Page 1

B

Monográfico 10

POLI TICS

M AG A Z IN E Otra revista de política que nadie había pedido

EURO 3

SCV 00999 votos

El Vaticano: comunicación y política

Coordinado por Nadia Rodríguez y Martín Szulman


www.beersandpolitics.com info@beersandpolitics.com @beerspolitics

Coordinadores: Nadia Rodríguez es experta en Comunicación política y social por la Universidad Ramon Llull y polítóloga de la UB. Trabaja como consultora en Ideograma (@nadiarcc) Martín Szulman es sociólogo y consultor de comunicación política en Ideograma (@martinszulman)

La ilustración de portada es obra de Roberto Losada, profesor de teoría política en la Universidad Carlos III.


bPolitics magazine en este monográfico...

MONOGRÁFICO 10 EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA coordinado por NADIA RODRÍGUEZ Y MARTÍN SZULMAN 06 Los 296 viajes papales como influencia política. XAVIER PEYTIBI 12 La comunicación en el Vaticano: lenguaje y organización. FRANCISCO PÉREZ-LATRE 16 Política, protocolo y religión: el Vaticano. DIANA RUBIO 22 El Papa bueno y los abusos sexuales. GABRIEL NAVALES 28 El Papa Francisco y las redes sociales. PARIS GRAU 31 Benedicto XVI: ¿Fumata blanca para escándalos? CLAUDIA BENLLOCH 35 De Ricci a Francisco, la Compañía de Jesús y China. GUILLEM PURSALS 40 La comunicación del pontífice del pueblo. CONSTANZA PAREDES 44 La iglesia católica y el debate sobre el aborto. ALEJANDRO NAVAS 48 El Vaticano: gurús del marketing. DANIEL ANDRÉS FILLAT 52 El papa Francisco y su comunicación de gestos. ELENA BARRIOS 58 La comunicación de Bergoglio, entre Francisco e Ignacio. JULIO OTERO SANTAMARÍA 62 La Iglesia Católica y las Comunicaciones. NICOLÁS IBIETA 65 El dicasterio para la comunicación de la Santa Sede. GIOVANNI TRIDENTE 70 Francisco: un peronista en el Trono de San Pedro. MARTÍN SZULMAN


Este es el décimo monográfico de bPolitics Magazine que, junto a la revista bPolitics, forma parte de la plataforma Beers&Politics. Nuestra web intenta unir en una sola todo lo que hemos ido realizando durante estos años, que incluyen los más de 300 encuentros B&P en 43 ciudades del mundo, y añadiendo recomendaciones de 18.000 items: libros, películas, series, revistas, webs recomendadas, másters de comunicación política, documentales, juegos, podcasts, eventos, vídeos, asociaciones de comunicación política, regalos para freaks de la política, entrevistas personales a consultores, spots electorales, discursos… y muchas cosas más, así como centenares de artículos de interés sobre el tema. El objetivo de esta web, con unas 30.000 visitas mensuales, es que cualquier freak de la política o de la comunicación política pueda encontrar rápidamente, y en un solo espacio, todo lo que necesite para saciar su curiosidad, para aprender o para mejorar en su trabajo. Queremos agradecer a Jacobo Requena por sus correcciones, a Roberto Losada por su portada y, cómo no, a los autores. En especial, a Nadia y a Martín, los coordinadores de este monográfico.

Equipo editorial de los Beers&Politics Consejo editorial

Directores

Mireia Castelló Enric Carbonell Àlex Comes Itziar García Marina Isun Sonia Lloret Sergio Pérez Diáñez Ana Polo Jacobo Requena Alexandra Vallugera

Xavier Peytibi Juan Víctor Izquierdo

www.beersandpolitics.com


MONOGRÁFICO 10. EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA DICIEMBRE DE 2018 Los partidos políticos, tal como los conocemos en la actualidad, nacieron aproximadamente hace doscientos años, con la organización en términos orgánicos de los Whigs y Tories los partidos Liberal y Conservador, respectivamente. La Iglesia católica, por su parte, tiene unos cuantos — bastantes— años más. Los primeros tienen afiliados, adherentes. Los segundos, fieles. Pero, ambos, la misma necesidad de comunicar. Este monográfico nace de la curiosidad de echar luz sobre una institución que, a pesar de tener fieles, tiene la necesidad constante (y cada vez más) de comunicar y de cabalgar sus contradicciones con la modernidad en el campo de la comunicación. El Vaticano no es un Estado o una organización territorial como cualquier otra. Es una monarquía absoluta, pero de igual forma tiene que comunicar tanto como cualquier partido político que acude a las urnas para revalidarse cada dos o cuatro años. Los debates del capitalismo moderno-occidental y los constantes cambios en nuestras sociedades han obligado al Vaticano —sobre todo en los últimos años—a adaptar su comunicación a todas estas transformaciones; al tiempo que el grado de tolerancia hacia sus formas, escándalos y maneras de relacionarse con estas transformaciones, también, lo ha arrinconado hacia el darwinismo social más básico: adaptarse o morir. Como decíamos antes, este monográfico surgió de la curiosidad, de explorar nuevas formas donde la comunicación política —en circuitos poco explorados—, pero no por ello menos interesantes. En virtud de ello, queremos agradecer a cada uno de los autores de los artículos por sumarse a este interés curioso y animarse a escribir sobre cómo la comunicación política puede colarse hasta en la Basílica de San Pedro. También, agradecer muy especialmente a Xavier Peytibi; por la generosidad de siempre, la gestión y la oportunidad de hacer esta curiosidad un monográfico de Beers & Politics. Y, finalmente, a los lectores, invitarlos a descubrir una de las tantas calles laterales de la comunicación política. Porque este campo no siempre se hace visible. Nuestro desafío: hacerlo tal.

NADIA RODRÍGUEZ Y MARTÍN SZULMAN

otra revista de política que nadie había pedido


LOS 296 VIAJES PAPALES COMO INFLUENCIA POLÍTICA

El 4 de enero de 1964 sucedió algo histórico y extraordinario: el Papa Pablo VI viajó a Tierra Santa. Por primera vez en 160 años un pontífice abandonaba su minúsculo país para realizar una visita fuera del Vaticano y fuera de Italia. De hecho, eso solo había ocurrido antes dos veces en la milenaria historia de la iglesia católica: Pío VI viajando en 1782 a Viena y Pío VII en 1804 a París para la coronación de Napoleón. Esa fue la última vez en más de siglo

XAVIER PEYTIBI Politólogo. Consultor de comunicación política en Idoegrama. Profesor en diferentes masters. (@xpeytibi)

y medio. Los pontífices jamás volvieron a salir del Vaticano hasta 1929 (para “viajar” a Roma), y fuera de Roma –y no muy lejos, siempre dentro de Italia- sólo a partir de 1962 con Juan XXIII.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


LOS 296 VIAJES PAPALES COMO INFLUENCIA POLÍTICA

07

El anuncio del viaje de Pablo VI, elegido Papa seis meses antes, se hizo público (1) el 4 de diciembre de 1963, justo un mes antes del histórico evento, durante el discurso final del pontífice en la segunda sesión del Concilio Vaticano II. Sin embargo, Pablo VI no iba en calidad de jefe de Estado porque no había sido invitado oficialmente por el gobierno del Estado de Israel, con el que la Santa Sede ni siquiera mantenía relaciones diplomáticas. De hecho, de Roma voló directamente a Amman, la capital de Jordania, desde donde se trasladó hasta territorio israelí. Aun así, tanto el rey Hussein como el presidente Zalman Shazar lo recibieron con todos los honores. A su llegada a Amman, además, el Papa realizó lo que luego se convirtió en costumbre con Juan Pablo II: besar el suelo al llegar. Pablo VI iniciaría también así la costumbre de viajar fuera del Vaticano y fuera de Italia. Él mismo lo hizo a 19 países más, por lo que fue denominado entonces “el Papa peregrino”. Fue el primero en viajar en avión y el primero en visitar América, África, Oceanía y Asia como Papa. Realizó, de media, un viaje cada 276 días de papado. Después de su muerte, Juan Pablo I ascendió al trono de San Pedro, pero no hizo ningún viaje, ya que no tuvo -literalmente- tiempo, muriendo a los pocos meses. Le siguió Juan Pablo II, que hizo de los viajes una de sus más recordadas iniciativas, recorriendo todo el planeta y llegando, en su pontificado, a 129 países. El “Papa viajero” fue otro de sus sobrenombres, y es recordado por ello y por besar el suelo del territorio donde llegaba, una imagen ya icónica de los años ochenta y noventa del s. XX. La visita a esos 129 países tenía -y tiene- por objetivo expandir o consolidar el catolicismo (por ejemplo las constantes visitas a países de Sudamérica en los años recientes -donde existen más católicos y para evitar la extensión de iglesias evangélicas, o a países con grandes minorías católicas), pero también de viajes políticos (o geopolíticos). Un buen ejemplo de ello es el primer viaje de Juan Pablo II a la Polonia comunista de 1979 que -se dice (2)- dio origen al sindicato Solidarnosc.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


XAVIER PEYTIBI

08

De hecho, los numerosos viajes de este Papa a la Europa del Este durante la década de los ochenta fueron, en opinión de Mijail Gorbachov, detonantes de las nuevas revoluciones internas que finalmente dieron lugar a la caída del muro de Berlín. En sus palabras: “Todo lo que ocurrió en Europa oriental no habría sucedido sin la presencia de este Papa, sin el gran papel —también político— que ha sabido jugar en la escena mundial”. Juan Pablo II repitió, además, en numerosas ocasiones: nueve visitas a Polonia, siete visitas a Estados Unidos y a Francia (incluyendo una visita a Reunión), cinco visitas a México y España, cuatro visitas a Brasil, Portugal y Suiza, tres visitas a Alemania, Austria, Canadá, Costa de Marfil, Croacia, República Dominicana, Guatemala, Kenia y Malta… En sus 26 años, 5 meses y 17 días de papado, equivalía a un nuevo viaje fuera de Italia cada 74 días. Todo un récord que dejaba al “Papa peregrino” en mero aficionado, ante este gran “Papa viajero”. Su muerte, en abril de 2005, no significó el final de los viajes, pero sí un relajamiento. Benedicto XVI realizó 25 viajes fuera de Italia (a 21 países), lo que equivale a un viaje cada 115 días (fue Papa durante 2.872 días). De todos esos países, sólo pudo “inaugurar” los viajes papales a Chipre. El resto de países ya los había inaugurado su antecesor. Destacan sus tres viajes a Alemania y los tres a España. Su sucesor, el Papa Francisco, llegó al papado en marzo de 2013. Desde entonces, en 2.098 días, 42 países visitados, ninguno de ellos repetido (aunque en 2019 se prevé que lo haga, volviendo a Panamá por la JMJ). Eso equivale a un viaje internacional cada 49 días. Y eso, aunque no lo diga nadie, ni se comunique, sí es un verdadero récord que deja al “Papa viajero” en tan sólo un turista. Y es algo que sorprende, por desconocido, y también una muestra de la energía e interés del actual Papa. Como únicas “novedades” de Francisco están sus viajes a Myanmar, Emiratos Árabes Unidos y a la República de Macedonia, y como destacable, su viaje a Cuba en 2015, justo después de que la Santa Sede intercediera entre los Castro y Estados Unidos para terminar con el

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


LOS 296 VIAJES PAPALES COMO INFLUENCIA POLÍTICA

09

bloqueo. También fue importante y simbólica su visita a Palestina, después del inicio de relaciones diplomáticas del Vaticano con este territorio. En resumen, en casi 55 años, viajes a 140 países, para extender el catolicismo, consolidarlo, o como interés geopolítico. Porque ningún viaje, ninguna visita, suele ser un mero trámite. Siempre hay algo detrás: interés evangélico, interés geopolítico o interés simbólico. O las tres cosas. Por eso hay algunos datos curiosos después de haber analizado cada uno de los casi 300 viajes: - Se han realizado 296 viajes papales fuera de Italia, a 140 países. - Polonia es el lugar con más visitas papales (11). Importantes los viajes de Juan Pablo II (9), que hacen decantar la balanza. Aún así, el país ha sido visitado por tres de los cuatro papas “viajeros”. - Estados Unidos es un país básico en la geopolítica vaticana. Los cuatro papas han ido allí un total de 10 veces en estos 55 años. - Les siguen Francia y España, con 9 y 8 visitas, respectivamente - México, Alemania y Brasil ha sido visitado por tres de los cuatro papas viajeros (7, 6 y 6 visitas, respectivamente). - Sólo hay dos países donde todos los papas han ido de visita: Estados Unidos y Turquía. Han ido tres papas a Francia, México, Brasil, Australia, Filipinas, Bangladesh, Uganda, Colombia, Portugal, Líbano, Polonia, Jordania e Israel. - Todos los Papas han ido a sus países de origen, y han ido a menudo. Sólo el actual Papa Francisco no ha ido como tal a Argentina, su país natal. - Ningún Papa ha ido jamás a Rusia o a China (con el que ni siquiera existen relaciones diplomáticas y no es un país reconocido por el Vaticano, pese a las recientes aperturas entre ambos en septiembre de 2018, como indica Guillem Pursals). En política, y también en religión, todo cuenta y nada es improvisado. Cada uno de esos viajes tenía una razón, una prioridad, y un objetivo.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


XAVIER PEYTIBI

10

Que Francisco dejara atrás la tradición de besar el suelo al llegar a cada país no es óbice para observar cómo cada vez son mayores las distancias recorridas, las manos estrechadas, los tuits publicados y las misas ofrecidas en diferentes idiomas. Todo ello hace también de la iglesia un verdadero actor histórico de la diplomacia internacional, en el pasado y en el presente.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


11

LOS 296 VIAJES PAPALES COMO INFLUENCIA POLÍTICA

(1) Royo, Alberto (2014); En Tierra Santa Pablo VI inauguró los viajes papales. Temas de historia de la iglesia. Disponible en http://www.infocatolica.com/blog/historiaiglesia.php/1401060109-entierra-santa-pablo-vi-inau (2) Uría, Ignacio (2014); La estrategia geopolítica de la Iglesia Católica; Nueva revista de política, cultura y arte. Disponible en https://www.nuevarevista.net/revista-ideas/la-estrategia-geopolitica-dela-iglesia-catolica/

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


COMUNICACIÓN EN EL VATICANO: REVOLUCIÓN EN EL LENGUAJE Y CAMBIOS ORGANIZATIVOS

La complejidad de la comunicación en una organización tan diversa y con tantos "portavoces" como la Iglesia Católica resulta fascinante (Pérez-Latre, 2012). Llegar a 1.200 millones de fieles y 5.065 obispos a escala global es verdaderamente un reto formidable. Por otra parte, no es sorprendente que una institución que maneja tiempos de siglos no esté acostumbrada a la velocidad de los cambios que vivimos en el s. XXI. ¿Qué

F. JAVIER PÉREZ-LATRE Director académico del Máster en Gestión de Empresas de Comunicación (MEGEC). Profesor de Periodismo de la UNAV (@PerezLatre)

podemos aprender? Los tres últimos papas han atravesado diversas “eras de la comunicación”. Juan Pablo II vivió una época dorada de los medios tradicionales y dominio de la televisión (a la que, sin embargo,

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


COMUNICACIÓN EN EL VATICANO

13

no concedió nunca una entrevista, a diferencia de sus sucesores); Benedicto XVI vivió el nuevo contexto digital y móvil y las redes sociales, con la velocidad y (a veces también) la confusión que lo caracterizan; Francisco mantiene ese esfuerzo, a pesar que como Obispo en Argentina no se prodigó en su relación con los medios. En cualquier caso, ya pocos dudan que los papas son “actores” de primer orden en los medios globales: los medios sociales parecen acelerar ese aspecto de su liderazgo, dentro y fuera de la Iglesia Católica. De hecho, la emergencia del Papa como figura mediática bien puede ser uno de los casos de estudio más interesantes de los comienzos del XXI en el ámbito de la comunicación. En el cónclave que eligió a Francisco había 5.600 periodistas de 65 países. El clima era de máxima expectación global. Twitter señaló en su blog corporativo que ese día hubo más de 7 millones de tuits sobre el Papa. Cuando se anunció su nombre al mundo, el ritmo era de 130.000 tuits por minuto (Díaz-Ortiz, 2013). Algunos hitos del primer año (2013) ilustraron el cambio de tono en el lenguaje y su recepción en la opinión pública. Tras conocer la muerte de otro grupo de inmigrantes que querían llegar desde África, el Papa se trasladó a Lampedusa en julio y alzó su voz con fuerza: “Sentí que tenía que venir hoy aquí a rezar, a realizar un gesto de cercanía, pero también para que lo que ha sucedido no se repita”. Sus palabras tuvieron gran eco en la opinión pública mundial. Otro hito fue el encuentro con los periodistas en el avión de regreso del viaje a Brasil. La rueda de prensa con 23 preguntas distó de los encuentros “sin preguntas” a las que nos han acostumbrado tantos personajes de la vida pública: “Hacer un espacio blindado entre el obispo y el pueblo es una locura”, dijo Francisco en el vuelo (Francisco, 2013b). En diciembre, Time nombró a Francisco “Persona del Año”. Nancy Gibbs, editora de la revista, explicó así la decisión: “Por haber trasladado el pontificado del palacio a las calles, comprometer a la mayor religión del mundo a enfrentar sus necesidades más profundas y equilibrar el juicio con la misericordia, el Papa Francisco es la Persona del Año 2013 de Time” (Gibbs, 2013). Lo que sucede en Twitter merece quizá comentario aparte.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


F. JAVIER PÉREZ-LATRE

14

Iniciadas por Benedicto XVI en diciembre de 2012, las nueve cuentas del papa (español, inglés, italiano, portugués, francés, latín, alemán, polaco y árabe) superan ya los 47 millones de seguidores. La difusión de los mensajes es llamativa: la media de sus tuits supera los 14.000 “retuits” (Twiplomacy, 2018). También sorprende el número de “favoritos”, otra medida de impacto y compromiso de las audiencias. Los resultados se han trasladado a Instagram, donde Francisco debutó en marzo de 2016 y es el tercer líder mundial con 45 millones de interacciones y 138.000 interacciones por cada post, un dato que sugiere el interés de las audiencias de Instagram con lo que comparte (Twiplomacy, 2017). Francisco aporta síntesis que ayudan a conocer su pensamiento y entender el mundo actual, proponiendo expresiones gráficas como “transitar por la paciencia”, “obispos de aeropuerto”, “el ídolo del dinero”, “cultura del descarte”, “globalización de la indiferencia” o “cultura del encuentro”. Muchos no católicos y católicos han vuelto a prestar atención al Papa. Una encuesta de alcance global realizada por WIN/Gallup (2016) aportó datos en este sentido: “El Papa Francisco es un líder que trasciende su propia religión. Nuestro estudio demuestra que una amplia mayoría de los ciudadanos del mundo, de diferentes afiliaciones religiosas y en diferentes regiones tienen una imagen favorable del papa” (WIN/Gallup International, 2016). En 2016 y 2017 Francisco habló con el sociólogo francés Dominique Wolton (Francisco & Wolton, D. 2018). El libro-entrevista que resultó de las conversaciones es un texto relevante porque allí Francisco apunta el germen de lo que podríamos llamar su personal “teoría de la comunicación”. El papa argentino subraya la proximidad y opina que la clave está en la cercanía con las personas porque la comunicación es, por encima de todo, comunicación personal: “en lo referente a la comunicación, debemos recuperar los gestos primordiales. Los gestos, las palabras primordiales de la comunicación. Y a partir de ahí llevar a cabo una reconstrucción de esta comunicación aseptizada, de farmacopea, de laboratorio, únicamente técnica, sin vida" (p. 172). La proximidad es también la razón para usar medios como Twitter: “tengo que utilizar todos los medios para acercarme a la gente. Es un medio de

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


COMUNICACIÓN EN EL VATICANO

15

acercarse (…) yo escribo tuits como para abrir puertas, estoy seguro de que estos tuits tocan los corazones” (p.143). Francisco apunta que el estudio de la antropología de la comunicación es tarea pendiente, que no está en los textos del Concilio Vaticano II y quizá puede encontrar inspiración en la “teología del cuerpo” de Juan Pablo II (p.137). Desde el punto de vista organizativo, Francisco ha impulsado la integración de los medios de comunicación del Vaticano que se encontraban algo dispersos. La creación de la Secretaría de Comunicación en junio de 2015 elevó el rango de la comunicación dentro del organigrama vaticano. En el nuevo dicasterio confluirán las múltiples instancias de la comunicación y los medios en la Sta. Sede desde Radio Vaticana, al Centro Televisivo Vaticano (CTV). Además, Francisco ha nombrado director de la Sala Stampa, el estadounidense Greg Burke y vice-directora a Paloma García Ovejero, la primera mujer que ocupa el cargo. El reciente nombramiento de Paolo Ruffini sitúa a otro laico al frente de la Secretaría de Comunicación. La comunicación es curativa: ejerce una influencia benéfica sobre las organizaciones que la adoptan y potencian. El Vaticano no es una excepción. Cuando fluye la comunicación, las instituciones recuperan la vida; despiertan energías dormidas, los públicos se movilizan y vuelven el entusiasmo y la ilusión. Francisco ha desencadenado procesos de renovación, revolucionado el lenguaje y los gestos. En los próximos meses veremos si el cambio se va plasmando en el plano institucional. En un primer análisis, la organización de la comunicación no está todavía a la altura de la calidad de los mensajes.

Notas Díaz-Ortiz, C. 2013. The New @Pontifex. Twitter Blog, March 2013. Disponible en https://blog.twitter.com/official/en_us/a/2013/the-newpontifex.html. Francisco, 2013a. Homilía en la visita a Lampedusa (8 de julio). Disponible en https://w2.vatican.va/content/francesco/es/homilies/2013/documents/papa-francesco_20130708_omelia-lampedusa.html Francisco, 2013b. Conferencia de prensa del Santo Padre Francisco durante el vuelo de regreso a Roma (28 de julio). Disponible en https://w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2013/july/documents/papa-francesco_20130728_gmg-conferenza-stampa.html. Francisco & Wolton, D. 2018. Política y sociedad: Conversaciones con Dominique Wolton. Madrid: Encuentro. Gibbs, N. 2013. Pope Francis, The Choice. Time (December 11). Disponible en http://poy.time.com/2013/12/11/pope-francis-the-choice/ Pérez-Latre, F. J. 2012. Los medios y la religión en el contexto de la nueva evangelización. Scripta Theologica, 44 (1), 169-185. Twiplomacy Study 2018. New York: Burson Marsteller. Disponible en https://twiplomacy.com/blog/twiplomacy-study-2018/ Twiplomacy Study 2017. New York: Burson Marsteller. Disponible en http://twiplomacy.com/blog/twiplomacy-study-2017/. WIN/Gallup International, 2016. A WIN/Gallup International poll shows that most people across the globe have a positive image of Pope Francis. [nota de prensa] 24 de marzo de 2016. Disponible en: <http://www.wingia.com/web/files/richeditor/filemanager/Opinion_Pope_Francis_Q8_Press_Release_v16-3-2016___.pdf> [Consultado el 10 de septiembre de 2016] World Leaders in Instagram 2017. New York: Burson Marsteller. Disponible en http://twiplomacy.com/blog/world-leaders-instagram-2017/.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


POLÍTICA, PROTOCOLO Y RELIGIÓN, EL CASO DEL VATICANO DIANA RUBIO Consultora en comunicacion protocolo y eventos. Directora académica del Instituto Mediterraneo de Estudios en Protocolo (@driecel)

El protocolo, regido por normativa y o costumbre, viene determinado por los rituales y el ceremonial que de manera innata tiene la religión. La fe, la esperanza y unos valores determinados dan sentido a cada una de las religiones existentes actualmente en el mundo, siendo de las mas numerosas, la católica. La sede principal de esta religión se encuentra actualmente en el Vaticano, situado en Italia y que hace visible una relación triple digna de consideración, haciendo a este emblemático espacio especial: la unión de la política, la religión y el protocolo.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


POLÍTICA, PROTOCOLO Y RELIGIÓN, EL CASO DEL VATICANO

17

La sede principal de esta religión se encuentra actualmente en el Vaticano, situado en Italia y que hace visible una relación triple digna de consideración, haciendo a este emblemático espacio especial: la unión de la política, la religión y el protocolo. En este microestado, se encuentra la Santa Sede, de la cual es la máxima autoridad dentro de la religión católica junto con la responsabilidad del cargo de Jefe del Estado, concentrando el poder político y religioso en la misma persona, El Papa. Junto con estas dos, tambien ostenta el rol de jefe ceremonial de la Guardia Suiza, la mas pequeña del mundo y la que custodia la seguridad de la ciudad estado. El segundo de abordo, es el Secretario de Estado que también pertenece a la Iglesia Católica y tendrá funciones mas políticas que las de Su Santidad. A la hora de comunicar institucionalmente, se entremezcla lo oficial con lo religioso, siendo el protocolo el que le da sentido al programa, a los rituales que en él se concentran. Dentro del Vaticano, el protocolo y concretamente el ceremonial encuentra un lugar privilegiado en el que poder continuar con las costumbres y tradiciones en sus rituales, como son las visitas oficiales, la entrega de cartas credenciales o las audiencias con liturgia que suelen celebrarse los miércoles, sin olvidar la bendición papal “urbis et orbe” y la elección del nuevo pontífice, una ceremonia que significa el comienzo de una nueva era para la política y la religión. Si hablamos del ritual que se lleva a cabo para la elección de Papa, ésta se realizó a consecuencia de la abdicación del Pontífice anterior, siendo una situación anómala la actual en la que encontramos dos Papas vivos en la misma era, el honorífico Benedicto XVI y el que lleva a cabo las gestiones y representación de la iglesia y el estado del Vaticano, Francisco I. El cónclave , nombre común que se utiliza para esta ceremonia de elección de nuevo papa, conlleva ciertos aspectos democráticos que nos

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


DIANA RUBIO

18

recuerdan a las votaciones en pleno de una institución municipal. Los 115 cardenales, tras un largo proceso de votaciones, deberán ponerse de acuerdo para conseguir dos tercios totales en la misma línea y poder designar de esta manera a un nuevo Papa. Cuando se hace referencia a largo proceso, lo hacemos de manera literal, ya que los votantes tienen la obligación de no abandonar la sala de decisiones en la que se encuentran hasta que haya un acuerdo entre ellos. Esta votación conlleva un ceremonial específico, donde cada cardenal en una papeleta rectangular deberá escribir tras la frase “ Eligo in Summum Pontifice” el nombre de su elegido, depositándola después en una urna en el altar de la sala, sobre la que dirá el siguiente juramento: “Pongo por testigo a Cristo Señor, el cual me juzgará de que doy mi voto a quien, en presencia de Dios, debe ser elegido.” Como máximo cada día se podrán realizar cuatro votaciones, y en el caso de que en los tres primeros días no lo hayan conseguido, los cardenales tendrán un descanso de 24 horas, para renovar fuerzas y continuar con el proceso. Hablar de ceremonial también es hacerlo de simbología, siendo el mismo lenguaje que utilizan uno de ellos, el latín. La popular fumata blanca sería otro de los símbolos mas reconocibles de que se acerca la última parte del acto e imagen de que ya hay nuevo Sumo Pontífice elegido. Tras ella y junto con el tañido de las campañas, el nuevo Papa es anunciado con la fórmula “Habemus papam”, siendo posteriormente presentado en el balcón, desde el cual saluda, da su primer discurso y la primera bendición “urbis et orbe”. Si hay un elemento protocolario afamado en el Vaticano, es la etiqueta tanto del Pontífice como de los invitados. La etiqueta viene definida como el comportamiento y la indumentaria que se utiliza para un acto o contexto determinado. En el caso de su Santidad, elementos como la mitra (que también se encuentra en el escudo actual del pontificado), la casulla, el pálio o el báculo se harán visibles durante las ceremonias litúrgicas, pero si hay un elemento a destacar es el denominado “anillo del pescador”. Este

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


POLÍTICA, PROTOCOLO Y RELIGIÓN, EL CASO DEL VATICANO

19

accesorio que representa a San Pedro pescando en su barca, encuentra grabado el nombre del pontífice que inaugura esa nueva era. Este emblema se utiliza como sello identificativo para firmar determinados documentos como las denominadas breves papales. Pero si el anillo en sí es un símbolo, el ritual de colocación y extracción de éste también, ya que dependerá de la figura del camarlengo, el administrador principal de la Santa Sede. La etiqueta de los invitados que acuden a las audiencias en Santa Sede tambien conlleva una serie de formalidades que se deben cumplir: En el caso de las mujeres, vestido de falda por debajo de la rodilla, medias y mantilla, todo de color negro. Los hombres traje completo negro y camisa blanca, aunque tradicionalmente se sugería el llevar frac. Pero en este requerimiento, existe el denominado privilegio del blanco, del cual sólo se benefician las reinas católicas y que supone la posibilidad de ir vestida de blanco ante el sumo pontifice. La Reina Paola de Bélgica y la Reina Sofia de España son ejemplos de este nexo de unión religioso y monárquico. Si hablamos de la reina Letizia, esta también contempla ese privilegio, sin embargo, ha optado por utilizarlo a medias, faltando la mantilla en sus visitas al Vaticano. Comentadas fueron las interpretaciones de estas sugerencias de etiqueta por parte de la Primera Dama norteamericana Melania e Ivanka Trump, quienes en vez de una mantilla, optaron por velos similares a los usado en ceremoniales matrimoniales pero del color que estipula el protocolo, negros. Si seguimos comentando el protocolo en el Vaticano, existe cierta desinformación al respecto en cuanto a actitudes y acciones llevadas a cabo por el Jefe de Estado, que se han identificado como prácticas protocolarias cuando en realidad no lo son. Muchas son las noticias donde hemos visto cómo el Papa ha bajado en una visita del conocido “papa móvil”, ha saludado a algún espectador de entre el público e incluso ha dado un beso a un mandatario, achacándolo en medios a

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


DIANA RUBIO

20

cuestiones derivadas de saltar o romper el protocolo, expresiones debemos recordar que incorrectas actualmente y noticias que hacen referencia realmente a acciones de comunicación concretas entre las que no se engloba el ceremonial o el protocolo como tal. El Vaticano cuenta por tanto con aspectos protocolarios propios de la oficialidad del estado y por otro, protocolo y ceremonial religioso, demostrando la posibilidad de convivencia entre ambos. Lo que si podemos afirmar es la importancia de esta disciplinas en los actos que realiza este microestado, donde el ceremonial se repite en actos motivados por la tradición y la cultura religiosa que han servido para dar base histórica y científica a esta disciplina transversal anclada en la comunicación, en el pasado, el presente y el futuro.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


YA TIENES DISPONIBLE EL NÚMERO 1 DE LA REVISTA BPOLITICS Nuevo número en enero de 2019 Otra revista de política que nadie había pedido


En 1985 en la ciudad de Lafayette (EUA), 11

EL PAPA BUENO Y LOS ABUSOS SEXUALES

niños declararon haber sido abusados sexualmente por su sacerdote; el padre Gilbert Gauthe. Su testimonio desembocó en una ola de denuncias y confesiones, aún vigente, que destapó a más de 5.000 clérigos acusados de 13.000 abusos en Estados Unidos. Por aquel entonces, los trapos sucios se limpiaron en capilla, con obispos y psicólogos privados gestionando cada caso, llegando a reinsertar a pederastas confesos al ejercicio clerical bajo el paraguas del perdón (Raphael, 2016). Eso no

GABRIEL NAVALES Politólogo y periodista, editor de la revistalafactoria.org (@gnavalpo)

hizo más que enquistar el problema, y no fue hasta que el alto clergado empezó a cambiar sus praxis, declarando los presuntos casos

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


EL PAPA BUENO Y LOS ABUSOS SEXUALES

23

directamente a la justicia, que las tasas de abusos no se redujeron, ya a mediados de los años noventa. Los eclesiásticos europeos observaban el conflicto en Estados Unidos desde la distancia, como un tema lejano; pero poco a poco las ondas del terremoto de confesiones se fueron ensanchando, pasando por Latinoamérica y Canadá y finalmente llegando a Berlín con toda su fuerza. Primero con siete casos de abusos en la escuela jesuita ‘Canisius Kolleg’ y posteriormente con las confesiones de 120 víctimas que afirmaron haber sufrido abusos a manos de sus profesores en escuelas jesuitas alemanas (Reese, 2010). A diferencia del caso americano, el colegio germano asumió la culpa desde un primer momento, se puso a disposición judicial y pidió a sus exalumnos que declararan si habían sufrido abusos. A la par que se sucedían las declaraciones, el relato de que “los curas abusan de los niños” iba calando en la opinión pública ante la mirada atónita e impotente de la Santa Sede, que observaba como alrededor del mundo salían a la luz casos de abusos desde mediados de siglo, a la misma velocidad que el prestigio de su marca se degradaba. Además, cada vez era menos tabú criticar a la iglesia en público, hecho patente en la proliferación de éxitos en la gran pantalla, tales como ‘La ley del deseo’ (1987) y ‘La mala educación’ (2004) de Almodóvar, ‘Las hermanas de la Magdalena’ (2002) de Peter Mullan, ganadora del León de Oro de Venecia; ‘La Duda (2008)’ de John Patrick Shanley, ganadora del Óscar y el Globo de Oro a Mejor Guión; y ‘Spotlight’ (2015), de Thomas McCarthy, ganadora del Óscar a Mejor Película. Con el tema escrito en mayúsculas en la agenda pública de los países occidentales, la crisis comunicativa y de reputación del Vaticano era evidente. Ante esta situación, y según los postulados de la comunicación de crisis (de Dios, 2009), la casa pontifical podía hacer frente a la desdicha de las siguientes maneras: aceptando la responsabilidad del problema de fondo que corrompía y corrompe a la institución; reconociendo parcialmente la responsabilidad del problema o rechazando cualquier tipo de responsabilidad. En el primer caso,

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


GABRIEL NAVALES

24

aceptando la culpa como en el caso de la escuela de Berlín habría sido suficiente, aunque durante un período incalculable de tiempo se habría tenido que gestionar una crisis internacional, y en una institución milenaria, los timings deben ser uno de los principales aspectos a tener en cuenta. En el caso de un reconocimiento parcial, la teoría subraya tres estrategias: la del ventilador (destacar que es un problema que afecta a todo el gremio), la de la ingenuidad (afirmar que no sabes nada, cómo hicieron los expresidentes españoles Felipe González en el caso de los GAL o Mariano Rajoy con la Caja B del Partido Popular), y la de la disociación (aislar a la institución de los individuos que físicamente han delinquido, de manera que el público no relacione la reputación de los últimos con la de la primera). En caso de rechazar la responsabilidad frontalmente, las estrategias habituales son la del silencio, la de la negación total y la de buscar un chivo expiatorio. La estrategia de la iglesia no destacó en primer lugar por el reconocimiento de que había una dinámica interna permisiva con los abusos sexuales, sino que se optó por el silencio, rechazando que hubiera ningún problema de fondo. A consecuencia del clamor popular y de la ola de confesiones descrita, se pasó por adoptar una mezcla de ingenuidad y disociación, afirmando que difícilmente se podía saber y comprobar, porque eran cosas que habían pasado hace mucho tiempo, y que los curas pederastas eran casos aislados que no tenían nada que ver con el conjunto de la institución. A pesar de esta aparente asunción de culpa, vemos como el relato de fondo de la iglesia sigue ocultando algo más profundo: el hábito y la costumbre que permitían, ocultaban y perpetraban recurrentemente la presencia de curas dueños de su altar local donde se creían con la total potestad de actuar arbitrariamente sin sentirse sometidos a ninguna autoridad ni legal ni moral, contraviniendo sus votos como miembros de la comunidad religiosa y sus deberes como civiles. Y lo peor; lo hacían bajo el manto de la impunidad secundada por unas dinámicas internas

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


EL PAPA BUENO Y LOS ABUSOS SEXUALES

25

que sabían que los acercarían al perdón tan rápido como los alejarían de la justicia. Lejos de sacar este problema de fondo a la luz y promover una reforma interna drástica, la Santa Sede optó y opta por ocultar sus detalles, combinando el silencio con una técnica que ya describía La Biblia: la del chivo expiatorio, presente en los versículos Levítico 16:7-10 y 16:26; Isaías 53:4; Juan 1:29; Hebreos 9:11-14 de la Biblia, que describen el chivo como el animal sacrificado y entregado a Dios para conseguir su perdón y alejar los males y pecados de la comunidad. En la iglesia hemos visto como la institución señala a los curas como únicos culpables de sus atrocidades, con acciones como nombrar altos cargos con el fin de que persigan con mano dura a los pederastas (elPeriódico, 2018) o como crear una Comisión de Protección de Menores formada por clérigos y antiguas víctimas de abusos. Dice el refrán que “lo mejor para que una investigación no avance es crear una comisión”, y con un instrumento como este, la Santa Sede ha dado un paso más para acercar su imagen a las víctimas (aunque algunas hayan abandonado (CBC Radio, 2017)) y traspasar toda la responsabilidad a los curas. Sin lugar a duda, esta crisis reputacional ha afectado y afecta al Papa, que por mucho que quiera ocultar el mal que aciaga a la institución, no puede evitar que la opinión pública sospeche que en la iglesia hay un problema más profundo que el de unos cuantos curas enajenados y aislados que abusan por naturaleza. Ante eso, podemos observar dos líneas adoptadas por el máximo exponente comunicativo de la institución: el refuerzo de los valores del perdón, la piedad y la hermandad, y su rediseño y nueva estrategia en comunicación digital. En cuanto a la primera, nos encontramos ante un Papa Francisco próximo y misericordioso, bueno, que rehúye de la imagen jerárquica de la iglesia para mostrarla como un ente horizontal, con su líder a pie de calle asistiendo y relacionándose con todo el mundo. En cuanto a la segunda, el Vaticano ha lanzado su presencia en redes sociales, como se describe en el artículo Redes sociales y el Papa de este monográfico, y ha

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


GABRIEL NAVALES

26

rediseñado la organización de su comunicación (García, 2018), creando una Secretaría de Comunicación en 2015 y redefiniendo su marca con la colaboración de la agencia Accenture Interactive , que ha unificado los canales de radio, televisión y prensa escrita bajo una misma estética y bajo Vatican News (vaticannews.va), buscando aumentar la agilidad y eficiencia de la institución en lo que representa una adaptación a la nueva era digital y, a su vez, a las necesidades de una institución que debe comunicar de manera efectiva si quiere seguir cuidando su reputación. Sin entrar en debates morales sobre las praxis vaticanas, sí que cabe preguntarse por qué la Santa Sede ha tardado tanto en dar respuesta a los miles de abusos alrededor del mundo; por qué ha optado por el silencio y la ocultación hasta que la verdad ha aflorado por otros medios, y por qué rehúye asumir sus responsabilidades como un todo y las delega en sus miembros de menor rango. Cierto es que se trata de una de las instituciones más antiguas y extendidas del globo, pero en uno de sus pilares, la ética, puede sustentar-se para aprovechar esta crisis y marcar un antes y un después entre la iglesia oscura y conservadora y la iglesia que honestamente quiere adaptarse a las nuevas generaciones y a las nuevas maneras de hacer, una regeneración católica que permita a sus miembros recuperar el prestigio amedrentado por décadas de sombras y corrupción.

Bibliografía: CBC Radio. (2017). Survivor who quit papal committee on abuse tells her story. 01/12/18, de CBC Radio Sitio web: https://www.cbc.ca/radio/tapestry/marie-collins-abuse-survivor-challenges-the-catholic-church1.4018300/survivor-who-quit-papal-committee-on-abuse-tells-her-story-1.4018335 De Dios, Juan (2007) III Jornadas sobre Gestión de Crisis: narrativas del riesgo y acciones de confianza (A Coruña, ISBN 978-84-9749-329-1, págs. 239-257 elPeriódico. (2018). El Papa 'ficha' a un obispo 'cazapederastas'. 04/12/18, de elPerióico Sitio web: https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20181113/el-papa-ficha-a-un-obispo-cazapederastas-7144612 García, Modesto. (2018). El Vaticano unifica sus comunicaciones con una nueva arquitectura de marcas. 04/12/18, de Brandemia Sitio web: http://www.brandemia.org/el-vaticano-unifica-suscomunicaciones-con-una-nueva-arquitectura-de-marcas Raphael, Kevin E. (2016). Fortieth Statewide Grand Jury Report No. 1. 02/12/18, de Supreme Court of Pennsylvania Sitio web: https://www.documentcloud.org/documents/4756977-40th-StatewideInvestigating-Grand-Jury-Interim.html Reese, Thomas J. (2010). La Iglesia frente a los abusos: Asumir la responsabilidad. 30/11/18, de Criterio Digital Sitio web: https://www.revistacriterio.com.ar/bloginst_new/2010/05/11/la-iglesia-frente-alos-abusos-asumir-la-responsabilidad/

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


XAVIER PEYTIBI

EL PRIMER LIBRO DE NUESTRA EDITORIAL DISPONIBLE EN AMAZON, EN PAPEL Y EBOOK.


EL PAPA FRANCISCO Y LAS REDES SOCIALES

El cristianismo es la religión de la palabra, tal y como dice san Juan en el primer capítulo de su Evangelio: “En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios, [...] y la Palabra se hizo carne» (Jn 1,1.14). En griego se utiliza la palabra Logos, que sería no sólo palabra, sino también razón, argumentación, discurso. Los cristianos deben difundir el mensaje de

PARIS GRAU GARCERAN Politólogo y máster en comunicación política. Consultor en comunicación de empresas dedicadas a la transformación social. (@ParisGrau)

Jesús y es por ello que la comunicación será básica en toda la historia de esta religión (1): cartas, predicaciones, libros, estudios, creación de medios de comunicación propios y presencia en las redes sociales.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


EL PAPA FRANCISCO Y LAS REDES SOCIALES

29

En el año 1963, dentro del periodo de trabajo del Concilio Vaticano II, el papa Pablo VI promulgó el Decreto “Inter Mirifica. Sobre los medios de comunicación social” (2), en el que se establece que la Iglesia Católica debe usar los medios de comunicación para transmitir su mensaje. Esta forma de entender los medios de comunicación, como meros canales a través de los cuales comunicar el Evangelio y no como un espacio en el que dialogar, producirá que, incluso en las redes sociales, las instituciones eclesiásticas lancen mensajes sin tener la intención de interactuar. Las redes sociales, y en especial Twitter, son la “cafetería de la plaza mayor, en términos digitales”, que dirá Marc Argemí (3). La jerarquía de la Iglesia Católica ha emitido, y emite, grandes cantidades de información a través de sus páginas web, sus redes sociales, sus portavoces, a través de las homilías, o de otros canales. Una información que, en muchas ocasiones, ni los mismos fieles son capaces de entender y posteriormente aplicar en sus vidas; por lo tanto, más difícil lo tendrán, en un principio, todos aquellos que no profesen la fe católica. Llegados a este punto, se podría hablar de la existencia de una fuerte incomunicación entre la jerarquía católica y los fieles (4). La presencia de El Vaticano y de su cabeza visible, el papa, en las redes sociales ha sido un camino largo.             1. La llegada de Twitter al Vaticano En el mes de diciembre del año 2012, el Pontífice Benedicto XVI, actualmente papa emérito, fue el primer papa en estar presente en la red social Twitter, con nueve perfiles Pontifex divididos por lenguas: español, latín, inglés, alemán, portugués, polaco, italiano, francés y árabe. Los tuits son los mismos en cada una de las cuentas, con la diferencia que en cada una de ellas se utiliza su idioma. El primer mensaje que Benedicto XVI lanzó a las redes sociales, y qué decía «Queridos amigos, me uno a vosotros con alegría por medio de Twitter. Gracias por vuestra respuesta generosa. Os bendigo a todos de corazón» (5), consiguió 83.000 retweets i miles de me gusta, así como comentarios, tanto positivos como negativos. En el primer mes de

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


PARIS GRAU GARCERAN

30

presencia en la red social, los perfiles del Pontífice alcanzaron millones de seguidores. Con la renuncia del papa Benedicto XVI, que tuvo lugar el 28 de febrero de 2013, todos los tuits publicados en las cuentas de Pontifex fueron eliminados. El 13 de marzo de ese año fue elegido el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio como nuevo sucesor de Pedro. Cuatro días después llevaría a cabo su primera publicación en Twitter, y qué a la vez sería su primera aparición en redes sociales: «Queridos amigos, os doy las gracias de corazón y os ruego que sigáis rezando por mí. Papa Francisco» (6). Antes de la llegada del perfil del papa, en el año 2011 se creó el perfil de news.va, un portal de noticias sobre la actividad del Santo Padre y todo aquello que sucede en el Estado del Vaticano. News.va está presente en 5 idiomas: inglés, español, italiano, francés y portugués. Cada uno de los perfiles publica, frecuentemente, noticias diferentes.           2. La relación entre las redes sociales y el papa Francisco La llegada del papa Francisco al Vaticano no supuso una ruptura con la práctica iniciada por su antecesor, en referencia a las redes sociales, sino que siguió y sigue publicando, normalmente un tuit al día, aunque en ocasiones más de uno y en otras ninguno. Al igual que hizo Benedicto XVI, y tal y como hacen otros cardenales (Cardenal Lluís Sistach, Cardenal Carlos Osoro, Cardenal Robert Sarah o el Cardenal Gianfranco Ravasi, entre otros) , el papa Francisco usa Twitter como una vía más de difusión, y no como una plataforma de diálogo e interacción con los seguidores. Esta forma de actuar en redes sociales viene, tal y como se indicaba al principio, por la forma de concebir los medios de comunicación: meros canales de transmisión del mensaje evangélico; lo que podríamos llamar un púlpito digital. A modo de curiosidad: antes de publicar cualquier mensaje en Twitter, el papa debe corregir, modificar o cambiar por completo la propuesta de su equipo de comunicación; y por último, debe firmarlo, en tanto que todo aquello que comunica el papa es considerado magisterio de la Iglesia.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


EL PAPA FRANCISCO Y LAS REDES SOCIALES

30

Los mensajes lanzados desde las cuentas del papa son breves reflexiones, tal y como marca la plataforma, pero con la intención de llevar al seguidor a reflexionar sobre aquello que se considera importante para ese día u ocasión. El uso de fotos, vídeos, hashtags, enlaces y menciones, es prácticamente nulo, por no decir inexistente. Como también los retuits o likes: ni uno. Aún así, consigue tener gran cantidad de comparticiones, likes y comentarios por parte de sus seguidores. Unos seguidores que, sumando los que tiene en todas las cuentas, superan los 47 millones, situándose entre los perfiles con más seguidores del mundo. El perfil con más seguidores, en la actualidad, es el de lengua inglesa, con casi 18 millones de seguidores; en segundo lugar se encuentra el perfil en español, que tiene casi 17 millones. El resto de perfiles tienen un número muy menor de seguidores. Cada uno de los nueve perfiles sigue a los otros ocho; pero no sigue, en ninguna de las cuentas, a otros perfiles de la Iglesia Católica o líderes religiosos o políticos mundiales. La presencia de Francisco en Instagram llegó el 19 de marzo de 2016. Ese día publicó un tuit en el que informaba del inicio de ese nuevo camino en el mundo de la red social de la imagen. A través de la cuenta de Instagram, el papa cuelga fotografías y vídeos de celebraciones públicas y encuentros. En esta red tiene casi 6 millones de seguidores, pero no sigue a ningún otro perfil. El total de publicaciones que ha llevado a cabo supera las 600. En todas y cada una de las publicaciones usa texto en siete idiomas: inglés, portugués, español, italiano, francés, polaco y alemán. Una red en la que aún no se ha hecho presente es Facebook. La existencia de perfiles no oficiales puede suponer que “se pongan en boca del máximo dirigente de una Institución, como la Iglesia Catolica,

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


PARIS GRAU GARCERAN

30

palabras y mensajes que nunca pronunció, o sí pero en otro contexto, o cargados de buenismo como si fuera el nuevo Paulo Coelho.” (7) 3. Conclusiones y reflexiones finales El papa Francisco, sus sucesores y, posiblemente la Iglesia Católica en su conjunto, deben meditar qué tipo de presencia quieren en redes sociales. Hasta el momento la presencia mantenida ha sido de altavoz en formato texto en Twitter e imagen a través de Instagram. Se entiende que el perfil de papa no debe entrar a debatir con los usuarios que le escriben, pero sí que podría usar las redes sociales para mostrar su día a día, a través de vídeos cortos, fotografías, compartiendo mensajes de otros miembros de la Iglesia Católica o medios de comunicación propios o muy próximos a la Iglesia. El papa Francisco ha concedido diferentes entrevistas a medios de comunicación, pero no se ha hecho eco a través de las redes sociales. Los perfiles en redes sociales podrían usarse para aproximar la figura del papa a los seguidores. Francisco es cercano en el offline, ¿por qué no serlo en el online? Si el papa Francisco ha definido Internet como un don de Dios (8), y Monseñor Paul Tighe, que ayudó a desarrollar la presencia en redes sociales del Papa, ha instado a todos los sacerdotes del mundo a estar presentes en las redes sociales, (9) ¿por qué no aprovechar este don sacándole el máximo partido?

Referencias http://www.redalyc.org/pdf/3050/305026706003.pdf http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vatii_decree_19631204_inter-mirifica_sp.html Argemí, M. (2017) El sentido del rumor. Cuando las redes sociales ganan a las encuestas. Barcelona: Ediciones Península https://www.planetadelibros.com/libro-el-sentido-del-rumor/249067 Duch, LL. (2012) Religión y comunicación. Barcelona: Fragmenta Editorial http://www.fragmenta.cat/ca/fragmentos/cataleg/fragmentos/151605 https://www.abc.es/medios-redes/20121212/abci-twitter-papa-benedicto-tuit-201212120936.html https://www.abc.es/sociedad/20130317/abci-primer-tuit-papa-francisco-201303171333.html https://beersandpolitics.com/item/la-comunicacion-del-papa-francisco/ https://www.infobae.com/america/mundo/2018/06/05/en-un-nuevo-video-el-papa-francisco-advirtiosobre-los-riesgos-de-las-redes-sociales/ https://www.voanoticias.com/a/experto-del-vaticano-insta-al-clero-a-aprovechar-las-redessociales/4647816.html

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10- EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


BENEDICTO XVI, ¿FUMATA BLANCA PARA ESCÁNDALOS?

El Papa Benedicto XVI renunció al Pontificado el 28 de febrero de 2013. Tan solo ocho años al frente de una institución, Joseph Ratzinger se sumó así a la corta lista de pontífices romanos en renunciar del ministerio petrino y se convirtió, además, en el primer Papa que no fallece ocupando el cargo desde el siglo XV. Su renuncia supuso un auténtico alboroto

CLAUDIA BENLLOCH Licenciada en Comunicación Audiovisual y Publicidad y RRPP, actualmente cursando máster en marketing político (ICPS-UAB) (@claudiabennloch).

mediático, monopolizando las portadas de la prensa y los informativos del mundo entero. Y no es de extrañar, no solo porque el hecho de un Papa renuncie es ya de por sí algo insólito, sino también porque todo cuanto rodeó a la decisión de Ratzinger venía marcado por los

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


BENEDICTO XVI, ¿FUMATA BLANCA PARA ESCÁNDALOS?

32

escándalos con los que el papa tuvo que lidiar. Desde los graves casos destapados de pederastia, hasta las filtraciones de Vatileaks y la investigación del 'Banco Vaticano'. La propia dimisión no estuvo exenta de errores a nivel comunicativo. Desde la forma misma de dar a conocer la noticia, anunciada por el propio Benedicto XVI en en un discurso en latín durante un acto interno —irónicamente durante un acto de canonización, que fueron escasos durante su pontificado—. Las fuentes oficiales apuntaron a que el abandono de su cargo se debía a su avanzada edad, ya que él mismo había llegado a la “certeza” de que “no disponía de fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”. Sin embargo, son diversos los elementos que apuntan a que su dimisión pudo obedecer a motivos más estratégicos. Los años de pontificado de Benedicto XVI estuvieron inmersos en numerosos escándalos y polémicas, y éstos minaron considerablemente su reputación de marca con graves consecuencias a nivel de imagen y credibilidad. Entre ellos, el fuerte crecimiento del desapego a la institución que representaba, y que se materializaron en una merma de fieles. Sus errores comunicativos le acompañaron durante todo su recorrido como máximo representante de la Iglesia Católica. Apenas un año tras haber sido investido como Papa en abril de 2005, unas desafortunadas declaraciones —con una mención indirecta a la expansión violenta de la religión de Mahoma— desataron la cólera entre la comunidad musulmana. Dirigentes religiosos y políticos de casi todos los países musulmanes interpretaron el discurso de Benedicto XVI como un insulto. Desde Pakistán, Egipto, Marruecos, Indonesia, Turquía, Irak llovieron críticas y reprobaciones, y hasta exigencias de “excusas personales”. Sin embargo la reacción del Vaticano, lejos de ofrecer una aclaración contundente, se limitó a puntualizar que las declaraciones del entonces Papa solo deseaban efectuar un “rechazo claro y radical de la motivación religiosa de la violencia” y que en ningún caso Benedicto XVI

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


CLAUDIA BENLLOCH

33

había tenido intención de ofender la sensibilidad de los creyentes musulmanes. La declaración explicatoria, insuficiente, no logró ni de lejos calmar las aguas. Numerosos líderes políticos y colectivos religiosos exigieron a Benedicto XVI que se retractara de sus palabras. Pero la falta de una respuesta contundente por parte del pontificado desembocó en firmes críticas que asociaron sus declaraciones con “llamamientos a un choque de civilizaciones”, aludiendo a que constituían un “precedente peligroso” y las calificaron de “despreciables”. Incluso se le llegó a acusar de haber hablado “como sus predecesores del Medievo que desencadenaron las cruzadas”. El desacierto en la gestión de la polémica culminó en toda una crisis de reputación, que se vería acusada por los acontecimientos posteriores. Cuando Benedicto XVI se puso al frente de la Iglesia Católica, las revelaciones sobre abusos a menores por parte de sacerdotes ya eran un asunto de primer orden. Pero en 2006, los incontables casos de pedofilia adquirieron proporciones colosales, forzando al Vaticano a su condena pública. La problemática se mantuvo de alguna forma en ‘stand-by’ hasta que en 2009 hubo una nueva oleada con cientos de casos que afloraron en numerosos países de Europa, Norteamérica y Latinoamérica, y la sociedad pudo comprobar con estupor la protección y el resguardo que la jerarquía eclesiástica había dado a algunos de los sospechosos. Y el cúlmen de la crisis llegó cuando The New York Times reveló en marzo de 2010 que el propio Ratzinger había ocultado cuando era cardenal abusos de esa índole por parte de un cura a 200 niños sordos. El entonces Papa pidió perdón públicamente ese mismo año, expresando concretamente su “vergüenza” y “arrepentimiento” por los hechos. Pero, con la calma que caracteriza todas las actuaciones de la Iglesia, el gesto de Benedicto XVI llegó demasiado tarde: su imagen y su reputación habían quedado manchadas para siempre. Y su credibilidad ya no volvería a ser la misma. Y entonces el escándalo de Vatileaks puso a la Curia Romana en la picota. La imagen de Vaticano quedó seriamente perjudicada cuando

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


BENEDICTO XVI, ¿FUMATA BLANCA PARA ESCÁNDALOS?

34

estalló en toda su plenitud, tras salir a la luz el libro ‘Sua Santita’, que recogía más de un centenar de documentos reservados enviados al papa que desvelaban tramas e intrigas de la Santa Sede. Paolo Gabriele, ex mayordomo del Papa, fue detenido y encarcelado, y posteriormente indultado por parte del propio Ratzinger. El perdón al traidor conocido por ‘El Cuervo’ se vendió como una muestra de generosidad, pero generó en la sociedad dudas sobre si no tenía como objetivo evitar daños mayores. La confianza de la sociedad en Benedicto XVI había quedado seriamente mermada. Si su capacidad de liderazgo como guía de la Iglesia católica todavía no había sido cuestionada, la crisis que se desató en 2012 con la filtración de documentos internos del Vaticano hizo que ocurriera. La Santa Sede dio pequeños pasos encaminados a mejorar su imagen y a modernizar la institución, con algunos gestos que parecían intentar acercar la Iglesia a un mundo en plena transformación —entre ellos, la apertura de la cuenta de Twitter @Pontifex en 2012—. Pero todavía quedaba lejos de estar a la altura de una sociedad que demanda cada día más transparencia, algo que el Vaticano ha sido reticente a poner en práctica a lo largo de su historia. La gestión de las distintas crisis demostró que la Iglesia continuaba demorándose en exceso a la hora de reconocer los errores y pedir perdón por ellos, siendo así incapaz de atajar rápidamente las polémicas y evitar que se convirtieran en auténticas crisis reputacionales. Si se tratase de una empresa cualquiera en el mundo actual, la forma de gestionar dichas problemáticas sería juzgada por los profesionales como un error de base en la gestión y la comunicación de crisis. Por el momento quedaremos sin saber si la dimisión de Benedicto XVI se debió realmente a una “falta de fuerzas” físicas, o si la fumata blanca que marca el inicio de un nuevo pontificado terminó siendo la única salida para una institución que tenía demasiados fuegos que apagar.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


DE RICCI A FRANCISCO, LA COMPAÑÍA DE JESÚS Y CHINA

"Viendo que estaba moribundo, le puse en la mano un cirio encendido. Poco después, entregó el alma a su creador y Señor con gran paz y reposo, pronunciando el nombre de Jesús." Antonio a Manuel Teixeira, sobre los últimos momentos de Francisco Javier en la isla de San Juan, China. 3 de diciembre de 1552. El 7 de abril de 1541 empieza uno de los viajes más importantes de la cristiandad, el de Francisco Javier hacia las Indias. El viaje era

GUILLEM PURSALS Politólogo y Máster en Seguridad. Analista de Relaciones Internacionales y Conflictos (@GPursals )

largo, puesto que después de salir de Lisboa, la ruta marítima transcurría por el Cabo de Buena de Esperanza a través de las costas de la Guinea, y luego partir del continente africano

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


DE RICCI A FRANCISCO, LA COMPAÑÍA DE JESÚS Y CHINA

36

casi en línea recta hasta la ciudad de Goa, ya en el continente indio. El primer día de 1542, Francisco Javier escribe desde el barco: “Es tal la naturaleza de las penas y de las fatigas, que por nada del mundo las hubiera afrontado ni un solo día. Hallamos no obstante consuelo y esperanza sin cesar y creciente en la misericordia de Dios, con la convicción de que nos falta el talento necesario para predicar la fe de Jesucristo en tierra pagana”. Y el seis de mayo de ese mismo año, llegó a Goa. Desde el seis de mayo de 1542 hasta el 15 de abril de 1549, el padre Javier abandona Goa, donde ejercía de nuncio apostólico, y viaja hasta Japón, llegando a Kagoshima el 15 de agosto. Allí se forma en costumbres y lengua japonesa. A Francisco Javier se le sumarán Cosme de Torres y Juan Fernández, quienes irán a ver al señor de Kagoshima el 29 de setiembre, para que les autorice a predicar la fe cristiana en sus tierras, el cual acepta para poder tener contacto con occidente. El 22 de abril de 1552, Francisco Javier abandona Japón dejando a cargo de las distintas misiones jesuitas a Cosme de Torres y Juan Fernández, partiendo hacia Malaca. Allí se reuniría con Don Álvaro de Ataide, para plantearle al diplomático portugués la intención evangélica de abrir una embajada en China. No podemos olvidar que el Estado chino no permitía entrar a occidentales en su territorio, por lo que una misión diplomática sería la única forma de saltarse este veto. A finales de agosto de 1552, Francisco Javier llega a la isla de San Juan, o Shangchuan, a diez quilómetros del territorio de China. Después de acordar con un comerciante chino que le desembarcaría en la provincia china de Cantón, finalmente el misionero es traicionado por el citado comerciante porque después de cobrar no cumple y no le ayuda, el 21 de noviembre el padre Francisco Javier enferma de unas fiebres, y empieza a hablar ya en sus últimos días de convertir China y su imperio al cristianismo. Antonio, misionero chino que acompañaba a Francisco Javier, le asiste hasta la muerte el tres de diciembre de 1552. Empezando así la voluntad de la Compañía de Jesús de evangelizar la China.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


GUILLEM PURSALS

37

Años después de morir Francisco Javier, el gobierno imperial permitió a los portugueses establecer un puesto comercial en Macao. Los puestos comerciales eran cesiones semipermanentes del territorio, las cuales en las temporadas de comercio formaban parte del país a las que se cedían, y al finalizar las temporadas ya no. Esto fue fundamental para que se estableciese en este puesto el Colegio Jesuita San Pablo, en la ciudad, aunque en sus inicios tuvo problemas porque muy pocos chinos sabían hablar portugués. Este hecho fue analizado por Alessandro Valignano CJ, al visitar Macao en 1578 descubriendo que el idioma y la cultura eran fundamentales para poder evangelizar al pueblo chino. Al año siguiente, y como consecuencia de este viaje de Valignano, Michele Ruggieri CJ fue enviado a Macao y poco después se le uniría Matteo Ricci CJ, quienes revolucionarían la forma de predicar y evangelizar aprendiendo el idioma chino y las costumbres chinas. Ruggieri y Ricci fundaron la primera escuela de chino para portugueses, y además elaboraron el primer diccionario de una lengua europea a chino, siendo Portugués-Chino. También cartografiaron gran parte de China y del Imperio Ming y fueron los primeros misioneros que entraron en 1583 en un territorio de la dinastía Ming, más allá de Macao, estableciéndose en Zhaoqing. Un hecho importante fue que Ruggieri se cambió el nombre a Luo Mingjian, para parecer menos foráneo al adoptar un nombre chino, un hecho que continuarían haciendo posteriores misioneros como Nicolás Trigault CJ, quien sería Jin Nige, o Ferdinand Verbiest, quien sería Nan Huairen. Ricci por su parte consiguió integrarse y conocer la cultura y la lengua chinas hasta ser casi cuotidiano su uso, llegando más allá que su compañero Ruggieri. Ricci, junto con otro jesuita, Lazzaro Cattaneo CJ, escribieron otro diccionario Portugués-Chino mejorando el anterior al incluir también el uso fonético silábico de las palabras. Ya en 1601, Matteo Ricci se convirtió en el primer occidental en ser recibido por el emperador Wanli en la Ciudad Prohibida de Beijing, como reconocimiento a sus labores científicas, como la predicción de eclipses,

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


38

DE RICCI A FRANCISCO, LA COMPAÑÍA DE JESÚS Y CHINA

tan importante en la cultura china. Gracias a esta confianza, pudo crear la Catedral de la Immaculada Concepción de Beijing, en 1605. En 1622, el jesuita Johann Adam Schall von Bell, quien sería conocido también como Tang Ruowang, también colaboró con la corte imperial china, consolidándose la Compañía de Jesús como el vínculo de unión del conocimiento científico europeo y chino. Otros jesuitas como Ferdinand Verbiest desarrollaron amplios conocimientos científicos en China, hasta llegar a  Johann Schreck, también llamado  Deng Zhen Lohan, quien ayudó al emperador Chongzhen a revisar el calendario chino, que se guiaba por los astros. También destacar el papel de Xu Guangqi, chino que se convirtió al cristianismo ingresando en la Compañía de Jesús y estableciendo extensos y revolucionarios tratados sobre estrategia militar, matemáticas, astronomía y agricultura. Además de ser uno de los tres autores, junto con Li Zhizao y Yang Tingyun, del libro “Los tres pilares del Catolicismo chino”. Aunque constan documentos del s. XIII de vínculos entre cristianos y China, a través del territorio mongol y la dinastía Yuan, como Juan de Montecorvino, franciscano que llegó a Beijing en 1294, o Odorico de Pordenone, otro franciscano que llegó a China años después, no fue hasta las misiones jesuitas cuando existió un primer contacto organizado entre ambas civilizaciones. Fue Pio XII quien reconoció los rituales chinos en 1939, y elevó a cardenal al primer chino católico en 1946, creando así una jerarquía eclesiástica. Con el establecimiento de la República Popular China, y la expulsión de las organizaciones religiosas, se estableció la Asociación Católica Patriótica de China, que no reconocía la autoridad de la Santa Sede. El 22 de septiembre de 2018, el gobierno de la República Popular de China y el Estado del Vaticano firmó un acuerdo sobre el nombramiento de obispos en la R. P. de China. Es importante recordar que la Santa Sede no reconoce al gobierno de Beijing como legítimo y aún mantiene relaciones oficiales con Taiwán. De forma decidida se acordó que la Santa Sede podría vetar a los obispos que propusiese el gobierno comunista, como que el gobierno comunista recomendaría a quien

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


GUILLEM PURSALS

39

nombrar obispo. En el mensaje del Papa Francisco a los católicos chinos y a la Iglesia Universal, el 28 de septiembre de 2018, recita: “Que, en el ámbito civil y político, los católicos chinos sean buenos ciudadanos, amen totalmente a su Patria y sirvan a su País con esfuerzo y honestidad, según sus propias capacidades”. Esta declaración papal, para muchos, significa la cercana idea de que se establezca un concordato entre los dos países, reconociendo así el Estado Vaticano a la República Popular China. Un hecho sin precedentes desde el recibimiento de Ricci en la corte del emperador, de Francisco a Ricci, de jesuita a jesuita.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


Portada de las mundialmente reconocidas revistas Vanity Fair, Time y Rolling Stones y con

LA COMUNICACIÓN DEL PONTÍFICE DEL PUEBLO

dos documentales a cuestas llamados “Hombre de Palabra” y el “Papa Rebelde”, el Papa Francisco ha hecho lo que pocas cabezas de la Iglesia católica pudieron hacer durante su pontificado en muy poco tiempo: captar la atención positiva de los medios de comunicación. El Sumo Pontífice no solo ha logrado lo

CONSTANZA PAREDES Comunicadora para el Desarrollo. Master en comunicación política (c.) (@Constipidi)

anterior, ha logrado también construir la imagen de un líder carismático y sencillo, así como dar luces en torno a la renovación de la imagen de toda una institución religiosa.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


LA COMUNICACIÓN DEL PONTÍFICE DEL PUEBLO

41

Más aún, ha logrado identificar y segmentar muy bien sus espacios de comunicación y los públicos objetivos a los que dedica sus discursos. Esta fuerte combinación entre los gestos, la imagen y el discurso son claves para entender el cuerpo y alma comunicativa del Sumo Pontífice. El cuerpo comunicativo Ortega y Gasset (1) enfatiza la gesticulación como forma de comunicación y un liderazgo de gestos es como se podría describir principalmente la comunicación del Papa Francisco. Para el autor la gesticulación es un conjunto de usos, es decir es el modo en que funciona silenciosamente la historia social acumulada. El cuerpo comunicativo del Sumo Pontífice se compone por la tipificación de la identidad del colectivo al que se dirige, el contacto o la proximidad física con el público al que se dirige y el uso del lenguaje fluido, rico en matices y sinónimos. Estos gestos del cuerpo comunicativo se quedan impregnados en la realidad palpable a través de las distintas formas expresivas que adopta Bergolio. Su quehacer en el cuerpo comunicativo se caracteriza por ser rupturista y eso es un enganche sin pierde en los públicos jóvenes, que a través de sus redes sociales lo impulsan a la palestra de los medios de comunicación tradicionales. Afirmar que su deseo es el de volver a los inicios humildes de la iglesia y acompañar esta afirmación de acciones que están cargadas de un alto simbolismo (para los feligreses como no feligreses), tales como rechazar los lujos que se reservan a los pontífices, eliminar el trono en el que se sentaban por décadas los pontífices y colocar uno de madera (este es un foco comunicativo visual desde el cual se proyecta la imagen del Sumo Pontífice para todo el mundo); así como cambiar su vestuario altamente ornamentado por un sencillo vestuario blanco o besar, en una de sus audiencias públicas, a un enfermo de neurofibromatosis (gesto que fue comparado por los medios de comunicación con la acción de San Francisco de Asís al besar a un leproso) son puntos de contacto comunicativos que llevan a reforzar el alma comunicativa (que veremos más adelante) del Papa Francisco.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


CONSTANZA PAREDES

42

Estos puntos de contacto comunicativo, llevan indudablemente a reformar una imagen pre-establecida en el imaginario social y se activan cuando el cuerpo comunicativo del Papa Francisco está claramente marcado por una cercanía nunca antes vista. Así mismo, lo interesante de esta cercanía es que es un comportamiento coherente y sostenido en el tiempo desde el inicio de sus labores en Argentina. Por lo cual, la consistencia en estos valores y su práctica aportan una cuota de veracidad en un mundo dominado por la imagen y los gestos, pasando así de la famosa política de los gestos a la política de los hechos. En resumen, el lidera y encarna “una iglesia pobre para los pobres”, siendo esta una combinación muy poderosa en una de las industrias culturales más importantes del siglo XXI: la política pop. El alma comunicativa Latinoamérica es un terreno de constante pérdida para la Iglesia Católica y el Papa Francisco lo sabe. No en vano uno de sus primeros viajes oficiales fue a Brasil durante la Jornada Mundial de la Juventud. Ahora, en el 2019, nuevamente una Jornada Mundial de la Juventud se realizará en un país latinoamericano: Panamá. Las Jornadas Mundiales de la Juventud son espacios de comunicación que congregan a jóvenes millennials o post millennials en torno a la celebración de la fe católica. No obstante, sean o no devotos, los jóvenes de estas generaciones son quienes acompañarán al Papa Francisco en sus discursos o gestos, puesto que son un público que están ampliamente expuesto al alma comunicativa del Sumo Pontífice. En ese escenario, la construcción de un discurso emocional que recoja todas las sensaciones de los feligreses o simpatizantes de la iglesia católica es necesaria. Así mismo la determinación o uso de espacios o campos comunicativos, asociados tradicionalmente con actividades mucho más sociales (como los conciertos de rock en las playas de Copacabana), así como la elección de los canales de comunicación, son lo que conforma la denominada alma comunicativa.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


LA COMUNICACIÓN DEL PONTÍFICE DEL PUEBLO

43

Vanguardista y moderno, el alma comunicativa del Sumo Pontífice no solo se comunica de forma tradicional con sus feligreses: tuitea, sube fotos y videos en donde comparte en tiempo real su quehacer a nivel mundial; siendo que la cuenta de redes sociales por excelencia es la de Twitter, con más de 20 millones de seguidores (2). Al ser Twitter la cuenta principal, se han implementado en ella cambios que se unen a los gestos del cuerpo comunicativo, tales como que la Sagrada Penitenciaría Apostólica, por encargo del Papa Francisco, considere brindar “indulgencias plenarias” vía Twitter o, por ejemplo, lanzar un disco de rock progresivo denominado “Wake Up” (2015), con motivo de masificar el mensaje de paz, fe y unidad. No obstante, si analizamos a profundidad las intervenciones discursivas del Papa Francisco obtenemos que existe un discurso altamente emocional, carismático, sencillo, lleno de imágenes mentales o asociaciones simples que el público puede interpretar en su día a día, pero que puede quedarse en la política de los gestos y no llegar a los reales cambios que se esperan en la política de los hechos, muy relacionada a la expectativa de renovación y cambio en el sistema. Y es que quizá, el mayor reto de la gestión del Sumo Pontífice, es construir confiabilidad una vez que esta ola de intensidad comunicativa acabe. Puesto que la intensidad emocional de los movimientos no logra construir proximidad sostenida y, sobre todo, aumentar las adhesiones jóvenes que la iglesia católica necesita hoy en día. Ya lo decía Adriana Amado en su libro “Política Pop. De líderes populistas a telepresidentes” (4), la repercusión mediática de una celebridad tiene mucho de emocionalidad y la emoción no permite construir a largo plazo.

(1) Ortega y Gasset, José. Obras completas, Madrid, Revista de Occidente, 1983. (2) Un evento organizado por la Iglesia Católica que convoca a los jóvenes. Aunque se realiza de forma anual, cada dos o tres años se realiza un encuentro internacional presidido por el papa. Tiene como duración casi una semana, antes de la ceremonia final. (3) Sin contar sus perfiles en Facebook. Youtube, Google+. (4) Amado, Adriana. (2016). Política pop. De líderes populistas a telepresidentes

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


El aborto –o la eutanasia— no son cuestiones

LA IGLESIA CATÓLICA Y EL DEBATE SOBRE EL ABORTO

eminentemente religiosas, y no es preciso adoptar un discurso teológico para debatirlas. Los defensores de la vida no tienen por qué actuar movidos por un credo, bastan las razones puramente humanitarias. Lo expresa muy bien el politólogo Noberto Bobbio: “Soy laico, pero no laicista, porque también el laicismo es una iglesia con sus dogmas y anatemas […]. Me pregunto qué sorpresas puede haber en el hecho de que un laico considere válido, en sentido absoluto, como un

ALEJANDRO NAVAS Profesor de Sociología de la Universidad de Navarra

imperativo categórico, el no matarás […]. El suicida dispone de su propia vida. Con el aborto se dispone de la vida ajena. Me asombra que los laicos dejen a los creyentes el privilegio y el

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


LA IGLESIA CATÓLICA Y EL DEBATE SOBRE EL ABORTO

45

honor de afirmar que no se debe matar”. El cineasta Pier Paolo Pasolini, comunista y homosexual, abunda en la misma idea: “Estoy traumatizado con la legalización del aborto porque, como muchos, la considero una legalización de homicidio […]. Los extremistas del aborto hablan de él como refiriéndose a una tragedia femenina, en la que la mujer está sola con su terrible problema, como si en ese momento el mundo la hubiera abandonado. Comprendo. Pero podría añadirse que cuando la mujer estaba en la cama no estaba sola”. Hecha esta salvedad, añado que la religión contribuye a enriquecer la argumentación y el debate. La apertura a la trascendencia ensancha el horizonte y abre nuevas perspectivas. Max Horkheimer, marxista y cabeza de la Escuela de Frankfurt, lo intuyó agudamente: “En última instancia, el argumento decisivo contra el homicidio es de tipo religioso”. ¿Por qué tenemos que respetar al otro? ¿Qué nos impedirá eliminarlo si supone un obstáculo para nuestros intereses? La pertenencia a la común especie humana no garantiza nada (el hombre es un lobo para el hombre, según Hobbes). El hombre ha visto siempre en la vida algo sagrado, de valor eminente. En la tradición occidental eso se ha llamado ‘dignidad humana’, y tiene una inherente connotación religiosa. La vida humana adquiere un valor absoluto solo si el hombre es imagen del Absoluto. Los hombres pueden considerarse hermanos si comparten un Padre común (la retórica invocación a la fraternidad universal en la Revolución francesa fue de la mano con el genocidio de la población católica de La Vendée y con el recurso a la guilotina). Vuelvo a Horkheimer: “Sin un padre común, hablar de fraternidad se convierte en charlatanería vacía”. Ver al otro como una amenaza, como un enemigo que se debe exterminar, implica que hemos roto antes el lazo de la fraternidad radical. –“¿Soy acaso el guardián de mi hermano?”, responde Caín a Yahvé cuando le pregunta por el paradero de Abel. Platón añade otro elemento a esta reflexión: hay en el hombre un anhelo natural de justicia. La realidad de este mundo enseña que, con demasiada frecuencia, los malos triunfan y los buenos son oprimidos. Es necesario, supone el filósofo, que al término de esta vida haya un arreglo de cuentas

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


ALEJANDRO NAVAS

46

definitivo, en el que unos y otros reciban su merecido. Así argumenta a favor de la inmortalidad del alma. Si nos fijamos en Occidente, comprobamos la poca estima por la vida humana que caracteriza a las antiguas culturas, Grecia y Roma incluidas. El cristianismo humanizó las leyes y las costumbres. La práctica de la caridad protegió a los más débiles e indefensos: huérfanos, viudas, enfermos, esclavos. Cuando en el siglo IV el emperador Juliano el Apóstata intenta borrar el cristianismo y recuperar el viejo paganismo, reconoce que el enemigo a batir es la institucionalización de la caridad cristiana y se propone (sin conseguirlo) hacer algo parecido en términos paganos. En cierto modo, la situación es la misma hoy día. Heinrich Böll, premio Nobel de literatura y hombre de izquierda, dijo que prefería vivir en el peor país cristiano antes que en el mejor país pagano. En el primero se podía dar algo por seguro: la misericordia, la compasión hacia los más débiles. En continuidad con esa tradición, los Papas y la Iglesia en general han asumido en nuestro tiempo un destacado protagonismo en la defensa de la vida frente a los embates de la cultura de la muerte. Precisamente en 2018 hemos celebrado el cincuenta aniversario de la encíclica Humanae Vitae, de Pablo VI. Su recepción, incluso en buena parte del mundo católico, fue polémica, pero cada vez resalta más su carácter profético. Supo prever con decenios de antelación las consecuencias del desprecio de la vida que hoy padecemos. Muchos teólogos e incluso obispos que la criticaron abiertamente han reconocido luego su error y, por contraste, la clarividencia de Pablo VI. El magisterio eclesiástico sobre la vida es muy abundante, tanto por parte de Roma como de los obispos locales. Me limito a destacar otro hito: la encíclica Evangelium Vitae (Juan Pablo II, 1995), alegato insuperable sobre el carácter inviolable de la vida humana. No sorprende que los promotores de la muerte hayan visto en la Iglesia católica a su principal enemigo, de la misma forma que el homicida se enfrenta a Dios. Si el moderno se siente llamado a ocupar el lugar de Dios –el poder que le proporcionan la ciencia y la tecnología así lo

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


47

LA IGLESIA CATÓLICA Y EL DEBATE SOBRE EL ABORTO

autorizan--, deberá procurar con todos los medios a su alcance neutralizar la influencia de la Iglesia. Esto se denomina “proceso de secularización”. En su versión agresiva, se intenta la eliminación física de la Iglesia y de los creyentes. Como esa estrategia fracasa –la sangre de los mártires sigue siendo semilla de cristianos y el Occidente civilizado ve con malos ojos el empleo de la violencia--, se opta por una vía “moderada”: se trata de borrar la presencia pública del hecho religioso y recluirlo en la esfera privada. El ateísmo es un fenómeno más bien reciente, que contradice la casi universal presencia del hecho religioso, en el espacio y en el tiempo. En nuestros días se presenta no pocas veces como antiteísmo y, más en concreto, como cristofobia. Hay un rechazo militante, que encuentra una favorable cobertura en muchos foros y medios de comunicación, y que querría negar a la religión –más en concreto, a la Iglesia católica— el pan y la sal. Son constantes las manifestaciones de esta nueva Kulturkampf: “guerras de los crucifijos”; intentos para borrar el carácter cristiano de fiestas como la Navidad; supresión de los juramentos en las tomas de posesión de representantes electos y miembros de Gobiernos; eliminación de cualquier referencia a Dios en constituciones y otros textos legales. Corresponde a la Iglesia y a los católicos no arredrarse y continuar diciendo la verdad con caridad.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


Con casi 1.300 millones de fieles y más de 2000 años de antigüedad, la Iglesia católica,

EL VATICANO: GURÚS DEL MARKETING

con el Vaticano al frente, constituye una parte fundamental de nuestra sociedad. Es por ello que del estudio de su historia y acciones pueden sacarse multitud de lecciones, también en el campo del marketing y la compol. Y es que desde mucho antes que apareciera el término marketing, la iglesia ya lo dominaba de

DANIEL ANDRÉS FILLAT Asesor político especializado en el mundo local. Máster de marketing y comunicación política y estrategia electoral del ICPS (c.) (@AndresFillat)

forma magistral: es una institución que ha sabido adaptarse a la perfección a cualquier estructura social, política o económica, pero manteniendo un mensaje que ha permanecido prácticamente inalterado durante diecisiete siglos.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


49

EL VATICANO: GURÚS DEL MARKETING

La clave de su éxito radica en identificar las necesidades de la población y crear un producto (un discurso y una doctrina) en base a las mismas. De este modo, el producto de la Iglesia católica es un mensaje que apela directamente a las emociones del creyente, quien se identifica con los valores transmitidos y pasa a participar y formar parte de la comunidad cristiana. Y lo hacen tan bien, que solo necesitan 70 años desde el Edicto de Milán en el 313 d.C. (en el que se establece la libertad de culto en el imperio romano) para convertirse en la única religión de todo el imperio. Esta identificación de las necesidades también parece darse en la elección del actual Papa Francisco: en un momento en el que la iglesia debía afrontar numerosos escándalos que afectaban a su credibilidad, se escoge a una persona que adopta la austeridad y la humildad como señas de identidad. Esto por sí solo no basta para acabar con los problemas, pero envía toda una declaración de intenciones. En este sentido, y tal como defiende Pau Canaleta (1), los 100 primeros días del mandato son claves para construir la imagen del dirigente, ya sea un presidente, un alcalde o el sucesor de San Pedro. Y Francisco lo siguió al pie de la letra: en pocos meses tomó decisiones tan mediáticas como la adopción del nombre Francisco (en referencia a San Francisco de Asís); optar por un vestuario mucho más austero; rechazar como vivienda habitual el lujoso Palacio Apostólico del Vaticano, escogiendo en su lugar la residencia de Santa Marta; lavar los pies de 12 presos en la misa de jueves Santo; el uso de un coche descapotable en sus viajes; la atención especial a los peregrinos; un lenguaje mucho más cercano... Pero también un uso preferente de la oración en todos sus actos públicos:  "si los católicos no rezan acabaremos siendo una ONG asistencial, pero no la Iglesia (2)”. Todas estas acciones llevan al recién investido Papa a ser portada en la revista Time como personaje del año. Pero como decimos, este cambio inmediato en las formas no es baladí: la curia vaticana es consciente que parte de los creyentes no asisten a las celebraciones religiosas regularmente, por lo que es vital transmitir todos estos mensajes cuando los actos del nuevo pontífice son

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


DANIEL ANDRÉS FILLAT

50

seguidos con atención por parte de todos los medios de comunicación. La transmisión del mensaje también ha cobrado importancia con el mandato de Francisco, empezando por el órgano responsable de la comunicación institucional. El tradicional Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, creado en 1948, ha sido sustituido por la Secretaría para las Comunicaciones, con el fin de «responder mejor a las exigencias de la misión de la Iglesia» (3). Este hecho se traduce en primer lugar en un cambio de dirección en las redes sociales del Santo Padre: en Twitter (@pontifex) se aumentan exponencialmente los seguidores del Francisco respecto a los de Benedicto XVI, publicando diariamente en nueve idiomas para la difusión eficaz del mensaje. Esto hace que cuente con más de 40 millones de seguidores, 16,8 de los cuales siguen la cuenta en español en la actualidad. Por otro lado, el Instagram pontificio (@franciscus) cuenta con 5,7 millones de seguidores y sus publicaciones se realizan en 6 idiomas distintos. Curiosamente y contradiciendo lo anterior, el Papa no dispone de una cuenta de Facebook. Las razones aludidas son la dificultad en la eliminación de los mensajes negativos en las publicaciones que puedan hacerse (4). Además, la Secretaría de Comunicaciones también ha creado el portal Vatican News, un portal de internet que quiere encontrar una nueva manera de comunicarse y conectarse con sus fieles en el actual mundo digital. La unificación de los diferentes canales de información (Vatican News, Vatican Media y Radio Vaticana Italiana) bajo una sola web permite al Vaticano tener una identidad online bien definida, al tiempo que asegura lanzar un único mensaje bien claro a los creyentes. No dejamos las redes sociales todavía: si la participación dentro de la comunidad cristiana ha sido clave para entender el éxito de la Iglesia católica a lo largo del espacio y el tiempo, también debe serlo en "esta nueva comunidad" que son las redes sociales. En este sentido, el Sumo Pontífice otorgó indulgencias a quienes retwittearon las publicaciones de @pontifex_es durante las Jornadas de la Juventud celebradas en

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


EL VATICANO: GURÚS DEL MARKETING

51

Brasil en verano de 2018. Con ello consiguió un seguimiento mucho mayor en la red social al tiempo que se aseguraba ser Trending Topic mundial durante varios días. Si bien los desafíos que tiene el Santo Padre para reformar la Iglesia católica son de carácter considerable (Vatileaks, abusos sexuales, el trato a la mujer y la homosexualidad, el avance de las corrientes evangélicas en Latinoamérica...) lo cierto es que Francisco nos ha dejado unas acciones muy claras que debe seguir cualquier asesor político: una planificación de los 100 primeros días de mandato para transmitir mensajes muy potentes que calen a la población, unidad en los mensajes emitidos para evitar cualquier tipo de confusión entre los receptores potenciales, coherencia con los mensajes transmitidos, cercanía con los fieles (público potencial) y participación de éste en las actividades de la Iglesia. Seguiremos atentos para ver cuánto marketing y comunicación política puede enseñarnos todavía el Vaticano...

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


“Predicad el Evangelio. Y, si es necesario, usad las palabras”. Esta frase, atribuida a San

COMUNICAR CON GESTOS: EL PAPA FRANCISCO

Francisco de Asís, ha sido también utilizada por el actual Papa ante un encuentro que mantuvo en Roma con un grupo de obispos. Y podría resumir cómo es la comunicación basada en gestos del Pontífice. La Comunicación de gestos del Papa es una de las más ricas que se pueden encontrar en un mundo ya de por sí especialmente rico en

ELENA BARRIOS Consultora de Comunicación Institucional y Corporativa (@elenabarrios)

símbolos y gestos como es el católico. De él todo comunica: la elección de su nombre tras ser elegido Pontífice, sus elocuentes silencios, sus palabras pronunciadas con dulzura argentina -o con fuerza si el momento o el tema

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


COMUNICAR CON GESTOS: EL PAPA FRANCISCO

53

lo requiere-, o todo tipo de anécdotas que los medios han ido recogiendo prolíficamente en estos últimos años. Los gestos de este Papa son elocuentes y abundantes. Desde que llegó quiso marcar un antes y un después, dejar claro que venía a hacer las cosas de una manera diferente y que, todas ellas, estarían marcadas por la humildad, la sencillez, la cercanía y la coherencia. Desde quedarse a vivir en la Residencia Santa Marta (en vez de en el tradicional Palacio Apostólico del Vaticano), desechar el uso de los clásicos zapatos rojos que han usado sus antecesores o salir en persona a comprarse unas gafas a una óptica cercana al Vaticano. Lo nunca visto en las calles de Roma. Este Papa hace las cosas distintas. Ha recuperado el mensaje universal de la Iglesia Católica, recuperando las palabras de Cristo y pronunciándolas de un modo que llega mucho más allá de los católicos. Es prolífico en frases y discursos que bien podrían haber sido pronunciados por un dirigente espiritual que nada tuviera que ver con la Iglesia Católica. Por ejemplo, cuando recuerda el mal que hace la murmuración, la crítica o el materialismo… (“El apego al dinero te destruye a ti y a tu familia”, por ejemplo, comentaba hace unas semanas). Porque este Papa no dice qué es pecado, sino recuerda qué cosas alejan al hombre de la felicidad, de la familia, qué cosas acaban por entristecer el corazón del hombre y al católico, además, acaba alejándole de Jesús. Es un mensaje nuevo y viejo al mismo tiempo. Es un mensaje para católicos y para no católicos. Para los que están cerca de la Iglesia, los que lo estuvieron un día y los que nunca lo han estado. Un silencio que habla por sí solo Los gestos del Papa son mensajes en sí mismos, cargados de simbología y fuerza muchas veces. Tanto en lo que hace, como en lo que dice y en lo que no dice. Especialmente simbólico fue el gesto de silencio que mantuvo en su visita a Auschwitz, cuando entró en una celda él sólo y allí se quedó, en silencio, sin habla. ¿Qué puede haber más elocuente que un silencio prolongado y programado en un sitio así? Ya no sólo importa tanto el gesto de la visita (sus dos predecesores la

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


ELENA BARRIOS

54

hicieron con anterioridad) sino lo que hizo: rezar en silencio. El Papa más elocuente, argentino, guarda silencio. De hecho, es el primer papa del que tenemos noticia que llama por teléfono a ciudadanos anónimos que le escriben o que tienen problemas, y que charla con ellos. Fue el caso, por ejemplo, de la mujer que quería abortar, del trabajador agrícola que perdió las piernas en un accidente, o de una víctima de abusos sexuales de la diócesis de Granada, con el que se solidarizó. Porque es precisamente ante estos casos de pederastia donde Francisco protagoniza de nuevo una nueva comunicación cargada de gestos. Si su pontificado está viéndose salpicado constantemente por la acusación de nuevos casos de abusos en cada país al que visita, más fuerza y energía tiene en la denuncia que el papa está haciendo de estos casos. No habla de ellos como “pecado”-que lo situaría en un mal dentro del ámbito religioso-, sino que los califica de “crímenes” situándolos como un “terrible mal cometido contra el hombre”. Le preocupa cómo poder aliviar a quienes lo sufrieron. Y acusa no sólo a quien los cometieron: sin complejos pide y hace responsables no sólo a los actores, sino a los que lo conocieron, lo ocultaron y lo perpetuaron. Francisco además habla con ejemplos sencillos, adaptados al público que le escucha. Como cuando fue a Copacabana y habló a los jóvenes comparando el seguir a Cristo con el lograr la Copa del Mundo de fútbol. Aunque no ha sido el primero en utilizar este tipo de recursos. Ya Juan Pablo II, otro de los grandes papas carismáticos de la Iglesia de los últimos años, ya hiciera por ejemplo en su visita a El Rocío (Huelva). Allí recordó a viva voz a los peregrinos la importancia de la confesión, animándoles a “quitarse el polvo del camino” al llegar a la Ermita. El Papa en las redes El Papa habla con frases sintéticas, que se convierten fácilmente en un titular, un tuit o un tarjetón con frase fácilmente compartible por whatsapp o redes sociales. Es una nueva forma de comunicar, adaptada a este momento. Pero también hecha a imagen y semejanza de este

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


COMUNICAR CON GESTOS: EL PAPA FRANCISCO

55

Papa: fresco, natural, directo, breve, sencillo, actual y universal. Como consecuencia de su nueva forma de comunicar, Francisco ha mantenido la comunicación en redes sociales que inaugurara Benedicto XVI en su pontificado, actualizándola y adaptándola a su propia personalidad y modo de hacer las cosas. Por ejemplo, un clásico de sus cuentas en Twitter (tiene 9 en diferentes idiomas) son las píldoras diarias extraídas de sus homilías pronunciadas en la misa diaria que celebra en Santa Marta y que cuenta con su propio hashtag en Twitter (#SantaMarta). Pero ha ido más allá. Usando la capacidad de viralización de los mensajes cortos en las redes sociales, Francisco ha creado un nuevo canal de comunicación con los católicos resumiendo en un vídeo de un minuto la intención mensual del Papa para invitar a los feligreses a unirse a él en sus rezos. Todo tipo de temáticas han pasado mensualmente durante los tres últimos años por #ElVideoDelPapa: el diálogo interreligioso, el respeto a la creación, las mujeres en la sociedad, el respeto de los pueblos indígenas, el comercio de armas, la misión de los laicos, las redes sociales… nada parece escapar a las intenciones de este Papa: ni los temas más tradicionales ni algunos de reciente introducción y ciertamente temática novedosa. Es el caso, por ejemplo, de la reciente incorporación de la ecología en el debate eclesiástico: la primera encíclica propia de Francisco “Laudato Si” (la anterior en realidad era un trabajo conjunto con Benedicto XVI), dedicada al cuidado del medio ambiente como un imperativo moral para los católicos. Esta encíclica fue publicada sólo unos meses antes de la aprobación por Naciones Unidas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el mandato universal de alcanzar las metas marcadas en la Agenda 2030 para lograr un mundo sostenible en el plazo de 15 años. Un nuevo gesto que comunica, y mucho, sobre la posición del cabeza de la Iglesia en un asunto en el que hasta ahora los católicos pasaban de perfil. El Papa Francisco habla y actúa con coherencia, que es la clave para la

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


ELENA BARRIOS

56

credibilidad de un mensaje difícil y especialmente denostado en la sociedad actual. Predica con el ejemplo y demuestra con sus obras y sus gestos la frase del santo cuyo nombre eligió para su pontificado. Porque predicar es mucho más que decir palabras: es hacer vida el mensaje de Jesús. Y este Papa lo demuestra con sus obras y sus gestos.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


¿CONOCES EL RESTO DE NUESTROS MONOGRÁFICOS?


LA COMUNICACIÓN DE BERGOGLIO: ENTRE FRANCISCO E IGNACIO

Desde que el cardenal Jorge Mario Bergoglio fue elegido Sumo Pontífice en marzo de 2013, un nuevo estilo de liderazgo y comunicación han marcado la actual etapa de la Iglesia Católica. El primer Papa latinoamericano de la historia no está dejando indiferente a nadie. El nombre escogido, Francisco, era ya una declaración de intenciones. “El Pobrecillo”, como era conocido el santo de Asís, es el icono más apropiado para sintetizar esa “Iglesia pobre y para los pobres” (1) que el obispo de

JULIO OTERO SANTAMARÍA Periodista, Master en Marketing Digital y Master en Comunicación Política (@jotero81).

Roma deseó en una de sus primeras declaraciones públicas. Sencillo y humilde como Francisco de Asís La humildad y la sencillez son dos virtudes

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


59

LA COMUNICACIÓN DE BERGOGLIO: ENTRE FRANCISCO E IGNACIO

propias de la Orden Franciscana que el Papa ha querido transmitir en este primer lustro de pontificado. La estética sobria de su indumentaria y de la liturgia contrasta con los ecos barrocos de su antecesor. Como explicaba Jim Yardley en ‘The New York Times’ (2). “Unos días después de la elección del Papa Francisco, en la oficina de prensa del Vaticano se sorprendieron al enterarse de que el nuevo pontífice estaba oficiando, de manera inesperada, una misa matutina”. El periodista estadounidense relata que “esta misa se celebraba en la pequeña capilla de la casa de huéspedes del Vaticano donde Francisco decidió vivir, en vez de en el ostentoso Palacio Apostólico como es tradición”. Allí no se dirigió “a los cardenales de la curia romana, sino jardineros, oficinistas y empleados de limpieza del Vaticano”. “Predicó, sin notas, como si fuera un sencillo sacerdote de parroquia”, agregaba Yardley. Precisamente como “un sencillo sacerdote” quiso presentarse en público por primera vez, vestido de blanco y sin atributo fastuoso alguno. Un Papa cercano a la prensa Desde su primera comparecencia ante la prensa internacional tres días después del cónclave, Bergoglio ha mantenido una relación abierta y fluida con los periodistas. Es cierto que algunos papas anteriores se esforzaron porque una institución milenaria como la Iglesia hiciera uso de la cultura popular contemporánea y los medios de comunicación de masas para difundir su mensaje. La principal aportación de Francisco es, sobre todo, su cercanía con los profesionales de la información. El principal hito de esta forma de entender estas relaciones tuvo lugar en septiembre de 2013, en el avión que llevaba al Santo Padre de Río de Janeiro a Roma (3). Durante el vuelo atendió de forma espontánea a los periodistas durante hora y media. En esta conversación, Francisco abordó temas polémicos como la homosexualidad o la reforma de la Curia. Esta peculiar rueda de prensa volvería a desarrollarse el pasado mes de agosto en otro vuelo, en este caso de regreso desde Irlanda (4). Queda claro que, además de la cercanía, la transparencia es otro de sus sellos en lo que a la comunicación se refiere. La antítesis de este modelo comunicacional no lo encontramos tanto en su predecesor, el Papa Emérito Benedicto XVI, como en un personaje de

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


JULIO OTERO SANTAMARÍA

60

ficción. En ‘The young pope’, una serie de la HBO dirigida por Paolo Sorrentino. En ella, Jud Law interpreta al distópico Pío XIII, un pontífice estadounidense ultraconservador que, como explica Toni Aira, no pretende cuidar su imagen, “sino que pretende resguardarla” (5). Hacia una Iglesia más abierta Hay un tercer concepto propio del actual papado que sigue la estela de la Orden Franciscana: la apertura. A la vez que la acercaba a los pobres, desde sus primeras intervenciones Bergoglio intenta abrir la Iglesia a los no creyentes y a los colectivos estigmatizados. En la mencionada comparecencia internacional de marzo de 2013, el flamante Pontífice Máximo daba su bendición a quienes cubrían la noticia teniendo en cuenta que muchos “no pertenecen a la Iglesia católica, otros no son creyentes”. Como describe ‘L’Osservatore Romano’, dio “de corazón esta bendición en silencio (…), respetando la conciencia de cada uno”. “Tiene mucho soft power, y no sólo entre católicos”, señaló Joseph S. Nye Jr., profesor en la Harvard Kennedy School, para el citado artículo de Yardley. La nueva orientación de Francisco ha levantado ampollas entre los sectores más anquilosados de la jerarquía eclesiástica. En 2016 cuatro cardenales plantearon abiertamente la legitimidad de desobedecerle por unos posicionamientos en relación a las madres solteras, los homosexuales o los divorciados (6). “¿Quién soy yo para juzgar a los gays?”, se llegó a preguntar públicamente en aquella primera “rueda prensa aérea”. Los pobres están en el centro del mensaje del Papa. En sus discursos es fácil encontrar temas tan propios de los franciscanos tales como los que cita Jerónimo Bórbida: “libertad, espíritu, respeto a la persona, fraternismo, etc.” (7). La Regla Primera de San Francisco de Asís sintetiza a la perfección esa Iglesia humilde, cercana y abierta de Bergoglio cuando le pide a sus heremanos que se abstengan “de apropiarse para sí ningún lugar, ni de vedárselo a nadie” (8).

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


LA COMUNICACIÓN DE BERGOGLIO: ENTRE FRANCISCO E IGNACIO

61

La impronta de los jesuitas La notable inspiración en el Santo de Asís no debe hacernos olvidar que Bergoglio tomó los hábitos como miembro de la Compañía de Jesús. Al igual que los franciscanos, los jesuitas han mostrado a lo largo de la historia un gran interés por los campos de la comunicación y la educación. En septiembre de 2017 los jesuitas se hicieron oficialmente con la comunicación vaticana. Durante la firma del convenio, monseñor Dario Edoardo Viganò explicó que “el modelo de atención a los usuarios de la comunicación” estaba “en el centro de la reforma de los medios vaticanos, querida por el Papa Francisco”. Si en sus misiones sudamericanas esta orden logró con diplomacia lo que fuerzas superiores no pudieron ganar con la espada, la capacidad de diálogo del bonaerense le permitió poner de acuerdo a conservadores y progresistas para convertirse en el primer americano en liderar la Iglesia. En plena dictadura militar argentina, su habilidad para mediar y negociar conribuyó igualmente a salvar más de una vida. El sucesor de San Pedro nunca ha renegado de sus orígenes. “Yo me siento jesuita en mi espiritualidad, en la espiritualidad de los Ejercicios, en la espiritualidad que llevo en el corazón”, confesó en el aeroplano que le traía de vuelta a Italia. Precisamente el autor de los Ejercicios Espirituales, San Ignacio de Loyola, es otro de sus modelos. La disciplina y el profundo conocimiento de cómo funciona el poder no son las únicas claves que el Papa comparte con el fundador de los jesuitas. Según Álvaro Real, la centralidad del concepto de “misericordia” y el convencimiento de que “la Iglesia hoy en este tiempo tiene que ser de puertas abiertas” son el hilo conductor que une a dos figuras que ya han pasado a la historia, no solo de la religión, sino también de la comunicación.

Referencias: (1): “Una Iglesia pobre y para los pobres”: http://www.osservatoreromano.va/es/news/una-iglesia-pobre-y-para-los-pobres (2): “Francisco, un Papahumide que quierre cambiar el mundo”: https://www.nytimes.com/2015/09/19/universal/es/perfil-francisco-un-papa-humilde-que-quiere-cambiar-al-mundo.html (3): “Todo lo que dijo el Papa Francisco en el avión de Río de Janeiro a Roma”: https://www.abc.es/sociedad/20130730/abcp-conferencia-prensa-papa-vuelo-20130730.html (4): “Rueda de prensa de Papa Francisco en el vuelode regreso de Irlanda”: https://www.aciprensa.com/noticias/rueda-de-prensa-del-papa-francisco-en-el-vuelo-de-regreso-de-irlanda33731 (5): “Inalcanzables como estrellas del rock”: https://www.elperiodico.com/es/opinion/20170108/inalcanzables-como-estrellas-del-rock-articulo-aira-5730919 (6): “Reig Plá, primer obispo español en sumarse públicamente a los cardenales que piden desobedecer al Papa”: https://www.eldiario.es/sociedad/obispo-alcalareig_pla_0_818218964.html (7): “Rasgos del franciscano”: http://www.franciscanos.net/teolespir/rasgos.htm#_ftn2 (8): “Escritos de San Francisco Asís”: http://www.fratefrancesco.org/escr/147.reglas2.htm (9): “¿En qué se parecen el Papa Francisco y san Ignacio de Loyola?”: https://es.aleteia.org/2015/03/18/en-que-se-parecen-el-papa-francisco-y-san-ignacio-de-loyola/

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


La Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales (JMCS) de la Iglesia Católica, se celebra hace más de 50 años desde que fuera

LA IGLESIA CATÓLICA Y LAS COMUNICACIONES

instituida en el marco del Concilio Vaticano II. En simple, se trata de una invitación del Papa, a través de una carta escrita por el pontífice de turno, a reflexionar tanto sobre el rol de las comunicaciones sociales en el cumplimiento de la tarea propia de la Iglesia en el mundo como sobre el rol que juegan los medios en el devenir del hombre.

NICOLÁS IBIETA LLANES Máster en Comunicación Política y Corporativa y ex Director de Comunicación del Arzobispado de Santiago de Chile (@nicoibieta).

Quizás una primera reflexión que cabe hacer es la poca “cobertura” que han conseguido los mensajes de la JMCS, como invitación de la Iglesia a los cristianos y al mundo. Aun cuando

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


LA IGLESIA CATÓLICA Y LAS COMUNICACIONES

63

ha sido un esfuerzo consistente y sistemático por parte de la Iglesia, pareciera ser uno de los más desconocidos, tanto al interior de ella y, más aún, hacia afuera. Paradójicamente la comunicación de los mensajes sobre la comunicación, parece que no ha sido la más eficaz. Los primeros doce mensajes entre 1967 y 1978, surgieron de la pluma del Papa Pablo VI. “Los medios de comunicación social” se llama el primero y que de alguna manera sienta las bases sobre los sucesivos. Pablo VI recalca allí que los medios de comunicación social constituyen una de las notas más características de la civilización de hoy: “Gracias a estas técnicas maravillosas, la convivencia humana ha adquirido nuevas dimensiones; el tiempo y el espacio han sido superados, y el hombre se ha convertido en ciudadano del mundo, copartícipe y testigo de los acontecimientos más remotos y de las vicisitudes de toda la humanidad”. Ahora bien, otra nota que se vislumbra de manera permanente en los mensajes posteriores, matices más y menos, es un llamado a la responsabilidad que le cabe al hombre en el uso de estos medios. A la responsabilidad de todos: medios, padres, escuela, jóvenes, poderes públicos, etc. Cierra el Papa Pablo VI su primer mensaje con un deseo y compromiso de que la JMCS “constituya la ocasión de un reflexivo llamado para un despertar saludable de las conciencias y para un compromiso solidario de todos en pro de una causa de tanta importancia”, fijando así la relevancia que tendrá el tema para la Iglesia, a partir de entonces. Luego de Pablo VI vendrían los de Juan Pablo II (1978 a 2005), Benedicto XVI (2006 a 2012) y Francisco I (2013 a 2018). En los mensajes, como les es propio, se entremezclan reflexiones de carácter pastoral con análisis de corte sociológico, antropológicos, éticos, filosóficos y más. No por ello dejan de tener orden y sentido, al contrario, se enriquece su profundidad y se alimentan una de otra, fe y razón, en una propuesta sencilla pero profunda de reflexión. Hay quizás un sesgo natural por reflexionar más sobre las posibilidades que permiten los medios de comunicación social para transmitir el Evangelio, lo que más de una vez ocurre en detrimento de las características propias de la comunicación social en sí misma, de los medios y actores que la

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


NICOLÁS IBIETA LLANES

64

protagonizan, sus efectos, etc. Falla la Iglesia en entender que el medio es también el mensaje y no basta, para comunicar -y dialogar-, con transmitir esa “buena noticia”. Hay que ser también maestro en el arte de comunicar y los medios para hacerlo, pues ese es también espacio y expresión de lo que se pretende comunicar. En algunos pasajes se parece intuir que no basta con tener un buen mensaje y que los medios “construyen” realidad, pero ¿cuál es la realidad que ha tratado de construir la Iglesia con sus medios? ¿Cómo ha interactuado con los medios laicos para insuflar esos espacios con su mensaje? Son preguntas que cabe hacerse y a la luz del desprestigio mundial de la que ha sido protagonista la Iglesia en los medios de comunicación social en el último tiempo, parece haber una respuesta evidente.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


FRANCISCO: UN PERONISTA EN EL TRONO DE SAN PEDRO

"Milagro argentino: un peronista en el trono de San Pedro”. Así titulaba el editor general adjunto del diario Clarín, Ricardo Roa, el 14 de marzo de 2013, una columna en la portada del diario de mayor circulación en la Argentina, el día después de que el cónclave compuesto por 117 cardenales electores eligiera como máximo representante de la Iglesia Católica al entonces arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario

MARTÍN SZULMAN Sociólogo (UBA), máster en comunicación política (ICPS-UAB) y consultor en comunicación política en Ideograma (@martinszulman)

Bergoglio, conocido como «Padre Jorge» para muchos porteños. El título de Roa no era menor, ni mucho menos azaroso o incluso ingenuo. Bergoglio había participado en su juventud en algunos círculos del peronismo, particularmente en Guardia de

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


FRANCISCO: UN PERONISTA EN EL TRONO DE SAN PEDRO

71

Hierro, una organización política, pero no militar —a diferencia de su opositora, la guerrilla urbana peronista Montoneros—. «Guardia», en cambio, no adhería a la vía armada y revolucionaria del peronismo, sino que estaba dedicada a la formación de cuadros políticos, o en los términos de la propia organización: de cuadros integrales. Acusada muchas veces de ser “de derecha”, formó numerosos y diversos cuadros que variaron en el amplio espectro ideológico del peronismo, pero siempre mentes muy lúcidas, integrales. Y de los que, el hoy Sumo Pontífice, no fue la excepción. «Devoto de Borges y Marechal, Bergoglio es también un intelectual», Jorge Mario Bergoglio, a sus 21 años, decidió convertirse en sacerdote e ingresó en el seminario del barrio porteño de Villa Devoto, donde fue ordenado sacerdote en 1969. Desde entonces construyó un perfil sumamente político y considerado en los círculos eclesiásticos como un sacerdote de centro progresista, un intelectual propio de su formación jesuita y con una porteñitud difícil de disimular. Esta orden, que fundó San Ignacio de Loyola, es comúnmente catalogada como la de los «intelectuales» de la Iglesia y fue relegada durante el papado de Juan Pablo II, para darle más poder y espacio al Opus Dei, la derecha del clero. Otra Iglesia, otro mundo, otros tiempos. Un Papa peronista Aquel 13 de marzo del 2013, desde el balcón central de la fachada de la Basílica de San Pedro, emulando al mítico balcón de la Casa Rosada desde donde Juan Domingo Perón y Eva Perón dieron históricos discursos, el recién bautizado Francisco dijo —con picardía argentina—, “sabéis que el deber de un cónclave es dar un obispo a Roma y parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo al fin del mundo, pero ya estamos aquí”. Y, mientras una multitud lo vitoreaba en una colmada Plaza de San Pedro, en la Argentina ya se ponía en práctica una vieja costumbre peronista: la disputa e interpretación del líder. A partir de allí, cada gesto, cada palabra, fue sujeto y objeto de disputa por su interpretación. Lo simbólico en la política —más aún en estos casos— opera con demasiada fuerza.

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


MARTÍN SZULMAN

72

El kirchnerismo —que muchas veces atacó y criticó a Bergoglio— corrió rápidamente a Roma en busca de estrechar una nueva relación, reivindicando su pasado y formación peronista y su vocación por construir una Iglesia pobre y para los pobres. Una especie de «Bergoglio no, Francisco sí». A la vez que, también, todo el arco político argentino compraba boletos de avión para Roma en busca de la mejor foto con el Papa Argentino, algo que —según trascendió en la prensa argentina— molestó al electo Papa, promotor de la austeridad. Por esos días, incluso, algunos genocidas de la última dictadura cívico-militar argentina (1976-1983) lucieron pequeñas insignias con los colores de la Santa Sede durante un juicio por delitos de lesa humanidad ocurridos durante aquel sangriento período. Mientras tanto, el centro de la capital porteña, pocas horas después de aquel 13 de marzo, amanecía con carteles que rezaban «Francisco: argentino y peronista». Todos, sin importar la identidad política, se lo reclamaban. “Cómo será de grande el peronismo, que un discípulo de Perón, un militante del peronismo en su juventud es Papa” En los barrios más pobres de la Argentina, Cristina Kirchner —el kirchnerismo— nunca pudo generar un nivel de adhesión e identificación tan alto con la imagen de su esposo, el fallecido expresidente Néstor Kirchner, como sí consiguió Hugo Chávez en las laberínticas barriadas de Caracas. En esos rincones del área metropolitana de Buenos Aires, en cambio, sí le rezan a Perón y a Evita, a San Cayetano y al Gauchito Gil. Tras cinco años de pontificado, en esas mismas paredes ya asoman imágenes del jesuita del barrio porteño de Flores; el papa de los más humildes. La sola idea de un Papa argentino, en la región del mundo más con mayor cantidad de fieles, argentino y conocedor de los pasillos más estrechos de las «villas miserias», como se conoce a los barrios pobres de las grandes urbes argentinas, era una imagen muy difícil de enfrentar y mucho menos de regalar. Siendo Gobierno, pero también oposición. Al asumir Mauricio Macri la presidencia, el peronismo, diezmado y derrotado, posó sus ojos en Francisco y comenzó a mirarlo como el 

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


FRANCISCO: UN PERONISTA EN EL TRONO DE SAN PEDRO

73

posible gran reconstructor del espacio político. A partir de entonces, el Papa pasó a ser visto como algo más que un poderoso líder religioso; ahora era una oportunidad para construir una nueva mayoría política. Prueba de ello fue la visita del actual presidente Macri el 27 febrero de 2016, 79 días después de haber asumido y tras desbancar al peronismo que estuvo doce años al frente del país. Aquellas frías imágenes del efímero encuentro de 22 minutos cristalizaron la posición indisimulable del Papa argentino con el nuevo mandatario. Sin embargo, esto tampoco lo convertía en kirchnerista, pero sí suponía un fuerte gesto que le otorgaba un protagonismo y una centralidad única en la arena política argentina. Si Juan Pablo II fue determinante en la caída del comunismo soviético, y en particular en Polonia, donde colaboró con el sindicato «Solidarność» (Solidaridad) de Lech Wałęsa, por qué no pensar que Francisco podría posar especial atención —y un pie— en la compleja política argentina. La pelea por el Ausente «Pero hay algo demasiado incómodo. Todos —‘buenos’ y ‘malos’— creen en lo mismo. Luchan por un ideal que se resume en un solo nombre. El de Perón, el del Ausente. Se trata, claro, de una guerra civil, y en este tipo de guerras todos dicen luchar por la patria, por la ‘misma’ patria. O más claramente: por una interpretación de esa patria (…) El ‘sentido’ está afuera. El ‘sentido’ es posesión del Ausente, que solía definirse a sí mismo como ‘Padre Eterno’. Llegamos al punto en cuestión: el Ausente ocupa el lugar de Dios. Todos creen en él, esperan su bendición, saben que cuando ‘vea’, cuando ‘sepa’, les dará la razón, y todas las muertes habrán tenido el sentido que las redimirá, que las hará tolerables. Pero no. El Ausente no viene, no ve, no habla». Esta cita del prólogo escrito por el filósofo José Pablo Feinmann en la reedición de la obra «No habrá más penas ni olvidos» del fallecido Osvaldo Soriano expresa, en buena parte, la relación —y sus contradicciones— que debe cabalgar permanente y cotidianamente el Papa Francisco con la sociedad política y civil argentina. Como en aquella obra, hay un Ausente, y la disputa es —también— por el sentido y

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


MARTÍN SZULMAN

74

la interpretación. Francisco, amplio y contradictorio —como el peronismo— se ha convertido en una figura política de la centralidad del sistema político argentino. A esta altura resulta difícil negar o refutar esa idea, pero sí queda planteado el —aunque no novedoso— interrogante: ¿Podrá Francisco y/o la Iglesia transformar esa mayoría social en una mayoría política?

BPOLITICS - MONOGRÁFICO 10 - EL VATICANO: COMUNICACIÓN Y POLÍTICA


¿lo quieres en papel?

SI TE HA GUSTADO ESTE MONOGRÁFICO Y QUIERES TENERLO EN TU CASA, SÓLO TIENES QUE ENTRAR EN NUESTRA WEB Y BUSCARLO. DESDE ALLÍ PUEDES SOLICITAR EN PAPEL ESTAS PÁGINAS, A TODO COLOR. TAMBIÉN NOS PUEDES SOLICITAR OTROS MONOGRÁFICOS REALIZADOS.

contacta en info@beersandpolitics.com


Visita nuestra editorial 30 libros clรกsicos gratuitos a vuestra disposiciรณn, y mรกs en el futuro

contacta en

www.beersandpolitics.com


AREQUIPA: Erick Huarca - Richard Talavera / ASUNCIÓN: Pablo Amarilla - Miguel Ángel "El Tano" Rojas / BARCELONA: Xavier Peytibi - Mireia Castelló / BARRANQUILLA: José Penso - Ernesto Aguilar - Paola Eljaik / BERLÍN: Franco Delle Donne - Raúl Gil / BILBAO: Mikel Cabello / BOGOTÁ: Amaury Mogollón - Johana Fandiño / BUENOS AIRES: Kike Borba - Augusto Reina - Ileana Panthou - Maria Anzano / BRUXELLES: Maxime Sattonay / CÁCERES: Guadalupe Morcillo - Sonia Cobo / CARACAS: Luis “Toty” Medina / CÓRDOBA (ARG): Santiago Ferreyra - Pablo Ricci / CÓRDOBA (ESP): Debate Dilema / CORRIENTES: Octavio Panozzo Ignacio Maldonado / CUENCA (ECU): Marco Lozano Coronel / DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN: Itziar García / GUATEMALA: Albertina Navas - Manuel Pulido / GUAYAQUIL: Gary Pulla - Nuno Acosta / LECHERÍA: María Alejandra Malaver / LIMA: Carlos E. Helfer - Juan Manuel Tapia / LISBOA: Eliana Brites / MADRID: Manu Rodríguez - Estefanía Molina / MÁLAGA: Ángela Paloma Martín - Antonio J. Guzmán / MEDELLÍN: Nury Astrid Gómez - Acopol / MÉXICO DF: Lleïr Dabán - Irene Larraz / MONTERREY: Patricio Morelos / NEUQUÉN: Leandro Marc / PUEBLA: Juan Pablo Mirón Thomé / QURÉTARO: Saúl Cabrera / QUITO: Ángel Armijos / SAN JOSÉ: María Fernanda Avendaño / SAN LUIS (ARG): Pablo Esteban Culatti - Óscar Ángel Flores - Ramón Estrada / SAN SALVADOR: Eduardo Cader / SANTIAGO DE CHILE: Nico Ibieta - Francesca Parodi / SANTIAGO DE COMPOSTELA: Pepe Martínez – Luis Velasco / SANTO DOMINGO: Roelisabell García  / SEVILLA: Diana Rubio  / TARRAGONA: Gerard Castells / VALENCIA: Enric Carbonell - Àlex Comes / VALLADOLID: Dafne Calvo - Eva Campos / ZARAGOZA: Eduardo Sánchez Salcedo - Verónica Crespo

EL CLUB DE LA COMUNICACIÓN POLÍTICA CONVERSANDO SOBRE POLÍTICA EN LOS BARES DE 42 CIUDADES

WWW.BEERSANDPOLITICS.COM

Profile for BPolitics, la revista de los Beers&Politics

Monográfico bPolitics 10: El Vaticano. Política y comunicación  

Mónográfico número 10 de la revista bPolitics, la revista de los Beers&Politics

Monográfico bPolitics 10: El Vaticano. Política y comunicación  

Mónográfico número 10 de la revista bPolitics, la revista de los Beers&Politics

Advertisement