Diana Gabriela Sosa González 3MC NUESTRAS DIAPOSITIVAS:


Referencias consultadas para la exposiciรณn de mi equipo: https://www.moverlossentimientos.com/index.php/blog/item/ 76-inteligencia-emocional-familia https://educayaprende.com/inteligencia-emocional-en-lafamilia/ https://www.palermo.edu/cienciassociales/publicaciones/pdf/ Psico5/5Psico%2005.pdf https://psicopedia.org/1093/inteligencia-emocional-guiapractica-para-la-familia/


07/11/19 Hoy me siento feliz. Es jueves, casi viernes, tengo mis prácticas de laboratorio en orden y ya casi terminadas para entregar manuales completos, estudié lo suficiente para el examen de laboratorio de farmacología de hoy y además saliendo de clases veré a mi novio un rato, así que todo está bien. Iniciamos, como en ésta relatoría, contando cómo nos sentíamos, y yo dije que feliz, porque es verdad que lo soy, además de que es la emoción que más pesa sobre mis preocupaciones de exámenes finales o de cualquier cosa estresante de la escuela. El día de hoy en clases, hicimos una actividad de relajación, para la cual, la maestra nos pidió que lleváramos una cobija y una almohada. Primero se nos pidió que nos abrazáramos fuerte, principalmente entre compañeros con quienes no convivíamos mucho o con quienes no teníamos contacto muy seguido a pesar de ser compañeros de clase. Después de eso hubo una pelea de almohadas/cobijas y todos nos pegamos a lo menso. Yo no quería que me pegaran porque el cabello se me electriza muy fácilmente con el roce de cobijas y almohadas, pero al final eso ya no importó mucho. Nuestra compañera Adriana dijo que no le gustaban los golpes, así que tratamos de hacerle cosquillas. Después de un rato de soltar el estrés y los golpes, nos recostamos en el piso y extendimos las cobijas. La maestra nos pidió que colocáramos los pies extendidos todos hacia el centro e hiciéramos un círculo recostados unos junto a otros. Me gustaron los ejercicios de respiración porque sentí un alivio grande después de la semana alocada de exámenes. Finalmente hicimos un ejercicio de relajación profunda, la maestra nos pidió cerrar los ojos y solo escuchar su voz. Al inicio estaba incómoda por el piso duro, a pesar de la cobija, pero después me fui sintiendo mejor, imaginé lo que la doctora nos contaba y en algún momento empecé a imaginar incoherencias,


lo que siempre me indica que estoy quedándome dormida. Normalmente, cuando me da mucho sueño durante el día, comienzo a imaginar un conejo blanco como el de Alicia en el país de las maravillas. Me incita a seguirlo y mueve las orejas, o algo así me imagino. Me froto los ojos, trato de levantarme o comer algo y el conejo desaparece, así como desaparece el sueño que tenía, pero no hoy, pues estaba decidida a seguirlo (a quedarme dormida) al menos hasta que volviera a escuchar la voz de maestra despertándonos.


RELATORÍA 7 12/11/19 Hoy me siento cansada pero feliz. El semestre está terminándose y siento que aún queda mucho trabajo por hacer. Metodología de la investigación me sigue complicando la existencia junto con biología molecular, de ahí en más todo está tranquilo y en orden. Hoy fue quizá una de mis clases favoritas del semestre. Me da cierta nostalgia que se acercan vacaciones porque ello significa fin a esta bonita materia en la que he estado aprendiendo más sobre mí misma que en todos mis 19 años de vida. El día de hoy abordamos la vida de Sigmund Freud, sus obras, la teoría de la personalidad y el concepto de inconsciente. INCONSCIENTE

CONSCIENTE

-Psicoanálisis

-Razón

-Instintos


SIGMUND FREUD (1856-1939) CRONOLOGÍA 1856- Nace el 5 de mayo en Freiberg Moravia (Checoslovaquia). 1873- Estudios de medicina en la universidad de Viena. 1874- Cursos de filosofía con Franz Brentano- Estudio de la intencionalidad. 1884- Investiga usos analgésicos de la cocaína. 1885- Estudia la histeria con el Dr. Charcot. 1900- La interpretación de los sueños (PRIMERA TÓPICA). 1905- Tres ensayos para una teoría sexual- Sexualidad infantil ¿qué creen los niños sobre la sexualidad? 1913- Tótem y tabú. 1917- Duelo y melancolía. 1923- Diagnóstico de cáncer de mandíbula. El Yo y el Ello. (SEGUNDA TÓPICA) Apartir de aquí surge la teoría de la personalidad. 1927- El porvenir de una ilusión- La religión es una ilusión. 1929- El malestar en la cultura- Explica por qué nos enfermamos y señala que el humano es hostil de forma natural. 1930- Recibe el premio Goethe- Premio de literatura. 1933- Las obras de Freud son quemadas por los nazis en Berlín. 1938- Se exilia en Londres. 1939- Sigmund Freud muere en Londres el 23 de septiembre- Su hija Ana y su médico le ayudan a cometerse eutanasia. Sigmund Freud es el médico más importante del siglo XX. Con el descubrimiento del psicoanálisis revolucionó la cultura, medicina, ciencias sociales, artes y muchas otras disciplinas del


saber. Fue un médico pobre y judío, que tuvo una vida difícil, pudiendo siempre recuperarse de cada mal momento. Freud trata de explicar ¿qué es el hombre?, ¿qué nos hace humanos?, ¿por qué nos enfermamos?, ¿qué es el síntoma?, ¿qué significan los sueños?, ¿qué son los deseos?, ¿qué es la cultura?, ¿qué es la sexualidad humana?, entre otras cuestiones similares. Obras de Freud-> 24 tomos. A los 15 años, Freud hablaba 5 idiomas y leía en 12. Antes y después de él, nadie ha sido capaz de generar semejante producción. Él buscaba explicación a cómo funcionaba la psiké y por tanto, el alma. “Lo que nos hace humanos es pensar y razonar”. Pensamos con la corteza cerebral. Freud pensaba que todos deberíamos de tener un vicio que nos ayudara a sobrellevar la realidad. PRIMERA TÓPICA- LA INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS INCONSCIENTE

PRECONSCIENTE

CONSCIENTE

Sueños

Recuerdos

Vigilia

Síntomas

Memoria (Inmediata)

Atención

Olvidos

Infancia

Conocimiento

Chistes

Deseos

Lapsus Deseos reprimidos= Neurosis, histeria, psicosis.


 Neurosis: Angustia, desesperación, trastornos. Sufrir por la realidad ocasionándonos inflamación de los nervios.  Histeria: Insatisfacción sexual. Objeto sexual deseado inconscientemente- Sexo prohibido con padres. Los histéricos quieren poseer a sus padres.

 Psicosis: Ruptura con la realidad. Ver, oír y sentir cosas que los demás no. Los médicos son realmente las personas más sádicas y con gran instinto sanguinario detrás de nuestros deseos. SEGUNDA TÓPICA- PERSONALIDAD. EL YO Y EL ELLO. ¿Cómo se forma la personalidad del niño? ELLO

YO

SUPERYÓ

R.N.-5 AÑOS

5 AÑOS

5-8 AÑOS

Instintos

Realidad

Prohibición

Placer

Exterior

Ley

Impulsos

Cuerpo

Institución

Deseos

Percepción

Escuela

Energía

Defensa

Sacerdote Maestro

Principio de placer=Madre  ELLO IndividuoY0 Principio de realidad=Padre SUPERYÓ


Personalidad-> Persona-> Máscara- Para defendernos de los demás, sobrevivir, mostrarnos a la sociedad de cierta manera. Psiké ó Yo mental+ Soma= Yo corporal 8 meses- El bebé se da cuenta de que es un individuo, que su mamá y él no son uno mismo. Menores de 5 años- Hacen caso ante los regaños por miedo a que dejen de quererlos, ya que ellos entienden que por ello morirían.  El superyó es la consciencia moral= Angelito  Ello=Diablito


BIOGRAFÍA DE SIGMUND FREUD Sigmund Freud (6 de mayo de 1856 – 23 de septiembre de 1939) neurólogo. Nació en Příbor, República Checa. Su nombre de nacimiento era Sigismund Freud. Su padre se desempeñó como comerciante de lanas. Cuando Sigmund nació su padre era bastante adulto y tenía hermanos mucho mayores, esta situación fue la clave para despertar en Sigmund mucha curiosidad y realizar infinidades de cuestionamientos. Desde pequeño fue muy inteligente y hábil. La crisis económica del país obligó a la familia a trasladarse a Viena, en este nuevo lugar la situación no sería diferente, en muchas ocasiones afrontaron problemas económicos por la falta de trabajo de su padre. A mitad de la carrera tomó la determinación de dedicarse a la investigación biológica, y de 1876 a 1882 trabajó en el laboratorio del fisiólogo Ernst von Brücke, interesándose en algunas estructuras nerviosas de los animales y en la anatomía del cerebro humano. De esa época data su amistad con el médico vienés Josef Breuer, catorce años mayor que él, quien hubo de prestarle ayuda, tanto moral como material. En 1882 conoció a Martha Bernays, su futura esposa, hija de una familia de intelectuales judíos; el deseo de contraer matrimonio,


sus escasos recursos económicos y las pocas perspectivas de mejorar su situación trabajando con Von Brücke hicieron que desistiese de su carrera de investigador y decidiera ganarse la vida como médico, título que había obtenido en 1881, con tres años de retraso. Sin ninguna vocación por el ejercicio de la medicina general, resolvió sin embargo adquirir la experiencia clínica necesaria para alcanzar un cierto prestigio; desde julio de 1882 hasta agosto de 1885 trabajó como residente en diversos departamentos del Hospital General de Viena, decidiendo especializarse en neuropatología. En 1884 se le encargó un estudio sobre el uso terapéutico de la cocaína y, no sin cierta imprudencia, la experimentó en su persona. En 1896 empezó a transformar la metodología terapéutica que aquél había calificado de «catártica», basada en la hipnosis, en lo que él mismo denominó el método de «libre asociación». Trabajando solo, víctima del desprecio de los demás médicos, el tratamiento de sus pacientes le llevó a forjar los elementos esenciales de los conceptos psicoanalíticos de «inconsciente», «represión» y «transferencia». En 1899 apareció su famoso tratado La interpretación de los sueños, aunque con fecha de edición de 1900, y en 1905 se publicó Tres contribuciones a la teoría sexual, la segunda en importancia de sus obras. Estos dos fueron los únicos libros que Sigmund Freud revisó puntualmente en cada una de sus sucesivas ediciones. En 1910 se fundó en Nuremberg la Sociedad Internacional de Psicoanálisis, dirigida por Jung, quien conservó la presidencia hasta 1914. En 1916 publicó Introducción al psicoanálisis


En 1923 le fue diagnosticado un cáncer de mandíbula y hubo de someterse a la primera de una serie de intervenciones. Desde entonces y hasta su muerte en Londres el 23 de septiembre de 1939, estuvo siempre enfermo, aunque no decayó su enérgica actividad. Sus grandes contribuciones al diagnóstico del estado de la civilización datan de ese período: El porvenir de una ilusión (1927), El malestar en la cultura (1930), Moisés y el monoteísmo (1939). Ya con anterioridad, a través de obras entre las que destaca Tótem y tabú (1913), inspirada en el evolucionismo biológico de Charles Darwin y el evolucionismo antropológico y social de James George Frazer, había dado testimonio de hasta qué punto consideró que la importancia primordial del psicoanálisis, más allá de una eficacia terapéutica que siempre juzgó restringida, residía en su condición de instrumento para investigar los factores determinantes en el pensamiento y el comportamiento de los hombres. MECANISMOS DE DEFENSA PSÍQUICOS Los mecanismos de defensa son aquellos mecanismos, principalmente inconscientes, que los individuos emplean para defenderse de emociones o pensamientos que producirían ansiedad, sentimientos depresivos o una herida en la auto-estima si llegasen a la consciencia. Los mecanismos de defensa son una parte íntegra del funcionamiento psíquico de todo individuo y sólo se les considera patológicos cuando se abusa de ellos o cuando son demasiado rígidos. Un mecanismo de defensa es una técnica utilizada para evitar, negar o distorsionar las fuentes de ansiedad o para mantener una imagen personal idealizada que nos permita vivir cómodamente


con nosotros mismos; estos casi siempre constituyen alguna forma de autoengaño el cual a menudo crea grandes puntos ciegos en la personalidad. De acuerdo con Freud, éstos son: Negación, introyección, intelectualización, desplazamiento, regresión, identificación, racionalización, formación reactiva, proyección, sublimación, simbolismo y represión. El principal mecanismo que utilizamos es la negación. Mediante ésta tratamos de protegernos contra la realidad desagradable tratando de negar su existencia, la negación está estrechamente relacionada con la muerte, las enfermedades y otras experiencias igualmente de dolorosas y amenazantes DESARROLLO PSICOSEXUAL o Fase oral: R.N. -2 años 8 (Chupar, mamar, comer, beber, hablar) o Fase anal: 2-3 años (Control de esfínteres) o Fase fálica: 3-5 años (Uretral) o Fase de latencia: 6-12 años (Pubertad, desinterés sexual) o Fase genital: 12 o más años (placer genital e intelectual) o Amor+ trabajo= Madurez sexual y felicidad. o Educación- Consiste en reprimir los placeres. 14/11/19 Hoy me siento feliz porque es jueves, casi viernes, luego hay puente y además saldré de compras este fin de semana. Durante la clase del día abordamos la explicación de una de las obras de Freud: Tótem y tabú. En esta obra, Freud trata de explicar ciertas cuestiones: 1.- ¿Cómo surgió la primera pareja?


2-. ¿Cómo surgió la primera familia? 3.- ¿Cómo surgió la primera sociedad? 4.- ¿Cómo surgió la primera ley? Primero el humano se regía por sus instintos, hasta que empezó a actuar por la razón. En respuesta a las cuestiones de Freud, la primera pareja surgió cuando la hembra decidió quedarse con un macho, debido a que el control que éste ejercía sobre ella le agradaba. Como producto de esta unión tuvieron varios hijos e hijas. Los hijos se convierten en machos beta y el padre en el macho alfa. El padre puede decidir las mujeres que quiere poseer y así, los machos beta en cierto momento deciden rebelarse contra el padre y lo matan cometiendo parricidio, se sienten culpables y después recurren a la antropofagia con lo que eliminan los restos y pensaban que adquirían su poder y sus cualidades. Se deshicieron del cuerpo pero temen que el alma los persiga por lo que surgen los rituales en los que formaban tótems a los cuales caracterizaban con algún animal que representara al fallecido. Después los machos beta se dividen “la herencia” que dejó el padre (territorio, alimentos y mujeres). En algún momento se dan cuenta que la división no fue equitativa puesto que no había leyes que los dominaran. La primera sociedad formada era endogámica y no resultaba muy productiva por lo que después la sociedad se fue haciendo exogámica, esto quiere decir, fuera de la familia. Al mismo tiempo se dictaron las primeras leyes entre individuos las cuales fueron: No incesto y no parricidio. PERSONALIDAD- Ramón de la Fuente “El concepto de personalidad es un concepto inclusivo que expresa a la vez la totalidad y la individualidad del hombre” (Ramón de la Fuente)


Nunca había buscado la etimología del término personalidad, así que me llevé una sorpresa cuando descubrí que proviene del latín y que quiere decir “máscara o careta”, debido a que es la forma en la que un individuo es percibido por los demás. Cada ser humano es diferente a los demás, tiene un modo peculiar de ser, de sentir y de pensar, así como un modo propio de resolver sus problemas y al hablar de su modo de ser, también nos estamos refiriendo a su personalidad. Nuestra personalidad viene desde la dotación genética que poseemos, hasta referirse las influencias tempranas y la educación que recibimos desde pequeños, porque todos estos factores de nuestro medio, influyen en el desarrollo de nuestra personalidad. Desde que nacemos, nuestras potencialidades innatas están sujetas a las fuerzas modeladoras del ambiente, que aporta bastante a quiénes somos, sin embargo, la forma en que nuestras potencialidades son moldeadas depende de nuestra experiencia, es decir, de lo que se vive día a día. Me llamó la atención la descripción que brindaba Erich Fromm sobre las personalidades, así como la forma en que englobaba los comportamientos típicos que caracterizan, desde mi punto de vista, a personalidades con ciertos problemas o con gran potencialidad para desarrollar alguna patología que afecte psicológicamente al individuo. Las mencionaré de forma muy general, según lo descrito en el libro: -Personalidad esquizoide: Las personas frías, despegadas y que se experimentan a sí mismas como separadas de los demás. -Personalidad antisocial: Personas carentes de sentido de responsabilidad, egoístas e impulsivas. -Personalidad limítrofe: Personas que tienden a actuar de forma inesperada y sin tomar en consideración las consecuencias de sus actos. Sus estados de ánimo son inestables y caprichosos.


-Personalidad histriónica: Se trata de personas que viven en una continua actuación teatral. Nada de lo que dicen o hacen es auténtico y en general, todo lo que realizan está diseñado para producir un efecto. -Personalidad obsesiva: Se caracterizan por su gran adhesión al orden, la puntualidad, la limpieza y la rutina. Tienen frecuentes tendencias agresivas. -Personalidad ansiosa: Tienen tendencia a experimentar angustia en situaciones que objetivamente no son amenazantes ni peligrosas. -Personalidad autodestructiva: Corresponde a la personalidad masoquista. -Personalidad sádica: agresividad sostenida e inclinación a agredir a otros como una forma de relacionarse con ellos. Creo que algo interesante por mencionar sobre lo anteriormente descrito, es que en los trastornos de la personalidad no se cuenta con pruebas biológicas que ayuden al diagnóstico ni con tratamientos específicos para estas afectaciones a la personalidad. El concepto de personalidad claramente se refiere a algo abstracto y que únicamente puede estar bien conceptualizado en la mente, pero no es algo tangible y por lo mismo es difícil hacernos una idea clara sobre ello. Aprecio por lo mismo el trabajo de Fromm y de Freud que hicieron lo posible por explicar el origen de ciertas personalidades, desde nuestra infancia y de cómo ello influía en el individuo a futuro. La importancia de entender la personalidad, dentro de la medicina, radica en saber cómo es el paciente y cómo somos nosotros, de manera que la relación médico-paciente se pueda establecer sin problemas y que la terapéutica resulte eficaz.


RELATORÍA 8 19/11/19 Hoy me siento decepcionada y molesta. Esperaba una calificación mejor en mi examen de metodología de la investigación pues jamás se nos explica muy bien y aun así respondí lo mejor que pude, puse buen esfuerzo en leer los artículos científicos y estoy segura de que si me vuelven a preguntar lo mismo, respondería igual a cada pregunta de ese examen, pues puedo justificar por qué respondí así. Me molesta porque el Dr. que nos imparte esa materia jamás valora realmente nuestro trabajo. Siento que no tiene ni la más mínima idea de cuánto empeño ponemos en sus trabajos, ni siquiera se da cuenta de si nos interesa su clase o de si estamos obteniendo aprendizaje significativo. Desearía que él pudiera darse cuenta de cuán difícil ha sido, en especial, llevar a cabo el proyecto de mi equipo, las horas que le hemos dedicado y que volviera a leer mis respuestas, que están bien redactadas y que no me cansaré de decir que no merecían una calificación tan miserable. Dejando de lado las angustias, la clase de hoy en Psicología Médica me devolvió un poco de vida luego de molestarme tanto por la mañana con el examen de Metodología de la Investigación. Iniciamos la clase puntualizando los aspectos a incluir en el trabajo final, el cual debe estar conformado por: 1.- PORTADA (Nombre, grupo, logos, materia, docente, fecha y diseño de fondo) 2.-CONTENIDO -Presentación -Índice -Relatorías (De clase y de actividades humanitarias) -Autobiografía


-Libros que leímos -Películas -Congreso médico y expo talentos -Conclusiones -Bibliografía Se debe usar el formato de issu.com El viernes 6 y sábado 7 de diciembre se deben subir las revistas al muro del grupo en Facebook para que sean revisados y posteriormente, se acepten para subirse a Revistas Virtuales en Facebook. Luego de explicar el trabajo final, continuamos con el protocolo para dar las malas noticias. Las malas noticias, en medicina, son el comunicado de fallecimiento o de enfermedad grave en nuestros pacientes. Se debe elegir un lugar adecuado para dar las malas noticias y lo más importante a recordar es mostrar empatía, acompañamiento y humanidad al realizarlo. PROTOCOLO PARA DAR LAS MALAS NOTICIAS 1.- Primero se debe de preparar la entrevista y asegurarse de repasar todos los detalles necesarios de la historia clínica. 2.- Averiguar cuánto sabe el paciente sobre su padecimiento. 3.- Reconocer cuánto quiere saber el paciente. Estar atentos a sus expresiones, gestos, su mirada y movimientos mientras le comunicamos la noticia. 4.- Al comunicar la información al paciente, procurar utilizar un lenguaje sencillo y adecuado que esté de acuerdo al nivel intelectual y cultural del paciente para que éste pueda entendernos. 5.- Contrarrestar las reacciones del paciente ofreciendo apoyo y solidaridad mediante una respuesta empática de nuestra parte.


6.- Elaborar un plan terapéutico a seguir, el cual permita un alto grado de cooperación del paciente. Actuamos un “psicodrama” con ciertas situaciones o casos planteados por la doctora Engracia e hicimos nuestro mayor esfuerzo por ser serios durante las actuaciones, en las cuales algunos eran los médicos (que darían las malas noticias de acuerdo con el protocolo) y otros los pacientes o familiares (receptores de las malas noticias). Yo fui voluntaria en el primer caso, representando a una embarazada. El médico sería mi tío, representado por Ramiro, el anestesiólogo Iván y el esposo Joaquín, quien recibiría la noticia de que, durante el parto, los médicos cometieron iatrogenia, por lo cual yo había fallecido y solo había sobrevivido la bebé. Era una situación complicada y más aún porque en este caso, el médico era familiar de la afectada y por lo mismo, comunicar lo sucedido tenía mayor carga emocional. Yo estaba recostada en una banca, por lo cual no vi cómo fue que Ramiro le dio la mala noticia a Joaquín, pero según los comentarios de mis compañeros después de la actuación, Ramiro tuvo la falla de pedirle a Joaquín que se sentara para recibir la noticia, pero Ramiro no se sentó con él, es decir, que al no hacer algo tan simple como ello, no se puso al nivel del receptor o paciente y estando de pie, mostró menor empatía y cierta superioridad. Otro de sus errores fue que trató mucho de suavizar la noticia y le dio muchas vueltas al asunto antes de llegar al punto. Se presentaron otros casos, como el de una paciente embarazada a la que se le detectaba anemia y al realizarle una transfusión sin cuidado por parte de sus colegas de escuela (la hematóloga y la ginecóloga) había contraído VIH y ahora se le tenían que hacer más estudios para saber si este podría afectar al bebé también. Solo imagínate, tus compañeras de la escuela de medicina, las doctoras en quienes confías para que lleven control de tu embarazo y que cometan un error tan grave. ¿Cómo te lo van a


comunicar? ¿Qué deben decirte para hacerte sufrir lo menor posible? Otro caso fue el de un niño politraumatizado en un accidente automovilístico. El niño había visto el tráiler y se culpaba de no haberle informado a su padre antes de que se impactaran contra éste. El pequeño había visto a su padre morir y ahora lloraba y gritaba, culpándose de todo. El traumatólogo recibe la noticia de que la mamá del niño acababa de fallecer en terapia intensiva por traumatismo creneoencefálico y ahora debía dar la noticia al tío del niño que aguarda en sala de espera y después al niño. En esta actuación, el médico fue Miguel, quien acertaba al pedirle al paciente que se calmara para que ellos 8los médicos) pudieran ayudarlo. El último caso fue de una niña con cáncer terminal de apéndice que era muy apegada a su padre, el cual sin embargo tenía 15 días sin ir a visitarla al hospital, debido a que había fallecido de un infarto. Pero la niña no lo sabía y la madre, recurría a las doctoras para pedirles que le ayudaran a darle la noticia a su hija, y además, les tenía que pedir que le dieran calmantes a la pequeña para su dolor, pues habían dejado de dárselos para que estuviera más consciente en sus últimos días. Con respecto a este caso, la Dra. Engracia nos explicó que no se deben dar calmantes al dar una mala noticia. No sino hasta que ésta ya haya sido recibida por el paciente, porque solo así podrá procesarla de forma consciente. Estaba nerviosa cuando pasé a representar a una embarazada, porque aunque sabía que no tendría que hacer o decir nada, me puse en el lugar del médico y me angustié pensando en cómo daría la noticia yo, qué diría, en dónde lo haría, cómo empezaría a decirlo. Es un tema bastante difícil, por eso teníamos que ser lo más serios posibles, porque en algún momento nos convertiremos en ese médico con la responsabilidad de informar, con el temor a la reacción del paciente, con la sensación de


tristeza que posiblemente compartiremos con nuestros pacientes o con sus familiares. Y es válido llorar, pues en ese momento, es MENTIRA que los pacientes o familiares de fallecidos requieren que el médico sea fuerte para ellos. Lo que en realidad necesitan es empatía, comprensión. Necesitan a alguien humano, que les muestre apoyo y que no actúe con frialdad ante la situación.

RELATORÍA 9 03/12/09 MESA REDONDA DE TANATOLOGÍA Hoy me siento feliz porque ya solo me faltan dos exámenes ordinarios, uno de Metodología de la Investigación y el de Biología Molecular para finalmente terminar el semestre. Disfruté mucho de la mesa redonda de tanatología y con ello ya puedo terminar mi revista virtual para el trabajo final de esta preciosa materia, Psicología Médica. Llegamos desde las 12am para acomodar las cosas en la sala de Usos Múltiples. Mi grupo seleccionó el color rojo y las niñas llevamos una bufanda roja que acomodamos como si fuera una mascada en el cuello. Los hombres llevaron su corbata roja y las edecanes fueron con pantalón y saco de vestir, coordinándose con nosotras en la bufanda roja. En nuestra mesa llevamos vino tinto, copas de plástico que se veían bonitas y casi parecían de cristal, así como postres dulces y salados. Lo que más disfruté fueron los bollos rellenos de queso crema y el vino, a decir verdad, nunca lo había probado hasta hoy, pero me gustó. Del grupo A hubo dos ponentes, y un ponente del resto de los grupos (B, AB, C y D). Nuestro grupo, el C, fue representado por Luz Elena Donoso Sandoval, que presentó su paciente con osteosarcoma, su medicina paliativa que fue una grandiosa fiesta para la señora y finalmente su cuento Alas de cristal, en el que una mariposa representa el estado crítico de la afectación ósea de la señora. Me gustó la forma en que relató la historia, haciendo hincapié en que aprovechó su beca de AMLO para financiar la


fabulosa fiesta en la que pudo reunir a familiares y amigos de la señora. Hubo una mesa de jueces presentes para el evento, entre los que se encontraban el Dr. Roberto Nava y el Dr. William Humberto Ortiz Briceño, así como uno de mis doctores favoritos hasta ahora, el Dr. Medrano que este semestre me impartió la matera de farmacología. Frente a cada ponente, acomodamos las sillas por grupos y tras de cada grupo la mesa con postres y bebida. Yo acomodé mi fila y aparté un lugar pues sorpresivamente mi novio vendría al evento. El día de hoy él había tenido una exposición formal en su escuela así que llegó vestido con saco, camisa y pantalón, encajando perfectamente con nuestro evento de gala. Al parecer le gustó el evento, los cuentos que incluían las historias y sobre todo, el desenvolver de los ponentes, que mostraban gran humanismo y empatía hacia sus pacientes moribundos entrevistados. Fueron historias emotivas que me permitieron reflexionar, la importancia de valorar la salud con la que cuento, las posibilidades de vivir y desarrollarme plenamente, e incluso de estudiar, con lo que no contaban los enfermos de los que se narró en la mesa redonda. El grupo que ganó el primer lugar fue el D y me parece que lo tiene bien merecido, pues su jefa de grupo Magda, se rifa bastante con la organización. Las niñas se vieron muy originales con su diadema azul, hasta yo quería una así. Los hombres llevaban corbata azul y pañuelo azul en el bolsillo. Además de ello, su mesa de bocadillos fue la más llena y decorada de todas. También se destacó sus pancartas y papelitos que llevaban para hacerle porra a su ponente. Mi grupo, quedó en segundo lugar y en tercer lugar el grupo B. Del grupo B me gustó el cuento que realizó la ponente. En general, me sorprendió que todos entrevistaran a niños enfermos y que únicamente mi grupo haya hecho entrevistas a adultos con cáncer.


FOTO GRUPAL 3MC

MIS MEJORES AMIGOS, JOAQUÍN, DANY Y DIANA


MESA DE POSTRES 3MC

EDECANES DEL GRUPO


RELATORÍAS DE ACTIVIDADES HUMANITARIAS 1.-LONCHES SANOS A FAMILIARES DE PACIENTES DEL HGZ. Empezamos a organizarnos y de inmediato hubo discrepancias entre el grupo. Querían ir al Hospital General de Zacatecas el jueves 29, pero varios compañeros y yo pertenecemos al Centro de Emergencias Médicas (CEM) y justo ese día nos habían invitado a un curso sobre toxicología y plaguicidas. Después propusieron ir en fin de semana, y de nuevo el CEM se interponía el sábado, pues teníamos capacitación de RCP avanzado. Además de ello, los foráneos no son felices quedándose aquí los fines de semana entonces se negaban a estar aquí para la actividad. “Mañana hablamos”. Eso se decidió, que no podríamos ponernos de acuerdo en ese momento y menos por mensajes de whats app, donde varios no responden ni opinan nada jamás. Seguimos planeando y acabamos organizando todo en un día que por suerte se nos facilitó pues el Dr. Badillo de Biología Molecular no nos daría clase y entonces saldríamos temprano. Después del laboratorio de microbiología nos distribuimos en cuatro vehículos y nos dirigimos a comprar las cosas. En mi carro se fueron Dany, Diana Sosa, Krysol y Brisia. Otros se fueron en el carro de la mamá de Joaquín, en la camioneta de Adriana y en la camioneta del jefe de grupo. Hicimos lo posible por economizar y que la comida quedara buena aun así. Claro, como buenos proletarios compramos en Bodega Aurrera y en el mercado de abastos. El jefe de grupo nos indicó la lista del mandado y así todos entramos juntos por las cosas. La gente nos veía raro. O sea, una bola de medicinos, palomos blancos comprando abarrotes, fácilmente llamábamos la atención. Nos distribuimos los carritos de compras y entre todos nos peleábamos para escoger la comida, para que fuera buena y económica. También discutíamos mucho


por cuánto comprar, así nos dios cuenta de que las matemáticas a veces nos fallan porque opinábamos muy diferente de qué más faltaba o qué sobraría de compras. En el mercado de abastos buscamos que nos regalaran cajas de cartón que ya no utilizaran y así seríamos más ecológicos para guardar las tortas, las manzanas y las aguas de Jamaica. Mientras nos regalaban cajas, también nos robaban dinero, pues cuando pedimos las manzanas, pesaron mal y nos habían cobrado dinero de más. Fuimos a otro puesto donde muy amablemente nos pesaron y luego nos sugirieron volver para reclamar la feria mal dada. Tenemos video y toda la cosa de cuando fueron de regreso a reclamar. Krysol lo grabó, sin que la señora del puesto se diera cuenta. Ahí se puede apreciar su cara de fuchi y se escuchan sus excusas de que no había pesado bien porque le movieron una pata a la báscula y sabe qué otras cosas. El chavo que estaba sentado en el mismo puesto le decía que solo nos regresara el cambio, pero la señora toda enojada sí volvió a pesar de todos modos las manzanas. En otros puestos trataron de convencernos de comprar, pero andábamos de proletarios comparando precios y buscando alimentos que se vieran en buen estado. Un señor de un puesto pensó que éramos de enfermería. Siempre nos confunden porque igual vestimos de blanco, pero me pregunto si también nos vemos igual que alumnos de Odontología y Nutrición, pues he visto que también van de blanco. Nos juntamos en la casa de Krysol y fue la primera vez que TODO el bello grupo estaba junto en un sitio fuera de la escuela. El diciembre pasado hicimos una posada con intercambio y toda la cosa, pero faltaron algunos del grupo. En cambio, esta vez todos estuvimos presentes, sin excusa ni pretexto y al principio me pareció algo irreal, un tanto mágico. Miguel, el jefe de grupo, impuso orden y nos dio tareas a todos. Antes de, nos lavamos las manos, hasta hicimos fila para eso y lavamos las verduras perfectamente. Parecíamos una máquina perfecta, haciendo algo aquí y algo por allá. Yo estuve llevando


las verduras lavadas y picadas, así como los bolillos ya cortados para las tortas hacia la mesa donde estaban los que “armaban” las tortas. También ayudé a enredar las manzanas en servilletas y a cargar aguas hacia el auto del jefe cuando todo estuvo listo. Al final ayudamos a recoger la casa de Krysol y limpiar las mesas donde estuvimos trabajando. Cargamos todo y condujimos hacia el hospital. Ya no estaba la mamá de Joaquín para llevar a algunos de nosotros al HGZ, por lo que Diana, que antes iba con Joaquín, también se vino con nosotras en el carro y ahora íbamos más apretadas, pero felices. En los topes, traté de pasar con cuidado, pero aun así veía en el retrovisor cómo se sacudían en el asiento trasero. Llegamos y nos estacionamos en el primer espacio que hubo. Ayudamos a bajar las cosas, en nuestras cajas de cartón, bien ecológicos obvio. La gente de afuera se nos quedaba viendo. Otra vez llamábamos la atención. Solo entraron algunos compañeros a buscar familiares de pacientes y el resto aguardamos afuera, nerviosos de que la gente se acercara como locos por comida. Pero no sabían que íbamos a regalar, no se dieron cuenta de inmediato. Empezaron a salir familiares y más gente quiso acercarse de afuera. Nos vimos como “desgraciados” con la primer señora a la que le especificamos que eran para familiares de pacientes internados, pero ni modo, había qué ayudar a quienes lo ocuparan más, fue como cuando hacemos triage para decidir quién está más graves. Jorge, Fernando y Doña Luz (mi amiga Luz Elena, pero que le digo “seño” o “doña” por una larga historia) se arriesgaron más que nadie, a subir alimentos en la mochila del jefe de grupo, para los familiares que no querían salir por no abandonar al paciente que estaban cuidando. Mientras lo hacían, algunos distrajimos la atención de los guardias, andando por la entrada con nuestros uniformes blancos. Hubo un señor en especial, con quien hablé más que con otros de los familiares de pacientes. Tenía un aspecto realmente


descuidado, la camisa de cuadros sucia de las mangas, el pantalón de mezclilla desgastado y unos tenis viejos. Era no muy mayor, de unos 30 años aproximadamente. Me contó que es padre soltero de una pequeña de 8 meses de edad y que estaba ahí, ya desde hacia un par de días pues su madre se encontraba hospitalizada recibiendo diálisis. Tiene 7 hermanos, y él era el único cuidando de su madre en estos momentos difíciles. Me pidió que cargara a su niña mientras él comía y me senté, pues la niña si estaba pesada (creo que estoy exagerando, pero es que casi nunca cargo bebés). Llegó la cuñada y cargó a la niña, con más facilidad a lo que yo hice. El señor me agradeció y me despedí, dejándolo hablar con la señora que acababa de llegar. Seguimos repartiendo lonches y la mayoría de las personas solo agradecían, les preguntaba si podía ayudar en algo más pero negaban, a veces solo con la cabeza y seguían su camino. Otros respondían de forma cortante y se notaba que no querían hablar mucho, o si querían hablar, pero decían que no podían tardar mucho, pues sus enfermos los esperaban. Afuera salieron algunos por lonches y son los que menos hablaban con nosotros. Adentro era donde, colando la comida, si teníamos mayor oportunidad de platicar con los familiares. Me encontré a una señora que me cayó muy bien porque me contaba, muy emocionada, sobre la buena atención que estaba recibiendo su papá por parte de su médico. Creo que eso me dio gusto, que haya buenos médicos en Zacatecas y que hablen bien de ellos. La señora dijo que venían de Genaro Codina por un dolor que tenía su papá y que al parecer era de vías urinarias, no me explicó bien lo que le pasaba, pero me agradeció mucho el lonche que ese día le llegó “de milagro” ya que no había comido por estar esperando a que llegara otra de sus hermanas a relevarla en el cuidado de su papá. Me asusté cuando vi a un guardia acercarse justo en la entrada, nos vio que íbamos a subir varios en el elevador y se nos quedó viendo feo. Por suerte entró gente y el guardia dejó de vernos.


Antes de irnos, en la entrada me encontré a Miguel Márquez, el hijo del Dr. Que lleva el mismo nombre y que me dio clases de fisiología el semestre pasado. Hablé un poco con él y me contó de su experiencia cuando realizó la misma actividad que nosotros para Psicología Médica. Me gustó compartir animadamente mi experiencia con alguien de un semestre mayor y que ya había pasado por ello. “Te ves muy feliz, estás aprendiendo” me dijo Miguel. Al final pedimos a un guardia que nos tomara la foto a todo el grupo y nos acomodamos en unos escalones dentro del HGZ, y otra ya afuera, por la parada del camión en los escalones. Me quedé las cajas donde llevábamos los lonches y no dejamos basura ni nada. Me gustó mucho convivir con mi grupo, aunque haya sido para una actividad de clase, creo que fuimos más unidos de lo normal y que aprendimos mucho de infiltraciones de comida en lugares prohibidos. Equipo transportes de Joaquín y Belén (yo, obviously)


Equipo camioneta de Adri

Equipo camionetas de Adri y del jefe de grupo


El jefe de grupo, entrando triunfante a Bodega Aurrera

Escogiendo quesito y jamรณn


DoĂąa Luz llevando su carrito del mandado

Jorge siendo feliz


Medicinos en el mercado de abastos

Diana y Bethsa con el mandado


Felices escogiendo el mandado

Diana y Zaira con mรกs mandado


Lavรกndose las manitas y lavando trastes

Todos bien bonitos trabajando


Chismeando y trabajando

Palomos blancos aterrizando en el HGZ

Los familiares que sĂ­ salieron por un lonche ď Š


Todos preciosos antes de irnos


2.- FIESTA MEXICANA EN EL ASILO DIF Agendamos la visita al asilo para el asilo y se acordó que los hombres llevarían pantalón de mezclilla, camisa blanca (aprovechando que diario llevamos uniforme), botas o zapatos y paliacate, mientras que las niñas llevaríamos vestidos y faldas a la mexicana, de rancheras y ese tipo de vestidos que se ven en los festejos patrios. Cooperamos $100 cada uno para llevar refresco, pastel, tamales y una piñata. Acordamos que saliendo del laboratorio de farmacología nos iríamos al asilo y de nuevo nos distribuimos en autos con quienes llevaban. Conmigo se fueron Diana, Krysol y Dany. Llegamos primero a casa de Krysol porque había olvidado su vestuario y aprovechamos para cambiarnos ahí. Diana no tenía una falda, así que Dany le prestó una verde. Yo llevé mi vestuario del bailable típico de Zacatecas, que es el “Mexicapan”, un rebozo de los colores de la bandera de México atado a la cintura y unos huaraches cafés. Después de cambiarnos llegamos al asilo, ya habían llegado algunos compañeros y nos esperaron. Cuando todos estuvimos completos entramos, al principio algo serios e inseguros. Yo nunca antes había estado ahí. No me pareció un lugar bonito. En realidad me puse muy triste desde que entré, cuando vi a varios ancianos en sus sillas de ruedas, en silencio, distribuidos por el pasillo. Saludamos amablemente, todos mis compañeros se veían sonrientes. En cuanto trajeron a los viejiitos al patio, que ya estaba decorado para el día, varios compañeros se fueron acercando a ellos, saludando y preguntando cómo se sentían. Alrededor del patio acomodaron a todos en sus sillas de ruedas y me puse nerviosa porque no sabía si ellos desearían hablar conmigo. Me acerqué junto con Dany hacia una señora que acababan de colocar en su silla. La señora hablaba mucho, de varias cosas, en realidad no escuchaba nuestras preguntas ni nada, pero se veía que tenía muchas ganas de platicar y nos dedicamos a escuchar. Al lado de ella trajeron a otra señora y la enfermera me dijo que ella era muy platicadora, así que me


animé a saludarle. Se llama Sarita Valadez y cuando le dije mi nombre, vi algo de alegría en su rostro. Me dijo que su mamá se llamaba Belén, como yo. Me dio una buena sensación saberlo, y desee seguir platicando, pero se acercaron más compañeros y luego Dany y yo intercambiamos a nuestras señoras con las que estábamos hablando. Así fue como volví a hablar con la señora que tenía bastantes ganas de platicar. Ella tenía un ojo lastimado, no sé exactamente qué le pasó, pero estaba enrojecido e hinchado en la parte del lagrimal. Me contó que le dolía, y que no podía ver bien, pero sí con el ojo derecho. Ocasionalmente trataba de abrir el ojo con el que podía ver y me preguntaba si bailaríamos (por nuestros vestidos). Le gustó mi cabello, con lo que empezó a contarme de que el de ella lo cortaron para que fuera más fácil darle sus baños. Todo iba bien, aunque yo no podía entender muchas cosas que ella decía, por más que me inclinara o que me arrodillara junto a su silla de ruedas. Entonces empezó a preguntar por “Mariana”, unas 4 veces. -¿Quién es Mariana?- Me animé a decirle después de buen rato. “Mi hija Mariana, dijo que vendría la próxima semana, pero han pasado meses y no ha podido venir. Si la ves, le dices que venga, por favor”. Y se me partió el corazón. ¿Quién será Mariana? Después de platicar un rato, se detuvo y entonces le dije que volvería en un momento. Luego fuimos (Dany y yo) a sentarnos con Irma, otra señora que estaba comiendo pastel y gelatina. Nos ofreció de su pastel y probé un poco. Platiqué realmente poco con Irma, cuando vi a otro señor que estaba tapándose la cabeza con las manos. Me acerqué con él y platicamos bien. De inicio pensé que no le gustaba la música y que por eso se tapaba la cabeza (y los oídos), pero me dijo que si le gustaba la música que poníamos, que en realidad le gustaba de toda. Se llama Simón. Es un señor bastante delgado y que llevaba un rollo de papel atado a su silla de ruedas. Dijo que trabajaba en Jerez pero que se había venido a Zacatecas y ya tenía tiempo viviendo aquí. No le gusta salir, y menos a los


paseos en los que les cobran, pero que le gustan las visitas de “desconocidos como nosotros”. Le dije que me había dado un gusto conocerlo y me saludó amablemente con su mano. Entonces me decidí a volver con Sarita, pues había dejado inconclusa la historia de su mamá que se llamaba como yo. Sarita era bastante seria al inicio, es decir, si respondía, pero de forma corta, a lo que yo le preguntaba. Después de un rato empezó a ponerme más atención, o tal vez le agradó que me interesara en ella como para haber regresado. Me arrodillé junto a su silla para escucharla y verla mejor, entonces empezó a mirarme a los ojos mientras platicábamos y de nuevo me puse algo triste, porque ella se veía cansada y de alguna forma, se veía también muy sola. Mi exterior era una grande y agradable sonrisa, pero por dentro estaba sintiéndome terrible. Sarita me dijo que nunca se casó, y que no tiene hijos. Tiene varios hermanos, eso sí, pero me pregunto cómo habrá llegado a parar al asilo y quién solventa sus gastos ahí. No quise preguntárselo porque me pareció molesto. Se le salía un zapato y yo se lo acomodaba. De repente vi que comenzó a erguirse un poco y a aproximarse al borde de la silla. Quería levantarse. La ayudé y al inicio mi compañera Bethsa me ayudó, hasta que Sarita estuvo estable y firmemente de pie, sujetándose de mi brazo con cierta fuerza. Me dio un recorrido por el asilo. Caminaba muy lento y bastante inclinada, entonces teníamos suficiente tiempo para conversar entre cada paso. Dijo que no le dolía nada y que le gustaba mucho caminar, así que le seguí el paso, con calma. Me llené de cierta paz cuando rodeamos el jardín. Seguimos alrededor del asilo y vi las habitaciones, cada una con su clóset de ropa y sus camas bien tenidas. Había barandales en cada pasillo, para que puedan sujetarse y avanzar cuando pasan en sus sillas de ruedas. Mientras dábamos la vuelta mis compañeros empezaron a despedirse, pero yo seguía dando la vuelta con Sarita, en realidad aún no quería irme, sentía que estaba bien ahí. Hasta mis muchas tareas se me olvidaron y el sueño que traía de todo


el día se fue por un rato, creo que Sarita tenía una vibra muy vivaz y sus pláticas sobre el lugar me tranquilizaron mucho. Mientras estuve hablando con Sarita, el resto de las cosas se aislaron y me concentré solo en ella, pero estaba consciente de que, mientras estaba ahí, mis compañeros se encontraban jugando lotería en mesas al centro del patio, otros, al igual que yo centraban su atención en un viejito, o estaban platicando entre varios. Después de recorrer un pasillo, la enfermera le avisó a Sarita que debía pasar a cambiarse el pañal, entonces me di cuenta de que mis compañeros ya habían salido, y que una fila de viejitos en silla de ruedas se extendía en el siguiente pasillo. Me permitieron acercarme con Sarita (sin su silla de ruedas) y la sujeté mientras le cambiaban su pañal, luego llegó su silla de ruedas y la transporté en ella hasta la sala, donde verían telenovelas todos. Me despedí de ella, y me dijo que si volvía por supuesto que me recordaría. Me hizo sentir bien escucharla. Preguntó mi nombre completo y me dio el suyo, para que pudiera volver y preguntar por ella otro día. Creo que le gustó caminar conmigo y hablar brevemente, a pausas como a pasos. Espero no olvide mi nombre, pues es el mismo que el de su madre y tal vez eso la ayude a recordarme. Me incliné y se despidió de mí de beso, me sujetó una mano y dijo que “ya había hecho una amiguita”. Sentí que el corazón se me volteaba para todos lados y la tristeza seguía ahí, detrás de mi sonrisa. Ayudé a otro señor a acercar su silla de ruedas a la sala y después salí. Mi compañero Joaquín estaba platicando con Don Anacleto, un viejito que igual, se veía que tenía muchas ganas de chismear con alguien. Nos felicitó y dijo que seríamos buenos médicos en otro momento, pues confiaba en que si teníamos la delicadeza de visitar personas en condiciones difíciles como ellos, podríamos darles una buena atención a nuestros pacientes, fueran quienes fueran. Le gustó mi falda roja y se la señaló a otro viejito que estaba parado cercano a nosotros. Me sentí halagada. Nos despedimos de él y salimos al fin del asilo.


Creo que ni siquiera pude echar una mirada atrás. Me sentía algo, miserable. Mi vida se ve tan bonita mientras que hay personas como ellos, solitarias y que necesitan quienes se tomen algo de tiempo, con quién chismear, con quien pasear un rato. Hasta recordé lo que recién había leído de Ramón de la Fuente sobre el capítulo de Ciclo Vital, justo en la parte donde hablaba sobre el climaterio. Temo llegar a ese entonces y no tener buenos amigos con quien chismear si nuestros crueles hijos nos abandonan en un asilo. O más bien, temo crecer, tener hijos y no educarlos con suficiente amor como para que ellos lo hagan por mí después. También temo no tenerlos y después sentirme sola, como Sarita. Creo que la visita al asilo fue muy bonita, dejando de lado mis tristezas personales, pues tuvimos la oportunidad de convivir con adultos que no acostumbran a ver tanta gente, que están atados a sus sillas de ruedas, viejos, cansados, la mayoría solitarios y aburridos de su rutina.

Vistiéndonos en casa de Krysol.


Camino al asilo y Krysol peinándose en el camino.

Jugando lotería.

Dany y yo platicando con señoras. Ahí estaba con mi amiguita Sarita.


Platicando con las seĂąoras.

DoĂąa Luz y Bethsabe platicando.


Paseando por el asilo con mi amiguita.


Mi amix Dianita platicando.

Mi bello amix Joaquín y Ramiro jugando lotería con el señor.


--FIN

3.- VISITA ORFANATO DIF “CASA CUNA SANTO DOMINGO” La fecha de visita al orfanato se acordó y el jefe de grupo nos pidió la cooperación necesaria para comprar las pizzas y los refrescos. También calculamos cuántos regalitos debíamos de llevar para todos los niños del orfanato. No se pueden tomar fotos dentro del orfanato, así que cuando llegamos y antes de irnos nos tomamos las fotos. No sabía qué esperar de la visita del día, estaba preocupada por cómo serían los niños y más aún por cómo sería el lugar, si sería un espacio agradable o si por el contrario sería algo deprimente. Cuando llegamos vi que había muchas personas para cuidar a los niños y se veían amables así que me alivié un


poco. Fueron algo estrictos en la entrada, pues nos dijeron que solo teníamos permitida la visita hasta las 6 y que nuestro tiempo ya estaba corriendo. Al final nos fuimos más tarde de las 6 y ya ni nos dijeron nada. Entré por las rampas y nos llevaron hacia su patio de juegos. Se veía muy agradable todo. Nos dividieron en dos grupos, con niños y con niñas. Yo me quedé en el patio con las niñas. Se emocionaron al vernos llegar con los disfraces. Varios me reconocieron con mi disfraz de Minnie Mouse, les gustó que mi falda era algo “esponjosa” como el de una princesa y entonces fue fácil hablar con los pequeños, pues a todos les gusta Mickey Mouse. Empezamos tomándonos todos de las manos porque querían jugar al lobo. Fueron bastante entusiastas, todos querían ser el lobo y cantaban fuerte con nosotros. Después jugamos a policías y ladrones y luego quisieron que les cantáramos algunas canciones, como la de la vaca lola y la de la abejita. Después de un rato empezaron a agarrarnos confianza, llegaban a que los abrazáramos y nos invitaban a sus juegos. A mí me invitaron a su casita de juegos y les ayudé a armar el techo. Una niña me dijo que se llamaba María Princesa y que su compañera Reina siempre la molestaba. Me pareció una historia un tanto chistosa, pues me dijo que todas las reinas son malvadas y las princesas son buenas, luego me presentó a Reina y vi que todo eran malos entendidos, pues son muy amigas y solo se pelean a veces por cosas simples, pero eso me hizo entender que el carácter de los niños se forma día con día, y que lo que un día les ocurre puede impactar enormemente, tal como en este caso que Princesa tuvo una pelea con Reina por una pelota que no se querían prestar, y después de ese día a veces se enojaban de repente, sin motivos, recordando ese único día en que tuvieron una discusión. Me llamó la atención que varios niños me decían “mamá”, en especial Princesa. Me pidió que la acompañara al baño y que le cuidara su bolso mientras tanto. Saliendo del baño la ayudé a servirse agua del garrafón de agua y después me enseñó los juguetes que tenían


en esa sala, de forma rápida, pues nos esperaban el resto de los niños en el patio para jugar. Princesa de pronto empezó de decirme Minnie, como mi disfraz, pero esa palabra en algún momento se cambió por “mamá” y yo me puse verdaderamente triste. Otra cosa que me llamó la atención es que los niños forman sus propias familias, es decir, vi a varios que decían que son hermanos, pero en realidad no lo son y aun así andaban juntos en casi todos los juegos y algunos hasta se tomaban de las manos todo el tiempo. Fue tierno ver la forma en que se desenvuelven los niños, en cómo toman confianza en ti solo por tu aspecto y la manera en que te introducen a su mundo de fantasía. Me sentí una niña, otra vez, cuando jugamos a “las traes” y cuando el pequeño Gabriel me pidió que me sentara con él mientras comía su pizza, también cuando me tomaban de la mano y me mostraban sus juegos, pues era para mí una invitación abierta a su mundo mágico, solo me dejaba llevar, dejaba que jalaran mi guante blanco del disfraz y corría con los niños. Al final del día mis guantes quedaron puerquísimos, pero valió la pena, cada sucio minuto arrastrándome con ellos fue divertido. Formamos a los pequeños para entregarles los juguetes y fue divertido porque muchos no querían lo que les dábamos y empezaban a llorar. Me pareció divertido porque vi que aún son muy pequeños como para saber valorar las cosas mínimas o los esfuerzos que los demás hacen por ellos, también porque varios no saben compartir o lo hacen muy a fuerzas. A su edad, yo no me sentía dueña de nada, hasta donde recuerdo, lo mío no era mío, pero lo demás si era de ellos, no mío. Es extraño porque visitar niños me puso a reflexionar sobre mí, sobre mi infancia y sobre mi propia existencia, que es algo en lo que pienso jamás o casi nunca, entonces creo que me ayudó mucho respecto a eso, a que empecé a asociar cómo solía ser y cómo son los niños ahora.


Después de repartir los juguetes, llegaron los de la otra mitad con los demás niños del orfanato y nos dijeron que era la hora de la pizza. Comimos muy a gusto, todos se sentaron en el suelo de pasto sintético y les repartimos ahí la pizza y el refresco. Cuando se terminaron su refresco, pasaron con nosotros por su nieve y la servimos en ese mismo vaso. Son unos loquillos los niños, les encanta el helado y a mí también, así que me identifiqué con ellos cuando los veía formarse más veces solo por helado. Después de comer todavía seguimos jugando otro rato. Vi a todos mis compañeros jugando a mi alrededor, por un momento, todos eran niños, no había alumnos de medicina ahí, ninguno, todos fuimos niños, hasta que nos cortaron la inspiración y nos dijeron que era la hora de la comida. Hice más amigos pequeños, como Vicky (Victoria) y Jazmín, que me contaban de todo lo que hacen ahí. Hasta me invitaban a quedarme con ellos, pues decían que era divertido, que jugaban todo el día y que les daban comida muy buena, aunque pizza no tan seguido y eso sí les gusta más. Otro niño me enseñó su colección de carritos y me pidió que se los cuidara. Así son los pequeños, confían en los adultos, en sus autoridades, pero con mi disfraz, distaba mucho de lucir como un adulto, pues hasta los mismos niños me decían “niña”. Formaron a los niños y nosotros nos despedimos de todos. Saliendo del orfanato me pregunté si todo lo que había ocurrido era real, si una tarea de la escuela de medicina realmente podía ser sólo visitar niños y jugar con ellos. Estuvo increíble, me la pasé de aquí para allá, incluso me cansé después de todo y me sentí con algo de nostalgia. Extraño mucho mis días libres en la infancia, llegar del colegio, terminar las súper sencillas tareas y luego armar mi enorme casa de barbies con todas las chucherías que encontraba en casa. Más que eso, creo que me extraño mucho, a mí misma, como si ahora fuera alguien diferente y seguro es porque estoy tan ocupada todo el tiempo que no me doy cuenta que sacar mi lado infantil es bueno, no es


raro ni está mal, pues ver muchas cosas con los ojos de un niño hace que todo sea más sencillo y divertido. Disfruté la actividad y más aún porque en realidad no me gusta usar disfraces, los veo como algo muy chistoso, pero hoy estuve muy cómoda y feliz con mi falda de Minnie que me cosió mi abuelita, y en general, con todo mi disfraz, pues me hizo sentir que era otra persona, que era alguien mejor.

Dany con su disfraz de mimo y yo con mi esponjosa faldilla de Minnie Mouse.

Una foto con Joaquín, el batman “gordo”, pues el traje le quedaba algo grande y estaba todo esponjosillo en la parte donde deben ser los músculos.


Diana jugando con la mĂĄscara de Batman de JoaquĂ­n.

Diana llevaba un disfraz de brujita .


No todos los hĂŠroes usas capa, algunos usan bata.

Batman gordo y Katya batichica que sin querer, coincidieron con sus difraces.


Diana con su disfraz de Moana de disney se veía muy bonita.

De izquierda a derecha, Zaira con su disfraz de blancanieves, Bris con su disfraz de mulán hecho por su mamá, Bethsabe iba disfrazada de caperucita roja, Diana con su disfraz de Moana y abajo, sentada, mi amix Doña Luz con su disfraz de Alicia en el país de las maravillas, aunque yo pensaba que se parecía más a Dorothy del Mago de Oz.


Blancanieves (Zaira), la reina malvada (Victoria) y la manzana envenenada.

Fotos grupales. La mayoría de los niños iban vestidos de futbolistas, excepto Joaquín que fue de Batman y Jorge que fue de Doctor.


HISTORIA CLÍNICA PSICOLÓGICA INFANTIL FICHA DE IDENTIFICACIÓN:  Nelson  7 años  Masculino  Escolaridad: Segundo año de primaria  Residencia: Hacienda Nueva, Zacatecas.  Compañía: Mamá, papá, y hermanos mayores.  Dx: Diabetes Mellitus tipo 1. Un año de evolución.  Tx: Insulina NPH e insulina de acción rápida en mezcla antes del desayuno y antes de la cena. PRESENTACIÓN Estaba en una fiesta en Hacienda Nueva cuando mi tía sacó el tema de que un compañerito de la escuela de sus hijos tenía diabetes y que ella no lo sabía hasta hace poco. Entonces me interesé en la conversación porque yo estaba buscando un niño con enfermedad crónica para mi entrevista de Psicología Médica. Entonces mi tía me dijo que de hecho el niño era vecino suyo y que podría ir en ese momento a verlo. Ya eran las 7pm y salí rápido a buscar al niño. Mis tíos me acompañaron, porque conocían a la mamá. Me puse la bata y tomé lo necesario para mi entrevista, aprovechando que tenía mis cosas de la escuela tomé la lapicera, el libro de cuentos, hojas de rehúso para los dibujos y una tablita para que el niño pudiera recargarse. La entrevista se realizó en el domicilio de Nelson y duró alrededor de una hora. Nelson prefirió platicar conmigo y su mamá se fue a la cocina mientras tanto, junto con mis tíos. Estábamos en la sala y cuando llegué él veía la película de Cars en la televisión. Fue una entrevista en la que ambos estuvimos cómodos, fue más sencilla de lo esperado pues el niño es bastante sociable,


tranquilo y muy atento a lo que se le preguntaba. Le entusiasmó mi llegada, pues mi lapicera colorida llamaba la atención y desde que me presenté mostró interés en el motivo de mi visita. Me sentí feliz de poder conectar con Nelson, que aunque ya estaba algo cansado y con sueño pudo prestarme atención, incluso más que a la televisión que mantuvimos encendida pero con el volumen más bajo. INTERROGATORIO DIRECTO 1. ¿De qué estás enfermo? Del azúcar. 2. ¿Cómo te sientes? Tengo sueño. 3. ¿Te duele algo? La cabeza de arriba, porque hoy me caí de la bici. 4. ¿Quieres hacer un dibujo sobre ti? Sí. 5. ¿Te gustan los doctores? Sí, pero no me gusta que no me dejan comer muchas cosas. 6. ¿Qué cosas no te dejan comer? El chocolate, los dulces, refresco, pastel de chocolate y dicen que ni tantas frutas. 7. ¿Te gustan los dulces? No me gustan. Me gustan más los pasteles y la gelatina en las fiestas de cumpleaños como la de mi amigo Arturo. 8. ¿Sabes por qué no te dejan comer todo eso? Es porque tengo mucho azúcar y esas cosas son más azúcar, pero como ya tengo pues ya no quiero más. 9. ¿Comes bien? Si como bien, todo lo que me da mi mami. 10. ¿Tienes hambre muy seguido? Solo cuando salgo de la escuela. 11. ¿Cómo te tratan tus doctores? Bien, les gusta platicar mucho, pero siempre hay más personas que quieren ir a platicar con ellos, entonces solo podemos hablar un rato. 12. ¿Duermes bien? A veces sí, cuando no me anda mucho del baño en la noche o cuando no me levanto porque quiero agua. Casi siempre tengo sed en la noche y cuando sí me levanto ya no puedo volver a dormir y me da miedo.


13. ¿De qué tienes miedo? Cuando está oscuro me da miedo porque no veo a mi hermano Jason y pienso que ya se fue. (Duerme con su hermano Jason de 8 años de edad) 14.

¿Has dormido en el hospital? Sí

15. ¿Estabas a gusto durmiendo en el hospital? Sí porque la cama estaba muy grande para mí solito. 16.

¿Anoche dormiste bien? Sí, no fui al baño.

17. ¿Y qué soñaste? Soñé que había muchas salchichas y nadie se las comía por feas y llegaba un pato panzón con un gorro feo como el que se ponen las enfermeras y estaba pisando una salchicha y se moría y estaba fea. 18. ¿Has soñado antes cosas parecidas? De comida sí. Me gusta cuando sueño papas. 19.

¿Quieres dibujar lo que soñaste? Sí.

20.

¿Ya tienes más sueño? Sí pero no es tanto.

21. ¿Te gustaría que te cuente un cuento? (Respondió con una pregunta) ¿De qué? 22. Es sobre un puerco, puedes dibujar lo que quieras del cuento. LEÍMOS EL CUENTO DEL PUERCO ZOMBI. 23. ¿Te gustó el cuento? Fue muy ridículo pero me da risa como lo leíste. (Se estuvo riendo de mi voz de narrador) 24. ¿No te asustan las inyecciones? No, todos los días me pican pero yo soy bien fuerte. 25. ¿A tus hermanos les asustan las inyecciones? Sí, por eso yo soy chido. 26. Sí.

¿Tus amigos saben que te ponen inyecciones diario?

27. ¿Tú les contaste? Sí, por eso dicen que soy el más fuerte de todos. 28. ¿Y si te sientes así de fuerte? A veces, porque un día me dolía el brazo por el piquete y ese día no quise jugar a nada en educación física.


29. ¿A qué te gusta jugar? Al futbol, los carros y a los disparos. 30. ¿Quieres jugar a algo ahorita? No es que ya tengo sueño, pero quiero que veas mis carros que están aquí chidos. EXPLORACIÓN FÍSICA Nelson es bastante agradable. Es muy inteligente, entendía rápido mis preguntas y contestaba. Le gustó dibujar mientras yo le seguía preguntando cosas y mientras le contaba el cuento. Le gusta el color azul y el rosa no porque su hermana Dayana (12 años) se viste mucho de rosa y el rosa para él es solo de niñas. Es muy valiente, pues no le molestan las inyecciones diarias de insulina y además de eso tiene más o menos una idea correcta sobre lo que le pasa. Suele soñar con comida, sin embargo no tiene problemas por sus restricciones de la misma ya que no le gustan los dulces y además acepta todos los alimentos que su mamá le sirve. Solo tiene hambre después de la escuela, lo cual ocurre en niños normalmente y es independiente de su condición de diabetes mellitus tipo 1. Se desarrolla aparentemente como cualquier niño sano y es muy juguetón cuando no tiene sueño (eso me lo contó su mamá cuando llegué, pues era tarde y ya casi se iba a dormir).También es amigable, según lo poco que mencionó sobre su escuela, sobre que sus amigos decían que es fuerte y cuando habló de la fiesta de Arturo. Se observa delgado y pequeño, pero come bien y su crecimiento se desarrolla con normalidad hasta ahora. A continuación las obras de arte que Nelson dibujó para mí y la evidencia fotográfica del trabajo que realizamos juntos, tanto entrevista, como el cuento que le narré del libro Cuentos para niños enfermos:


ENTREVISTA A UN MORIBUNDO FICHA DE IDENTIFICACIÓN María Guadalupe Edad: 52 años Sexo: Femenino Residencia: Zacatecas, Zacatecas. Dx: Cáncer cervicouterino Tx: Radioterapia

PRESENTACIÓN Mi abuelita y mi tía la conocen, así que cuando les comenté que necesitaba específicamente a una mujer con cáncer para una entrevista, pronto me hablaron sobre ella y me consiguieron su dirección para ir a visitarla. Ya la han desahuciado en el ISSSTE, por lo cual tiene desde enero en su domicilio y las únicas ocasiones para las que sale son para asistir a sus radioterapias. Me rompió el corazón. Es una mujer maravillosa, llena de vida, pero que su grave situación la frena en todo cuanto se propone. La señora a quien entrevisté , es una madre amorosa, una mujer luchadora que ha vivido al máximo, sin embargo, desearía vivir aún más. La entrevista duró alrededor de 3 horas y media y la realizamos en su sala, donde ella estaba sentada. Nos extendimos debido a que comenzó a llorar durante la entrevista y yo, no pude mantenerme tranquila, lloré con ella y la abracé sin poder distinguir quién de ambas estaba más triste en ese preciso momento.


Ella deseaba hablar, contarlo todo, así que fue sencillo obtener respuestas para mi guía de preguntas que llevaba. No grabé sus respuestas, pero la conversación fue muy buena y recordé cada respuesta. En su presencia solo tomé notas rápidas, pero ya en casa redacté de forma más completa lo que ella me contaba y respondía.

ENTREVISTA 1. ¿Desde cuándo fue diagnosticada? Fue diagnosticada en el mes de octubre de 2018, sin embargo ya se encontraba en un estadío muy avanzado y la operación sería demasiado riesgosa, por lo que se decidió tratar con radioterapia. 2. ¿Cómo recibió la noticia? ¿Cómo la hizo sentir? Ella estaba un día trabajando cuando recibió una llamada de su hija, asustada. Le dijo que tenía que contarle algo muy feo que le había sucedido camino a la escuela, pero que la llamaría más tarde porque ya iba a entrar a clases. La señora Lupe se quedó preocupada y más tarde recibió la llamada de un número desconocido. Le dijeron que tenían secuestrada a su hija y que debía depositar cierta cantidad de dinero a una cuenta si quería a su hija de vuelta. Ella inmediatamente trató de llamar a su hija para asegurarse que estuviera bien, pero no hubo ninguna respuesta entonces se asustó mucho. Depositó el dinero, unas tres veces porque volvían a pedirle más. El cajero del Oxxo notó la sospechosa actitud de la señora Lupe y se dio cuenta de que estaba siendo extorsionada. No realizó el último depósito y le quitó el teléfono de la mano. Ella sintió un fuerte dolor en la pelvis y después no recuerda bien qué ocurrió. Llegó al hospital, le comunicaron con su hija, que se encontraba bien en clases, por lo cual no le había contestado las llamadas. La señora Lupe creyó que alguien había estado siguiendo a su hija y que eso era lo “feo” que le había pasado


cuando la llamó por la mañana. Pero no, la hija le dijo que se trataba de un señor que se había portado grosero con ella. Estaba aliviada, sin embargo, el médico apareció. Ella pensaba que el dolor que la había llevado hasta ahí fue por la preocupación que le había provocado la situación con su hija. Pero le dijeron así, en forma “cruda” y sumamente directa que le habían encontrado un tumor maligno… Ella estaba devastada. No podía creerlo. Me contó que de inicio, se rio con el médico, hasta que su risa se convirtió en lágrimas y preguntó si lo decía en serio. No podía creer que a ella le tocara sufrir algo así. Se sintió sin fuerzas y sus hijos lo comunicaron a sus tías, para que visitaran a su madre. 3. ¿Quién ha estado apoyándola desde entonces y cómo? Sus hijos, hermanos e incluso su vecina. Su hijo mayor es casado y tiene dos hijos. La visitaba lo más regular posible y su esposa se encargaba de ayudarle a preparar comida para la madre enferma. Su hija menor se hizo más responsable, ahora recoge y limpia toda la casa, lava la ropa y a veces hace de comer, cuando la esposa de su hermano no lo hace. Los hermanos le hacen visitas ocasionales, le llevan comida o ensure para cuando no tiene hambre y lo más importante, le hacen compañía ya de que se ha vuelto extremadamente sedentaria y más ahora que solo se desplaza por su casa en silla de ruedas pues se ha puesto débil. Por las mañanas, mientras su hija va a la escuela y su hijo trabaja, la vecina se encarga de darse una vuelta por la casa de la señora Lupe, para ver si necesita algo. 5. ¿Cómo tomaron la noticia sus familiares y amigos? Sus familiares se entristecieron bastante con la noticia, principalmente sus hermanos que son todos ya mayores y que acababan de perder hace un año a su hermano menor en un accidente automovilístico. Todos desearon colaborar con visitas recurrentes y estar pendientes, sin embargo, ella empezó a


sentirse como si fuera una “atracción de circo”, como si fueran a verla sufrir y les atrajera más la curiosidad que la preocupación, por lo cual empezó a pedir menos visitas. En cuanto a sus amigos sucedió algo similar, sin embargo ella deseó alejarse mucho más de sus amigos que de sus familiares a tal grado de no querer visita alguna de ellos, ni en el hospital ni en su domicilio. 6. ¿Cómo ha sido su estancia hospitalaria? Fue demasiado difícil. Se sentía sola, a veces con frio, la mayoría del tiempo cansada y detestó cada minuto, pues sentía que se estaba convirtiendo en una carga para sus hijos y sus familiares que se turnaban para cuidar de ella. La comida no le gustaba para nada y prefería dársela a quiénes la visitaban. 7. ¿El trato de médicos y enfermeras hacia usted han sido adecuadas? Las enfermeras eran torpes, o muy indiferentes, no mostraban mucho interés por ella ni algo de empatía. En su mayoría solo hablaban lo mínimo con ella y no prestaban atención a sus dolencias. Los médicos por el contrario fueron muy amables y comprensivos. Incluso su nutrióloga le cumplía algunos “caprichitos” de comida un par de veces y el médico lo permitía. Los médicos le daban mucha confianza, sin embargo “de confianza no se cura uno”, así me lo dijo ella. 8. ¿Cómo le gustaría que fuera su relación con su médico? ¿Qué le gustaría cambiar? La relación con su médico le pareció bastante buena, pues la hacía sentirse mejor, siempre era amable y respetuoso, incluso cuando los estudiantes estaban presentes durante las visitas que el médico le hacía. Ella ansiaba el momento de que el médico pasara a saludarla, a informarle de lo que le sucedía, pues nunca le mintió y le dio toda la información, por más difícil que fuera de comunicar, ya que no había avances ni mejorías. 9. ¿Qué ha cambiado en su vida desde el inicio de la enfermedad? Todo. Ella era muy independiente, vivaz y con un alma viajera.


Cada que se le antojaba, avisaba a sus hijos y así en fines de semana podía irse a San Juan de los Lagos, o a Villa Hidalgo. También le gustaba ir y venir a su trabajo, salir a conciertos con su hija, cuidar de sus nietos y no perderse ninguna fiesta ni evento al que la invitaban. Andaba “en todo” y vivía llena de emoción. Ahora apenas puede levantarse al baño cuando no resiste las náuseas. No se levanta mucho de la cama porque tiene dolores en el cuerpo en general. Aparenta verse bien cuando recibe visitas pero en cuanto se van, llama a su yerno que es médico, para que vaya a revisarla. 10. ¿Qué decidió de su vida a partir de la noticia? Ella quería, con todas sus fuerzas recuperarse, estar ahí para su hija, verla casarse con el médico. También deseaba seguir cuidando a sus nietos cuando su hijo trabajaba y tenía muchos motivos para luchar. Siguió a la perfección el tratamiento, pero últimamente se siente de lo peor y ya no tiene fuerzas para seguir intentándolo. Ahora solo quiere preparar a su hija para que pueda seguir su vida sin ella, y asegurarse de que el matrimonio de su hijo se mantenga bien. 11. ¿Cuál es su mayor preocupación? Su hija Lupita. Dejarla sola y que su novio no sea suficiente para protegerla, apoyarla, mantenerla activa, trabajadora y que termine su escuela, a la cual asiste más por obligación que por gusto, pues su mamá quiere que termine su carrera en arquitectura, pero la hija duda mucho de si le gusta o no. 12. ¿Cuál es su mayor deseo? “Curarme o ya morirme de una vez, ya no aguanto”. Empezó a llorar, primero fueron solo unas lágrimas pero después todo se puso peor, empezó casi a gritar y yo la abracé, sin darme cuenta de que yo también había empezado a llorar. Le dije que había olvidado mi varita mágica en casa y que así no podía curarla. Se rio ligeramente, pero seguí llorando con fuerza. Me dijo algo bastante conmovedor entonces, un poco más calmada, pero yo la seguía abrazando. Dijo que para


ella los médicos siempre habían sido súper héroes, como los que le gustaban a sus nietos, y que nuestra bata blanca era como la capa de súper man. La solté un poco para mirarla a los ojos, no sabía qué decir o hacer y ella seguía llorando. Me tomó las manos y me dijo que por favor, siguiera adelante, que estudiara muchísimo y que ayudara luego a personas como ella. Me animó muchísimo y creo que eso me puso más triste todavía. Me pidió que le pasara sus kleenex de la habitación. Le traje algunos y la dejé calmarse. Le sujeté una mano mientras se recuperaba. Cuando la vi mejor, insistí en mi pregunta de nuevo y le dije que si había algo que ella deseara y que yo pudiera darle, haría lo necesario por conseguirlo o hacerlo. Ella sonrió y me dijo que quería una chamarra negra para ponerse en navidad. Que quería una que estuviera llenita por si seguía perdiendo peso, al menos en las fiestas navideñas se viera más gordita como siempre lo había sido. Ha bajado al menos unos 20 kilos por su enfermedad, pero siempre le gustó verse robusta. 13. ¿Qué clase de cosas piensa para que le ayuden a sobrellevar la enfermedad? Cree que lo que la ayuda bastante es su fe en la virgen de San Juan, pues le es muy devota e incluso tiene varias imágenes de la misma, de cada visita que ha hecho al templo en San Juan de los Lagos. También se mantiene por su hija, con quien vive sola desde que su hijo se casó y se mudó. 14. ¿Ha pensado en cómo prepararse para la muerte? Últimamente si lo ha pensado, pues cada día le es más difícil levantarse y a pesar de que tiene el apoyo de su familia, no quiere que se preocupen demasiado y desea pasar más tiempo ordenando todo para su hija, pues la casa en que viven en realidad es de su ex marido y ella quiere que se quede a nombre de su hija. También quiere organizar su testamento y quitar a su ex marido del seguro, dejando así únicamente a sus dos hijos bien cubiertos.


15. ¿Cree que las personas deberían pensarlo, ya de que todos falleceremos algún día? En su opinión, morir puede no ser tan terrible como toda su familia lo hace parecer, pues así su dolor se terminará por fin y además de ello, ya está preparando todo para que a sus hijos nada les falte. Se siente preparada y tranquila para cuando llegue el momento. Ha estado soñando a su madre y ello le da fortaleza para no temer a lo que la espera. Cree que si todos somos más conscientes del tema podríamos evitar tanto dolor, pues es más sencillo saber soltar que mantenernos oprimidos cuando alguien parte. También me puso el ejemplo de que todos los padres son prestados, por lo que en cualquier momento podemos perderlos y si podemos admitir que su partida no es el fin del mundo, entonces sabremos vivir de verdad. De la misma forma, si estamos conscientes de lo frágil que es nuestra vida, podremos estar preparados a la hora de nuestra muerte, sin temer, y más aún si nos quedamos con la satisfacción de haber vivido bien cada día.

MEDICINA PALIATIVA Fue algo realmente sencillo. Cuando me pidió una chamarra negra, me pareció algo común. Pensé que incluso si me hubiera pedido en tiempos de feria que la llevara a algún concierto, yo hubiera dicho que sí, con todo y la silla de ruedas, con lo que fuera necesario. Hubiera sido divertido. Pero pidió algo más común, algo sencillo. Una chamarra negra y rellenita para usar en fiestas navideñas. Fui a Sams con mi mamá y ella me ayudó a escoger una. Mi mamá hizo algunas bromas como de que a ella nunca le compraba ropa pero a esta mujer sí y yo insistí en explicarle que la señora Lupe se sentiría mejor con su chamarra. Volví al día siguiente a casa de la señora y le entregué su chamarra, se alegró mucho cuando vio que de verdad le había llevado lo que quería, no podía creerlo, estuvo riéndose y me dijo que pensaba que lo había dicho en broma, que ella entendería si


en realidad yo jamás regresaba a cumplir sus deseos. Me abrazó y me dijo que le gustaba mucho. Me preguntó cuánto había gastado y claro, le dije que al ser un regalo, no debía saber su costo. Le dije que mi mamá me había ayudado a elegirla y que esperábamos que en serio le gustara. Preguntó dónde estaba mi mamá y le dije que me estaba esperando afuera en el auto. Me sorprendió cuando me dijo que le llamara para que entrara, pues en la entrevista me había contado que no quería sentirse como una cosa en exhibición y por lo mismo no le gustaban mucho las visitas, sin embargo estaba ahí, aceptando que mi mamá entrara. Cuando mi mamá entró se saludaron y platicaron un poco de cosas de mamás, ella le contó sobre su hija y mi mamá habló sobre mí. Le pedimos que se probara la chamarra y entonces mi mamá nos tomó algunas fotos mientras yo le ayudaba a la señora a ponérsela y no fueron muy buenas tomas, la mayoría salían borrosas, pero también hubo algunas fotos rescatables. A mi mamá no le gusta mucho tomar fotos con los celulares, se mueve mucho y se enoja porque no salen bien, así que no le conté que varias se veían borrosas porque entonces se enojaría conmigo y me daría risa repetirle por milésima vez cómo estarse quieta para enfocar la foto. Estuvimos realmente muy corto tiempo con la señora Lupe, le agradecí al final su cooperación con mi trabajo y por haberme permitido visitarla. Nos despedimos de beso y abrazo y luego su hija nos acompañó hasta la puerta sugiriéndonos volver algún otro día pues al parecer nuestra compañía le había sido grata a la señora.


¿Qué aprendí del paciente moribundo? A valorar la salud. Viendo cómo su estado de salud frenó todo en su vida, me asusté, porque mi vida es muy bonita y todo, pero la enfermedad siempre representa cambios drásticos, afecta la calidad de vida y nada sería como ahora lo es. Enseguida, el cuento que redacté a base de la entrevista que realicé y que se me ocurrió tomando en cuenta una historia que me contó la señora de uno de sus sueños recientes y en la experiencia de una sobrina suya que tuvo un pequeño accidente y cayó de unas escaleras la semana anterior a que yo asistiera a la entrevista.


CUENTO: COLORES Venía saliendo de clases, por los escalones de la entrada como en cualquier día. Miré al cielo azul, sentí que mi pie no estaba pisando el escalón y entonces rodé escalera abajo. Todo se puso borroso y un zumbido me aturdió. Ahora estaba con mi tía Lupe, en ese día en que la visité por última vez. Era fácil saber qué día era, pues llevaba mi pants gris y mi sudadera azul. Aquél día pasé a visitarla saliendo del gimnasio, me senté a sus pies en la cama y vimos juntas ese estúpido programa de televisión donde hacen parejas con desconocidos, mientras mi tía me contaba por tercera vez su anécdota favorita de cuando salió con su amiga y varios hombres militares a beber en un bar del centro de la ciudad, luego cambiamos de tema y me contó lo que había visto la noche anterior… Tenía ganas de orinar y sentía mucho dolor por su cáncer, que últimamente la tenía muy mal. Se levantó, a duras penas rumbo al baño y en la sala vio una silueta iluminada de colores. –No te vayas, ya regreso- Eso le dijo la tía a la silueta extraña. Saliendo del baño ya no había nada ahí. Estaba muy cansada y adolorida como para buscar exhaustivamente así que volvió a recostarse y entonces los colores parecieron desprenderse de ella misma. Brillaba y las luces se movían a su alrededor. Sus dolores se fueron y sintió un par de manos cálidas sosteniendo la suya. –Hija querida, cuando quieras pasaré a encontrarte, no te preocupes- Así le dijo. Le pregunté a mi tía si de verdad había visto a mi abuela esa noche, porque no era posible, es decir, mi abuela falleció ya hace 10 años. –Era ella, te lo juro- Me dijo. La abracé con fuerza y le dije que la visitaría luego. Se lo prometí. El escenario se decoloró y ahora me encontraba en la funeraria. Mi tía Lupe había fallecido. Vi mi reflejo en el espejo de los baños de la funeraria. Tenía la nariz roja y los ojos hinchados de llorar, justo como ese día lo estaba.


Algo comenzó a emitir colores tras de mí. Me di media vuelta y una anciana sonriente estaba plantada justo ahí. –Vine a encontrarla y ya estamos por partir- Me dijo la anciana. Se lavó las manos y entonces mi memoria se aclaró y sentí un deja vu, definitivamente esta escena ya había ocurrido antes. Lo que la anciana había dicho ese día no tenía sentido alguno, yo solo le había sonreído y luego había salido del baño de inmediato, pero no esta vez, no ahora que recordaba lo que la tía Lupe me había contado. -¿Abuela?- Pregunté. -Despierta mi niñaY entonces volví a la realidad. Llené mis pulmones de aire otra vez. Con la caída me había sofocado y estuve inconsciente un momento. Varias personas me rodeaban, con rostros preocupados y sus mochilas al hombro. -¿Estás bien?- Me dijo una chica de abrigo rojo y tendió su mano hacia mí para ayudarme a ponerme de pie. -Estoy bien, graciasDije mientras me sacudía y me volvía a colgar la mochila en la espalda. Tomé el sendero de arbustos a mi izquierda y me alejé rápidamente.


LIBROS QUE LEÍMOS ESTE CURSO  PSICOLOGÍA MÉDICA –Ramón de la Fuente. o Nos basamos principalmente en los capítulos:  Relación médico paciente.  Ciclo vital y personalidad.  SOBRE LA MUERTE Y LOS MORIBUNDOS- Elisabeth Kubler Ross.  PSICOANÁLISIS Y PEDIATRÍA- Francoise Dolto.


PELÍCULAS Y ANÁLISIS RELACIÓN MÉDICOPACIENTE  WIT https://www.youtube.com/watch?v=ZwN3Z74sQwo RELACIÓN MÉDICO-PACIENTE Cuando la profesora Vivian descubre su cáncer ovárico, todo en su vida cambia y ella que solía ser de carácter fuerte se quiebra tras los tratamientos y su difícil estancia intrahospitalaria. En esos momentos ella necesitaba apoyo, una buena interacción con sus médicos, necesitaba sentirse a salvo y definitivamente no sería posible mediante los tratos poco corteses de los médicos, que en general eran fríos, mal educados y se dirigían a ella de una forma directa mediante un lenguaje técnico que ella no podía alcanzar a comprender. Su deber como médicos era explicarle a Vivian de una manera más tranquila lo que estaba sucediendo, y no recurrir simplemente a su lenguaje médico. Otro error en la relación médico paciente fue el trato material que le dieron a Vivian durante las exploraciones, donde fueron groseros y no le informaron de la revisión que harían, simplemente la destaparon y como si fuera un objeto procedieron a explorar su afección. MEDICINA PALIATIVA Lo rescatable y humanamente correcto que apreciamos en la película es la participación de la enfermera Susi en el apoyo a Vivian durante sus padecimientos, pues fue el único personal sanitario que mostró un verdadero interés por su paciente, que realizaba visitas y que escuchaba lo que Vivian tenía qué decir.


Esta enfermera, es quien realmente le informa a la profesora sobre su padecimiento de una forma más adecuada, le explica lo que está ocurriendo y cómo va extendiéndose en su organismo. REFLEXIÓN Como el médico pasa mucho tiempo estudiando y trabajando, es comprensible que desee demostrar su conocimiento por sobre todas las cosas, sin embargo, no es correcto usar tantos términos médicos ni ser muy minuciosos en el uso de tecnicismos cuando nos dirigimos a nuestros pacientes puesto que pueden no entendernos y por lo mismo, su tratamiento se complica, no lo realizan adecuadamente y no confían en nosotros si no pueden saber de qué les estamos hablando. Por otro lado, es necesario que tengamos la sensibilidad de acercarnos a nuestros pacientes, conversar con ellos, buscar empatizar y entender cómo acompañar al paciente en su estancia intrahospitalaria así como en su padecimiento.  MARTES CON MI VIEJO PROFESOR https://www.youtube.com/watch?v=PEVedEnTYMM Relación médico-paciente En esta película, hay menos presencia del personal médico en la historia, sin embargo, se destaca el rol terapéutico que el propio paciente puede tener sobre los demás, especialmente cuando nos enfrentamos a la muerte, ya que es entonces cuando es posible comenzar a pensar de un modo más claro qué está sucediendo en nuestras vidas. El profesor ya era un paciente terminal por Esclerosis Lateral Amiotrófica, sin embargo, sus conocimientos y la nueva forma en que podía vislumbrar la vida, le permitirían a Morris ayudar a su antiguo alumno, aun teniendo en cuenta que


lo usual es, que el paciente busque ayuda y no sea en sí quién la brinda. MEDICINA PALIATIVA Mitch Alboms inicialmente falló a la promesa de mantener contacto con su profesor Morris, sin embargo, tomó la decisión de ir a visitarlo cuando se enteró del padecimiento que éste tenía y de que su situación era ya un caso terminal. Esta preocupación sincera que mostró por su viejo profesor, le permitieron aclarar varios de sus problemas personales, de resolverlos uno por uno, mientras mantenía cercanía e interés por el estado de salud de su profesor. REFLEXIÓN Lo que yo consideré, me llamó más la atención, fue el hecho de que se puede aprender de tus pacientes, es decir, están en busca de nuestra ayuda como médicos, pero si les ponemos atención es probable que aprendamos más cosas de la vida, es decir que, si nos acercamos y brindamos medicina para el alma es probable que ese acto de buena fe se regrese a nosotros, como en esta película en la que Mitch visita a su profesor constantemente, obteniendo en cada día una nueva enseñanza, al tiempo que su profesor recibe compañía y afecto. Desde mi punto de vista, ambos están ganando en esta relación, pues Mitch soluciona dificultades en su vida y Morris mantiene una amistad sincera que lo acompaña en su padecimiento. De este mismo modo antes mencionado, creo que los médicos podemos vernos beneficiados de muchas maneras si tan sólo prestamos atención a nuestros pacientes y absorbemos todo el conocimiento posible de cada experiencia.


 PATCH ADAMS https://www.netflix.com/mx/title/18171082 RELACIÓN MÉDICO-PACIENTE Inicialmente se puede ver la mala relación que el médico del psiquiátrico establece con el señor Adams, es decir, ni siquiera voltea a mirarlo mientras están en consulta, no pone atención a lo que le refiere el paciente y claramente muestra su desinterés hacia el mismo. De ahí que el señor Adams nota la deficiencia en calidad humana por parte de los médicos y toma la decisión de estudiar medicina. Patch Adams es clasificado como “exageradamente feliz” y esa buena actitud que muestra en todo momento le permite acercarse no solo a los pacientes, sino también a cualquier persona. La forma con la que él establece una adecuada relación médico-paciente es a través de mostrar verdadero interés en las personas, ir más allá de sus padecimientos y de lo que está a simple vista, así toma en cuenta detalles como el nombre de los pacientes, acto que lo distingue del resto de médicos, que etiquetan al enfermo por su número de cama o su particular padecimiento. MEDICINA PALIATIVA Patch Adams es amable con los pacientes, alegre en todo momento, busca sacarle una sonrisa a todo aquél que lo rodea y el simple hecho de dar buen trato a los demás, funciona como una medicina efectiva, que tal vez no elimina por completo los padecimientos de los pacientes, pero hace más llevaderos sus días en el hospital. También escucha a los pacientes, convive con ellos y les hace reír, cosa que no es común que un médico o cualquier personal de la salud realicen durante su labor diaria.


REFLEXIÓN Vi la película en casa de mi amiga Priscila, junto con Joaquín, Diana y Dany, por lo que tuvimos oportunidad de comentar lo que ocurría en cada escena y al final. En lo personal me hizo pensar respecto a los médicos que deciden, valga la redundancia, estudiar medicina debido a que ayudar a los demás los ayuda a sí mismos, ya sea en problemas o enfermedades personales. Eso solo fue al inicio de la película, porque el resto fue para mí algo más como un recordatorio de seguir un modelo más humanitarista que técnico al tratar con pacientes, es decir, sabemos que ellos están sufriendo, no hay que aumentar este dolor con nuestros malos tratos, malas caras ni con comentarios crueles y directos que no hacen más que angustiar al enfermo. Si podemos ser amables y brindarles un poco de bondad puede ser más sano que simplemente tratarlos como objetos y desecharlos de nuestro consultorio una vez terminado el diagnóstico y dictado un tratamiento.  CARTAS A DIOS https://www.youtube.com/watch?v=yGXS35MPBSs&t=28s RELACIÓN MÉDICO-PACIENTE El médico sabía que los días de Oscar se estaban terminando y que el niño sufría por su condición, así como por el hecho de que sus padres estuvieran distantes y preocupados, por lo que recurrió a la medicina de última instancia. Le concedió al niño lo que deseaba, después de todo, eran sus últimos días y qué mejor manera de pasarlos que con la persona que él deseara. Darle unos buenos últimos días fue el mejor tratamiento que el médico pudo darle al pequeño con cáncer terminal, tomando en cuenta que su condición médica ya no tendría otra mejoría sin importar los esfuerzos realizados por el personal de salud.


MEDICINA PALIATIVA Oscar necesitaba ser escuchado, tener compañía y disfrutar lo poco que le quedaba de vida. A veces el médico no es suficiente ayuda en casos terminales, pero una persona de confianza, con buena actitud y que sepa escuchar puede valer más que mil medicamentos. “La mujer de rosa” fue esa persona que Oscar necesitaba en sus últimos días. Su compañía fue suficiente para aminorar el dolor de los últimos días, además de que apoyó en la reconciliación con sus padres, así como fue de ayuda al médico para conocer cómo se encontraba Oscar y qué deseaba, pues al enterarse del poco tiempo que le quedaba, el pequeño dejó de hablar con el personal de salud. REFLEXIÓN Creo que los médicos no siempre somos suficiente. Simplemente no es posible, no somos todólogos y aunque hagamos todo lo que esté en nuestras manos, a veces olvidamos ponernos en el lugar del paciente, tener empatía. Escuchar y comprender puede ser lo que más necesitan cuando ya no existe ninguna otra salida o cuando el motivo de su enfermedad es solo por la necesidad de la atención, del calor humano recibido por ello. Pero, insisto en la idea de que no siempre vamos a lograr un tratamiento adecuado, a veces necesitamos ayuda y recurrir a las creencias del paciente es una buena salida. Esta película la vi junto con mi mamá y le pareció muy triste. A mí en cambio me gustó mucho porque nos enseña a no temer a la muerte, que a fin de cuentas es lo más seguro que tenemos. También porque tiene un buen desenlace ya que el pequeño Oscar fallece, pero con tranquilidad, pues había tenido una buena calidad de vida en sus últimos días.


XX CONGRESO MÉDICO EVENTOS CULTURALES  Expo-talentos 23 de octubre de 2019 en el lobby del Edificio E3 en horario de 09:00-13:00. Por tristes causas de fuerza mayor, se canceló el evento de talentos medicinos, sin embargo, sí se llevó a cabo la expo talentos, donde mis dos amigas Dianas e Iván presentaron unos preciosos dibujos.


CONCLUSIONES A lo largo de este semestre se vivieron altas y bajas que quedaron bien grabadas en estas páginas. Ha sido un semestre complicado pero lleno de aprendizaje y momentos agradables dosificados de vez en cuando. Psicología médica ha sido una clase maravillosa que me ha introducido por primera vez a eso que llamamos el ser “humanitario”, en lo cual podemos reconocer el papel del médico no como una máquina perfecta que todo lo cura, sino como un ser humano que al igual que cualquiera sufre, siente, vive y que por lo mismo, la empatía nunca está de más y que es necesario aplicar ello en clínica. Del aprendizaje que más me gustó en este curso fue referente a la personalidad y a la relación médico-paciente, ya que, gracias a ello, podemos reconocer cómo es el paciente y brindarle un trato más adecuado, pero sobre todo, aprendimos a conocernos a nosotros mismos. Esta materia me deja recuerdos memorables y bonitos, en especial mis vivencias durante las actividades humanitarias, que creo yo, han sido lo más productivo que he hecho durante mis estudios de Medicina Humana. Lo mejor de esta materia es que no fue demasiado teórica, ni pesada o estresante como la mayoría de las materias que se llevan en Medicina Humana. Al contrario, me brindaba de tranquilidad, fue de apoyo en mi estabilidad emocional y me permitió aprender en forma realmente práctica sobre cómo tratar a mis pacientes en un futuro. Concluyo con un agradecimiento a la docente que impartió de forma brillante esta materia, a la Dra. María Engracia Castro, que ha sido fuente de inspiración a nosotros los medicinos, para poder convertirnos en mejores personas. ¿Qué médico puede ser bueno sin ser también una buena persona? NINGUNO.


BIBLIOGRAFÍA  Cartas a Dios. Película disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=yGXS35MPBSs&t=28 s  Patch Adams. Película disponible en: https://www.netflix.com/mx/title/18171082  Martes con mi viejo profesor. Película disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=PEVedEnTYMM  Wit. Película disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=ZwN3Z74sQwo  https://www.moverlossentimientos.com/index.php/blog/i tem/76-inteligencia-emocional-familia  https://educayaprende.com/inteligencia-emocional-en-lafamilia/  https://www.palermo.edu/cienciassociales/publicaciones /pdf/Psico5/5Psico%2005.pdf  https://psicopedia.org/1093/inteligencia-emocional-guiapractica-para-la-familia/  “Psicoiatrogenia”. Recuperado de: http://www.scielo.org.bo/scielo.php?script=sci_arttext&pi d=S1726-89582013000200010  https://como-funciona.com/psicoiatrogenia/  De la Fuente, R. (1992). Psicología médica (2ª ed.). Ciudad de México, México: Fondo de Cultura Económica.  Dolto, F. (1974). Psicoanálisis y pediatría (11ª ed.). Ciudad de México, México: Siglo Veintiuno Editores.  Kübler-Ross, E. (1994). Sobre la muerte y los moribundos (4ª ed.). Aragó, Barcelona: Ediciones Grijalbo.

Profile for Belén Janeth CI

Revista Virtual de Psicología Médica  

Trabajo final de Psicología Médica

Revista Virtual de Psicología Médica  

Trabajo final de Psicología Médica

Advertisement