Issuu on Google+

Universidad Galileo Globalizaci贸n

Luisa Fernanda Garcia Trejo carne 09004209 secci贸n E3


Objetivos y conclusiones Objetivos de la globalizacion Estudiar el problema agrario de Guatemala a la luz del paradigma internacional de globalización. Establecer los vínculos entre lo contenido en los Acuerdos de Paz sobre tema agrario y las políticas económicas globalización y libre mercado impulsadas por el FMI y el BM. Conocer los efectos de esta política agraria en la calidad de vida de los campesinos indígenas guatemaltecos. Conocer el origen, evolución y manejo de la Globalización para ayuda a ver de una manera más clara las relaciones entre Guatemala y otros países desarrollados. Saber como influye la política de gobierno en el desarrollo del país. Establecer cuales son lo mecanismos básicos en la productividad y economía para integrar el proceso de Globalización a nivel mundial. Tener una opinión sobre la influencia de la deuda externa de Guatemala, como influye en el estancamiento del desarrollo. Establecer cual es la participación de la sociedad civil en la evolución del marco legislativo de Guatemala. Cuales son los parámetros y bases sobre los cuales se llevan a cabo las reformas y se hacen las leyes en el país, ya hacia donde van encaminadas las mismas.

Conlusiones Sin embargo, Guatemala enfrenta grandes dificultades para competir en la economía global. El bajo capital humano y la falta de mecanismos para manejar el riesgo en el mercado laboral impiden que los resultados en términos de crecimiento y competitividad sean mejores. Pese a que Guatemala es un país de ingreso medio-bajo, su desempeño educativo y la falta de mecanismos de protección social son similares a las de países de bajos ingresos. Esto debilita su estrategia de crecimiento. Además, existe una marcada desigualdad de ingresos entre la población indígena y blanco-mestiza. Este informe de política plantea que la trayectoria de Guatemala puede cambiar, si se implementan políticas sostenibles y adecuadas en educación y protección social. Si bien dichas políticas generarían una carga fiscal adicional para el país, Guatemala sólo gozará de los beneficios del acceso al mercado mundial, creando mejores empleos para sus habitantes y reduciendo la desigualdad, si incluye estrategias de desarrollo humano como parte integral de su estrategia de crecimiento y competitividad.


Guatemala y su economía global Guatemala es un país multicultural A partir de la Firma de los Acuerdos de Paz en 1996, Guatemala ha progresado en el fortalecimiento de sus instituciones. Además, mejoró su acceso a mercados extranjeros a través de diversos acuerdos comerciales. Guatemala ha mantenido un crecimiento económico relativamente estable durante las últimas décadas. Un manejo macroeconómico prudente le permitió al país un crecimiento económico promedio anual del 4.2% entre 2004 y 2007. No obstante, la crisis financiera global desaceleró ese crecimiento a un 0.6% en 2009. Un aumento en las exportaciones y un moderado estímulo fiscal ayudaron a amortiguar el impacto de la crisis, pero una serie de desastres naturales golpeó el país en 2010 y 2011, con un impacto estimado en daños y pérdidas de más de Q13,500 millones (US$1,833 millones). Guatemala es la economía más grande de Centroamérica, pero se ubica dentro de los países con mayores niveles de desigualdad en la región latinoamericana, con altos índices de pobreza particularmente en las zonas rurales y entre poblaciones indígenas. Los índices de desnutrición crónica y de mortalidad materno-infantil son de los más altos en la región. De acuerdo con el Índice de Desarrollo Humano (2013), Guatemala ocupa la posición 133 entre 187 países clasificados, y en la región centroamericana se ubica en último lugar. El estudio Evaluación de la pobreza en Guatemala del Banco Mundial señala que el país fue capaz de reducir la pobreza de un 56% al 51% entre 2000 y 2006. No obstante, cifras oficiales de 2011 indican que la pobreza subió a un 53.7%. Un desafío cada vez más importante para el país es mejorar los índices de seguridad ciudadana: de acuerdo con el reporte Crimen y Violencia en Centroamérica: Un Desafío para el Desarrollo, del Banco Mundial, el crimen y la violencia conllevan costos económicos abrumadores para Guatemala, equivalentes al 7.7% de su PIB.


El presidente Otto Pérez Molina asumió la presidencia en enero de 2012 con el ofrecimiento de mano dura contra el crimen y el compromiso de fortalecer los programas sociales. En su primer año de mandato, logró que el Congreso aprobara su propuesta de actualización tributaria, para luego presentar un paquete de leyes sobre transparencia para su discusión en el Organismo Legislativo. Los desafíos principales para el gobierno incluyen fomentar el crecimiento incluyente, atender las desigualdades sociales y asegurar recursos para financiar el gasto público en educación, salud, seguridad e infraestructura, entre otros. Pese a sus desafíos, Guatemala tiene un enorme potencial para acelerar su crecimiento económico a través del comercio, la integración regional y el turismo. Recientemente, la economía guatemalteca se recuperó, con un crecimiento del 2.8% en 2010, del 3.9% en 2011 y del 3.3% en 2012. De igual manera la tructura de la exportación de Guatemala ha cambiado poco a poco durante los últimos diez años, con un aumento importante de las industrias manufactureras, un crecimiento pequeño en los servicios y una disminución en la importancia de las exportaciones agrícolas. La importancia creciente del sector manufacturero se debe al crecimiento de empresas locales y también al flujo de inversión extranjera directa destinada a ese sector. Sin embargo, el cambio es relativamente lento ya que en la última década hubo pocos cambios en los diez La estructura del estudio gira alrededor de tres pilares fundamentales:la educación — la cual proporciona conocimientos y habilidades a las personas para acceder a empleos de buena calidad, y puede reducir la desigualdad; protección social — facilitar la transición al trabajo, las transiciones laborales y la protección al ingreso en períodos de crisis; y educación en ciencias y tecnología, que aumenta el stock de capital humano con habilidades necesarias para generar innovación y adaptación tecnológica local. Los países centroamericanos necesitan cambiar sus estructuras de producción. El cambio consiste en pasar de una economía basada en sectores de intensa mano de obra poco Los cambios demográficos inminentes, que resultan de la reducción en la fertilidad, crearán presiones adicionales en el mercado laboral, pero también ofrecen una oportunidad mediante la reducción de la tasa de dependencia. Las proyecciones indican lo siguiente: • La población en edad laboral (15 a 64 años de edad) aumentará de 7,8 millones en el año 2010 a 9 millones en el 2015. Se necesitará crear más empleos para acomodar este aumento de 17 por ciento. • A largo plazo la tasa de dependencia del 90 por ciento va a reducirse a un 60 por ciento para el año 2030. Cada 100 personas de la población en edad laboral tendrá que mantener un 30 por ciento menos de dependientes. Esto liberará las fuentes de gastos en los sectores sociales.


Para la generación de empleos: • Con una elasticidad de crecimiento de 1 (basado en tendencias recientes), la economía tendría que crecer un 3 por ciento por año para mantener los indicadores del mercado laboral estables. Es por ello que la tendencia de crecimiento reciente no es suficiente para mantener el status quo. • El número de jóvenes (15-24 años) que ingresan al mercado laboral aumentará en un 14 por ciento entre los años 2010 y 2015. Las pocas oportunidades de migración aumentarán la presión sobre el mercado laboral doméstico. Más personas abandonarán la agricultura y buscarán empleo en áreas urbanas. • Pocos sectores han aumentado a la vez en empleo y productividad en el pasado, por lo cual las nuevas estrategias de crecimiento tendrán que estimular que algunos sectores puedan aumentar en ambos rubros. • A menos que la productividad aumente en otros sectores, la mayoría de empleos nuevos será de baja calidad, generados en gran parte por auto-empleos de baja productividad. Nivel educativo tambien es un gran punto que se tendria que mejorar para poder aumentar la economia del paiz y globalizarla. Guatemala es el país con peor desempeño educativo está por debajo de países de más bajos ingresos como Nicaragua y Honduras. El crecimiento de la productividad y la generación de mejores empleos implican un aumento en el desempeño educativo (en cantidad y calidad), pues el nivel de otros países está en aumento. El progreso de Guatemala, incluso comparado con El Salvador, ha sido lento tomando en cuenta que ambos países iniciaron con un mismo nivel educativo. A través del documento Mejores Empleos en Guatemala: El Rol del Capital Humano, el Banco Mundial actualiza su contribución al diálogo sobre políticas públicas para fomentar el acceso a empleos de mejor calidad en Centroamérica. El análisis plantea un enfoque en tres pilares fundamentales para generar una fuerza de trabajo de calidad que contribuya al desarrollo económico en el contexto de alta competitividad de la economía global: primero, la educación formal; segundo, la protección a los trabajadores más vulnerables y el manejo del riesgo en el mercado laboral; y tercero, el desarrollo científico y tecnológico. Reafirmando el interés del Banco Mundial en lograr resultados, el documento propone una serie de recomendaciones de política pública teniendo en cuenta el orden de prioridades, así como las implicaciones fiscales de la implementación de dichas políticas. Este será un recurso útil para las autoridades en el proceso de formulación de políticas de competitividad y mercados de trabajo, así como para las personas interesadas en un análisis global del capital humano y el mercado de trabajo en los países de Centroamérica Bibliografia: http://www.doschivos.com/trabajos/economia/269.htm http://siteresources.worldbank.org/GUATEMALAINSPANISHEXT/Resources/Mejores_empleos_ en_Guatemala__Banco_Mundial.pdf


Guatemala