Page 1

Día del libro 23 de abril “Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado, un amigo que espera; destruido, un corazón que llora”. Proverbio hindú “Un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo”. Proverbio árabe “Si tienes una biblioteca con jardín, lo tienes todo”. Cicerón

“Los libros me enseñaron a pensar, y el pensamiento me hizo libre”. Ricardo León “En algún lugar de un libro hay una frase esperándonos para darle un sentido a la existencia”. Cervantes “La lectura de todo buen libro es como una ‘conversación’ con los hombres más esclarecidos de siglos pasados; una conversación selecta en la cual nos descubren sus mejores pensamientos”. R. Descartes “Junto con los libros debiera venderse el tiempo suficiente para leerlos”. Schopenhauer

“La lectura es como el alimento; el provecho no está en proporción de lo que se come, sino de lo que se digiere”.(Jaime Luciano Balmes “No hay ninguna lectura peligrosa. El mal no entra nunca por la inteligencia cuando el corazón está sano”. Jacinto Benavente “No hay mejor fragata que un libro para llevarnos a tierras lejanas”. Emily Dickinson

“Hay quienes no pueden imaginar un mundo sin pájaros; hay quienes no pueden imaginar un mundo sin agua; en lo que a mi se refiere, soy incapaz de imaginar un mundo sin libros”. Jorge Luís Borges “La lectura es una ventana y también un espejo”. Antonio Muñoz Molina “El tiempo para leer, al igual que el tiempo para amar, dilata el tiempo de vivir”. D. Pennac


Historia del libro

Su historia y significado La historia del libro es la historia de la humanidad. El intento del hombre por comunicarse y dejar registradas sus ideas más allá de su propia existencia le llevó a utilizar distintos métodos según los diferentes desarrollos sociales, tecnológicos y económicos alcanzados. Durante siglos la palabra hablada fue la única forma de comunicación, pero en el proceso de socialización el hombre establece códigos de comunicación para dejar constancia de experiencias, ideas, deseos, el pasado y el futuro. En los comienzos en piedra, arcilla, papiro o pergamino, en los tiempos modernos en papel, y en la actualidad en formatos digitales, CD, internet u otra forma. Si su finalidad es hacer circular las palabras e ideas, reales o de ficción,… sigue siendo un libro.


Historia del libro

De la imagen al alfabeto I Antes de la aparición de la escritura el hombre utilizaba otras formas para transmitir mensajes. El hombre cuenta su historia a través de pinturas o petroglifos. Existen testimonios datados de hasta 40.000 años de antigüedad. Las pinturas rupestres reflejan seres humanos, animales (en su mayoría de sexo femenino ya que creían mejorar la fertilidad de los animales pintados) y el medio ambiente. Los motivos y los materiales con que fueron elaboradas las distintas pinturas rupestres son muy similares entre sí, a pesar de los miles de kilómetros de distancia y miles de años en el tiempo.

De generación a generación se transmitían cuentos, leyendas, sagas… oralmente o empleando reglas nemotécnicas, como el caso de los quipus incaicos: documentos hechos con cuerdas de lana o algodón y nudos de uno o varios colores que se empleaban en los Andes como sistema de contabilidad. Pero… con el paso de los años, el mensaje se alteraba o perdía por lo que se hizo necesario fijarlo en un soporte duradero: piedra, papiro, pergamino, papel …


Historia del libro

De la imagen al alfabeto II

La escritura tal y como la conocemos hoy es el fruto de una lenta evolución. En primer lugar fue pictográfica (reproducía objetos), luego ideográfica (representaba símbolos) y finalmente fonética. Las imágenes fueron cambiando a medida que fue necesario representar ideas y sentimientos, además de objetos. Ejemplos del sistema ideográfico son los jeroglíficos egipcios y las escrituras mayas y aztecas. Hoy en día sigue utilizando este sistema el idioma chino, que a pesar de la simplificación gráfica de los signos, sigue manteniendo su valor ideográfico.


Historia del libro

El libro antiguo I Sobre tablillas de arcilla... Uno de los primeros acercamientos al libro fue la tableta de arcilla o de barro cocido. Se cree que las primeras civilizaciones en utilizarla fueron los pueblos de Mesopotamia, como los sumerios y los babilonios. La arcilla se cortaba en pequeñas planchas que no solían superar los 40 cm. Se escribía sobre la arcilla blanda, al principio con una caña afilada y más tarde con estilete de metal, marfil o madera a modo de punzón, y luego se dejaba secar al sol o en un horno. Esta escritura inicial se conoce como cuneiforme; se podía identificar el uso de sílabas, elementos fonéticos y de gramática.

.

punzón

sello cilíndrico

tablilla de escritura escriba


Historia del libro

El libro antiguo II Sobre piedra... Pero no sólo se escribía sobre arcilla. Los documentos valiosos se grababan en piedra o metales preciosos (como el oro) o resistentes y maleables (como el plomo). Se grabaron textos en monumentos megalíticos con motivo de conmemoraciones o simplemente para engrandecer a los soberanos. También se usaron para dar fe de las normas jurídicas. El ejemplo más famoso es el Código de Hammurabi. (1760 a. C) o la piedra de Rosetta (3050 a.C )que contiene un texto en tres tipos de escritura y su gran importancia radica en haber sido la pieza clave para comenzar a descifrar los jeroglíficos de los antiguos egipcios.


Historia del libro

El libro antiguo III Sobre papiro... La cultura egipcia fue la primera que utiliza la tinta y una materia ligera, el papiro, una especie de papel fabricado con una planta que crecía cerca del Nilo y que se enrollaba alrededor de un palo de madera. El libro egipcio fue el primer libro ilustrado, ya que la tinta permitía realizar ilustraciones en los papiros. Conseguían tintas de diferentes colores mezclando ciertos ingredientes, utilizaban por ejemplo, la tinta roja para todo aquello que se consideraba más importante, como títulos, encabezamientos o el comienzo de un nuevo párrafo. Los rollos de papiro se conservaban en jarras de barro, cajas de madera, ánforas o estuches de cuero. Solían protegerse además con telas y llevar una etiqueta con el nombre del autor. A su vez podían conservarse en archivos ("Casas de los Libros") o en bibliotecas ("Casas de la Vida"). Ambos espacios se situaban en templos y palacios reales.


Historia del libro

El libro deja de ser un rollo I Cambio de formato…el pergamino El papiro llegó a Grecia hacia el siglo VII a.C. pero su manejo tenía varios inconvenientes. La dificultad para encontrar un pasaje concreto, su fragilidad y la necesidad de emplear ambas manos para abrirlo hizo que se sustituyese definitivamente en el siglo IV d.C. por el pergamino, un nuevo material fabricado a partir de pieles curtidas de animales. En Grecia el libro adquirió por primera vez su verdadera dimensión e importancia. Se consolida el alfabeto griego facilitando la técnica de escribir alcanzable a cualquier persona. Además el sistema social griego y su democracia permitían a cualquier ciudadano libre participar en el gobierno de la nación, siempre y cuando supiera leer y escribir, lo que produjo la extensión de la enseñanza . Los niños aprendían en las escuelas y los adultos en los centros de estudio e investigación como la Academia de Platón o el Liceo de Aristóteles.


Historia del libro

El libro deja de ser un rollo II Cambio de formato… las tablillas Otro de los soportes utilizados para la escritura fueron las tablillas, hechas de madera o marfil, con un pequeño margen realzado a lo largo de los cuatro lados. En la parte central ,que estaba hundida, se esparcía la cera y sobre ella se escribía con un instrumento puntiagudo, el stilus, en la parte opuesta a la punta tenia un rascador, de forma que se pudiese borrar fácilmente la escritura rascando la cera. Las tablillas enceradas se utilizaban para ejercicios escolares, para cuentas, para comunicaciones epistolares y para borradores de los poetas. Generalmente se unían con cuerdas formando una especie de libro, según él numero se obtenía un díptico, un tríptico, o un políptico.


Historia del libro

El códice Con el siglo IV d. C. llega el antecedente directo del libro actual: el códice (en latín, ‘libro’). En un principio era utilizado por los griegos y los romanos para registros contables o como libro escolar y consistía en la tablilla de cera, en las que se insertaban hojas adicionales de pergamino. Con el tiempo, fue aumentando la proporción hasta que los libros pasaron a confeccionarse casi exclusivamente de este material. Los pergaminos plegados formando cuadernillos luego se reunían entre dos planchas de madera o cuero y se ataban con correas. La palabra códice forma parte del título de muchos manuscritos antiguos, en especial de muchas copias de libros de la Biblia.


Historia del libro

Y llegó el papel El pueblo chino tiene un lugar destacado en la historia del libro ya que aportó su inestimable contribución con el descubrimiento del papel. T’sai Lun, un consejero privado en la corte China del Emperador Ho Ti, al principio del siglo II d. de C. tuvo la idea de fabricar un material en forma de hojas delgadas sacadas de la corteza de la morena, del cáñamo y de material de desecho de tela o seda. El papel acabó imponiéndose al papiro y pergamino pues era un material resistente y económico. Con la llegada de los árabes a España, la producción de papel entra en Europa. El primer taller fue fundado en Córdoba en el s.XI, seguido por otro en Játiva en la costa oriental de la Península Ibérica. Los árabes aportaron una innovación al papel chino, consistente en cubrirlo con una solución de almidón que lo hacía más fuerte y reducía la absorción de tinta.


Historia del libro

Una de recesión económica Tras los bárbaros… Tras la caída del Imperio Romano en 476 d.C. y la llegada invasiones bárbaras la cultura pasa a un segundo plano. El sistema cultural y educativo romano se vino abajo sin ser sustituido por otro, ya que la cultura de los pueblos invasores era inferior a la romana. Europa occidental sufrió una época de recesión económica y cultural. .

En la Edad Media la iglesia desempeñó un papel predominante y realizó una misión esencial como conservador de la cultura. El saber de la Antigüedad Clásica se conservó en los monasterios cristianos, y bizantinos donde se guardaban y copiaban los libros. que se convierten en auténticos centros culturales.

Casi nadie sabía leer, la cultura del pueblo era oral, los nobles eran analfabetos. La práctica desaparición del comercio y la decadencia económica tuvo consecuencias funestas para el libro, ya que los pergaminos escaseaban.

Pero no todo iba a ser negativo: La incomunicación entre los diferentes centros culturales y la desaparición de la unidad romana dio como resultado, entre otras cosas, el abandono de la letra romana y la aparición de nuevas escrituras, las llamadas "letras nacionales": merovingia, visigoda, insular, etc


Historia del libro

El monasterio en España En España, durante la Edad Media, destacaron las bibliotecas episcopales de Toledo y Zaragoza y la figura de San Isidoro de Sevilla. Monasterios como el de Liébana, San Cosme, Santo Domingo de Silos, San Martín de la Cogolla tuvieron importantes bibliotecas. A medida que avanza la Edad Media va creciendo el interés por la presentación del libro: se cuidan la caligrafía, las ilustraciones y los motivos decorativos, así como la encuadernación. Los dibujos se realizan con tintas doradas y de colores, que servían para indicar el principio de una sección, para ilustrar los textos o para decorar los bordes del manuscrito. Los libros que manejaban los nobles tenían las portadas decoradas incluso con piedras preciosas.


Historia del libro

La imprenta “La imprenta es un ejército de soldados de plomo con el que se puede conquistar el mundo” Johann Gutenberg

Los chinos además del papel, utilizaban ya una imprenta de tipos móviles, pero fue Johann Gutenberg quien la introdujo en Occidente en el s. XV. En 1452 realiza la "Biblia de las 42 líneas" (primera obra completa realizada con esta nueva técnica), también conocida como Biblia Latina

La imprenta de Gutenberg provocó una verdadera revolución en la cultura. El saber escrito dejó de ser patrimonio de un grupo y se extendió a amplias capas de la población. La escritura fue sustituyendo a la tradición oral como forma privilegiada para transmitir conocimientos y al mismo tiempo las publicaciones impresas, como libros o periódicos, se generalizaron.


Historia del libro

Los mecenas En los s. XV, XVI y XVII la imprenta se ve favorecida por el mecenazgo de reyes, nobles y personajes eclesiásticos, figuras como la de Petrarca, Boccaccio, …y porque los impresores son auténticos eruditos influenciados por el espíritu humanístico y renacentista de la época. Es la época de los incunables, libros impresos similares a los códices en su apariencia, tamaño, encuadernación… pero distintos en su elaboración; en papel y en una imprenta.

La producción de libros pasa a ser masiva. Se produce además un considerable aumento de la lectura, favorecido por el dominio de las lenguas vernáculas frente al latín. Además los libros ya no se destinan exclusivamente al clero y la nobleza, sino cada vez más a comerciantes, profesionales, etc.


Historia del libro

Las bibliotecas La aparición de la imprenta beneficia a las bibliotecas que se ponen al servicio público y se instalan en locales monumentales decorados con obras de arte.

El libro empieza a alcanzar el rango de instrumento de utilidad pública y surge el concepto moderno de biblioteca. Los libros empiezan a colocarse en estanterías, ya no llevan cadenas, las salas de lectura son amplias y luminosas y contienen instrumentos científicos y objetos arqueológicos. En el s.XVI se crean bibliotecas importantes, como la biblioteca del Monasterio de El Escorial, la Fernandina (creada por el hijo de Colón), la Ambrosiana en Florencia o la Vaticana en Roma.

Aparecieron importantes bibliotecas nacionales europeas (la Prusiana, la de Milán, Roma) y universitarias (Oxford, Harvard).


Historia del libro

S. XVIII: Las academias El s. XVII es el siglo de las luces en Europa, el de la Ilustración. la edición de libros se va a caracterizar por un cambio en la apariencia del libro que afecta a todos sus componentes para bien. Los centros culturales ya no son sólo las universidades sino que será en los cafés y academias de amigos donde se reúnan para discutir sobre cuestiones científicas y no religiosas.

Aparecen las sociedades científicas como la Royal Society: las enciclopedias y diccionarios como la “Encyclopedie” (1751) de D´Alembert y Diderot,: 35 volúmenes de texto y láminas, suscitó un gran interés en las clases cultas de entonces.

El precio asequible del, papel y tintas, facilita la aparición de las publicaciones periódicas: folletos y panfletos de carácter informativo que difundían noticias de los acontecimientos de interés de tipo social, literario y científico. La defensa efectiva de los derechos de autor y editor comienza de manera legal con la promulgación de la Copyright Act, Ley de Propiedad Intelectual, en Inglaterra en 1709.


Historia del libro

S. XIX: tras las revoluciones En este periodo se producen tres grandes revoluciones con importantes consecuencias: La Revolución Francesa y Napoleón, La Revolución Americana y la ideología liberal La Revolución Industrial La mecanización de la imprenta, la fabricación de la hoja continua de papel, la composición mecánica de textos: la linotipia; se inventa la prensa de vapor, que permite imprimir al mismo tiempo las dos caras del papel, la prensa rotativa; imprimiéndose 8000 ejemplares por hora, para las ilustraciones es emplea la litografía,, se encuaderna El libro comienza así su etapa mecánicamente… de objeto cotidiano. Los libros son más pequeños. Aparecen las ediciones infantiles como las Fábulas de La Fontaine.

Se fundan importantes editoriales para hacer frente a la demanda bibliográfica. El negocio editorial inventa nuevas vías de desarrollo mediante carteles publicitarios, anuncios en los periódicos, suscripciones para obras en muchos volúmenes, aparición de las entregas o folletines, etc.


Historia del libro

S. XX: los avances tecnológicos El siglo XX se caracteriza fundamentalmente por los avances de la técnica y las comunicaciones. Los inventos del siglo anterior se perfeccionan y la técnica industrial se consagra definitivamente frente a la artesanal. Desde le punto de vista social, lo más importante es que el libro se ha hecho accesible a millones de personas, debido al aumento de la población, a la extensión de la enseñanza y de la riqueza, y a los nuevos avances técnicos. Aparecen los libros de bolsillos, la venta por correo, se comercializan con la prensa, se consultan on-line… La industria cultural se nutre además de otros avances técnicos que conviven e incluso compiten con el libro impreso: la radio, la televisión, el cine, el disco sonoro, la cinta magnética, el videocasette, la informática y finalmente Internet.


Historia del libro

Los libros prohibidos “Ahí donde queman libros, terminan quemando hombres” Heinrich Heme En la historia del libro no todo ha sido buen hacer y libertad de expresión. La censura ha aparecido en distintos momentos tanto en el pasado como en la actualidad.

Alemania 10 de mayo de 1933: se quemaron 20.000 libros seleccionados por los nazis por sus “contenidos anti alemanes” entre consignas “contra la decadencia moral” y “a favor de la disciplina, la decencia y la nobleza del alma humana”.

El soberano chino Chi-Huang Ti en el año 213 a.C. mandó destruir todas las obras escritas que no versaran sobre agricultura, medicina o adivinación. Trataba de borrar cualquier rastro de la doctrina de Confucio. En el s.XVI se definen los libros considerados censurables: libros heréticos, de magia o los contrarios a las "buenas" costumbres)y se prohíbe la impresión de obras sin autorización del obispo. En España los Reyes Católicos ordenan en 1502, someter a las autoridades religiosas los libros a imprimir.

Además de innumerables escritos de autores judíos, ardieron obras de Marcel Proust, H. G. Wells, Jack London, Thomas Mann...


Historia del libro

El futuro ¿Está muerto el libro? Con cada cambio de soporte se teme la desaparición del libro. Con la llegada de la radio, la televisión, el cine se pronosticó su desaparición… pero hoy en día se leen más libros. Probablemente la cuestión no debiera ser el formato. La aceptación de los libros electrónicos no significará el fin de los libros en papel,: de momento los pixeles y la celulosa seguirán conviviendo en el mundo editorial.


Historia del libro

¿Por qué el Día del Libro? El 23 de abril de 1616 fallecían Cervantes, Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. También en un 23 de abril nacieron – o murieron – otros escritores eminentes como Maurice Druon, K. Laxness, Vladimir Nabokov o Josep Pla. Por este motivo, esta fecha tan simbólica para la literatura universal fue la escogida por la Conferencia General de la UNESCO para rendir un homenaje mundial al libro y sus autores, y alentar a todos, en particular a los más jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y respetar la irreemplazable contribución de los creadores al progreso social y cultural. La idea de esta celebración en España partió de Cataluña, donde este día es tradicional regalar una rosa al comprador de un libro.

“Ventana abierta a la diversidad de las culturas y puente tendido entre las civilizaciones, vector de valores, de saberes, del sentido estético y de la imaginación, el libro es ante todo obra de la inteligencia, la creatividad y la cultura humanas: por ello enriquece el patrimonio inmaterial de la humanidad..." Koïchiro Matsuura, Director General de la UNESCO

Historia del libro  

A lo largo de la historia de la humanidad el hombre ha sentido la necersidad de comunicarse.... la historia del libro es la historia del hom...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you