Page 1

Gustavo Adolfo Bécquer: “Rimas” Comentario de texto.

En el fondo del mar nace la perla; en verde roca, la violeta azul; en la nube, la gota de rocío; en mi memoria, tú. Muere la perla en la imperial diadema; en búcaro gentil muere la flor; en el aire, la gota de rocío; en tu memoria, yo.

(1. Localización.) El texto propuesto para el comentario es un poema de Bécquer que fue descubierto  en 1980 por el crítico Rafael Montesinos. Por su contenido, cabría incluirlo dentro de la  tercera de las series en que suelen agruparse las rimas, cuya temática gira en torno al  desengaño   amoroso.   La   obra   de   Bécquer   se   sitúa   en   la   corriente   de   la   poesía  posromántica, que se caracteriza por su predilección por la temática intimista y por la  sencillez   y   sobriedad   de   su   estilo,   frente   al   retoricismo   y   vehemencia   de   la   poesía  romántica. (2. Tema.) El poema presenta un evidente contraste: tras una relación amorosa, el poeta sigue  recordando a la mujer, mientras que ella, con toda probabilidad, le ha olvidado. El final  del texto deja una estela de pesar que deriva de este hecho. El tema del texto es, por  tanto, el dolor que siente el poeta al considerar esa oposición entre su recuerdo de  la amada y el olvido en que ella le tiene. (3. Estructura.)


Ese dolor no se expresa de modo directo en el texto; el poeta se limita a presentar el  contraste, dejando que de él derive ese sentimiento y llegue al lector.  Recuerdo y  olvido se reparten equitativamente la materia poética: los versos 1­4 expresan el  recuerdo del poeta; los versos 5­8, el olvido de la mujer. En el fondo del mar nace la perla; en verde roca, la violeta azul; en la nube, la gota de rocío; en mi memoria, tú.

Recuerdo del poeta contraste =à dolor

Muere la perla en la imperial diadema; en búcaro gentil muere la flor; en el aire, la gota de rocío; en tu memoria, yo.

Olvido de la mujer

Esta división se corresponde con las que establece la métrica del poema: son dos  estrofas de cuatros versos (los tres primeros endecasílabos y el último heptasílabo) con  rima asonante en los pares. De repetirse la rima, se trataría una silva­romance. 11 11 11 7

­ a ­ a

11 11 11 7

­ b ­ b

Rima asonante

A este equilibrio entre forma y contenido hay que sumar la presencia de una serie de  recursos ordenadores que producen una marcada simetría entre ambas estrofas. Así, hay  que señalar  la constante anáfora (“En”), la repetición con inversión del ultimo verso  de cada estrofa (en mi memoria, tú / en tu memoria, yo), y  el  paralelismo  entre  los  versos 3­7 y 4­8. Es de destacar, además, que todos los versos (excepto el quinto, en  que   varía   el   orden)   presentan   una   misma   estructura   sintáctica:   complemento  circunstancial de lugar + verbo (expreso o sobreentendido) + sujeto. C.C. Lugar (Verbo) Anáfora

Sujeto

En _______ nace _____________; en _______(verbo) _____________; en la nube, (verbo) la gota de rocío; en mi memoria, (verbo) tú. Repetición

C.C. Lugar (Verbo)

Sujeto

____________________________; en ________ muere ____________; en el aire, (verbo) la gota de rocío; en tu memoria, (verbo) yo.

Paralelismo


Estrofa 1

Estrofa 2

Todos estos  recursos  generan  en  el poema  un  gran  parecido  formal  entre  las  estrofas, que sirve precisamente para acentuar el contraste entre su contenido (recuerdo  y olvido), del que deriva el sentimiento de dolor. (4. Estilo.) El conjunto del poema, en efecto, está dominado por esta antítesis que se establece  entre el recuerdo maravilloso que conserva el poeta y el olvido indiferente de la mujer.  Es   una  antítesis   de   contenido,   pero   también   formal,   según   se   aprecia   en   la  construcción antitética de los versos 4 y 8 (en mi memoria, tú / en tu memoria, yo) y en  los   verbos   (nace   /   muere),   que   repite   a   lo   largo   del   poema   usándolos   en   sentido  metafórico: la gota de rocío nace (=se forma), la perla muere (=queda fija, pierde su  belleza natural)… Pero   de   la   misma   importancia   que   la   antítesis   es   la   presencia   de   una   serie   de  comparaciones  cuyos  términos imaginarios ocupan los tres primeros versos de cada  estrofa,   reservando   el   último   para   los   términos   reales.     En   estas   comparaciones  trimembres,   yuxtapuestas   en   una  enumeración   asindética,   Bécquer   compara   el  surgimiento   de   la   amada   en   la   memoria   con   una   serie   de   fenómenos   naturales:   el  “nacimiento” de la perla en el mar, de la violeta en la roca y del rocío en la nube. En el fondo del mar I1 en verde roca, I1 en la nube,  I1 en mi memoria, R1

nace la perla; I2 I3 (nace) la violeta azul; I2 I3 (nace) la gota de rocío; I2 I3 (surges) tú. R2 R3

Comparaciones

Términos reales

Tales comparaciones   le   sirven   para  expresar   que   el   recuerdo   de   la   amada   es  luminoso, lleno de placer y de belleza: ella es como una perla, una violeta o una  gota de rocío surgiendo en su memoria; memoria que no es como un fondo lúgubre,  sino como el mar, el aire o una verde roca. El goce de recordarla acentúa el contraste  con el frío olvido de la mujer que veremos a continuación, lo cual intensifica el dolor  que de ello deriva. La misma técnica comparativa encontramos en la segunda estrofa. Pero ahora los  tres elementos imaginarios de la primera se comparan con el poeta, el cual se extingue  en la memoria de la mujer. Muere   I2 en búcaro gentil, I1 en el aire, 

la perla en la imperial diadema; I3 I1 muere la flor; I2 I3 (muere) la gota de rocío;

Comparaciones


I1 en tu memoria, R1

I2 I3 (desaparezco) yo. R2 R3

Términos reales

Y pasamos así del nacimiento a la muerte, de los elementos bellos surgiendo en la  naturaleza a su muerte o extinción en lo artificial (diadema, búcaro), de los recuerdos  maravillosos   del   poeta   al   frío   olvido   de   la   mujer,   en   cuya   memoria   indiferente  desaparece la imagen del poeta. Un intenso contraste, pues, que acentúa el dolor. (5. Conclusión.) Este texto tardíamente recuperado merece situarse, sin duda, junto a las mejores rimas  de Bécquer. Tras la lectura del texto nos llega ese pesar que el poeta sintió. Y es que el  dolor del olvido cobra en el poema una insólita fuerza gracias a la antítesis entre su  recuerdo de la mujer y el olvido de ella, antítesis que resulta reforzada por el parecido  formal de las estrofas y por las comparaciones que expresan lo gozoso del recuerdo  propio frente a la frialdad del olvido de la mujer. Valió la pena que Rafael Montesinos  pasase años buscando textos perdidos de Bécquer.

Bécquer  

comentario rima

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you